Archivo de la categoría: TURQUÍA

Ultimátum saudita a Qatar: cortar los lazos con Irán y cerrar Al Jazeera

Los países árabes que encabezaron la crisis con Qatar han enviado una lista de demandas, a través Kuwait, al emirato árabe con la intención de negociar la solución del conflicto diplomático iniciado el pasado 5 de junio, informó la cadena saudita Al Arabiya.

Arabia Saudita, Egipto, Bahréin y Emiratos Árabes Unidos (EAU) han redactado una serie de puntos para iniciar la negociación para solventar la crisis con el pequeño país, al que acusan de financiar el terrorismo y socavar la estabilidad de Oriente Medio.

Según el canal, estos Estados pidieron, a través de Kuwait, que actúa como mediador en el conflicto, cortar las relaciones diplomáticas con Irán, país al que acusan también de apoyar el extremismo.

Guardia Revolucionaria de Iran
Guardia Revolucionaria de Iran

Asimismo, exigieron a Doha el cierre del canal qatarí Al Jazeera, cuyas oficinas en esos tres países están siendo clausuradas, medida a la que se ha sumado también Jordania, mientras que en Egipto el canal fue cerrado en 2013.

Otro de los puntos solicitados fue el cierre de la base militar turca en el emirato.

Turquía apoya a Qatar desde el comienzo de la crisis, y ha enviado alimentos y agua para compensar el veto comercial impuesto por Arabia Saudita.

Asimismo, ha reforzado su presencia militar en el país árabe, pues dos días después de que Arabia Saudita cortara las relaciones con Qatar, el Parlamento turco ratificó un acuerdo cerrado el pasado abril que preveía el envío de fuerzas a Qatar, que comenzaron a desplegarse.

Los Estados árabes dieron un plazo de diez días a Qatar para que se cumplan estas demandas.

Qatar ha negado todas las acusaciones, pero las autoridades del país han afirmado que están abiertas a negociar y no han tomado represalias contra los ciudadanos de los países árabes.

En un intento de normalizar las relaciones, el Gobierno de Qatar felicitó al nuevo heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salman. 

Aurora

Wikileaks revela la trama oculta que hizo estallar la guerra de Siria y el objetivo de atraer a millones de refugiados a Europa

Recientemente, Wikileaks ha hecho público un extenso archivo de 57.934 correos electrónicos de la dirección personal de email de Berat Albayrak, yerno del presidente turco Recep Tayyip Erdogan y Ministro de Energía de este país.

Los mensajes filtrados demuestran que el Gobierno turco contrabandeó con el petróleo controlado por los terroristas islamistas del Estado Islámico en Irak y revelan cómo el Ejecutivo de Erdogan trata de acabar con la libertad de prensa en su país, castigando a los medios de comunicación críticos y tratando de manipular las redes sociales. Pero, sobre todo, analizando con detenimiento los miles de correos electrónicos de Berat Albayrak pueden extraerse informaciones cruciales para entender el origen de la guerra en Siria y para comprender las razones por las que los dirigentes de los principales países europeos se han convertido en los principales impulsores de las políticas a favor de la llegada de millones de inmigrantes y refugiados al viejo continente.

Orígenes de la guerra de Siria

Berat Albayrak, ministro turco de Energía y yerno de Tayyip Erdogan

Berat Albayrak, ministro turco de Energía y yerno de Tayyip Erdogan

En uno de los correos filtrados por Wikileaks, el analista turco Mehmet Ozhan envía a Berat un email en el que se recoge una extensa información de oil-price.com que explica cómo, en 2012, Catar se había empeñado en construir un gasoducto desde su territorio hasta Turquía a través de Siria, ya que los cataríes, que se encuentran entre los principales productores de gas del mundo, no querían dejar de perder la oportunidad de vender su preciada producción a Europa, siempre excesivamente dependiente de los suministros rusos. El presidente sirio, Bashar al Assad, entendió rápidamente que se encontraba en una posición de fuerza y decidió subir la apuesta creando un diferente diseño geoestratégico y una fuente alternativa de combustible para el oleoducto que habría de acercarse a Europa a través de Siria.

En este punto, hay que recordar que la mayoría de los países de Oriente Medio, incluyendo Siria, son musulmanes sunitas. Por el contrario, el régimen post-Hussein en Irak, diseñado por Estados Unidos, fue dominado por los musulmanes chiítas. Bashar al Assad es un musulmán alauí -un credo también chií que los sunitas de Catar y Arabia Saudí quisieran ver borrado de la faz de la Tierra-. Por este motivo, y en lugar de dar alas a un posible oleoducto Catar-Turquía, el presidente sirio firmó un acuerdo con el gobierno chiíta de Irak y otro con su vecino Irán, la mayor nación chiíta del mundo. Así nació el proyecto de oleoducto Irán-Iraq-Siria.

En un momento en el que la economía siria se encontraba absolutamente estancada, Assad ideó un plan de gasoducto alternativo que llevaría el gas iraquí a Irán y al resto de Europa. Este proyecto, además, complació a Vladimir Putin, ya que éste tenía firmado acuerdos de larga duración con Irán, un país con el que Rusia siempre se había mantenido cómodo a la hora de establecer precios para el gas. Además, es muy importante tener en cuenta que la única base militar de Rusia en el Mediterráneo se encuentra en la costa de Siria, lo que estratégicamente permitiría a Putin controlar un segundo gasoducto a Europa. Por ello, el oleoducto iraní hacia Siria rápidamente se convirtió en una prioridad para Moscú y, consecuentemente, Assad y los rusos comenzaron a moverse para paralizar el proyecto de gasoducto de Catar y para promover el plan iraní. Pero, en el camino, Bashar al Assad se había ganado unos enemigos muy poderosos…

Un correo fechado en el mes de octubre de 2015 que, según Wikileaks, fue hallado en el ordenador personal del Ministro de Energía turco, explica cómo la decisión de Assad indignó a las monarquías sunitas de Arabia Saudí y Catar que, gracias a sus compras masivas de armamento norteamericano y británico, se jactaban de tener a las potencias occidentales en un puño “para que lucharan por ellas”. Por este motivo, según este email, “el presidente Obama y el primer ministro de Gran Bretaña, David Cameron, no tardaron en programar ataques aéreos contra Siria en un esfuerzo por derrocar a Assad. Pero, a finales de agosto de 2013, el parlamento británico votó en contra de esta acción, lo que, a su vez, ejerció una fuerte presión sobre el presidente estadounidense, quien calculó que el Congreso de Washington seguiría el ejemplo de Londres y bloquearía cualquier ataque contra Siria. Paralelamente, Rusia incrementó la apuesta moviendo sus barcos de guerra al Mediterráneo, listos para defender Siria. Los principales amigos de Arabia, Estados Unidos y Gran Bretaña, retrocedían, y fue en ese momento cuando el rey saudí decidió resolver él solo el problema de Siria”.

Tal y como se recoge en los correos electrónicos de Berat Albayrak, ministro turco de Energía y yerno de Tayyip Erdogan, publicados por Wikileaks, “el primer paso que dieron Arabia Saudí y Catar fue incrementar su apoyo económico a la Hermandad Musulmana, que pretendía imponer el control sunita en todos los países del Medio Oriente. Los saudíes persuadieron a los Estados Unidos para que apoyaran esta política y los grandes medios de comunicación occidentales se sumaron a esta causa al encuadrar las acciones totalitarias de los Hermanos Musulmanes bajo el benevolente paraguas de las ‘primaveras árabes’”.

“Por otro lado, Arabia Saudí también tomó otra decisión trascendental: abaratar el precio de su petróleo, lo que provocaba una grave pérdida de competitividad al petróleo ruso, impedía a Irán (beneficiada por el reciente levantamiento del embargo) reestructurar su industria del crudo, paralizaba la producción de fracking en Estados Unidos. De este modo, los saudíes castigaban a todos los implicados en el apoyo a Assad en el Gobierno sirio”.

Lo que ya se conoce como el “Berat’s Box”, la más importante filtración de correos electrónicos de un alto cargo del Gobierno turco que ha tenido lugar hasta la fecha, también explica cómo Catar y Arabia Saudí han sido claves en el fomento y la financiación de grupos terroristas musulmanes sunitas en Irak y Siria, incluyendo, por supuesto, el autodenominado Estado Islámico (EI).

Oleadas de inmigrantes hacia Europa

Refugiados en Dinamarca

Refugiados en Dinamarca

Los documentos exponen como el EI ha sido ampliamente financiado por donantes de Arabia Saudí y Qatar, “pero no controlado por ellos”. De hecho, los líderes del Estado Islámico, en sus diferentes ramas, buscan ingresos que les permitan avanzar por delante de los líderes de las ramas rivales y obtener independencia política de Arabia Saudí. En el norte de Irak, por ejemplo, manejan las refinerías de petróleo que toman para obtener ganancias. Pero, por el contrario, en Libia destruyen las refinerías como si éstas fueran una ofensa hacia Dios. La rama libia del EI prefiere el dinero fácil del contrabando de personas, ya que “las rutas de tráfico de personas establecidas también les sirven para proyectar combatientes a todo el mundo”.

“La estrategia es clara: el Estado Islámico provoca el caos en Siria, genera una grave crisis humanitaria para que los refugiados huyan y el propio Estado Islámico, generalmente a través de Libia, ofrece a estos refugiados, entre los que introduce a sus terroristas, una ruta hacia Europa”.

Para completar el cuadro, y según se revela en el correo electrónico en poder de Berat Albayrak que incluye un análisis realizado por la web oil-price.net, “no es una coincidencia que en este punto, Alemania, de repente, decidiera ofrecer recompensas de bienestar muy generosas a cualquier inmigrante ilegal que pudiera llegar, a través del Meditarráneo, desde la costa de Libia a las islas italianas. Alemania necesita mano de obra de trabajadores huéspedes de los países más pobres para mantener sus productos competitivos”.

Foto de archivo de un grupo de refugiados.

Foto de archivo de un grupo de refugiados.

El analista de oil-price.net que envía su trabajo al ministro de Energía turco ironiza, además, señalando que “la capacidad de Alemania para seguir exportando con una economía de altos salarios es aclamada por el Gobierno germano como un homenaje al sistema educativo alemán. Pero, en realidad, entre bastidores, el gobierno alemán sabe muy bien que su economía de salarios bajos, de alto rendimiento, es un tributo al sistema educativo turco. El gobierno alemán ha permitido la migración sin restricciones desde Turquía desde los primeros años ochenta del pasado siglo. Las ambiciones de salarios bajos de los obreros turcos emigrantes socavaban las facultades de negociación de los sindicatos alemanes. Los trabajadores alemanes tenían que mantener sus demandas salariales bajas para evitar que sus trabajos fueran entregados a la mano de obra no calificada turca. Pero el resurgir económico de Turquía en los últimos años ha hecho que el flujo de mano de obra barata hacia Alemania se secara. Y, por ello, el Ejecutivo de Angela Merkel trabaja insistentemente para que millones de inmigrantes lleguen al país a ocupar puestos de trabajo de sueldos bajos con los que ayudar a solventar las presiones inflacionarias…”

Fuente: La Tribuna del País Vasco

El ‘gran juego’ que oculta el bloqueo a Qatar: ¿Por qué es ahora el ‘patito feo’ de Oriente Medio?

¿Qué ha pasado para que antiguos aliados árabes decidieran bloquear política y económicamente a Qatar? ¿Podrá este pequeño país sobrevivir con todos sus vecinos en contra?

El 'gran juego' que oculta el bloqueo a Catar: ¿Por qué es ahora el 'patito feo' de Oriente Medio?

El emir de Catar, Tamim bin Hamad al-Thani
Faisal Al Nasser / Reuters

Catar, un país pequeño, pero que pasa por ser uno de los más ricos del mundo, se ha convertido de repente en una nación ‘repudiada’ por sus vecinos y viejos aliados en Oriente Medio: Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Baréin y Egipto. Mientras, Turquía e Irán, el principal rival de los países arábigos sunitas, mantienen su apoyo a Doha y asisten al país con alimentos y otros productos básicos que casi no produce.

‘Oficialmente’, el bloqueo económico y político se activó a raíz de escándalo vinculado a un ‘hackeo’, cuando la agencia catarí QNA publicó declaraciones de Tamim al Thani, emir de Catar, en las que expresaba su apoyo a Irán y a Hamás. Aunque estas palabras fueron después desmentidas y la agencia afirmó que había sido ‘hackeada’, el bloqueo se puso en marcha y continúa a día de hoy, lo que pone de manifiesto que, en realidad, oculta un profundo conflicto de intereses en la región.

¿Qué país financia a qué organización terrorista?

Para imponer un bloqueo diplomático y económico a Doha, Riad se escudó en acusaciones de desestabilización de la región por el apoyo de Catar a los grupos vinculados con Irán y con los islamistas de Hermanos Musulmanes, pero sobre todo por apoyar a terroristas. De esta forma Riad buscó desviar la atención de otras acusaciones similares lanzadas en su contra por el presidente de EE.UU., Donald Trump, escribe la experta Mariana Bélenkaia para el Centro Carnegie de Moscú.

Según ella, los expertos no se pueden poner de acuerdo sobre cuál de estos dos países, Arabia Saudita y Catar, financia a cuál de las principales organizaciones terroristas en Siria, el Estado Islámico (EI) y el Frente Al Nusra. Así, mientras unos opinan que la financiación del EI proviene de fondos saudíes y la del Frente Al Nusra de los cataríes, otros piensan que es, precisamente, al revés. Lo mismo se puede plantear sobre EAU y Kuwait.

Castigo por su amistad con Irán

Otro motivo para justificar este bloqueo sería la “política demasiado desafiante” de Catar, país cuya riqueza le ha permitido actuar de forma “poco ordinaria” e independiente de Riad, buscando más influencia en la región, según la experta. Catar mantiene vínculos abiertos tanto con Israel, como con Irán, con el que “comparte de pacíficamente uno de los yacimientos del gas más grandes en el mundo, el South Pars-North Dome”, recuerda Bélenkaia.

“Ahora, en el marco de la campaña antiiraní emprendida por Arabia Saudita con la bendición del presidente de EE.UU., Donald Trump, a Riad le llegó la hora de rendir cuentas con Irán”, opina Belenkaia.

En qué se traduce el bloqueo a Catar

  • El 5 de junio Arabia Saudita, EAU, Baréin y Egipto rompieron relaciones diplomáticas con Catar. Más tarde hicieron lo propio Maldivas, Mauricio, Mauritania y el gobierno provisional de Libia. Jordania y Yibuti rebajaron el nivel de sus misiones diplomáticas, mientras que Senegal, Níger y Chad retiraron a sus embajadores.
  • A partir del 18 de junio Arabia Saudita decretó el cierre completo de su única frontera terrestre con Catar, a través de la cual adquiría la mayoría de productos básicos.
  • Doha fue excluida de la coalición arábiga que combate a los hutíes en Yemen.
  • Arabia Saudita, EAU y Egipto vetaron la señal de la cadena de televisión catarí Al Jazeera y otros recursos de información de este país.
  • Kuwait y Omán son los dos únicos países del Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo que no se han unido a este bloqueo.

¿Cederá Catar?

El cierre de su única frontera terrestre y la amenaza de bloqueo marítimo representan una grave amenaza para Catar, que “depende casi totalmente de las importaciones”, recuerda la experta. Sin embargo, este país tiene recursos suficientes para seguir adelante,  pese a la presión, con su política independiente.

Los ‘activos’ en disposición de Catar

  • Catar es uno de los mayores exportadores de gas del que dependen no solo sus ‘vecinos’ —EAU, Kuwait y Egipto—, sino también países como Japón o India, recuerda Bélenkaya.
  • La cadena de televisión catarí Al Jazeera goza de mucha influencia en toda la región árabe y jugó un papel muy importante “organizando protestas” en Egipto, Libia y Siria durante la Primavera Árabe, recuerda la experta.
  • Además del apoyo que le dispensa Irán, Catar cuenta con el fuerte respaldo de Turquía, ya que la ideología del partido gobernante turco y de los Hermanos Musulmanes, cuyos líderes se encuentran refugiados en Doha, “es casi idéntica”.
  • En 2003 EE.UU. trasladó de Arabia Saudita a Qatar su base militar, un factor de gran importancia geoestratégica en Oriente Medio.
  • En Catar se encuentra la ‘sede’ de la organización palestina Hamás.

El futuro de Catar depende mucho de si los países liderados por Arabia Saudita deciden o no iniciar el bloque marítimo, lo que supondría “un precio demasiado alto para la economía mundial”, opina Mariana Bélenkaia.

“Nadie necesita la guerra, así que se trata de una chantaje y reparto del poder en la región”, opina. “Sería ingenuo pensar que el abandono por Catar de la arena política resolverá los problemas del Oriente Medio y conduce a la victoria sobre el terrorismo”, concluye la experta.

Fuente: RT

Seis claves para entender el conflicto entre Qatar y los países del golfo Pérsico

Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos ya habían roto relaciones con el pequeño y rico país petrolero en 2014. Las relaciones con el terrorismo islámico, la influencia de Al Jazeera y el equilibrio con Irán, entre las principales razones del conflicto

El emir de Qatar, Tanim bin Hamad al Thani, rodeado por el emir de Kuwait –a su derecha–, Sabah al Ahmad al Jaber al Sabah, y el ministro de Exteriores de Omán –a su izquierda–, Yusuf bin Alawi, durante una reunión del CCG. Omán y Kuwait no se sumaron al bloqueo de Qatar (AFP)

El emir de Qatar, Tanim bin Hamad al Thani, rodeado por el emir de Kuwait –a su derecha–, Sabah al Ahmad al Jaber al Sabah, y el ministro de Exteriores de Omán –a su izquierda–, Yusuf bin Alawi, durante una reunión del CCG. Omán y Kuwait no se sumaron al bloqueo de Qatar (AFP)

Liderado por Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, un creciente grupo de países árabes cortó el lunes relaciones diplomáticas y cerró las fronteras con Qatar, el rico emirato petrolero ubicado en las costas del golfo Pérsico.

El conflicto sacudió de lleno a la región, normalmente estable y unida dentro del caos de Medio Oriente, pero no es nuevo y tuvo un antecedente en 2014, cuando el mismo grupo de países, excepto Yemen, también eliminó sus vínculos con Doha durante nueve meses, según reportó la BBC; aunque en aquel momento no hubo cierre de fronteras ni suspensión de vuelos.

Tanto en aquel momento como ahora, el principal motivo de disputa ha sido el apoyo financiero de Qatar, un emirato que promueve la versión salafista del sunismo, a diferentes grupos islámicos, especialmente los Hermanos Musulmanes, considerados terroristas por los países del Golfo.

El rey de Arabia Saudita, Salman bin Abdulaziz al Saud, y el presidente estadounidense, Donald Trump

El rey de Arabia Saudita, Salman bin Abdulaziz al Saud, y el presidente estadounidense, Donald Trump

Pero el inmensamente rico país gasífero y petrolero es también un aliado estratégico de Estados Unidos, que junto con Reino Unido mantienen una base aérea en Al Udeid, la mayor en todo el Medio Oriente y vital para sus operaciones en la región.

La reciente visita del presidente estadounidense, Donald Trump, a Arabia Saudita y las fuertes tensiones internas de la coalición árabe en Yemen, liderada por Riad, parecen haber allanado el camino para el aislamiento de Qatar con base en antiguos conflictos.

1-El financiamiento de terroristas islámicos

Qatar se independizó del Reino Unido en 1971 e irrumpió en los escenarios internacionales, a fuerza de petrodólares, en la década de 1990. Desde entonces, la familia gobernante ha sido criticada por financiar y albergar islamistas y terroristas, y el actual emir, Tamim bin Hamad al Thani, no escapó tampoco de estas acusaciones.

Resultado de imagen para imágenes de Khaled Mashal

Khaled Mashal, ex líder de Hamas

Tal es el caso de Khaled Mashal, ex líder de la organización militante Hamas, considerada terrorista por la Unión Europea y los Estados Unidos, quien se encuentra exiliado en Doha; así como también los talibanes de Afganistán, que mantienen una oficina en la ciudad qatarí.

Pero el mayor apoyo ha estado siempre asociado a los Hermanos Musulmanes, el movimiento islamista más viejo de Medio Oriente y que mantiene una fuerte presencia en Egipto, Siria, Libia y Túnez.

En 2010 WikiLeaks filtró una nota diplomática en la que Estados Unidos designaba a Qatar como el “peor de la región” en materia de cooperación para eliminar la financiación de grupos terroristas, una acusación que reflotó en 2016 en un informe del Tesoro estadounidense, según consignó la agencia AFP.

Al mismo tiempo, sin embargo, el país colabora con Washington en la lucha contra Estado Islámico (ISIS) y es sede de una base aérea estadounidense que alberga a más de 10.000 soldados.

2-La Primavera árabe y el apoyo a Mohamed Mursi

Cuando una ola de protestas masivas amenazó con derrocar a los regímenes militares de Medio Oriente en 2011, un fenómeno llamado en ese entonces Primavera árabe, Qatar apoyó los esfuerzos electorales de los Hermanos Musulmanes en diferentes países y especialmente en Egipto, donde el candidato Mohamed Mursi, ligado al movimiento, se convirtió en presidente en 2013.

Este apoyó irritó a sus vecinos, que además de considerar al grupo como terrorista, lo veían como un elemento islamista desestabilizador.

Mohamed Mursi, presidente de Egipto derrocado por los militares en 2013 (Reuters)

Mohamed Mursi, presidente de Egipto derrocado por los militares en 2013 (Reuters)

El Ejército egipcio derrocó a Mursi y lo reemplazó por el general Abdel Fatah al Sisi, y desde entonces Egipto, que se unió al bloqueo diplomático del lunes, y Qatar mantienen relaciones extremadamente tensas.

3-La cadena Al Jazeera

En 1996 Qatar lanzó la cadena Al Jazeera bajo el modelo de la británica BBC y la estadounidense CNN. Con el tiempo, se convirtió en el medio local más influyente de Medio Oriente, con oficinas en 80 países y transmisión en vivo en varios idiomas.

Al Jazeera se colocó, en un principio, como promotora de la Primavera árabe y cubrió las diferentes protestas que se sucedieron en medio de un creciente clima de violencia y censura.

Por esta razón, sus detractores la han criticado por sus posiciones muy cercanas a los movimientos islamistas y por funcionar, como otras cadenas estatales, como un órgano de la diplomacia qatarí.

Egipto arrestó a tres de sus periodistas en 2014 por “falsificar información”, según consignó la agencia AFP. Mientras que en 2016 el Gobierno de Irak cerró sus oficinas en Bagdad por considerar que su cobertura era favorable al ISIS y hostil al chiismo, mayoría en ese país.

La cadena qatarí Al Jazeera apoyó las protestas civiles que fueron conocidas como la Primavera árabe

La cadena qatarí Al Jazeera apoyó las protestas civiles que fueron conocidas como la Primavera árabe

También Estados Unidos la ha criticado por ser portavoz de extremistas, ya que el fallecido Osama Bin Laden, jefe de Al Qaeda, solía divulgar sus comunicados a través de Al Jazeera.

El lunes el ministro de Cultura de Arabia Saudita anunció que había cerrado la oficina de la cadena qatarí en Riad y que le había quitado su licencia. “Al Jazeera promovió grupos terroristas, como los hutíes en Yemen, y atentó contra la soberanía saudita”, dijo el funcionario según Al Arabiya.

4-La guerra civil en Yemen

El lunes Qatar también fue expulsado de la coalición liderada por Arabia Saudita para la intervención en la guerra civil en Yemen, donde el gobierno de Abd Rabo Mansur Hadi intenta recuperar la capital, Saná, capturada por los rebeldes hutíes.

A pesar de haber contribuido con soldados y aviones de guerra contra los hutíes, tanto Arabia Saudita como el gobierno de Hadi citaron el presunto apoyo clandestino a los rebeldes de parte de Qatar como una de las razones para romper relaciones diplomáticas, según estableció la agencia saudita Al Arabiya.

Las acusaciones se dieron en un momento de tensión dentro de la coalición árabe, ya que en abril el gobierno de Hadi acusó a los Emiratos Árabes Unidos de comportarse como un “ocupador” en lugar de un “liberador”.

5-Las relaciones ambivalentes con Irán

En su reciente visita a Riad, Donald Trump pidió a los países árabes que aíslen a Irán, adversario regional de Arabia Saudita, al tiempo que firmó un acuerdo militar con el anfitrión.

Esta aparente alineación del mundo árabe y sunita contra Irán pareció friccionar con una relación ambivalente que Qatar, miembro del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), mantiene con con la teocracia chiita, a la que evita criticar con la dureza que suelen emplear Arabia Saudita y los Emiratos.

Qatar mantiene una relación ambivalente con el régimen iraní. En la foto, el recientemente reelegido presidente Hassan Rohani (AP)

Qatar mantiene una relación ambivalente con el régimen iraní. En la foto, el recientemente reelegido presidente Hassan Rohani (AP)

De hecho, Doha y Teherán mantienen fuertes relaciones económicas en relación con la industria petrolera y gasífera. Ambos países comparten el yacimiento de gas más grande del mundo, el South Pars-North Dome, ubicado en el golfo Pérsico.

Así, los países del Golfo han acusado repetidas veces a Qatar de compartir la agenda política de Irán, a pesar de que sus relaciones diplomáticas empeoraron en 2016, cuando Arabia Saudita cortó sus vínculos con el país persa luego de que manifestantes atacaran su embajada en Teherán.

El lunes, tras el anuncio del bloqueo árabe a Qatar, la agencia estatal iraní Fars anunció que un funcionario del gobierno en Teherán ofreció enviar un cargamento de comida “en 12 horas” a Doha, ya que el cierre de fronteras terrestres comenzó a perjudicar el abastecimiento de alimentos.

6-Riqueza y posición en el mundo

Qatar se encuentra en la península del mismo nombre, al noreste de Arabia, y rodeado por el golfo Pérsico. Con un área total de 11.000 kilómetros cuadrados y 2 millones y medio de habitantes, el país tiene el PBI per cápita más alto del mundo, ajustado por el poder de compra: 141.542 dólares, según datos del Banco Mundial.

Cuenta demás con un índice de desarrollo muy alto, del 0,850, y un equilibrado coeficiente de Gini, que mide la distribución del ingreso, del 41,1.

Su moderna capital, Doha, y su aerolínea de bandera, Qatar Airways, son algunos de los símbolos del crecimiento que ha experimentado esta pequeña nación petrolera, que en 2022 organizará el mundial de fútbol de la FIFA.

Fuente: Infobae

Crisis en el Golfo por el apoyo de Qatar al terrorismo: la reacción de los líderes mundiales

El régimen de Irán fue el primero en criticar a los países que cortaron relaciones con el gobierno de Doha. Estados Unidos, Rusia, Turquía pidieron una resolución pacífica del conflicto y esperan que no afecte las operaciones en conjunto. La FIFA se puso en alerta: en 2022 tiene programado el Mundial en el foco mismo del conflicto

El secretario de Estado, Rex Tillerson, pidió que los países del Golfo mantengan la unidad. La semana pasada firmó acuerdo militares con Arabia Saudita (AFP)

El secretario de Estado, Rex Tillerson, pidió que los países del Golfo mantengan la unidad. La semana pasada firmó acuerdo militares con Arabia Saudita (AFP)

Luego de que Arabia Saudita, Egipto y otros países árabes rompieran relaciones diplomáticas con Qatar por su vínculos con el terrorismo islámico, desestabilizando toda la zona del Golfo Pérsico, los gobiernos de las principales potencias en la región intentaron calmar las aguas.

“Es importante que el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) permanezca unido”, dijo Rex Tillerson, Secretario de Estados de los Estados Unidos, en referencia a la alianza de países árabes entre los que se encuentran algunos de los enemistados.

“Alentamos a las partes a que se sienten y traten estas divergencias”, señaló el funcionario de alto nivel, agregando que mantiene la esperanza de que este conflicto no tenga impacto en la lucha en conjunto contra el terrorismo. Al momento Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Egipto, Yemen, el gobierno del este de Libia y las Islas Maldivas cortaron relaciones con Qatar.

Tillerson se encuentra en Australia junto al Secretario de Defensa, James Mattis, quien por su parte culpó a Teherán de las fricciones. “Las acciones de Irán hablan más fuerte que las palabras”, dijo, según la cadena Al Jazeera. En Qatar Estados Unidos opera su mayor base militar en todo Medio Oriente.

El ministro de Defensa de Arabia Saudita, príncipe Mohammed bin Salman, durante una reunión del Consejo de Cooperación del Golfo: tres de los seis países miembros cortaron relaciones con Qatar (AP)

El ministro de Defensa de Arabia Saudita, príncipe Mohammed bin Salman, durante una reunión del Consejo de Cooperación del Golfo: tres de los seis países miembros cortaron relaciones con Qatar (AP)

Rusia

Por otro lado Dmitry Peskov, portavoz del gobierno de Rusia, dijo que el interés de su país es mantener una situación “estable y pacífica” en el Golfo, y espera que el conflicto no afecte la “determinación común y el compromiso” en la lucha contra el “terrorismo internacional”.

Irán

Mientras que la teocracia chiita de Irán también se refirió a la crisis en el Golfo. “Cortar relaciones diplomáticas y cerrar fronteras no es la forma de resolver una crisis. Como dije antes, la agresión y la ocupación no resultarán en otra cosa que la inestabilidad”, dijo Hamid Aboutalebi, subsecretario del presidente iraní Hassan Rohani, en referencia a la situación en Yemen donde Irán apoya a los rebeldes hutíes.

“Lo que está pasando es un resultado de la danza de las espadas”, agregó. En su reciente visita a Arabia Saudita, donde firmó acuerdo militares, el presidente estadounidense Donald Trump participó de una tradicional danza tribal con espadas.

Turquía

Por su parte el ministro de Exteriores de Turquía, Mevut Cavosuglu, llamó al diálogo y aseguró que su gobierno estaba “entristecido” por la situación.

Qatar se encuentran construyendo estadios para el mundial de fútbol de 2022. La FIFA ya se comunicó con el país y el comité organizador en medio de la crisis (Reuters)

Qatar se encuentran construyendo estadios para el mundial de fútbol de 2022. La FIFA ya se comunicó con el país y el comité organizador en medio de la crisis (Reuters)

“Vemos la estabilidad de la región del Golfo como nuestra propia unidad y solidaridad”, dijo en conferencia de prensa.

India y Pakistán

En una inusual demostración de apoyo hacia Qatar, el gobierno de la India aseguró que la crisis no afectaría sus relaciones con Doha y el de Pakistán reafirmó que no cortará sus lazos diplomáticos.

FIFA

Finalmente, la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) divulgó un corto comunicado en el que asegura mantener “contacto regulares con Qatar”, que se prepara para organizar el mundial de fútbol de 2022.

La FIFA asegura haber hablado con el Comité Local de Organización y con el Comité Supremo de Entrega y Legado, que regulan todos los asuntos relacionados con el certamen internacional del deporte más popular del planeta.

Fuente: Infobae

conversaciones indirectas de Estados Unidos con los combatientes de ISIS para que abandonen Raqqa.

El Secretario Mattis dice que la lucha contra ISIS se ha convertido  en una batalla de “tácticas de aniquilación. Esto contradice un informe anterior acerca de las conversaciones indirectas de Estados Unidos con los combatientes desarmados de ISIS para que abandonen Raqqa de manera segura.

El Secretario de Defensa de Estados Unidos James Mattis dijo a CBS News la noche del domingo 28 de mayo, que la lucha contra el grupo terrorista, Estado Islámico (ISIS) se ha “acelerado” y ha cambiado a “tácticas de aniquilación.”

Esta afirmación no cuadra con las conversaciones indirectas que los Estados Unidos están llevando a cabo en secreto con los comandantes de ISIS y la mayor parte de su fuerza operativa para abandonar Raqqa, su antigua capital de facto en Siria, y reubicarlos en Al Mayadeen y Abu Kamal en el sureste de Siria.

De acuerdo con fuentes militares y de inteligencia de Debkafile, las negociaciones están teniendo lugar entre las Fuerzas Democráticas sirias patrocinadas por Estados Unidos (SDF), que está dominada por la poderosa milicia kurda de Siria, YPG aliado con los árabes sirios. Como resultado, algunos combatientes de ISIS permanecen en Raqqa. Esta fuerza es armada y formada en Estados Unidos, y combate bajo el mando de oficiales de las fuerzas especiales de Estados Unidos.

Los EE.UU. están motivados y quieren permitir que estas conversaciones avancen por tres consideraciones:

1. Un acuerdo podría acelerar la caída de Raqqa con un mínimo de bajas para los atacantes y la población civil que hasta el momento ha sido utilizada por el grupo terrorista como escudos humanos.

2. La liberación de Raqqa dejaría casi todo el tramo del territorio gobernado por los kurdos en el norte de Siria purgado de terroristas yihadistas. Las fuerzas estadounidenses y sus aliados kurdos podrían entonces ir por el control de la sección norte de la frontera sirio-iraquí. Estados Unidos y las fuerzas especiales de Jordania, junto con un grupo rebelde sirio formado en Estados Unidos, han estado llevando a cabo una campaña paralela para controlar la sección sur de la frontera.

3. Si Raqqa puede ser tomada sin una batalla, los Estados Unidos podrían prescindir de sus socios kurdos. Esto eliminaría un impedimento importante en el camino de la diplomacia del presidente Donald Trump para traer de regreso al presidente turco, Tayyip Erdogan, como aliado estratégico, antes de que siga avanzando el acercamiento de Turquía con el presidente ruso, Vladimir Putin.
Para Erdogan, cualquier impulso para la causa kurda es una señal de alerta. Él, por tanto, se opuso ferozmente a su participación en la liberación de Raqqa.
Las negociaciones con ISIS han estado en curso desde hace unos diez días. Llegaron a los talones de un acuerdo para poner fin a la batalla por Tabqa, una ciudad que bordea con el río Eufrates y que se encuentra a unos 50 km de Raqqa, al permitir a los yihadistas de ISIS el paso seguro a los dos lugares del desierto de Siria, después de deponer las armas.

Sin embargo, en el caso de un acuerdo para liberar la ciudad de Raqqa, los rusos han lanzado un palo en la rueda de los estadounidenses.

https://s3-us-west-2.amazonaws.com/dbkh/wp-content/uploads/2017/05/23103726/DebkaBannar4_final.html

De acuerdo con un comunicado emitido por el Departamento de Defensa de Rusia, el sábado 27 de mayo, Moscú sabía acerca de las conversaciones del YPG con ISIS y decidió sabotearlos mediante la colocación de un cerco ruso para la ciudad y sus salidas para impedir la retirada de ISIS.

Este episodio no concuerda exactamente con la afirmación que el Secretario de Defensa Mattis ha lanzado este domingo, donde asegura que ‘Ya hemos pasado de las tácticas de desgaste en las que incursionan de una posición a otra en Irak y Siria a las tácticas de aniquilación en las que los rodean.’

Tampoco encaja con el llamado que ha realizado el Presidente Donald Trump a Riad y a todas las naciones musulmanas para unirse contra los terroristas y “echarlos de estas tierras.”

Fuente: Debkafile

El asedio ruso en Raqqa, está bastante distante de las tropas de EE.UU y sus aliados.

Rusia pone asedio aéreo y terrestre en Raqqa, ciudad que está en poder de ISIS, ganando así un punto de apoyo en el norte de Siria para contrarrestar y evitar un choque con las fuerzas lideradas por Estados Unidos en el sur.

El presidente ruso, Vladimir Putin actuó para fortalecer la alianza militar que ha establecido con Irán y Turquía para trabajar juntos en Siria, como contrapeso al éxito espectacular del presidente Donald Trump en la creación de un bloque sunita durante sus nueve días de visita en el Medio Oriente.

Fue una decisión difícil. Los aliados de Putin exigieron medidas para evitar la formación de una fuerza rebelde siria, que estando respaldada por Estados Unidos, el bloque occidental y las fuerzas especiales jordanas, tomarían el control de la frontera sirio-iraquí. El líder ruso tenía que encontrar una manera de satisfacer las necesidades de sus aliados sin entrar en un choque armado con las tropas estadounidenses.
El sábado 27 de mayo, después de que Trump voló a casa después de su viaje de nueve días, Putin regresó de nuevo al dilema con sus dos aliados, el presidente Tayyip Erdogan de Turquía y el presidente iraní recién elegido, Hassan Rouhani.

Tres días antes, el presidente ruso fue puesto en su lugar por el asesor de Seguridad Nacional iraní, Ali Shamkhani, quien llegó a Moscú el miércoles 24 de mayo. Detuvo en seco la demanda del líder supremo, el Ayatollah Ali Jamenei con una respuesta en cuanto a lo que propuso el líder ruso para poner fin a la absorción por parte de las fuerzas especiales estadounidenses y sus aliados de la provincia oriental de Deir ez-Zour y el cruce de al-Tanf, en el triángulo de la frontera sirio-jordana-iraquí. (Ver mapa adjunto)

Shamkhani advirtió a Putin que sin una acción rápida, los norteamericanos bloquearían las rutas desde Bagdad a Damasco a las fuerzas iraníes y rusas.
Al líder ruso le tomó un par de días llegar a una estratagema, que reveló a Erdogan durante la conversación del sábado.

Fuentes militares de Debkafile revelaron que Putin ha ordenado a los comandantes rusos en Siria imponer un asedio por tierra y aéreo en la norteña ciudad de Raqqa, Siria, capital de facto del Estado islámico. Este movimiento fue diseñado para que coincida con la iniciativa estadounidense en la estratégica frontera sirio-iraquí, sin que haya un enfrentamiento militar.

¿Por qué Raqqa? En primer lugar, está en el norte, lejos de las posiciones estadounidenses. En segundo lugar, la inteligencia rusa al parecer había descubierto un acuerdo entre las Fuerzas Democráticas kurdas sirias, SDF e ISIS que permitieron a los yihadistas el paso seguro fuera de su bastión en el sur, a través del territorio que ellos dominaban.
El cerco de Rusia en Raqqa es, por tanto, un movimiento en contra de las SDF respaldados por los Estados Unidos y los kurdos, sin enredarse en un enfrentamiento directo con las fuerzas estadounidenses en el Sur: Putin había instalado un punto de apoyo respaldado por Rusia en el norte de Siria para contrarrestar las operaciones de EE:UU, y sus aliados en el sur.
Inmediatamente después de la llamada telefónica de Putin a Erdogan, una fuente militar rusa en Moscú dio a conocer esta historia: “aviones no tripulados de inteligencia rusos han establecido un perímetro alrededor de la ciudad de ([Raqqa] para monitorear posibles rutas de escape de terroristas, con aviones de combate y unidades de fuerzas especiales dedicadas a la prevención de escape de militantes, ”el informe continúa para advertir que cualquier intento por parte de combatientes de ISIS de salir de la ciudad‘serán aplastados’

La maniobra de Putin en Siria fue diseñada para lograr tres objetivos:

1. Para contrarrestar la adquisición liderada por Estados Unidos de la frontera sirio-iraquí en el sur, los rusos se afirmaron en el control de la sección norte de esa misma frontera.

2. para mostrar al ejército ruso como los grandes campeones que luchan contra los terroristas del Estado islámico, en comparación con las tropas estadounidenses y sus aliados que se habían apartado de esta misión, aunque el presidente Trump los había convertido en la pieza central de su viaje de nueve días.

Putin se cuidó de no nombrar a su objetivo como la conquista de al-Raqqa, sino sólo como una operación de asedio.

3. Para golpear a los aliados de Estados Unidos, como los kurdos sirios en el norte, y sin que se lleguen a trenzar con los estadounidenses en un combate armado.

Fuente: Debkafile