Archivo de la categoría: SALVAJES

Austria: Una mujer vienesa fue atacada por una musulmana salvaje cuando caminaba con sus perros.

Un ataque impactante ocurrió a plena luz del día en Viena: Ingrid T, 54 años, (abajo) se encuentra en el hospital después de un ataque brutal.¿El motivo? ¡Sus dos perros! Los animales son considerados “inmundicia” según lo afirmado por el atacante, una musulmana somalí. Según el profeta Mahoma, los perros deben ser asesinados a menos que sean perros de trabajo o de servicio.

GOV  Estaba hablando con los vecinos en el jardín. Tengo una perrita llamada Collie que es sorda, casi ciega, de tres patas, “Panda” que estaba sentada en paz a mi lado; Hace “Poco” mas de diez meses, cuando iba de camino por un callejón hacia la casa de mis padres, dijo Ingrid T.,”vi a una mujer que venía acercándose lentamente y traía un velo islámico puesto. Sabía que a algunas personas que han llegado a este país no les gustaban los perros, así que caminé un poco mas rápido ya que quería retrasarla “, dice Ingrid T. desde su cama en el hospital.

“Ella me agarró, me dio la vuelta y me golpeó”

Entonces, la mujer musulmana somalí, de 18 años, una residente legal de Austria la atacó. “Me agarró, me dio la vuelta, y me golpeó”, hasta que ambas caímos al suelo. Se necesitaron tres hombres para levantar a la mujer de 54 años. “No podía sentir mis piernas”, recuerda Ingrid T.

En la foto de abajo los iraníes entierran vivos a los perros. Observen el gesto de los perros hacia los hombres que están arriba de la zanja, parece que presintieran que están a punto de ser enterrados vivos.

La foto de abajo corresponde a una matanza de perros en Paquistán:

El video de abajo muestra a funcionarios iraníes inyectando a los perros con ácido que corroe las entrañas de los animales mientras el perro sigue vivo, lo que le hace chillar en agonía por el dolor horrendo que experimenta. Le toma varios minutos para morir. SE ACONSEJA DISCRECIÓN

“No queremos a los perros: son impuros”

Luego Ingrid fue operada dos veces en el Hospital Wilhelminen, su rodilla se rompió; Una rodilla artificial fue implantada quirúrgicamente. ¿Por qué sucedió todo eso? Porque se trata de la cultura; El marido de la somalí supuestamente le dijo a Ingrid T en el hospital: “¡No queremos a los perros, están sucios!”

Ingrid T. espera una larga recuperación. ¿Quién pagará todo esto? Su abogado, Manfred Ainedter, no lo sabe. La mujer somalí no tiene seguro de responsabilidad: “Este probablemente será un precedente”.

Fuente: GOV 

 

Europa, hacia el suicidio colectivo: No habrá paz para los cobardes

Tal es el nivel de metástasis colectiva en Europa, y muy especialmente en el Reino Unido, que los atentados terroristas surten en muchos de nosotros el efecto de indignarnos más con las víctimas que con los verdugos. Si alguien mata a uno de los tuyos, la responsabilidad es sólo del que mata. Si ese alguien vuelve a segar la vida de alguien cercano a ti porque no tomaste precauciones, la responsabilidad es compartida. Si lo hace casi a diario y le respondes con velas y ositos de peluche, entonces no eres mucho mejor que el asesino. Se nos han agotado ya las palabras para describir la depravación y deplorable cobardía de muchos europeos. No culpo sólo a los islamistas de matanzas como la de anoche. Ellos hacen lo que siempre han hecho y lo que les enseña su libro sagrado. Nunca nos han engañado. El terror es santificado en el Corán de forma concluyente:

“¡Combatid a quienes no creen en Alá ni en el último día ni prohíben lo que Alá y su enviado prohíben, a quienes no practican la religión de la verdad entre aquellos a quienes fue dado el libro! Combatidlos hasta que paguen la capitación y ellos estén humillados” Azora IX, aleya 29.

“No hay ciudad a la que nosotros no aniquilemos o atormentemos con terrible tormento antes del día de la resurrección” Azora XVII, aleya 60.

“Matadlos hasta que la idolatría no exista y esté en su lugar la religión de Alá”. Azora II, aleya 189.

“Malditos donde quiera que se encuentren, serán cogidos y asesinados sin piedad, según la costumbre de Alá con aquellos que les precedieron”. Azora XXXIII, aleya 61.

“Cuando encontréis a quienes no creen, golpead sus cuellos hasta que les dejéis inermes” Azora XLVII, aleya 4.

“Se os prescribe el combate, aunque os sea odioso”. Azora II, aleya 212.

“¡Profeta! ¡Combate a los infieles y a los hipócritas! Sé duro con ellos”. Azora VIII, aleya 74

“Yo estoy con vosotros. ¡Consolidad en sus puestos a quienes creen! ¡Arrojaré el pánico en el corazón de quienes no creen! ¡Golpeadles encima del cuello! ¡Golpeadles en la yema de los dedos!” Azora VIII, aleya 12.

De hecho, el no musulmán es deshumanizado en El Corán. Puede entenderse, a la vista del siguiente texto coránico, las degollaciones con las que ejecutan los del Daesh a sus víctimas, pues es como el sacrificio de un animal (del cordero, por ejemplo), desangrándolo:

“Las peores bestias, ante Alá, son los infieles” Azora VIII, aleya 57.

Pase que los psicópatas dirigentes europeos no conozcan ninguno de estos versículos coránicos. El problema es que sí los conocen y pese a ello nos siguen cantando la misma palinodia. El problema es que fingen desconocer que el islam es a la violencia lo que el oxígeno a la vida. Fingen desconocer todo esto porque saben que los asesinados siempre serán otros. Lo sorprendente es que estos psicópatas genocidas se sientan en el deber moral de advertir y amenazar al mandatario de Hungría por impedir que sus compatriotas compartan el fúnebre destino de los británicos.

Sobre la malquerida tierra inglesa yacen ya los cadáveres de otras tantas víctimas de la multiculturalidad. El drama hay que verlo con una cierta perspectiva. En plena contienda mundial, el alumbrado de Churchill solía arengar a su pueblo contra la invasión extranjera. Se refería a los alemanes, frenadas sus pretensiones militares por el general más competente y efectivo de las islas británicas: el canal de la Mancha. El drama para los británicos es que ganaron aquella guerra, y con ellos todos los que a partir de entonces pusieron en marcha el plan para la destrucción larvada de los fundamentos naturales y morales de nuestra civilización. La cloaca política británica tiene las manos tan manchadas de sangre como las de los musulmanes asesinos.

¿Cómo es posible que millones de británicos nativos sean incapaces de reconocer al enemigo aunque lo tengan a dos pasos? ¿Tan narcotizado tienen ya el instinto de supervivencia que son incapaces de comprender que están siendo conducidos al suicidio asistido? ¿Qué le está pasando a esta Europa de las catedrales y de los héroes guerreros que sólo unos cuantos, los menos, los mejores, entre ellos los lectores de AD, parecen ser conscientes de este declive histórico, de este sometimiento de la inmunda dirigencia política al criterio de un colectivo enormemente.poderoso, que a través de sus planes eugenésicos hasta ha logrado que aceptemos poner fin a la reproducción biológica de los europeos.

Si estas muestras de lacerante debilidad y cobardía nos tiene imperiosamente que llevar al declive, entonces mejor es que nos apartemos y aceptemos a los que nos han vencido. Podrán representar unas convicciones y unos valores propios de Atapuerca, pero al menos están demostrando tener convicciones y valores, que es mucho más, muchísimo más, de lo que a día de hoy tiene el degenerado Reino Unido.

Tú tiempo se ha acabado, inglés. Tú mismo te pusiste fecha de caducidad al repudiar todo cuanto tuviese un valor no pasajero. Te creíste el primero de la clase por dejar de creer en “amigos imaginarios”. Te creíste el más moderno por incubar en los años 60 todas esas modalidades musicales que han terminado siendo para las élites un eficasísimo sistema de programación mental de masas. Indujiste a muchos europeos a pensar que los valores familiares y patrióticos eran una rémora del pasado. Sembraste nuestras costas de escoria humana a una cerveza pegada. Tu creencia de que la multiculturalidad y la aceptación como buena de cualquier creencia transgresora terminaría iluminando al continente, al final nos ha conducido al infierno.

Pero no sólo gobiernos y pueblos como el inglés están siendo responsables de esta colosal tragedia. Algún día, si sobrevive en ellos un átomo de conciencia, los mandos militares europeos tendrían que preguntarse qué hacían en ignotos países, defendiendo los intereses económicos de la élite mundialista, mientras sus países estaban en guerra. ¿Qué hace el ejército británico participando en operaciones militares ligadas a los dividendos de los filoislamistas y no salvando vidas inglesas en el Reino Unido?

Los traidores al pueblo británico no están a miles de kilómetros. Se encuentran en los grandes centros de decisión de la City de Londres. Los traicioneros se hacen más visibles a medida que tratan de ocultar la siniestra naturaleza de los crímenes que se perpetran casi a diario. Ninguno de ellos parece tener conciencia del gigantesco desafío al que se enfrentan. El Reino Unido está siendo pasto de las llamas y difícilmente un pirómano, y mucho menos un traidor al servicio del mundialismo, puede tener legitimidad moral para imponer su autoridad. Como muestra, el siguiente botón: 24 horas después de la matanza de Londres, los líderes políticos del país siguen rehusando cualquier alusión al terrorismo islámico.

Los políticos globalistas británicos de derecha e izquierda han renunciado a la tarea de proteger a sus compatriotas. Solo alguien consumido por el sectarismo más feroz podría negar que la degradación del Reino Unido no ha hecho sino crecer desde la aceptación institucional de la multiculturalidad como fórmula reglada de vida. La multiculturalidad ha fracasado, el ensayo globalista está regando de víctimas inocentes las calles y los dirigentes europeos, negligentes, lacayunos y traidores, carecen de la suficiente y necesaria talla moral para reconocer sus errores. En un ejercicio máximo de generosidad, podíamos conceder a algunos de sus miembros el beneficio de la bienintencionalidad, pero esas buenas intenciones quedan anuladas a la luz de los sangrientos acontecimientos y del deliberado empeño por encubrir a sus inductores.

Frente al caos que se vive en muchos países europeos, lo que no haremos será mantenernos en el empeño de mantener un sistema institucional que ya ha dejado de estar al servicio de los europeos de origen. Si la mayoría de europeos se inclina ante sus verdugos, nosotros nos inclinamos ante Dios para que nuestros corazones no dejen nunca de latir. Si el destino no está cerrado, al menos recemos para que los que han alimentado a la serpiente sean las siguientes víctimas de su mortal picadura.

Los resultados de la nueva alianza de civilizaciones.

Si esto fuera un grupo de hombres blancos golpeando a una mujer anciana de raza negra sería noticia de primera plana. Pero cuando se trata de negros riendo mientras golpean a una dama de piel blanca, los medios se callan porque no quieren que veas esto. No encaja en su agenda. Siéntete libre de compartir. Porque los medios no lo harán.

Una mujer Yazidi se comió a su hijo de un año de nacido después de que los terroristas de ISIS que la mantenían cautiva, la engañaron con un plato de comida.

Una esclava sexual Yazidi comió sin darse cuenta su hijo de un año de edad, después de fanáticos ISIS cocidos al niño y se sirven con arroz, después de pasar hambre ella durante tres días, de acuerdo con MP iraquí Vian Dakhill (en la foto)

Una esclava sexual Yazidi se comió a su hijo de un año de nacido sin darse cuenta, después de que los terroristas de ISIS cocinaron al niño y se lo sirvieron con arroz, después de que ella pasó hambre durante tres días, denunció la mujer ante un periodista de Memri TV.

La mujer hambrienta había sido mantenida cautiva en un sótano durante días sin comida ni agua antes de que ella fuera engañada por sus malos guardias, según MP Vian Dakhill.

ISIS se refiere a los yazidis, como árabes no musulmanes, como adoradores del diablo y estos terroristas han llevado a cabo terribles atrocidades contra la minoría de esta secta en Irak , masacrando a miles de personas y teniendo a las mujeres y a los niños como esclavos sexuales. 

Los detalles de las atrocidades fueron tan desgarradora que el entrevistador de televisión tuvo que enjugar las lágrimas

Los detalles de las atrocidades fueron tan desgarradoras que el entrevistador de televisión tuvo que taparse el rostro porque se le salieron algunas lágrimas

Durante una entrevista en televisión desgarradora, Dakhill dijo al canal de televisión egipcio Noticias adicional: ‘Una de las mujeres a las que logramos recuperar de ISIS dijo que ella fue retenida prisionera en un sótano durante tres días sin comida ni agua.

‘Posteriormente, la trajeron un plato de arroz y carne. Se comió la comida porque estaba muy hambrienta.

‘Cuando terminó de comer le dijeron: ‘Hemos preparado a su hijo de un año de edad, que habíamos separado de usted, y esto es lo que se acaba de comer’.’

El entrevistador tuvo que hacer una pausa para secarse las lágrimas mientras escuchaba los detalles repugnantes.

Pero Dakhill reveló aún más atrocidades llevadas a cabo por la célula deel grupo extremista, que estaba escondido en un refugio en el norte de Irak después de un ataque de las Fuerzas Armadas de Irak respaldadas por Estados Unidos.

La mujer de hambre había sido mantenida cautiva en un sótano durante días sin comida ni agua antes de que ella fue engañado por sus malas guardias, según MP Vian Dakhill (foto archivo)

ISIS se refiere a yazidis, que no son ni árabes ni musulmanes, como adoradores del diablo y se han llevado a cabo terribles atrocidades contra la minoría en Irak, masacrando a miles de personas y teniendo las mujeres y los niños como esclavos sexuales (foto archivo)

ISIS se refiere a los yazidis, como árabes no musulmanes, como adoradores del diablo y estos terroristas han llevado a cabo terribles atrocidades contra la minoría de esta secta en Irak , masacrando a miles de personas y teniendo a las mujeres y a los niños como esclavos sexuales. 

Ella reveló que una niña de diez años de edad, simplemente había sido violada hasta la muerte delante de su padre y sus cinco hermanas.

 ‘Una de las chicas dijo que se llevaron a seis de sus hermanas,’.

‘Su hermana menor, una niña de diez años de edad, fue violada hasta la muerte delante de su padre y sus hermanas. Ella tenía diez años de edad.

‘La pregunta que nos hacemos es: ‘¿Por qué? ¿Por qué estos salvajes hacen esto’.’

Las creencias de la comunidad yazidi combinan elementos de varias religiones antiguas del Medio Oriente.

Cuando ISIS se extendió por todo el norte de Irak hace casi tres años,  llevaron a cabo masacres contra la minoría Yazidi, algo que las Naciones Unidas calificaron como un genocidio.

La mayor parte de los cientos de miles de miembros de la minoría viven en el norte de Irak, principalmente en torno a Sinjar, una gran ciudad que las fuerzas anti-ISIS ahora han vuelto a tomar, pero fue destruida en gran parte.

En 2014, los jihadistas de ISIS capturaron a las mujeres yazidi y las convirtieron en esclavas sexuales para ser vendidas e intercambiadas a través de su autoproclamado ‘califato’. 

Alrededor de 3.000 de ellas se cree que permanecen en cautiverio. Una serie de tumbas de gente yazidi fue descubierto en 2015.

Pincha en el siguiente enlace para ver video:

http://www.dailymail.co.uk/embed/video/1491313.html

Fuente: Mail Online

Alemania: oleada de crímenes de honor musulmanes

La pintoresca localidad alemana de Hamelin fue escenario de una terrible violencia por honor cuando kurdo turco Nuretin B. trató de asesinar a una de sus tres mujeres. (Imagen: Martin Möller/Wikimedia Commons)

por Soeren Kern

El juicio a un kurdo que ató a una de sus tres esposas a la parte trasera de un coche y la arrastró por las calles de una localidad de la Baja Sajonia ha llamado la atención sobre un estallido de violencia musulmana por honor en Alemania.

La violencia por honor —que va del maltrato emocional a la violencia física y sexual y el asesinato— suele ser perpetrada por elementos masculinos contra miembros femeninos de su misma familia que se considera han llevado la vergüenza a la propia familia o clan.

Las ofensas incluyen negarse a aceptar un matrimonio concertado, iniciar una relación con un no musulmán o alguien que no haya sido aprobado por la familia, negarse a seguir casada con un maltratador o llevar un estilo de vida excesivamente occidental. En la práctica, sin embargo, la raya que separa los crímenes por honor y los crímenes pasionales suele ser muy difusa y cualquier desafío a la autoridad masculina puede acarrear el castigo, que a veces es sobrecogedoramente brutal.

El 22 de mayo, un tribunal de Hanover escuchó cómo un kurdo de 39 años y de origen turco llamado Nuretin B. intentó asesinar a su segunda esposa, Kader K, de 28 años, después de que ella le pidiera ayuda económica para el hijo de dos años que tenían en común. La fiscala general, Ann-Kristin Fröhlich, reconstruyó los actos de Nuretin B.:

En torno a las seis de la tarde del 20 de noviembre de 2016, Nuretin B. montó en su coche en Hamelín para reunirse con Kader K. En el maletero había un cuchillo, un hacha y una cuerda. En la parte trasera del coche iba sentado el hijo de dos años de ambos, que había pasado el fin de semana con él. En la calle, la pareja inició una discusión y él empieza a golpearla. Después él coge el cuchillo y se lo clava a ella en el pecho. La hoja de 12,4 cm de largo penetra el pericardio y el músculo cardiaco. Una segunda puñalada le abre la cavidad abdominal izquierda. Nuretin B. saca entonces el hacha. Con el filo golpea a la mujer en la cabeza y la parte superior del cuerpo, rompiéndole el cráneo.

Después agarra la cuerda. En un extremo forma un nudo corredizo alrededor del cuello de la mujer, y luego ata el otro extremo al remolque de su VW Passat negro. Nuretin B. pisa el acelerador. Corre por las calles a 80 km/h. Al cabo de 208 metros se rompe la cuerda. Kader K. va a dar contra un bordillo. Nuretin B. conduce hasta la comisaría para entregarse. El niño sigue sentado en el asiento trasero.

El presidente del tribunal, Wolfgang Rosenbusch, preguntó a Kader K., que estuvo en coma durante semanas, que contara su parte de la historia. Dijo que “el horror” empezó inmediatamente después de su boda por la sharia (el matrimonio no es válido según la ley alemana) en marzo de 2013, cuando Nuretin B. le prohibió cualquier contacto con sus amigos y su familia. Sólo podía salir de casa para ir al mercado y al médico. No podía tener teléfono móvil. Rosenbusch preguntó: “¿Tiene él algún problema con las mujeres?”. Kader K. respondió: “Cree que las mujeres son esclavas; deben estar calladas”.

Nuretin B. ha confesado el crimen pero insiste en que no fue premeditado. Ha sido acusado de intento de asesinato y se enfrenta a una sentencia máxima de quince años de cárcel.

El 9 de mayo, un tribunal de Kiel sentenció a un turco de 35 años a dos años y medio de cárcel por disparar contra su exmujer en las rodillas y dejarla coja de por vida, con la esperanza de que no resultara atractiva a otros hombres. El tribunal escuchó cómo el hombre se llevó a su mujer a la parte de atrás de una mezquita del barrio tras las oraciones del viernes, la acusó de ofender su honor y la disparó diciendo: “Ya no puedes andar. Te quedarás en casa”.

Sin embargo, en el tribunal, la mujer, posiblemente presionada por su familia o la mezquita, declaró que la pareja se había reconciliado y que irían a ver a un consejero matrimonial. Algunos observadores supusieron que la disputa se había resuelto en un tribunal de la sharia. En cualquier caso, el tribunal alemán permitió al hombre volver a casa con su mujer y aún se desconoce si cumplirá, y cuándo, su condena.

En Münster, un tribunal condenó a un libanés de 36 años llamado Amer K. a doce años de cárcel por matar a su mujer apuñalándola. El tribunal escuchó cómo Amer K. apuñaló a Fátima S., de 26 años y madre de sus tres hijos, en el pecho y el cuello más de veinte veces con un gran cuchillo de cocina porque ella quería divorciarse.

Entretanto, un tribunal de Hanau sentenció a un refugiado sirio de 22 años a doce años de cárcel por matar a su hermana de 30 años, Ramia A., con un cuchillo de cocina. Estaba embarazada de 23 semanas y la acusaba de haber llevado la vergüenza a su familia. Su hijo no nato también murió en el ataque.

Se desconoce cuál es la verdadera escala del problema de los crímenes de honor en Alemania: muchos no son denunciados y no existen estadísticas fiables. La evidencia empírica indica que la violencia por honor —principal pero no un producto exclusivo de la cultura musulmana y la ley islámica, la sharia— ha entrado en fase de metástasis desde que la canciller, Angela Merkel, permitió entrar a unos dos millones de migrantes de África, Asia y Oriente Medio.

En marzo de 2011, el Max Planck Institute publicó un estudio seminal sobre los asesinatos por honor. El estudio analizaba todos los crímenes de ese tipo ocurridos en Alemania entre 1996 y 2005. El informe reveló que había habido dos en 1998 y doce en 2004. En 2016, en cambio, la cifra se disparó a más de 60, un aumento del 400%, según la web Ehrenmord.

La cifra real de crímenes de honor es presumiblemente mucho más alta. El aumento de la censura por parte de la Policía y los medios, con el objetivo de refrenar los sentimientos antiinmigración, imposibilita saber los nombres y orígenes nacionales de muchas víctimas o perpetradores, o las verdaderas circunstancias que rodean a muchos asesinatos, que a menudo parecen ser crímenes por honor pero son reducidos a “disputas domésticas” (Familienangelegenheiten).

El presente año va no obstante camino de marcar el récord en violencia por honor en Alemania; en los primeros cinco meses ha habido al menos treinta crímenes de honor, entre ellos los siguientes:

18 de mayo. En Berlín, un bosnio de 32 años, Edin A., asesinó a su exnovia, una alemana de 35 años llamada Michelle E., después de que ésta pusiera fin a su abusiva relación. Edin A. también secuestró y torturó al hijo de 12 años de la chica, al que obligó a presenciar el asesinato de su madre. Los vecinos dijeron que habían alertado a la policía varias veces por la conducta violenta de Edin A., pero que la policía no hizo nada.

17 de mayo. En Pforzheim, un tayiko de 53 años mató a puñaladas a su esposa de 50 años en su lugar de trabajo, un centro de día cristiano. Se desconoce todavía si la mujer se había convertido al cristianismo.

17 de mayo. En Wardenburg, un iraquí de 37 años mató a su mujer de 37 años apuñalándolamientras dormía en su cama. Los cinco hijos de la pareja, con edades comprendidas entre los cuatro y los quince años, estaban en casa en el momento del asesinato y ahora viven con unos parientes.

8 de mayo. En Neuendettelsau, un solicitante de asilo etíope de 24 años, Mohamed G., apuñalóa su novia de 22 años en el estómago en un restaurante después de que ella presuntamente lo “provocara”. La mujer estaba embarazada de cinco meses; el bebé no nato murió en el ataque.

4 de mayo. En Friburgo, un solicitante de asilo sirio de 33 años apuñaló a su mujer de 24 años, una cristiana kurda que se había marchado del apartamento de la pareja, pero que había vuelto a recoger algunas pertenencias personales. Los tres hijos de la pareja —de seis años, tres años y diez meses respectivamente— están ahora en custodia protectora.

29 de abril. En Prien am Chiemsee, un afgano de 29 años mató a puñaladas a una afgana de 38 años, Farima S., que se había convertido al cristianismo. El atacante rodeó a la mujer cuando salía de una tienda con sus dos hijos.

23 de abril. En Syke, un iraquí de 32 años, Murad B., estranguló a su mujer de 32 años, Mehe K., delante de los tres hijos de la pareja, de uno, dos y nueve años.

23 de abril. En Dresde, un refugiado palestino de 29 años, Shahajan But, asesinó a su novia, una vietnamita de 41 años llamada Thu T. La policía dice que el hombre, que había llegado a Alemania en diciembre de 2015, se enfureció al saber que la mujer no había publicado ninguna foto de él en su página de Facebook, y sospechó que ella pudiera tener otro novio.

16 de abril. En Mainz-Finthen, un solicitante de asilo egipcio de 39 años mató a puñaladas a su mujer de 32 años. La policía dijo que la pareja había estado discutiendo en el momento del ataque. Sus dos hijos están en custodia protectora.

5 de abril. En Leipzig, un sirio de 34 años mató a su mujer de 28 años apuñalándola porque ésta quería el divorcio. Los dos hijos de la pareja presenciaron el ataque. Están en custodia protectora.

31 de marzo. En Gütersloh, un sirio de 43 años quemó a su hija de 18 años con un cigarrillo y la amenazó con matarla. Cuando la policía intervino, el padre se negó a permitir a su hija salir de casa. Después de que la policía lograra poner a salvo a la hija, el padre y el hijo atacaron a la policía, que usó espráis de pimienta para repeler los ataques. La chica está en custodia protectora.

15 de marzo. En Kiel, un turco-alemán de 40 años mató a su esposa turca, de 34 años, apuñalándola delante de un centro de día. Los vecinos dijeron que la pareja, que se había separado, había estado discutiendo acerca de mandar a sus tres hijos a Turquía.

4 de marzo. En Duisburgo, un solicitante de asilo sirio de 30 años, Mahmud Mahruseh, apuñalóa su exnovia de 32 años. La mujer sobrevivió; su atacante sigue suelto.

3 de marzo. En Mönchengladbach, un solicitante de asilo de 32 años, Ahmed Salim, asesinó a una alemana de 47 años, Nicole M., presuntamente después de que ella terminara su relación con él. El hombre, que también utiliza el alias “Jamal Amilia”, fue arrestado en España. En su solicitud de asilo, había escrito que era de Israel. En otra solicitud de asilo puso otro país, había escrito que era de Marruecos. Se cree que es de Irak.

2 de marzo. En Scheeßel, un iraquí de 42 años mató a su esposa de 52 años, también de Irak, apuñalándola. La policía describió el crimen como un asesinato por honor. Los hijos de la pareja están ahora en custodia protectora.

25 de febrero. En Euskirchen, un turco-alemán de 32 años mató a puñaladas a su exnovia, una alemana de 32 años que había empezado a salir con otra persona.

17 de febrero. En Offenbach, un turco de 32 años, Volkan T., disparó y mató a su exnovia, una mujer de 40 años, Silvia B. El hombre dijo que estaba enfadado porque la mujer, que tenía dos hijos, había terminado su relación con él.

15 de febrero. En Bielefeld, un iraquí de 51 años intentó asesinar a su esposa de 51 años atacándola con un martillo cuando asistía a clase de alemán en una academia de idiomas del barrio. El hombre estaba al parecer enfadado porque la mujer se mezclaba con otros estudiantes de lengua.

10 de febrero. En Ahaus, un solicitante de asilo nigeriano de 27 años mató a puñaladas a una mujer de 22 años después de que ella presuntamente ofendiese su honor rechazando sus insinuaciones románticas. La mujer, hindú, trabajaba en el mismo centro para refugiados donde vivía el atacante. Fue arrestado en Basilea (Suiza).

7 de febrero. En Hanover-Mühlenberg, un serbio de 21 años apuñaló a su exnovia después de que ésta pusiera fin a su relación con él y empezara a salir con otra persona.

1 de febrero. En Hamburgo, un afgano de 26 años apuñaló a su mujer de 28 años, separada de él, durante una pelea; ella sobrevivió al ataque.

15 de enero. En Bremen-Vegesack, un turco de 39 años mató a su mujer siria de 40 años, que estaba embarazada de nueve meses, porque quería divorciarse de él. El bebé no nato también murió en el ataque.

5 de enero. En Waldshut-Tiengen, un turco de 47 años apuñaló a su mujer separada cuando iba por la calle con un amigo. Cuando ella intentó escapar, él la persiguió y le clavó un cuchillo en la espalda.

4 de enero. En Köln-Buchheim, un iraquí de 44 años asesinó a su hija de 19 años porque no aprobaba a su novio. Dos días después, llamó a la Policía: “He matado a mi hija”, dijo. Quizá el hombre nunca sea llevado ante la justicia; se cree que ha huido a Irak.

Soeren Kern es analista de política europea para el Instituto Gatestone en Nueva York. Síguelo en Facebook y en Twitter.

Traducción del texto original: Gatestone Institute
Traducido por: Revista El Medio