Archivo de la categoría: VENEZUELA

Estados Unidos denunció vínculos entre el régimen de Nicolás Maduro y los terroristas de Hezbollah

En su informe anual sobre Terrorismo, el Departamento de Estado norteamericano acusó a Venezuela de apoyar a grupos extremistas. Además del movimiento libanés, Caracas respalda a las FARC y ETA, entre otros, según Washington

En su habitual informe anual sobre terrorismo, el Departamento de Estado norteamericano volvió a denunciar este miércoles vínculos entre el régimen militar de Nicolás Maduro y el grupo terrorista libanés Hezbollah.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y la organización terrorista española ETA son otros de los movimientos extremistas que recibieron el apoyo del gobierno chavista en los últimos años, según Washington.

“En mayo de 2016, el Departamento de Estado determino, en conformidad con el artículo 40ª de la Ley de Control de Exportación de Armas, que Venezuela no estaba cooperando plenamente con los esfuerzos estadounidenses de lucha contra el terrorismo”, comienza el informe correspondiente el país caribeño.

El texto sostiene que Venezuela mantuvo un ambiente permisivo que permitió el apoyo de actividades “que beneficiaron a grupos terroristas”.

Este año Washington aplicó sanciones contra diversos funcionarios chavistas por sus vínculos con el narcotráfico y el terrorismo. Uno de los nombres más fuertes fue el del vicepresidente, Tareck El Aissami, a quien se acusa, entre otras cosas, de haber entregado pasaportes venezolanos falsos a terroristas de Hezbollah.

Diosdado Cabello es acusado de liderar el cártel de los Soles

Diosdado Cabello es acusado de liderar el cártel de los Soles

Al respecto, el Departamento de Estado repudió en su informe que el gobierno de Maduro no haya tomado ninguna medida contra altos funcionarios que cuentan con acusaciones “por ayudar materialmente a las actividades de tráfico de estupefacientes y de armas”.

Incluso el Código Penal venezolano determina procedimientos para procesar a personas vinculadas a actividades terroristas. No obstante, mientras funcionarios chavistas son investigados por sus nexos con grupos extremistas, el propio régimen de Maduro acusa a la oposición de “terrorista”.

Uno de los casos que cita el texto es el de José Ignacio de Juana Chaos, el ex miembro de ETA, quien cumplió 21 años de prisión por el asesinato de 25 personas en una serie de ataques terroristas. El extremista se encuentra en Venezuela, país que no respondió al pedido de extradición por parte del gobierno español. El etarra es buscado por las autoridades por “glorificar el terrorismo” desde 2010.

El documento detalla que gran parte de la actividad del narcotráfico y el terrorismo  que opera en el país se debe a la “vulnerable y susceptible seguridad fronteriza en los puertos”.

Infobae

Pasaportes del Líbano y Venezuela: un pase libre para Hezbollah en América Latina

Una investigación reveló que el régimen chavista y el gobierno de Beirut están distribuyendo documentos a dirigentes y militantes del grupo terrorista pro-iraní que facilitan sus movimientos por el mundo

Nicolás Maduro y su vice, Tarek El Aissami, detrás de un nuevo escándalo con pasaportes venezolanos y libaneses que brindan un salvoconducto a dirigentes de Hezbollah.

El periodista libanés François Bayni publicó en su Facebook personal los resultados de una investigación en curso que fue recogida por la dirección del Consejo de Coordinación Libanés Canadiense (LCCC por sus siglas en ingles) y otros medios prensa canadienses.

Según Bayni, varias agencias anti-terroristas occidentales y árabes del Golfo trabajan en informes recibidos de fuentes encubiertas en los que se afirma que el Ministerio de Relaciones Exteriores libanés expidió una cantidad importante de pasaportes diplomáticos a miembros y afiliados del grupo terrorista Hezbollah.

La investigación está siendo llevada por agencias de inteligencia de tres países de los más importantes de Europa occidental y se extiende hasta Latinoamérica, donde una vez más emerge la complicidad de la dictadura militar del presidente venezolano Nicolás Maduro, involucrando también a su vice-presidente, Tarek El Aissami.

Bayni escribió que unidades anti-terroristas están analizando los antecedentes de varias personas cercanas a Hezbollah tanto en Venezuela como en otros países de la región. Se estima que más de 15.000 pasaportes han sido emitidos por orden del vicepresidente Tarek El Aissami a grupos y personas pro-iraníes para promover actividades criminales contra varios países occidentales e incluso árabes de confesión sunita.

Según Bayni, existe una alta probabilidad de que actividades terroristas se manifiesten en Latinoamérica, algo que fue denunciado recientemente por autoridades colombianas e incluso que conforma una alerta prioritaria de la seguridad nacional estadounidense: considera que un golpe de magnitud pudiera ocurrir dentro mismo de los Estados Unidos a través de individuos detectados en México con pasaportes venezolanos pero nacidos en el Valle del Bekaa, Líbano.

Según media docena de militares venezolanos de alto rango exiliados en los Estados Unidos y Alemania, la expedición de los pasaportes es reciente y no tiene que ver con la antigua investigación que se llevo adelante años atrás cuando el fallecido presidente Chávez estaba en el poder. Según las fuentes -que reclamaron anonimato- toda emisión desde septiembre de 2016 hasta la fecha requirió de la aprobación del presidente Nicolás Maduro y del vicepresidente El Aissami.

El jefe de Hezbollah, Hassan Nasrallah

El jefe de Hezbollah, Hassan Nasrallah

La investigación tiene dos ramas principales, una que se origina en Líbano y la otra en Venezuela. Para las agencias de seguridad, ambas líneas convergen y generan profunda preocupación por el reciente estrechamiento de relaciones entre Venezuela y Hezbollah desde que el grupo chiita profundizó sus operaciones en la guerra civil siria apoyando al régimen de Bachar Al-Assad, pero fundamentalmente desde que logró colocar en la presidencia del Líbano a Michel Aoun. Su yerno, Gibran Bassil, fue nombrado Ministro de Asuntos Exteriores por presión de Hassan Nasrallah, Secretario General de Hezbollah y quien controla por completo la escena política libanesa.

El presidente Aoun y su yerno son estrechos aliados de Hezbollah y no tienen otra opción que aprobar los pasaportes que se emiten en Líbano y otorgan inmunidad diplomática (para viajar a países como Venezuela, Nicaragua y México) cuando Hassan Nasrallah lo solicita.

A diferencia de la investigación sobre Venezuela, en la línea antiterrorista que investiga la trilogía Aoun-Bassil-Nasrallah, lo que se discute en los organismos de seguridad occidentales son puntos más dudosos y sospechosos sobre la cobertura diplomática a la que Hezbollah y el régimen iraní recurren en la mayoría de sus actividades criminales internacionales, sea a través de embajadas propias o embajadas de países amigos.

Michel Aoun, presidente del Líbano (AFP)

Michel Aoun, presidente del Líbano (AFP)

En la actualidad, Líbano debe nombrar a más de 40 nuevos embajadores para ocupar puestos vacantes. La nominación de estos posibles funcionarios diplomáticos está siendo manejada en una triangulación de forma secreta entre el presidente Aoun; su yerno, el ministro Bassil y Hezbollah a través de Nasrallah. Michel Aoun habría reservado para hombres de su movimiento político las embajadas en París y Washington. Sin embargo, los candidatos para cubrir estos cargos están obligados a ser fieles al Hezbollah de Nasrallah, asegura Bayni en su informe.

El resto de las embajadas vacantes y los recambios se dividirán entre los candidatos leales a Hezbollah, uno de ellos es el presidente de la Cámara de Representantes Nabih Berri, líder del grupo político Amal (“Esperanza” en lengua árabe) de confesión chiita al igual que Nasrallah, y también entre otros partidos políticos libaneses favorables a Siria e Irán. Esa metodología para elegir a los candidatos se llevará a cabo especialmente para los destinos diplomáticos de países de América Latina.

En resumen, según indica Bayni, Hezbollah ha intervenido para controlar plenamente las delegaciones diplomáticas libanesas en los países occidentales y árabes. Desde su accionar, “Hezbollah ha secuestrado por completo la política libanesa, y además, ahora esta reflotando sus lazos con la base latinoamericana que apoya a Nasrallah en Venezuela”, agregó François Bayni.

Fuente: Infobae

Rafaél Dudamél: “Señor presidente, pare ya las armas”

Rafael Dudamel, que logró una hazaña histórica al lograr la clasificación a la final del Mundial Sub 20, le exigió a Nicolás Maduro que cese la violencia. Además, recordó que ayer fue asesinado un chico de 17 años, la misma edad que tienen los jugadores del seleccionado

“Por favor paren ya las armas. Hoy la alegría nos la ha dado un chico de 17 años y ayer murió uno de 17 añosPresidente, paremos ya las armas. Que esos chicos que salen a la calle, lo único que quieren es una Venezuela mejor, la que ríe, la que sonríe, la que disfruta de la vida“, afirmó Rafael Dudamel, el técnico de la selección sub 20 que está haciendo historia en Corea del Sur.

(AFP)

(AFP)

El mensaje, que condena la brutal represión del régimen chavista que ya lleva más de dos meses atacando con bombas lacrimógenas a los opositores, llegó luego de concretar la hazaña que alegró a todo el pueblo venezolano.

(AP)

(AP)

Lilian Tintori, la mujer del preso político Leopoldo López, agradeció el gesto. Retuiteó en su cuenta el video de la entrevista donde hace las declaraciones y agregó: “El Dir. Tec. de la Vinotinto Sub20 @rafaeldudamel le pide a Maduro lo mismo que le pedimos los que estamos en la calle: “Bajen las armas”.

Los venezolanos llevan casi 70 días en las calles en protesta contra el régimen de Nicolás Maduro. En respuesta, la policía militar chavista y los colectivos reprimen brutalmente cada una de las marchas en todo el país. En este período ya fueron asesinadas 85 personas.

Hezbollah y FARC: el nuevo narcoterrorismo que crece al amparo de Nicolás Maduro

Edwin: Nicolás Maduro, el mismo presidente de Venezuela que asegura que grupos paramilitares estarían a punto de asesinarlo, patrocina a grupos terroristas islámicos como Hezbolla y le vende armamento pesado a los terroristas de las Farc. Yo le aseguro a este presidente de pacotilla que en el momento en que agentes de la CIA, o algún grupo paramilitar, lo vaya a asesinar, él ni siquiera se enterará de los planes. Sería mejor que cerrara la boca y se dedicara a enderezar los asuntos de los venezolanos, a los que está matando de hambre.

Los grupos extremistas del Líbano y de Colombia actúan en América Latina bajo la protección del régimen venezolano. Hugo Chávez y la sombra de IránNicolás Maduro, Hassan Nasrallah y Timochenko. El lavado de dinero y el narcotráfico son los principales puntos en común que tienen entre ellos. Detrás, la sombra de Chávez y de el Ayatollah Kamenei.

Nicolás Maduro, Hassan Nasrallah y Timochenko. El lavado de dinero y el narcotráfico son los principales puntos en común que tienen entre ellos. Detrás, la sombra de Chávez y de el Ayatollah Kamenei.Crédito: Rodrigo Acevedo Musto

Es un triángulo que comenzó a gestarse hacia 2008. Se trata del entramado de terrorismo, narcotráfico y territorialidad que fue pactado entre Hugo Chávez, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el grupo terrorista islámico Hezbollah. Ese acuerdo recibió su impulso definitivo aquel año, cuando los regímenes de Venezuela y de Irán estrecharon sus lazos definitivamente. Eran tiempos del caudillo bolivariano y del presidente Mahmoud Ahmadinejad. El pacto, desde luego, fue continuado por Nicolás Maduro al pie de la letra.

Mahmoud Ahmadinejad junto a Hugo Chávez en una de sus tantas reuniones.

Las FARC, el grupo insurgente más antiguo de América Latina, son catalogadas por la Unión Europea y los Estados Unidos como un grupo terrorista con una amplia actividad narco en la región. Su penetración comienza en México y se extiende hasta el sur, en la Argentina. Los lazos que tejió a lo largo de las últimas décadas les proporcionaron los mejores contactos con los capos de los cárteles de la droga más sangrientos. Entre ellos, figura el de Sinaloa. Estos vínculos no cesan, pese a que desde hace dos años las FARC dicen estar impulsando el diálogo de paz con el gobierno constitucional de Colombia.

Dentro de las actividades ilegales de FARC, se halla el de lavado de dinero proveniente del narcotráfico y de los secuestros extorsivos. Y es el tráfico de drogas lo que más interesó a Hezbollah como fuente de ingreso y de financiamiento para sus actividades terroristas tanto en la región como en Medio Oriente y Europa. Pero, ¿cómo ingresar a ese negocio estando tan lejos? La respuesta llegó de la mano de un caudillo que irrumpió hacia finales de los 90 en el mapa territorial latinoamericano: Chávez. Fue el extinto coronel quien facilitó y unió los lazos que antes estaban desatados.

El Ayatollah Kamenei, mentor del grupo terrorista Hezbollah.

Con su capacidad logística y una permeabilidad fronteriza “ideal”, Chávez comenzó a intimar con las FARC para ampliar el tentador “mercado”. Aviones cargados de cocaína volaban por sobre el océano Atlántico con destino a África Occidental -donde los controles son tan permisivos como en Caracas– para tener como destino final Europa, donde lugartenientes de Hezbollah se encargaban de su comercialización. Los beneficios se repartían en proporciones iguales entre las partes. Un negocio redondo. Y blindado.

EL ENLACE DE HEZBOLLAH CON EL CHAVISMO Y LAS FARC ES BIEN CONOCIDO POR EL FBIPara lograr que ese mecanismo permitiera el flujo continuo de narcóticos y dinero, el régimen bolivariano disponía de tres hombres clave, de extrema confianza de Chávez y luego de Maduro: Hugo Carvajal, Henry Rangel Silva y Ramón Rodríguez Chacin. El primero de ellos se desempeñaba como cabeza de la Dirección de Inteligencia Militar Venezolana (DIM) y fue detenido el 24 de julio de 2014 en Aruba. Los cargos que se le imputaron estaban en sintonía con su actividad oculta: tráfico de drogas. Sin embargo, pese al pedido de extradición que pesaba sobre él, no fue enviado a los Estados Unidos para ser juzgado. Holanda impidió el proceso y Carvajal fue recibido como un héroe en su vuelta a Caracas. Maduro, entre otros tantos, respiró aliviado.

Hugo Carvajal. Estuvo detenido en Aruba para ser extraditado por narcotráfico a los Estados Unidos. Holanda impidió el proceso.

Rangel Silvafue también uno de quienes se relajaron por el regreso de Carvajal a tierras caribeñas. Gobernador del estado de Trujillo, este militar íntimo de Chávez también tuvo relación con la inteligencia de su país. Fue un nexo fluido con los terroristas de las FARC. Una investigación del diario norteamericano The New York Times lo señaló como quien facilitaba el armamento a insurgentes colombianos en territorio venezolano. Y les proveía documentación clave: cédulas de identidad falsas para eludir la Justicia de ambos países.

Henry Rangel Silva, uno de los militares clave para permitir el libre comercio de narcóticos entre FARC y Hezbollah.

Rodríguez Chacín, en tanto, otro militar que compartió con Chávez el intento de golpe de Estado de 1992, es una pieza clave en el entramado que involucra narcotráfico y terrorismo. Capitán de navío de carrera, este “filósofo”, como se hace llamar, es actualmente el gobernador del estado de Guárico.

Ramón Rodríguez Chacín, otro de los señalados como facilitador de las actividades ilegales de grupos terroristas en Venezuela.

Pese a sus diferentes perfiles, los tres comparten cosas en común. Están señalados como los encubridores que permiten -aún hoy- el accionar libre de FARC en territorio venezolano con drogas y armas. Carvajal y Rangel Silva fueron acusados de facilitar a la banda narcoterrorista la logística necesaria para poder traficar la mercancía. Rodríguez Chacín, por su parte, era “el contacto” para conseguir el armamento para desestabilizar al gobierno democrático de Colombia.

TAMBIÉN PDVSA FUE PARTE DEL ENTRAMADO QUE POSIBILITÓ NEGOCIADOS MULTIMILLONARIOS ENTRE VENEZUELA, FARC Y HEZBOLLAH

Otro venezolano que tuvo activa participación en las triangulaciones entre FARC, Venezuela y Hezbollah fue sin dudas Walid Makled García, alias “El Turco“. “Empresario” próspero, Makled fue detenido en Colombia y extraditado a los Estados Unidos en 2011.Allí confesó su participación en el narcocrimen y los vínculos que lo unían a las más altas figuras gubernamentales del gobierno de Chávez y Maduro. “Todos mis asociados en el negocio son generales. Los más altos“, dijo en su declaración. En su época de apogeo e impunidad, Makled enviaba 10 toneladas de cocaína al mes a los Estados Unidos.

Walid Makled García, alias “El Turco”. El narcotraficante venezolano fue extraditado desde Colombia a los Estados Unidos.

El enlace de Hezbollah con el chavismo y las FARC es bien conocido por el FBI. Y es uno de los hombres más buscados en el planeta. Se trata de Ghazi Nasr al Din, libanés nacionalizado venezolano, que ingresó en ese listado de la oficina de investigación federal norteamericana en enero último. Cercano colaborador del gobernador del estado de Aragua,Tarek El Aissami, Al Din nació en Beirut el 13 de diciembre de 1962. Es el responsable de reunir el dinero en diferentes centros islámicos chiítas de América Latina y lograr que llegue al tesoro del grupo terrorista.

Ghazi Nasr Al-Din, nexo de Hezbollah con el régimen venezolano de Nicolás Maduro.
La ficha del FBI de “buscado” que pesa sobre Al-Din, uno de los encargados del financiamiento del grupo Hezbollah.

En Caracas Al Din fundó uno de estos “centros culturales”. Miembros de la comunidad se acercan y contribuyen económicamente, sin saber quizás que su ayuda monetaria viaja a Beirutpara solventar las actividades ilegales de Hezbollah. Una gran parte de ese dinero se destina a reclutar jóvenes libaneses que mueren en Siria defendiendo al régimen del brutalBashar al Assad. El otro nexo y responsable operativo en la región es Fawzi Kan’an, cuya sede también está en Venezuela. Este miembro del grupo chiíta se reúne regularmente con los más altos comandantes de Hezbollah para coordinar acciones y financiamiento.

Pero no sólo generales utilizó el régimen chavista para coordinar las acciones ilegales conHezbollah (Irán) y las FARC. También PDVSA fue parte del entramado que posibilitó negociados multimillonarios durante años. La compañía estatal petrolera fue clave para comprar voluntades y silencios a lo largo de la región. Pero sobre todo para movilizar y lavar cientos de millones de dólares durante la administración de Chávez y Maduro.

Timochenko, el actual jefe terrorista de las FARC.
Fuente: Infobae

The New Yorker reveló los nexos narcos entre Hugo Chávez, Irán y Hezbolla

La revista norteamericana realizó una extensa investigación sobre la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman. Indagó sobre el papel del régimen iraní en la región y los vuelos Caracas-Teherán

La revista norteamericana The New Yorker reveló en su última edición una oscura trama de narcotráfico y lavado de dinero que involucra a Hugo Chávez, el régimen iraní y el grupo terrorista Hezbollah. En el marco de una extensa investigación sobre la muerte de Alberto Nisman, la publicación de los Estados Unidos indaga en profundidad en los lazos de Irán en la región y cómo el gobierno bolivariano de Venezuela le abrió las puertas hacia las otras naciones amigas y socias.

La nota –titulada “La muerte del fiscal” y escrita por Dexter Filkins, incluye entrevistas a testigos y protagonistas del caso que conmovió a la Argentina y que el autor compara, teniendo en cuenta las diversas teorías conspirativas que giran en torno a ella, con el asesinato de John Fitzgerald Kennedy.
Según recopiló Filkins de ex agentes chavistas, Chávez permitió a Mahmoud Ahmadinejad y a Hezbollah establecer en Venezuela la base de una red internacional de lavado de dinero y narcotráfico. “El gobierno iraní era una fuerza creciente en la región. De acuerdo con oficiales venezolanos, Hugo Chávez introdujo a Ahmadinejad a los líderes de América Latina“, señaló el periodista, que además entrevistó a la presidente Cristina Kirchner para su informe.
Mahmoud Ahmadinejad junto a Hugo Chávez
Filkins reveló además que por las gestiones y los acuerdos secretos entre Chávez yAhmadinejad, tanto Venezuela como Irán habían conseguido un fondo común de 2.000 millones de dólares. “Oficiales norteamericanos dicen que Chávez también garantizó operaciones de las Fuerzas Revolucionarias Iraníes y de Hezbollah“. Y va más allá: “En 2007, Chávez permitió que Irán y Hezbollah usaran a Venezuela como base de una red de narcotráfico y lavado de dinero (…) la red le daba a Irán y Hezbollah mil millones de dólares al año, con los vuelos Caracas-Teherán a menudo usados para transportar drogas“.
El periodista norteamericano, quien en el artículo explicó parte de la investigación de Nisman avaló en varios tramos de su nota la certeza de que Irán haya participado del ataque terrorista a la AMIA. “Desde la Revolución Islámica, el régimen iraní mantuvo un programa intenso de asesinatos. El régimen fue acusado de asesinar a al menos a 18 personas viviendo fuera de Irán, la mayoría disidentes iraníes. Los asesinatos más notorios tuvieron lugar en 1992, cuando agentes iraníes bajaron a cuatro kurdos exiliados en un restaurant griego en Berlín. Los fiscales alemanes persiguieron implacablemente a los oficiales iraníes, como hizo Nisman“.
En su extensa nota, Filkins relató detalladamente los pasos que dio Nisman en su investigación, desde que se hizo cargo por orden del ex presidente argentino Néstor Kirchner de la investigación del peor ataque terrorista de la historia argentina. En ella detalla los testigos, los movimientos y las últimas horas del fiscal especial. Pero también explica la obsesión del investigador del atentado a la AMIA. Nisman había probado con claridad que en la década del 80 Irán había establecido una “vasta red de espionaje” en la región que reunía información, seleccionaba objetivos y reclutaba ayuda local.
Pero la ayuda de Chávez hacia Ahmadinejad no terminó sólo con las facilidades para el tráfico de drogas y el lavado de dinero. El caudillo bolivariano también contribuyó para que el régimen iraní pudiera negociar impunidad en la región. En enero de 2007, Ahmadinejad se entrevistó con Chávez para que éste intercediera ante los Kirchner. El iraní quería acceso a la tecnología nuclear argentina, cuya central atómica –Atucha– utiliza una similar a la que se necesita el reactor Arak, aún en construcción en Irán.
‘Hermano, necesito un favor’, le dijo Ahmadinejad a Chávez. ‘Lo que cueste en términos de dinero, será cubierto’. ‘Me ocuparé’, respondió Chávez. Ahmadinejad también le pidió que persuada a los Kirchner para que saquen los nombres de los iraníes de la lista de Interpol. Chávez también accedió“, contó Filkins en The New Yorker. Nisman había acusado a siete oficiales iraníes de haber participado del ataque terrorista contra la AMIA y eran buscados en todo el mundo por Interpol.

Bumerán Chávez, el libro que revela la peligrosa relación entre Venezuela, Cuba, Hezbollah e Irán.

El periodista Emili J. Blasco, corresponsal en Washington del diario español ABC, investigó la conversión del país caribeño en un narcoestado como parte del proyecto bolivariano del fallecido Hugo Chávez

“Chávez es la figura central de los últimos 15 años de Venezuela y también lo es en la articulación de ese narcoestado”, destacó hoy en una entrevista con EFE Blasco, corresponsal en Washington del diario español ABC que firmó varias exclusivas sobre el cáncer de Chávez desde 2012 hasta el fallecimiento del mandatario.

Esta vez, su primera revelación se produce el 27 de enero pasado, con la llegada a Washington como testigo protegido deLeamsy Salazar, jefe de seguridad del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, a quien identifica como responsable de los supuestos vínculos de Caracas con el narcotráfico, según relata Blasco en su libro.

Leamsy Salazar

EFE
“Capo de los capos” es el nombre con el que varias fuentes describieron, en declaraciones al periodista, la posición del número dos del chavismo, al que informaciones publicadas estos días en medios internacionales como The Wall Street Journal y The New York Times vinculan al lavado de dinero y el narcotráfico como supuesto cabecilla del llamado Cártel de los Soles.

En su libro, Blasco revela que Leamsy Salazar, que también fue ayudante personal de Chávez, fue testigo de cómo el comandante en persona negociaba en 2006 o 2007 con los cabecillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el canje de droga por armas y material militar con el que combatir al gobierno de Bogotá.

“El narcotráfico no lo hacen mafias, sino que está amparado y puesto en marcha desde arriba y promovido por los resortes del Estado”, aseguró Blasco, quien explica la conversión de Venezuela en un narcoestado por el aumento de ingresos del petróleo que supuestamente dieron margen para el lavado de dinero.

Mahmoud Ahmadinejad junto a Hugo Chávez

Sin embargo, el periodista español afirma que en Venezuela el narcotráfico no nace originalmente para que los altos mandos militares lucren, sino como parte de la visión geopolítica de la fraternidad de pueblos de Chávez, que tomó forma en la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA), impulsada por Caracas y La Habana.

“En los sueños bolivarianos falta Colombia. Entonces Chávez diseña esa ayuda a las FARC y va implicando a gente del Ejército para que Venezuela sea la salida de la droga colombiana”, apunta Blasco.

Dentro de esta concepción geopolítica, el libro plasma los supuestos lazos entre la Venezuela de Chávez, el grupo chiíta libanés Hezbollah e Irán, a través del testimonio de Rafael Isea, ex viceministro de Finanzas y presidente del Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes) de Venezuela.

“Una de las cosas que explica el libro es el encuentro en Damasco en 2007 entre Nicolás Maduro (entonces ministro de Exteriores) y el jefe de Hezbollah, Hassan Nasralah, en el que hablaron de un acuerdo marco. Venezuela facilita la concesión de visados y pasaportes falsos a los miembros del grupo chiíta e Hezbollah aporta su experiencia en narcotráfico y venta de armas”, apuntó.

Pero, para el periodista, en este plano internacional el papel más “distintivo” lo juega Cuba, por su “insólito” control sobre Venezuela, que hizo que Chávez en los momentos más críticos de su enfermedad recurriera a la isla, donde recibió tratamiento.
Con décadas de periodismo en sus espaldas, Blasco se niega a revelar todas sus fuentes aunque, durante la entrevista, desvela que algunas se encuentran en la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA) y otras aparecen con nombres y apellidos en el libro, como Eladio Aponte, ex magistrado del Tribunal Supremo de Venezuela.

Con el título Bumerán Chávez, Blasco evoca la imagen de un bumerán que, al volver en su vuelo, rompe el espejo en el que se veía el padre de la revolución bolivariana, de forma que a su juicio se borra la imagen de Chávez como gran defensor de los pobres y pasa a ser el responsable de la gran escasez.


“A los incrédulos. Todos en algún momento lo fuimos”, es la dedicatoria del libro, de 374 páginas, producto de tres años de trabajo y cuyas primeras consecuencias ya se sintieron en Caracas con la prohibición de salir del país para los 22 comunicadores que se hicieron eco de las informaciones del periodista español.

En Washington, el gobierno estadounidense rechaza confirmar a EFE las informaciones que vinculan a altos funcionarios militares venezolanos con el narcotráfico y en Venezuela el Tribunal Supremo de Justicia y la Asamblea Nacional han arropado y respaldado a Diosdado Cabello tras las informaciones que lo mencionan con relación a las investigaciones de EEUU sobre el narcotráfico en Venezuela.

“El lector abre la trampilla y comienza a bajar los escalones -escribe en el prólogo Blasco-. Acabamos de dar la luz y lo que tenemos ante la vista es imperdonable”.

Fuente: Infobae

Terrorismo islámico en América latina: el narcotráfico, su principal fuente de financiamiento

Sólo desde la Triple Frontera se envían 10 millones de dólares al año al Líbano para financiar a Hezbollah. El tráfico de armas, drogas y dinero crece. Nicolás Maduro, socio estratégico y puerta de entrada

Crédito: Rodrigo Acevedo

Las actividades delictivas del grupo terrorista Hezbollah en la región continúan su ascenso sin que ninguna alarma se encienda en los gobiernos de América Latina. Incluso, en muchos casos, las autoridades de algunas administraciones regionales son cómplices de sus movimientos. Tráfico de drogas, de armas, de influencias, lavado de dinero y otras maniobras ilícitas son las elegidas por las células que la agrupación libanesa mantiene a lo largo de esta parte del mundo.

Desde 2006 a la fecha, fue sobre todo el narcotráfico la vía que más dinero aportó al financiamiento de Hezbollah. Bajo diferentes fachadas, jefes regionales del grupo terrorista se instalaron en diferentes ciudades latinoamericanas para tapar sus verdaderos propósitos. Mezquitas, centros culturales islámicos, comercios y otras organizaciones sin apariencia política reúnen a cientos de fieles, quienes en muchos casos son “utilizados” por la agrupación extremista.
Es la Triple Frontera (conformada por Paraguay, Brasil y la Argentina) la “capital” de Hezbollah en la región. Es allí donde más actividad ilegal puede observarse. Según fuentes de la inteligencia francesa, alrededor de 10 millones de dólaresparten anualmente hacia Beirut para financiar al grupo comandado por el temible Hassan Nasrhallah.
Uno de los delegados claves en esta zona fue identificado como Hassan Barakat, pieza fundamental en el rompecabezas extremista. Su comandante militar es Sobhi Mahmoud Fayad, un ex profesional operativo de Hezbollah, quien actúa de enlace en esa parte de América Latina entre Irán y el grupo terrorista. Era también el encargado de las triangulaciones de dinero con el Líbano, mediante la fachada de entidades de beneficencia.
Entre los lugares que sirven como fuentes de financiación figuraría la Galería Page, un centro comercial en Ciudad del Estedonde se recaudan fondos para Hezbollah. Este paseo de compras -caótico por la muchedumbre que se agolpa ante sus “ofertas inigualables” de falsificaciones- está bajo el control de la milicia chiíta. Incluso forma parte de la red Barakat, conformada por Hassan, Hatim y Hamzi. Muhammad Yusif Abdallah, gerente del rudimentario pero visitado mall, abonaría una contribución regular a la agrupación terrorista.
Pero fue gracias a la “generosidad” de Hugo Chávez que los extremistas islámicos pudieron expandirse cómodamente por la región. El ex militar caribeño fue quien abrió las puertas de América Latina a Irán y su filial Hezbollah con mayores garantías de impunidad que las que contaban en el pasado: el pacto continúa y crece con Nicolás Maduro.
Con la complicidad de Caracas, la ramificación fue más fácil: Colombia, Chile y México, donde la inmigración libanesa era importante, fueron países ideales para el financiamiento del grupo terrorista. El nombre clave de esta historia es el deTarek El Aissami. Isla Margarita, un paraíso romántico para muchos, es además un paraíso fiscal para tantos otros. El lugar ideal para enamorarse de las triangulaciones de dinero, fundamental para el lavado de capitales que necesita la milicia chiíta. También allí actuaría una base dedicada a la falsificación de dólares.
Las delegaciones iraníes a lo largo de toda la región son esenciales en el crecimiento de los terroristas. Estas misiones diplomáticas ante las naciones de la región son, muchas veces, las principales portavoces de las necesidades del grupo.
Una parte del tráfico de cocaína en la región ha sido puesto a disposición de la milicia libanesa. En octubre de 2008, al menos 36 personas fueron detenidas acusadas de narcotráfico sólo en Colombia. El constante viaje de los estupefacientes se hacen vía África, la ruta más segura para que la mercadería llegue a destino y con ella sus jugosos millones de dólares. Chekry Harb, sindicado como miembro de Hezbollah, habría sido el responsable del lavado de dinero proveniente de esta actividad. Era el encargado de realizar la triangulación desde Panamá, vía Hong Kong: Beirut era su destino final.
En México, Hezbollah está en contacto permanente con los más sangrientos cárteles de droga. Sus relaciones crecen a diario. Desde allí introducen mercadería ilegal a los Estados Unidos: la sociedad crece y el dinero fluye para ambos socios. Pero no sólo es dinero y drogas. El grupo terrorista chiíta se sirve de este enlace para intentar introducir extremistas en territorio norteamericano. La milicia de Medio Oriente también paga de otra forma: las armas que consigue gracias al padrinazgo de Irán, que no está fuera de esta red.
En Chile, la zona de Iquique fue la elegida por Hezbollah para lograr enviar su dinero sucio a los extremistas islámicos. Es también una zona de libre comercio en el norte del país. Las compañías que sirven para esas triangulaciones son: Kalmiar Ltd., Bahamas Ltd., Las Vegas Nevada Ltd., San Francisco Ltd., Saleh Trading Ltd., Frankfurter Ltd., Guanary Ltd., Teen Child Ltd. y Lucky Crown Ltd.
Todas las actividades de Hezbollah se basan en una ventaja comparativa con otros grupos terroristas. Al ser de origen libanés, el grupo capta y alude a los inmigrantes que viven fronteras afuera del Líbano. Los descendientes de esta nación -que se calculan en 12 millones de habitantes alrededor del mundo- mantienen un gran arraigo con su tierra natal y muchas veces son engañados y terminan contribuyendo con la milicia chiíta, aun sin saberlo.
Fuentes de la inteligencia francesa calculan que el dinero que fluye desde América Latina para Hezbollah es de entre 60 y 100 millones de dólares cada año. El deseo de diversificar sus actividades es mayor a medida que crecen las arcas de la milicia islámica gracias a esta región empobrecida. Desde la propia agrupación calculan que en los próximos tiempos ese dinero podría duplicarse.
Fuente: Infobae