Archivo de la categoría: SIRIA

Mujeres conversas al Islam están reclutando a otras mujeres convertidas para ataques de la yihad de ISIS en el Reino Unido.

Una vez más vemos a las tontas conversas al Islam que tienen la idea de que su nueva religión les pide que cometan traición y asesinato en masa. Las autoridades siguen resueltamente incurriendo en este fenómeno.

“Notable mujer yihadista está ‘reclutando mujeres musulmanas blancas para atacar al Reino Unido”

Las yihadistas BRITÁNICAS Sally Jones y Samantha Lewthwaite han estado creando un “ejército” de mujeres musulmanas blancas para atacar el Reino Unido, según informes de espionaje.

Se dice que los expertos cibernéticos de GCHQ han interceptado decenas de mensajes encriptados y llamadas del par que indican que las mujeres musulmanas británicas están siendo presionadas por ISIS.

Los jefes del espionaje dijeron que Lewthwaite, que ha sido apodada “La viuda blanca”, y Jones representan una de las amenazas terroristas más peligrosas para el Reino Unido.

British female jihadis recruiting Muslim women

Esta información viene luego de que el nivel oficial de amenaza terrorista se elevó a “crítico” después del ataque con bomba de Parsons Green en septiembre y el reciente ataque de yihad coche llevado a cabo por un terrorista islamista en el día de ayer cerca al Museo de la Cultura en Londres.

Desde entonces se ha reducido a “severo”, lo que significa que “un ataque es muy probable”.

Lewthwaite y Jones son conocidas por tener fuertes lazos con el llamado Estado Islámico y se cree que están planeando ataques que podrían devastar Europa.

Jones and Lewthwaite have been creating an ‘army’

Un documento de inteligencia, visto por Correo el domingo, revela que las mujeres y los niños son más propensos a ser blanco de ataques terroristas en Occidente.

El documento indica que alrededor de 80 mujeres nacidas en Gran Bretaña todavía están en Siria, con el informe advirtiendo que podrían usar identidades falsas para regresar al Reino Unido.

Una fuente dijo al Daily Star Sunday: “Jones y Lewthwaite están en la cima de la lista de las más buscadas del Reino Unido y de Estados Unidos. Son dos terroristas muy peligrosas y manipuladoras.

Sally Jones was married to 7/7 Tube Bomber Lindsay

“El estado islámico en Siria e Irak puede estar cerca del colapso, pero la guerra continuará y estas dos mujeres están reclutando a otras mujeres a su culto de la muerte”.

Añadieron: “Ambas mujeres han santificado el estatus del ISIS.

“Tienen enorme influencia y ejercen bastante poder dentro del grupo dominado por hombres ….

PIncha en el siguiente enlace para ver video:

//players.brightcove.net/2540076170001/r1xbn45iC_default/index.html?videoId=5596574306001#t=2s

Fuente:  Express

Las tropas del régimen genocida de Bashar al Assad entraron en la ciudad de Mayadin, controlada por los terroristas de ISIS.

Se trata de uno de los últimos bastiones del grupo en la provincia de Deir Ezzor, donde en la última semana se registraron unas 249 víctimas civiles.

El ejército sirio habría ingresado a la ciudad de Al Mayadín, bastión de ISIS

El ejército sirio habría ingresado a la ciudad de Al Mayadín, bastión de ISIS

Las fuerzas gubernamentales sirias llegaron el viernes a la ciudad de Al Mayadín, controlada por el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) y situada en la provincia nororiental de Deir Ezzor, donde una veintena de civiles han muerto en las últimas horas por las hostilidades.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, los efectivos leales al presidente Bashar al Assad irrumpieron este viernes en Al Mayadín, “capital de la provincia de Al Jair”, una de las divisiones del territorio impuestas por el Estado Islámico en las áreas que domina.

La ONG subrayó que el ejército sirio, con el apoyo de las fuerzas rusas, conquistó partes del oeste de la urbe como la ciudadela de Al Rahba, las zonas de los silos y un mercado de ganado.

La ciudadela de Al Rahba es una fortificación medieval que se eleva en lo alto de un monte contiguo a Al Mayadín.

El Observatorio afirmó que, si las autoridades retoman esta población, habrán cercado al ISIS en la orilla occidental del río Éufrates en la franja que se extiende desde la ciudad de Deir Ezzor hasta Al Mayadín.

La agencia de noticias oficial siria, SANA, confirmó que hay combates entre unidades castrenses y los yihadistas en el lado oeste de Al Mayadín, donde un número indeterminado de miembros del ISIS han fallecido.

Esta fuente destacó que los soldados han arrebatado a los radicales el dominio de una panadería en las afueras de la localidad, que ISIS había convertido en almacén de armas y donde varios de sus combatientes se habían atrincherado.

Pese a estas informaciones, el director del grupo de activistas Deir Ezzor 24, Omar Abu Leila, puso en duda que los efectivos gubernamentales hayan irrumpido en Al Mayadín. “Lo más cerca que están es a 20 kilómetros”, aseguró.

Al Mayadín es uno de los últimos bastiones de ISIS en la provincia de Deir Ezzor

Al Mayadín es uno de los últimos bastiones de ISIS en la provincia de Deir Ezzor

Abu Leila explicó a Efe por teléfono que actualmente “no hay ningún civil en Al Mayadín, todos se marcharon hace cinco días cuando comenzaron los bombardeos”.

“Las tropas de Al Assad se encontrarán las calles vacías de civiles cuando lleguen a la población”, auguró.

De acuerdo a este activista, que se encuentra fuera de Siria pero que tiene contactos dentro de Deir Ezzor, los 220.000 habitantes de Al Mayadín han huido “hacia la otra orilla del río Éufrates, a pueblos como Al Shuhail, Al Busaira, Abu Hardub y Al Yerdi”, localizados en la ribera este.

En las últimas horas, los puntos por donde cruzan los barcos de una orilla a otra del río han sido blanco de bombardeos, que han causado bajas civiles.

El Observatorio apuntó que al menos catorce personas perdieron la vida anoche en un supuesto ataque de aviones de Rusia, aliada del Gobierno de Damasco, contra un lugar por donde las embarcaciones atravesaban el Éufrates cerca de Al Mayadín.

Con ese episodio, el saldo de las víctimas mortales en Deir al Zur en la última semana aumenta a 243, incluidos 49 menores y 58 mujeres, según el recuento que elabora el Observatorio.

Por otro lado, al menos 13 personas perecieron anoche por el impacto de varios proyectiles de origen desconocido en las inmediaciones de una escuela en el barrio de Al Qusur, en manos de los efectivos gubernamentales sirios, en la ciudad de Deir Ezzor, capital homónima de la provincia, indicó esa fuente.

Deir Ezzor 24 elevó a 15 el número de muertos en este ataque y destacó que los cohetes ocasionaron daños materiales en el colegio de Hasan al Atara y en una vivienda próxima, en Al Qusur.

Este distrito es objetivo frecuente de los disparos de cohetes del Estado Islámico.

La localidad de Deir Ezzor está dividida en barrios en poder de las autoridades y otros controlados por los radicales.

Las autoridades sirias iniciaron el pasado 2 de septiembre una ofensiva contra ISIS en la provincia, que transcurre en paralelo a otra de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada encabezada por milicias kurdas y respaldada por EEUU que comenzó una campaña en esta región el pasado día 9.

La portavoz de la ofensiva de las FSD en la provincia, Lilwa Ani, reveló a Efe que durante la jornada del viernes sus milicianos arrebataron a los yihadistas cinco aldeas entre las ciudades de Al Suwar, en el noreste de Deir al Zur, y Markada, en el sur de la vecina región de Al Hasaka.

Fuente: Infobae

Opositores denuncian “nazismo” en el discurso de victoria de Bashar Al Assad

El mandatario sirio dijo que la sociedad pagó un alto precio durante los siete años de crisis, pero que, como resultado, se había convertido en más homogénea y unificada a nivel nacional.

(AFP)

Por 

En un discurso efectuado en la cancillería siria, el presidente Bashar Al-Assad se refirió a la victoria en la guerra civil, a la reconstrucción del país, al futuro, y a los principios fundamentales de su política en diversas áreas.

Assad dijo que la sociedad siria pagó un alto precio durante los siete años de crisis, pero que, como resultado, se había convertido en una sociedad más homogénea y unificada a nivel nacional. Reconoció que el país perdió su infraestructura como también lo mejor de sus jóvenes, pero a cambio, se ganó una sociedad más sana y homogénea.

Según publicó la prensa oficialista siria, Assad explicó que “esa homogeneidad es la base de la unidad nacional en las creencias, la ideología, las tradiciones, costumbres y perspectivas”. Para el presidente, “la homogeneidad es la identidad que creará una matriz nacional y unificara a todos los miembros de la patria”.

El discurso de Assad provocó desprecio y rechazo en la oposición y los miembros de la diáspora siria. El académico Nayib Awad, sirio residente en los EEUU, publicó su respuesta en lengua árabe en el diario qatarí Al-Arabi Al-Yadid, donde comparó los dichos de Assad sobre la homogeneidad de la sociedad siria a la ideología nazi, advirtiendo de un nuevo hitlerismo ante el silencio del mundo tras las declaraciones del presidente.

En tanto, en un comunicado publicado en el diario saudita As-Sharq al-Awsat, la oposición siria expresó su preocupación preguntándose “¿Cómo Assad podía describir como homogénea a la sociedad siria siendo que está profundamente dividida tras siete años de guerra civil?”, agregando que solo sus partidarios pueden creer que ha salido victorioso con el plan que soñó para crear una nueva Siria.

Para Awad, admitir que Siria había perdido lo mejor de sus jóvenes (como lo hizo el presidente), fue un intento por tranquilizar al infortunado e ingenuo pueblo sirio de que la pérdida de esos jóvenes era el precio que se debía pagar por la creación de una nueva “sociedad siria homogénea”.

Awad recordó que “en la década de 1930, cuando el partido nazi llegó al poder en Alemania, su líder, Adolfo Hitler, repitió en varios discursos sus ideas filosóficas sobre el significado de la nación alemana y la idea de la pureza del individuo”. Hitler habló de la necesidad de purgar a la sociedad alemana de las clases sociales que no contribuyeron a la creación de una “sociedad homogénea” y a una nueva Alemania.

Con ese discurso, la Alemania nazi eliminó a todos los que estaban en desacuerdo o se opusieron a él. Así, causó una guerra mundial que costó la vida de millones de seres humanos en toda Europa, y cometió uno de los peores crímenes de la historia de la humanidad, utilizó crematorios para purgar la raza y la sociedad incinerando a millones de judíos y a otras minorías no arias.

“Hoy la historia es testigo del nacimiento de un nuevo hitlerismo moderno debido a que el mundo ya no se sorprende al ver a un tirano asesinar a la nación siria, destruirla, exiliarla, condenarla a un destino oscuro y hacer regresar a su país a la época anterior de la civilización moderna. Assad ha llevado a cabo los crímenes más atroces en suelo sirio durante siete años, mientras repetidamente utilizaba un discurso repleto de ideas nazis que pensábamos se habían extinguido”, aseveró Nayib Awad.

“¿Qué sociedad homogénea estamos proclamando en un país que ya no posee ninguna clase de sociedad o colectivo humano que cumpla con un solo criterio para formar una sociedad?”, se preguntó Awad.

Para el académico expatriado: “En términos de sus componentes humanos, la sociedad siria no sólo perdió sus redes de ayuda mutua, el vínculo y la existencia social compartida entre sus diversos estratos y grupos por el discurso de odio, la sospecha, la división y la guerra sangrienta. También ha perdido la mayor parte de su infraestructura humana cuando medio millón de ciudadanos sirios han muerto, 12 millones fueron desplazados de sus tierras y hogares, un tercio de las ciudades de Siria han sido destruidas y el estado ha perdido su soberanía al ser ocupado por más de 5 ejércitos extranjeros, y en la práctica, el país es directamente gobernado por rusos e iraníes. La nación siria ha perdido su soberanía, honor y existencia como colectivo unificado y organizado que reúna cualquier definición objetiva y científica de sociedad y mucho menos una sociedad humana”.

Muchos opositores sirios exiliados y activistas de los DD.HH. denuncian y se preguntan: “¿De qué sociedad homogénea habla Assad? Cuando la realidad es que las condiciones para mantener una sociedad normal han terminado hace años en Siria. Hoy no hay una sociedad normal en Siria, lo que hay es solo un conglomerado de supervivientes y los sirios carecen de cualquier tipo de soporte social como comunidad, Siria consiste hoy en pequeños enclaves o grupos de diferentes pueblos, un antiguo colectivo humano que está dividido, fragmentado y sólo se preocupa por evitar más muertes y sobrevivir de cualquier manera, incluso a costa de rendirse y guardar silencio”.

“No me sorprendió escuchar al presidente sirio anunciar sus terribles ideas en su discurso celebrando la victoria de Siria, que no es otra cosa que la derrota de su pueblo”, escribió Awad.  “Él ya nos mostró hace siete años quien es, lo ha demostrado en repetidas ocasiones con sus palabras y crímenes”. Lo que me genero temor y mucha tristeza es que ha creado abiertamente un modelo hitlerista en la cara de los líderes que toman las decisiones del mundo libre y nadie parpadeó ni rechazo sus declaraciones. Me parece profundamente alarmante vivir gobernado por un nihilista, extremista y lunático como ese hombre. Me aterra que la tiranía y sus crímenes racistas se hayan vuelto tan comunes que nadie  reacciona ante ellos.

Nayib Awad culmina explicando que “en este contexto global por revivir el hitlerismo y difundirlo, las palabras de Bashar Al-Assad son sólo parte de un panorama más sombrío y criminal que está aniquilando a la humanidad que se extiende desde el Palacio Al-Muhajireen en Damasco hasta la Casa Blanca”.

Fuente: Infobae

El ISIS divulgó una grabación de audio de su líder Abu Bakr al Baghdadi: de confirmarse su veracidad, sería la primera tras los rumores de su muerte

El medio yihadista Al Furqan publicó el discurso de 45 minutos en el cual el líder terrorista llama a sus combatientes en Siria e Irak a “resistir” ante sus enemigos. Rusia había declarado en julio pasado que “era muy probable” que lo hubiera matado

Abu Bakr al Baghdadi, líder de ISIS

Abu Bakr al Baghdadi, líder de ISIS

El grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) divulgó este jueves la grabación de un discurso de su líder Abu Bakr al Baghdadi, las primeras declaraciones desde que una ola de rumores sobre su muerte comenzaron a circular este año.

El audio de 45 minutos fue publicado por Al Furqan, un medio leal a los yihadistas, y está titulado “Suficiente es tu Señor como guía y auxiliador”, según el sitio de monitoreo yihadista SITE.

Si bien la grabación no está fechada, el líder yihadista hace referencia a las amenazas de Corea del Norte a Japón y los Estados Unidos, destacó Reuters.

“Los jefes del Estado Islámico y sus soldados se han dado cuenta de que para obtener la gracia de Dios y la victoria, hay que ser pacientes y resistir ante los infieles, sean cuales sean sus alianzas”, afirmó el jefe de ISIS en esa declaración.

“Lo que importa no es la cantidad, ni los equipos ni la fuerza” de los adversarios, aseguró Baghdadi, que ha sido dado por muerto en varias ocasiones desde que el grupo ganó protagonismo mundial a partir de 2014.

El jefe terrorista volvió a amenazar a “las naciones infieles , en primer lugar a Estados Unidos, Rusia e Irán” que llevan a cabo con sus aliados sobre el terreno ofensivas separadas contra el grupo yihadista.

La última manifestación pública de Baghdadi, divulgada por un medio de comunicación afín al grupo, data de 2016.

Baghdadi no había dado señales de vida durante un año, y en esa grabación del año pasado exhortó a sus hombres a resistir hasta el martirio en la ciudad iraquí de Mosul, que finalmente pasó a manos del ejército.

Rusia afirmó el 16 de junio que probablemente había matado a Baghdadi en un ataque aéreo cerca de Raqqa, en Siria. Luego precisó que seguía intentando verificar si estaba muerto.

El jefe yihadista habría abandonado Mosul a principios de 2017, probablemente rumbo a la región fronteriza entre Siria e Irak. Los Estados Unidos ofrecen por su cabeza una recompensa de 25 millones de dólares.

Sus partidarios lo llaman “el fantasma”, por lo escaso de sus apariciones. Abu Bakr al Baghdadi solo ha aparecido una vez en público, en julio de 2014, en la mezquita de Al Nuri, en Mosul (foto).

Por entonces pidió a todos los musulmanes fidelidad después de haber sido designado al frente del califato proclamado por su grupo en los territorios conquistados en Irak y Siria.

Fuente: Infobae

Siria: hay que impedir que Assad e Irán impongan una política de hechos consumados

Resultado de imagen para Imagenes de Bashar al assad

Por David Adesnik

El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, se reunió la semana pasada, en los encuentros que suelen celebrarse al margen de la Asamblea General de Naciones Unidas, con representantes de 17 países con puntos de vista similares para discutir sobre el futuro de Siria. Posteriormente, el embajador David Satterfield, ejerciendo de asistente del secretario de Estado para asuntos de Oriente Próximo, dijo que EEUU y sus socios se oponen firmemente a “aceptar un fait accompli” por el que el régimen de Asad y sus patronos iraníes consoliden su dominio sobre Siria tras la previsible derrota del Estado Islámico.

Satterfield adujo que la urgente necesidad de contribuir a la reconstrucción de Siria finalmente compeliría a Assad y a sus patronos a comprometerse con “un proceso político creíble que refleje la voluntad de la mayoría de los sirios”. Sin ese proceso, dijo, “no van a conseguir la implicación internacional en [la reconstrucción de] Siria, y es vital. El régimen lo necesita. Rusia lo necesita”.

EEUU de ninguna manera debería financiar la reconstrucción de un país dominado por Asad. Y hay pocas razones para creer que retener esa ayuda vaya a influir en los cálculos del régimen asadista y de sus patronos en Teherán. La manera efectiva de ejercer presión en la mesa negociadora consiste en consolidar y expandir la influencia de las fuerzas aliadas de EEUU en el este de Siria, especialmente de los elementos suníes presentes en las Fuerzas Democráticas Sitias (FDS).

Ahora bien, EEUU ha mandado señales contradictorias sobre su disposición a competir con el eje iraní por la influencia en el este de Siria, o incluso a reconocer que dicha competición existe. A principios de este mes, el presidente Trump manifestó: “Tenemos muy poco que hacer en Siria aparte de matar al ISIS. Lo que hacemos es matar al ISIS”. De igual manera, Satterfiled consideró la derrota del Estado Islámico la gran prioridad, seguida de la necesidad de “acabar con la violencia”.

En contraste, Tillerson dijo el mes pasado que acabar con la “influencia militar de Irán” en Siria es uno de los dos objetivos esenciales de EEUU. A tal fin, el Ejército de EEUU está apoyando la ofensiva de las FDS para impedir que el régimen de Asad y sus patronos establezcan una posición dominante en la provincia de Deir Ezzor, rica en petróleo. Los periodistas están hablando de la pugna entre las FDS y Asad como una carrera por el este de Siria que evoca la que protagonizaron EEUU y las fuerzas soviéticas para hacerse con la parte del león del territorio alemán en 1945.

Uno de los aspectos más preocupantes de la ofensiva del régimen asadista en el este es el prominente rol desempeñado por Hezbolá y por otros peones iraníes, como la División Fatemiyún, compuesta por combatientes chiíes procedentes de Afganistán. A menos que EEUU se comprometa con impedir el avance de esas fuerzas, Irán será el gran vencedor en el conflicto sirio, con lo que expandirá su influencia por todo el Medio Oriente y sentará las bases para un futuro conflicto, con los Estados suníes y con Israel. Así las cosas, esto no sería el final de una guerra sino el inicio de otra.

© Versión original (en inglés): Foundation for Defense of Democracies (FDD)
© Versión en español: Revista El Medio

El nuevo Imperio Persa

Hasán Ruhaní, ante un retrato de Jomeini.

Por Clifford D. May

Hace once años, Henry Kissinger dijo célebremente: los dirigentes de Irán tendrán que decidir si representan “una causa o una nación”. En el segundo caso, los intereses iraníes y estadounidenses podrían serían “compatibles”; pero “si Teherán insiste en combinar la tradición imperialista persa con el fervor islámico contemporáneo”, añadió, “entonces el choque con Estados Unidos es inevitable”.

Desde entonces, los dirigentes de Irán no han dejado lugar a dudas. Han estado esparciendo agresivamente su revolución islámica y construyendo lo que solamente se puede denominar como un nuevo Imperio Persa. Esto no sorprenderá a nadie que haya estudiado a fondo la ideología del ayatolá Ruholá Jomeini, fundador de la República Islámica. Qué increíble: su proyecto está recibiendo un significativo apoyo de EEUU.

No estoy diciendo que esa fuese la intención de los artífices de las políticas estadounidenses. Pero lo cierto es que ese ha sido el resultado. El derrocamiento de Sadam Husein por parte del presidente George W. Bush en 2003 eliminó al archienemigo y rival de Irán. Lo cual podría no haber traído un grave dilema si Teherán se hubiese convertido seguidamente en un aliado fiable de Estados Unidos.

Pero ya saben lo que vino después: una insurgencia comandada por Al Qaeda en Irak y reforzada por elementos sadamistas. Milicias chiíes apoyadas por Irán también fueron a la guerra contra las tropas estadounidenses en Irak. Al final, el presidente Bush ordenó el surge, un aumento significativo de las tropas sobre el terreno. Bajo el mando del general David Petraeus, los soldados estadounidenses lucharon junto a las tribus suníes, brutalmente maltratadas por Al Qaeda y temerosas de Irán. Al final, esa alianza diezmó las fuerzas yihadistas en Irak, tanto suníes como chiíes.

En 2011 Irak era, como declaró el presidente Barack Obama, “soberano” y “estable”. También lo calificó de “autosuficiente”, lo cual era incorrecto. El Ejército y los diplomáticos de EEUU había estado equilibrando los poderes y mediando en entre las comunidades chií, suní y kurda. Una vez Obama hubo retirado las tropas estadounidenses, la erosión de la estabilidad y la soberanía de Irak era inevitable.

Los líderes de Irán empezaron a ejercer presión sobre Bagdad, en particular fomentando el sectarismo chií. Los iraquíes suníes no tenían ya más defensores que Al Qaeda, que, tras marcharse Estados Unidos, resucitó como el Estado Islámico.

Lo que nos lleva al presente. EEUU está desempeñando un papel crucial en la derrota del Estado Islámico en Siria e Irak. Los periodistas lo están reportando como una victoria. Puede que los historiadores del futuro discrepen. Si los territorios capturados al Estado Islámico pasan a manos de la República Islámica, las tropas estadounidenses habrán servido, objetivamente, a las fuerzas expedicionarias de Irán.

Ese no sería el único apoyo fundamental que EEUU ha dado al régimen clerical. En los primeros años de la Administración Obama, las fuertes sanciones truncaban la economía iraní y restringían las capacidades ofensivas de la República Islámica. Pero la presión se redujo significativamente a cambio de un acuerdo provisional sobre el programa de armas nucleares deTeherán.

Después vino el acuerdo, el Plan de Acción Conjunto y Completo (PACC), y el levantamiento de la mayoría de las sanciones, junto a las decenas de miles de millones de dólares en ingresos petroleros que Irán recibió directamente de EEUU y los cientos de miles de millones que recibirá gracias al comercio con y las inversiones de Europa y Asia.

Esta lluvia de ganancias ha permitido a los gobernantes de Irán defender a su sátrapa sirio, Bashar Asad, con sus propias fuerzas de élite y con las de Hezbolá, su peón libanés. También han organizado y financiado milicias chiíes en Siria e Irak.

Se está reclutando a miles de chiíes afganos y pakistaníes para esas milicias. Se ha reportado que reciben salarios de 600 dólares mensuales y la promesa de un futuro empleo en Irán, asumiendo, naturalmente, que sobrevivan. Otros podrían quedarse de forma permanente en Siria. Con otras palabras, el proyecto imperial de Irán se está convirtiendo también en un proyecto colonial.

Soy de los que creen que el presidente Trump hizo lo correcto al no rendirse en Afganistán. Las consecuencias de una derrota a manos de los talibanes y Al Qaeda habrían sido muy graves, si no en el momento, sí a la larga. Sin embargo, el valor estratégico de Afganistán palidece en comparación con el de Siria e Irak, el corazón de Oriente Medio y el mundo árabe-musulmán. Si no podemos ganar en todas partes –aunque espero que, como superpotencia, sí podamos–, no hay duda de dónde deberían estar nuestras prioridades.

Imaginemos qué significaría que Irán lograse convertirse en el poder hegemónico en Irak, Siria y el Líbano; y también en el Yemen, radicado en una de las vías marítimas más estratégicas del mundo. Imaginemos, también, que ese imperio naciente decide adquirir armas nucleares y medios para utilizarlas contra objetivos estadounidenses, un objetivo que el defectuoso PACC retrasa pero no impide.

Jordania, Kuwait, Baréin, Arabia Saudí, Israel y otros países se verían gravemente amenazados.Irán, usando los puertos sirios del Mediterráneo, extendería su influencia también hacia el oeste.

Por motivos maquiavélicos, Vladímir Putin apoya estas ambiciones. Corea del Norte, cliente de China, coopera con los dirigentes de Irán –en el desarrollo de misiles, redes financieras ilegales y tal vez armas nucleares–, mientras perfecciona su capacidad para amenazar a los estadounidenses.

Décadas atrás, el ayatolá Jomeini vislumbró lo que ahora parece estar sucediendo. En su libro de 1970, Velayat-e faqih (también conocido como Gobierno islámico), escribió: “Nos hemos fijado como objetivo la difusión mundial de la influencia del islam”. Jomeini esperaba que, con el tiempo, Irán se volviese tan poderoso que “ninguno de los Gobiernos existentes en el mundo fuera capaz de resistir [y] todos capitularan”.

Es vital que el presidente Trump y sus asesores entiendan lo que muchos aún no han entendido: los líderes de Irán representan una causa, el cumplimiento del “sueño de un régimen imperial”, como lo expresó Kissinger. Si Estados Unidos no los detiene; si, por el contrario, siguen manipulando a los estadounidenses para que les ayuden y faciliten las cosas en Siria y otras partes, nadie más se interpondrá en su camino.

© Versión original (en inglés): Foundation for Defense of Democracies (FDD)
© Versión en español: Revista El Medio

El referéndum kurdo no es el fin del mundo, ni siquiera de Irak

Por David Pollock

Vista desde Erbil, la capital del Kurdistán iraquí, la presión de EEUU y otros actores internacionales para posponer el referéndum de independencia de este lunes es, como diría Talleyrand, “peor que un pecado: un error”. El entusiasmo popular por la independencia y los argumentos morales sobre el sufrimiento kurdo y la autodeterminación explican en parte la opinión predominante. Pero los kurdos más reflexivos esgrimen, más allá de esos factores emocionales y éticos, cuatro razones de orden práctico en apoyo de la consulta.

Lo primero y más importante: los kurdos han declarado repetidas veces y de manera creíble que el referéndum, aun si el resultado es abrumador, no equivale a una declaración unilateral de independencia. De hecho, reconocen que el siguiente paso ha de ser un proceso de negociación con Bagdad, con los demás vecinos del Kurdistán y con la comunidad internacional sobre los términos de la futura separación, confederación o quizá una versión mejorada de la autonomía en vigor. Saben que es una partida repleta de riesgos, pero sienten que con el referéndum en la balanza reforzarían su futura posición negociadora. Como consecuencia, la mayoría de los kurdos iraquíes ven la oposición al referéndum como precipitada, en el mejor de los casos.

En segundo lugar: la mayoría de los kurdos consideran erróneos los argumentos concretos contra el referéndum. La idea de que pone en peligro la lucha contra el Estado Islámico les resulta directamente bizarra. Para empezar, como aliados de EEUU, han desempeñado un papel especialmente destacado en toda la campaña contra el EI, en los últimos tres años, y siguen protegiendo no sólo grandes extensiones de Irak sino a casi dos millones de refugiados, mayoritariamente árabes, en el propio territorio kurdo. Además, a día de hoy la guerra contra el EI está prácticamente ganada, así que los kurdos, comprensiblemente, creen que es tiempo de avanzar. Y, aducen, simplemente no hay la menor evidencia de que el referéndum se interponga en ulteriores planes contra el posible resurgimiento del EI.

Relacionado con esto está el impecable argumento kurdo de que las garantías de Bagdad sobre la asunción de cualesquiera compromisos a cambio de la cancelación de la consulta no son creíbles, simplemente. Esto razonablemente refleja su larga y amarga experiencia de toda una serie depromesas y compromisos constitucionales incumplidos por el Gobierno central de Irak: sobre la celebración de un referéndum en Kirkuk y otros territorios en disputa, sobre el reparto de los ingresos petroleros, sobre los pagos a las fuerzas peshmerga, etc. Como consecuencia, a los Kurdos difícilmente se les puede reprochar que duden de cualquier promesa que se les haga.

Tercero: la razón de más amplio espectro que la mayoría de los kurdos aducen en defensa de su referéndum es que las reacciones exageradas que está suscitando se moderarán una vez tenga lugar la votación. Cuando sea un fait accompli, los outsiders no tendrán muchas más opciones que afrontar lo que venga de manera pragmática. Como me dijo un oficial kurdo en una conversación privada la semana pasada: “Esperamos que impere la sensatez”. Esta posición tiene su aquel, aunque solo sea porque las alternativas semejan peores para todas las partes. Reparemos en Turquía: sus estridentes protestas retóricas y sus simbólicas maniobras militares contra el referéndum son una cosa; pero abrir verdaderamente un nuevo frente contra un nuevo enemigo en la frontera sería otra completamente distinta. De hecho, en conversaciones que mantuve igualmente la semana pasada, varios funcionarios kurdos de alto nivel admitían que puede que su Gobierno imponga sanciones al Kurdistán por la celebración del referéndum, pero que sería una tragedia para ambas partes si la destacable alianza Ankara-Erbil fraguada en la última década finalmente colapsara.

Cuarto, y para concluir: el otro vecino que proyecta una sombra aún más larga sobre el escenario es Irán. Numerosos kurdos se preguntan, con razón, si no debería ser más importante dejar de preocuparse tanto por su referéndum y atender a los intereses más relevantes en juego. Irán es vehementemente contrario tanto al referéndum como a cualquier derecho nacional kurdo, que podrían interponerse en sus ambiciones hegemónicas sobre Irak y más allá, hasta el Mediterráneo, pasando por Siria y el Líbano. Así que si EEUU va en serio en lo de hacer frente al desafío iraní, razonan los kurdos, podría cambiar de marcha y respaldar a los kurdos ante las crecientes amenazas iraníes.

El mejor contraargumento a esta lógica es que una política de ajuste tal podría producirse a expensas de otros socios en la lucha contra el expansionismo iraní. Pero la respuesta kurda es que Ankara, Bagdad y compañía tienen un interés común en contener a Teherán, por encima de sus propias preocupaciones sobre el Kurdistán. Es una posición debatible, pero que podría valer la pena adoptar tras la celebración del referéndum.

En resumidas cuentas: las consideraciones precedentes aconsejan poderosamente aportar frescura al futuro de la amistad kurdo-americana y a la cooperación estratégica bilateral, que tan buenos frutos ha dado contra Sadam Husein, el Estado Islámico y otros enemigos comunes en el último cuarto de siglo. El referéndum no debería ser el final de esta historia, como ha venido a decir el Departamento de Estado. De hecho, EEUU debería concentrarse en cómo conciliar las demandas en conflicto, y las preocupaciones comunes, de nuestros distintos socios regionales. Entre los que se cuentan los turcos y los árabes, por supuesto, pero también los kurdos y otros actores. Esta será una misión abrumadora, pero no imposible.

© Versión original (en inglés): Fikra Forum
© Versión en español: Revista El Medio