Archivo de la categoría: RELIGIÓN FALSA

¿Alláh realmente ordena a los musulmanes matar a los no musulmanes?

Recientemente, en una reunión, me dieron una copia de un folleto del grupo de apologistas islámicos Sound Vision; puedes encontrar el folleto en línea aquí . Y aquí está por qué el folleto es falso y engañoso:

El folleto de Sound Vision de Abdul Malik Mujahid, “¿Dios manda realmente a los musulmanes a matar a los no musulmanes?” Está lleno de imprecisiones, distorsiones y falsedades directas, en la medida en que parece diseñado para confundir a los no musulmanes sobre las causas fundamentales del Islam, la violencia y jihad dentro de textos y enseñanzas islámicos.

Los terroristas en el exterior y los islamófobos en el hogar están ocupados abusando del Islam mientras se basan en el odio del otro. Ambos grupos afirman que Dios ordena a los musulmanes matar a los no musulmanes donde sea que los encuentren.

El hecho, sin embargo, es que un musulmán será castigado en este mundo por la ley por matar a alguien. Él / ella también será desterrado al Fuego del Infierno por Dios en la otra vida a menos que se arrepienta, restablezca su fe y viva una vida de buenas obras (Corán 25: 68-70).

En realidad, el Corán 25: 68-70 advierte a los musulmanes que no maten al alma que Alá ha prohibido matar “; no contiene ninguna prohibición general de matar a alguien. El Corán también les dice a los musulmanes que “los maten donde sea que los encuentren” (2: 191); de nuevo, “mátenlos donde sea que los encuentren” (4:89); y “mata a los politeístas donde sea que los encuentres” (9: 5). Entonces, claramente matar está permitido, y de hecho, ordenado, bajo ciertas circunstancias.

Muchos de nuestros vecinos están confundidos por la propaganda persistente de los islamófobos de que el problema no son los terroristas sino el “Islam mismo”.

Citan el Corán fuera de contexto para lograr este objetivo. En realidad, los islamófobos representan una industria de odio de más de $ 200 millones de dólares, que promueve falsificaciones y difamaciones tan fanáticas contra el Islam y los musulmanes. Los islamófobos también reciben múltiples plataformas y medios para expresar estas tonterías, así como incontables lugares en línea.

Esto es pura fantasía y propaganda. No existe una “industria de odio” de los “islamófobos”. Aquellos que llaman la atención sobre la amenaza de la jihad tienen mucho menos dinero y recursos que aquellos que se oponen a ellos, y mucho menos acceso a los medios.

El resultado es que el odio, la ira y el miedo están aumentando en nuestra nación. Las compras de armas, los grupos de odio y el número de milicias armadas están en su punto más alto. El presidente Barack Obama recibió un 400% más de amenazas de muerte que el ex presidente George W. Bush, según el Servicio Secreto. Esto se debe en parte a que se supone que es un musulmán secreto nacido en Kenia.

¿Qué conexión tiene esta afirmación con respecto a si el Corán enseña o no sobre la violencia? Ninguna.

El contexto perdido de las acusaciones

El Profeta Muhammad fue un hombre muy pacífico. Él nunca lastimó a nadie, mucho menos mató a nadie. Vivía de forma sencilla, consumía menos y compartía más, a pesar de estar casado con una de las personas más ricas de La Meca. La paz y las bendiciones de Dios sean con él.

En realidad, según los primeros registros islámicos, Muhammad ordenó en varias ocasiones los asesinatos de personas que lo insultaron. Según su primer biógrafo, el musulmán Ibn Ishaq del siglo VIII, estos incluyeron a Abu Afak, que tenía más de cien años, y la poetisa Asma bint Marwan. Abu Afak murió mientras dormía, en respuesta a la pregunta de Mahoma: “¿Quién me vengará de este sinvergüenza?” De manera similar, Mahoma en otra ocasión gritó: “¿Nadie me librará de esta hija de Marwan?” Uno de sus seguidores , Umayr ibn Adi, fue a su casa esa noche, donde la encontró durmiendo junto a sus hijos. La más joven, una bebé de enfermería, estaba en sus brazos. Pero eso no impidió que Umayr la asesinara a ella y al bebé también. Mahoma lo felicitó: “¡Has hecho un gran servicio a Alá y a Su Enviado, Umayr!” (Ibn Ishaq, 674-676)

Mahoma también ordenó el asesinato del poeta Ka’b bin Al-Ashraf. Mahoma preguntó: “¿Quién está dispuesto a matar a Ka’b bin Al-Ashraf que ha herido a Alá y a su Apóstol?”. Uno de los musulmanes, Muhammad bin Maslama, respondió: “¡Oh, Apóstol de Alá! ¿Te gustaría que lo mate? “Cuando Muhammad dijo que lo haría, Muhammad bin Maslama dijo:” Entonces permíteme decir una cosa (falsa) (es decir, engañar a Kab) “. Muhammad respondió:” Puedes decirlo “. Muhammad bin Maslama le mintió debidamente a Ka’b, lo atrajo hacia su trampa y lo asesinó. (Sahih Bukhari, volumen 5, libro 59, número 369)

Muhammad también decapitó personalmente a los hombres de la tribu judía Qurayzah. “Entonces ellos [la tribu judía Qurayzah] se rindieron, y el apóstol [Muhammad] los confinó en Medina en el cuarto de d. al-Harith, una mujer de B. Al-Najjar. Entonces el apóstol salió al mercado de Medina (que todavía es su mercado hoy) y cavó trincheras en él. Luego envió a buscarlos y les cortó la cabeza en esas trincheras, ya que fueron traídos a él en tandas. Entre ellos estaba el enemigo de Allah Huyayy b. Akhtab y Ka’b b. Asad su jefe. Hubo 600 o 700 en total, aunque algunos ponen la cifra tan alta como 800 o 900. “(Ibn Ishaq 690)

Cuando los musulmanes atacaron a los judíos en el oasis árabe de Khaybar, un líder judío de Khaybar, Kinana bin al-Rabi, fue llevado ante Mahoma; Se suponía que a Kinana se le había confiado el tesoro de una de las tribus judías de Arabia, los Banu Nadir. Kinana negó saber dónde estaba este tesoro, pero Muhammad lo presionó: “¿Sabes que si descubrimos que lo tienes te mataré?” Kinana dijo que sí, que sí lo sabía. Parte del tesoro fue encontrado. Para encontrar el resto, Muhammad dio órdenes con respecto a Kinana: “Tortúralo hasta que extraigas lo que tiene”. Uno de los musulmanes prendió fuego al cofre de Kinana, pero Kinana no quiso revelar su secreto. Cuando estaba a punto de morir, uno de los musulmanes lo decapitó. (Ibn Ishaq 511-515)

La Arabia preislámica quedó atrapada en un círculo vicioso de guerra y venganza. El profeta Mahoma lanzó un movimiento de paz no violento a principios del siglo VII dC, para terminar precisamente con el ciclo de guerra, venganza y terrorismo que vemos hoy.

En realidad, el movimiento de Muhammad no fue nada violento, como se muestra arriba. Él le dijo a los Quraysh, los árabes paganos de La Meca, que rechazaron su pretensión de ser un profeta, “Te traigo la matanza”. (Ibn Ishaq 131)

Su visión era unir a la humanidad con la creencia en un Dios y una humanidad. El requirió una creencia en todos los Profetas de Dios y las Escrituras reveladas. Él quería que las personas fueran indulgentes y misericordiosas entre sí y con todas las criaturas de la tierra.

Contraste esa afirmación con estas declaraciones de Mahoma, tal como se informa en las colecciones hadith (informes de las palabras y los hechos de Muhammad) que los musulmanes consideran auténticas:

“He sido hecho victorioso a través del terror” (Sahih Bukhari 4: 52.220)

“Lucha contra aquellos que no creen en Allah. Haga una guerra santa … Cuando conozca a sus enemigos que son politeístas, invítelos a tres cursos de acción. Si responden a alguno de estos, también lo aceptas y te niegas a hacerles ningún daño. Invítelos a (aceptar) el Islam; si te responden, acéptalo y desiste de luchar contra ellos … Si se niegan a aceptar el Islam, pídales el Jizya. Si aceptan pagar, acéptalo y mantén las manos. Si se niegan a pagar el impuesto, busque la ayuda de Alá y luche contra ellos. “(Sahih Muslim 4294)

“Se me ha ordenado luchar contra las personas siempre y cuando no declaren que no hay más dios que Alá, y el que lo profesó se garantizó la protección de su propiedad y la vida en mi nombre, excepto por los asuntos correctos que descansan con Alá. “(Sahih Muslim 30)

“Que Alá maldiga a los judíos y cristianos porque ellos construyeron los lugares de adoración en las tumbas de sus Profetas.” (Sahih Bukhari 1.8.427)

A través de una pacífica coalición de tribus logró la victoria mediante una ingeniosa campaña de no violencia. Cuando murió en 632, trajo la paz a la guerra de Arabia.

En realidad, Muhammad sometió Arabia por la fuerza. Ibn Ishaq señala que “el apóstol participó personalmente en veintisiete … incursiones” (Ibn Ishaq 659-660).

Quería lograr todo eso solo por medio de la predicación, lo cual hizo durante 13 años en La Meca. Sin embargo, él y sus seguidores fueron abusados ​​y torturados. Él mismo sobrevivió a varios intentos de asesinato. Sus seguidores sobrevivientes escaparon por poco del exterminio a manos de los poderosos señores tribales de La Meca.

En realidad, un musulmán mató a uno de los Quraysh, comenzando las hostilidades entre los dos (Ibn Ishaq 118).

La respuesta del Profeta a esta opresión fue encontrar paz en otra parte. Tras su aliento, la mayoría de los musulmanes emigró a una tierra cristiana donde un rey justo gobernaba el Mar Rojo en África.

Él mismo encontró refugio y protección en un pueblo a casi 300 millas de distancia. Él declaró ese pueblo como un santuario de paz donde nadie, ni siquiera un pájaro, puede ser cazado y ningún árbol puede ser cortado. Era una sociedad multi-tribal y multirreligiosa.

Para su santuario de paz en la ciudad de Medina, el Profeta desarrolló tratados constitucionales con musulmanes, judíos y otras tribus de la ciudad, y los declaró juntos como “un pueblo” con plena libertad de religión, justicia e igualdad.

En realidad, la Constitución de Medina es de dudosa autenticidad: se menciona por primera vez solo en la biografía de Mahoma de Ibn Ishaq, que fue escrita más de 125 años después de la fecha aceptada para la muerte de Mahoma.

Y desafortunadamente para Sound Vision, Ibn Ishaq también detalla lo que sucedió con tres tribus judías de Arabia, Banu Qurayzah, Banu Qaynuqa y Banu Nadir, después de la Constitución de Medina. Muhammad exilió a Banu Qaynuqa y Banu Nadir, masacraron a los Banu Qurayza después de que (comprensiblemente) hicieron un pacto con sus enemigos durante el asedio de Medina a los mecanos paganos, y luego masacraron a los exiliados en el oasis de Khaybar, dando a los musulmanes incluso hoy una guerra sangrienta Cántico: “Khaybar, Khaybar, O judíos, el ejército de Muhammad volverá”.

Aunque el Profeta Muhammad y sus seguidores huyeron de la opresión en La Meca, no les dejaron vivir pacíficamente en su santuario de paz llamado Madinah. Los mequinenses vinieron a atacar a la naciente comunidad.

El derecho a la autodefensa en el Islam

Debido a las enseñanzas de paz del Profeta, los musulmanes no querían defenderse. Aquí es donde Dios castiga a los musulmanes por su renuencia, por no defender su santuario de paz, y les ordena que se defiendan. (Corán 2: 216 y 4:75)

Discutir este versículo fuera de contexto es como decir que la Biblia llama al genocidio. (1 Samuel 15: 2-3)

Sound Vision tiene razón en que la guerra de la jihad se reveló primero para la defensa, pero no menciona que la jihad ofensiva también es recomendada. Ibn Ishaq explica la progresión de la revelación coránica sobre la guerra. Primero, explica, Alá permitió a los musulmanes emprender una guerra defensiva. Pero esa no fue la última palabra de Alá sobre las circunstancias en que los musulmanes deberían luchar. Ibn Ishaq explica la jihad ofensiva invocando un verso coránico: “Entonces Dios le envió: ‘Lucha contra ellos para que no haya más seducción’, es decir, hasta que ningún creyente sea seducido de su religión. ‘Y la religión es de Dios’, es decir, hasta que solo Dios sea adorado. “(Ibn Ishaq 314)

Apoyando esto, hay un versículo del Corán que Sound Vision no menciona: “Y luche contra ellos hasta que no haya fitnah [travesuras, disturbios, rebeliones] y la religión, todo eso, sea para Alá” (8:39).

Los musulmanes eventualmente acataron el mandato de Dios de defender su santuario de paz. Sin embargo, el número total de días involucrados en estas “guerras” defensivas fue de seis días. Y el número total que murió en ambos lados es menos de 1,000.

Los musulmanes fueron atacados físicamente, torturados, hostigados y asesinados donde quiera que fueran. Esta es la razón por la cual Dios les ordenó involucrarse en defensa propia, diciendo: “¡Maten a los enemigos donde sea que los encuentren!” (Corán 4:89). Extremistas como ISIS e islamófobos citan selectivamente tales versículos sin incluir el aliento de Dios a la paz, que casi siempre acompaña a los versículos relacionados con la lucha defensiva. Tome el versículo que sigue inmediatamente (Corán 4:89): “Por lo tanto, si te dejan estar, y no te hacen la guerra, y te ofrecen paz, Dios no te permite dañarlos” (Corán 4:90). )

El Tafsir al-Jalalayn, un comentario musulmán dominante sobre el Corán, deja en claro que esto se refiere solo a los incrédulos que se someten a la dominación islámica: “Y si se mantienen alejados de ustedes y no luchan contra ustedes, y les ofrecen paz , reconciliación, es decir, [si] se someten, entonces Dios no te permite ningún camino contra ellos, [Él no te permite] un medio para tomarlos cautivos o matarlos “.

Como Karen Armstrong ha notado sobre el Corán:

… la única guerra permisible es la de defensa propia. Los musulmanes no pueden comenzar las hostilidades (2: 190). La guerra siempre es malvada, pero a veces hay que luchar para evitar el tipo de persecución que la Meca inflige a los musulmanes (2: 191; 2: 217). El Corán cita la Torá, las escrituras judías, que permite tomar represalias ojo por ojo, diente por diente, pero como los Evangelios, el Corán sugiere que es meritorio renunciar a la venganza en un espíritu de caridad (5:45). Las hostilidades deben finalizar tan rápido como sea posible y deben cesar en el momento en que el enemigo pida la paz (2: 192-3).

El Tafsir al-Jalalayn dice que 2: 190 fue abrogado por el Corán 9: 1, lo que anula cualquier tratado entre musulmanes y no creyentes. Además, Armstrong no menciona que 2: 193 le dice a los musulmanes: “Lucha contra ellos hasta que no haya fitnah y la adoración sea para Alá”. Fitnah es persecución o inquietud. Ibn Ishaq explica que esto significa que los musulmanes deben luchar contra los incrédulos “hasta que solo Dios sea adorado”. Otro comentarista musulmán sobre el Corán, Maulana Bulandshahri, está de acuerdo: “Los peores pecados son Infidelidad (Kufr) y Politeísmo (shirk) que constituyen rebelión contra Alá, el Creador. Para erradicar esto, los musulmanes deben declarar la guerra hasta que no exista nada en el mundo, y la única religión es la de Alá. “Eso equivale a una declaración de guerra perpetua contra todas las religiones no musulmanas.

Esta es la historia de la Jihad, un concepto noble del Islam: luchar por una vida resuelta hacia ideales más elevados de paz y justicia.

La Jihad ha sido retorcida, incomprendida y mal utilizada a manos de matones llamados ISIS y fanáticos llamados islamófobos.

Después de la muerte del Profeta, muchos musulmanes desafortunadamente abandonaron su movimiento por la paz. Adoptaron los caminos del mundo, luchando por la tierra y el poder. Construyeron imperios como todos los demás. Muchos mandamientos de Dios fueron violados.

Sin embargo, los excesos de esos imperios palidecen en comparación con el horror infligido por las naciones-estados modernas, que nos dieron la Primera Guerra Mundial, II y el Holocausto. El número de muertos en millones, la destrucción generalizada de infraestructura y los ataques contra civiles continúan hasta nuestros días, no para fines religiosos, sino para fines seculares, económicos y políticos.

En realidad, la guerra de jihad se llevó a cabo de acuerdo con los comandos del Corán y Muhammad, como se delineó aquí, y causó la muerte de muchos millones en la historia del Islam de 1.400 años.

¿Por ISIS y los terroristas?

En este contexto, debemos preguntarnos: ¿Por qué los “extremistas islámicos” participan en atentados suicidas y en la masacre de civiles inocentes? Lejos de ser respaldados por la fe islámica, estos crímenes están categóricamente prohibidos. Aunque los musulmanes no tienen Papa, casi todos los estudiosos del Islam han condenado repetidamente estos crímenes, que violan las enseñanzas del Islam. La víctima número uno de este caos son en realidad los propios musulmanes. Para entender este ciclo de guerra y terrorismo, uno necesita leer la investigación financiada por el Pentágono del Dr. Robert Pape, cuyo estudio empírico del terrorismo y los atentados suicidas concluye que este fenómeno está motivado por la política y no por la religión.

El analista Jonathan Fine señaló en Middle East Quarterly en 2008: “A pesar del revisionismo propuesto por Pape y otros, el hecho es que la mayoría de los atentados suicidas desde 1980 en el mundo en general y en Oriente Medio en particular están patrocinados por islamistas y grupos terroristas no seculares. Pape evita esta conclusión manipulando sus datos para que no tenga que incluir la cantidad significativa de atentados suicidas llevados a cabo por los sunitas contra los chiítas en Irak “.

Aunque el terrorismo perpetrado por los musulmanes recibe una cantidad desproporcionada de atención de políticos y periodistas, la realidad es que los extremistas de derecha representan una amenaza mucho mayor para las personas en los Estados Unidos que los terroristas conectados con ISIS u organizaciones similares. Como el profesor Charles Kurzman y el profesor Duke David Schanzer explicaron en junio pasado en el New York Times, los ataques terroristas inspirados en el Islam “representaron 50 muertes en los últimos 13 años y medio”. Mientras tanto, “los extremistas de derecha promediaron 337 ataques por persona”. año en la década posterior al 11 de septiembre, causando un total de 254 muertes “.

Este reclamo se basa en un estudio desacreditado. En junio del 2015, la New America Foundation publicó un estudio que pretendía demostrar que los “extremistas de derecha” y los “supremacistas blancos” eran una amenaza mayor para los EE. UU. Que los yihadistas islámicos. El estudio obviamente fue sesgado, ya que se basó en el número de asesinatos de yihadistas y extremistas de derecha desde el 12 de septiembre del 2001, dejando fuera el 11-S. Si hubieran comenzado un día antes, sus resultados habrían sido marcadamente diferentes.

El estudio también ignoró las muchas, muchas tramas frustradas de la jihad, y el hecho de que los yihadistas son parte de un movimiento internacional que ha matado a miles de personas, mientras que los derechistas y los supremacistas blancos no lo son.

En resumen, este folleto de Sound Vision está claramente diseñado para inducir a error, no iluminar o aclarar.

 

Síndrome de desarreglo musulmán: “Culpen a los judíos por todo”

 Aparentemente, los musulmanes no solo creen que los judíos están detrás de todas las guerras en la tierra, toda la corrupción sufrida por la humanidad, y toda la desintegración moral que afecta a la humanidad, realmente la usan en sermones dados a sus congregaciones. Seguramente, Albert Einstein tenía a los musulmanes en mente cuando hizo esta cita memorable.

El clérigo libanés Sheikh Muhammad Abu Al-Qat ‘pronunció este ridículo sermón del viernes en el que dijo que los judíos tienen un gran plan para obligar a las personas a abandonar sus religiones (y convertirse en judíos), aunque la ley judía rechaza el proselitismo. Lo mejor de todo es que dice que “los judíos usan mujeres” para atrapar a la gente, y que para este propósito, “la mayoría de los presidentes y líderes [árabes] fueron filmados teniendo sexo con la ex canciller israelí Tzipi] Livni”.

Pakistán: la corte libera a 20 musulmanes sospechosos de quemar a una pareja cristiana viva en un horno industrial por “blasfemia”

Hay un sistema de justicia de dos niveles en Pakistán, lo que esencialmente significa que los cristianos y otros no musulmanes rara vez reciben justicia. Si hubiera algún país en el que se tratara a los musulmanes como lo hacen con los cristianos en Pakistán, habría titulares internacionales que gritarían durante semanas o más. Pero nadie tomará nota particular de esto.

LAHORE, Pakistán (AP) – Un tribunal paquistaní ha absuelto a 20 personas sospechosas de estar involucradas en el linchamiento y la quema viva de una pareja cristiana acusada de blasfemia en 2014.

cristiano

Shahzad Masih, de 26 años, y Shama Shahzad, de 24, trabajadores de fábricas de ladrillos y padres de tres hijos, fueron quemados vivos en un horno industrial por una multitud incitada por acusaciones de que la pareja profanó el Corán en la ciudad de Kot Radha Kishan.

La policía arrestó a decenas de aldeanos y un tribunal en noviembre de 2016 condenó a muerte a cinco hombres, mientras que otros diez recibieron diferentes penas de cárcel.

El fiscal Abdur Rauf dice que el tribunal absolvió el sábado a veinte sospechosos acusados ​​en el caso en una etapa posterior .

La blasfemia es un tema sensible en Pakistán y una mera denuncia a menudo puede provocar la violencia de la mafia.

Fuente:  Breitbart

Ministro de Asuntos Religiosos y Armonía Interreligiosa de Pakistán: “El terrorismo no tiene nada que ver con el Islam”

Así es como funciona la propaganda: mediante la repetición constante. La Gran Mentira tiene que repetirse constantemente, porque es tan obviamente falsa y se contradice con la realidad todos los días. Nunca escuchamos que la gente insista en que el terrorismo no tiene nada que ver con el judaísmo o el cristianismo, porque no existe una red global de terroristas judíos o cristianos que cometan actos de violencia contra los incrédulos y los justifiquen al señalar sus Escrituras. Y una vez más, al repetir esta mentira, Sardar Yousaf no está tratando de convencer a los musulmanes de no unirse a los grupos de jihad. Él solo está tratando de avergonzar a los incrédulos para que no se atrevan a notar que los musulmanes se unen a esos grupos, en números alarmantes.

ISLAMABAD – El ministro de Asuntos Religiosos y Armonía Interreligiosa, Sardar Yousaf, subrayó el viernes la necesidad de difundir el mensaje de que Pakistán es un país pacífico y que el Islam no tiene nada que ver con el terrorismo.

Dijo que Paigham-i-Pakistan era, de hecho, el mensaje del Islam. Agradeció al Instituto de Investigación Islámica y la Universidad Islámica por construir una narrativa unánime que enfatizara la naturaleza pacífica del Islam.

“Hay una necesidad de difundir este mensaje en todo el mundo para que todos puedan saber que el terrorismo no tiene nada que ver con el Islam”.

Estaba hablando como invitado principal en una conferencia internacional organizada por el Instituto de Investigación Islámica y la Academia Dawah aquí en la Universidad Islámica Internacional. La conferencia, que se celebró para resaltar el mensaje que emanaba de Pakistán, fue presidida por el Gran Mufti de Egipto Shawki Ibrahim Abdel-Karim Allam.

El ministro dijo que 1800 ulemas de varias escuelas de pensamiento firmaron el “Paigham-i-Pakistan” (decreto) para decirle al mundo que había un consenso en Pakistán de que el Islam negaba todo tipo de terrorismo y militancia.

“Esta es nuestra narrativa unánime islámica que fue difundida por el Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones sean con él) hace 1400 años. El Imam Kaaba también respaldó la narrativa de Paigham-i-Pakistan “, dijo. El ministro dijo que una declaración conjunta de un número tan grande de prominentes pakistaníes fue un gran éxito. Agradeció al Grant Mufti de Egipto ya que había asegurado que la declaración “Paigham-i-Pakistan” se publicaría en árabe en Egipto. El Gran Mufti de Egipto dijo que el Islam era una religión pacífica y, a través de esa narración, se debería enviar un mensaje de que el terrorismo no tiene cabida en el islam [¡sic!] Y los actos de terrorismo no deberían vincularse con el Islam.

“Un terrorista no tiene religión y es un enemigo de la humanidad. Deberíamos trabajar juntos para la erradicación completa de la amenaza del terrorismo “…

Fuente:  APP

Afganistán: un hombre musulmán es llamado “infiel”, recibe amenazas de muerte por nombrar a su hijo “Donald Trump” y no darle un nombre musulmán.

Al simplemente nombrar a su bebé después de un éxito delirante del empresario infiel estadounidense , Asadullah Poya, un padre afgano, descubrió que la ideología supremacista que está arraigada en el Islam no le permite la libertad de nombrar a su propio hijo recién nacido como él elija:

Los propios padres de Poya estaban furiosos porque le habían dado a su nieto un nombre no musulmán. El imán de la mezquita del pueblo dedicó un sermón del viernes completo al asunto, llamando insulto al nombre …

El jueves, cinco vecinos se acercaron al propietario y le exigieron que expulsara a Poya de su casa, llamándolo “infiel” por no darle un nombre musulmán a su hijo …

Dieciocho meses de edad, Donald Trump, posa para una fotografía en Kabul, Afganistán, el jueves 15 de marzo de 2018. Asadullah Poya, de un pequeño pueblo rural, nombró a su hijo recién nacido Donald Trump, con la esperanza de que le traiga buena suerte al niño.

Poya dijo que él y su esposa tuvieron que bloquear sus páginas de Facebook después de que recibieron un aluvión de comentarios enojados y amenazas. Un usuario dijo que cuatro hombres venían a matarlo, mientras que otros lo llamaron infiel o ateo, una acusación potencialmente fatal en un país musulmán conservador.

Ahora que el presidente Trump es el líder del mundo libre que ha declarado que Jerusalén es la capital de Israel, el pobre Donald Trump Poya de Afganistán corre un duro camino.

KABUL: Cuando la esposa de Asadullah Poya dio a luz a su tercer hijo en un pequeño pueblo de la zona rural de Afganistán, inmediatamente pensó en Donald Trump.

No Donald Trump, el político advenedizo, que en ese momento estaba en medio de la campaña presidencial del año 2016, sino Donald Trump, el famoso empresario. Acababa de leer una traducción de Dari de lo que parece ser “Trump: How to Get Rich”, publicado en el 2004 por la entonces estrella de “The Apprentice”, y quedó paralizado.

Asadullah Poya juega con su hijo de 18 meses Donald Trump, durante una entrevista con The Associated Press en su casa alquilada en Kabul, Afganistán, el jueves 15 de marzo de 2018.

“Me encantó su personalidad. Pensé que era el mejor en economía y que es excelente en política “, dijo Poya. “Pensé ‘Este es un gran hombre’. Me gustó la forma en que él decide que quiere algo y luego va y lo consigue “.

Entonces, cuando su bebé llegó al mundo en agosto del 2016, y vio que el chico tenía una extraña sacudida de cabello rubio, lo llamó Donald Trump, esperando que le trajera buena suerte.

Los propios padres de Poya estaban furiosos porque le había dado a su nieto un nombre no musulmán. El imán de la mezquita de la aldea dedicó un sermón del viernes completo al asunto, llamando el nombre un insulto. La oposición no tiene mucho que ver con la política del presidente Trump, sino con la decisión de romper con la tradición y nombrar al niño con un nombre no musumán. “Todos los días la situación empeora”, dijo Poya. “Todos los días en la casa, cuando llamaba a mi hijo Trump, mi padre se enojaba cada vez más, hasta que finalmente mi padre ya no pudo tolerarlo”.

Fue entonces cuando Poya decidió empacar con su familia, dejar su trabajo de docente y la granja familiar, y mudarse a la [sic] Kabul.

Poya y sus hijos __ Donald Trump, su hermana mayor Fatima y su hermano Karim __ ahora viven en una casa sencilla de un piso que comparten con el propietario.

Pero a Donald Trump tampoco lo quieren en la capital.

El jueves, cinco vecinos se acercaron al propietario de la residencia y le exigieron que expulsara a Poya de su casa, llamándolo “infiel” por no darle un nombre musulmán a su hijo …

 

Poya dijo que él y su esposa tuvieron que bloquear sus páginas de Facebook después de que recibieron un aluvión de comentarios enojados y amenazas. Un usuario dijo que cuatro hombres venían a matarlo, mientras que otros lo llamaron infiel o ateo, una acusación potencialmente fatal en un país musulmán conservador …

Fuente: The Star

Jefe de Asuntos Religiosos de Turquía: “No es correcto poner las palabras del Islam y reforma juntas”

Hay en Occidente quienes confían tanto en las perspectivas de reforma en el Islam que toman esa confianza como un índice de la fiabilidad de varios analistas: si uno no es tan optimista como sobre las perspectivas de la reforma islámica, es calificado como “racista”, “fanático” e “islamófobo”.

Aquellos que disfrutan de esta confianza deberían considerar a Ali Erbaş, que no es un terrorista ni miembro de ningún grupo “extremista”. Por el contrario, él es el jefe de la Dirección de Asuntos Religiosos en Turquía “moderada”. E incluso él dice que las palabras “Islam” y “reforma” no deberían juntarse. Erbaş sabe que Alá dice en el Corán (5: 3) que ha “perfeccionado” el Islam, entonces, ¿cómo podría necesitar una reforma?

Y eso significa que todas sus llamadas a la violencia contra los incrédulos, y toda su misoginia y antisemitismo, no van a cambiar.

Erbaş lo dijo. No un grasiento islamófobo.

El jefe de la Dirección de Asuntos Religiosos de Turquía (Diyanet), Ali Erbaş, dijo que las palabras Islam y Reforma no deberían aparecer en la misma oración, pero que la interpretación de la jurisprudencia islámica, denominada “fiqh”, podría actualizarse.

“No es correcto poner las palabras del Islam y reforma una junto a la otra de ninguna manera. Pero Fıqh siempre está sujeto a actualizaciones y necesita ser actualizado “, dijo el 12 de marzo durante un programa transmitido por CNN Türk.

“Hay constantes en el Islam y también hay variables. Con el tiempo, los juicios también pueden cambiar. Indicamos que los juicios a veces pueden cambiar porque es necesario “, dijo Erbaş, enfatizando que con el tiempo se requerían actualizaciones en” fiqh “, pero no en” Islam “.

Indicando que las dos fuentes más importantes del Islam eran el Corán y las enseñanzas del Profeta Muhammed, conocidas como “Sunnah”, dijo que estas dos fuentes preservarían su “universalidad”, “inalterabilidad” y “estabilidad” …

“Nosotros, como la Dirección de Asuntos Religiosos, rechazamos todo tipo de interpretación y pensamiento que aprueba la violencia contra las mujeres. Una mujer es madre y ella es la criatura más importante, alguien que defiende a un humano en cada punto [de su vida] y lo ayuda. No hay una sola fuente en las enseñanzas de nuestro Profeta o en el Islam que apruebe la violencia contra las mujeres “, dijo.

Fuente: Hürriyet Daily News