Archivo de la categoría: POLONIA

República Checa: “No queremos otra París en Praga”

En otras palabras, no queremos inmigrantes musulmanes que conviertan a Praga en la mierda en la que se está convirtiendo París, ahora que al menos el 10% de su población es musulmana. Las naciones de Visegrado – República Checa, Hungría, Polonia y Eslovaquia – son las únicas en Europa que parecen preocuparse por sus poblaciones nativas (principalmente cristianas). En el Reino Unido, podrías ser arrestado por decir lo que dijo el líder checo, Milos Zeman, en este discurso y entrevista a continuación.

La Unión Europea cumple su amenaza de cortar los fondos para los países miembros que rechazan las cuotas de inmigrantes musulmanes.

Bruselas está dispuesta a desviar decenas de miles de millones de euros en efectivo de la UE fuera de los países patrióticos de Europa Central y Oriental bajo los planes de reforma presupuestaria que vincularían los fondos a los “valores” del bloque que incluyen la migración musulmana masiva.

Breitbart   Según las propuestas vistas por el Financial Times , la Comisión Europea está planeando cambiar los criterios para distribuir los fondos del programa de cohesión del PIB per cápita hacia los llamados “valores de la UE” (incluida la inmigración ilegal masiva de musulmanes).
Bajo el presupuesto de la UE post-2020 presentado en el borrador del documento, el pozo de financiamiento de € 350 billones destinado a desarrollar las economías más débiles del bloque aparece bajo un nuevo título de “cohesión y valores”.

Cambiando a un sistema en el cual la asignación de fondos se basaría en criterios mucho más amplios que incluyen la migración, la política ambiental y el desempleo juvenil, los cambios verían enormes sumas de dinero desviadas de las naciones de Europa oriental a los estados sureños del continente, según el Financial Times .
Además de renovar la distribución de fondos, Bruselas también busca introducir nuevas condiciones de elegibilidad, incluido el cumplimiento del estado de derecho, un tema sobre el cual la comisión ha librado una guerra contra Polonia por intentos de reformar lo que el gobierno conservador del país dice que es un corrupto y el poder judicial politizado por el comunismo.

Las principales figuras de Bruselas han insistido reiteradamente en que la importación de un gran número de inmigrantes del tercer mundo debe ser una característica fundamental para pertenecer al bloque, mientras que la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Emmanuel Macron han sugerido anteriormente que la distribución de los fondos de la UE debería vincularse al número de solicitantes de asilo.
El presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, declaró el año pasado que la unión se “perderá” sin una gran transferencia de población de África a Europa, durante una entrevista en la que insinuó que hay planes para que los dos continentes se fusionen de alguna manera
Mientras tanto, en enero, el comisionado de migración Dimitris Avramopoulos comentó: “No son los problemas económicos los que han puesto en peligro el proyecto europeo, sino la migración y las crisis de refugiados”.
Al explicar que el reasentamiento de las poblaciones del tercer mundo en todo el continente está “directamente relacionado con los principios y valores en que se basa Europa”, criticó como “inaceptable” la idea de que cualquier nación pueda evitar participar en el plan de cuotas de migrantes de la UE.

Breitbart: El  presidente húngaro Viktor Orbán advirtió que las élites que traman a los Estados Unidos de Europa están utilizando la migración masiva para diseñar un super-estado post-cristiano y posnacional.
Explicó: “Europa ha decidido emprender una era postcristiana y posnacional. En otras palabras, ha previsto una nueva era en la que reemplazará la política basada en las tradiciones cristianas y la conciencia nacional con algo diferente. A falta de un término mejor, lo llamamos política para un ‘Estados Unidos de Europa’ “.

Dijo que “las fuerzas políticas que intentan crear unos Estados Unidos de Europa han estado transportando deliberadamente a Europa y continuarán transportando a multitudes de personas de otras culturas” al servicio de sus objetivos finales, debido a una “actitud subyacente definida”. que, en los Estados Unidos de Europa, las naciones y su carácter cristiano son más un inconveniente que un beneficio “.
“¿Aceptaremos que otros nos transformen de acuerdo con sus preferencias, transformándonos específicamente en un país inmigrante que no se basa en su cultura nacional y tradiciones cristianas, sino que de hecho busca separarse de ellos?”

República Checa, Polonia, Hungría y Eslovaquia en contra de la Unión Europea y sus cuotas de emigrantes musulmanes.

La República Checa en realidad está recibiendo refugiados de Medio Oriente … sólo refugiados cristianos.

La mayoría de los inmigrantes musulmanes que han invadido Alemania no son refugiados de Siria. Son feligreses musulmanes de África, Asia y Medio Oriente que explotaron el flujo de refugiados sirios fingiendo ser refugiados.

Hungría obedece a Dios, no a los señores de la UE.

Hungría ha vuelto a sus raíces judeocristianas que datan de más de 1,000 años.   Y después de sobrevivir a 200 años de gobierno islámico otomano, los húngaros nunca más permitirán que musulmanes supremacistas violentos invadan su país.

Polonia dice: “Europa está siendo inundada con basura humana … basura que no quiere funcionar”. No los queremos. No puedes obligarnos a tomarlos.

Eslovaquia solo aceptará refugiados cristianos de Medio Oriente y África del Norte.

Eslovaquia ha aceptado a una familia de refugiados sirios de Grecia en un final simbólico de un largo enfrentamiento con la Comisión Europea. Sin embargo, Bratislava sigue oponiéndose al sistema de cuotas obligatorio que está en el corazón de la política de refugiados de Bruselas.

 

Un sacerdote polaco dice que espera que el Papa Francisco muera temprano debido a sus incesantes y potencialmente suicidas demandas de que los católicos acojan a más musulmanes

Un valiente sacerdote polaco ha sido llamado a rendir cuentas de sus acciones después de desear una muerte prematura para el Papa Francisco. El padre Edward Staniek, un párroco de la ciudad sureña de Cracovia, aparentemente se ha enfurecido por el llamado constante del Papa para que los católicos reciban aún más refugiados musulmanes porque es su “deber cristiano”.

Telegraph   En un sermón pronunciado el mes pasado, el padre Staniek dijo: “Rezo por el Papa en su sabiduría para abrir su corazón al Espíritu Santo, pero si no lo hace, ruego por su rápida partida a la casa de su Padre. Siempre puedo pedirle a Dios una muerte feliz porque una muerte feliz es una gran gracia “.
Más adelante en el sermón dijo que “no hay diálogo” con los musulmanes.

A los detalles después del sermón se generalizó, el cura fue llamado para ver al arzobispo de Cracovia Marek Jedraszewski. Aunque el arzobispo dijo haber escuchado las noticias sobre los comentarios del sacerdote sobre el Papa Francisco con “gran dolor y arrepentimiento”, no está claro si el padre Staniek enfrenta algún castigo o sanción.

El llamado del Papa para que los católicos demuestren caridad hacia los refugiados musulmanes ha tenido dificultades para avanzar en Polonia y en Europa Central en general.

A pesar de que el gobierno polaco y otros gobiernos de la región buscan retratarse a sí mismos como defensores del cristianismo y sus valores, han adoptado una línea dura contra los refugiados.

El gobierno polaco ha dejado en claro que considera a los refugiados como una amenaza para la seguridad, y ha sido firme en su oposición a los planes de la UE para obligarlo a aceptar refugiados bajo un esquema de cuotas.

Viktor Orban, el primer ministro húngaro, ha dicho que Europa enfrenta una invasión de inmigrantes y que aquellos que “no bloquean la migración en sus fronteras, perderán sus países”.

La juventud Europea se tambalea hacia la derecha … ya que con los partidos de “derecha”, sus países no son invadidos y destruidos por la migración masiva musulmana.

En el siguiente video, aparece el increíble Martin Sellner, el líder austriaco de Generation Identity, que fue deportado de Gran Bretaña la semana pasada cuando llegó para pronunciar un discurso. Con las recientes elecciones de líderes jóvenes antiislamización / antisistema en Austria e Italia, junto con los líderes migratorios ya anti-musulmanes en Hungría, Polonia y la República Checa, Europa finalmente podría estar yendo en la dirección correcta.

La nueva generación de políticos de derecha en Europa es socialmente astuta y sabe cómo hacer que se escuche su mensaje. “Nos vemos a nosotros mismos como la voz de una generación olvidada”, dice Martin Sellner, el joven líder del grupo Identitario en Austria, experto en medios sociales. “Queremos defender la identidad de Europa”, afirma.
Grupos como los Identitarios han surgido en toda Europa y están muy lejos de los grupos de extrema derecha que la mayoría de la gente piensa. De hecho, desean distanciarse de los neonazis y otros equipos similares, a quienes consideran radicales, aunque comparten las mismas preocupaciones. “Si miras a la generación más joven, tenemos un 60-70% de niños que ya tienen antecedentes migratorios”, algo que se lamenta.

El presidente polaco califica de “acto vergonzoso” expulsión de los judíos en 1968

Andrzej Duda Foto: Rafal Zambrzycki Flickr Wikimedia CC BY 2.0

El presidente polaco, Andrzej Duda, pidió perdón a los miles de judíos que a partir de 1968 se vieron obligados a dejar el país ante la ola de antisemitismo instigada por el Gobierno comunista como respuesta a las protestas estudiantiles que vivía Polonia, lo que calificó de “acto vergonzoso”.

“La Polonia libre e independiente de hoy, mi generación, no es responsable y no necesita disculparse, pero aún así me gustaría pedir a los que fueron expulsados y a sus familias que por favor perdonen a la Polonia de entonces por haber llevado a cabo un acto tan vergonzoso”, dijo Duda durante un acto en la universidad de Varsovia en recuerdo de las protestas estudiantiles de 1968.

Antes, el presidente realizó una ofrenda floral en la placa ubicada en una estación de ferrocarril de la capital polaca donde se recuerda que desde ese punto comenzaron a salir los primeros judíos expulsados a causa de la campaña antisemita iniciada por el Gobierno comunista.

Los actos en los que participó Duda son parte de la conmemoración del 50 aniversario de las protestas estudiantiles contra el régimen comunista, que se convirtieron en detonante de una campaña gubernamental antisemita que desembocó en la expulsión de miles de judíos primero del Partido Comunista y de las instituciones y, posteriormente, del país.

El resultado de la campaña de antisemitismo fue el éxodo de cerca de 20.000 judíos en sucesivas oleadas a partir de 1968, entre ellos supervivientes del Holocausto e intelectuales como el filósofo Leszek Kolakowski y el sociólogo Zygmunt Bauman.

El presidente también tuvo palabras de reconocimiento para los estudiantes que protagonizaron las protestas contra el comunismo en 1968, “héroes por la libertad de Polonia” junto con el sindicato Solidaridad, dijo.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, culpó a Moscú de la campaña antisemita ya que en 1968 Polonia estaba bajo control soviético.

En marzo de 1968, los estudiantes de la universidad de Varsovia protagonizaron protestas masivas contra la censura y en apoyo de la libertad académica que fueron sofocadas por el régimen.

Parte de la jerarquía comunista polaca explotó esas protestas para reforzar su control sobre el partido y orquestó una campaña antisemita -oficialmente antisionista- que permitió expulsar de la formación a los miembros judíos, lo que hizo que muchos perdiesen su trabajo en instituciones públicas, universidades y escuelas y se vieran obligados a abandonar el país.

Cuando en 1989 cayó el régimen comunista en Polonia, solo quedaban en el país algo menos de 10.000 judíos, muchos de los cuales ocultaban sus orígenes, una cifra ínfima si se tiene en cuenta que antes de la II Guerra Mundial vivían cerca de 3,3 millones de judíos, el 10 % de la población total polaca.

El recuerdo de la campaña antisemita de 1968 se produce en plena polémica generada por la ley sobre el Holocausto aprobada recientemente por Varsovia, una norma que contempla penas de hasta tres años de cárcel por el uso del término “campos de concentración polacos” o por acusar al país de complicidad en ese genocidio.

Esta ley ha causado una crisis diplomática entre Polonia e Israel, que considera que la norma es una “vergonzosa falta de respeto a la verdad”, y también ha motivado una advertencia por parte de Estados Unidos. 

Fuente: Aurora