Al parecer, le llegó la hora al terrorismo islámico. Donald Trump está ganando las elecciones en EE:UU.

  • Donald Trump lidera el voto popular y tiene más compromisarios en el colegio electoral que su rival, Hillary Clinton, a las 5:00 horas
  • Sigue en directo la última hora de las elecciones en Estados Unidos
Resultados de las elecciones de Estados Unidos
Ciudadanos siguen la noche electoral en el Hilton Midtown 

Francia: Invasor musulmán de Argelia apuñala a una mujer policía en la garganta porque ella representa a Francia.

Las autoridades francesas se apresuraron a echarle la culpa a los “problemas mentales” del atacante (algo que se ha convertido en el nuevo seudónimo de “yihadista musulmán”) en otro encubrimiento masivo de la violencia islámica, dirigida a distanciar el acto terrorista musulmán, de la importación masiva de musulmanes extranjeros ilegales que se hacen pasar por refugiados.

Screen-Shot-08/30/2016-at-10.45.21-PM-470x600

Un salvaje musulmán apuñaló a una agente de policía en Toulouse porque “representa” a Francia “, pero las autoridades de inmediato corrieron a echar la culpa a un” trastorno psiquiátrico “como parte de la motivación detrás del ataque.

Reino Unido expreso   El apuñalamiento se produjo el día de hoy en la zona Rempart Saint-Etienne cuando un hombre argelino de 31 años de edad, entró en una estación de policía con el pretexto de hacer una reclamación. Después de fracasar en su intento de apoderarse de la pistola de la oficial, el agresor la apuñaló varias veces en la garganta.

“La mujer se encuentra en una condición seria y el área alrededor de la estación de policía está bloqueado”,  informa el expreso .

rsz_crhq3b9xgaik2bb

Según  los informes , el hombre atacó a la oficial, porque ella “representa a Francia”, aunque a pesar de esto, obviamente, había un motivo político, las autoridades llegaron a la conclusión casi de inmediato después del ataque, de que fue impulsado por un “trastorno psiquiátrico” del atacante.

Mientras tanto, en  otro incidente  en Francia hoy en el día, un hombre fue arrestado después de que comenzó a disparar un arma de fuego por una ventana al tiempo que gritaba “Allahu Akbar”.

Prácticamente todos los ataques islamistas recientes en Europa han sido negados por las autoridades y han sido calificados como una enfermedad mental por parte del atacante, no obstante en casi todos los casos el atacante gritó “Allahu Akbar” o realizó declaraciones políticas alimentadas por las drogas. (De todos modos se necesita estar muy mal de la cabeza para practicar esa doctrina satánica llamada islam)

No es agradable "diversidad"?

No es agradable la “diversidad”?

 

Imágenes de satélite revelan fosas comunes en barrancos en Irak y Siria.

Estas imágenes de satélite muestran la medida impactante del asesinato a escala industrial llevada a cabo por ISIS mientras los investigadores identificaron 72 fosas comunes en todo Irak y Siria que contienen miles de cuerpos.

Fotos aéreas ofrecen el aspecto más claro hasta ahora vistos en masacres como la de la prisión de Badoush en Mosul, norte de Irak que dejó 600 reclusos muertos.

Un parche de pistas de tierra y neumáticos raspados muestran el sitio probable donde abunda la muerte, de acuerdo a las imágenes obtenidas por la empresa de inteligencia de imágenes Análisis AllSource. 

Uno de los presos, que sobrevivió haciéndose el muerto, reveló cómo los carniceros de ISIS obligaron a cientos de hombres a ponerse de rodillas en el borde de un barranco y comenzaron a dispararles con una ametralladora antes de que uno de los fanáticos gritara ‘vamos a comer bien esta noche. 

La Associated Press dice que ha documentado y cartografiado 72 fosas comunes, con muchas más que se espera sean descubiertas mientras el territorio en poder de ISIS se encoge.

Las imágenes de satélite muestran la extensión impactante de asesinato a escala industrial llevada a cabo por ISIS como investigadores trazaron 72 fosas comunes en todo Irak y Siria.  Esta imagen, tomada en noviembre el año 2015 muestra el barranco donde más de 600 prisioneros fueron alineados y fusilados por los bárbaros ISIS

Las imágenes de satélite muestran la extensión impactante de asesinato a escala industrial llevada a cabo por ISIS mientras los investigadores identificaron 72 fosas comunes en todo Irak y Siria. Esta imagen, tomada en noviembre del año 2015, muestra el barranco donde más de 600 prisioneros fueron alineados y fusilados por los bárbaros de ISIS

Las fotografías aéreas ofrecen el aspecto más clara hasta ahora en masacres como la de la prisión de Badoush en Mosul, norte de Irak que dejó 600 reclusos muertos.  Uno de los presos, que sobreviven haciéndose el muerto, reveló cómo carniceros ISIS obligaron a cientos a arrodillarse en el borde del barranco y comenzó a disparar con una ametralladora antes de que uno fanático dijo 'vamos a comer bien esta noche'

En Siria, AP ha obtenido las ubicaciones de 17 fosas comunes, incluyendo una que alberga los cuerpos de cientos de miembros de una misma tribu exterminada cuando los extremistas se hicieron cargo de su región.  

Por lo menos son 16 las tumbas iraquíes, la mayoría en un territorio demasiado peligroso para excavar, los funcionarios ni siquiera adivinan el número de muertos que hay en ellas. 

En otros casos, las estimaciones se basan en los recuerdos de los supervivientes traumatizados, propaganda del Estado Islámico y lo que se puede extraer de una mirada superficial a la tierra. Sin embargo, incluso las víctimas conocidas enterradas son asombrosas, de 5.200 a más de 15.000.

La montaña Sinjar está plagada de fosas comunes, algunos en territorio recuperados de manos de los terroristas islámicos de ISIS, después de la embestida del grupo contra la minoría yazidi en agosto del 2014.

AP informa cómo un hombre agachado en un arroyo durante horas, describió cómo escuchó y vio morir a los hombres de su familia durante una matanza. 

Un iraquí ora por su pariente muerto en el sitio de una fosa común que se cree contiene los cuerpos de los soldados iraquíes muertos por ISIS cuando invadieron el campo Speicher base militar en Tikrit, Irak.  Muchas de las mismas tumbas son bastante fácil de encontrar, la mayor parte cubierto con sólo una fina capa de tierra

Un iraquí ora por sus parientes muertos en el sitio de una fosa común que se cree contiene los cuerpos de los soldados iraquíes muertos por ISIS cuando invadieron el campo Speicher o base militar en Tikrit, Irak. Muchas de las mismas tumbas son bastante fáciles de encontrar, la mayor parte cubiertas sólo con una fina capa de tierra

Los presos fueron separados por la religión, y los chiítas fueron cargados en camiones, impulsado por algunas millas y obligado a alinear y contar apagado, según las cuentas de los 15 supervivientes recogidos por Human Rights Watch.  Esta imagen, publicado en línea por ISIS, muestra capturada cadetes iraquíes en Tikrit, Irak, momentos antes de ser sacrificados el 14 de junio, 2014

Los presos fueron separados por su religión, y los chiítas fueron cargados en camiones, transportados algunas millas y obligados a alinearse y esperar ser asesinados, según los testimonios de los 15 supervivientes recogidos por Human Rights Watch. Esta imagen, publicada en línea por ISIS, muestra a los cadetes iraquíes capturados en Tikrit, Irak, momentos antes de ser sacrificados el 14 de junio del 2014

Lo único que podían hacer era mirar LA MASACRE 

En el otro lado de la montaña, otro sobreviviente observó a través de los prismáticos, como los hombres esposados de los pueblos vecinos eran acribillados con ametralladoras y luego eran sepultados por una excavadora. 

Durante seis días el hombre vio cómo los extremistas llenaban una fosa tras otra con los cadáveres de sus amigos y familiares.

Las dos escenas de horror en la montaña de Sinjar contienen seis sitios de enterramiento y los cuerpos de más de 100 personas, sólo una pequeña fracción de las fosas comunes creadas por los extremistas de ISIS se ha dispersado por todo Irak y Siria.

Los cuerpos de padres, tíos y primos de Talal Murat se encuentran debajo de los escombros de la granja de la familia, a la espera de un momento en el que sea seguro para los familiares sobrevivientes, volver al lugar donde los hombres fueron muertos a tiros.  

La carretera está en el territorio desde hace mucho tiempo, pero los cinco sitios no han sido tocados, pero han sido acordonados y a la espera de que sea desembolsado el dinero o que haya la voluntad política para realizar la excavación, ya que las pruebas que contienen se podrían estar perdiendo a causa del viento y el sol abrasador.

‘Queremos sacarlos de aquí. Sólo quedan huesos. Pero ellos dijeron: “No, tienen que permanecer allí, un comité vendrá y exhumará los cuerpos más tarde”, dijo Qassim, de pie en el borde de la valla que rodea un sitio frágil, donde están enterrados sus dos hijos. “Han pasado dos años pero nadie ha llegado.”

ISIS no hizo ningún intento de ocultar sus atrocidades. De hecho, se jactó de ellas. Pero para que los funcionarios de las Naciones Unidas y otros que han descrito esto como un genocidio en curso, demuestren y procesen a los que están detrás de ésta masacre, va a ser muy complicado, ya que las tumbas se están deteriorando.

Esta foto difundida por la Dirección del fosas comunes de la Comunidad de curdo muestra un esqueleto exhumado de una fosa común con Yazidis muertos por militantes ISIS en la región de Sinjar del norte de Irak.  Un análisis realizado por The Associated Press ha encontrado 72 fosas comunes dejadas por ISIS en Irak y Siria, y muchos más se espera de ser descubierto como el grupo pierde territorio

Esta foto difundida por la Dirección del fosas comunes de la Comunidad kurda muestra un esqueleto exhumado de una fosa común con Yazidis muertos por militantes de ISIS en la región de Sinjar del norte de Irak. Un análisis realizado por The Associated Press ha encontrado 72 fosas comunes dejadas por ISIS en Irak y Siria, y muchas más se espera que sean descubiertas mientras el grupo terrorista pierde territorio

fuerzas Peshmerga kurdos inspeccionar una zona marcada en kurdo con una lectura de la muestra, 'fosa común kurda,' en el pueblo de Hardan en el norte de Irak hace dos años.  Un puñado de Yazidis que huyó de esta pequeña aldea del norte de Irak cuando invadió ISIS que en agosto de 2014 tienen de regresar después de combatientes kurdos expulsó a los extremistas

Fuerzas Peshmerga kurdos inspeccionan una zona marcada en idioma kurdo, con una lectura de la muestra, ‘fosa común kurda,’ en el pueblo de Hardan en el norte de Irak hace dos años. Un puñado de Yazidis que huyó de esta pequeña aldea del norte de Irak cuando fue invadida por ISIS en agosto del 2014, regresaron después de que los combatientes kurdos expulsaron a los extremistas

Arkan Qassim (centro) se sitúa en el sitio donde fue testigo de la muerte de los hombres de Yazidi incluyendo dos hijos de Rasho Qassim (derecha), en agosto de 2014 en el norte de Irak, Hardan docenas.  Los dos sobrevivientes dicen que simplemente quieren exhumaron las tumbas

Arkan Qassim (centro) se sitúa en el sitio donde fue testigo de la muerte de docenas de hombres Yazidis, incluyendo a los dos hijos de Rasho Qassim (derecha), en agosto del 2014 en el norte de Irak. Los dos sobrevivientes dicen que simplemente quieren exhumar las tumbas

“Vemos una clara evidencia de la intención de destruir al pueblo Yazidi,” dijo Naomi Kikoler, que recientemente visitó la región en representación del Museo del Holocausto en Washington, DC 

“No ha habido prácticamente ningún esfuerzo para documentar sistemáticamente los crímenes cometidos, para preservar la evidencia, y para asegurar que se identifiquen y que sean protegidas las fosas comunes.

Luego las tumbas están todavía fuera de su alcance. Las atrocidades de ISIS se extienden mucho más afuera de la región yazidi en el norte de Irak.

De las 72 fosas comunes documentadas por AP, la más pequeña contiene tres cuerpos; la más grande se cree que contiene miles, pero nadie lo sabe a ciencia cierta.  

Vemos una clara evidencia de la intención de destruir al pueblo Yazidi 

En el flanco norte de la montaña de Sinjar, fueron identificadas cinco fosas en un cruce de caminos del desierto. Es aquí donde los jóvenes del pueblo Hardan están enterrados bajo los cardos y los montones de tierra agrietadas. Ellos fueron asesinados en la sangrienta ofensiva de ISIS del mes de agosto del 2014.

A través de sus prismáticos, Arkan Qassem observaba todo. Su pueblo, Gurmiz, está justo arriba de la pendiente de Hardan, dando una visión clara sobre la llanura. 

Cuando los yihadistas recorrieron la zona, todos en Gurmiz huyeron hasta la cima de la montaña en busca de refugio. 

Entonces Arkan y otros nueve hombres regresaron a su pueblo con armas ligeras para tratar de defender sus hogares.

En lugar de ello, lo único que podían hacer era mirar la masacre que siguió a continuación. Arkan fue testigo de cómo los militantes establecieron puestos de control, impidiendo a los residentes salir. Las mujeres y los niños fueron separados.

Entonces comenzaron las matanzas. La primera noche, Arkan vio cómo los militantes alineaan a un grupo de hombres esposados en los faros de un bulldozer en una intersección, a menos de media milla por la pendiente de Gurmiz. Ellos mataron a tiros a los hombres y los arrojaron hacia abajo, entonces la excavadora araba la tierra sobre sus cuerpos.

Durante seis días, Arkan y sus compañeros observaron impotentes como los terroristas masacraron a otros tres grupos de hombres, varias docenas de cada uno, por lo general con las manos atadas, fueron llevados hasta el cruce y los mataron. 

Este cráneo humano fue encontrado en una fosa común con Yazidis muertos por ISIS en la región de Sinjar del norte de Irak en mayo de 2015. Las terribles historias han empezado a surgir dice cómo ISIS ordenó a la gente a "convertir" o enfrentar la muerte

Este cráneo humano fue encontrado en una fosa común con Yazidis muertos por ISIS en la región de Sinjar del norte de Irak en mayo del 2015. Terribles historias han empezado a surgir, relatando cómo ISIS ordenó a la gente a “convertirse al islam” o enfrentar la muerte

Un equipo forense fuerzas de seguridad iraquíes trabaja en el sitio de una fosa común que se cree contiene los cuerpos de civiles iraquíes, fuerzas de seguridad y miembros de sus familias, incluyendo mujeres y niños, muertos por ISIS en la zona del estadio en Ramadi, Irak

Un equipo forense y las fuerzas de seguridad iraquíes trabajan en el sitio de una fosa común que se cree contiene los cuerpos de civiles iraquíes, hombres de las fuerzas de seguridad y miembros de sus familias, incluyendo mujeres y niños, muertos por ISIS en la zona del estadio en Ramadi, Irak

Arkan Qassim (centro) se ve en el sitio donde fue testigo de las docenas de muerte de los hombres yazidi en 2014 agosto en Hardan, el norte de Irak

No siempre vimos lo que hicieron con los cuerpos. Una vez, los vimos encender una hoguera, pero no pudimos ver para qué la utilizaron.

Por último, los yihadistas trajeron artillería y se prepararon para hacer un asalto a Gurmiz. 

Arkan y sus compañeros huyeron a la montaña en las que sus familias se habían refugiado.

Ahora, dado que los combatientes de ISIS fueron expulsados de la zona, el hombre de 32 años de edad, ha regresado a su casa. 

Mientras ha sido documentado por el grupo de ayuda Yazda, que ha mapeado los sitios de Sinŷar, las tumbas están en un pentágono en bruto que flanquean el cruce, en gran medida sin protección. 

Alrededor de una de ellas, hay una cerca de malla y una señal, pero ha sido maltratada por el viento. Mientras Arkan hablaba en el sitio, un pastor pastoreaba su rebaño cerca.

“Tengo un montón de gente que conozco allí. En su mayoría amigos y vecinos “, dijo. “Es muy difícil verlos a ellos todos los días.” 

«Este cuerpo lleva la ropa de mi padre ‘

Cunado los combatientes de ISIS irrumpieron en el área de Sinjar a principios de agosto del 2014, Talal huyó de su ciudad junto con su padre, madre, cuatro hermanas y un hermano más joven. 

Ellos y docenas de otros hombres, mujeres y niños de su clan extendido convergieron en la granja de un tío fuera de la ciudad de Tel Azer. 

Oraban constantemente para que estuvieran lo suficientemente lejos para escapar de las matanzas que ya envolvían a tantos Yazidis.

Pero no fue así.

Los yihadistas dispararon a la casa desde la distancia. Luego se emabarcaron en sus vehículos y dispararon a un hombre en la cabeza mientras estaban en el patio. 

Rodearon la casa de campo, ordenaron a todos salir fuera y exigieron lo imposible: Convertirse al islam.

La fe Yazidi, una de los más antiguas de la región, cuenta con elementos del cristianismo y el Islam, pero es distinto. 

Sirwan Jalal, director de fosas comunes para el gobierno regional kurdo, apunta a una imagen del sitio de una fosa común durante una entrevista en Arbil, norte de Irak

Sirwan Jalal, director de fosas comunes para el gobierno regional kurdo, apunta a una imagen del sitio de una fosa común durante una entrevista en Arbil, norte de Irak

ISIS no hizo ningún intento de ocultar sus atrocidades.  De hecho, se jactó de ellos.  Pero comprobando lo que funcionarios de las Naciones Unidas y otros han descrito como un genocidio en curso - y procesar a quienes están detrás de ella - será complicado como las tumbas se deterioran

ISIS no hizo ningún intento de ocultar sus atrocidades. De hecho, se jactó de ellas. Pero comprobar lo que los funcionarios de las Naciones Unidas y otros han descrito como un genocidio en curso  y procesar a quienes están detrás de ellas, será complicado, porque las tumbas se deterioran

Los Yazidis adoran al ángel del pavo real, caído y perdonado por Dios en virtud de su tradición, y sus santuarios cuentan con imágenes talladas de los pájaros y las referencias al sol.

Los extremistas musulmanes los condenaron a ellos condenados como “adoradores del diablo ‘y a lo largo de los siglos los han sometido a múltiples masacres, 72, por recuento de los yazidis.

En su propia propaganda, ISIS dejó clara su intención de acabar con la comunidad yazidi. 

En un número de su revista Dabiq, en idioma Inglés, se regañó a los musulmanes por permitir que los yazidis seguieran existiendo, llamando a su antigua religión una forma de paganismo. Se citó versos del Corán para justificar la muerte de los yazidis a menos que se convirtieran en musulmanes.

Los asesinaron por medio de la decapitación, disparos,  arrollándolos con sus coches, todo tipo de técnicas para matar … ni siquiera tratan de ocultarlo 

En su intento frustrado de convertir a los yazidis, los combatientes separaron a alrededor de 35 niñas adolescentes y mujeres jóvenes del resto, las montaron en unos pocos coches y se alejaron. 

Los militantes condujeron a las mujeres de más edad y a los niños pequeños a una casa y cerraron la puerta.

A continuación, alinearon a los hombres y los niños adolescentes contra la pared de los establos, alrededor de 40 en total, incluyendo a Talal.

Había demasiados de ellos, también agrupados encima, para asesinarlos de manera eficiente, por lo que los combatientes a continuación, les ordenaron tirarse al suelo en una fila, dijo Talal. 

Fue entonces cuando su tío le dijo que corriera hacia donde se encontraba él. Talal se quedó atornillado en el campo de heno de su tío, al igual que varios otros hombres. Los militantes dispararon contra ellos, y las balas encendieron el heno seco por el sol de verano. El fuego cubrió la fuga de Talal, y se refugió en un arroyo cercano.

Allí se ocultó, escuchando como los hombres armados mataron a su familia. Con el tiempo se escapó hacia la montaña, junto con otras tres personas que habían sobrevivido a la matanza. Cuatro de cada 40.

ISIS publica un video llamado: “La vida dentro del califato”

Estos terroristas ahora pretenden hacernos creer que el país que han montado entre Irak y Siria, está funcionando en una forma organizada como cualquier otra sociedad. Pero no es así. Todos sabemos muy bien que en los últimos meses han perdido mucho terreno frente a las fuerzas Pehsmerga Kurdas y los países de la coalición internacional.

Daesh-pagos-24-6-2016

Este Video fue lanzado desde Kirkuk, donde los terroristas de ISIS pretenden hacernos creer que la vida “dentro del Califato” transcurre en una forma normal y organizada como cualquier otra sociedad. El vídeo se divide en tres partes: la primera muestra una escena de batalla, armas que son saqueadas y muestra como los terroristas de ISIS arrastran los cuerpos muertos de los soldados de la coalición caídos en combate.  La segunda parte muestra el desembolso de fondos para supuestamente repartir alimentos básicos como el aceite de cocina a los combatientes extranjeros y finalmente se muestra una sesión de cría de cabra.

Kirkuk-gaotherding-24-8-2016

El vídeo en su mayoría contiene diálogos monótonos largos que son ejecutados en voz alta por hombres que se ven cansados y que necesitan una buena noche de sueño para descansar. El vídeo muestra la bandera negra de ISIS ondeando en la región y se señalan citas del Corán. Pero en realidad, la principal preocupación del Califato realmente es, hacer dinero … y vender cabras para obtener fondos y así poder seguir financiando su guerra contra la Coalición internacional.

Verano infernal de agresiones sexuales en Suecia por parte de supuestos “solicitantes de asilo” musulmanes

Imágenes de un festival de música celebrado en Malmö en verano de 2015... A la izquierda, cuatro jóvenes rodean y asaltan sexualmente a una joven. A la derecha, la Policía arresta a un sospechoso mientras, en segundo plano, víctimas del asalto sexual lloran. El fotógrafo reportó que las jóvenes suecas fueron sexualmente asaltadas por grupos de hombres jóvenes "de orígenes foráneos".

Por: Ingrid Carlqvist

Tras los ataques de Nochevieja en Colonia (Alemania), se conoció la noticia en Suecia de que se había producido un gran número de agresiones sexuales contra chicas y mujeres en el festival de música “We Are Sthlm” [abreviatura de Estocolmo] en 2014 y 2015, pero que fueron ocultadas por la policía y los medios. El jefe de la policía nacional, Dan Eliasson, inició inmediatamente una investigación para determinar la magnitud del problema.

Los resultados se presentaron en mayo, en un informe titulado: “Situación actual en relación con las agresiones sexuales y propuestas de acción”, y las conclusiones son escalofriantes. Casi todos los agresores que atacaron en grupo y que fueron capturados eran ciudadanos de Afganistán, Eritrea y Somalia, tres de los cuatro grupos de inmigrantes más numerosos en Suecia, y que entran en la categoría de “niños refugiados sin acompañante”.

El Departamento de Operaciones Nacionales de la Policía empezaba su informe repasando todas las agresiones sexuales en festivales de música, carnavales o celebraciones de Nochevieja que han sido denunciadas a la policía:

“Las denuncias presentadas en 2015 y 2016 demuestran que las jóvenes de 14 y 15 años son las más vulnerables. Los ataques se han percibido de forma distinta, en función del modus operandi [del agresor], pero la información facilitada en las denuncias demuestra claramente que varias de las jóvenes atacadas estaban comprensiblemente devastadas y muy “inestables después de que se produjera el incidente”. Especialmente llamativos y alarmantes son los ataques perpetrados por grupos, donde la víctima no sólo es retenida y “manoseada”, sino que los atacantes también intentaron arrancarle la ropa”. […]

La mayoría de los ataques fueron perpetrados por individuos solos. En la mayoría de los casos, el ataque se producía en lugares muy concurridos y por la espalda; el agresor metía las manos por los pantalones, la blusa o sudadera de la víctima y trataba de besarla y sujetarla. A causa de la lucha para liberarse o porque el ataque se había producido por detrás, muchas veces era difícil obtener una buena descripción física del sospechoso para lograr después una identificación positiva. En muchos casos, las víctimas se encontraban entre el público delante de un escenario, intentando abrirse paso entre la gente para llegar adonde estaban sus amigos, o de pie con algún amigo o grupo de amigos cuando fueron atacadas.

Al menos diez casos fueron clasificados como la llamada taharrush gamea [“acoso colectivo” en árabe], donde grupos de hombres eligen a una víctima y la atacan todos juntos. El informe cita a Senni Jyrkiäinen, investigadora en la Universidad de Helsinki, que estudia las relaciones de género en Egipto: “Taharrush es la palabra árabe para referirse al acoso”. Si se le añade “el-ginsy” (o sólo “ginsy”) significa “acoso sexual”, y la palabra gamea significa “grupo”.

El informe de la policía describe así el fenómeno: “En al menos diez casos, una chica sola, a veces acompañada de otras personas de entre 14 y 16 años, y a veces de entre 25 y 30, era rodeada por varios hombres (5 o 6, y a veces más). En estos casos, algunos de los hombres sujetaban a la chica, mientras otros le tocaban los pechos y el cuerpo, y en uno de los casos algunos de los hombres fotografiaban el ataque. En otros casos, los agresores le desabrochaban los pantalones a la víctima y trataban –a veces con éxito– de bajárselos antes de que fuese socorrida. También hubo casos donde varias chicas de un mismo grupo eran atacadas al mismo tiempo por una numerosa pandilla”. […]

Se ha identificado a pocos sospechosos. Los que han sido identificados son ciudadanos de Afganistán, Eritrea y Somalia. Se cerraron todas las investigaciones sobre casos en Estocolmo y Kalmar de 2014 y 2015 por falta de pruebas o problemas para identificar a los sospechosos.

La policía cita algunas de las denuncias presentadas:

-Una chica de 16 años fue atacada por un numeroso grupo de hombres descritos como “de origen extranjero y que hablaban un mal sueco”, que trataron de arrancarle la ropa. Algunos de los atacantes fotografiaron el incidente. La chica estaba volviendo a casa de una fiesta con su novio cuando fue atacada. El novio presenció el incidente.

-Dos chicas fueron atacadas por una banda de entre 10 y 20 hombres de “origen africano”, con edades entre los 15 y 20 años.

-Un ataque contra una joven en un parque pasó del acoso sexual a la violación en toda regla a manos de un grupo de hombres. Los hombres y la joven habían acudido a la misma fiesta, y los atacantes la siguieron cuando se marchó.

-Una muchacha de 12 años fue atacada, y dio la siguiente descripción de los atacantes: “Cuatro hombres, de entre 20 y 25 años, que parecían árabes y hablaban entre ellos en una lengua extranjera, posiblemente árabe”. Un joven que pasaba por ahí intervino y recibió una paliza.

-Una joven declaró que cuando se metió entre unos arbustos para orinar, fue agredida sexualmente por doce atacantes. Los sospechosos también le robaron la cartera a la víctima. “La agresión sexual consistió en que una serie de asaltantes agarraban las nalgas de la víctima, entre otras cosas”.

-Una chica de 17 años salía de un centro comercial y fue seguida y detenida por tres “tipos africanos” que la atacaron agarrándole las nalgas con tanta fuerza que le desgarraron los pantalones.

-A una chica de 13 años que va a clases de educación especial se le acercaron “4 o 5 extranjeros” que hablaban sueco con acento. La agarraron todos a la vez “en sitios que le desagradaban, como las nalgas y los pechos”.

-Cuando una chica estaba esperando el tren, fue rodeada por seis jóvenes de entre 15 y 17 años, de “origen extranjero”. Empezaron a pincharla y a decirle obscenidades, y la amenazaron en sueco. Cuando llegó el tren, siguieron atacándola.

-Una joven se encontró con un grupo de unos diez hombres de entre 18 y 20 años. Cuatro de ellos le agarraron el jersey y la sujetaron por el brazo, mientras otros tres le tocaban el cuerpo y los pechos. Gritó para pedir auxilio y trató de resistirse, pidiéndoles que pararan, en vano. Al final logró liberarse.

-Una chica fue acosada con palabras obscenas en un tren por un grupo de nueve hombres, de alrededor de 25 años, que trataron de obstaculizarle el paso al bajarse del tren. Ninguno de ellos hablaba sueco, dijo la víctima en su denuncia. “Es posible que fuesen de Afganistán”.

-Una joven fue rodeada en un tren por ocho hombres que habían subido a la vez que ella. Dos de los hombres empezaron a tocarle los muslos y a manosear sus partes íntimas. La chica logró sacar un espray de pimienta y los atacantes se alejaron. Todos eran mayores de 25 años y de origen extranjero.

En lo que respecta a las agresiones sexuales en las piscinas públicas, el informe afirma que se reportaron 123 incidentes de este tipo en 2015. El 86 % de los sospechosos eran menores de 20 años; la mayoría tenía 15 o 16 años.

En el 80 % de los casos reportados de las piscinas públicas, los perpetradores declaraban o se averiguaba que eran de origen extranjero. La mayoría no tenía número de la seguridad social sueca, y las denuncias afirmaban que pertenecían a grupos de jóvenes que habían solicitado asilo.

Los claros y alarmantes datos presentados por el informe de la policía no han tenido el menor impacto en el debate público sueco. Las feministas siguen hablando de “hombres” que cometen agresiones sexuales. Por ejemplo, en enero, Karen Austin, exdirectora de un grupo de trabajo del Gobierno sobre los hombres jóvenes y la violencia, escribió un artículo en la web de debates de la televisión pública sueca sobre por qué la cultura y la religión (casi) no tienen relevancia en lo que concierne a las agresiones sexuales.

“¿Es que los hombres suecos tienen un conjunto de cromosomas mejor que el del resto de hombres del mundo?”, se preguntaba retóricamente.

Barbro Sörman, presidenta del Partido de la Izquierda en Estocolmo, escribió en Twitter a principios de julio que en realidad es peor que violen los hombres suecos que los extranjeros:

Los hombres suecos que violan lo hacen a pesar de haber crecido en la igualdad de género. Eligen de manera activa. Eso es peor, en mi opinión.

Sörman se arrepintió después de su tuit, pero mantuvo que los suecos deben ser escudriñados de la misma manera:

Hay que ver qué hace elegir no ser igual y cometer agresiones en nuestra sociedad, a pesar de que seamos iguales.

Después de que el comisario nacional de la policía, Dan Eliasson, leyera el informe que había encargado, el 28 de junio presentó una “solución” que hizo resoplar a los suecos: un brazalete con las palabras “No manosees” impresas en ellos. Eliasson explicó así la iniciativa: “La policía se toma muy en serio las agresiones sexuales, especialmente cuando hay jóvenes afectadas. Estas agresiones son por supuesto extremadamente repudiables, y toda la sociedad tiene que trabajar contra ellas. [Con los brazaletes] podemos poner el foco en este asunto y animar a las afectadas a denunciar el delito”.

Pocos días después, resultó que muchos de los agresores que habían agredido sexualmente a las mujeres en el festival de música “Putte i Parken” en Karlstad llevaban el brazalete de “No manosees”. Lo mismo pasó en el festival Bråvalla. Lisen Andréasson Florman, directora de operaciones de la organización sin ánimo de lucro Nattskiftet (Turno de Noche), tenía a 50 voluntarios patrullando la zona del festival Bråvalla cada noche. Y a pesar de ello, la propia Florman fue agredida. Le dijo a la agencia de noticias sueca TT que había sido rodeada por tres hombres que se comportaron de manera “totalmente repugnante”.

Y los tres llevaban puestos esos brazaletes de “No manosees”. Fue completamente surrealista.

Y así sucesivamente. Las agresiones sexuales en los festivales musicales de este verano se han producido sin cesar. Mucha gente quedó por tanto espantada cuando se enteró de que los organizadores del festival de música Trästocksfestivalen en Skellefteå había decidido organizar autobuses gratuitos para los “niños refugiados sin acompañante” de la localidad.

Sin embargo, el director del festival, Nils Andrén, no comprendía en absoluto las críticas contra los autobuses gratuitos, y dijo que el lema del festival es la “accesibilidad”, y que seguramente a los recién llegados les resultaba caro pagarse el autobús hasta el festival. Además de ofrecer autobuses gratuitos, los organizadores también imprimieron carteles anunciando el festival en persa, árabe y tigriña. Decían sentirse “orgullosos de ser el primer festival de música en Suecia que había impulsado un importante aumento de migrantes recién llegados entre su público”.

Cuando terminó el festival Trästocksfestivalen, la policía contó doce agresiones sexuales denunciadas.

La policía concluía el informe sugiriendo varias medidas para prevenir e investigar las agresiones sexuales relacionadas con jóvenes en eventos públicos. Las sugerencias se presentan con grandes trazos:

-Trabajo preventivo mediante la prevención situacional del delito.
-Construir una base sólida de cooperación entre los ayuntamientos y los organizadores.
-Implementar un modelo de cooperación periódica vinculada a la delegación de las acciones y la responsabilidad.
-Medidas directas a partir del análisis de las causas.
-Establecer “centros de contacto conjuntos” durante los eventos públicos.
-Hacer un análisis correcto de la situación a tiempo.
-Dar los primeros pasos para llevar a los responsables ante la justicia situando a investigadores sobre el terreno.
-Investigación jurídica para determinar si los nuevos modus operandi delictivos constituyen un agravante.

Los investigadores no sugieren en ninguna parte del informe que los políticos deban tomar medidas para asegurar que Suecia acepte a menos solicitantes de asilo de los países donde la taharrush gamea es habitual. Al parecer, las chicas y mujeres suecas deberían aprender a vivir con manoseos y violaciones, o desaparecer del espacio público directamente. Lo último va muy en la línea de lo prescrito por la ley islámica de la sharia.

Fuente: Alerta Digital

No habrá una guerra civil en Francia, los yihadistas han ganado: “Primero la gente del sábado, y después la del domingo”

El padre Jacques Hamel fue asesinado por islamistas yihadistas el 26 de julio, en la iglesia de Saint-Étienne-du-Rouvray.

El padre Jacques Hamel fue asesinado por islamistas yihadistas el 26 de julio, en la iglesia de Saint-Étienne-du-Rouvray.

Por: Guy Milliere.

El asesinato del sacerdote francés, el padre Jacques Hamel, el 26 de julio en Saint-Étienne-du-Rouvray fue significativo. La iglesia donde el padre Jacques Hamel estaba dando misa estaba prácticamente vacía. Había cinco personas presentes: tres monjas y dos fieles. La mayor parte del tiempo, las iglesias francesas están vacías.

El cristianismo está agonizando en Francia. Jacques Hamel tenía casi 86 años, y a pesar de su edad, no se quería jubilar. Sabía que sería difícil encontrar a alguien que lo sustituyera. Ahora escasean los predicadores de origen europeo en Francia, como en muchos países europeos. El sacerdote oficialmente al cargo de la parroquia de Saint-Étienne-du-Rouvray, Auguste Moanda-Phuati, es congoleño.

La reacción de los obispos franceses también fue significativa. Representándoles, Georges Pontier, presidente de la Conferencia Episcopal de Francia, instó a los católicos a guardar un día de ayuno y oración. También le pidió a los musulmanes residentes en Francia que fueran a la iglesia a “compartir el dolor de los cristianos”. Añadió que los musulmanes son bienvenidos en Francia.

La decisión de transmitir un mensaje de fraternidad es coherente con el espíritu de la iglesia. Desear la bienvenida a Francia a los musulmanes, pero dejar completamente al margen a los asesinos del padre Jacques Hamel, que actuaron en nombre del islam y la yihad, parece un síntoma de ceguera voluntaria, de grave negación patológica y de una aceptación resignada y suicida de lo que se avecina.

Son los asesinos del padre Jacques Hamel lo que se avecina. Uno de ellos, Adel Kermiche, nació en Francia de padres inmigrantes argelinos. Su trayectoria se parece a la seguida por muchos jóvenes franceses: fracaso escolar, delincuencia, un giro hacia un creciente odio a Francia y Occidente, vuelta al islam y transición al islam radical. El otro, Abdel Malik Petitjean, nació en Francia también. Su madre es musulmana. Su padre proviene de una familia cristiana. Abdel Malik Petitjean, sin embargo, siguió el mismo camino que Adel Kermiche. Un creciente número de jóvenes musulmanes nacidos en Francia se radicalizan. Un creciente número de jóvenes franceses que, a pesar de no haber sido educados en el islam, se vuelven al islam y después al islam radical.

El padre Jacques Hamel fue asesinado por islamistas yihadistas el 26 de julio, en la iglesia de Saint-Étienne-du-Rouvray.

El sistema educativo francés no enseña a los jóvenes a amar Francia y Occidente. En vez de eso, les enseña que el colonialismo saqueó muchos países pobres, que los pueblos colonizados tuvieron que luchar para liberarse, y que la guerra no ha terminado. Les enseñan a odiar a Francia. Pero describe erróneamente el islam como una religión que llevó “la justicia, la dignidad y la tolerancia” allá donde gobernaba. Los estudiantes de séptimo curso pasaron el primer mes del año escolar aprendiendo lo que la civilización islámica había aportado al mundo en los ámbitos de la ciencia, la arquitectura, la filosofía y la riqueza. Pocas semanas después, tuvieron que memorizar textos que explicaban que la Iglesia cometía infinidad de crímenes atroces. Los libros de texto sobre economía están cargados de marxismo y explican que el capitalismo explota a los seres humanos y causa estragos en la naturaleza. Un libro de 2002, Les territoires perdus de la république, (“Los territorios perdidos de la república”), explicaba el problema. Desde entonces, la situación ha ido considerablemente a peor.

Los medios franceses hacen todo lo que pueden por ocultar la verdad. Abdel Malik Petitjean y Adel Kermiche son descritos como jóvenes con problemas y deprimidos que se deslizaron “inexplicablemente” hacia la barbarie. Sus actos se presentan por lo general como completamente ajenos al islam. Las mismas palabras se emplearon para retratar a Mohamed Lahuaiej Buhlel, el yihadista que asesinó a 86 personas en Niza el 14 de julio. Esas palabras se utilizaron para retratar a todos los yihadistas que habían asesinado en Francia en los últimos años. En cada ocasión, se invita a hablar a intelectuales musulmanes, que invariablemente explican que el islam es pacífico y que los musulmanes no tienen la culpa de nada.

La rabia expresada por los líderes políticos tras el atentado de Niza ya se ha disipado. Algunos líderes políticos de Francia piden medidas más duras, pero rara vez hablan de “terrorismo islámico”. Saben que hablar demasiado sobre “terrorismo islámico” podría ser sumamente perjudicial para el futuro de sus carreras.

Todos los partidos políticos, incluido el Frente Nacional, hablan de la necesidad de establecer un “islam de Francia”. Nunca explican en qué, en la era de internet, podría diferenciarse el “islam de Francia” del islam de cualquier otra parte.

El primer ministro, Manuel Valls, dijo hace poco que Francia iba a convertirse en un ejemplo: en un “centro de excelencia” de la “enseñanza de la teología islámica”.

Durante varios días después del atentado de Niza, parecía que el país estaba al borde de estallar. Ya no es así. La población francesa parece haberse resignado.

Manuel Valls fue criticado cuando dijo que los franceses tendrían que aprender a vivir con el terrorismo. Las críticas a esos punto de vista son ahora menos frecuentes. Los franceses tienen la sensación de que el islam está en Francia para quedarse. Ven que los riesgos de disturbios en zonas sin ley son enormes, y que todos los que están en posiciones de responsabilidad piensan y actúan como si ya fuese demasiado tarde para revertir ese curso. Se respira miedo en el ambiente.

El filósofo francés Samuel Trigano publicó recientemente un artículo titulado “El sacrificio de las víctimas por no haber luchado contra los asesinos”. Los franceses aceptaron colectivamente el sacrificio de las víctimas porque tienen la impresión de que Francia no tiene ni la fortaleza ni la entereza para luchar contra asesinos despiadados. La mayoría de los franceses parecen sentirse impotentes.

Un libro escrito por Antoine Leiris, marido de una de las víctimas de los atentados del 13 de noviembre de 2015, se convirtió en un éxito de ventas. Se titula Vous n’aurez pas ma haine (“No tendréis mi odio”). El autor explica lo que ocurrió en el concierto en la sala Bataclan como un giro del destino, y dice que siente “compasión” por los que asesinaron a su esposa.

Lo que está ocurriendo hoy es una continuación de lo que ha estado ocurriendo en lo que llevamos de siglo. Entre 2001 y 2003, Francia sufrió una inmensa ola de ataques antisemitas a manos de musulmanes que apoyaban la “causa palestina”. El Gobierno francés negó que dichos ataques fueran antisemitas. También negó que fuesen perpetrados por musulmanes. Optó por el apaciguamiento, mostró su sonoro apoyo a la “causa palestina” y añadió que la revuelta de “una parte de la población” era “comprensible”. Le pidió a las organizaciones judías que guardaran silencio. Los judíos franceses empezaron a marcharse de Francia. Muchos de ellos recordaban una frase islámica en árabe: “Primero la gente de los sábados, después la de los domingos”. Dicho de otro modo: que los musulmanes ataquen primero a los judíos, y cuando se hayan ido, que ataquen a los cristianos. Eso es lo que se ha estado viendo en todo Oriente Medio.

Los ataques contra los no judíos empezaron en 2005: estallaron disturbios por toda Francia. El Gobierno francés volvió a optar por el apaciguamiento, y dijo que la revuelta de “una parte de la población” sería “escuchada”.

Un judió, Ilan Halimi, fue torturado durante tres semanas y después asesinado en París en 2006. Después, fueron asesinados más judíos en Toulouse en 2012 y en un suburbio de París en 2015.

Ahora se está atacando a más personas no judías y con mayor frecuencia. El Gobierno francés ha hablado reiteradas veces de guerra, pero siempre vuelve a una política de apaciguamiento.

Hoy reina el apaciguamiento, sin que prácticamente nadie lo cuestione. Todos los partidos políticos franceses están optando por el apaciguamiento frente a la confrontación, y rara vez se atreven a denominar al peligro por su nombre: islam radical. Los franceses han optado por la sumisión: no tienen verdaderas alternativas.

Los judíos siguen huyendo. Las sinagogas y las escuelas judías de todo el país son vigiladas las 24 horas por soldados armados. Los judíos que permanecen en Francia saben que llevar una kipá o una estrella de David es sumamente peligroso. Parecen ver el apaciguamiento como un callejón sin salida. A menudo emigran al país que los apaciguadores tratan como chivo expiatorio y que los islamistas quieren destruir: Israel. Saben que, cuando estén en Israel, quizá tengan que enfrentarse a yihadistas como los que matan en Francia, pero también saben que los israelíes están más dispuestos a luchar y a defenderse.

Los franceses no judíos ven ahora que el apaciguamiento no les permitirá librarse.

Cuando echan un vistazo a su alrededor en la Europa occidental, ven que ya no hay lugares seguros; no tienen adónde ir. Saben que cientos de miles de inmigrantes en Alemania pueden cruzar fácilmente unas inexistentes fronteras. Saben que hay miles de potenciales yihadistas en Francia; que los peores crímenes yihadistas en Francia están por llegar; y que las autoridades no tienen la voluntad de frenarles.

No habrá una guerra civil en Francia. Los yihadistas han ganado. Volverán a matar. Les encanta matar. Les encanta la muerte. Dicen: “Amamos a la muerte más de lo que vosotros amáis la vida”.

Una de las monjas presentes en la iglesia vacía dijo que, tras asesinar al padre Jacques Hamel, Adel Kermiche y Abdel Malik Petitjean sonreían. Estaban contentos.

Fuente: Alerta Digital

Donald Trump rechaza la llegada de 8.000 refugiados sirios a EEUU: “Son un caballo de Troya terrorista en el país”

La Administración Obama se ha comprometido a acoger a 10.000 refugiados sirios.

La Administración Obama se ha comprometido a acoger a 10.000 refugiados sirios.

Si la inmigración ya había acaparado gran parte de la campaña presidencial, la polémica se dispara esta semana con la llegada progresiva de 8.000 refugiados sirios a Estados Unidos, que la Administración Obama se ha comprometido a acoger hasta completar un cupo de 10.000. Es la cuota estadounidense para sofocar la llamada crisis humanitaria, resultado de cinco años de una guerra siria que parece no tener fin. Alimentada por los últimos golpes del terrorismo yihadista, la polémica ha crecido en EE.UU., donde la mayoría de estados se opone a acoger a refugiados. El candidato republicano, Donald Trump, rechaza la medida por abrir la puerta a «un caballo de Troya» terrorista en el país. Su rival, Hillary Clinton, aplaude y anima a seguir acogiendo a más refugiados.

Cientos de sirios partirán mañana desde Jordania, en el arranque de la mayor operación de traslado a EE.UU. de víctimas de la contienda civil. La embajadora norteamericana en el país árabe, Alice Wells, precisó ayer que el programa de asentamiento de sirios en este país ya está en marcha, después de un proceso que ha incluido reuniones con familias de California y Virginia, los primeros estados que albergarán en su territorio a esta gran remesa. Antes de que termine septiembre, los 8.000 pendientes deberán haber llegado al país. Hasta ahora, EE.UU. ha acogido a casi 2.000 refugiados sirios. El acuerdo para un salto cuantitativo se produjo a principios de este año, tras el agravamiento de la crisis humanitaria y la presión de Naciones Unidas.

Trump, que ganó las primarias republicanas con su promesa de deportar a todos los ilegales y construir un muro con México, ha hecho del rechazo a la entrada de musulmanes otra de sus máximas. El fondo es el mismo: el daño que su presencia causaría a los estadounidenses. Pero la variable es distinta. El magnate conecta el no radical a los hispanos sin papeles con la pérdida de empleo y bienestar del estadounidense medio.

El rechazo a los musulmanes le sitúa en posición de aparente fortaleza en la guerra al terrorismo yihadista de Daesh, que contrapone a la «débil respuesta» de Obama, y, en su caso, Hillary Clinton, frente a una amenaza latente.

Trump proclamó su propuesta de cerrar la frontera a los musulmanes tras el ataque terrorista de San Bernardino (California), donde el pasado diciembre un matrimonio de inspiración yihadista asesinó a quemarropa a 14 personas. Su tesis es que la entrada de musulmanes eleva la amenaza terrorista, y más si no existe control sobre su origen y conexiones. La embajadora Wells aclaró ayer que los refugiados «han sido aceptados como viajeros a EE.UU. precisamente por haber sido sometidos previamente a un escrutinio estricto».

Fuente: Alerta Digital