LA POLÉMICA.

EN CONTRA DEL TERRORISMO ISLÁMICO

Familia pakistaní protesta por la violación en grupo de su amada burra por parte de matones musulmanes.

En otro incidente de maltrato de animales por parte de matones musulmanes, seis hombres están acusados de abusar sexualmente de la burra de una familia antes de llevársela a las fuerzas a punta de pistola en el Punjab … y la policía se niega a hacer algo al respecto. (Se aconseja discreción)

Daily Pakistán Zahoor Ahmed, residente de la aldea 57 / GD en los límites de la oficina de la policía en Bahadur Abad, realizó una manifestación el miércoles en frente de la oficina de la policía en el Distrito Sahiwal. La familia alegó que la policía no estaba presentando una denuncia contra Abrar, Ashraf, Sadabahar, Zawar, Maqbool y Akhlaq que agredieron sexualmente de su animal.

Pincha en el siguiente enlace para ver un video:

http://www.liveleak.com/ll_embed?f=9ebb7f5696ee

“Zawar Ahmed quería comprar mi burra. Pero cuando me negué a vender el animal, él (Zawar) junto con sus otros hombres llevaron a cabo este crimen atroz. “Más tarde, se llevaron mi burra a punta de pistola,” el anciano dijo a los medios de comunicación fuera de la oficina DPO.

La bestialidad es un delito sexual en el que un animal se utiliza como un medio para satisfacer el deseo sexual de un ser humano. El hombre contrariado ha exigido al DPO Atif Ikram registrar un FIR contra los criminales como Shahid Nazir, el jefe de la comisaría local se negó a considerar su denuncia.

El portavoz de la policía sahiwal Mehar Nazir Ahmad ha informado que han citado a la parte perjudicada para mañana (jueves). La nueva decisión se tomará después de una investigación sobre el incidente que, según dice la portavoz, parece ser una disputa personal.

VIDEOS abajo muestran lo que le gustaría a algunos musulmanes hacer con sus burros “queridos”.

Pincha en los siguientes enlaces para ver mas videos:

http://www.liveleak.com/ll_embed?f=d2630f129428

http://www.liveleak.com/ll_embed?f=f6ed579b85a1

http://www.liveleak.com/ll_embed?f=18318f098ab5

Una famosa modelo de Pakistán murió estrangulada por su hermano por honor.

Qandeel Baloch, conocida como “la Kim Kardashian pakistaní” por sus selfies sugerentes en redes sociales, fue asesinada “por honor”

La joven Qandeel Baloch, comparada a menudo con la mediática estadounidense Kim Kardashian, “fue estrangulada por su hermano”, declaró a la AFP Sultan Azam, un oficial de la policía de la ciudad de Multan, en el centro de Pakistán.

“Al parecer se trata de un ‘crimen de honor'”, agregó la fuente, que precisó que fue la familia la que lo denunció a la policía.

Baloch, de unos 20 años, viajaba con su familia desde la ciudad de Karachi, en el sur, hasta el pueblo de Muzzafarabad, en la provincia de Punyab, en el centro, para las vacaciones del Eid. Es en esta localidad donde fue asesinada el viernes, dijo la policía.

“Su hermano también estaba en la casa y la familia nos dijo que la había estrangulado”, dijo por su parte otro responsable policial, Azhar Akram. “El hermano huyó después del crimen, hacemos todo lo posible para detenerlo”, indicó Azam.

Unos cien policías fueron desplegados cerca de la casa en Muzzafarabad, según un periodista de la AFP. Cinco ambulancias se encontraban en el lugar.

– Criticada y admirada –

Qandeel Baloch, cuyo verdadero nombre era Fauzia Azeem, tenía decenas de miles de seguidores en las redes sociales.

En los selfies que colgaba en internet solía aparecer muy bien peinada y maquillada, posando de forma provocativa, unas imágenes que sus compatriotas más conservadores consideraban escandalosas.

Sus detractores no cesaban de criticarla e insultarla en línea.

Contaba sin embargo con muchos seguidores que la admiraban por su libertad y por su valentía, inusuales para una mujer en un país tan conservador.

Los padres de la víctima eran “pobres” y Qandeel les pagaba el alquiler, indicó a la AFP un oficial de policía en el lugar, Saeed Gujjar.

El presunto asesino, su hermano Wasim, “no tenía trabajo ni fuentes de ingreso”, después de haber trabajado durante un tiempo en una tienda de celulares, agregó.

Qandeel Baloch desató una fuerte polémica cuando el día de San Valentín apareció con un escotado vestido color púrpura, desafiando al mismísimo presidente paquistaní, que había hecho un llamamiento a la juventud para que no celebrara esta fiesta “occidental”.

“La gente está loca, sobre todo las chicas. Recibo muchas llamadas donde me dicen que les inspiro y que quieren ser como yo”, declaró a la AFP en aquella época.

Más recientemente, había difundido unos selfies con un clérigo, donde aparecía ella con la toca de astracán. A raíz estas imágenes, el muftí fue suspendido de un comité religioso.

El anuncio de la muerte de la chica suscitó indignación en Pakistán, donde cientos de mujeres mueren cada año en manos de familiares alegando que deshonraron a la familia.

“#QandeelBaloch muerta en un crimen de honor. Cuántas mujeres tendrán que morir antes de que (Pakistán) adopte una ley contra los crímenes de honor”, exclamó la directora Sharmeen Obaid-Chinoy, ganadora este año de un Óscar por un documental que denuncia estos crímenes.

“Lo que es horroroso es que es una epidemia. Creo que ninguna mujer estará segura hasta que no empecemos a enviar a la cárcel a los hombres que matan a las mujeres”, dijo a la AFP.

Con información de Shazia Bhatti (AFP)

Venganza ultraislámica: lo asesinó de 30 puñaladas porque se autoproclamó “profeta”

La víctima pertenecía a una secta minoritaria del islam y había buscado refugio en Escocia por la intolerancia religiosa en su país, Pakistán. Pero el odio llegó hasta su puerta

Asad Shah pertenecía a la secta Ahmadi y debió escapar en 1991 hacia Escocia por el odio religioso en Pakistán
Asad Shah pertenecía a la secta Ahmadi y debió escapar en 1991 hacia Escocia por el odio religioso en Pakistán

Asad Shah era una de las personas más queridas en su vecindario en el área de Shawlands, en Glasgow, Escocia. Salvo por Tanveer Ahmed, un extremista islámico que no entendía cómo el comerciante podía mantener una buena relación con cristianos e “infieles” y publicar videos en Facebook y YouTube donde se autoproclamaba como “profeta”. Fue por ese motivo, según la justicia, que lo apuñaló 30 veces hasta matarlo el pasado 24 de marzo. Hoy se lo condenó por el brutal crimen.

La corte escuchó los alegatos y sacó la conclusión que Shahfue atacado por pertenecer a la secta musulmana Ahmadi, originaria de Pakistán y que toma en cuenta tanto enseñanzas chiítas como sunitas, pero cree que el profeta es Mirza Ghulam Ahmad.

Para la jueza Lady Rae, no hubo dudas: “Este fue un asesinato verdaderamente despreciable, motivado, por lo que se ve, por sentirse ofendido por las expresiones de las creencias religiosas de un hombre que difieren de la suya. Permítamen ser clara: no hay justificación de ningún tipo para lo que usted hizo“.

Tanveer Ahmed, el sunita que no toleró discutir con otro musulmán que tenía creencias diferentes a las suyas
Tanveer Ahmed, el sunita que no toleró discutir con otro musulmán que tenía creencias diferentes a las suyas

En un principio, una de las versiones indicó que la furia deAhmed con su víctima nació a partir de un video que Shahpublicó en su cuenta de Facebook deseándole “FelicesPascuas” a un amigo cristiano. Sin embargo, el fiscal indicó que no había pruebas suficientes para determinar que esa fue la única motivación del crimen. En otros videos también podía verse al comerciante autoproclamándose “profeta”, algo que su secta permite, pero claramente resulta “una ofensa” para los sunitas.

Lo cierto es que días después de esas grabaciones, el 24 de marzo Ahmed -conductor de Uber– manejó su vehículo desde su barrio en Bradford hasta Glasgow. Durante el trayecto, vio nuevamente los videos y dijo, según se probó en el juicio: “Algo tiene que hacerse“. Una vez en el lugar, entabló una violenta discusión religiosa con Shah, enfureció por las posturas del comerciante, sacó un cuchillo de entre sus ropas y comenzó el sangriento ataque.

Investigadores de la Policía de Glasgow realizan pericias en el local de Shah, donde fue apuñalado por Ahmed
Investigadores de la Policía de Glasgow realizan pericias en el local de Shah, donde fue apuñalado por Ahmed
Asad Shah fue asesinado el 24 de marzo pasado
Asad Shah fue asesinado el 24 de marzo pasado

El hecho fue capturado por las cámaras de seguridad del interior y exterior del local de Shah y confirman los hechos que terminaron con la condena del asesino. La familia de la víctima no participó de las audiciecias por temor a que se generaran situaciones de violencia. La sentencia se conocerá el 9 de agosto próximo.

Ahmed y su familia se refugiaron en Escocia en 1991 escapando de la violencia en Pakistán, por el odio religioso del que era víctima su secta. “Nunca creímos que podíamos estar en peligro aquí“, indicó el padre de Shah. La policía deGlasgow emitió un comunicado en el cual indicó que “no hay lugar para intolerancia religiosa” en esa ciudad.

Hombre musulmán pakistaní, encarcelado por gritar “Allahu Akbar” y “Boom” en un vuelo de las aerolíneas Emirates de Dubai

Atentado terrorista islámico Talibán contra una campaña contra el polio en Pakistán. 18 muertos.

El ataque suicida se produjo cerca del principal centro de inmunización en la convulsa ciudad de Quetta, en el oeste del país. La mayoría de las víctimas eran policías que escoltaban a los vacunadores

Un voluntario recolecta las pertenencias de las víctimas del ataque suicida
Un voluntario recolecta las pertenencias de las víctimas del ataque suicidaCrédito: AFP

En el último día de la campaña de vacunación que comenzó el lunes en Quetta, en el oeste del país, y otros distritos de Baluchistán para inmunizar a unos 2,4 millones de niños, un atacante suicida hizo detonar este miércoles los explosivos, que portaba cerca de donde se encontraban los servicios de seguridad destinados a escoltar a los equipos de inmunización.

Un vocero de la Policía de Quetta, Muhammad Irfanul Haq, indicó a la agencia de noticias EFEque “uno de los policías heridos se encuentra grave”. Se trató del peor atentado contra la campaña antipolio en Pakistán.

Los oficiales examinan el sitio donde se produjo el atentado

Como consecuencia del ataque, murieron al menos doce policías, dos civiles y un soldado paquistaní, y otras 24 personas resultaron heridas, en su mayoría, miembros de las fuerzas de seguridad, según explicaron a EFE varias fuentes policiales.

“Esta es la primera vez que muere tanta gente (en un ataque) relacionado con el programa de erradicación de la polio, pero esto no significa que vayamos a poner fin al programa”, confirmó el portavoz del Ministerio de Salud paquistaní, Sajid Shah.

Los oficiales paquistaníes acordonan el lugar

Tras el ataque, el área fue acordonada por la Policía, donde imágenes difundidas por las televisiones locales mostraron varios automóviles y tiendas dañados por la fuerte explosión.

Un subinspector de la Policía de Quetta, Syed Imtiaz Shah, detalló al diario local Dawn que en el ataque suicida fueron empleados entre siete y ocho kilogramos de explosivos.

Pakistán y Afganistán son los únicos países donde la poliomielitis sigue siendo endémica

“Partes del cuerpo del atacante suicida fueron recolectadas en el lugar del incidente como parte de la investigación”, añadió otra fuente policial al mismo diario.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, condenó “enérgicamente” el atentado, tuvo palabras de afecto para “los mártires para que sus almas descansen en paz” y lanzó un duro mensaje a “los terroristas”, a los que “extirpará de raíz” de Pakistán.

Un soldado, en el lugar del ataque contra un centro de vacuncación

“Estos ataques están motivados por la frustración y una mentalidad cobarde. Continuaremos hasta que eliminemos al último terrorista. Eliminaremos esta ideología extremista“, señaló Sharif en un comunicado.

El principal grupo talibán paquistaní, el TTP, reivindicó el atentado a través de una escueta nota, en la que su vocero, Muhammad Khurasani, sentenció que “una unidad especial” de los insurgentes mató e hirió a “muchos miembros del personal de seguridad” en Quetta.

Los atacantes reivindican que la campaña de vacunación contra la polio sirve de fachada de una conspiración que busca esterilizar a los musulmanes

Aunque, a diferencia de este miércoles, los talibanes no suelen reivindicar estos ataques, grupos afines a ellos y con base en el cinturón tribal fronterizo con Afganistán empezaron en 2012 a cometer estas acciones contra los equipos de vacunación.

Entre otros argumentos, los integristas alegan que la campaña contra la polio forma parte de un complot occidental para esterilizar a los musulmanes y que los vacunadores trabajan como espías para la CIA. Por este motivo, en algunas regiones que controlan, los talibanes prohibieron la vacunación.

El ataque se produce después de que Pakistán lograra el año pasado buenos resultados en la lucha contra este flagelo al reducir a 51 los casos de polio frente a los 306 de 2014.

Desde 2012 han muerto al menos 80 personas relacionadas con la campaña contra la polio, de acuerdo con el Gobierno paquistaní.

“Seguiremos luchando contra esta enfermedad”, sentenció hoy Shah, el funcionario del Ministerio de Salud de Pakistán, uno de los tres países junto a Afganistán y Nigeria, donde la poliomielitis es todavía endémica.

El peor ataque hasta la fecha contra los equipos de vacunación contra la polio en Pakistán había ocurrido en marzo de 2014 en la provincia de Khyber-Pakhtunkhwa (noroeste), en el que murieron un niño y nueve soldados después de que un grupo de hombres armados atacara con artefactos explosivos varios vehículos.

Infobae

AFGANISTÁN: Estado Islámico (ISIS) ya se está montando escuelas de formación en la jihad para niños pequeños y adolescentes

Según Barack Hussein Obama, ISIS se ha contenido. Contenido en Siria, Irak, Libia, Pakistán, Afganistán, y ahora Europa.

Un comandante de ISIS invita a un reportero de PBS para satisfacer a dos adolescentes afganos que están siendo preparados para convertirse en terroristas suicidas. A los 13 y 17 años de edad, ya saben cómo detonar explosivos y pronto se convertirán en mártires.

h / t Cristina

CANADÁ: llorones musulmanes Pakistaníes quejándose acerca de las personas que insultan al profeta pedófilo Mohammed.

Taxistas paquistaníes cantan su grito de guerra islámico “Allahu Akbar” fuera del Aeropuerto Internacional de Toronto, alegando que sus sentimientos fueron heridos cuando un guardia de seguridad insultó al profeta Mahoma violador de niños, mientras se les impide recoger tarifas ilegales de taxis, algo que por si solo da para que sus licencias de conducción les sean revocadas.

Tarek Fatah  (h / t Sheila)