Archivo de la categoría: SOMALIA

Son negros, musulmanes y no son bienvenidos: ¿Europa enfrenta una crisis somalí de la “generación Jihad”?

Dos hombres llevan el cuerpo de una víctima después de la explosión de un camión bomba en el centro de Mogadishu, el 14 de octubre de 2017

“Al negociar estas divisiones binarias, los somalíes no están solos. La radicalización es un fenómeno que ha afectado a todas las comunidades musulmanas. Los desencadenantes claves incluyen la marginación, la estigmatización, la falta de integración y el bajo rendimiento escolar, y la omnipresencia de la radicalización de Internet, especialmente los videos de propaganda en Facebook y YouTube “.

En Somalia, al-Shabaab y otros grupos de jihad son bastante activos. ¿Están los somalíes marginados y estigmatizados allí también, en Somalia? ¿O tal vez no sea siempre la culpa de occidentales no musulmanes que los musulmanes recurran a la jihad? Este artículo de Haaretz es un ejemplo particularmente atroz de cómo los medios de comunicación siempre culpan a los no musulmanes por la violencia de los musulmanes, y con etnocentrismo y paternalismo aparentemente inconscientes, supone que si los no musulmanes cambiaran su comportamiento hacia los musulmanes, es decir, si abandonan la “islamofobia” y baña a los musulmanes con efectivo, la jihad terminará. Esta es, de hecho, una premisa básica de las políticas exteriores de la mayoría de los países occidentales.

Asediada por los estereotipos de los medios negativos, el racismo, los bajos logros académicos y la exclusión social, la comunidad somalí es uno de los grupos de inmigrantes más vilipendiados de Europa. Esa vulnerabilidad los convierte en un blanco perfecto para los reclutadores de terror islamistas

Un grupo de refugiados musulmanes reza en el Palazzo Condo, un albergue para refugiados en Satriano, Italia.  15 de febrero de 2016

Un grupo de refugiados musulmanes reza en el Palazzo Condo, un albergue para refugiados en Satriano, Italia. 15 de febrero de 2016 Bloomberg

Un sábado por la noche en diciembre de 2015, Muhiddin Mire, de 30 años, cortó aleatoriamente la garganta de un extraño en la estación del metro de Leytonstone en el este de Londres, alegando que era una “venganza” por Siria.

Días antes, el parlamento británico había votado para unirse a los ataques aéreos contra el llamado Estado Islámico (IS) allí. Los espectadores conmocionados lo oyeron gritar : “Esto es por mis hermanos sirios, voy a derramar su sangre”.

Miré y era un ciudadano británico de origen somalí cuya familia había llegado como refugiados a Gran Bretaña en la década de 1990. Él era un ex conductor de Uber, que tenía un historial conocido de problemas de salud mental.

Un año después, otro joven de origen somalí, y el ciudadano noruego Zakaria Bulhan, de 19 años, atacaron al azar a extraños en la Plaza Russell de Londres, matando a un turista estadounidense e hiriendo a otros cinco.

En agosto del año pasado, soldados belgas mataron a tiros a un hombre belga-somalí, después de que intentó atacarlos con un cuchillo gritando: “Allahu Akhbar”.

Los tres terroristas comparten una conexión somalí. Por supuesto, estos incidentes son raros y representan una pequeña fracción de la población de jóvenes somalíes europeos.

No obstante, en los últimos años ha habido una serie de ataques en los que han participado jóvenes europeos de origen somalí, lo que ha puesto a esta comunidad, que constituye una de las mayores comunidades de refugiados musulmanes en Europa, en el punto de mira.

En los últimos años, hemos estado investigando a esta generación de jóvenes somalíes en Europa, muchos de los cuales se han desconectado del variado Islam indígena de la generación de sus padres, y comenzaron un viaje distinto al Islam somalí de la diáspora, conectando a los jóvenes somalíes en Helsinki. Oslo y Londres.

También hemos investigado por qué un pequeño número de ellos, una llamada “jihad de la generación”, han adoptado una forma Salafi del Islam mucho menos tolerante y más radical, totalmente ajena a la generación y cultura de sus padres, y en ocasiones, funcionando como un peldaño para la violencia …

Desde el 11 de septiembre, ha habido una intensa conversación en Europa sobre temas de “valores compartidos”, ciudadanía y pertenencia a personas de origen musulmán. La “guerra contra el terror” condujo a una división binaria en Europa entre los migrantes buenos contra los malos y entre los musulmanes moderados y los radicales.

Y los somalíes de segunda generación se encontraron en el lado equivocado de estos binarios, en particular, los somalíes de segunda generación.

Al negociar estas divisiones binarias, los somalíes no están solos. La radicalización es un fenómeno que ha afectado a todas las comunidades musulmanas.

Los desencadenantes claves incluyen la marginación, la estigmatización, la falta de integración y el bajo rendimiento escolar, y la omnipresencia de la radicalización de internet, especialmente los videos de propaganda en Facebook y YouTube.

Pero lo que distingue a los somalíes es que su país natal es el hogar de al-Shabaab, posiblemente el grupo terrorista más poderoso de África. En los últimos años, una cantidad de jóvenes somalíes étnicos han abrazado la yihad; algunos han regresado a Europa; un número ha muerto en la lucha por Al-Shabaab en Somalia.

Otra experiencia que también distingue a los somalíes, de otros musulmanes en Europa es que son una comunidad de refugiados cuyos miembros son visiblemente musulmanes y negros, y que ya se encuentran entre las comunidades de inmigrantes más vilipendiadas de Europa.

Un pistolero somalí hace guardia en un puesto de control de la carretera cerca de la capital, Mogadiscio.  24 de octubre de 2003

Un pistolero somalí hace guardia en un puesto de control de la carretera cerca de la capital, Mogadiscio. 24 de octubre de 2003 REUTERS

Desde Noruega, Reino Unido, Finlandia hasta los Países Bajos, una percepción colectiva negativa precede a los somalíes. Los somalíes se perfilan como un grupo problemático en la intersección de los temores europeos sobre la inmigración y la seguridad, y los jóvenes somalíes de segunda generación están llegando a la mayoría de edad en esta atmósfera de temor y sospecha contra ellos.

Las vidas de los somalíes en Europa a menudo ya están enmarcadas a través de una lente problematizadora. Como investigadores nos hemos encontrado con preguntas de periodistas, políticos y servicios sociales como, “¿Qué pasa con los somalíes?”

Los periódicos europeos están salpicados de estereotipos colectivos negativos de los somalíes. Están representados como “criminales violentos”, “mujeres oprimidas con velo”, “trampas de beneficios” y “terroristas”.

No ha ayudado que a pesar de los relativamente pocos incidentes, los extremistas yihadistas de la comunidad somalí “ganen” un alto perfil. Los ” Terror Twins “, dos niñas somalíes talentosas nacidas en Manchester, cuyo hermano se unió al ISIS en Siria y al que reclutó en secreto para unirse, fueron objeto de una intensa cobertura mediática y especulación .

Teresa Puja, una maestra, se dirige a un grupo de refugiados durante una clase de italiano en el Palazzo Condo, un albergue para refugiados en Satriano, Italia.  16 de febrero de 2016

Teresa Puja, una maestra, se dirige a un grupo de refugiados durante una clase de italiano en el Palazzo Condo, un albergue para refugiados en Satriano, Italia. 16 de febrero de 2016 Bloomberg

Para comprender los factores desencadenantes específicos que han llevado a los europeos de origen somalí al terrorismo, vale la pena examinar algunas de las características claves de sus biografías. Aquí presentamos dos perfiles, basados ​​en entrevistas que realizamos.

Mohamed tenía 8 años cuando llegó como refugiado de Mogadiscio a un proyecto de vivienda en el norte de Londres. Se inscribió en una escuela pública, y fue objeto de hostigamiento, se burlaroj de él por su pobre inglés y se metió en peleas. Cuando se fue a la escuela secundaria, se había endurecido y comenzó a enfrentarse a los agresores.

Muy pronto se ganó el “respeto” uniéndose a una pandilla. Tutelado por jóvenes somalíes mayores comenzó a vender cannabis antes de pasar a drogas más duras como el crack y la cocaína. Comenzó a portar un cuchillo para defenderse: las guerras entre bandas de pandillas no son infrecuentes. Un día en el otoño de 2013 fue atacado por una pandilla rival y apuñalado en varias ocasiones.

Cuando salió del hospital tomó su lugar de nuevo, pero comenzó a cambiar su tono y actitud. Se cansó de los constantes encontronazos con la policía, culpable de causar dolor a su madre, y un día se encontró con un amigo, Ahmed, un niño somalí con una historia similar que le dijo que había encontrado un nuevo camino a través del Islam. Ahmed convenció a Mohamed de asistir a un pequeño círculo islámico de oración dirigido por un imán del vecindario. Ese imán no estaba conectado a la mezquita local de orientación somalí, sino que era un predicador salafista conocido por los servicios de seguridad del Reino Unido.

Un combatiente islamista posa con su arma mientras mantiene a raya a la multitud durante la ejecución de un somalí, Ali Hussein, en Bulo Marer, Somalia.  13 de diciembre de 2008

Un combatiente islamista posa con su arma mientras mantiene a raya a la multitud durante la ejecución de un somalí, Ali Hussein, en Bulo Marer, Somalia. 13 de diciembre de 2008 PRENSA ASOCIADA

Mohamed dejó su antigua vida. Se convirtió en un predicador informal en las calles de Londres. Paró la cerveza ocasional, las articulaciones de cannabis y las mujeres jóvenes. Entregó panfletos que criticaban la política exterior británica y occidental en el mundo musulmán. Poco a poco se volvió más inquieto y enojado crítico con sus compañeros británicos.

La nueva identidad de Mohammed era una forma de protección contra la sociedad británica en la que no se sentía aceptado; él eligió en cambio afirmar su identidad islámica. Empezó a considerar cómo podría ayudar a sus compañeros musulmanes en el extranjero. Quería estudiar el Corán en Egipto, pero pensó que era preferible ir a Somalia o Siria, donde podía practicar libremente su recién descubierta identidad islámica. Pero Mohamed nunca ha salido de Londres; él todavía está aquí, trabajando como profesor islámico.

Al igual que Mohamed, Ibrahim, que es un personaje compuesto basado en varias entrevistas diferentes, también tuvo desafíos para integrarse. Ibrahim nació de padres somalíes en los Países Bajos que decidieron trasladar a su familia a Leicester, en Inglaterra, a la edad de 12 años. Tuvo problemas para encajar. Era holandés y somalí, una mezcla confusa para los niños locales y tenía que aprender inglés.

Refugiados somalíes estudian el Corán en una escuela en el campo de refugiados de Dadaab, Kenia.  19 de diciembre de 2017

Refugiados somalíes estudian el Corán en una escuela en el campo de refugiados de Dadaab, Kenia. 19 de diciembre de 2017 \ BAZ RATNER / REUTERS

Durante su adolescencia no le importaba mucho su identidad musulmana, pero se hizo amigo de otros jóvenes musulmanes y eso despertó su interés. Empezó a asistir a un grupo de oración y se convirtió en parte de una comunidad islamista en línea. Muy pronto se involucró con un grupo radical y fue monitoreado por los servicios de seguridad.

Viajó a Kenia, y luego a Somalia con varios amigos. Su tapadera era su ambición de trabajar como voluntario humanitario, pero su misión era unirse a al-Shabaab, que tiene estrechos vínculos con Al-Qaeda. De repente, él desapareció; sus padres hicieron averiguaciones, y finalmente apareció en la vecina Kenia.

No fue reclutado por al-Shabaab y regresó al Reino Unido, donde fue interrogado por los servicios de seguridad y liberado. Ahora se arrepiente de su viaje y se esfuerza por conseguir un trabajo.

¿Los somalíes son más propensos que otros grupos musulmanes inmigrantes hacia la radicalización? En muchos casos, los reclutadores jihadi son conscientes del frágil sentido de integración de la juventud somalí y tienden a atacar este punto débil.

Ataúdes de víctimas de un naufragio frente a Sicilia matando a unos 300 hombres, mujeres y niños eritreos y somalíes en el aeropuerto de Lampedusa.  5 de octubre de 2013

Ataúdes de víctimas de un naufragio frente a Sicilia matando a unos 300 hombres, mujeres y niños eritreos y somalíes en el aeropuerto de Lampedusa. 5 de octubre de 2013 REUTERS

 Como recién llegados a Europa, sus historias son diferentes de los migrantes musulmanes poscoloniales que llegaron después de 1945, o de los marroquíes y turcos que vinieron como “trabajadores invitados” de Europa en la década de 1970.

Otra complicación para los somalíes es que son negros y se han enfrentado al racismo dentro y fuera de la comunidad musulmana. La mayoría de las mezquitas suelen ser administradas por musulmanes de ascendencia india o de Oriente Medio, pero cuando los somalíes comenzaron a llegar en grandes cantidades en la década de 1990, enfrentaron un doble bloqueo a la integración y la vida comunal …

Fuente:  Haaretz

El príncipe Charles elogia a los piratas musulmanes somalíes a raíz de su preocupación ambiental

En declaraciones a Sky News, el príncipe Charles dijo: “Como resultado de las acciones (bárbaras) de los piratas musulmanes somalíes, no ha habido pesca allí durante los últimos 10 o 15 años”. (Porque los pescadores están demasiado asustados por los terroristas somalíes y no quieren ir a pescar allí ) “Y de eso ha habido una explosión fantástica de pescado más grande y más grande.”

Las  últimas declaraciones del príncipe Charles han provocado indignación tras afirmar que los piratas han sido “fantásticos” para la vida marina porque los pescadores estaban demasiado asustados de hacer su trabajo. El coronel de 68 años de edad, dijo que había habido una “explosión fantástica” de peces más grandes de la costa de Somalia debido a la falta de actividad en el mar.

Sus comentarios se produjeron después de pronunciar un discurso de apertura en la Conferencia Our Ocean en Malta, que tuvo lugar el mismo día en que liberó a una tortuga rehabilitada de vuelta a la naturaleza.

El príncipe Charles ha sido criticado por sus comentarios por el ex experto en patrullas y antipiratería SAS Phil Campion y el ex soldado Stephen Beardsley, que enfrentó a piratas en el Océano Índico.

El ex experto en patrullas y antipiratería de SAS Phil Campion dijo: “Son pandillas desagradables que hacen un daño extremo, sin preocuparse por la vida. “Hay algunos peces extra. “Compare eso con la vida de las personas perdidas, es insensible”.

El ex soldado Stephen Beardsley, que se enfrentó a los piratas en el Océano Índico, dijo: “No son amigables, no les importa el medio ambiente.”  Los buques occidentales ahora se ven obligados a llevar guardias a bordo. Los piratas somalíes han ganado millones de dólares en rescates de rehenes en los últimos años.

A principios de este año, piratas somalíes secuestraron una nave comercial después de fingir mendigar agua. Un petrolero tripulado por ocho ciudadanos de Sri Lanka fue abordado por piratas armados cerca de la costa norte de la costa de Somalia.

Durante sus años pico, los piratas somalíes ganaron cientos de millones de dólares en secuestros, pero los barcos occidentales ahora se han visto obligados a llevar guardias armados a bordo.

Él atacó los efectos dañinos de los estilos de vida que arrojan desechos a los mares, a conveniencia de muchos en todo el mundo, que ven como ocho millones de toneladas de desechos plásticos entran en los mares y océanos cada año.

También criticó las subvenciones pesqueras globales “perversas”, que alientan la pesca excesiva y no reglamentada, lo que reduce aún más las existencias.

América ha estado en guerra con el Islam en la región de Somalia, comenzando con la guerra contra los piratas musulmanes Bárbaros un año después de que la nación naciera.

 

Al-Shabaab, el grupo terrorista islamista que está llevando a cabo un gran genocidio de cristianos en Somalia.

Trece de los peores países en los que se escenifica la persecución cristiana y que tienen la Puerta Abierta de los Estados Unidos, y aparecen en la lista de observación mundial, son países islámicos. Mientras que el principal perseguidor de los cristianos es Corea del Norte, la fuente de la persecución en ese país proviene de la “paranoia dictatorial” : la adoración para la familia gobernante de Kim está ordenada para todos. Después de Corea del Norte como el perseguidor más grande, sin embargo, aparece Somalia.

Las decapitaciones y ataques contra los cristianos por parte del grupo terrorista islámico al-Shabaab seguirán aumentando, a manos de los militantes somalíes que cuentan con un estimado de 9.000 yihadistas a su disposición.

Los cristianos “se enfrentan a una creciente persecución en todo el mundo, alimentada principalmente por el extremismo islámico y los gobiernos represivos”. Se han emitido advertencias de “una forma de genocidio” y “limpieza religiosa-étnica”, y mientras el sufrimiento cristiano se expande globalmente, se someten a la narración victimológica de la “islamofobia”, mientras que las verdaderas víctimas – los cristianos pacíficos – siguen siendo asesinados a raíz de su fe.

Las naciones occidentales prácticamente han abandonado a los cristianos, que no sólo son víctimas de la guerra, sino que también son perseguidos. Los gobiernos occidentales se ocupan casi exclusivamente de recibir a los refugiados musulmanes, muchos de los cuales han causado estragos en toda Europa, lo suficiente para que Hungría, Polonia y la República Checa cierren sus puertas a los falsos solicitantes de asilo musulmanes para evitar ataques de jihad, agresiones sexuales masivas contra infieles e ilegalidad .

El ex arzobispo de Canterbury, lord George Carey, ha declarado claramente al Reino Unido -y sus palabras se aplican en todo el mundo occidental- que los funcionarios “políticamente correctos” estaban “sesgados institucionalmente” contra los refugiados cristianos, que no están siendo reasentados en el Reino Unido de la misma forma en que están siendo reasentados los falsos refugiados musulmanes.

Mientras 9.000 yihadistas en el este de África se preparan para lanzar ataques horripilantes contra los cristianos, el Centro Americano de Derecho y Justicia ha instado desesperadamente:

Este odioso ejército yihadista debe ser detenido. Las atrocidades de Al-Shabaab contra los cristianos y la brutal persecución de las iglesias en Kenia ya no pueden ser ignoradas ni toleradas. Debemos ser escuchados.

La persecución cristiana ha sido ignorada y tolerada durante demasiado tiempo.

Las decapitaciones y ataques contra los cristianos por parte del grupo terrorista islámico al-Shabaab seguirán aumentando, y los militantes somalíes tendrán unos 9.000 yihadistas a su disposición, advirtió un grupo de vigilancia de la persecución religiosa.

El Centro Americano de Derecho y Justicia enumeró el jueves la creciente lista de ataques bárbaros llevados a cabo por el grupo terrorista en los últimos años, incluyendo ataques de puerta a puerta en aldeas en Kenia en julio, donde los militantes cazaron y mataron a siete cristianos.

En agosto, los militantes de al-Shabaab mataron a otros cuatro cristianos en el condado de Lamu en Kenia, decapitando a tres y quemando a otro vivo.

El grupo también es infame por la matanza en masa de 148 personas en la Universidad de Garissa en abril del 2015, cuando los militantes específicamente buscaban a estudiantes cristianos para matarlos, separándolos de los musulmanes.

“Este odioso ejército yihadista debe ser detenido. Las atrocidades de Al-Shabaab contra los cristianos y la brutal persecución de las iglesias en Kenia ya no pueden ser ignoradas ni toleradas. Debemos ser escuchados “, instó el ACLJ.

“Las acciones de Al-Shabaab son claramente mortales, dementes, perturbadoras y repugnantes. Debemos derrotar y destruir a estos terroristas islámicos “.

El grupo de la ley advirtió, sin embargo, que el grupo radical islámico puede tener un “estimado de 9.000 soldados yihadistas y una plétora de recursos externos que puede aprovechar”, haciendo que sus actividades terroristas sean “cada vez menos probable de ceder”.

El ejército estadounidense ha estado haciendo ataques aéreos contra las bases de al-Shabaab en Somalia, buscando desmantelar sus operaciones, aunque Kenia ha sido en gran medida incapaz de detener los ataques transfronterizos.

El grupo de la ley señaló que ha estado advirtiendo sobre la extensión de al-Shabaab por años, y repitió sus palabras a partir del 2015:

“[Y] este otro ejército radical yihadista islámico – al igual que ISIS, el Estado Islámico – está asesinando cruelmente a los cristianos, atacándolos por su fe. Esta persecución global e histórica continúa “.

“En los últimos años, el grupo terrorista al-Shabaab, con sede en Somalia, llevó a cabo ataques en los condados de Mombasa, Mandera, Garissa, Wajir, Lamu y Tana River y dijo que había apuntado a los no musulmanes debido a su fe.

“En el condado de Lamu, al-Shabaab se responsabilizó de por lo menos 65 muertes, y algunos testigos informaron que los terroristas preguntaban por la religión de las víctimas, matando a los no musulmanes”.

El grupo terrorista, cuyo nombre se traduce como “La Juventud”, ha estado activo durante más de una década, y ha estado buscando aplicar la ley Sharia a las regiones de Somalia en las que ha ganado el control.

Al-Shabaab ha estado apuntando específicamente a la Iglesia Católica en Kenia, que acusa de difundir la fe cristiana en la región.

El Centro de Estudios Estratégicos de África dijo en junio que al-Shabaab se ha convertido en el grupo terrorista más mortífero de África, sobrepasando incluso al Boko Haram de Nigeria. Los datos analizados mostraron que al-Shabaab mató a más de 4.000 personas en 2016.

Además de sus actividades terroristas, el grupo de vigilancia de Amenazas Críticas advirtió en abril que al-Shabaab también ha atacado a poblaciones rurales vulnerables en Somalia proporcionándoles ayuda humanitaria, como parte de una estrategia para cultivar el apoyo.

“El grupo está bien posicionado para capitalizar la devastadora sequía y la inminente hambruna …

Fuente:  Christian Post

Minnesota: Estalla un dispositivo explosivo que fue lanzado a través de una ventana de una mezquita integrada por somalíes.

Sin heridos. Daños menores. El grupo terrorista islamista CAIR está ofreciendo una recompensa de $ 10,000 por información que conduzca al arresto de los responsables.

ABCAl parecer, alguien lanzó una bomba a través de la ventana de una mezquita suburbana de Minneapolis el sábado cuando los musulmanes se preparaban para la oración de la mañana, dañando la oficina del imán, pero no herió a nadie, dijo un funcionario.

El departamento de policía local twitteó que una investigación preliminar demuestra que un dispositivo destructivo causó la explosión, “en violación de la ley federal”, y que el FBI ha tomado la iniciativa en la investigación.

La explosión ocurrió alrededor de las 5 de la mañana en el Centro Islámico de Dar Al-Farooq en Bloomington, al sur de Minneapolis. Había de 15 a 20 personas dentro de la mezquita cuando ocurrió la explosión, y los fieles lograron extinguir el fuego antes de que llegaran los bomberos, dijo la Sociedad Musulmana Americana de Minnesota en un comunicado de prensa.

La mezquita, que sirve principalmente a personas de la gran comunidad somalí de la zona, ocasionalmente recibe llamadas amenazadoras y correos electrónicos, dijo Omar al Star Tribune. La mezquita sirve como centro religioso y plataforma de organización comunitaria para los activistas musulmanes (antiamericanos) que promueven la sharia en la zona

Yasir Abdalrahman, un adorador de la mezquita, dijo que la explosión era “inimaginable”. “Vinimos a este país por la misma razón que todos los demás vinieron aquí: la libertad de adorar a nuestro Dios “, dijo Abdalrahman. “Y esa libertad está bajo amenaza. Cada americano debe sentirse insultado por esto. “

(¿Quieres decir que no tenías libertad para adorar a tu Dios en el país 100% musulmán del que viniste?). Has venido aquí para difundir tu sucio culto de muerte mientras vives del bienestar, y por cierto, no estamos ofendidos)

Fuente: ABC

Estados Unidos confirmó la muerte de uno de los líderes terroristas de Al Shabaab en Somalia

Washington aseguró que Ali Jabal pereció el pasado 30 de julio en un bombardeo que tuvo como objetivo un complejo de la organización ubicado en el sur del país africano.

Terroristas de Al Shabaab

Terroristas de Al Shabaab

Uno de los principales terroristas de Al Shabaab, conocido como Ali Jabal, murió el pasado 30 de julio en un bombardeo de Estados Unidos en el sur de Somalia. Lo confirmó este viernes el mando militar estadounidense para África (AFRICOM).

Ali Muhamad Husein —ése era su nombre real— falleció en el ataque llevado a cabo cerca de Tortoroow, en el sur somalí. No se registraron víctimas civiles en la incursión, según el comunicado divulgado por AFRICOM en su web.

“Estados Unidos llevó a cabo esta operación en coordinación con sus socios regionales como respuesta directa a las acciones de Al Shabaab, incluidos los recientes ataques contra las fuerzas somalíes”, indica la nota.

Ali Jabal era el responsable de las fuerzas del grupo que operaban en las regiones de Mogadiscio y Banadir, en la planificación y ejecución de ataques en la capital somalí. Utilizaba la Región de Lower Shabelle, un conocido refugio de la organización, como centro de estas actividades.

Las víctimas del última ataque en Mogadiscio (AFP)

Las víctimas del última ataque en Mogadiscio (AFP)

“Su eliminación interrumpe la capacidad de Al Shabaab de planear y dirigir ataques en Mogadiscio y de coordinar los esfuerzos entre los comandantes regionales” del grupo yihadista, añade el mando estadounidense para África.

En los últimos meses, militantes del grupo yihadista han cometido atentados suicidas y asesinatos de policías, líderes gubernamentales y militares en la capital, además de numerosos ataques contra el Ejército Nacional de Somalia y la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) miembros de la región.

El lunes pasado, al menos 39 soldados ugandeses de la AMISOM murieron en una emboscada de terroristas en la región de Lower Shabelle, en el sur somalí. Un día antes, cinco personas murieron y otras diez resultaron heridas en una atentado en una céntrica calle de Mogadiscio, reivindicado por Al Shabaab. Iba dirigido contra un convoy de altos funcionarios del Gobierno, pero el plan falló y todas las víctimas fueron civiles.

“Seguimos trabajando en coordinación con nuestros socios y aliados somalíes para desmantelar sistemáticamente a Al Shabaab y ayudar a lograr la estabilidad y la seguridad en toda la región”, concluye AFRICOM.

Infobae

La filial de ISIS en Somalía, a Donald Trump: “Mientras tu guerra está en Mosul, nosotros tomaremos Europa”

El grupo terrorista Al Shabaab difundió su mensaje para el presidente de Estados Unidos a través de las redes sociales

Terroristas de Al Shabaab

Por 

Terroristas de Al Shabaab

“Mientras te focalizas en Mosul, nosotros golpearemos Europa y conquistaremos el Vaticano y Estambul”. Ese fue el mensaje que Al Shabaab, la filial de ISIS en Somalia, envió como advertencia al presidente Donald Trump en momentos en que EEUU lidera la ofensiva para recuperar territorios en Siria e Irak.

Un militante del grupo terrorista Estado Islámico (ISIS por sus siglas en ingles) envió vía Twitter el mensaje al presidente estadounidense Donald Trump. En él, el islamista se refiere al jefe de estado como el “nuevo faraón” que está dedicado a cazar combatientes de ISIS en Siria e Irak. El terrorista explicó además los objetivos expansionistas del grupo, sugiriendo que los combatientes están dispuestos a conquistar “Roma y Constantinopla”.

“Mientras tu pones tus ojos y tus soldados en Raqqa y Mosul, nosotros tenemos nuestros ojos en Constantinopla y Roma”, dijo el yihadista, según la publicación del grupo de Inteligencia SITE, una organización no gubernamental de lucha contra el terrorismo.

ISIS capturó Mosul en Irak y Raqqa en Siria en 2014, convirtiendo las dos ciudades en baluartes de su auto-declarado “califato”. Sin embargo, paulatinamente el grupo está perdiendo los territorios que ocupó en ambos países debido a ofensivas conjuntas lideradas por EEUU.

A principios de julio, el gobierno iraquí declaró a la ciudad de Mosul liberada del ISIS, después de semanas de intensos combates. En tanto en Raqqa, aun se desarrollan intensos combates para neutralizar a los últimos elementos terroristas que resisten allí. En las últimas semanas, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) -una alianza de milicias kurdas y árabes apoyadas por una coalición encabezada por EEUU- iniciaron una amplia campaña para recapturar la ciudad que se encontraba en poder de ISIS, hoy al menos el 75% de Raqqa está en manos del FDS.

El Departamento de Estado no ha respondido ni efectuado comentarios sobre el mensaje dirigido por el terrorista islámico al presidente Trump.

(AFP)

Para muchos analistas, el mensaje podría referir a más “ataques en suelo europeo”. Algunas agencias de seguridad del viejo continente han advertido desde las últimas dos semanas que los combatientes de ISIS viajarían a otros países una vez que sus bastiones en el Oriente Medio fueran destruidos. Europa teme que ese escenario podría dar lugar a la creación de nuevas células de ISIS en diferentes países.

El ejemplo más reciente de este fenómeno es Filipinas, donde el ejército se encuentra en abierta lucha contra los combatientes vinculados al ISIS en la ciudad de Marawi desde los últimos tres meses.

A principios de este año, un alto oficial de la seguridad de Filipinas dijo que de los 400 a 500 combatientes que se apoderaron de Marawi, unos 40 habían llegado recientemente de ultramar e incluso de países de Oriente Medio.

Dentro de las implicancias del mensaje del terrorista islámico debe considerarse que”Europa sufrirá las consecuencias del desplazamiento de los combatientes de ISIS de sus bastiones en Raqqa y Mosul por las acciones de la coalición estadounidense liderada por el presidente Trump”, declaro el experto en contra-terrorismo David Otto al diario IB Times de Gran Bretaña.

Otto añadió que “amenazar con atacar Estambul podría ser sólo una táctica de distracción y no el objetivo real”.

Sin embargo, a los efectos de las medidas de precaución y seguridad, ésta es una clara señal de advertencia a todos los Estados europeos, incluido El Vaticano, Reino Unido, Francia, Bélgica y Alemania de que más ataques son altamente probables y hasta inminentes.

Lo que es muy claro, es que este tipo de mensajes no tienen que venir directamente del núcleo del ISIS en Irak o Siria porque sus “wiyalats” (combatientes internacionales de ISIS) así como los de Somalia son considerados como parte del “califato global” -ahora virtual que aún dispone de capacidad para ejecutar ataques terroristas sin una necesidad de centralización de comando; más aún, en momentos en que la especulación sobre la suerte futura del califato es incierta.

Somalia ha sido un país devastado por una insurgencia violenta a manos de Al Shabaab, un grupo militante aliado a Al Qaeda en su tiempo. En la actualidad, sus militantes han sido instados por ISIS a unirse a su lucha y la gran mayoría de ellos juró lealtad al califato.

En octubre de 2015, uno de sus comandantes -y prominente reclutador de Al-Shabaab- de la región semi-autónoma de Puntland, el ciudadano británico Abdul Qadir Mumin declaró lealtad a ISIS y dijo que iniciaba la etapa de ataques del grupo en Europa. El año pasado, el grupo afiliado al ISIS trató de apoderarse de la ciudad de Qandala, en Puntland, aunque fue expulsado por las fuerzas somalíes unos días más después.

Los militantes vinculados a ISIS ejecutaron su primer ataque suicida en el mes de mayo pasado asesinando a cinco personas en un atentado suicida en un puesto de control en la ciudad portuaria del noreste de Bosaso, en Puntland.

Algunos expertos y analistas creen que la escala de ex militantes de Al-Shabaab, ahora leales a ISIS, todavía es pequeña y que muchos integrantes del grupo terrorista continúan siendo -en general- leales a Al-Qaeda.

Desde que Trump asumió el poder, el pasado mes de noviembre, EEUU ha intensificado sus ataques aéreos contra Al Shabaab en Somalia. A principios de este año, el presidente Trump aprobó y amplió un plan operacional que aumenta los ataques contra el grupo islamista Somalí. A ello debe agregarse las nuevas directivas aprobadas en marzo que permiten a EE.UU. “llevar a cabo acciones militares amplias y directas contra Al-Shabaab dentro de un área geográficamente definida como de hostilidades activas en apoyo de las fuerzas armadas legales Somalia”.

Los últimos golpes duros que padecieron los terroristas somalíes ocurrieron el 4 de julio, cuando EEUU lanzó un ataque aéreo que dio de baja a más de 45 militantes de Al Shabaab. Un ataque aéreo anterior llevado a cabo en junio, destruyó una base clave de los yihadistas en el país. El grupo terrorista juro venganza en Europa e incluso dentro mismo de los Estados Unidos.

Minnesota: Otro invasor somalí que se hace pasar por refugiado amenaza a la población local con matarlos con un cuchillo

El Faribault Daily News informa que una denuncia presentada en la Corte del Condado de Rice alega que el musulmán somalí Abdinzak Ahmed Farah, de 29 años, apuntó con un cuchillo y amenazó con matar a cualquiera que llamara a la policía en el centro de Faribault el 12 de julio.

Otro “refugiado” somalí ha conseguido inyectar el terror en los corazones de Minnesota amenazando con matar a la gente del pueblo con un cuchillo.

Esta vez, fue en la pequeña ciudad de Faribault, con una población de 23.000 habitantes, a unos 50 kilómetros al sur de Minneapolis, la que fue aterrorizada.

En un artículo del 25 de julio , el Faribault Daily News informó que una denuncia presentada en la Corte del Condado de Rice alega que Abdullah Ahmad Farah, de 29 años, estaba en la tercera calle NW en el centro de Faribault el 12 de julio, apuntando con un cuchillo y amenazando con matar a cualquiera que llamara a la policía.

Abdinzak Ahmed Farah, de 29 años, fue arrestado y acusado de amenazar a sus compañeros Minnesotans con un cuchillo.

Abdinzak Ahmed Farah, de 29 años, fue arrestado y acusado de amenazar a varias personas en Minnesota con un cuchillo.

.El incidente fue precedido por un “comportamiento extraño” por parte de Farah más temprano ese día, informó el periódico local.

Según un testigo ocular, Farah estaba comiendo carne cruda con el cuchillo y sosteniéndolo apuntando a los clientes, pidiéndoles que “jugaran con él”.

A Farah se le pidió que abandonara la zona, él se fue, pero luego regresó apuntando con el mismo cuchillo a la gente mientras hablaba con ellos. Testigos le dijeron a la policía que ellos le habían advertido a Farah que se fuera por segunda vez, pero después comenzó a perseguir a varias personas y les tiraba a apuñalar con el cuchillo.

Un testigo de sexo masculino se enfrentó a Farah por perseguir a la gente, en cuyo momento amenazó con matar a esa persona y arrojó el cuchillo al suelo. El testigo le dijo a Farah que la policía estaba en camino.

“Mataré a quienquiera que llame a la policía”, dijo Farah.

El hombre refrenó a Farah hasta que llegó la policía.

Farah fue acusado de dos cargos de agresión de segundo grado y violencia amenazante, todos los delitos graves, y daños de cuarto grado a la propiedad.

Las Caridades Católicas y los Servicios Sociales Luteranos reasentan a la mayoría de los somalíes en Minnesota, trabajando como contratistas para el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Minneapolis es el hogar del enclave más grande de la nación de refugiados somalíes, con estimaciones que ponen su número entre 40.000 y 50.000. Ellos controlan la política de la sexta sala de la ciudad y tienen un miembro de su comunidad en el consejo de la ciudad, con la posibilidad de que un segundo asiento del consejo sea ocupado por otro somalí en las elecciones de este otoño.

Casi todos los refugiados en los Estados Unidos son seleccionados a mano por las Naciones Unidas, que ha estado llevando refugiados a los Estados Unidos desde los años ochenta.

Esta no es la primera vez que los residentes de Faribault han sido aterrorizados por los refugiados somalíes que portan cuchillos. En junio del 2014, cuatro hombres somalíes amenazaron con robar a un niño de 15 años a punta de cuchillo si él no “entregaba al dinero” después de entrar en la casa del muchacho ofreciéndole que lo llevarían a casa. Los cuatro fueron arrestados y acusados ​​de delito grave de robo.

Historia de los crímenes violentos cometidos por refugiados somalíes

Dahir Adan apuñaló a 10 personas en Crossroads Mall en St. Cloud, Minnesota, el 17 de septiembre del 2016

La detención de Farah es sólo la última de una larga lista de refugiados somalíes involucrados en actos de violencia.

Aquí hay sólo una pequeña muestra de casos en el último año.

  • Dahir Ahmed Adan apuñaló a 10 compradores en el Centro Comercial Crossroads en St. Cloud, Minnesota, el 17 de septiembre de 2016. Preguntó a los compradores si eran musulmanes. Si decían “no”, los atacaba con su cuchillo, hasta que fue muerto a tiros por un policía fuera de servicio.
  • El 28 de noviembre del 2016, otro refugiado somalí, Abdul Ali Artan, hizo una serie de disparos en la Universidad Estatal de Ohio en Columbus, hiriendo a 11 personas. La ciudad de Colón tiene la segunda población más grande de refugiados somalíes después de Minneapolis.
  • Hace sólo dos semanas, el 15 de julio, otro refugiado somalí que actuaba como agente de policía de Minneapolis, Mohamed Noor, mató a tiros a una mujer desarmada en pijama que había llamado al 9-1-1, lo que provocó la dimisión del jefe de policía de la ciudad. La presión sobre la alcaldesa Betsy Hodges para reformar el departamento de policía.

El refugiado somalí Abdul Ali Artan, que se lanzó a una puñalada en el campus de la Universidad Estatal de Ohio el 28 de noviembre de 2016, llegó a los EE.UU. desde Somalia con su madre y seis hermanos como "refugiados". (Foto: Twitter / La Linterna)

Abdul Ali Artan, quien commenzó a lanzar puñaladas en el campus de la Universidad Estatal de Ohio el 28 de noviembre de 2016, llegó a los EE.UU. desde Somalia con su madre y seis hermanos como “refugiados”. (Foto: Twitter / La Linterna)

Pincha en el siguiente enlace para ver un video:

https://www.liveleak.com/ll_embed?f=e7283f453dd0

  • El refugiado somalí Mohamed Ayanle, de 22 años, fue acusado de conducta sexual criminal de primer y tercer grado en diciembre del 2016, después de haber violado a una mujer mientras conducía un autobús comercial por el condado de Polk, Minnesota. La víctima informó que Mohamed Ayanle la obligó a tener relaciones sexuales con él en la parte posterior del autobús. Ayanle le dijo que volviera al frente del autobús porque estaba “demasiado gorda”. Ayanle dijo a la policía que acababa de llegar a Minnesota De Somalia tres meses antes de su detención y que, en su opinión, el sexo era consensual.

    Mohamed Ayanle fue acusado de violar a una mujer en un autobús en el condado de Polk, Minnesota, en diciembre de 2016.

  • El refugiado somalí Abdirhman Ahmed Noor, de 24 años, vivía en Aberdeen, Dakota del Sur, cuando presuntamente disparó contra dos hombres frente a los Foxridge Apartments el 8 de julio del año pasado, golpeando a uno de ellos y dejándolo muerto en el pavimento. Fue puesto en libertad bajo fianza, pero no se presentó a una audiencia antes del juicio y sigue sin ser tenido en cuenta.

Abdirhman Ahmed Noor, un refugiado de Somalia, es acusado de dos cargos de intento de homicidio fuera de un complejo de apartamentos en Aberdeen, SD, pero saltó la libertad bajo fianza y permanece en libertad.

Abdirhman Ahmed Noor, un refugiado de Somalia, es acusado de dos cargos de intento de homicidio fuera de un complejo de apartamentos en Aberdeen, SD, pero saltó la libertad bajo fianza y permanece en libertad.

  • En Lawrenceville, Georgia, la refugiada somalí Aisha Ibrahim, de 31 años, apareció fuera del bosque usando una burka y golpeó a una mujer estadounidense con su propia asta de bandera el 31 de mayo de 2016. A Ibrahim fue concedida libertad bajo fianza y no apareció para su procesamiento en el Tribunal – ella permanece en la categoría de “desaparecidos” hasta el día de hoy.

Aisha Ibrahim, a / k / a Amina Ali Ahra, es una inmigrante musulmana de Somalia, acusada de una simple acusación por atacar a una familia simplemente porque no le gustaba su bandera americana.

Aisha Ibrahim, a / k / a Amina Ali Ahra, es una refugiada musulmana de Somalia, acusada de una simple acusación por atacar a una familia simplemente porque no le gustaba su bandera americana. Saltó la fianza y permanece en libertad.

  • Al menos 40 refugiados somalíes han abandonado el país para unirse a organizaciones terroristas como al-Shabab en Somalia e ISIS en Siria, confirmó el FBI. Decenas de otros han sido acusados ​​y / o condenados por proporcionar apoyo material a terroristas islamistas.

Más de 132.000 somalíes han sido enviados a los Estados Unidos desde la década de 1980, y la mayoría de ellos han llegado desde 1991.

Sus partidarios siguen diciendo que los somalíes son un activo para las comunidades en las que viven, y los partidarios de los refugiados en general dicen que son menos violentos que el estadounidense promedio.

“La industria de refugiados solía repetir el principio de que ningún refugiado ha sido implicado en el terrorismo”, dice James Simpson, un experto en la industria del reasentamiento de refugiados y autor del libro “The Red-Green Axis”.

“Desde que Trump fue elegido, el Fiscal General Jeff Sessions ha sido capaz de romper los hechos suprimidos bajo Obama”, agregó. “Más de 300 refugiados han sido implicados en el terrorismo. Así que ahora la industria de refugiados dice, “ningún estadounidense ha sido asesinado” por un refugiado terrorista. Si es así, ¿se supone que debemos aceptarlo como argumento? Simplemente significa que hasta ahora hemos tenido suerte. ¿Es la “suerte” la base sobre la cual debemos basar nuestra política de seguridad nacional? “

Fuente: WND