Archivo de la categoría: VENEZUELA

El vicepresidente de la dictadura de Nicolás Maduro comanda un clan familiar al servicio de Hezbollah

Tareck el Aissami lava dinero para el grupo terrorista y mantiene vínculos con el narcotráfico, según una investigación de un centro de estudios sobre Venezuela. Detalles de la organización que domina el crimen organizado en el país y entrega pasaportes bolivarianos a yihadistas

El vicepresidente venezolano Tareck el Aissami y el presidente Nicolás Maduro
El vicepresidente venezolano Tareck el Aissami y el presidente Nicolás Maduro

Una investigación de Emili J. Blasco, director del Think Tank Center for Global Affairs & Strategic Studies, devela el entramado criminal de la familia El Aissami, sus vinculos con el grupo terrorista Hezbollah y el narcotráfico latinoamericano.

 Play

El vicepresidente de Venezuela, Tareck el Aissami -de origen sirio-libanés- comanda sus redes criminales a través de estrictos códigos familiares propios de su ascendencia drusa. Según detalla Blasco en su investigación publicada en ABC,  en el clan ocupa un lugar destacado su hermano Feras: “Es la parte oculta en la estructura de negocios de Tareck, se encarga de ejecutar en su nombre muchas de las operaciones, desde las finanzas familiares hasta los negocios de sobornos y el ingreso en Venezuela de residentes de países árabes”.

Husam el Aissami, primo del vicepresidente, lleva años como consejero de la Embajada de Venezuela en Jordania y ha estado involucrado en el reparto de visados y pasaportes a personas vinculadas a Hezbollah y se ocupa del traslado de fondos hacia Siria y Líbano.

Tareck el Aissami ubicó a familiares en puestos clave de su organización criminal

Tareck el Aissami ubicó a familiares en puestos clave de su organización criminal

Blasco asegura que en esa última actividad también participa otro primo, Fady el Aissami, activo igualmente en el arreglo de contrataciones del Estado a empresas propias o amigas. Husam Al Aissami es dueño del grupo Vensir, del cual forma parte también Maja Madeleine el Aissami, hermana del vicepresidente.

Otra hermana de la mano derecha de Maduro, Haifa “Fufu”, es embajadora en Holanda, donde hace lobby ante la Corte Penal Internacional por el inminnete riesgo de que se abra una causa contra Maduro y la cúpula chavista.

Esta investigación también devela el método de lavado de dinero de El Aissami: “La red adquiere productos que llegan a Panamá procedentes de China. De Panamá la mercancía es llevada a Puerto Cabello, en Venezuela, donde operan agentes de aduanas y empresas locales con vinculación con la familia El Aissami. Las mercancías entran entonces en un mecanismo de reventa entre las empresas del grupo El Aissami. La estructura corporativa está compuesta por 38 empresas, entre las que hay entidades financieras, constructoras e intermediarias en el negocio petrolero; también cuenta con al menos 18 propiedades en el exterior”.

Tareck El Aissami, uno de los  funcionarios sancionados por los EEUU(Reuters)

Tareck El Aissami, uno de los  funcionarios sancionados por los EEUU(Reuters)

Además, Hezbollah recibe dinero de la compañía venezolana Importadora Silvania, gestionada por Ali Hussein Harb y Kassem Mohamed Saleh, ambos señalados por el Tesoro de Estados Unidos como miembros de la red Joumaa para el blanqueo de dinero procedente de la droga y destinado al terrorismo. Ambos personajes son señalados como testaferros del vicepresidente de Venezuela.

La relación del clan familiar de El Aissami con la droga viene de lejos. Documentación obtenida por ABC muestra cómo el clan estuvo vinculado con Walid Makled cuando este venezolano de origen sirio era principal capo de la droga en Venezuela, ya en 2004. Ahora, tras la detención de Makled en 2011, el capo sigue operando desde la prisión con ayuda del chavista.

Fuente: Infobae

Convergencia del crimen y el terror de la jihad islámica mientras Venezuela alberga a Hezbolá, la Tríada China y la Mafia Rusa.

El régimen socialista venezolano que se encuentra en dificultades, se ha convertido en un centro global para la convergencia del crimen-terror, ya que ha estado albergando grupos criminales y terroristas como Hezbollah, las triadas chinas, la mafia rusa y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC.

Ya es motivo de gran preocupación que el vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami , “sea una entidad conocida en el mundo de la inteligencia de los EE. UU. Supuestamente por ser parte de la red estatal de narcotráfico de Venezuela y tiene vínculos con Irán, Siria y el grupo terrorista libanés Hezbollah. “El presidente venezolano, Nicolás Maduro, también se reunió con el ayatolá Jamenei en 2016; ambos criticaron a Israel (al que se referían, por supuesto, como el “régimen sionista”) y a los Estados Unidos.

Ahora Hizballah puede ocultar su actividad jihad detrás del crimen de las drogas:

Ya sea [el apoderado narcoterrorista de Irán] Hezbolá, las triadas chinas, la mafia rusa o las FARC, el gobierno venezolano ha demostrado ser cómplice en la provisión de un refugio para redes criminales y terroristas.

WASHINGTON, DC – El régimen socialista venezolano en dificultades, un centro global para la convergencia crimen-terror, ha estado albergando grupos criminales y terroristas como Hezbollah, las triadas chinas, la mafia rusa y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). informó un experto en América Latina a los legisladores.

El martes, Joseph Humire, director ejecutivo del Centro para una Sociedad Libre y Segura (CFS), dijo en una audiencia ante el Subcomité de Terrorismo y Finanzas Ilícitas de la Cámara de Servicios Financieros:

Ya sea [el apoderado narcoterrorista de Irán] Hezbolá, las triadas chinas, la mafia rusa o las FARC, el gobierno venezolano ha demostrado ser cómplice en la provisión de un refugio para redes criminales y terroristas. Este es un desafío complejo para la seguridad nacional de los EE. UU. Y uno que requiere pensar de manera innovadora.

La creciente evidencia indica que el régimen venezolano está utilizando su aparato estatal para proporcionar cobertura y ocultamiento a los terroristas y traficantes por igual. Es hora de que consideremos designar a su gobierno como un estado patrocinador del terrorismo y del crimen organizado transnacional.

Humire testificó entre varios otros expertos, advirtiendo a los legisladores:

La convergencia de criminales, narcotraficantes, terroristas, insurgentes y crimen organizado ha aumentado y ha evolucionado. … Ninguna otra organización en la lista de la FTO [del Departamento de Estado de EE. UU.] [Organización terrorista extranjera] encarna la convergencia crimen-terrorismo que encarna el Hezbollah libanés. De los cerca de 2.000 actores designados por nuestro gobierno como Foreign Narcotics Kingpins, varios están afiliados o conectados con Hezbollah.

Para 2014, el Centro de Lucha contra el Terrorismo , utilizando una muestra de 2.700 delincuentes y terroristas conocidos en más de 122 países, determinó que casi todos (98 por ciento) estaban vinculados entre sí en varios sectores ilícitos, incluidos el lavado de dinero, el tráfico de drogas y la generación de fondos para llevar a cabo sus objetivos, que para algunos implican ataques terroristas. Esa revelación llevó a Humire a notar:

Los actores ilícitos ya no trabajan independientemente en tiempo y espacio. … Más importante aún, estas redes terroristas y delictivas ahora comparten áreas de operaciones, inteligencia, tácticas, capacitación y protocolos para socavar a los estados-nación y desafiar la soberanía del estado de Westfalia.

El dogma aceptado desde hace mucho tiempo entre las autoridades de seguridad nacional ha sido que los grupos delictivos no estaban interesados ​​en aumentar su perfil y en poner en práctica la aplicación de la ley trabajando con los terroristas mas buscados.

Si las autoridades aceptaban algún tipo de relación crimen-terrorismo, lo descartaban como una transacción orientada solo a los negocios, en lugar de una relación cercana.

Con la ayuda de su benefactor Irán, Hezbollah expandió sus operaciones criminales en América Latina, lo que provocó que un grupo de trabajo bipartidista de la Cámara reconozca que el grupo terrorista chiita administra una “operación de narcotráfico virtualmente sin oposición” en Sudamérica con vínculos con sus colegas estadounidenses y el grupo designado terrorista de las FARC, el principal productor de cocaína en Colombia.

La milicia Shitte utiliza sus raíces en el Líbano para atraer partidarios y fondos de la gran comunidad libanesa en América Latina.

Según los informes, los terroristas de Hezbolá prestan sus servicios para trasladar contrabando ilícito a Europa y Oriente Medio proveniente de otros grupos de tráfico de drogas en América Latina, incluidos Los Zetas en México.

El ejército estadounidense ha expresado su preocupación de que los grupos yihadistas que operan en América Latina, a saber, el Estado Islámico (ISIS / ISIL) y Hezbollah, podrían explotar el conocimiento de sus nuevos socios criminales para infiltrarse en los Estados Unidos y traer armas y agentes.

ISIS ha expresado su interés en utilizar las rutas de contrabando existentes que se usan para trasladar el contrabando de América Latina a Europa a través de África en reversa, a los partidarios potenciales del tráfico e incluso a las armas de destrucción masiva (ADM).

Humire reconoció:

La cooperación regional con los gobiernos aliados de América Latina es muy necesaria para contrarrestar el nexo financiero de la convergencia crimen-terror. Presto especial atención a Hezbollah como el estándar de oro de esta convergencia. … Durante varios años, Hezbolá ha operado en un estado de gracia legal en América Latina. De los países que tienen leyes antiterroristas en América Latina, ninguno reconoce a Hezbollah como una organización terrorista extranjera.

Humire señaló que la participación de Hezbolá en actividades delictivas ya no lo convierte en un grupo islámico.

“La lujuria de Hezbolá por los beneficios ilícitos contradice los valores islámicos chiítas que predica. El reciente aumento en las investigaciones penales y las acusaciones de tráfico de drogas contra los facilitadores y afiliados de Hezbollah ha dañado la legitimidad del grupo “, dijo.

El director de SFS instó a los Estados Unidos a etiquetar a Hezbollah como una Organización Criminal Transnacional (TCO) además de la designación de organización terrorista extranjera, “explicando:

Varios de sus líderes niegan categóricamente que Hezbolá esté involucrado en el tráfico de drogas, el lavado de dinero y otros delitos. Etiquetar a Hezbollah como una TCO, por lo tanto, puede socavar sus esfuerzos para marcarse como un “movimiento de resistencia” con principios claros e ideología política. Al dañar la reputación de Hezbollah, obstaculizamos su capacidad para reclutar miembros o recaudar fondos. Designar a Hezbollah como TCO enviará una fuerte señal a nuestros socios latinoamericanos de que Estados Unidos está priorizando esta amenaza.

No hay un país latinoamericano que haya designado a Hezbolá como un grupo terrorista extranjero.

Fuente:  Breitbart

El gobierno de Donald Trump evalúa golpear al régimen chavista con un embargo petrolero

Las medidas, una respuesta a la convocatoria anticipada de elecciones, podrían incluir la prohibición total de la venta de crudo venezolano o el bloqueo de la venta al país caribeño de productos estadounidenses relacionados con el petróleo. También podría ser sancionado Diosdado Cabello

Donald Trump y Nicolás Maduro

Donald Trump y Nicolás Maduro

Estados Unidos podría golpear a Venezuela con un embargo petrolero en respuesta a la convocatoria por parte del régimen de Maduro de elecciones presidenciales para el 22 de abril, indicaron funcionarios de la administración estadounidense.

Según informa El Nuevo Heraldel embargo es una de las opciones que la Casa Blanca, el Consejo de Seguridad Nacional, el Departamento de Estado y el Departamento del Tesoro están evaluando para acelerar la salida de Maduro del poder.

Estados Unidos endureció su postura frente al régimen chavista después que Maduro adelantara las elecciones presidenciales al 22 de abril, tildadas por Washington y por la oposición de ilegitimas.

El diario de Florida cita entre las posibles medidas un embargo petrolero completo —que prohibiría la venta de crudo venezolano en EEUU— o el bloqueo de la venta al país caribeño de productos estadounidenses relacionados con el petróleo. Aunque dispone de grandes reservas de crudo, Venezuela necesita importar productos refinados debido al mal estado de sus refinerías.

“El mensaje es que seguiremos aumentando la presión hasta que el régimen de Maduro sea eliminado y la democracia vuelva a Venezuela”, dijo un alto funcionario del gobierno.

La semana pasada, el encargado de negocios de Estados Unidos en Caracas, Todd Robinson, afirmó que “todo está encima de la mesa en cuanto a estrategias para Venezuela”.

Por otra parte, el gobierno de Donald Trump también evalúa sancionar al poderoso líder del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello.

Diosdado Cabello (Reuters)

Diosdado Cabello (Reuters)

Hasta el momento, Trump no aplicó las sanciones petroleras por el temor de los efectos negativos que la medida podría tener sobre las empresas estadounidenses y sobre la población venezolana, golpeada por una crisis económica y humanitaria sin precedentes.

“Cuando llegue el 22 de abril, cuando esperamos que Maduro sea reelegido porque hará trampas en el sistema y no habrá nadie que postule en su contra, tendremos seis años más de Maduro”, dijo un alto funcionario estadounidense citado por el Herald. “Ahí es cuando Estados Unidos tendrá que tomar la decisión de hasta dónde quiere llegar con las sanciones”.

Fuente: Infobae

Ahora resulta que Nicolás Maburro mojó sus pantalones y está sintiendo pisadas de animal grande

Nicolás Maburro pidió a Donald Trump a través de Twitter una reunión para iniciar un “diálogo”

“¿Diálogo en Caracas o Washington DC? Hora y lugar y ahí estaré”, dijo el dictador venezolano en su cuenta en esa red social. En agosto del año pasado, el mandatario chavista propuso una conversación telefónica con el presidente estadounidense, pero Washington negó esa posibilidad.

Donald Trump y Nicolás Maduro

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió a su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, una reunión para iniciar un “diálogo” entre ambos países, en un mensaje que le escribió este lunes en Twitter.

“@RealDonaldTrump hizo campaña promoviendo la no intromisión en los asuntos internos de otros países. Llegó el momento de cumplirlo y cambiar su agenda de agresión por una de diálogo. ¿Diálogo en Caracas o Washington DC? Hora y lugar y ahí estaré”, le emplazó Maduro en su cuenta en esa red social (@NicolasMaduro).

Maduro y altos funcionarios de su gobierno como el fiscal general, Tarek William Saab,denuncian un supuesto plan para una “invasión militar” a Venezuela desde la vecina Colombia, orquestado por Washington.

“Se está planeando (…) el bombardeo militar, la invasión militar, la ocupación a sangre y fuego de un país pacífico como Venezuela”, dijo Saab la semana pasada, acusación negada por Bogotá.

Durante una gira por América Latina, el jefe de la diplomacia estadounidense, Rex Tillerson, asomó la posibilidad de aplicar sanciones a las exportaciones de crudo de Venezuela, fuente de 96% de sus ingresos.

Estados Unidos ya ha impuesto sanciones financieras contra Venezuela, prohibiendo a sus ciudadanos y empresas negociar deuda emitida por el gobierno de Maduro y la estatal petrolera PDVSA.

Maduro ha asegurado que viajará en abril a Lima por la Cumbre de las Américas, a la que asistirá Trump, pero el gobierno de Perú adelantó que no permitirá el ingreso a su país del mandatario socialista, al que acusa de quebrar el orden democrático.

En agosto del año pasado, Maduro propuso una conversación telefónica con Trump, pero Washington negó esa posibilidad.

En una declaración pública, la Casa Blanca señaló entonces que Trump solo hablará con Maduro “tan pronto se restablezca la democracia” en el país caribeño.

El gobernante venezolano aspira a reelegirse en los comicios presidenciales adelantados para el próximo 22 de abril, mientras que la oposición analiza marginarse por considerar que no existen condiciones que garanticen un proceso limpio.

Fuente: Infobae

Socialistas, islamistas, narcos y terroristas, aliados en América Latina

Por Clifford D. May 

El presidente Trump habló con dureza en la ONU de la “dictadura socialista” que ha empobrecido Venezuela. Asimismo, arremetió contra el “extremismo islamista” y el “terrorismo del islam radical”, lo primero una ideología supremacista y lo segundo un arma utilizada para asesinar en masa a musulmanes, yazidíes, cristianos, judíos e hindúes. E hizo referencia a la amenaza que representan las “redes criminales internacionales” que “trafican con drogas, armas y personas”.

En lo que quizá no ha reparado Trump ni la mayoría de la comunidad internacional es en hasta qué punto esos males se están combinando.  

Nadie personifica mejor este cóctel tóxico que Tarek el Aisami, el vicepresidente de Venezuela, de 43 años. El Aisami proviene de una familia sirio-libanesa con vínculos a organizaciones yihadistas chiíes en Irak. También se le ha relacionado con una serie de traficantes de droga sudamericanos. A pesar de ello, o quizá por ello, el dictador de Venezuela, presidente Nicolás Maduro, lo nombró número dos de su Gobierno en enero.

Un mes después, el Departamento del Tesoro de EEUU sancionó a El Aisami por “desempeñar un importante papel en el narcotráfico internacional” y se le congeló parte de su patrimonio, calculado en unos 3.000 millones de dólares.

Los investigadores también descubrieron que había expedido cientos de pasaportes venezolanos a miembros de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica iraní y a agentes de Hezbolá, el peón terrorista de Irán en el Líbano. Esa puede ser una de las razones por las que el presidente Trump ha incluido a Venezuela en la lista de países a los que aplicar restricciones de inmigrantes y viajeros.

La penetración en América Latina lleva décadas siendo un proyecto de Irán y de Hezbolá. Han estado reclutando aliados y agentes en las comunidades de la diáspora libanesa chií, abriendocentros culturales y mezquitas, creando medios de comunicación e instituciones educativas, enviando misioneros a predicar y convertir y seleccionando gente para su adoctrinamiento y formación en Irán.

El terrorismo es otro arma en su arsenal. En 1992, la embajada israelí en Buenos Aires fue atacada con una bomba. Dos años después, el objetivo fue la AMIA, una asociación cultural judía.Más de cien personas fueron asesinadas en esos dos atentados.

El fiscal argentino Alberto Nisman se pasó años investigando. En 2013 publicó una acusación formal de 502 páginas contra Irán por la creación de redes terroristas en países de todo el Hemisferio. Presentó pruebas que señalaban a Mohsen Rabani, exagregado cultural de Irán en Argentina, como el cerebro de esas redes y de los atentados de Buenos Aires. Se descubrió que también otros altos funcionarios iraníes estaban tremendamente implicados.

A principios de 2015, Nisman había preparado un segundo informe que involucraba a la entonces presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, en un “plan para ayudar ilegalmente y exonerar fraudulentamente a los sospechosos iraníes” de los ataques. Pero el 18 de enero, horas antes de que presentase sus pruebas a los diputados argentinos, Nisman fue asesinado.

Tras una investigación de siete meses, la Policía argentina confirmó que fue asesinado, descartando las afirmaciones (lanzadas por la señora Kirchner, entre otros) de que se había suicidado. Nadie ha sido llevado ante la Justicia, aunque con el Gobierno post-Kirchner no es imposible.

Mi colega Emanuele Ottolenghi, investigador de la Foundation for Defense of Democracies (FDD), ha investigado la penetración de Irán y Hezbolá en América Latina. En mayo testificó ante el Comité de Relaciones Internacionales del Senado norteamericano y detalló la creciente cooperación entre “redes terroristas islámicas” y “violentos cárteles de la droga”. Dichas alianzas, señaló, son a menudo facilitadas por “élites políticas corruptas” que proporcionan a las redes de Hezbolá un “refugio seguro”.

Ottolenghi dijo a los congresistas que Hezbolá

desempeña un papel central en el nuevo paisaje, donde el tráfico de drogas y de personas, el contrabando de armas, el comercio ilícito de tabaco, el blanqueo de dinero mediante el comercio y la financiación del terrorismo ya no se pueden tratar como fenómenos distintos.

La infraestructura y las actividades de Hezbolá deberían entenderse como “parte integrante” de una extensa estrategia a largo plazo para exportar la revolución islámica iraní al Hemisferio Occidental y establecer nuevas bases operativas para ser utilizadas contra Estados Unidos.

El más notorio refugio latinoamericano para terroristas y figuras del crimen organizado es laTriple Frontera, entre Argentina, Brasil y Paraguay. En la edición del año pasado del informe anual sobre terrorismo del Departamento de Estado de EEUU se señalaba que particularmente la zona paraguaya de la Triple Frontera “seguía atrayendo a individuos interesados en financiar actos terroristas”.

Algo menos conocido: Cuba, bastión del ateísmo comunista que prohíbe el proselitismo cristiano, tiene una actitud más indulgente con la rama iraní del islam. El año pasado, el doctor Ottolenghiidentificó un centro cultural y una mezquita chiíes en La Habana financiados por Irán. Se está enviando conversos cubanos a otros países latinoamericanos para que difundan la teología revolucionaria iraní.

El Gobierno colombiano culminó hace poco un acuerdo de paz que legitima y concede poder político a las FARC, guerrilla de extrema izquierda que estuvo librando una guerra civil desde 1964. A nadie debería sorprender que Hezbolá –con la que las FARC han cooperado mucho tiempo en cuestiones relacionadas con la venta de arma, el tráfico de drogas y el blanqueo de dinero– se beneficie. Irán también, por supuesto.

La creciente alianza entre socialistas, islamistas, narcos y terroristas al sur de su frontera representa un peligro claro y presente para EEUU. Sin embargo, como el doctor Ottolenghi dijo en el Congreso, Washington aún no ha formulado una “política exterior coherente que reconozca la importancia de América Latina como terreno crucial de una pugna con Irán y ponga en práctica los recursos necesarios para mitigar las amenazas de Irán y Hezbolá”.

“Las limitadas capacidades de nuestros servicios de inteligencia hacen que sea difícil evaluar la cuantía de la financiación terrorista generada en América Latina, o entender el alcance de la posible colaboración criminal-terrorista”. Este último comentario lo hizo hace dos años el comandante del Mando Sur de EEUU. Hoy, el general John F. Kelly es el jefe de gabinete del presidente Trump. Así que tal vez tarde o temprano esa amenaza que está madurando obtenga la vasta atención que merece.

© Versión original (en inglés): Foundation for Defense of Democracies (FDD)
© Versión en español: Revista El Medio

Nicolás Maduro busca apoyo en el mundo islámico contra Estados Unidos: se reunió con Hasan Rohani y Recep Erdogan

El líder chavista llegó a Kazajistán para participar en la cumbre de la Organización para la Cooperación Islámica y aseguró que resistirán a las presiones de Washington “manteniendo la unidad”

Maduro y Rohani, aliados contra Estados Unidos (Reuters)

Maduro y Rohani, aliados contra Estados Unidos (Reuters)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, buscó hoy apoyos en el mundo islámico en su pulso con Estados Unidos, tanto en el plano político como petrolero, al participar en la cumbre de la Organización para la Cooperación Islámica (OIC).

“El pueblo venezolano, especialmente en los últimos seis meses, ha sido testigo de invasiones e intervenciones de Estados Unidos, pero resistiremos a esas presiones manteniendo nuestra unidad”, dijo Maduro al reunirse con el presidente iraní, Hasan Rohani.

Maduro llegó el sábado a Astaná, capital de Kazajistán, para participar en la cumbre islámica con el objetivo de romper el aislamiento diplomático, reforzar la independencia financiera y evitar el posible colapso económico de su país debido a la grave crisis del régimen chavista, ahondada por las nuevas sanciones estadounidenses.

Además de abordar “petróleo, geopolítica y cooperación” con Rohani, Maduro se reunió también con otro líder regional, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y fue recibido por el presidente kazajo, Nursultán Nazarbáyev.

El líder chavista también se reunió con Recep Erdogan (Reuters)

El líder chavista también se reunió con Recep Erdogan (Reuters)

A su llegada a la capital del país centroasiático, Maduro ya aseguró que la misión de su “visita relámpago” era diversificar las relaciones económicas con los países árabes y consolidar las relaciones con los países que no son miembros de la OPEP.

De hecho, en su viaje a Kazajistán para “abrir compuertas” hizo una breve escala en Argelia, uno de los mayores productores mundiales de gas y petróleo.

Maduro fue invitado a intervenir en la cumbre de la OIC, que integra a 57 países, como presidente del Movimiento de países No Alineados (MNOAL), cargo que ocupará hasta 2019.

“Es tiempo de luchar por otro mundo. Es tiempo de luchar por un mundo sin guerras, sin terrorismos, sin imperios hegemónicos”, aseguró, en clara alusión a Estados Unidos, al que acusa de presiones para provocar su derrocamiento.

Recalcó que solo unidas ambas organizaciones podrán “avanzar en estos objetivos de justicia y paz”. “Desde la Venezuela revolucionaria y bolivariana creemos profundamente que es un tiempo para el diálogo, para un diálogo profundo de culturas, civilizaciones y de religiones”, insistió.

El líder venezolano apuntó que ambas organizaciones comparten principios como el “multilateralismo inclusivo”, que calificó de “herramienta más efectiva” para abordar los desafíos globales.

“Y el rechazo de la amenaza o uso de la fuerza contra la integridad territorial o independencia política de los Estados y el rechazo de la imposición de sanciones unilaterales de conformidad con las disposiciones de la carta de Naciones Unidas y las normas del derecho internacional”, agregó.

Maduro viaja acompañado de una delegación de constituyentes presidida por el presidente de la Comisión internacional, Adán Chávez, hermano mayor del fallecido caudillo venezolano y predecesor de Maduro, Hugo Chávez.

Mientras, los venezolanos votan el domingo en las primarias convocadas por la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática para escoger a sus candidatos unitarios de cara a la elección de gobernadores que se celebrará en octubre.

Infobae

Los que justifican los crímenes en Venezuela y los atentados yihadistas son de temer, pero más peligrosos y repugnantes son los que les dan pábulo

Por José L. Román.-

Los que justifican los crímenes y la represión comunista que sufre el pueblo venezolano, que a su vez son los mismos que lo hacen también con los crímenes y atentados yihadistas, son personajes integrados en diversas organizaciones políticas, que gracias a determinados medios informativos han logrado introducirse en los hogares españoles primero, y tras una campaña mediática sin precedentes después, pudieron situarse cómodamente también en las instituciones españolas.

Estos sujetos, cuyo mensaje ha sido llevado por esos medios hasta nuestros hogares, son los que vulneran constantemente el orden constitucional establecido, los del odio a España, la agresividad y la violencia. Por lo tanto, es evidente que son individuos a los que hay que temer, pero no debemos olvidar una cosa, que si estos radicales de izquierdas son peligrosos, lo son mucho más y más repugnantes si cabe, los que les dan pábulo a través de programas televisivos;y cadenas radiofónicas.

Luego están los que les llaman “fascistas”; como si llamarles fascistas fuese algo que lograra sonrojarles. Cuarenta años llamando “fascistas” a los asesinos etarras, como si fuese un apelativo más efectivo y ejemplarizante que aprobar leyes para poder encerrarlos en la cárcel y tirar la llave. Les llaman fascistas en lugar de llamarles por su “apellido”: comunistas; comunistas como Maduro, como los Castro, como el líder norcoreano, como sus antecesores que asesinaron a más de cien millones de seres humanos inocentes, y que superan con creces a los crímenes del fascismo.

Pues bien, estos comunistas dicen que los musulmanes no tienen culpa de nada, y que lo que hay que hacer es facilitar su integración. Se abrazan a ellos como gesto de admiración y respeto, mientras insultan y agreden impunemente a los que llevan banderas españolas gritándoles “musulmanes sí, españoles no”.

Estos comunistas triunfaron tras justificar el atentado yihadista de Atocha; han triunfado tras justificar los atentados yihadistas en Cataluña poniendo contra las cuerdas a las más altas magistraturas del Estado, y siendo presentados además por sus medios informativos como abanderados de la paz, de la tolerancia y de la concordia. El que estos comunistas sean amigos de terroristas etarras o yihadistas carece de importancia. Que se opongan a la islamofobía pero sean cristianófobos encarnizados, tampoco les parece grave. Que se coloquen el pañuelo palestino mientras queman la bandera de España, no es motivo de mención. Que se declaren tolerantes pero exploten de odio escupiendo sapos por la boca cuando oyen la palabra España o español, eso solo es libertad de expresión. Que se declaren feministas y a su vez besen y abracen a los que someten a las mujeres, las lapidan o las golpean impunemente, es algo que no entra dentro de su línea editorial. Que no guarden rencor a quienes cometieron los atentados en Cataluña, mientras odian a España y a los españoles con toda su alma, tampoco merece para esos medios informativos ni el más mínimo de los reproches.

Así ha sido siempre y es el comunismo, como quienes lo enaltecen y lo apoyan. Por eso son mucho más peligrosos los medios informativos y las entidades públicas que les dan pábulo, que los que toman las calles para realizar el trabajo sucio encomendado. Toda esta gentuza lleva justificando los crímenes comunistas desde que se inventó el hilo negro. Los atentados de Cataluña, y a pesar de ser ellos los responsables de la islamización que padece esa región, no les ha herido de muerte, políticamente hablando, sino todo lo contrario, ha sido el revulsivo y el combustible que precisaban para que su maquinaria propagandística no se detuviese.

Es increíble que nuestro pueblo no reaccione ante esta barbarie y sus coautores, y se trague toda la puesta en escena de los medios informativos para exculpar a comunistas y derivados de la islamización de España. Se ha querido dar una imagen de la Cataluña separatista y sus acusaciones contra la Corona, y sin embargo, se pasan por alto de manera torticera los atentados cometidos en nombre del islam por todas las latitudes de la Tierra. Desde el atentado en la ciudad de Nueva York, pasando por el de la estación de Atocha el 11 de marzo de 2004, con un saldo de 177 muertos y 1857 heridos; en Londres, el 7 de julio de 2005, con 56 muertos y 700 heridos; en París; Niza; Bélgica, Alemania, Rusia, etc.

Intentar utilizar los atentados yihadistas en Barcelona de una manera tan burda y miserable, sin tener en cuenta la sangre inocente derramada de manos de estos islamistas en todos los ámbitos del mundo, sirve solamente para calificar a las formaciones políticas que les dan su apoyo justificando sus crímenes, y a los medios informativos que dan pábulo a esas formaciones, llamando además asesinos a los policías que dan muerte a los terroristas.

Alerta Digital