Archivo de la categoría: QATAR

Qatar, Al Yazira y la influencia en el mundo islámico.

Resultado de imagen para imagenes de Al Yazira

Por Ricardo Ruiz de la Serna

La crisis entre el emirato de Catar y varios países islámicos, entre los que destacan Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto, ha tenido como uno de sus puntos más polémicos el papel de Al Yazira. Desde que la cadena comenzase sus emisiones internacionales desde Doha (1996), ha transformado el mundo islámico y extendido la influencia catarí por todo el planeta.

Este soft power televisivo forma parte de los esfuerzos que Catar viene desarrollando desde hace más de veinte años para convertirse en una potencia regional no por la fuerza de las armas, sino por la persuasión, la economía y las relaciones diplomáticas. El referido canal tiene una audiencia de más de 270 millones de personas, dispone de 80 oficinas en todo el mundo y goza de un prestigio incomparable en el panorama árabe. Ha destacado especialmente por su cobertura sobre Osama ben Laden y las actividades de Al Qaeda. Al Yazira presume de una independencia poco frecuente en los países islámicos.

Catar ha invocado precisamente esa independencia frente a las quejas de otros Estados por la cobertura que hace de los mensajes de los líderes de Al Qaeda o su línea editorial crítica con las autocracias del mundo árabe. Por supuesto, en la crítica no incluye a la casa real catarí. Esto no debería sorprendernos –el accionariado sigue controlado por Doha–, pero sí debe llevarnos a una cautela: Al Yazira forma parte del sistema de influencia internacional de Catar. Por lo tanto, tiene una agenda. Esto no significa que sea un instrumento de propaganda como Al Manar, la TV de Hezbolá. Ciertamente, la cadena ha mostrado capacidad para abrir y alimentar debates críticos y necesarios en las sociedades islámicas y, en especial, en el mundo árabe. Podríamos recordar la entrevista a Shimon Peres del año 2008, poco tiempo después de que el entonces viceprimer ministro israelí visitase Doha (2007). En aquella época las relaciones entre Israel y Qatar parecían encauzarse, después del cierre de la oficina comercial de 2000. Pero todo se desbarató en 2009, cuando el emirato cortó toda relación diplomática con Israel en respuesta a la operación Plomo Fundido de las IDF contra la infraestructura de Hamás en la Franja de Gaza.

La posición de la cadena a propósito de Hamás, los Hermanos Musulmanes y las relaciones deIrán con el mundo suní ha reflejado la del propio Gobierno catarí. En su vocación de potencia regional, Doha ha tratado de tener buenas relaciones con todos sus vecinos, cabalgando las contradicciones que esto supone en una zona tan convulsa como el Golfo y, en general, el Oriente Próximo. Así, a lo largo de los años, ha hecho gestos hacia Israel, pero también hacia Hamás e Irán. Ha dado voz a los opositores en Kuwait y tomado partido por algunos de los rebeldes sirios contra Asad. Sus emisiones en árabe han servido de tribuna a los Hermanos Musulmanes. A través del programa Sharia y vida, Yusuf al Qaradawi –uno de los líderes más influyentes de la Hermandad– ha logrado una influencia formidable en todo el mundo islámico. Este ascendiente ya no depende de los Gobiernos nacionales, sino de Doha.

Los regímenes árabes del Oriente Próximo han tratado de ejercer un control férreo sobre los medios de comunicación durante décadas. Al monopolio de las televisiones y las radios se sumaron durante mucho tiempo el control del papel, las presiones sobre los periodistas a través de favores o castigos, el apoyo a personas afines como directores y editores… La cuestión de lalibertad de expresión en los países árabes refleja, en realidad, uno de los grandes problemas de las monarquías del Golfo: el estatuto de la oposición y su legitimidad frente al poder. Cuando Al Yazira da voz a los opositores, siembra la inquietud entre sus vecinos.

En medio de la crisis que atraviesa con ellos, Catar ha auspiciado la semana pasada una conferencia internacional sobre la libertad de expresión en colaboración con la International Federation of Journalists (IFJ) y el International Press Institute (IPI) y el apoyo de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la Unión Europea de Radiodifusión y la ONG Human Rights Watch. Hay que reconocer que ha sido una jugada muy hábil. El debate global se centra, así, en el temor a la libertad de expresión más que en su uso en el contexto de una agenda política de Estado.

Todos los Estados tratan de participar directa o indirectamente en la conversación global a través de cadenas de televisión que promuevan sus agendas y puntos de vista. Sería ingenuo pensar otra cosa. También lo sería creer que, en el fondo, esto es otra cosa que una lucha de poder entre Estados.

Fuente: Revista El Medio

Tillerson se resiste a designar a la Hermandad Musulmana como un grupo terrorista islamista.

La Administración Trump  aún  no ha designado a la  Hermandad Musulmana  como una Organización Terrorista Extranjera como se esperaba que hiciera.

El Secretario de Estado de los Estados Unidos, Rex Tillerson, y el Ministro de Asuntos Exteriores de Qatar, Sheikh Mohammed bin Abdulrahman Al-Thani, abandonan el escenario tras una conferencia de prensa en Doha, el 11 de julio de 2017. Estados Unidos y Qatar anunciaron que firmaron un acuerdo de lucha contra el terrorismo Cuando el emirato enfrenta sanciones de países vecinos que la acusan de apoyar el extremismo.  / AFP PHOTO / STRINGER (El crédito de la foto debería ser STRINGER / AFP / Getty Images)

La designación es competencia del Secretario de Estado, Tillerson, que ha elegido a la  Hermandad Musulmana  y a sus partidarios en Qatar y Turquía sobre sus rivales árabes.

Tillerson recientemente  señaló su oposición  a la designación de la  Hermandad Musulmana  como una organización terrorista, a mediados de junio. Sólo tiene cosas negativas que decir sobre la idea.

Su punto principal es que los partidos políticos de la Hermandad tienen representantes en gobiernos como los de Bahrein y Turquía. Eso es irrelevante. Si se tratara de un problema, el propio Bahrein no habría prohibido a la Hermandad y los Estados Unidos no estarían tratando de designarla junto con el gobierno libanés, que también tiene a Hezbollah en su interior y que es designado como una organización terrorista extranjera.

Resultado de imagen para imagenes de erdogan

Recep Erdogan, presidente de Turquía, perteneciente a la Hermandad Musulmana. 

Tillerson también repitió la  propaganda de “no violenta” y “moderada” refiriéndose a  la Hermandad Musulmana . Afirmó que los partidos políticos de la Hermandad en los gobiernos “se han vuelto pacíficos al renunciar a la violencia y al terrorismo”. Eso fue  falso cuando la Administración Obama lo dijo , y ahora es falso.

La decepción por la posición de Tillerson se hace exponencialmente mayor por el hecho de que ahora es un momento óptimo para designar al grupo como una organización terrorista.

El jeque Hamad Bin Isa Al Khalida, de Bahrein también pertenece a la Hermandad Musulmana.

El mundo árabe está poniendo  una presión sin precedentes sobre Qatar  por su apoyo a la Hermandad Musulmana y a otros grupos jihadistas en el enjambre islamista. Los enemigos musulmanes de la Hermandad Musulmana se quedan preguntándose dónde están los soportes estadounidenses y porque Trump y Tillerson no están en la misma linea.

El experto en lucha contra el terrorismo Patrick Poole llegó a  afirmar  que Tillerson está “saboteando” la política exterior de Trump y está tratando de exhortar su partida de la administración.

Resultado de imagen para imagenes de presidente de Qatar

El emir de Qatar, jeque Tamin bin Hamad Al Thani, ha albergado en su país a líderes terroristas de la Hermandad musulmana y Hamas y financia grupos terroristas islamistas.

Mientras que el Presidente Trump expresó su apoyo a las medidas árabes contra Qatar y calificó inequívocamente a Qatar de importante financiador del terrorismo, Tillerson hizo lo contrario. Él  describió  a Qatar como “muy razonable” en su reacción a la presión de los árabes.

Lea la historia completa en el Proyecto Clarion.

Ryan Mauro es miembro de Shillman ClarionProject.org y analista de seguridad nacional y profesor adjunto de lucha contra el terrorismo. Es frecuentemente entrevistado en televisión y radio de primer nivel.
Fuente: Brietbart

Escalada de la crisis en el Golfo: los países árabes presentaron una nueva lista de “terroristas” vinculados con Qatar

Arabia Saudí, Emiratos, Bahrein y Egipto advirtieron que continuarán con las medidas impuestas y “las que se añadan”, La lista negra incluye nueve personas y nueve organizaciones caritativas y personas vinculadas a Yemen, Qatar y Libia

El Emir de Qatar Sheikh Tamim bin Hamad al-Thani durante un discurso a la televisión catarí el pasado 21 de julio en el que abrió al diálogo bajo dos condiciones: “la no interferencia y la no imposición de dictados”. (Qatar News Agency/Handout via REUTERS)

El Emir de Qatar Sheikh Tamim bin Hamad al-Thani durante un discurso a la televisión catarí el pasado 21 de julio en el que abrió al diálogo bajo dos condiciones: “la no interferencia y la no imposición de dictados”. (Qatar News Agency/Handout via REUTERS)

Arabia Saudí, Emiratos, Bahrein y Egipto presentaron una nueva lista con nueve entidades y otras nueve personas supuestamente respaldadas por Qatar y que llevan a cabo “actividades terroristas”, en una nueva escalada de la crisis abierta entre estos cuatro países y el pequeño emirato.

En un comunicado conjunto, los cuatro estados aseguran que esta lista se enmarca “en su determinado compromiso de combatir el terrorismo, erradicar su financiación, perseguir a las personas implicadas en él y luchar contra la ideología extremista y el discurso del odio”.

La publicación de estos nombres se produce en respuesta al discurso del emir catarí, Tamim bin Hamad al Zani, pronunciado el pasado día 21, en el que mostró la disposición de Qatar bajo dos condiciones: “la no interferencia y la no imposición de dictados”.

Además, se ha dado a conocer coincidiendo con la clausura de un viaje del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, a Riad, Kuwait y Doha para intentar mediar en la crisis, que estalló el 5 de junio, cuando los cuatro países cortaron relaciones diplomáticas con Qatar y establecieron un bloqueo marítimo, terrestre y aéreo tras acusarlo de “financiar y apoyar al terrorismo”.

El presidente turco Tayyip Erdogan recibido por el emir de Qatar Sheikh Tamim Bin Hamad Al-Thani en Doha, Qatar, el pasado 24 de julio (Reuters)

El presidente turco Tayyip Erdogan recibido por el emir de Qatar Sheikh Tamim Bin Hamad Al-Thani en Doha, Qatar, el pasado 24 de julio (Reuters)

“Las actividades terroristas de estas entidades y personas tienen una relación directa o indirecta con las autoridades cataríes”, sostiene el comunicado, en el que sus firmantes pide a Doha que “tome urgentemente los pasos y las acciones legales para perseguir a los individuos y entidades terroristas y radicales y, especialmente, a los incluidos en la lista”.

Además, advierten de que continuarán con las medidas impuestas y “las que se añadan”, que no precisaron, a no ser que Doha “se comprometa con la ejecución de todas las exigencias justas que garanticen hacer frente al terrorismo y el logro de la estabilidad y la seguridad en la región”.

El listado incluye a tres ciudadanos cataríes y uno emiratí que supuestamente recaudan dinero para financiar al antiguo Frente al Nusra, ex filial de Al Qaeda en Siria, y para otras “milicias terroristas” en Siria, según el cuarteto árabe.

Asimismo, sostienen sus integrantes que tres yemeníes y tres entidades de esta nacionalidad apoyan a Al Qaeda y reciben ayuda de organizaciones benéficas de Qatar.

Los cuatro países también recogen a dos ciudadanos libios y a seis organizaciones libias, entre ellas grupos armados y medios de información que califican de “organizaciones terroristas” que reciben “apoyo fundamental y económico de las autoridades cataríes”.

En la nota, difundida a través de la agencia de noticias oficial saudí SPA, los cuatro estados árabes insisten en que el acuerdo firmado recientemente entre Qatar y Estados Unidos para luchar contra la financiación del terrorismo “es un paso insuficiente”.

Infobae

El grupo terrorista islamista Hamás pide a Argelia que reciba a sus cabecillas expulsados de Qatar

Sami Abu Zuhri

Hamás le pidió a Argelia que reciba a uno de sus cabecillas, luego que dirigentes de la organización terrorista islámica fueran obligados a abandonar su base de larga data en Qatar.

De acuerdo con un reporte del diario pan-árabe A Sharq al Awsat, editado en Londres, Hamás está tratando de dispersar a sus líderes en varios países, incluyendo Líbano, Malasia, Turquía, y más recientemente Argelia.

Hamás espera que Argelia absorba a su portavoz Sami Abu Zuhri, quien está actualmente residiendo en ese país, y transferir a algunos de sus altos dirigentes, después de que Abu Zuhri establezca una oficina en la capital norafricana.

El diario indicó que Hamás elevó un pedido oficial; pero aún no ha recibido respuesta.

Varios altos miembros del grupo terrorista palestino fueron deportados de Qatar a raíz de la crisis diplomática con sus vecinos del Golfo, Arabia Saudita, Bahréin, Egipto y los Emiratos Árabes Unidos, que han cortado los lazos con Doha y lo acusan de promover el terrorismo.

La crisis ha obligado a Hamás a dispersar a su dirigencia en varios países, en vez de concentrar su peso político en un solo lugar, apunta A Sharq al Awsat.

Qatar ha expresado su pesar por la expulsión de los cabecillas de Hamas; puntualizando que fue obligado por la “presión externa”.

Doha ha sido criticado por haber proporcionado santuario al ex jefe político de Hamas, Khaled Mashaal.

Estados Unidos, Israel y la Unión Europea consideran a Hamas como  organización terrorista. Otros países árabes del Golfo mantienen lazos vínculos con el grupo islamista.

Aurora

 

Países que respaldan el boicot contra Qatar piden que la FIFA lo despoje del Mundial 2022

Arabia Saudita, Yemen, Mauritania, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto escribieron colectivamente a para pedir la remoción del país árabe como organizador de la máxima competición del fútbol

Uno de los estadios que prepara el emirato para el Mundial de Fútbol de 2022 (Getty)

Uno de los estadios que prepara el emirato para el Mundial de Fútbol de 2022 (Getty)

Los seis países árabes que el mes pasado cortaron vínculos con Qatar pidieron a la FIFA que despoje a esa nación de la organización de la Copa del Mundo 2022 de fútbol, porque consideran que el Estado del Golfo Pérsico es una “base del terrorismo”, publicó un sitio en Internet.

El sitio web suizo The Local publicó que Arabia Saudita, Yemen, Mauritania,Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto escribieron colectivamente a la FIFA para pedir la remoción de Qatar como organizador en virtud del artículo 85 del código de la FIFA, que permite dicha acción en caso de emergencia.

Reuters no ha visto una copia de la carta y la FIFA dijo que su presidente, Gianni Infantino, no ha recibido documento alguno de ese tipo.

“El presidente de la FIFA nunca ha recibido una carta de ese tipo y por lo tanto no ha comentado cosa alguna sobre eso”, aseguró un portavoz de la FIFA.

“Como ya se dijo, la FIFA está en contacto regular con el comité organizador local de Qatar 2022 y con el comité supremo para entrega y legado para que manejen los asuntos vinculados al Mundial de la FIFA de 2022”, agregó.

Estadio en Qatar. (Reuters)

Estadio en Qatar. (Reuters)

Una fuente familiarizada con las actividades del Gobierno qatarí para la Copa del Mundo dijo que Qatar está consciente de que Arabia Saudita y otras naciones intentan lograr ese objetivo, pero entiende que Doha no ha recibido aún la carta.

Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto cortaron lazos diplomáticos y de transporte con Qatar en junio tras acusar al país de respaldar al terrorismo y a Irán, cargos que Doha niega.

Qatar, que no tiene una tradición ni estructura futbolística, fue el controvertido ganador del derecho a organizar el Mundial de 2022, que tendrá lugar en noviembre y diciembre para reducir al mínimo el impacto del duro clima desértico.

Infobae

Centenares de camellos muertos: la cara más dramática de la crisis de Qatar con sus vecinos árabes

Arabia Saudita expulsó a los qataríes que criaban animales en su territorio. El cruento éxodo a través del desierto.

(AFP)

(AFP)

El quiebre en la relación de Qatar con sus vecinos árabes ha tenido una consecuencia cruenta. Centenares de camellos están muriendo de hambre y sed en el desierto.

En junio, seis paises árabes, encabezados por Arabia Saudita, acusaron a la dinastía qatarí de fomentar el terrorismo, rompieron relaciones diplomáticas e impulsaron sanciones y un bloqueo económico.

(AFP)

(AFP)

Durante décadas, los campesinos qataríes utilizaron el territorio mucho más vasto de Arabia Saudita para criar sus camellos y ovejas. Pero una de las consecuencias de la crisis política fue la expulsión de tierras sauditas de ciudadanos qataríes junto a unos 15 mil camellos y 10 mil ovejas.

(AFP)

(AFP)

El éxodo apurado de los campesinos con sus animales a través del desierto y con temperaturas de hasta 50°C resultó cruento.

Algunos estiman que al menos cien camellos bebés murieron durante el viaje a Qatar.

(AFP)

(AFP)

“En mi regreso desde Arabia Saudita vi más de cien camellos muertos en la ruta y centenares de camellos y ovejas vagando perdidos”, contó Hussein al Marri al Daily Mail. “Muchos agonizando y otros con las piernas quebradas y otras heridas”.

El gobierno qatarí montó refugios de su lado de la frontera con comida y tanques de agua. Pero muchos animales no pudieron llegar hasta allí.

(AFP)

(AFP)

Los camellos son utilizados fundamentalmente para producir leche y también para la cría, ya que en Qatar son populares las carreras de estos animales.

Se calcula que todavía hay unos 150 mil camellos qataríes en Arabia Saudita y no está claro cuál será su destino.

Fuente. Infobae

Qatar acusa a Arabia Saudita de intentar un golpe de Estado y advierte: “Estamos listos para defendernos”

Este lunes, la monarquía qatarí presentó su respuesta a las condiciones impuestas por los sauditas y sus aliados para levantar el bloqueo económico y restablecer relaciones diplomáticas. El ministro de Defensa no descartó ninguna posibilidad: “Espero que no sea necesaria una intervención militar”

El emir de Qatar, en primer plano, durante una visita al emir de Kuwait, con quien mantiene una buena relación y quien ofició de mediador en la crisis del Golfo (AP)

El emir de Qatar, en primer plano, durante una visita al emir de Kuwait, con quien mantiene una buena relación y quien ofició de mediador en la crisis del Golfo (AP)

El ministro de Defensa de Qatar, Khalid al Attiyah, dijo el domingo que los países árabes liderados por Arabia Saudita que cortaron relaciones diplomáticas con Doha están intentando un “golpe de Estado blando” contra la monarquía petrolera, y aseguró que “estamos listos para defender nuestro país”.

“Qatar no es un país que pueda ser tragado por otro fácilmente”, dijo el ministro en una entrevista con la cadena británica Sky News. “Estamos listos para defender nuestro país, aunque espero que no lleguemos al momento en el que sea necesaria una intervención militar”, dijo.

Al Attiyah consideró también que la crisis iniciada a principios de junio, cuando la monarquía petrolera fue acusada de apoyar al terrorismo y su economía bloqueada, es “definitivamente un intento de golpe de Estado blando”, similar al promovido en 2014 cuando también hubo un corte de relaciones diplomáticas, o en 1996.

“Y están equivocados, porque la diferencia entre Qatar y otros países es que el pueblo de Qatar ama a su emir, preferirían morir a que algo le pase a su emir”, advirtió.

El emir de Kuwait reunido con el rey de Arabia Saudita, impulsor del bloqueo contra Qatar (Reuters)

El emir de Kuwait reunido con el rey de Arabia Saudita, impulsor del bloqueo contra Qatar (Reuters)

Por otro lado el ministro de Exteriores qatarí entregó este lunes su respuesta oficial a la lista de 13 de demandas que Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Egipto y Baréin establecieron como condición para restablecer las relaciones diplomáticas, reportó la agencia AFP.

El domingo por la noche se había cumplido el ultimátum establecido por los cuatro países árabes, debido a lo cual se extendió una prórroga de 48 horas, pero el gobierno del emir de Qatar, Tamim bin Hamad al-Thani, decidió entregar su respuesta de todas formas.

El encargado de entregar el documento fue el ministro de Exteriores, Mohamed bin Abdelrahman al Zani, durante una visita a Kuwait, uno de los principales mediadores en la crisis diplomática que está generando fuertes tensiones en el Golfo Pérsico.

Si bien no se conoce el contenido de la respuesta, el domingo el mismo ministro había adelantado en Roma que las demandas “no estaban hechas para ser aceptadas ni para ser negociadas” y que Qatar las rechazaba “como principio”.

El ministro de Exteriores qatarí Mohammed bin Abdulrahman al-Thani (Reuters)

El ministro de Exteriores qatarí Mohammed bin Abdulrahman al-Thani (Reuters)

Entre los 13 puntos marcados por los países liderados por Arabia Saudita se encuentran el cierre de la cadena qatarí Al Jazeera, la suspensión de las relaciones entre Qatar e Irán y el desmantelamiento de la base que Turquía mantiene en el país.

La crisis comenzó el pasado 5 de junio cuando los cuatro países cortaron sus relaciones diplomáticas con Doha e impusieron una serie de restricciones al comercio y el transporte sobre la pequeña monarquía, a la que acusan de apoyar al terrorismo y desestabilizar a la región por medio de su cadena televisiva.

Comoros, Maldivas, Mauritania y Senegal, así como el gobierno de Tobruk en Libia y el de Abd Rabbu Mansour Hadi en Yemen, se sumaron al aislamiento de Qatar en los días siquientes.

Pero la crisis golpeó especialmente entre los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), donde sólo Oman y Kuwait, principal mediador, se mantuvieron neutrales.

Qatar Airways, símbolo de la modernización qatarí que debió cambiar sus rutas por el bloqueo del espacio áereo saudita (IStock)

Qatar Airways, símbolo de la modernización qatarí que debió cambiar sus rutas por el bloqueo del espacio áereo saudita (IStock)

La región había vivido una crisis similar en 2014, cuando también hubo un corte de relaciones diplomáticas de estos países con Qatar. Pero la situación actual parece haberla superado en gravedad, especialmente en cuanto al bloqueo económico de Doha.

En tanto la respuesta de Estados Unidos, aliado tanto de Arabia Saudita, los EAU y Baréin como de Qatar, se mostró ambivalente al condenar el apoyo de Doha a organizaciones terroristas pero pedir también moderación.

La mayor base militar de Washington en Medio Oriente se encuentra, precisamente, en Qatar.

Infobae