Archivo de la categoría: UNIÓN EUROPEA

Las élites europeas están decididas a destruir Europa y acabar con su cultura con el arma de la “diversidad”

DM/GM.- Europa está llena de incertidumbre en 2017. Las crisis de la eurozona, los interminables desafíos de la Unión Europea, las elecciones nacionales que se asemejan a disparos fallidos por revólveres cada vez con menos balas. Sin embargo, incluso estos acontecimientos son insignificantes en comparación con los profundos cambios tectónicos que están teniendo lugar bajo la política del continente, cambios que los europeos -y sus aliados- ignoran tanto como el peligro que representan.

A lo largo de la crisis migratoria de los últimos años he viajado por el continente, desde las islas de recepción hasta los suburbios en los que acaban. Esto no sucedería si algunos gobiernos no les invitasen a venir. Angela Merkel fue la primera en invitarles a establecerse junto a sus familias. Luego admitió que nadie esperaba que se quedaran.

Sin embargo, se quedaron. Y lo hicieron pese a que no habían puestos de trabajo para ellos. Y el problema es que siguen llegando. Y más aún que los dirigentes europeos no hacen nada por remediarlo.

Los barcos salen regularmente de Turquía y del norte de África para entrar ilegalmente en Europa. Los sirios que huían de la guerra civil fueron los primeros en llegar de forma masiva. Luego les siguieron gente del África subsahariana, del norte de África, del Medio y Extremo Oriente.

Aunque la mayoría de medios informativos no se ocupan de los inmigrantes, estos siguen llegando en gran número. Cerca de 10.000 personas alcanzan territorio italiano cada semana. ¿Dónde van después? ¿Qué esperan? ¿Y qué esperamos de ellos?

Para encontrar la respuesta a estas y otras preguntas es necesario formular otras más profundas. ¿Por qué Europa decidió que podía acoger a los pobres y desposeídos del mundo? ¿Por qué decidimos que cualquier persona que huyese de la guerra, o simplemente buscara una vida mejor, terminara llegando a Europa y estableciéndose en ella, en la mayoría de los casos a costa de los recursos públicos?

A la llegada masiva a Europa de refugiados sirios, se ha unido la de subsaharianos.

A la llegada masiva a Europa de refugiados sirios, se ha unido la de subsaharianos.

La razón principal está, una vez más, en el sentimiento de culpa que las autoridades alemanas siguen alimentando. Este sentimiento de culpa se ha extendido a buena parte del continente e incluso ha alcanzado a nuestros primos culturales de América y Australia. Hemos aceptado que somos los culpables de todos los males que han ocurrido en el mundo, desde el supuesto holocausto a la esclavitud, y que tenemos que expiar ese “pecado” siendo castigados, incluso si el resultado no es otro que el cambio demográfico en nuestros países.

La canciller alemana Angela Merkel creó las condiciones que han hecho posible este sentimiento colectivo de culpa. Ella acarrea con una tremenda responsabilidad. Geert Wilders, diputado de los Países Bajos, la acusó de tener sangre en sus manos. Lleva razón.

Cuando Merkel decidió abrir las puertas de Alemania a cientos de miles de musulmanes de Oriente Medio y otros países más lejanos, tuvo que saber que los yihadistas se ocultaban entre la gente que entraba en avalancha. También tuvo que saber que la policía alemana no tenía forma de controlar la masa que entraba y que se vería rápidamente superada por el número de gente que tendría que controlar. Y aún así, lo hizo.

Cuando se produjeron cientos de violaciones y agresiones sexuales en Colonia y otras ciudades de Alemania en Nochevieja el año pasado, dijo que los perpetradores serían castigados “con independencia de su origen”, pero no cambió su política. Cuando se produjeron ataques en Hanover, Essen, Wurzburgo y Múnich, tardó en hacer declaraciones, y después pronunció frases esterilizadas sobre la “necesidad” de combatir el crimen y el terrorismo. Pero siguió sin cambiar de política.

No cambió de postura hasta hace poco, al parecer porque quería volver a ser candidata en 2017 y estaba viendo decrecer su popularidad.

Es imposible que ignorara las advertencias de los servicios de inteligencia alemanes y estadounidenses respecto a que los terroristas del Estado Islámico se estaban ocultando entre los refugiados y que planeaban utilizar camiones en atentados en periodo navideño. La situación soportada por los alemanes ha sido extremadamente difícil de sobrellevar durante más de un año. La tasa de crímenes se ha disparado; han entrado enfermedades erradicadas hace décadas, sin vacunas –que se dejaron de fabricar hace tiempo– para tratarlas; el Gobierno está confiscando segundas viviendas para acoger a los migrantes sin compensar a los dueños, y así sucesivamente. No llevó mucho tiempo descubrir que el principal sospechoso del atentado en Berlín era un solicitante de asilo que vivía en un centro de refugiados.

En otro país, Merkel habría tenido que dimitir por la vergüenza; en Alemania, se presenta a la reelección.

La población alemana está envejecida y la tasa de natalidad es peligrosamente baja: 1,38 hijos por cada mujer. Los inmigrantes están reemplazando a la población alemana, que ha ido desapareciendo poco a poco. Los alemanes que fallecen son cristianos o, más a menudo, laicistas no religiosos. Como en todas partes en Europa, el cristianismo está desapareciendo; los inmigrantes que están reemplazando a los alemanes son musulmanes.

La economía alemana sigue fuerte, pero está perdiendo impulso. Los retornos sobre el capital invertido van en descenso. En un momento en que el capital humano es la principal fuente de beneficios, el alemán está colapsando: la gente de países subdesarrollados no puede reemplazar fácilmente a los alemanes, altamente cualificados. La mayoría no tiene competencias para competir en el mercado; los recién llegados permanecen mucho tiempo en el paro y la dependencia. Del millón doscientos mil migrantes que llegaron a Alemania en 2014 y 2015, sólo 34.000 encontraron trabajo. Si la tasa de desempleo es baja, es porque hay una creciente escasez de trabajo: hoy, el 61 % de los alemanes tiene entre 20 y 64 años. Se espera que, para mediados de siglo, la cifra caiga al 41 %.

Los discursos de la propaganda políticamente correcta que se emiten infatigablemente en Alemania –como en el resto de Europa– nunca hablan de demografía. En su lugar, refutan cualquier evidencia de que la economía alemana no vaya bien. También dicen que el islam y el cristianismo son equivalentes; son obstinadamente ciegos al hecho de que el islam es más que una religión: es un sistema político, económico y moral que abarca todos los aspectos de la vida, y que jamás ha coexistido durante mucho tiempo o en paz con una cultura distinta a la suya. Estos discursos ignoran casi completamente el auge del islam radical y el terrorismo islámico; sostienen, en cambio, que el islam radical es una confesión marginal, y que el terrorismo islamista sólo recluta a lobos solitarios o enfermos mentales. Sobre todo, repiten constantemente que cualquier crítica a la migración o el islam es ignominiosa y racista.

La población alemana está intimidada por el miedo, por la conducta antisocial de muchos inmigrantes y por la política de declaraciones de sus propios Gobiernos. Muchos alemanes ni siquiera se atreven a hablar. Los que usan el transporte público se resignan a los insultos. Agachan la cabeza y corren a refugiarse en sus casas. La asistencia a restaurantes y cines está cayendo en picado. Las mujeres se han resignado a llevar ropas “modestas” y a cuidarse de no salir solas. Las protestas organizadas por Pegida (Europeos Patriotas contra la Islamización de Occidente) jamás han atraído a más de un millar de personas después de que sacaran una foto de su fundador donde aparecía caracterizado de Hitler.

Alternativa para Alemania (AfD), el partido que pide frenar la inmigración musulmana en Alemania y no deja de sumar votos, sigue siendo no obstante un partido minoritario. La ley que condena la incitación al odio (Volksverhetzung), presumiblemente concebida para evitar una vuelta a las ideas nazis, es esgrimida como una espada contra cualquiera que hable con demasiada crudeza de la creciente islamización del país.

Ciudadanos suecos se manifiestan en apoyo a los refugiados, el pasado mes de septiembre.

Ciudadanos suecos se manifiestan en apoyo a los refugiados, el pasado mes de septiembre.

Nada describe mejor el actual estado de Alemania que el triste destino de Maria Landenburger, una muchacha de 19 años asesinada a principios de diciembre. Maria Landenburger, miembro de una organización de ayuda a los refugiados, estaba entre los que dieron la bienvenida a los migrantes en 2015. Fue violada y asesinada por una de las personas a las que estaba ayudando. Su familia pidió a quienes quisieran rendir homenaje a su hija que donaran dinero a a las asociaciones de ayuda a los refugiados, para que pudieran venir más refugiados a Alemania.

La gran mayoría de los alemanes no quiere ver que Alemania está en guerra porque un enemigo inmisericorde se la ha declarado. No quieren ver que se ha declarado la guerra contra la civilización occidental.

Aceptan la derrota y hacen dócilmente lo que los yihadistas quieren que hagan: someterse.

En un análisis sobre el atentado del 19 de diciembre contra el mercado navideño, el periodista alemán Josef Joffe, director de Die Zeit, explicó la decisión de Merkel de acoger a los refugiados como “un acto de expiación”, y una forma de dar cobijo a una población amenazada siete décadas después del Holocausto. También explicó la pasividad de muchos alemanes por un sentimiento de culpa colectiva.

Si muchos alemanes se sienten llenos de culpa colectiva dando la bienvenida a cientos de miles de musulmanes que dicen abiertamente que quieren sustituir la cultura cristiana de Alemania con el islam, y que están reemplazando a su población cristiana con una musulmana –que incluirá asesinos despiadados entre sus filas–, es una prueba de que, o bien los alemanes se odian hoy tanto a sí mismos que desean su propia destrucción, o bien han perdido la voluntad de plantar cara por aquello que les importa: un acto al que se le llama rendición.

También hay, para Europa, el sentido de lo que llamamos cansancio -el sentimiento de que la historia podría haberse agotado: que hemos intentado la religión, todas las formas imaginables de la política, y que cada una de ellas, una tras otra, nos ha llevado al desastre . Cuando contaminamos todas las ideas que tocamos, tal vez un cambio sea tan bueno como un descanso.

Llegada de un grupo de refugiados en lancha a la costa nororiental de la isla de Lesbos (Grecia).

Llegada de un grupo de refugiados en lancha a la costa nororiental de la isla de Lesbos (Grecia).

A menudo se argumenta que nuestras sociedades son viejas, con una población gris, y por eso necesitamos inmigrantes. Cuando se cuestionan estas teorías -por ejemplo, por qué la próxima generación de la fuerza de trabajo de Alemania no puede venir de Grecia desempleada en lugar de Eritrea- se nos dice que necesitamos trabajadores poco calificados que no hablan nuestras lenguas porque hace que Europa sea más interesante culturalmente. Es como si un gran agujero estuviera en el corazón de la cultura de Dante, Bach y Wren.

Cuando la gente objeta que a una mayor inmigración de países musulmanes, aumenta el riesgo de atentados terroristas, se le dice que es algo inevitable debido a la globalización. Algo así como un “mal menor” con el que hay que aprender a convivir.

Los políticos mundialistas europeos no están dispuestos a variar el rumbo y, ocurra lo que ocurra, no van a renunciar al objetivo de aniquilar la cultura europea y destruir nuestro viejo continente. Cuentan para ello con poderosísimos apoyos económicos y mediáticos.

La única esperanza que queda es el rechazo masivo de los ciudadanos europeos a las siniestras pretensiones de los líderes continentales. Hay algunos datos que nos invitan al optimismo. Crece el rechazo a la llegada de inmigrantes. A principios de este año se llevó a cabo una encuesta entre ciudadanos de 10 países europeos: Se les preguntó si estaban o no de acuerdo con la inmigración musulmana en sus países. En ocho de esos diez países, incluidos Francia y Alemania, los ciudadanos respondieron negativamente.

En las últimas décadas, Europa ha pretendido redefinirse apostando por el fracasado modelo de la “diversidad”. A medida que el terrorismo crecía y llegaban más inmigrantes, la opinión pública comenzó a mostrarse refractaria. Hoy, la “diversidad” sólo es defendida por las élites. Sospechosamente sordas al creciente clamor en contra, insisten en este modelo como el único posible para Europa.

Las políticas migratorias que promueven las élites europeas nos sugieren que estamos hablando de auténticos psicópatas suicidas. Descartada la posibilidad de que cambien, sólo nos queda aferrarnos a una gigantesca movilización de los ciudadanos europeos en contra de sus dirigentes. Muchos apostamos por esa acción movilizadora como el único camino hacia nuestra supervivencia.

Alerta Digital

Más de 1200 ilegales invasores musulmanes, fueron transportados a Europa por las ONG y los traficantes de humanos en menos de 10 horas.

Miles de gorrones musulmanes africanos que se hacen pasar por refugiados han sido ‘rescatados’ de balsas de goma y fueron hacinados en barcos en tan sólo 10 horas, en una enorme operación conjunta ‘de rescate’ llevada a cabo por organizaciones benéficas religiosas y ONG. Los invasores que viajaban en las balsas improvisadas, con la esperanza de llegar a Europa, eran de toda África, provenientes de naciones como Nigeria, Congo, Malí y Sudán.

Primero Bretaña  Los guardacostas italianos han rescatado a unos 800 invasores musulmanes. La operación siguió a la intercepción de 906 invasores en las costas de la ciudad occidental de Libia de Sabratha. La organización de ayuda española, proactiva de brazos abiertos, también salvó a unos 600 migrantes que habían abandonado Libia con destino al sur de Sicilia.

Reino Unido expreso   Desde el amanecer hasta el anochecer del sábado, las balsas navegaban en aguas internacionales mientras cientos de musulmanes huyen de Libia cada día. La Unión Europea ha perdido 78 milliones de £ por el respaldo al Gobierno de Libia y su asediado guardacostas ‘oficial’, mientras que a las milicias antidisturbios se les dio un plazo en el país.

Sin embargo, el acuerdo no ha protegido a los que viven en Libia, o a los que hacen los cruces a Italia. Las ONG que ayudan a rescatar a los aspirantes a migrantes en el agua han sido sorprendidos por la decisión de la UE, bajo la Declaración de Malta, para tratar de detener los barcos. (Australia lo hizo y los barcos se detuvieron)

Ayer, fueron esas ONG, que son financiadas por los ciudadanos comunes, las que ayudaron a los invasores musulmanes varones, sobre todo, para llegar a la primera parada en su camino a refugios de bienestar de Europa occidental.

Dirigidas por el CMM en Roma, las ONG fueron llamadas a las 05 a.m. y a las 3 p.m.. Algunas balsas ya estaban desinflándose (intencionalmente) o habían desaparecido durante horas cuando los equipos de rescate se abalanzaron para proporcionar chalecos salvavidas a los gorrones musulmanes yihadistas, y violadores y darles el paso seguro a Italia.

Misiones de rescate estrechamente controladas se llevaron a cabo con socorristas, médicos y expertos navegantes de la ONG española Proactiva de brazos abiertos con el lanzamiento de la primera a las 5 am hora local. Cuando la luz del día se ocultó, una balsa con 112 a bordo, incluyendo 22 menores de edad (menores de 40), fue rescatado por Proactiva.

Mientras tanto, más botes de goma, hechos por traficantes para cruzar el Mediterráneo fueron encontrados por organizaciones benéficas en la búsqueda y rescate (SAR) en la zona a 13 millas fuera de Trípoli.

Según el testimonio de esos salvavidas, el mar se ha podido cobrar varias vidas si ellos no hubieran estado allí, miles hubieran perecido en el peligroso cruce.

Fuentes:

Reino Unido expreso y Primero Bretaña

Cuanto mas la UE amenaza con acciones legales en contra de los países del Este de Europa por no aceptar las cuotas de refugiados musulmanes, cuanto mas cerca está la UE de la implosión.

Lamentablemente, a diferencia de Polonia, Hungría y la República Checa, Eslovaquia ha cedido ahora a las amenazas de la UE y ha abierto sus puertas a los gorrones musulmanes que se hacen pasar por refugiados. Ellos lo lamentarán.

Izquierdistas y musulmanes están indignados por la audiencia que se llevó a cabo en el Senado de los EE:UU. acerca de la “ideología y el terrorismo islamista”

El subcomité de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales del Senado llevó a cabo una audiencia  sobre “Ideología y terror: La comprensión de las herramientas, tácticas y técnicas del extremismo violento” presentada por una ex-musulmán, Ayaan Hirsi Ali, y una feminista musulmana liberal, Asra Nomani, que han utilizado sus posiciones para argumentar en favor de las políticas de lucha contra el terrorismo.

Ayyan Hirsi Ali Y ASRA NOMANI

HuffPost : Ali, nacida en Somalia, ex miembro del parlamento holandés, aparece como una extremista anti-musulmán ante el universalmente desacreditado Centro comunista de derecho contra la pobreza absoluta del sur, financiado por George Sorus. Ali ha llamado al Islam una “secta destructiva nihilista de la muerte” que debe ser “derrotada” militarmente. Ella ha dicho que el Islam está “en guerra contra Estados Unidos” y que “no existe un Islam moderado”.

Nomani , La reportera musulmana estadounidense y ex-periodista en el Wall Street Journal, ha apoyado la elaboración de perfiles de los musulmanes en los aeropuertos y dijo que de esa forma se “aliviaría” a la policía de Nueva York que en la actualidad se dedica más a los controles en masa, la sospecha, menos a la vigilancia de los musulmanes en Nueva York. Ella fue noticia después de la elección en 2016 cuando declaró su apoyo al presidente Donald Trump, cuya campaña fue inundada por ideas en contra de los musulmanes. Más tarde ella se fue a favor de la prohibición musulmana de Trump.

Ali y Nomani, según testimonios presentados este miércoles, describen a las organizaciones musulmanas americanas convencionales como el Consejo Islámico de Relaciones Americanas y el Consejo Musulmán de Asuntos Públicos como protagonistas de una conspiración mundial para islamizar a los países occidentales, como los EE.UU., en la sustitución de sus leyes por las interpretaciones brutales de la sharia, o la ley islámica.

Ambos testimonios dieron la alarma sobre, cómo ven ellas a los musulmanes “desde su interior.”

El testimonio de Ali habla elogiosamente de los esfuerzos de Europa para cerrar mezquitas, y pide al Congreso para dar al presidente Trump el poder de “identificar y desmantelar los” grupos islamistas en los EE.UU. En un testimonio hoy, Ayann Hirsi Ali llama a   y  ‘islamistas’, y los compara con los nazis y los fascistas 

Hirsi Ali  explicó que la intimidación y el avance de la meta de la imposición de la ley islámica (sharia) en la sociedad son principios fundamentales del Islam político. Observó que el “islamismo” es la ideología que impulsa el Islam político y la “dawa” que proporciona los medios por los cuales se propaga, añadiendo:

La estrategia utilizada por los Estados Unidos para combatir el extremismo islámico violento ha “fallado”, ya que se ha centrado exclusivamente en los actos de violencia sin tener en cuenta la ideología que impulsa a los yihadistas y a los islamistas, argumentó Ali.
Ella dijo a los legisladores, “La estrategia dominante que se ha utilizado desde el 9/11 hasta el presente, se ha centrando sólo en la violencia islamista y ha fracasado. Al centrarse únicamente en los actos de violencia, hemos dejado de lado la ideología que justifica, promueve, celebra y alienta la violencia, y los métodos que la Dawa utiliza para propagar esa ideología “.
Con el fin de revertir su fracaso, los Estados Unidos tienen que luchar “una guerra de ideas contra el Islam político (o‘islamismo’) como una ideología y contra los que llevan la voz de la ideología”, aconsejó Ali.
Según una estimación, el 10-15 por ciento de los musulmanes del mundo son islamistas. Fuera de más de 1,6 mil millones, o el 23 por ciento de la población del mundo, lo que implica a más de 160 millones de personas “, mencionó Ali. “Con base en datos de la encuesta sobre las actitudes hacia la sharia en los países musulmanes, el apoyo total para las actividades islamistas en el mundo es probable que sea significativamente mayor que la estimación.”

El testimonio de Nomani afirma que “hay que investigar, exponer y crear una lista negra de todos los patrocinadores estatales y no estatales” del islamismo, incluyendo “mezquitas, organizaciones no lucrativas, escuelas, centros de investigación, instituciones académicas y líderes de opinión.”

Otro testigo, John Lenczowski, fundador y presidente del Instituto de Política Mundial, advirtió acerca de “la civilización de la Yihad”, basada en un plan llamado “El Proyecto”, publicado por la Hermandad Musulmana, que reúne los detalles de la trama musulmana para hacerse cargo de los países occidentales.

La audiencia del miércoles fue la décima realizada por el senador Johnson acerca del extremismo violento, todas las cuales se han centrado exclusivamente en el yihadismo radical.

Después de emigrar a países no musulmanes como los EE.UU., Lenczowski escribe en su testimonio, los musulmanes tratan de establecer sociedades “paralelas” de la sharia, y luego, “a través de mayores tasas de natalidad que los de la población nativa” establecen en una forma “irreversible” y “predominante su influencia política.”

El testimonio de Lenczowski también habló sobre la proliferación de centenares de “zonas prohibidas” en Europa, en países como Francia, al menos 55 en Suecia, y cientos más en todo el Reino Unido y Europa Occidental.

En un comunicado enviado el Miércoles, el Consejo Musumán de Asuntos Públicos dijo que estaban “consternados” ya que la audiencia se centró “casi exclusivamente en la comunidad musulmana.” “El hecho de señalar a los musulmanes de esta manera sólo engendra miedo, y es una especie de relato de una guerra cósmica entre el Islam contra Occidente, y va en contra de las tendencias actuales de extremismo violento doméstico “, escribió MPAC.

MPAC también expresó preocupación por la selección de Ali y Nomani como panelistas en la audiencia del miércoles. la oficina de Johnson no respondió a una solicitud de HuffPost para hacer comentarios.

 A continuación se presentan las declaraciones anteriores de Ayaan Hirsi Ali y Asra Nomani acerca de la amenaza islámica.

AYAAN HIRSI Ali

ASRA NOMANI

Europa se prepara para combatir atentados terroristas con armas químicas, biológicas, radiológicas, nucleares y drones bomba

La Oficina de la Policía Europea (Europol) presentó su nuevo informe sobre amenazas yihadistas. En los foros extremistas circulan guías para fabricar de manera casera explosivos

(Reuters)
(Reuters)

Atentados yihadistas con drones explosivos es la nueva amenaza sobre la cual advierte el informe anual sobre terrorismo de la Oficina de la Policía Europea (Europol). El temor es que la técnica, en uso en las “crisis en Irak y Siria, pueda inspirar a otros” llegando también a Europa, aumentando el número de muertos por el terror islamista, que sólo en 2016 causó diez ataques en países de la Unión Europea, con 135 víctimas.

Además derivó en 718 arrestos, sobre todo en Francia (429), donde se registró un aumento de detenciones, por tercer año consecutivo.

El informe fue presentado por Rob Wainwright, director de la agencia en Malta, en ocasión de la reunión informal de los ministros del Interior de la Unión, con la presencia también de los comisarios de Migración, Dimitris Avramopoulos, Seguridad, Julian King, y Justicia, Vera Jurova.

El texto ratifica el alerta por posibles ataques con armas químicas, biológicas, radiológicas y nucleares.

(AP)

(AP)

Los temores se basan, entre otras cuestiones, sobre los últimos pedidos difundidos por la online del Califato, que ha compartido tácticas y posibles objetivos para este tipo de acciones.

También una guía para terroristas que fabrican ellos mismos los artefactos, subida a la web, en la cual se enseñaba a extraer la toxina letal de la ricina.

La preocupación de los gobiernos aumentó por el tema del masivo número de regresos de los “combatientes extranjeros” esperados en Europa, con la probable derrota militar del Estado Islámico en Irak y Siria, verdaderos campos de entrenamientos del horror también para el frente adversario de Al Qaeda.

Europol considera que en ambas organizaciones no hay solo “voluntarios” sino también “intención y capacidad de poner en práctica ataques de masas, complejos”.

Por otra parte, en el informe se destaca que uno de los nuevos elementos del cual se enriqueció la propaganda del Califato es que “en caso de derrota”, los propios miembros “lleven adelante la lucha en otras áreas”.

(AP)

(AP)

Según las estimaciones de la UE, son más de 5 mil los mujaidines, que partieron sobre todo de Bélgica (que detenta el primado en términos de cifra por capita), Francia, Alemania, y Gran Bretaña. Mientras que para Turquía son 7.760 los nombres de combatientes extranjeros de la Unión que aparecen en la lista negra. En cuanto a Holanda es posible que sean docenas los operativos en suelo europeo, mientras que Italia expresa preocupaciones sobre posibles células dormidas del EI y de Al Qaeda, uniendo su voz a la de los países que ven en los “lobos solitarios” y en los pequeños grupos radicalizados las amenazas principales a la seguridad nacional.

Del análisis de los datos emergió que las mujeres asumieron roles más operativos en las actividades terroristas, así como niños y jóvenes adultos.

El 26% de las personas arrestadas en 2016 eran mujeres, “un aumento importante”, si se compara con el 18% de 2015, y en general al menos un tercio eran muy jóvenes, de 25 años o menos.

Con información de ANSA

La República Checa está pensando seriamente en abandonar la Unión Europea.

De acuerdo con el reconocido ex presidente checo, Václav Klaus, “Es el momento de comenzar a preparar a la República Checa para abandonar la Unión Europea, ya que es la única manera de“salvar al país de las cuotas obligatorias de la Comisión Europea para la toma de invasores musulmanes que se hacen pasar por refugiados.

Klaus no es partidario de la corrección política, o bien, a juzgar por lo que dijo de Obama:

InvestmentWatchdog   “Protestamos contra el intento de castigarnos y de tratar de obligarnos a la sumisión, dijo Klaus .. De acuerdo con Klaus, la República Checa se niega a ser inundada con los extranjeros musulmanes que sólo quieren dominar, y no a ser asimilados . Él no ve ninguna razón para convertir a un país de mayoría cristiana en un agujero infernal islámico.

Al parecer, el actual presidente checo, Milos Zeman, está de acuerdo:

Por otra parte, las subvenciones que son recibidas de la UE, subvenciones estas que Bruselas está amenazando con cortar por el incumplimiento de las cuotas, de acuerdo con Klaus, no son requeridas ni necesarias para su país. 

“Es hora de empezar a preparar a nuestro país para buscar una salida de la Unión Europea . Es la única forma en que nuestro estado, que hemos heredado de nuestros antepasados seguirá siendo el mismo país y tenemos la obligación de transmitirlo a las generaciones futuras “.

Fuente: InvestmentWatchdog

Italia: El gobierno ordena a las pequeñas ciudades a encontrar espacio para alojar y alimentar a 250.000 invasores ilegales musulmanes.

Más de 500.000 musulmanes invasores Tercermundistas que pretenden ser refugiados, han aterrizado en Italia desde el año 2014, y al menos 200.000 siguen viviendo en centros de recepción de extranjeros ilegales en todo el país.

Nuevo Observador  Controlado por Merkel El gobierno italiano ha ordenado a todos los municipios italianos a encontrar espacio para unos 250.000 nuevos invasores, la mayoría provenientes del África-este subsahariana este año, frente a los 180.000 del año pasado.

Mientras tanto, aproximadamente la mitad de los italianos no quieren que el país tome a más personas, el encuestador Renato Mannheimer dijo a la agencia de noticias Reuters.

residentes italianos protestan por la inundación de ilegales musulmanes con una bandera que dice: “Basta de inmigrantes no civilizados”

Italia está “acomodando” un aumento del número de invasores musulmanes africanos porque los países del norte han endurecido sus fronteras y algunos estados de la UE se han negado a participar en un plan para reubicar a 160.000 de los invasores de Italia y de Grecia.

Hasta ahora un poco más de 20.000 invasores se han vuelto a poner bajo el plan y la Unión Europea ha iniciado acciones legales contra Polonia, Hungría y la República Checa por negarse a aceptarlos.

Mientras tanto, no ha habido tregua en la invasión, ya que la cantidad de africanos que toman ventaja de los liberales europeos tanto en el sector estatal como en el privado, han aumentado. Ahora están recogiendo a un grupo cada vez mayor de africanos dentro de cinco o diez millas de la costa de Libia y los están transportando a Italia de forma gratuita.

El número de los que están invadiendo desde África se ha incrementado en más de un 40 por ciento en comparación con el año anterior, según se ha sabido.

En las costas de Grecia en la actualidad hay “sólo” entre 80 y 100 invasores que llegan todos los días, mientras que antes llegaban alrededor de 2.500 todos los días, de acuerdo con Fabrice Leggeri, jefe de la fuerza de frontera de la UE. Entre los que llegan desde África a través del Mediterráneo central y Libia, la mayoría proceden de África Occidental. Son de Senegal, Guinea, y algunos nigerianos.

De acuerdo con un reciente informe de la agencia de aplicación de la ley de la UE, Europol, las bandas de contrabando de invasores-gorrones dentro de Europa han tenido unas ganancias de 4,7 mil millones de euros (5.7 mil millones $ 5.1 millones-$ 6.1 mil millones en 2015).

Los fondos se trasladaron a veces abiertamente a través del servicio de transferencia de dinero de Western Union, especialmente en el oeste de África. En África oriental, los traficantes utilizan más a menudo ‘hawala’, un sistema informal de pago basado en la confianza, ya que es mucho más difícil de identificar, que las transferencias bancarias.

Los invasores del oeste de África comienzan tomando un autobús, dijo Leggeri. El territorio de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) es algo similar a la zona Schengen sin visados, donde los individuos pueden viajar libremente dentro de ella por un módico precio de alrededor de 20 euros.

Una vez que las hordas africanas llegan en Niamey, la capital de Níger, la actividad ilegal comienza y deben desembolsar hasta 150 euros cada uno para llegar a la zona norte del país y de la frontera con Libia. Luego viene el cruce que puede costar hasta 1.000 euros, dependiendo de la embarcación.

La ruta este de África, que se origina en el Cuerno de África y que es utilizada por eritreos, somalíes y etíopes, es más caro.

El viaje está organizado por bandas criminales nacionales que trabajan en conjunto, por lo que una red de Sudán, por ejemplo, va a entregar a sus clientes a una red de Libia en la frontera. Allí, la cuota puede llegar a 3.000 euros, desde el Cuerno de África hasta el final a Italia.

Fuente: Nuevo Observador