Terrorista BELGA ejecuta a agente de inteligencia

Miembro de la satanica y demoniaca secta ISLAMICA MUSULMANA DAESH ejecuta de varios disparos a un agente de inteligencia que pudo infiltrar las filas de DAESH y enviar informacion a la alianza.

 

http://www.kaotic.com/video/1AQ37a0D_2016426220641_t

20160329_12292820160329_12294520160329_12290820160329_12295820160329_12301020160329_123034

ESTO ES EL ISLAM QUE SE ENSEÑA DENTRO DE TODAS LAS MEZQUITAS EN EUROPA Y AMERICA NO EXISTE UN ISLAM DISTINTO NI HUMANO SOLAMENTE ESTE ISLAM

 

GATOS HEROES SIRIOS DEVORAN CARNE INMUNDA DE YIHADISTAS MUSULMIERDAS

1240144-672962452748502-252327434-n

NOTA LAS IMAGENES PUEDEN CAUSAR ATAQUES EMOCIONALES AL LECTOR POR EJEMPLO RISAS INCONTROLABLES Y ESTADOS DE JUBILO CON MUCHA FELICIDAD AL VER EL FINAL DE LOS TERRORISTAS

 

http://www.kaotic.com/video/uGL7dX3e_2016311115811_t

 

LOS GATOS HEROES SIRIOS DEVORAN LA SUCIA Y CONTAMINADA CARNE DE LOS YIHADISTAS TERRORISTAS MUSULMANES

 

QUIENES YA ESTAN DENTRO DEL INFIERNO JUNTO A SU MALDITO IDOLO LUNAR DEL DESIERTO ALLAH Y SENTADOS CON MAHOMA Y SUS SETENTA Y DOS PUTAS SUCIAS FORNICANDO POR TODA LA ETERNIDAD

 

2 (1)2 (2)4 (1)4 (2)6 (1)6 (2)20160217_124426

 

ESTE ES Y SERA EL FINAL DE TODOS LOS ENGAÑADOS CON EL CUENTO DEL DESIERTO LAS SETENTA Y DOS PUTAS GRATIS DEL PARAISO PROMETIDO POR EL ASALTA CUNAS DE MAHOMA PEDOFILO PEDERASTA MALDITO VIOLA NIÑAS

 

Y EL FALSO DIOS IDOLO LUNAR ALLAH QUE NUNCA HA PODIDO VENCER A ISRAEL , UN TOTAL FRAUDE Y ENGAÑO ES ADORAR A UN DIOS QUE NO PUEDE REGALAR UNA SOLA VICTORIA A SUS FIELES.

Las trece mentiras del islam.

Las plantea el conductor y escritor Glenn Beck en su nuevo libro. En sus páginas expone la verdad sobre el Estado Islámico, Irán y el califato

Glen Beck plantea en el libro It Is the Islam más de una decena de mentiras que se multiplicaron en torno a esa religión.
Glen Beck plantea en el libro “It Is the Islam” más de una decena de “mentiras” que se multiplicaron en torno a esa religión.Crédito: AP

Glenn Beck es popularmente conocido por sus programas de radio y televisión, pero también por sus posturas críticas respecto al islam. Conservador y de Dallas, es una de las figuras de la cadena de noticias Fox News y un ferviente oponente al acuerdo que la administración de BarackObama suscribió con el régimen de Irán. También es un reconocido conductor y productor radiofónico.

Pero también escribe, y sus publicaciones suelen figurar entre los primeros puestos de los más vendidos en los Estados Unidos, según consigna el diario neoyorquino The New York Times. Es un best seller por naturaleza. Su último libro se titula It Is about Islam (Se trata del islam), que apareció recientemente en las librerías norteamericanas.
Beck divide el libro en tres grandes partes. En la primera de ellas, dedica sus páginas a la tercera gran religión monoteísta; en la segunda, trata de correr el velo sobre las grandes “mentiras” que se tejieron en torno a ella. “Trece mentiras respecto al islam” es el título que lleva este bloque y a cada una de ellas les dedica un importante número de páginas, donde argumenta esas mentiras. La tercera, qué puede hacerse al respecto.
En relación con la segunda parte, todos los enunciados que derrumba Beck son frases escuchadas continuamente y que están bastante extendidas en la opinión pública como verdades “irrefutables”. El primero de ellos es demoledor: “El islam es una religión de paz, y los terroristas islámicos no son realmente musulmanes“.
El autor derriba esta simple y repetida oración, a la que presenta como “falaz“. “Este es un estribillo interminable repetido por presidentes y primer ministros, figuras de la comunicación y estrellas del deporte, el Papa y hasta los propios terroristas“, señala Beck. El autor no se detiene sólo en lo que pueda decir una administración como la de Obama, sino que también cita nada menos que a George W. Bush durante un discurso una semana después del ataque al World Trade Center. En ese mensaje, el ex presidente norteamericano también se refería al islam como una religión de paz.
Una ejecución del Estado Islámico en Sinaí.
Beck cita a un experto en Medio Oriente para explicar los orígenes mismos de la palabra ‘islam’ y revela que lejos de estar emparentada con el término ‘paz’, guarda relación con el concepto de “sumisión a Alá”. Siguiendo las enseñanzas de las suras del Corán, el autor cita diferentes pasajes en los que se nota que la paz no es permanente para sus seguidores. “No someterse al islam te coloca en una postura de guerra con Dios y los verdaderos fieles, y esos fieles están instruidos para luchar contra ti hasta someterte“.
Mentira número 2“, escribe el autor de Se trata del islam, “el islam no es muy diferente del cristianismo o del judaísmo“. El argumento usado por quienes exponen esta “verdad”, según Beck, se basa en el siguiente razonamiento: “Aquellos que matan hoy en nombre del islam no son muy diferentes de aquellos que mataban en nombre de Cristo“. En efecto, muchos pasajes de la Biblia –indica el presentador de Fox News– son violentos, sobre todo aquellos pertenecientes al Antiguo Testamento. “Las leyes hebraicas no mandan a matar a los blasfemos o los adúlteros”. Y, respecto a la relación entre los Estados y la religión, deja en claro: “Jesús les dijo a sus discípulos que su Reino no pertenecía a este mundo: ‘Den al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios’“.
En cambio, según su visión, el islam se debe interpretar como un todo, “inseparable de las políticas y las leyes”. “No hay separación de Iglesia y Estado en la tradición sunita islámica. El califa era un líder político y religioso al mismo tiempo”, explicó Beck. Es allí donde comienza a regir la sharia, la ley islámica que es dictada desde la religión y cuyo cumplimiento es controlado por los entes estatales.
Pakistán, Afganistán, Palestina, Egipto, Malasia, Jordania e Irak son algunos de los países donde la sharia es aceptada por la mayoría de los habitantes, tanto para aplicarla contra los ladrones como contra las mujeres que cometen adulterio. Otras mentiras que Beck derriba son: “La yihad es pacífica, una lucha interna, no una guerra contra infieles”; “Los Estados Unidos están a salvo de una sharia“; “El califato es un sueño imaginario“.
Diferentes tipos de velos islámicos que las mujeres están obligadas a utilizar según la sharia.
Sobre la “mentira” número siete –”El islam es tolerante hacia los no-musulmanes“–, el autor se detiene considerablemente y cita a diferentes personalidades que han repetido la frase como un mantra. Beck distingue que, en efecto, sí existen “musulmanes tolerantes“. Pero también deja en claro que se ha incrementado la persecución de aquellos que no comulgan con esa religión. “Pero el hecho es que el Corán y la ley islámica contienen una amplia justificación del sometimiento de los no-musulmanes a los musulmanes“. Es en la sura 3 del Corán que se enseña: “Y cualquiera que siga otra religión que no sea el islam nunca será aceptado por él, y en lo sucesivo, será uno de los perdedores”.
Beck hace referencia también al pago que los “infieles” deben hacer a la autoridad islámica. El autor explica que el “califato demanda sangre de los no creyentes. Aquellos que no paguen tendrán ‘la espada’“. Y recuerda las recientes marchas de miles de habitantes de Siria e Irak que fueron desplazados de sus hogares por no adoptar el islam como su religión. Muchos debieron pagar con la vida de sus hijos, quienes fueron tomados por el Estado Islámico como esclavos.
Las críticas al islam son fanáticas“, indica otra de las “mentiras” enumeradas por Beck, y echa por tierra esa falsedad ideológica. “El islam respeta los derechos de las mujeres“, dice la “mentira” número diez. En este punto, Beck compara los “derechos” que tiene un islamista con respecto, por ejemplo, del que tiene su propia esposa. Desde los derechos a tener varias mujeres, hasta las restricciones a la hora de heredar, o la ventaja comparativa a la hora de declarar durante un juicio son sólo algunos de los ejemplos que Beck escribe en su libro It Is the Islam.
Beck también enumera otro tipo de “mentiras” referidas no sólo a las prácticas islámicas, sino respecto de aquellos Estados y grupos fundamentalistas de Medio Oriente. Así, descarta la creencia de que “Irán es confiable con un arma nuclear” o la de que “Los Hermanos Musulmanes son moderados” o, por último, “El islam respeta la libertad de expresión“.
Por último, este escritor muy leído a lo largo de todos los Estados Unidos da una idea de qué puede hacerse para combatir el islam: entender al “enemigo” y no tener miedo de hablar sobre él y sus amenazas.

El primer ministro británico, David Cameron, expone su nuevo plan para luchar contra el “extremismo”, pero nunca menciona al mundo “islámico” o “musulmán”

Sin embargo, él menciona la palabra “kuffar”, el insulto árabe para los no creyentes, la inmundicia y la “islamofobia”, obviamente para complacer a su electorado favorito, los musulmanes, en un intento de desvincular la corriente principal del Islam, del terrorismo islámico. Traidor.

ENCUESTA: Más del 50% de los musulmanes en Estados Unidos quieren vivir bajo la sharia bárbara

timthumb.php_Y muchos de ellos incluso apoyan el uso de la violencia para obligar a la imposición de la sharia en todo el mundo.Esto en cuanto a las mentiras y la propaganda difundida por los políticos y los medios de comunicación e incluso algunos en los medios de comunicación conservadores, que gustan de afirmar que este tipo de puntos de vista “radicales” solamente están en manos de una “pequeña minoría pequeñísima” de los musulmanes.

Center for Security Policy

De acuerdo con una nueva encuesta nacional en línea (continuación) realizada a 600 musulmanes que viven en los Estados Unidos, las minorías significativas abrazan nociones supremacistas que podrían representar una amenaza para la seguridad de Estados Unidos y su forma constitucional de gobierno.

shariah4America

El número de yihadistas potenciales entre la mayoría de los musulmanes que no parece ser favorable a tales nociones plantean una serie de opciones de política pública que merecen una cuidadosa consideración y debate urgente, entre ellas: la necesidad de una mayor vigilancia de las comunidades musulmanas; reasentamiento de refugiados, el asilo y otros programas de inmigración que aumenta su número y densidad; y la viabilidad de las llamadas iniciativas de “la lucha contra el extremismo violento” que se supone que es para obstaculizar la radicalización dentro de esas comunidades.

En general, la encuesta, que fue realizada por la empresa de sondeo para el Center for Security Policy (CSP), sugiere que un número considerable de musulmanes que viven en los Estados Unidos ven el país muy diferente a como lo hace la población en general. Los sentimientos de este último fueron muestreados a finales de mayo en  otra encuesta nacional CSP-encargado Polling Company.

Screen-Shot-06.24.2015-at-11.32.51-AM

Según la encuesta recién publicada de los musulmanes,  la mayoría (51%) està de acuerdo en que “los musulmanes en América deben tener la opción de ser gobernados de acuerdo con la sharia.”   Cuando se realizó esa pregunta a la población en general de Estados Unidos, la gran mayoría sostuvo que la sharia no debe desplazar a la Constitución de Estados Unidos (86% a 2%).

Más de la mitad (51%) de los estadounidenses musulmanes encuestados también creen que ellos tampoco deben tener la opción de los tribunales estadounidenses o la sharia, o que deben tener sus propios tribunales para aplicar la sharia.  Sólo el 39% de los encuestados dijo que los musulmanes en los EE.UU. deben estar sujetos a los tribunales norteamericanos.

Screen-Shot-06.24.2015-at-11.32.40-AM

Estas nociones fueron fuertemente rechazadas por la población en general de acuerdo con la anterior encuesta nacional del Centro. Se encontró con un margen de 92% a 2% que los musulmanes deberían estar sujetos a los mismos tribunales que los demás ciudadanos, en lugar de tener sus propios tribunales y ser juzgados aquí en los EE.UU.

Aún más preocupante, es el hecho de que  casi  una cuarta parte de los musulmanes encuestados cree que, “Es legítimo usar la violencia para castigar a aquellos que ofenden al Islam, por ejemplo, a los que dibujan al profeta Mahoma.”

Screen-Shot-06.24.2015-at-11.32.25-AM

Por el contrario, el estudio más amplio encontró que una mayoría del 63% de los muestreados, dijo que “la libertad de participar en expresiones que ofenden a los musulmanes o cualquier otra persona está garantizada por la Constitución de Estados Unidos y no puede ser restringida.”

Casi una quinta parte de los encuestados musulmanes dicen que el uso de la violencia en los Estados Unidos se justifica con el fin de hacer que la sharia sea la ley de la tierra en este país.

El Presidente del Centro de Política de Seguridad, Frank J. Gaffney Jr., observó:

Los resultados de la encuesta del Centro de Política de Seguridad realizada a los musulmanes en Estados Unidos sugiere que tenemos un problema grave. El Centro de Investigación Pew  estima que el número de musulmanes en los Estados Unidos fue de 2,75 millones en 2011, y crece a un ritmo de 80 a 90.000 al año. Si estas estimaciones son correctas, los Estados Unidos tendría aproximadamente 3 millones de musulmanes hoy.  Eso se traduciría en aproximadamente 300.000 musulmanes que viven en los Estados Unidos que creen que la sharia es la “ley del Dios musulmán Alá que los musulmanes deben seguir e imponer en todo el mundo por medio de la Yihad. “

Un informe de Gatestone Institute confirma que España està en el ojo de la Yihad.

El informe del Gatestone Institute, un organismo sin ánimo de lucro de Nueva York en el que trabajan conocidos analistas antiterroristas y de política internacional, incide en el peligro que supone que grupos radicales, como el Estado Islámico, estén «especialmente interesados en captar a los conversos españoles que todavía no han asumido nombres musulmanes» y que por lo tanto «pueden comprar armas sin llamar la atención de la policía».

yihad

Según el documento, con fecha del pasado sábado, «al menos 50.000 conversos musulmanes viven actualmente en España» y ellos serían el objetivo principal de los yihadistas porque «son especialmente susceptibles a la radicalización, ya que se enfrentan a una creciente presión de los islamistas», que les coaccionan «para demostrar su compromiso» con su nueva fe. «Los conversos son el caldo de cultivo perfecto para el islamismo», afirma el estudio citando fuentes de los servicios de inteligencia españoles.

Gatestone Institute, además del tema de los recién convertidos, hace especial hincapié en las «informaciones» que apuntarían a un desembarco de radicales procedentes de Francia debido a la «asfixiante» persecución por parte del Gobierno galo tras los ataques en enero contra la publicación Charlie Hebdo y un supermercado judío en París. Recuerda el estudio que el 29 de abril el presidente francés, François Hollande, ordenó desplegar 7.000 militares de «forma permanente» para patrullar las calles y que esta «presión» ha hecho que parte de los radicales se «esté trasladando a la Península Ibérica», donde gozarían de «mayor margen de movimiento». En particular, estos salafistas se habrían instalado en Cataluña y Levante con el objetivo de «mezclarse» con las numerosas comunidades musulmanas.

Fuente: Minuto Digital