Archivo de la categoría: VENEZUELA

Socialistas, islamistas, narcos y terroristas, aliados en América Latina

Por Clifford D. May 

El presidente Trump habló con dureza en la ONU de la “dictadura socialista” que ha empobrecido Venezuela. Asimismo, arremetió contra el “extremismo islamista” y el “terrorismo del islam radical”, lo primero una ideología supremacista y lo segundo un arma utilizada para asesinar en masa a musulmanes, yazidíes, cristianos, judíos e hindúes. E hizo referencia a la amenaza que representan las “redes criminales internacionales” que “trafican con drogas, armas y personas”.

En lo que quizá no ha reparado Trump ni la mayoría de la comunidad internacional es en hasta qué punto esos males se están combinando.  

Nadie personifica mejor este cóctel tóxico que Tarek el Aisami, el vicepresidente de Venezuela, de 43 años. El Aisami proviene de una familia sirio-libanesa con vínculos a organizaciones yihadistas chiíes en Irak. También se le ha relacionado con una serie de traficantes de droga sudamericanos. A pesar de ello, o quizá por ello, el dictador de Venezuela, presidente Nicolás Maduro, lo nombró número dos de su Gobierno en enero.

Un mes después, el Departamento del Tesoro de EEUU sancionó a El Aisami por “desempeñar un importante papel en el narcotráfico internacional” y se le congeló parte de su patrimonio, calculado en unos 3.000 millones de dólares.

Los investigadores también descubrieron que había expedido cientos de pasaportes venezolanos a miembros de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica iraní y a agentes de Hezbolá, el peón terrorista de Irán en el Líbano. Esa puede ser una de las razones por las que el presidente Trump ha incluido a Venezuela en la lista de países a los que aplicar restricciones de inmigrantes y viajeros.

La penetración en América Latina lleva décadas siendo un proyecto de Irán y de Hezbolá. Han estado reclutando aliados y agentes en las comunidades de la diáspora libanesa chií, abriendocentros culturales y mezquitas, creando medios de comunicación e instituciones educativas, enviando misioneros a predicar y convertir y seleccionando gente para su adoctrinamiento y formación en Irán.

El terrorismo es otro arma en su arsenal. En 1992, la embajada israelí en Buenos Aires fue atacada con una bomba. Dos años después, el objetivo fue la AMIA, una asociación cultural judía.Más de cien personas fueron asesinadas en esos dos atentados.

El fiscal argentino Alberto Nisman se pasó años investigando. En 2013 publicó una acusación formal de 502 páginas contra Irán por la creación de redes terroristas en países de todo el Hemisferio. Presentó pruebas que señalaban a Mohsen Rabani, exagregado cultural de Irán en Argentina, como el cerebro de esas redes y de los atentados de Buenos Aires. Se descubrió que también otros altos funcionarios iraníes estaban tremendamente implicados.

A principios de 2015, Nisman había preparado un segundo informe que involucraba a la entonces presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, en un “plan para ayudar ilegalmente y exonerar fraudulentamente a los sospechosos iraníes” de los ataques. Pero el 18 de enero, horas antes de que presentase sus pruebas a los diputados argentinos, Nisman fue asesinado.

Tras una investigación de siete meses, la Policía argentina confirmó que fue asesinado, descartando las afirmaciones (lanzadas por la señora Kirchner, entre otros) de que se había suicidado. Nadie ha sido llevado ante la Justicia, aunque con el Gobierno post-Kirchner no es imposible.

Mi colega Emanuele Ottolenghi, investigador de la Foundation for Defense of Democracies (FDD), ha investigado la penetración de Irán y Hezbolá en América Latina. En mayo testificó ante el Comité de Relaciones Internacionales del Senado norteamericano y detalló la creciente cooperación entre “redes terroristas islámicas” y “violentos cárteles de la droga”. Dichas alianzas, señaló, son a menudo facilitadas por “élites políticas corruptas” que proporcionan a las redes de Hezbolá un “refugio seguro”.

Ottolenghi dijo a los congresistas que Hezbolá

desempeña un papel central en el nuevo paisaje, donde el tráfico de drogas y de personas, el contrabando de armas, el comercio ilícito de tabaco, el blanqueo de dinero mediante el comercio y la financiación del terrorismo ya no se pueden tratar como fenómenos distintos.

La infraestructura y las actividades de Hezbolá deberían entenderse como “parte integrante” de una extensa estrategia a largo plazo para exportar la revolución islámica iraní al Hemisferio Occidental y establecer nuevas bases operativas para ser utilizadas contra Estados Unidos.

El más notorio refugio latinoamericano para terroristas y figuras del crimen organizado es laTriple Frontera, entre Argentina, Brasil y Paraguay. En la edición del año pasado del informe anual sobre terrorismo del Departamento de Estado de EEUU se señalaba que particularmente la zona paraguaya de la Triple Frontera “seguía atrayendo a individuos interesados en financiar actos terroristas”.

Algo menos conocido: Cuba, bastión del ateísmo comunista que prohíbe el proselitismo cristiano, tiene una actitud más indulgente con la rama iraní del islam. El año pasado, el doctor Ottolenghiidentificó un centro cultural y una mezquita chiíes en La Habana financiados por Irán. Se está enviando conversos cubanos a otros países latinoamericanos para que difundan la teología revolucionaria iraní.

El Gobierno colombiano culminó hace poco un acuerdo de paz que legitima y concede poder político a las FARC, guerrilla de extrema izquierda que estuvo librando una guerra civil desde 1964. A nadie debería sorprender que Hezbolá –con la que las FARC han cooperado mucho tiempo en cuestiones relacionadas con la venta de arma, el tráfico de drogas y el blanqueo de dinero– se beneficie. Irán también, por supuesto.

La creciente alianza entre socialistas, islamistas, narcos y terroristas al sur de su frontera representa un peligro claro y presente para EEUU. Sin embargo, como el doctor Ottolenghi dijo en el Congreso, Washington aún no ha formulado una “política exterior coherente que reconozca la importancia de América Latina como terreno crucial de una pugna con Irán y ponga en práctica los recursos necesarios para mitigar las amenazas de Irán y Hezbolá”.

“Las limitadas capacidades de nuestros servicios de inteligencia hacen que sea difícil evaluar la cuantía de la financiación terrorista generada en América Latina, o entender el alcance de la posible colaboración criminal-terrorista”. Este último comentario lo hizo hace dos años el comandante del Mando Sur de EEUU. Hoy, el general John F. Kelly es el jefe de gabinete del presidente Trump. Así que tal vez tarde o temprano esa amenaza que está madurando obtenga la vasta atención que merece.

© Versión original (en inglés): Foundation for Defense of Democracies (FDD)
© Versión en español: Revista El Medio

Nicolás Maduro busca apoyo en el mundo islámico contra Estados Unidos: se reunió con Hasan Rohani y Recep Erdogan

El líder chavista llegó a Kazajistán para participar en la cumbre de la Organización para la Cooperación Islámica y aseguró que resistirán a las presiones de Washington “manteniendo la unidad”

Maduro y Rohani, aliados contra Estados Unidos (Reuters)

Maduro y Rohani, aliados contra Estados Unidos (Reuters)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, buscó hoy apoyos en el mundo islámico en su pulso con Estados Unidos, tanto en el plano político como petrolero, al participar en la cumbre de la Organización para la Cooperación Islámica (OIC).

“El pueblo venezolano, especialmente en los últimos seis meses, ha sido testigo de invasiones e intervenciones de Estados Unidos, pero resistiremos a esas presiones manteniendo nuestra unidad”, dijo Maduro al reunirse con el presidente iraní, Hasan Rohani.

Maduro llegó el sábado a Astaná, capital de Kazajistán, para participar en la cumbre islámica con el objetivo de romper el aislamiento diplomático, reforzar la independencia financiera y evitar el posible colapso económico de su país debido a la grave crisis del régimen chavista, ahondada por las nuevas sanciones estadounidenses.

Además de abordar “petróleo, geopolítica y cooperación” con Rohani, Maduro se reunió también con otro líder regional, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y fue recibido por el presidente kazajo, Nursultán Nazarbáyev.

El líder chavista también se reunió con Recep Erdogan (Reuters)

El líder chavista también se reunió con Recep Erdogan (Reuters)

A su llegada a la capital del país centroasiático, Maduro ya aseguró que la misión de su “visita relámpago” era diversificar las relaciones económicas con los países árabes y consolidar las relaciones con los países que no son miembros de la OPEP.

De hecho, en su viaje a Kazajistán para “abrir compuertas” hizo una breve escala en Argelia, uno de los mayores productores mundiales de gas y petróleo.

Maduro fue invitado a intervenir en la cumbre de la OIC, que integra a 57 países, como presidente del Movimiento de países No Alineados (MNOAL), cargo que ocupará hasta 2019.

“Es tiempo de luchar por otro mundo. Es tiempo de luchar por un mundo sin guerras, sin terrorismos, sin imperios hegemónicos”, aseguró, en clara alusión a Estados Unidos, al que acusa de presiones para provocar su derrocamiento.

Recalcó que solo unidas ambas organizaciones podrán “avanzar en estos objetivos de justicia y paz”. “Desde la Venezuela revolucionaria y bolivariana creemos profundamente que es un tiempo para el diálogo, para un diálogo profundo de culturas, civilizaciones y de religiones”, insistió.

El líder venezolano apuntó que ambas organizaciones comparten principios como el “multilateralismo inclusivo”, que calificó de “herramienta más efectiva” para abordar los desafíos globales.

“Y el rechazo de la amenaza o uso de la fuerza contra la integridad territorial o independencia política de los Estados y el rechazo de la imposición de sanciones unilaterales de conformidad con las disposiciones de la carta de Naciones Unidas y las normas del derecho internacional”, agregó.

Maduro viaja acompañado de una delegación de constituyentes presidida por el presidente de la Comisión internacional, Adán Chávez, hermano mayor del fallecido caudillo venezolano y predecesor de Maduro, Hugo Chávez.

Mientras, los venezolanos votan el domingo en las primarias convocadas por la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática para escoger a sus candidatos unitarios de cara a la elección de gobernadores que se celebrará en octubre.

Infobae

Los que justifican los crímenes en Venezuela y los atentados yihadistas son de temer, pero más peligrosos y repugnantes son los que les dan pábulo

Por José L. Román.-

Los que justifican los crímenes y la represión comunista que sufre el pueblo venezolano, que a su vez son los mismos que lo hacen también con los crímenes y atentados yihadistas, son personajes integrados en diversas organizaciones políticas, que gracias a determinados medios informativos han logrado introducirse en los hogares españoles primero, y tras una campaña mediática sin precedentes después, pudieron situarse cómodamente también en las instituciones españolas.

Estos sujetos, cuyo mensaje ha sido llevado por esos medios hasta nuestros hogares, son los que vulneran constantemente el orden constitucional establecido, los del odio a España, la agresividad y la violencia. Por lo tanto, es evidente que son individuos a los que hay que temer, pero no debemos olvidar una cosa, que si estos radicales de izquierdas son peligrosos, lo son mucho más y más repugnantes si cabe, los que les dan pábulo a través de programas televisivos;y cadenas radiofónicas.

Luego están los que les llaman “fascistas”; como si llamarles fascistas fuese algo que lograra sonrojarles. Cuarenta años llamando “fascistas” a los asesinos etarras, como si fuese un apelativo más efectivo y ejemplarizante que aprobar leyes para poder encerrarlos en la cárcel y tirar la llave. Les llaman fascistas en lugar de llamarles por su “apellido”: comunistas; comunistas como Maduro, como los Castro, como el líder norcoreano, como sus antecesores que asesinaron a más de cien millones de seres humanos inocentes, y que superan con creces a los crímenes del fascismo.

Pues bien, estos comunistas dicen que los musulmanes no tienen culpa de nada, y que lo que hay que hacer es facilitar su integración. Se abrazan a ellos como gesto de admiración y respeto, mientras insultan y agreden impunemente a los que llevan banderas españolas gritándoles “musulmanes sí, españoles no”.

Estos comunistas triunfaron tras justificar el atentado yihadista de Atocha; han triunfado tras justificar los atentados yihadistas en Cataluña poniendo contra las cuerdas a las más altas magistraturas del Estado, y siendo presentados además por sus medios informativos como abanderados de la paz, de la tolerancia y de la concordia. El que estos comunistas sean amigos de terroristas etarras o yihadistas carece de importancia. Que se opongan a la islamofobía pero sean cristianófobos encarnizados, tampoco les parece grave. Que se coloquen el pañuelo palestino mientras queman la bandera de España, no es motivo de mención. Que se declaren tolerantes pero exploten de odio escupiendo sapos por la boca cuando oyen la palabra España o español, eso solo es libertad de expresión. Que se declaren feministas y a su vez besen y abracen a los que someten a las mujeres, las lapidan o las golpean impunemente, es algo que no entra dentro de su línea editorial. Que no guarden rencor a quienes cometieron los atentados en Cataluña, mientras odian a España y a los españoles con toda su alma, tampoco merece para esos medios informativos ni el más mínimo de los reproches.

Así ha sido siempre y es el comunismo, como quienes lo enaltecen y lo apoyan. Por eso son mucho más peligrosos los medios informativos y las entidades públicas que les dan pábulo, que los que toman las calles para realizar el trabajo sucio encomendado. Toda esta gentuza lleva justificando los crímenes comunistas desde que se inventó el hilo negro. Los atentados de Cataluña, y a pesar de ser ellos los responsables de la islamización que padece esa región, no les ha herido de muerte, políticamente hablando, sino todo lo contrario, ha sido el revulsivo y el combustible que precisaban para que su maquinaria propagandística no se detuviese.

Es increíble que nuestro pueblo no reaccione ante esta barbarie y sus coautores, y se trague toda la puesta en escena de los medios informativos para exculpar a comunistas y derivados de la islamización de España. Se ha querido dar una imagen de la Cataluña separatista y sus acusaciones contra la Corona, y sin embargo, se pasan por alto de manera torticera los atentados cometidos en nombre del islam por todas las latitudes de la Tierra. Desde el atentado en la ciudad de Nueva York, pasando por el de la estación de Atocha el 11 de marzo de 2004, con un saldo de 177 muertos y 1857 heridos; en Londres, el 7 de julio de 2005, con 56 muertos y 700 heridos; en París; Niza; Bélgica, Alemania, Rusia, etc.

Intentar utilizar los atentados yihadistas en Barcelona de una manera tan burda y miserable, sin tener en cuenta la sangre inocente derramada de manos de estos islamistas en todos los ámbitos del mundo, sirve solamente para calificar a las formaciones políticas que les dan su apoyo justificando sus crímenes, y a los medios informativos que dan pábulo a esas formaciones, llamando además asesinos a los policías que dan muerte a los terroristas.

Alerta Digital

Emanuele Ottolenghi: “Los cárteles de la droga y Hezbollah trabajan juntos en la Triple Frontera”

El analista de la fundación Defence of Democracy en Washington analizó para infobae el poder de Irán y Hezbollah en la región. El papel de Venezuela y Cuba en su plan para el establecimiento de redes de apoyo logístico para potenciales ataques

Resultado de imagen para imágenes de Emanuele Ottolenghi

Emanuele Ottolenghi, especialista en financiación de grupos terroristas y delictivos,  y miembro de la Fundación para la Defensa de las Democracias, identifica la triple frontera, donde confluyen Argentina, Brasil y Paraguay, como el principal foco de terrorismo en América Latina. Este catedrático italiano, advierte que en al zona hay grupo instalados hace más decada. “Hay mucha actividad, allí la convergencia entre la financiación del terrorismo y el lavado de dinero es más impactante”.

-¿Por qué el foco es la Triple frontera?

Porque allí las fronteras son muy porosas, hay una historia de tráfico de comercios ilícito en todas esas fronteras y hay presencia de comunidades islámicas radicalizadas con vínculos muy fuertes con Hezbollah e Irán. Y sus tráficos son vitales al financiamiento del terrorismo en oriente medio. Además, son lugares donde las redes del crimen organizado trabajan muy bien y hay una cooperación creciente entre ellas y las redes de apoyo a terrorismo,  porque los unos pueden ofrecer servicios a los otros y esos cooperación otorga una ganancia mutua.

-¿Qué tipo de servicio, por ejemplo, le puede ofrecer un cártel de droga a Hezbollah?

La red de financiamiento al terrorismo, de apoyo financiero al terrorismo, ofrece servicios logísticos a los cárteles. Puede blanquear el dinero que llega de la venta  las drogas. Los cárteles pueden ofrecer la mercadería misma, la droga , que usan como pago. La transfieren a otros mercados como Europa, allí la venden y la ganancia se usa para financiar el terrorismo. Entonces los dos ganan cooperando juntos

-Más allá de los vínculos económicos, ¿cuál es el objetivo ideológico?

Irán tiene un objetivo ideológico en la región muy claro. Irán ve la región como un territorio de penetración ideológica. Individualiza a latinoamérica, desde hace más de 35 años, como un lugar de exportación de su revolución de sus ideales antiimperialistas. Hay convergencia con movimientos de izquierda en la región. Además, Irán avanza con sus centros culturales, con sus redes de clérigos viajantes, misioneros que llegan a la región difundiendo el mensaje de la revolución islámica.  Pero hay otro objetivo, el establecimiento de redes de apoyo logístico para potenciales ataques en el futuro. Argentina conoce muy bien este tema, pero recientemente hay ejemplos de otros intentos: hay un caso en Perú, de un operativo de Hezbollah en 2013 y el arresto reciente en EEUU de otro miembro de Hezbollah que viajó a en Panamá a recoger  información para objetivos civiles, incluido el canal de panamá. En toda América Latina están esos dos fenómenos, la penetración ideológica y el establecimiento de redes de apoyo para posibles ataques terroristas.

 Irán ve la región como un territorio de penetración ideológica. Pero hay otro objetivo, el establecimiento de redes de apoyo logístico para potenciales ataques en el futuro

-¿Por qué los gobierno no logran frenar el arraigo de Irán y Hezbollah en la región?

Los gobiernos de la región actúan sobre todo cuando llega presión política de EEUU pero no hacen bastante. Uno de los problemas es que muchos de las élites políticas de la región está de alguna manera vinculados con el apoyo al terrorismo. La triple frontera es la zona más importante en financiamiento al terrorismo en latinoamérica. En la triple frontera ya están redes conocidas hace mucho más de una década y  las autoridades hasta el día de hoy no les tocan.

-En los últimos años han cambiado algunos gobiernos en la región, como en Paraguay, Argentina y Brasil, ¡se modificó el escenario?

Estos cambios crearon un potencial para modificar la situación pero lo que sucede localmente no cambió. En las zonas fronterizas los tráficos ilícitos continúan, la cooperación con los cárteles continúa. La policía, los aduaneros… los que deben aplicar la ley, todavía siguen siendo corruptos y siguen trabajando con estas redes.

-En estos días se ven atentados fueras de nuestras fronteras, ¿Latinoaméroca, entonces, es un objetivo terrorista?

Cada país debe considerarse como un objetivos terroristas. Vimos redes que recogían información para atentados en Brasil durante las Olimpíadas, hay redes activas aquí en Argentina, en la Triple Frontera, en Perú, en otros lugares del Cono Sur… Hay presencia de radicales chiítas y sunitas desde México hasta Tierra del Fuego. Así que no hay un país que sea invulnerable contra la amenaza del terrorismo.

 Hay presencia de radicales chiítas y sunitas desde México hasta Tierra del Fuego. Así que no hay un país que sea invulnerable contra la amenaza del terrorismo

-Hablamos de Argentina, paraguay, Brasil, Bolivia y Perú… ¿Qué pasa con Venezuela?

Venezuela no es solamente un socio de Irán, es la base operativa avanzada de Irán en Latinoamérica. Muchísimas de las actividades de penetración ideológica de Irán en la región empezaron en Venezuela. Un ejemplo muy peligroso es que durante el régimen chavista se dieron pasaportes con nuevas identidades venezolanos a operativos de Hezbollah que viajan por toda la región con menos nivel de sospecha. Irán apoya todavía este régimen. Muchas de las técnicas que las fuerzas de seguridad venezolana utilizan para reprimir las protestas pacíficas de la oposición son parecidas a lo que los iraníes hicieron contra su oposición en 2009, después de la elección de Mahmoud Ahmadinejad. Sabemos que Irán ayudó a Venezuela a construir milicias populares de defensa muy parecidas a los que se llama el Basij, que es una milicia de defensa ideológica central en el mecanismo de represión irani. Copiaron al modelo y los iraníes continúan siendo, con Cuba, los consejeros de este régimen para garantizar su supervivencia.

 Play

-¿Y con Cuba, cuál es la relación de Irán y Hezbollah?

Es una relación de cooperación. Lo más interesante es que un régimen comunista, no exactamente amigo de la religión, no sólo coopera con Irán y lo ve como un compañero de lucha, sino que el régimen cubano le permitió establecer un centro religioso en La Habana cuyo objetivo es convertir a los locales. Hace cuatro años que convierte a cubanos y esos convertidos a la revolución iraní misionan por toda la región.

Infobae

Donald Trump dijo que no descarta “una opción militar” ante la crisis en Venezuela

El presidente de Estados Unidos arremetió contra el régimen de Nicolás Maduro durante un discurso en su club de golf en Nueva Jersey. “Allí la gente está sufriendo, y se está muriendo”, advirtió

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó este viernes que no descarta “una posible opción militar” en Venezuela, azotada por una crisis política y económica.

“Tenemos muchas opciones para Venezuela, incluyendo una posible opción militar si es necesario”, dijo el mandatario desde su club de golf en Bedminster, Nueva Jersey, donde se encuentra de vacaciones.

Trump recordó que Venezuela es “vecino” de Estados Unidos y dijo que “ciertamente” Washington podría optar por una operación militar para resolver la situación en el país sudamericano, donde la dura represión del régimen de Maduro contra las manifestaciones opositoras han dejado al menos 162 muertos.

“Tenemos tropas en todo el mundo en lugares muy lejanos, Venezuela no está muy lejos y la gente está sufriendo y se está muriendo”, dijo a periodistas.

Trump analizó la crisis en Venezuela este viernes, al reunirse con su secretario de Estado, Rex Tillerson, y la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley.

“Venezuela es un desastre, es un desastre muy peligroso y una situación muy triste”, dijo Trump.

Donald Trump tildó de “dictador” a Nicolás Maduro

Donald Trump tildó de “dictador” a Nicolás Maduro

Estados Unidos desconoce la Asamblea Nacional Constituyente impulsada por el presidente Maduro, que la oposición rechaza por considerarla un “fraude” que busca perpetuar al mandatario en el poder.

Las declaraciones de Trump tienen lugar dos días después de que el Tesoro estadounidense impusiera sanciones contra Adán Chávez, hermano del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), y otros siete funcionarios venezolanos por impulsar la Constituyente.

Tildándolo de “dictador”, el gobierno de Trump ya había sancionado a Maduro un día después de la elección de esa Asamblea, y antes a 13 funcionarios y ex colaboradores del mandatario venezolano, acusados de quebrar la democracia, incurrir en corrupción o violar los derechos humanos.

La Constituyente instalada el pasado fin de semana regirá al país con poderes absolutos al menos por dos años, más allá del fin del mandato de Maduro en enero de 2019.

Infobae

Hezbollah impulsa al vicepresidente Tareck El Aissami como reemplazo de Nicolás Maduro en Venezuela

La cadena de TV libanesa Al-Manar, órgano oficial del grupo terrorista islámico, y el diario árabe As Shark al-Awsat mencionan a la controvertida figura sospechada de vínculos con el narcotráfico y el extremismo musulmán como un nuevo líder para la supervivencia del régimen

Tareck El  Aissami asumió la vicepresidencia en enero de este año.

Tareck El  Aissami asumió la vicepresidencia en enero de este año.

Por 

 

Tal vez “el estado de duda” podría ser el término que describe con mayor precisión la situación actual en Venezuela. Ese país, uno de los más ricos del mundo debido a sus reservas de petróleo, sufre una gran crisis económica y política cuyo resultado final es difícil de predecir.

El régimen chavista, sostenido de un hilo por Nicolás Maduro, enfrenta una de las peores crisis económicas y sociales de la historia moderna de Latinoamérica. La figura del presidente Maduro está en franca caída.

El diario árabe As Shark al-Awsat ha informado recientemente que fuentes de la comunidad árabe cercanas al gobierno venezolano confirmaron que desde dentro del chavismo se evalúa un cambio de rostro del régimen que podría depositar en la presidencia a Tareck El-Aissami.

Sectores afines a El-Aissami en Venezuela y Siria han colaborado en la elaboración de un informe dado a conocer por el canal de televisión Al-Manar (órgano oficial de prensa de Hezbollah) en Líbano que impulsaría a Tareck El-Aissami a la primera magistratura venezolana.

Según el informe, muchos ven al descendiente sirio como el sucesor potencial de Maduro, describiéndolo como el “hombre fuerte en las sombras y gran amigo de la resistencia libanesa y el régimen sirio de Bashar al-Assad”.

Nicolás Maduro se enfrenta a protestas diarias contra su gobierno por parte de la oposición, principalmente por grupos de estudiantes, pero también por ciudadanos de todas las edades, quienes piden su salida y elecciones libres dentro del país. Sin embargo, el líder ha buscado escapar de sus problemas actuales con la formación, días pasados, de una Asamblea Constituyente que tendrá poder absoluto.

Resultado de imagen para imagenes de Nicolás Maduro y Tareck El Aissami

Nicolás Madro y Tarek El Aissami

Muchos observadores creen que las opciones para el cambio en Venezuela se encuentran a través de un proceso de negociación real que conduzca a un terreno intermedio entre el gobierno y la oposición. Esto podría significar un gobierno de transición que incluya recambios en el gabinete y el sistema de gobierno. “Las fuerzas armadas son un componente central en cualquier posible cambio en el país”, señaló el diario saudita, que informa del predicamento de El-Aissami en ese ámbito dado que oficiales chavistas que lideraron junto al comandante la revuelta socialista de 1999 ocupan cargos gubernamentales muy cercanos a El-Aissami.

También para el canal de televisión de Hezbollah en Beirut, el vicepresidente y ministro del Interior Tarek El-Aissami es uno de los “soldados no militares de la escuela de Chávez que puede reemplazar a Maduro”.

Como comandante del Consejo de Defensa y Seguridad de Venezuela, El-Aissami es responsable de la defensa nacional y la estrategia de mantener la seguridad interior ante las protestas y los disturbios. De hecho, es el segundo hombre en la pirámide del poder del país.

A pesar de esto, analistas e investigadores de EE.UU. y Colombia ratificaron sus acusaciones sobre El-Aissami a quien involucran directamente en lavado de dinero proveniente del narcotráfico, corrupción y apoyo al terrorismo islámico en el continente latinoamericano y el Caribe.

El hombre impulsado por Hezbollah para ocupar la presidencia de Venezuela, Tareck Zeidan El-Aissami, nació el 12 de noviembre de 1974 en El Vigía, Mérida, al oeste de Venezuela. Es hijo de una familia de inmigrantes drusos sirios. Su padre, Zeidan Amín El-Aissami contrajo enlace con su madre venezolana proveniente de una familia libanesa de apellido Maddah originaria de la zona de Hasbayah. Tareck creció junto a cinco hermanos, está casado y tiene dos hijos. Es familiar directo de Shibli El-Aissami, quien fuera secretario general del Partido Baath iraquí en la era de Saddam Hussein.

Durante su juventud, El-Aissami juró lealtad como miembro del partido socialista árabe Baath en Venezuela. Su primera acción en lo político fue el apoyó a Chávez durante su fracasado golpe de Estado en febrero de 1992.

Tareck El Aissami asistió a la Universidad de los Andes (ULA) en Mérida donde estudió derecho, siendo estudiante, conoció a Adán Chávez, ex ministro de educación (2007-2008) y hermano mayor del futuro presidente Hugo Chávez. Influenciado por Chávez, pronto se acercó a él y se convirtió en activo conductor de grupos estudiantiles izquierdistas inspirados en movimientos revolucionarios castristas y sandinistas. Luego fue elegido jefe de la mayor agrupación estudiantil de la universidad.

Durante sus estudios de post-grado, Aissami, apoyo el Movimiento por la Quinta República de Chávez. Después de su graduación paso a cumplir posiciones dentro del gobierno chavista. Así, inició un rápido ascenso político y tras el éxito de la “revuelta” de Chávez en 1999, fue elegido para el parlamento en 2005, y nombrado viceministro de Interior y seguridad ciudadana en 2007.

Sin embargo, su gran salto político tuvo lugar en 2008, cuando Chávez lo nombró ministro del Interior y Defensa. Después de la muerte de Chávez y el ascenso de Maduro al poder en 2013, Aissami siguió siendo una figura clave y fue designado vicepresidente en enero de 2017.

Para EE.UU, El-Aissami es (de facto) el verdadero hombre fuerte y jefe de la seguridad nacional a través de su comando del consejo de defensa y seguridad. Hay cientos de acusaciones contra él por parte de organismos de inteligencia occidental, círculos políticos y económicos lo señalan como estrecho aliado en América Latina del grupo terrorista libanés Hezbollah.

El Director del Centro para una Sociedad Libre y Segura, el experto en seguridad y terrorismo Joseph Humire, acusó a El-Aissami y a la primera dama Cilia Flores de dirigir una importante organización criminal en el gobierno venezolano. Su nombramiento como vicepresidente fue considerado “muy polémico” en esferas locales e internacionales debido a sus conexiones con el narcotráfico y el terrorismo, dijo Humire.

El papel de El-Aissami en el tráfico de drogas alcanzo su mayor escándalo en 2010 con la detención de Walid Maklad, un importante traficante de drogas y armas venezolano de origen sirio ligado al terrorismo islámico que fue detenido en Colombia. Al momento de su detención, Maklad alegó que trabajaba para El-Aissami en el gobierno venezolano y que su jefe también tenía vínculos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el crimen organizado y las operaciones de contrabando de drogas.

Infobae

Un capitán del Ejército venezolano se declaró en “rebeldía” contra la “tiranía asesina” de Nicolás Maduro

Un grupo de militares protagonizó un alzamiento en el Fuerte Paramacay en Valencia, estado de Carabobo. La situación habría sido sofocada por fuerzas del régimen, pero todavía se registra alta tensión en el lugar. El hombre fuerte del chavismo, Diosdado Cabello, aseguró que se desplegaron tropas y “activaron planes de defensa”

Un grupo de militares de Valencia liderados por el capitán de la Guardia Nacional Bolivariana Juan Caguaripano anunciaron este domingo que se declararon en “rebeldía” contra la “tiranía asesina” de Nicolás Maduro, y enviaron un mensaje al pueblo venezolano a través de un video, reportó El Nacional.

“Nos declaramos en legítima rebeldía, unidos hoy más que nunca, con el bravo pueblo de Venezuela, para desconocer la tiranía asesina de Nicolás Maduro. Aclaramos que esto no es un golpe de Estado. Esta es una acción cívica y militar para restablecer el orden constitucional. Pero más aún, para salvar al país de la destrucción total, para detener los asesinatos de nuestros jóvenes y familiares”, explicó el uniformado.

“Señores de la Asamblea Nacional, ya pasó el tiempo de pactos y acuerdos ocultos entre tiranos y traidores. Necesitamos políticos honestos, que pasen por encima de las cúpulas corruptas que traicionan al pueblo. Exigimos la conformación inmediata de un gobierno de transición y elecciones generales libres”, agrega.

El anuncio precedió a una situación tensa en el cuartel de la Brigada Blindada 41° en Naguanagua, Carababo, un lugar conocido como Fuerte Paramacay.

Varios testigos reportaron detonaciones y movimientos de tropas en lo que habría sido una alzamiento rebelde denominado “Operación David”.

Según la agencia Reuters, que citó a un portavoz del ejército, siete personas fueron arrestadas.

(En redes sociales comenzaron a circular presuntas imágenes de los arrestados, cuya veracidad no pudo ser confirmada)

Por su parte, el líder chavista Diosdado Cabello aseguró el domingo en Twitter que “atacantes terroristas” entraron al fuerte militar, uno de los mayores de la ciudad de Valencia y que hubo varios detenidos.

El diputado y vicepresidente del PSUV también aseguró que las fuerzas del régimen había retomado el control del Fuerte Paramacay, aunque había reportes contrarios.

“Luego del ataque terrorista al Fuerte Paramacay, se activaron planes de defensa, despliegue de tropas, para garantizar la seguridad interna”, señaló Cabello.

Por su parte del ministro de Defensa Vladimir Padrino dijo: “No pudieron con la FANB, con su moral ni con su conciencia constitucional; ahora pretenden agredirla con ataques terroristas. No podrán!!!”.

El episodio se produjo horas después de que una criticada Asamblea Nacional Constituyente sesionara por primera vez, asumiendo poderes especiales sobre el resto de las instituciones del Estado, y en medio de una serie de protestas contra el régimen que han sido brutalmente repelidas por las fuerzas de seguridad con un saldo de más de 100 muertos.

Caguaripano, presunto líder del alzamiento, ya se había expresado en contra de la represión de las protestas contra el gobierno realizado en 2014, y había dicho en ese momento que “no podemos seguir siendo el brazo armado de un partido político”.

Infobae