Archivo de la categoría: PODEMOS

Ultralaicos con los católicos, rastreros con los islamistas: Arabia Saudí construirá otra macromezquita en España en suelo cedido por Podemos

El concejal de Podemos Javier Doreste (i) y Saud bin Abdullah el Gudaian firman el acuerdo en 2015 (El Confidencial).

El concejal de Podemos Javier Doreste (i) y Saud bin Abdullah el Gudaian firman el acuerdo en 2015 (El Confidencial).

Arabia Saudí está ultimando sus planes para construir otra macromezquita en España. El Centro Cultural Islámico de Madrid, la entidad vinculada a ese país que gestiona el templo de la M-30, ha culminado la redacción del proyecto para levantar la nueva mezquita de Las Palmas de Gran Canaria en una parcela pública cedida por la Concejalía de Urbanismo de la ciudad, controlada por Podemos. Las obras solo están pendientes de que la Liga del Mundo Islámico, el organismo que utiliza Riad para expandir su visión ultra-rigorista del islam fuera de su territorio, libere los fondos necesarios para comenzarlas. Según han confirmado a este diario fuentes oficiales de la mezquita de la M-30, se trata de un simple trámite interno que se completará en breve.

El templo se levantará en un solar municipal de 2.300 metros cuadrados situado a las afueras de Las Palmas y contará además con un restaurante, salas deportivas y culturales y hasta un tanatorio. Asociaciones de vecinos habían presentado alegaciones, pero ninguna ha prosperado y el Centro Cultural Islámico de Madrid tiene vía libre para solicitar la licencia de construcción. La única condición que debe cumplir es que el proyecto arquitectónico de la nueva mezquita se adapte a la normativa urbanística local.

El templo es una reivindicación histórica de los 40.000 musulmanes que residen en la isla de Gran Canaria. A finales de los noventa, el exministro José Manuel Soria, entonces alcalde de Las Palmas, firmó un acuerdo con la comunidad islámica de la ciudad para cederles suelo a cambio de la expropiación de un inmueble que se encontraba en el trazado de un túnel. Sin embargo, ese pacto no se concretó hasta octubre de 2015, tras la llegada del PSOE a la alcaldía y el aterrizaje de Podemos en la Concejalía de Urbanismo.

Ante la dificultad de los musulmanes de la isla para hacer frente a una obra de esa envergadura, el Centro Cultural Islámico de Madrid aprovechó la oportunidad para interesarse por el proyecto y costearlo. El concejal de Urbanismo de Podemos, Javier Doreste, no puso ningún problema a que esa entidad financiada por Arabia Saudí asumiera el coste de la construcción del templo y su futura dirección espiritual. El propio Doreste escenificó en un acto público la entrega de la parcela al director de la Mezquita de la M-30 y representante de la Liga del Mundo Islámico, el saudí Saud bin Abdullah el Gudaian.

Un grupo de musulmanes reza en la Mezquita de la M-30 de Madrid

Un grupo de musulmanes reza en la Mezquita de la M-30 de Madrid

Fuentes de la lucha antiterrorista han expresado su inquietud por el avance del islamismo radical en España y sostienen que la mezquita de Las Palmas representa un nuevo hito en esa escalada. Oficialmente, el centro de la M-30 y otros templos controlados por la Liga del Mundo Islámico, como los de Málaga y Fuengirola, han adoptado un discurso más laxo para sacudirse la presión de las autoridades españolas y tratar de llegar a musulmanes de corrientes moderadas, abrumadoramente mayoritarios en territorio nacional. Pero estos expertos advierten de que los imanes de esas mezquitas están directamente financiados por Arabia Saudí y militan en el wahabismo, una visión ultraortodoxa del islam omnipresente en ese país que defiende la aplicación de la ‘sharia’, proclama la inferioridad de la mujer y otras religiones y, en general, rechaza la asimilación de los valores occidentales. La experiencia ha demostrado que ese radicalismo islámico es el caldo de cultivo de otros comportamientos que amenazan la convivencia y la seguridad.

La cesión de la parcela al Centro Cultural Islámico de Madrid también choca con el discurso de Podemos, que desde su aparición en 2014 ha criticado los vínculos de la Casa Real y el Ibex 35 con Arabia Saudí, al sostener que este país financia el terrorismo de grupos como el autodenominado Estado Islámico. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, insistió en esa denuncia tras los atentados de las Ramblas y Cambrils del pasado 17 de agosto. Pidió que se revisen las “relaciones empresariales” con Arabia Saudí porque “ofenden a buena parte de la ciudadanía”. En Las Palmas, sin embargo, Riad se ha encontrado a Podemos como aliado para seguir expandiendo su particular cosmovisión del islam en suelo español.

El concejal de Urbanismo de Las Palmas resta importancia a la adscripción de los promotores del templo. “No creo que vaya a haber problemas de seguridad. Además, nuestra labor no es comprobar qué rama del islam va a gestionar la mezquita, igual que no miramos qué corriente católica está detrás de la construcción de una iglesia”, aseguró Doreste en su día a El Confidencial. El acuerdo de octubre de 2015 daba cinco años de plazo al Centro Cultural Islámico de Madrid para la presentación de la licencia de construcción. Todavía tiene tres años de margen. Fuentes del centro de la M-30 confían en que la Liga del Mundo Islámico les conceda los fondos para poner la primera piedra del templo de Las Palmas en un breve periodo de tiempo. La cesión del suelo público tiene una duración de 35 años.

Fuente: El Confidencial

Los tontos útiles al terrorismo islámico de Podemos ceden un terreno para que Arabia Saudí construya una nueva mezquita en España

Podemos ha cedido un terreno de 2.300 metros cuadrados.

Podemos quiere que el islam se extienda en España, esa es la conclusión que se puede sacar desde hace un tiempo viendo la actitud de la formación liderada por Pablo Iglesias a favor de los musulmanes y de que el islam tenga todos los privilegios posibles en España.

Pues bien, este miércoles, tras conocerse que Podemos ha cedido un terreno en Gran Canaria para que Arabia Saudí pueda construir una macromezquita en España,queda aún más patente que la formación morada quiere hacer todo lo posible para islamizar nuestro país.

Arabia Saudí, ese país que tanto ha sido criticado por Podemos debido a su financiación al Estado Islámico y a la compra de armas vendidas por España, ha recibido la ayuda de la formación podemita para llevar adelante su proyecto de levantar una nueva mezquita en Las Palmas de Gran Canaria.

La parcela ha sido cedida por la Concejalía de Urbanismo de la ciudad, controlada por Podemos y las obras arrancarán cuando la Liga del Mundo Islámico libere los fondos necesarios para llevar a cabo su construcción, algo que ocurrirá en breve al tratarse de un trámite interno simple.

El templo islamista se construirá en un solar de 2.300 metros cuadrados situado a las afueras de Las Palmas. Contará con un restaurante, instalaciones deportivas y culturales para los fieles.

Los vecinos de la zona, pese a las protestas rechazando la construcción de la mezquita en dicha zona, han sido ignorados y el Centro Cultural Islámico de Madrid ya ha solicitado la licencia de la construcción.

Javier Doreste, concejal de Urbanismo de Podemos, considera que no habrá problemas con la presencia de la mezquita: “No creo que vaya a haber problemas de seguridad. Además, nuestra labor no es comprobar qué rama del islam va a gestionar la mezquita, igual que no miramos qué corriente católica está detrás de la construcción de una iglesia”, recoge El Confidencial.

Nota del Blog La Polémica: Nos preguntamos desde Colombia y desde Madrid, ¿cuántos millones de dólares le pagan los países de mayoría musulmana, como Arabia Saudita e Irán al culicagao de Pablo Iglesias por traicionar a los españoles y entregarle la tierra a los moros enemigos que fueron desalojados en el pasado por muchos patriotas que derramaron su sangre y perdieron sus vidas en aquellas cruzadas, para que él, al igual que todos los españoles tuvieran un país libre sin presencia de musulmanes invasores?

Al resto de españoles que aman una España libre de musulmanes, les instamos a saltarse la legalidad y a tomar las armas en sus manos. Ha llegado la hora de realizar una segunda cruzada para desalojar nuevamente a los moros invasores y para lanzar fuera del país a todos esos traidores de la izquierda que se juntan con nuestros peores enemigos, como es el caso de este culicagao llamado Pablo Iglesias. Saludos desde Colombia, tierra libre de terroristas islamistas musulmanes.

Caso Aislado

 

Arabia Saudita como excusa

logo-podemos

Por Jesús M. Pérez

La semana pasada España sufrió, desgraciadamente, un ataque terrorista, el primero tras trece años en paz, desde los atentados del 11 de marzo de 2004. Hasta este momento no consta que los terroristas dejaran el habitual mensaje de despedida, donde explican sus razones para llevar a cabo el atentado, así que, en medio del dolor y la sensación de absurdo, se multiplican los intentos de dar una explicación a lo sucedido. Y, como ya pasó tras los ataques que golpearon otros países de Europa, Arabia Saudita apareció en el debate público español.

La monarquía saudita es ese villano al que todo el mundo gusta de odiar. Busquen ustedes en las redes sociales y encontrarán siempre en el mundo hispanoparlante a alguien justificando a o simpatizando con los tiranos más abyectos del pasado y del presente, ejecutando para ello las piruetas mentales más inverosímiles. Sin embargo, con sus juicios por brujería, sus ejecuciones por decapitación y la reciente detención de un niño de catorce años por hacer el baile de la Macarena en un paso de peatones, no verán a nadie dedicando una línea a defender a Arabia Saudita.

Atacar a Arabia Saudita es una forma de lograr un aplauso fácil. Pero decir que los ataques terroristas de la semana pasada son responsabilidad de Arabia Saudita es el equivalente a estudiar un accidente aéreo y cerrar el expediente inmediatamente diciendo que fue simplemente un fallo del piloto. Reflexionar sobre los atentados de Cataluña y concluir que fueron culpa de Arabia Saudita es no reflexionar.

Una de las personas que ha planteado la relación entre Arabia Saudita y los atentados en Cataluña ha sido Pablo Iglesias. Sus argumentos apuntan a que el Pacto Antiterrorista, que su partido no firmó, es inútil si la lucha contra el yihadismo no tiene en cuenta el papel global de Arabia Saudita y Qatar. Pablo Iglesias pone como condición para incorporarse al mismo que España reconsidere sus relaciones diplomáticas y comerciales con ambos países. Esto es, pone una condición sobradamente imposible de cumplir para tener la excusa con la que justificar su ausencia. Ausencia que, si ya tuvo un costo político y resultó difícil de explicar cuando se creó el Pacto, más lo tiene ahora, con un atentado yihadista en suelo español.

Así que meter a Arabia Saudita en el discurso no tiene que ver con Arabia Saudita. Es un asunto de política española. Para un partido como Podemos, introducir a Arabia Saudita en el debate forma parte de un socorrida táctica retórica soviética conocida como whataboutism. Ante cualquier crítica, se responde: “¿Y qué me dices de…?”, nombrando cualquier cosa criticable del oponente para no tener que dar explicaciones. Poner sobre la mesa las relaciones con Arabia Saudita es la manera de anular cualquier crítica sobre los vínculos de Podemos con Venezuela.

Es evidente que traer Arabia Saudita a colación no tiene que ver con la lucha contra el terrorismo y que quien haya elaborado el argumentario podemita demuestra tener muy poco conocimiento de las dinámicas del yihadismo europeo. Pablo Iglesias afirma la necesidad de controlar “los flujos financieros y de los paraísos fiscales”, que dice son “claves en la financiación de las redes terroristas”. Considerando que el terrorismo ha pasado a una fase de yihad atomizada con células autosuficientes, hablar de controlar “los flujos financieros y de los paraísos fiscales” tiene más que ver con buscar el aplauso de la opinión pública que pide mano dura con los antipáticos bancos por su papel en la crisis financiera y con los insolidarios evasores, en estos tiempos de crisis y austeridad.

Amedy Coulibaly entró armado con un fusil de asalto comprado en el mercado negro en unsupermercado judío de París en enero de 2015 y mató a cinco personas. Financió su atentado con un préstamo personal de unos pocos de miles de euros concedido por una entidad que se anuncia en televisión. Mohamed Lahouaiej, que mató a 86 personas e hirió a más de cuatrocientas en Nizaen julio de 2014, sólo tuvo que alquilar un camión de 19 toneladas para perpetrar la masacre. Para Anis Amri sólo fue cuestión de robar un camión a punta de pistola y matar a su conductor antes de arrollar a 67 personas –de las que murieron once– en un mercadillo navideño de Berlínen diciembre de 2016. Rakhmat Akilov robó un camión de reparto en el centro de Estocolmo enabril de 2017. Arrolló a 19 personas, de las cuales murieron cinco.

De haber entrado en vigor alguna ley que controlase con más firmeza los flujos de dinero de las petromonarquías del Golfo Pérsico y los paraísos fiscales, no se habría evitado ningún atentado de los registrados en Europa desde 2012. Y es que estamos asistiendo a una ola de atentados low-cost de clara inspiración en la Intifada de los Atropellos y la Intifada de los Cuchillos sufridas por Israel.

El argumento habitual para establecer una conexión entre Arabia Saudita y la yihad global actual es el apoyo a los muyahidines durante los años 80. No fue una experiencia muy positiva para las autoridades saudíes. Una vez liberado el genio de la lámpara, no hubo forma de volver a meterlo dentro. Hoy, Arabia Saudita ni siquiera es aliada de los Hermanos Musulmanes. Cuando fueron derrocados en Egipto, Riad apoyó al general Sisi. En la guerra de Siria, Arabia Saudita se cuidó de apoyar a los grupos más radicales, cosa que hizo Qatar, novata en estas lides.

Otra idea tramposa es confundir el extremismo del islam ultraconservador de Arabia Saudita con el extremismo del Estado Islámico, secta apocalíptica que busca hacer saltar por los aires las fronteras de Oriente Medio, niega legitimidad a los líderes terrenales árabes y ha tratado de instaurar un califato.

Quienes culpan a Arabia Saudita de la amenaza terrorista en Europa convenientemente pasan por alto una dimensión del problema. No dedican mucho tiempo a pensar qué pasa con la población musulmana, que es el público que recibe el adoctrinamiento ultraconservador saudí. Acusan a Arabia Saudita de crear el caldo de cultivo para el extremismo pero sólo prestan atención a los que dan el paso al yihadismo. El resto y los valores que profesan son convenientemente olvidados.

Fuente: Revista El Medio

El régimen podemita de Maduro, en manos del narcotráfico: “Venezuela ha sido tomada por el cártel de los Soles”

Tareck El Aissami junto a Nicolás Maduro

Tareck El Aissami junto a Nicolás Maduro

La trama que vincula al chavismo con el narcotráfico no es nueva. Desde hace varios años, la Administración para el Control de Drogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) investiga los vínculos entre el Cártel de los Soles y funcionarios del gobierno venezolano.

El periodista Manuel Malaver publicó en 1999 un libro titulado “La DEA contra la Guardia Nacional de Venezuela”. Casi 20 años después de haber editado ese material, que sacó a la luz el choque que protagonizaron durante una década la agencia antidrogas de Estados Unidos y uno de los componentes de la Fuerza Armada Nacional, Malaver afirma que en estos momentos se desarrolla “una guerra del cártel de los Soles -la organización criminal dirigida por militares venezolanos- contra Venezuela”.

En una entrevista publicada por el periódico Diario de las Américas, Malaver desarrolló su concepto de por qué debe entenderse como una guerra.

“Hay una guerra del cártel de los Soles contra Venezuela. Una guerra que diferencio muy bien de la guerra que hicieron los cárteles de la droga colombianos contra el gobierno de Colombia, en especial contra la gestión del presidente César Gaviria, y también la distingo de la guerra que hacen los cárteles mexicanos contra el Estado mexicano. La guerra de los cárteles colombianos y mexicanos es desde fuera del Estado, en cambio, la guerra del Cártel de los Soles es desde [dentro] el Estado venezolano. Antes de la guerra, ya el Estado venezolano ha sido tomado por el Cártel de los Soles. Aquí tienes el problema de que el cártel es el Estado”.

Ante la pregunta de por qué puede afirmar eso, el periodista explicó: “Yo veo la situación venezolana como producto de que los cárteles colombianos fueron derrotados en su intento de convertir al Estado de Colombia en su instrumento. Entonces, colapsa la economía colombiana de la droga en un sentido muy importante, que es que se afectan sus rutas de transporte desde Colombia hacia los mercados internacionales. Allí se crea una especie de cuello de botella porque sigue llegando mucha droga a Colombia pero no hay cómo sacarla del país. En ese contexto, ocurren los golpes de Estado de 1992 en Venezuela”.

Hugo Chávez y Nicolas Maduro

Hugo Chávez y Nicolas Maduro

Respecto a la relación entre esa “derrota” de los cárteles colombianos y la irrupción de Hugo Chávez al poder, el comunicador sostuvo: “Chávez encabeza un movimiento político-militar de contestación al Estado venezolano, que es derrotado en 1992 pero sigue vivo. Un movimiento de izquierda con perspectivas de poder y esa es la oportunidad que aprovecha el más grande cártel de cocaína que ha tenido Colombia, que se llama Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Un cártel (las FARC) muy especial porque tenía 25.000 hombres en armas. Esa es la situación nueva, un movimiento político-militar venezolano de izquierda que intenta tomar el poder y un cártel colombiano de la droga que no tiene puertos de salida. Y también estaba el gobierno cubano, que buscaba una respuesta a su propia situación por la caída de la Unión Soviética”.

– ¿Cómo se unen o vinculan esos factores?

– Al salir de la cárcel, Chávez no tenía ni recursos ni operadores ni apoyos internacionales. Luis Miquilena (mentor político de Chávez) lo aproxima al gobierno cubano. Y Pablo Medina (fundador de los partidos La Causa R y Patria Para Todos) le abre las puertas de las FARC. Posteriormente, Chávez se reunió con Raúl Reyes e Iván Márquez, comandantes de las FARC. Las FARC le venden la idea de que no puede confiar en el petróleo, que el negocio está en la droga, que es una economía que nadie controla.

– ¿Cómo se manifestó eso en el terreno?

– Luego de tomar el poder, Chávez critica la permisividad que disfrutaban los empresarios colombianos para pasar la frontera y recorrer las rutas venezolanas en base a los acuerdos de la Comunidad Andina de Naciones (CAN). Se genera un gran conflicto y se activan las grandes voces del chavismo, incluido el para entonces canciller José Vicente Rangel.

De esa manera, se trancó la frontera para cualquier otro factor político y económico distinto a las FARC. A los dos años, comienzan a publicar informes de Naciones Unidas, la DEA y agencias europeas que denuncian que toneladas de cocaína salen de Venezuela.

– Las personas vinculadas en la trama

– Desde el punto de vista militar, allí está ubicada la 41 Brigada Blindada, cuyo jefe era el mayor general Clíver Alcalá Cordones. Aragua es tomado primero por Rafael Isea –ex ministro de Chávez que ahora es testigo protegido del gobierno de EEUU- y luego por Tareck El Aissami (actual vicepresidente). Y Carabobo es tomado por un personaje muy curioso que ha desaparecido de la escena, que se llama Luis Felipe Acosta Carlez. Eso lo coordinaba el capo Walid Makled, quien después se peleó con Alcalá Cordones. El cártel de Makled chocó con el Cártel de los Soles.

– Más nombres

– Makled involucró en sus declaraciones a El Aissami y su hermano. Después está otro gran testimonio, el del ex magistrado Eladio Aponte Aponte, quien provenía de la Fuerza Armada y del estado Carabobo, y que conocía muy bien el entorno de las operaciones de Makled con Acosta Carlez. En abril de 2012 también asesinan al general del Ejército, Wilmer Antonio Moreno, quien se desempeñó como subdirector de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM). Posteriormente, la DIM estuvo a cargo del general Hugo Carvajal, identificado por EEUU como la persona que trama las operaciones entre las FARC y el gobierno venezolano. Por otra parte, Pablo Medina dejó de ser el operador político entre las FARC y el gobierno y ese lugar lo ocupa el capitán de navío Ramón Rodríguez Chacín, gobernador de Guárico. Rodríguez Chacín aparta a Medina, pero no por razones políticas. El gobierno tiene alianzas con un cártel que está involucrado en el tráfico internacional de cocaína. El gobierno tiene dos economías, la petrolera y el narcotráfico.

Alerta Digital