Archivo de la categoría: REPÚBLICA CHECA

Presidente de República Checa en la Knesset: “Haré todo lo posible para trasladar la embajada a Jerusalén”

El presidente de República Checa, Milos Zeman, se encuentra de visita oficial en Israel desde este domingo. Zeman es considerado uno de los principales amigos de Israel en el continente europeo.

Durante un discurso pronunciado en el parlamento israelí (Knesset) con la presencia del presidente Rivlin y el primer ministro Netanyahu, Zeman dijo: “Netanyahu dice que República Checa es la mejor amiga de Israel en Europa. Me pregunto, ¿por qué solo en Europa?. Créanme, soy su mejor amigo en República Checa. Mi discurso es un mensaje de solidaridad con Israel y el pueblo judío”.

Zeman además comentó sobre el posible traslado de la embajada checa: “Hace algunos meses comenzamos un proceso para trasladar la embajada a Jerusalén, mañana abriremos la “Casa Checa” en Jerusalén, que conectará los negocios comerciales y turísticos de República Checa con Israel. No soy un dictador pero prometo hacer todo lo que está en mis manos para tomar otros pasos. Señoras y señores, en la guerra civil española había una frase triste pero sabia ‘mejor morir de pie que vivir de rodillas’. Voy a hacer todo para trasladar la embajada a Jerusalén”.

Además el presidente checo criticó a la Unión Europea por lo que él considera una “verguenza”: “En los últimos tiempos en el parlamento europeo hablaron terroristas palestinos y se refirieron a Israel. Es una verguenza escuchar esto en el parlamento europeo, una verguenza para todos los europeos”.

Además fue muy contundente respecto a la postura de los europeos con el terrorismo islámico: “Nosotros los europeos a veces somos poco decididos, a veces miedosos. Yo creo que es la verdad, y por esto es importante expresar nuestro apoyo a Israel porque traicionar a Israel es traicionarnos a nosotros mismos”.

El presidente checo ha expresado en el pasado profundos lazos con Israel y ha repetido en muchas ocasiones que se considera judío. Desde hace varios meses promueve el traslado de la embajada checa a Jerusalén.

Durante su visita en Israel el presidente Zeman visitó el Monte Herzl, donde rindió un homenaje al padre del sionismo moderno. Además se reunió con el presidente Rivlin e inaugurará mañana la “Casa Checa” en Jerusalén.

Fuente: Aurora

Lo que no les dicen sobre el Pacto Mundial de Migración de las Naciones Unidas es la razón por la que más y más naciones han decidido no firmarlo.

Hasta el momento, los países que se han retirado son Estados Unidos, Hungría, Austria, Croacia, Polonia, República Checa, Bulgaria, Rumania, Israel, Estonia, Australia, Italia, Bélgica y Suiza.

Lo que ellos dicen:

Lo que no dicen:

Cómo ofuscar la intención real:

LO QUE NO SE ATENTAN:  El Pacto Mundial sobre Migración crea rutas favorables para la migración islámica.  

Por lo tanto, es esencial conocer el principio político sádico de hijra (migración islámica). Hijra sigue el ejemplo establecido por Mohammed y mencionado en el Corán. Hijra es social y económicamente beneficioso para el Islam. Si no se resiste por medios legales, es la forma de aniquilar gradualmente la cultura de acogida no islámica y reemplazarla con una civilización islámica.
Corán 2: 218: “De hecho, los que han creído y los que han emigrado y luchado en la causa de Allah, esperan la misericordia de Allah. Y Alá es Perdonador y Misericordioso “. (Ver también Corán 8:72, 9:20)

Hijra Legal Pathway

En 1973, la Comunidad Económica Europea y la Liga Árabe establecieron el Diálogo Euroárabe (EAD). Bajo el nombre de diálogo, crearon una superestructura política y legal que abarca toda la relación euroárabe. Entre otros acuerdos, la migración se abordó como un componente importante de las relaciones, y fue exigida por la Asociación Árabe:
“La asociación exige a los gobiernos europeos que establezcan disposiciones legales sobre la libre circulación … y el respeto de los derechos fundamentales de los trabajadores inmigrantes en Europa: estos derechos deben ser equivalentes a los de los ciudadanos nacionales”.

Plan de acción por el Pacto Mundial y el impacto futuro en la civilización occidental 

El objetivo general es establecer la migración regular. “Migración regular” se menciona 25 veces en el Pacto. El resumen de los objetivos y acciones a identificar un migrante que no es un tema de Derecho Europeo, Derecho Europeo tiene que cambiar para simplificar el proceso de llegada y asentamiento de los migrantes de acuerdo a su cultura.

Lista de objetivos de interés con comentarios de extensión:

  • Acción 4 del objetivo 4 – la ausencia de la nacionalidad de los migrantes no será una restricción, aunque crea obstáculos para identificar una migración justificada
  • Objetivo 5 : “ Mejorar la disponibilidad y flexibilidad de las vías para la migración regular”
  • Acción 7 del objetivo 7 : las políticas relevantes existentes pueden tener que cambiar de acuerdo con las demandas de la Sharia de los migrantes
  • Objetivo 7 acción b : el islam es reconocido como una religión y, por lo tanto, la protección de sus derechos humanos se realizará de acuerdo con los valores islámicos.
  • El objetivo 11, acción f – en caso de que las leyes y regulaciones pertinentes se modifiquen en consecuencia, obliga a aceptar la migración ilegal, mientras que la discriminación se convierte en la herramienta para argumentar a favor de cualquier migrante.
  • Objetivo 15, acción e : facilita el servicio de salud que cumple con la Sharia 
  • Objetivo 16, acción c : asegura la reunificación familiar y aumenta la migración por tiempos. 
  • Objetivo 17/33 – no se permite el pensamiento crítico hacia el comportamiento de los migrantes, la crítica está fuertemente condenada
  • Acción 17 del objetivo 17 : atacar y condenar la libertad de expresión, los migrantes son inocentes y víctimas por defecto.
  • Acción 17 del objetivo 17 – control sobre los medios de comunicación, denunciando la censura, no son los hechos los que se reportan, sino que muestran a la migración como algo positivo y dejan a otros medios sin apoyo ni fondos.
  • Objetivo 17 acción g : la migración debe promoverse en el contexto de las campañas electorales
  • La acción i del objetivo 20 : sienta las bases de la ley Sharia
El Pacto Mundial establece un proceso constante de islamización de los miembros de las Naciones Unidas al tiempo que socava el marco legal existente de la soberanía de sus Estados. Utiliza acciones fundacionales no discriminatorias para asegurar el dominio de la migración islámica, Hijra, con el calendario previsto por la Asociación Árabe y, eventualmente, conducirá a una conquista demográfica islámica del país anfitrión.

FUENTE

El Primer Ministro de la República Checa indica que también se retirará de las fronteras abiertas del Pacto de Migración de la ONU

América, Hungría, Austria y Croacia ya han anunciado su negativa a firmar el Pacto de Migración de la ONU, que hace de la migración a cualquier país un “derecho humano”. ¿Será Polonia, Italia o Eslovaquia la próxima vez?

Voice of Europe   (h / t Maurice) El primer ministro Andrej Babis quiere retirarse del acuerdo migratorio de la ONU y lo discutirá con su socio gobernante de la coalición.

El primer ministro checo expresó su disgusto por el pacto un día después de que Austria dijera que estaba siguiendo a Estados Unidos y Hungría en el respaldo del pacto de la ONU, expresando su preocupación de que lo haría solo la línea entre la migración legal e ilegal. Andrej Babiš considera que la migración de los países musulmanes es la principal amenaza para Europa.
El gobierno conservador de Polonia también ha recomendado a su país que renuncie al acuerdo.
En una sesión de preguntas y respuestas en el parlamento, Babis dijo a los legisladores que no le gustaba el acuerdo y dijo que nadie excepto la República Checa decidiría sobre la migración al país. Cuando se le preguntó: “No me gusta el pacto”, según una transcripción parlamentaria del debate, cuando se le preguntó si su gobierno firmaría el acuerdo.
Europa debe luchar por su cultura y sus valores en medio de la crisis migratoria, el Primer Ministro checo Andrej Babis ha declarado a la Comisión de la UE
“Hay temas que pueden ser interpretados de varias maneras. Propondré a mis socios en el gobierno que actuemos de la misma manera que Austria o Hungría “.
El Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, aunque fue aprobado inicialmente por 193 países miembros de la ONU, excepto la administración del Presidente de los Estados Unidos Donald Trump, que se retiró el año pasado.
Manifestación contra el Islam y los inmigrantes musulmanes en Brno, CR
El Atlántico  En enero de 2016, Andrej Babis anunció su nueva condena en una entrevista con un periódico checo:
“No estamos obligados a aceptar a nadie y ni siquiera ahora podemos hacerlo. Nuestra principal responsabilidad es asegurarnos de que nuestros propios ciudadanos estén seguros. La República Checa tiene suficiente de sus propios problemas, las personas que viven en la línea del pan, las madres solteras.
Los políticos de Europa occidental siguen repitiendo que es nuestro deber cumplir con lo que los inmigrantes quieren debido a sus derechos humanos. Pero ¿qué pasa con los derechos humanos de los alemanes o los húngaros? ¿Por qué debería Europa aceptar que la riqueza que ha sido creada por muchas generaciones de sus antepasados, sea consumida por personas sin ninguna relación con ese país y su cultura? ¿Personas que son un riesgo para la seguridad y cuyo deseo no es integrarse sino destruir la cultura europea?
Babis ganó más que los socialdemócratas y los cívicos demócratas juntos. Ganó más que cualquier partido en las elecciones de 2013 y 2010. ¿Cómo lo hizo? La respuesta corta es que él no lo hizo. Los respetables líderes democráticos de la Unión Europea lo hicieron por él, al no responder a las migraciones musulmanas en masa de África y Oriente Medio.

La nueva yihad: más amenazadora que nunca

Tras la destrucción del Estado islámico, la conciencia del peligro que representa el Islam radical se ha borrado en gran parte en Europa. Los ataques con cuchillos y la matanza de transeúntes en Francia o Gran Bretaña no fueron considerados por los medios de comunicación como algo más importante que los accidentes de tráfico. En la foto: oficiales de policía y soldados aseguran el sitio de un ataque terrorista, en el que un oficial de policía fue asesinado a tiros, el 20 de abril de 2017 en París, Francia. (Foto por Aurelien Meunier / Getty Images)

por Guy Millière

Cuando el ataque terrorista de Barcelona tuvo lugar el 17 de agosto de 2017, por horrible que fuera (13 muertos y 130 heridos), los yihadistas no lo consideraron un éxito. Tenían un proyecto más letal. Querían conducir camionetas llenas de explosivos hacia la basílica de la Sagrada Familia y otras dos áreas turísticas de la ciudad. Ese, sin embargo, fue el último gran ataque yihadista en un país occidental. El ataque a Manchester había tenido lugar dos meses antes, el 22 de mayo de 2017; el ataque en Niza , Francia, tuvo lugar el 14 de julio de 2016; y el ataque en Orlando , en Florida, el 12 de junio de 2016.

La destrucción del Estado islámico bajo el presidente Donald J. Trump no solo ha privado a los jihadistas de lo que se había convertido en una base de retaguardia y un campo de entrenamiento; también los privó de la idea de que podrían derrotar rápidamente a Occidente.

Pronto, la conciencia del peligro representado por el Islam radical se desvaneció en los Estados Unidos y se borró en gran parte en Europa. Los ataques con cuchillos y la matanza de transeúntes en Francia o Gran Bretaña no fueron considerados por los medios de comunicación como algo más importante que los accidentes de tráfico. Los asesinos yihadistas usualmente eran definidos inmediatamente por las autoridades como perturbados mentalmente . En Europa, los nombres de los asesinos a menudo estaban ocultos para evitar la posibilidad de provocar “prejuicios” anti-musulmanes.

Lo que sucede en otras partes del mundo rara vez aparece en los titulares y generalmente se trata como un problema local sin importancia mundial. Apuñalar a israelíes y lanzar cohetes y cometas y globos incendiarios de Gaza a Israel se consideran como parte estrictamente del “conflicto de Oriente Medio”. Los ataques a los cristianos coptos en Egipto se definen como un problema egipcio. Más de 1,800 cristianos masacrados en Nigeria apenas se mencionan en las noticias. La sentencia de muerte por blasfemia en países como Pakistán no se menciona en absoluto.

El Islam radical puede estar a la defensiva, pero su ofensiva no se ha detenido. Las principales organizaciones islamistas parecen estar esperando el momento para atacar de nuevo. Al Qaeda fue descrito recientemente en un informe de enero de 2018 de la ONU como “fuerte”, “influyente” y “resistente”. El Estado Islámico puede haber perdido territorios que una vez gobernó en Siria e Irak, pero, según el informe de la ONU, “el grupo continúa transformándose en una organización terrorista con una jerarquía plana, con células y afiliados que actúan cada vez más de manera autónoma”.

Los grupos de yihadistas islamistas todavía están activos en Libia , donde controlan las actividades de tráfico de personas e infiltran a sus agentes entre los migrantes que intentan cruzar el Mediterráneo hacia Europa. La policía sigue incautando los componentes utilizados para fabricar dispositivos explosivos y ha frustrado los intentos de ataque en suelo europeo, pero aún circulan videos de instrucciones.

Lo que es importante enfatizar es que los islamistas radicales usan otros medios además del terrorismo para ganar terreno. La Hermandad Musulmana, la principal organización islamista sunita, nunca ha rechazado la violencia, pero dice que prefiere da’wa (proselitismo, infiltración e influencia) para alcanzar el poder en el mundo musulmán y más allá. Sayyid Qutb , su líder en la década de 1950, dijo que el objetivo de la Hermandad Musulmana era “establecer el gobierno islámico” donde fuera posible, por “cualquier medio disponible”. Sus miembros pueden haber pensado que estaban logrando su objetivo durante el levantamiento de los periodistas llamado ” la primavera árabe “. Desafortunadamente para ellos, el ex presidente de Egipto Mohamed Morsi el intento de convertir a Egipto en un estado totalitario islámico, y el colapso económico resultante, llevó a una toma del gobierno por parte del actual presidente de Egipto, Abdel Fattah al-Sisi , y a una represión que erradicó a la organización allí. La Hermandad Musulmana, sin embargo, no ha desaparecido. Todavía tiene el apoyo de Turquía y Qatar, y Hamás fue fundada como la rama palestina de la Hermandad Musulmana.

Los informes muestran que los miembros de la Hermandad Musulmana pueden confiar en una red de afiliados en más de 70 países. Mantienen su esperanza de ganar en todo el mundo musulmán, pero su objetivo principal parece ser transformar a Occidente .

Los líderes de la Hermandad Musulmana parecen pensar que si Occidente cae, el resto del mundo caerá después. En los Estados Unidos, la Hermandad Musulmana tiene sucursales no oficiales que intentan ocultar lo que realmente son, pero que son extremadamente activas: éstas incluyen el Consejo para las Relaciones Islámicas Americanas (CAIR), la Sociedad Islámica de América del Norte (ISNA).

La Hermandad Musulmana está profundamente implantada en Europa occidental, donde controla muchas organizaciones y organizaciones benéficas que también hacen todo lo posible por ocultar lo que son. Estos incluyen ” La comunidad islámica de Alemania “, la Asociación musulmana de Gran Bretaña y ” Los musulmanes de Francia “. La Hermandad Musulmana, además, ha creado vastas redes de mezquitas y escuelas que reclutan, adoctrinan y afirman que el futuro de Europa occidental pertenecerá al Islam y que los europeos continuarán sometiéndose.

Esta semana, los jueces no electos del Tribunal Europeo de Derechos Humanos se sometieron a las demandas de las leyes de blasfemia de la Sharia y decidieron no permitir las críticas a Muhammad, para que no se lastimen los sentimientos musulmanes. La corte realmente eligió sentimientos heridos sobre la libertad de expresión y la verdad como defensa. Probablemente sea el momento de anular la selección de estos jueces no electos.

Las organizaciones islamistas están presentes y en crecimiento. A menudo, unen sus fuerzas para promover campañas de intimidación que empujan a los gobiernos, a los medios de comunicación y a las universidades a prohibir todas las críticas al Islam y a imponer una creciente islamización de la vida cotidiana. Los ejemplos incluyen esfuerzos para cambiar los programas académicos para presentar la civilización musulmana en una luz más atractiva; los esfuerzos para que los hospitales acepten que las mujeres musulmanas solo pueden ser examinadas por mujeres médico y que las agencias de servicios sociales deben respetar la poligamia . Muchas organizaciones confían en el apoyo de “compañeros de viaje”, principalmente occidentales que odian la civilización occidental y pueden ver el auge del Islam como un medio para desestabilizarlo. Quieren, y consiguen, resultados.

Los políticos de Europa occidental, izquierda y derecha, dependen cada vez más del voto musulmán para ser electos: ven que las tasas de natalidad (ahora muy por debajo de los niveles de reemplazo) y los flujos migratorios crean un cambio de población ; calculan que ser demasiado hostil al Islam podría llevar a su derrota política.

Aunque el autor islamista suizo Tariq Ramadan sigue encarcelado en Francia por acusaciones de violación, sus libros todavía están en las listas de los más vendidos. Las librerías islámicas son cada vez más numerosas. Venden libros antisemitas y antioccidentales que incitan a la violencia. Las zonas prohibidas continúan proliferando en Francia , Gran Bretaña y ahora en Alemania . En su libro No Go Zones , Raheem Kassam muestra que la mutilación genital femenina, el asalto sexual y, a veces, los asesinatos por motivos de honor tienen lugar en estas áreas.

Unos pocos políticos , el primer ministro húngaro Viktor Orbán, el viceprimer ministro y ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini y el canciller austriaco, Sebastián Kurz, intentan defender la civilización europea. Son arrastrados en el barro por Merkel, May, Macron y otros líderes de Europa occidental. La posibilidad de que Orbán, Kurz y Salvini ganen la pelea a corto plazo está limitada por el rápido envejecimiento de la población de su país.

Los autores que critican el Islam todavía pueden escribir en Europa occidental, pero, con algunas excepciones, como Éric Zemmour en Francia o Thilo Sarrazin en Alemania, ahora son casi totalmente ignorados por los principales medios de comunicación. Todos ellos son acosados ​​por islamistas y, a veces, por juicios. Cualquiera que haya abandonado el Islam corre el riesgo de ser asesinado. Algunos han optado por escapar a una parte más segura del mundo. Ayaan Hirsi Ali dejó los Países Bajos en 2006 y ahora es un ciudadano estadounidense. Otros, que se quedaron en Europa occidental, tienen que vivir bajo protección policial . Hamed Abdel-Samad , un ex miembro de la Hermandad Musulmana que ahora vive en Alemania, es el autor del fascismo islámico . Abdel-Samad dice lo que los líderes de Europa occidental se niegan a ver: “El Islam es una religión de guerra”. En una entrevista reciente, agregó que cuando un país no musulmán es fuerte, “el Islam puede llegar a aceptar la coexistencia”, pero cuando un país no musulmán es pasivo, “la guerra vuelve” en el horizonte. Esta guerra, agregó, “puede ser violenta. Puede ser no violenta”. Los países de Europa occidental muestran todos los signos de ser pasivos.

Estados Unidos es más fuerte. ¿Seguirá siendo un refugio seguro para los ex musulmanes y la libertad de expresión? Los islamistas están trabajando. Algunos en las mezquitas incitan a la violencia . Ellos encuentran apoyo. Intimidan a las instituciones. En abril de 2018, M. Zuhdi Jasser, médico en ejercicio y fundador y presidente del Foro Islámico Americano para la Democracia , que aboga por la separación de religión y estado, fue invitado a hablar en la Universidad de Duke. Bajo la presión de estudiantes islamistas, la invitación fue cancelada; luego fue reinstalado.

En 2014, cuando la Universidad de Brandeis quiso honrar a Ayaan Hirsi Ali, un autor que abandonó el Islam, las organizaciones islámicas y los “progresistas” exigieron que se le revocara la invitación a Brandeis. Ella fue ” desinvitada ” y la invitación no se extendió de nuevo. Hirsi Ali dijo :

“Como alguien que ha sabido lo que es vivir sin libertad, observo con asombro que aquellos que se llaman a sí mismos liberales y progresistas, personas que afirman creer tan fervientemente en la libertad individual y los derechos de las minorías, hacen causa común con las fuerzas en el mundo. que manifiestamente representan las mayores amenazas para esa misma libertad y esas minorías … Debemos decirles a los musulmanes que viven en Occidente: si quieren vivir en nuestras sociedades, deben compartir sus beneficios materiales, deben aceptar eso. Nuestras libertades no son opcionales “.

El Dr. Guy Millière, profesor de la Universidad de París, es autor de 27 libros sobre Francia y Europa.

Fuente: Gatestone Institute

Austria se une a los Estados Unidos y Hungría al negarse a firmar el “Pacto Mundial para las Migraciones” de fronteras abiertas de las Naciones Unidas

Austria no firmará el acuerdo de las Naciones Unidas sobre la migración en diciembre, se unirá a los Estados Unidos y Hungría para no respaldar el desastroso pacto mundial, que busca proclamar que la migración es un ” derecho humano”.

Político  (h / t Maurice) “Hemos decidido que no nos uniremos al pacto”, dijo el canciller austriaco Sebastian Kurz a la radio de la ORF el miércoles, según Reuters  y medios alemanes, citando las preocupaciones del gobierno sobre un borrón de líneas entre la migración legal y la ilegal.
El tratado de 34 páginas de la ONU sobre migración establece un enfoque común para la migración internacional e incluye 23 objetivos para organizar mejor el flujo de refugiados y definir sus derechos con mayor precisión. Los países participantes acuerdan, por ejemplo, limitar la presión sobre los países con muchos migrantes y promover la autosuficiencia de los recién llegados.
Si bien el pacto no es legalmente vinculante, Kurz dijo que teme que el tratado sea a expensas de la soberanía de los países.
El canciller de Austria, Sebastian Kurz, a la izquierda, y el vicecanciller Heinz-Christian Strache del Partido de la Libertad
En julio, las 193 naciones miembros de la ONU, excepto Estados Unidos, expresaron su apoyo al acuerdo. Posteriormente, el gobierno húngaro del primer ministro Viktor Orbán renunció al acuerdo. Polonia también está considerando retirarse.
“Nos … nos abstendremos en la votación en la Asamblea General de la ONU en el año 2019”, dijo Kurz, un trabajador de la línea de la guerra anti-musulmán que gobierna en coalición con el Partido de la Libertad, que está aún más en contra de la migración musulmana.
El pacto migratorio de la ONU se firmará en diciembre en Marrakech y se votará el próximo año. Austria no enviará un representante a Marruecos y se abstendrá de la votación de 2019.
Kurz se unió anteriormente a otros países de la UE, como Polonia, Hungría, Eslovaquia, Italia y la República Checa, para hacer retroceder las cuotas obligatorias de refugiados dentro del bloque. (Esperemos que todos se nieguen a firmar este pacto suicida.

El siguiente video del 2016 es una de las razones por las cuales la gente de Austria votó por un gobierno de derecha migratoria sólidamente anti-musulmán el año pasado.

Hungría explica por qué se retiró del Pacto de Migración.

 

“Vete a casa” advierte el Primer Ministro de la República Checa a los cientos de miles de extranjeros ilegales en su mayoría musulmanes que llegan al país.

Apodado ‘el Donald Trump checo’, el magnate multimillonario Andrej Babiš (abajo), el nuevo primer ministro checo, ha pedido el regreso a sus países de origen de cientos de miles de invasores musulmanes ilegales actualmente en Europa, sugiriendo que se podrían gastar fondos en Un Plan Marshall para ayudar a mejorar las economías africanas.

Newsweek  Andrej Babiš ha dicho que “no hay manera” de que la República Checa acepte la demanda de Bruselas de que la nación acepte una cuota de inmigrantes del tercer mundo.
Los contrabandistas de seres humanos ya no deberían ser los que decidan quiénes vienen a Europa y las fronteras exteriores del continente a lo largo del Mediterráneo deben ser vigiladas por miles de policías. Considera el primer ministro checo Andrej Babiš.

Babis ha criticado durante mucho tiempo la implementación de cuotas impuestas por la UE, junto con los líderes de la vecina Eslovaquia, Hungría y Polonia, conocidos colectivamente como el Grupo Visegrado. Anteriormente ha calificado las cuotas de “absurdas” y “no efectivas”.

En el apogeo de la crisis migratoria en 2015, se creía que aproximadamente dos millones de ciudadanos no pertenecientes a la UE estaban presentes en los estados miembros. Si bien muchos de estos eran refugiados que huían de la devastadora guerra civil de Siria, miles también hicieron el viaje como inmigrantes económicos de África.
Si bien el número de estos ilegales ahora se ha reducido a 618,780, según las estadísticas de Eurostat de 2017, Babis cree que tanto los inmigrantes económicos como los refugiados deberían regresar a sus hogares.

En lugar de un presupuesto ampliado para la agencia fronteriza de la UE, Frontex, Babis cree que los gobiernos nacionales deberían proteger sus propias fronteras y costas. “Los contrabandistas ganaron 5.700 millones de euros en 2016 y tenemos que detenerlo” , dijo.
Babiš dio a conocer sus puntos de vista sobre la migración cuando se negó a admitir una porción de alrededor de 450 inmigrantes rescatados en el mar en julio, diciendo que acoger a más migrantes era un “camino al infierno” para Europa, y agregó que el bloque necesitaba enviar un mensaje claro. Mensaje que ya no aceptaría migrantes.

Lo que oculta el multiculturalismo

por Jan Keller

El multiculturalismo no es una manifestación de la generosidad de Europa, o una personificación noble del amor y la verdad. El multiculturalismo es lo que queda después de que la migración masiva se revela como una amenaza, en lugar de un beneficio, para las economías de los países europeos.

Tomemos el ejemplo de Francia. Después de la Segunda Guerra Mundial, cuando Francia experimentó un auge del crecimiento económico, las olas de migración se vieron favorablemente: hubo muchas oportunidades de trabajo para los trabajadores no calificados y con calificación media, y la población francesa nativa aspiraba a trabajar en el sector terciario, que ofrecía Trabajos más calificados, mejor pagados. Desde el final de la guerra hasta mediados de la década de 1970, los trabajadores extranjeros tendían a venir a Francia temporalmente, sin sus familias, y regresar a sus países de origen. Estos trabajadores fueron reclutados generalmente de las antiguas colonias francesas para realizar trabajos de baja categoría, no para enriquecer la cultura del país anfitrión.

A finales de la década de 1970, esa situación cambió. Los trabajadores extranjeros comenzaron a venir a Francia con sus familias y también tuvieron hijos después de llegar al país. Al mismo tiempo, sin embargo, hubo cambios en la economía que terminaron dejando a los descendientes de los trabajadores reclutados sin esperanza. Si bien sus padres habían experimentado algo de movilidad ascendente, ellos mismos, incluso aquellos con un nivel de educación más alto que sus padres, tuvieron menos oportunidades de empleo y se convirtieron en un superávit en el mercado laboral; Tampoco tenían otro lugar donde ir. En otras palabras, habían nacido en un país que de repente no tenía nada que ofrecer. Lo único que el gobierno pudo proponer fue una justificación de la terrible situación, una misión para estos hijos de inmigrantes: que se enriquezcan culturalmente en el país al que habían emigrado sus padres. Esta nueva política de multiculturalismo, que enfatiza los beneficios de la diversidad cultural para la sociedad y el estado, es un ejemplo de la explotación de otros basada en una fantasía de virtud. Aquellos a quienes se dirige el dulce discurso del multiculturalismo, pueden ver que no ha hecho nada para mejorar su suerte, y ahora se están dando cuenta de que su futuro es sombrío.

Ahora veamos a aquellos que favorecen el multiculturalismo para la República Checa, en Europa del Este, que se ha resistido. Lo que no entienden es que la República Checa actual no se parece a Francia a principios del siglo XX. Nosotros, los checos, no necesitamos reclutar trabajadores extranjeros para realizar trabajos de baja categoría. Por el contrario, necesitamos desarrollar una economía basada en mano de obra calificada. Tampoco tiene sentido para nosotros busquemos migrantes altamente calificados para este propósito. Dichos migrantes prefieren los países cuyos idiomas hablan y en los que pueden ganar salarios más altos que los ofrecidos en la República Checa. Además, dada la naturaleza problemática de nuestro sistema educativo actual, que no puede preparar adecuadamente a los graduados para trabajos en empresas de tecnología,

Algunos políticos afirman que necesitamos una ola masiva de inmigrantes para cuidar a nuestros ancianos. Esto es controvertido: en un país nuevo, si no están capacitados, apenas podrán cuidarse a sí mismos, y mucho menos a los demás, y representarán una carga adicional para nuestro sistema de seguridad social que ya está sobrecargado. Si, por otro lado, traemos inmigrantes altamente calificados a nuestra fuerza laboral, estaríamos quitándoles a los países más pobres lo mejor que tienen para ofrecer. ¿Qué derecho tenemos de usarlos para resolver nuestros propios problemas? Si los alejamos de sus países de origen, la situación en esos países se deteriorará aún más. El resultado será un flujo aún mayor de migrantes no calificados que escapan de esos países. Estos recién llegados crearán una carga aún mayor en el sistema de seguridad social que incentivará el desarrollo económico. Esa consecuencia no se debe a que los migrantes sean más vagos o menos ambiciosos que la población local. Sus desventajas se deben a otros factores, como la dificultad con un nuevo idioma y que tienden a tener familias más grandes.

Durante décadas, ha habido un debate en Europa entre el esfuerzo por adelgazar el estado de bienestar, en lugar de continuar para satisfacer las necesidades de varios sectores desfavorecidos de la población. Este debate se ha intensificado considerablemente a medida que la ola masiva de refugiados del norte de África y Oriente Medio ha amenazado con aumentar significativamente el número de personas que reciben asistencia social en Europa.

En estas circunstancias, la naturaleza del multiculturalismo ha cambiado. Se ha convertido en un medio para ejercer una feroz presión psicológica principalmente en los sectores de ingresos medios y bajos en Europa. Una de las formas que ha tomado esta presión es la equiparación de la difícil situación de los refugiados actuales con los emigrantes que escapan a Occidente desde detrás del Telón de Acero. La comparación, sin embargo, no se aplica realmente. Los emigrantes de Europa del Este en ese momento no aspiraban a alcanzar el “estatus multicultural”. Su objetivo era integrarse, adaptarse a una sociedad que era tan generosa como para haberlos aceptado.

En resumen, las olas masivas de migrantes representan riesgos estadísticamente significativamente mayores que las oportunidades. No sirven para impulsar la prosperidad. Nuestros sistemas de seguros, que fueron fundados y desarrollados para los estados nacionales a los que se destinaba la población, simplemente nunca fueron diseñados para cubrirlos.

Los partidarios del nuevo multiculturalismo quieren compartir sus estados de bienestar con masas de refugiados que, por causas ajenas a la suya, no podrán participar en el financiamiento durante mucho tiempo.

El Prof. Jan Keller es un miembro socialdemócrata checo del Parlamento Europeo, sociólogo, analista, comentarista y autor de más de 30 libros, entre ellos Sociología de la Organización y Burocracia(2007) o Los tres mundos sociales (2011). Estudió en las universidades de Burdeos (1985), Aix-en-Provence (1988) y Sorbonne (1992) en París. Ha impartido clases de sociología en la Universidad de Lille, Poitiers, Trento, Lodz y Barcelona.

Fuente: Gatestone institute