Archivo de la categoría: PAKISTAN

El consejo de una aldea paquistaní ordenó la “violación por venganza” de una adolescente delante de sus padres

La joven pagó la pena de su hermano, quien era acusado de abusar sexualmente de una niña de 12 años

Un joven señala la casa donde fue violada la niña (AFP)

Un joven señala la casa donde fue violada la niña (AFP)

La policía de Pakistán arrestó a 27 personas, miembros de una comunidad tribal, quienes ordenaron a un hombre violar a una adolescente de 17 años en venganza por el abuso sexual que había sufrido previamente su hermana de 12 años.

Los “crímenes de honor” son comunes en Pakistán, donde en pequeñas aldeas se reúnen los más ancianos en consejos, conocidos como jirgas, donde se imparte justicia y se dirimen conflictos.

La joven de 17 años es la hermana de un hombre que es acusado de violar a una niña de 12 años, quien sería su prima.

Según las autoridades, la familia de las dos niñas se reunieron, a instancias del consejo de la aldea, para acordar cuál sería la pena que los allegados de la niña violada deberían pagar.

La adolescente fue violada delante de sus padres, por dictamen del consejo

La adolescente fue violada delante de sus padres, por dictamen del consejo

Fue allí donde se determinó el dictamen: “violación por venganza”, que sería llevada a cabo frente al consejo del pueblo y a los padres de la joven, reportó laBBC.

Las madres de las dos jóvenes denunciaron el caso ante la policía, quien luego de practicar unos análisis confirmó que la niña y la adolescente habían sido violadas.

Las jirgas, en las que es normal que se ordenen “asesinatos de honor” y “violaciones por venganza”, están prohibidas por las leyes en Pakistán. En 2002, un caso  que causó repudio fue el de una joven de 28 años violada por un grupo de hombres como pena, porque su hermano le había sido infiel a su mujer.

Fuente: Infobae

Canadá: Mujer enojada en una clínica se queja porque todos los médicos son musulmanes.

Sólo cerca del final del video aprendemos que no quiere que su hijo sea atendido por un médico Pakistaní, cuando uno de los empleados dice: “Usted es extremadamente grosera y racista. ¿Quieres hablar de la gente de Pakistán que está en el hospital?

CBC   La mujer, que asegura que su hijo tiene dolores en el pecho, dice en voz alta al personal de la clínica: “Ya vi que hay un médico (Pakistaní) que no es blanco y no ayudó a mi hijo.

Cada vez más agitada, ella misma dice: “¿Me estás diciendo que no hay un médico blanco en todo este edificio entero? “Oh, Dios mío, ¿en qué tipo de país horrible vivo? “Siendo blanca en este país, debería de suicidarme”.

No es de extrañar, la gente es rápida para culpar de este incidente a Donald Trump. Cheryl Teelucksingh, profesora de sociología, dijo: “Algunas personas apuntan a la elección del presidente estadounidense, Donald Trump, haciendo que la gente se sienta más cómoda diciendo cosas que normalmente no harían.

MORALEJA DE LA HISTORIA: Esto es lo que Obama trató de imponer con el Obamacare. Los países que ofrecen “asistencia sanitaria gratuita para todos” obligan a sus hospitales y clínicas a contratar más médicos. Pero para mantener bajos los costos de personal, contratan a médicos más baratos de países del tercer mundo, muchos de los cuales son musulmanes Pakistaníes. Como resultado, la calidad de la atención que recibe la gente es muy baja.

 

Al menos 25 muertos y 40 heridos en un atentado suicida en el este de Pakistán

Un atacante detonó explosivos en una de las principales avenidas de Lahore. Según informaciones preliminares, su objetivo era el cuerpo policial: 10 de las víctimas son agentes. Otras 40 personas resultaron heridas

(AFP)

(AFP)

Al menos 25 personas murieron, 10 de ellas policías, y 40 resultaron heridas en un ataque suicida este lunes en Lahore, en el este de Pakistán, informó un vocero de la Policía Hamad Raza.

El portavoz indicó que el suicida detonó los explosivos en una de las principales arterias de la ciudad, cerca de un complejo de oficinas, donde se estaba llevando a cabo una operación de demolición de viviendas ilegales, por lo que había mucha presencia policial.

“Aparentemente la Policía era el objetivo del ataque”, afirmó Raza.

(AFP)

(AFP)

El portavoz señaló que el suicida portaba entre 10 y 12 kilos de explosivos y que se desplazaba en una motocicleta o en un coche cuando hizo detonar los explosivos en esta zona, ubicada no lejos de la sede del Gobierno provincial.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, condenó el atentado y urgió a las autoridades a que proporcionen el mejor servicio médico a los heridos.

(AFP)

(AFP)

Lahore ha sido escenario de varios atentados en los últimos meses, el más importante en marzo de 2016, cuando un suicida acabó con la vida de 73 personas e hirió a 350 en un parque infantil.

El país asiático lanzó una operación en las zonas tribales en junio de 2014 en la que han muerto 3.500 supuestos terroristas, según datos del Ejército no verificados independientemente.

En febrero de este año el Ejército puso en marcha un nuevo operativo antiterrorista tras una cadena de atentados y hace una semana inició una nueva ofensiva en zonas fronterizas con Afganistán contra el Estado Islámico. Las operaciones militares han ayudado a reducir el terrorismo de forma sustancial.

Infobae

Video: Joven pakistaní es linchado hasta la muerte por sus compañeros de la universidad

Fue un acto brutal captado en vídeos que circularon en internet. Un linchamiento en el campus de una universidad.

La víctima, Mashal Khan, de 23 años, era conocido como un estudiante estrella, alguien que se describía a sí mismo como un humanista.

Pero una multitud enardecida lo acusó de blasfemo. Sus atacantes no eran desconocidos, eran sus compañeros de la universidad, jóvenes educados de entre 20 y 25 años.

El padre de Mashal, Iqbal Khan, cree que será muy difícil encontrar justicia para su hijo.

Ocurrió en la pequeña ciudad de Mardan, en el norte de Pakistán, donde al igual que en el resto de este país musulmán, la blasfemia es considerada un crimen.

El hecho ha vuelto a encender la polémica sobre las controvertidas y estrictas leyes de blasfemia en el país.

Y se ha dicho que el asesinato demuestra cómo estas leyes, que establecen que la blasfemia es un crimen que debe castigarse con la muerte, a menudo se usan como un pretexto para usar la violencia para llevar a cabo venganzas o saldar disputas personales.

Mashal había pasado un año estudiando ingeniería en Rusia y cuando regresó a su país decidió estudiar periodismo.

“Inicialmente quería ser ingeniero, pero después decidió convertirse en periodista, quería exponer las injusticias sociales”, le dice a la BBC, Iqbal Khan, el padre de Mashal.

“Profesaba el sufismo (doctrina mística del islam), era un filósofo, un poeta, y un escritor de nacimiento. También era muy cariñoso. Hablaba de la paz, de la paciencia y de la no violencia”.

La Universidad de Abdul Wali Khan, en Mardan, donde Khan estudiaba periodismo, es una de las instituciones más nuevas de Pakistán. Tiene unos 12.000 estudiantes.

Los amigos de Mashal cuentan que sobresalía entre los estudiantes por su inteligencia y por sus opiniones liberales.

Tenía su dormitorio decorado con afiches de Karl Marx y el Che Guevara y con consignas como “La libertad es el derecho de cada individuo”.

“Cuando lo conocí pensé que era un genio, por la forma como hablaba en la clase. Solía leer a Karl Marx, era un gran aficionado de Karl Marx”, cuenta su amigo, Faheem Alam Khan.

“Solía entablar debates con estudiantes más conservadores. Él se describía a sí mismo como “musulmán liberal”.

Con el tiempo, dice Faheem, los debates se convirtieron en amenazas.

“Frente a mi nunca dijo nada blasfemo. Pero solía discutir con fanáticos religiosos y él lo sabía. Las discusiones eran sobre el islam y la región”.

Faheem cuenta que en uno de esos debates estalló un pleito. “Entonces lo amenazaron y lo acusaron de ateo y agnóstico”.

Mashal sabía que tenía que dejar de expresar sus opiniones pero eso iba en contra de su naturaleza.

“Se lo dijimos varias veces, pero creo que era algo que no podía hacer. Era una persona abierta y franca”, cuenta su amigo.

Penada con la muerte

La blasfemia es uno de los asuntos más delicados de Pakistán. Hay estrictas leyes establecen que cometer blasfemia es considerado un crimen y legalmente penado con la muerte.

Aunque las autoridades nunca han ordenado una ejecución por blasfemia, decenas de personas han sido asesinadas por grupos de atacantes que las acusan de cometer blasfemia.

Algunos defensores de derechos humanos aseguran que estas leyes a menudo se usan para atacar injustamente a las minorías religiosas o para saldar vendettas personales.

“Hubo una época en Pakistán en que si alguien quería tomar represalias contra una persona o la quería muerta, se contrataba a un asesino a sueldo, un sicario”, le dice a la BBC, Jibran Nasir, abogado y activista de derechos humanos.

“Hoy en día, sólo basta con propagar el rumor de que esa persona ha cometido blasfemia. Y o la matan o la fuerzan a salir del país”, agrega.

El padre de Mashal piensa que una entrevista en la TV local pocos días antes de su muerte, en la que Mashal aparece criticando la supuesta mala administración en la universidad, condujo a una conspiración en su contra.

También hay evidencia de que algunos estudiantes involucrados en la política, celosos de la influencia de Mashal, lo querían fuera de la universidad.

Tal como señala Secunder Kermani, corresponsal de la BBC quien estuvo en Mardan, es difícil saber qué fue lo que condujo al brutal asesinato.

“Lo que se sabe es que muchos de los tomaron parte en el linchamiento creían firmemente que Mashal era blasfemo”, afirma.

El linchamiento

El 13 de abril, una multitud de cientos de estudiantes comenzaron a marchar por el campus de la universidad gritando consignas religiosas. Estaban buscando a Mashal Khan.

Sus amigos trataron de advertirle que la multitud lo buscaba. La BBC tuvo acceso a los últimos mensajes de texto de Mashal.

En uno de ellos dice: “Están diciendo falsamente que insulté al Profeta”.Un amigo le pregunta: “¿Qué está pasando ahora? Mashal, ¿dónde estás?”.

Mashal no volvió a responder.

La multitud irrumpió en su dormitorio derribando la puerta.

Lo golpearon, lo arrastraron por las escaleras del edificio, le dispararon, en el vestíbulo la multitud lo rodeó y siguió pateándolo y golpeándolo con tablas de madera de madera mientras él yacía en el suelo mal herido.

Estos últimos minutos de su vida quedaron grabados en videos que fueron publicados en internet.

Se dijo que la policía, que estaba presente, no pudo o no quiso involucrarse para salvarlo.

“Gritaban: “Únete y golpéalo. Alá te recompensará. Patéalo. Se les veía contentos. Cuando lo golpeaban estaban contentos”, dice su amigo Faheem.

Unos 40 estudiantes que aparecen en los vídeos del linchamiento, han sido arrestados y decenas de ellos encarcelados. Algunos son miembros de organizaciones estudiantiles religiosas.

El asesinato conmocionó al país.

“Es difícil entender qué es lo que condujo a la muerte de Mashal”, explica Secunder Kermani, corresponsal de la BBC.

“¿Qué fue lo que los estudiantes encontraron tan ofensivo y blasfemo? ¿qué fue lo que dijo Mashal que causó tanta violencia?”, agrega.

Kermani habló con uno de los acusados que actualmente está en prisión, Imran, también estudiante de periodismo, quien supuestamente le disparó a Mashal. Según le dijo a la BBC, no tiene ningún arrepentimiento de lo que hizo.

“Abiertamente me dijo que él cree que Mashal Khan merecía morir”, afirma el corresponsal.

No es el único. Los acusados del asesinato tienen varios simpatizantes.

Después de que fueron encarcelados hubo una manifestación para apoyarlos en la gritaban que Mashal era blasfemo. Entre los que dirigían la manifestación estaba un exdiputado, Shuja ul Mulk, una importante figura de un partido islamista local.

“Dijo muchas cosas blasfemas”, le comentó a la BBC. “No estaba buscando clarificación; estaba predicando y alentando la blasfemia”.

La BBC le preguntó si lo que Mashal dijo o no dijo justificaba haberlo matado de esa forma.

“La justificación es un asunto distinto. Son las cortes y los jueces los que tienen que decidirlo”.

Y agregó: “Una persona muerta no debe ser tratada de esa forma. Ni la Sharia ni el Islam permiten esas acciones”.

“Si hay que matar a alguien como castigo hay que hacerlo rápido y sin dolor. Y hay que enterrarlo después”, expresó Shuja ul Mulk.

Y a pesar de que las investigaciones de la policía no han encontrado evidencia de que Mashal cometió blasfemia, Shuja ul Mulk está convencido de que sí lo hizo.

“Declararlo un mártir es tan blasfemo como la blasfemia que cometió”, dice. Y asegura que no habrá ningún cambio en las leyes sobre blasfemia.

“Si alguien intenta enmendar esta ley habrá reacciones y protestas. Pakistán no sobrevivirá un solo día”.

Hasta ahora ningún partido político está llevando a cabo esfuerzos serios para abolir la ley sobre blasfemia.

Este es un asunto tan delicado en este país, que todos saben que habrá una resistencia popular enorme.

“Por eso es tan peligroso este asunto, porque estas leyes, de hecho, son sumamente populares entre la gente común y corriente en este país” explica el corresponsal de la BBC.

Mientras tanto, la universidad, que volvió a abrir sus puertas después del asesinato, admite haber fracasado al permitir que sus estudiantes pensaran que era aceptable linchar y matar a alguien de esta forma tan brutal.

“Es un fracaso de la Universidad Abdul Wali, pero también es un fracaso del sistema educativo de Pakistán”, le dijo a la BBC, Shiraz Parasha, presidente del departamento de periodismo de la universidad.

“También es un fracaso del sistema social y político de Pakistán y un fracaso de toda la sociedad paquistaní“.

Yihadista asociado a una organización terrorista estadounidense es capturado en New York con un gran arsenal de armas.

Ramadan Abdullah (foto de la derecha), un asociado de una organización terrorista islamista con sede en Estados Unidos, los musulmanes de América (MOA) , ha sido detenido en Johnson City, Nueva York. Las autoridades descubrieron que tenía una gran cantidad de armas dentro de un armario de almacenamiento. Una fuente interna de MOA, dice que las armas estaban destinadas a “del grupo Islamberg con sede” en Hancock, New York.

CLARION PROYECTOEXCLUSIVO:   El sospechoso, de 64 años de edad Ramadan Abdullah, había sido detenido en 1977 cuando él y otro hombre intentaron robar una tienda de dulces en Brooklyn y alguien fue asesinado durante el asalto. Cuando la policía registró su casa, encontraron material suficiente para construir 50 bombas. Al final, los cargos contra Abdullah fueron extrañamente reducidos (véase más adelante).

El 31 de mayo, Abdullah fue detenido después de intentar robar cuatro cajas de municiones de una tienda local, Gander Mountain. Cuando la policía le preguntó sobre el propósito de la munición, sus respuestas despertaron las sospechas, y obtuvieron una orden de registro para revisar un armario de almacenamiento que alquilaba en la localidad de Unión.

Durante esa búsqueda, la policía encontró una gran variedad de armas, incluyendo:

  • 8 armas de asalto

  • 4 pistolas cargadas

  • 1 escopeta cargada

  • 2 fusiles

  • 64 dispositivos de alimentación de munición de alta capacidad

  • chalecos antibalas

  • 1000 cartuchos de municiones, incluidas las rondas perforantes de calibre .50

Las búsquedas en otras residencias vinculadas a Abdullah arrojaron como resultado el hallazgo de otra arma cargada, más dispositivos de alimentación de municiones de alta capacidad y municiones, incluidas las rondas para armas de calibre .38.

ACERCA DE ISLAMBERG:

El mayor de la policía del Estado de Nueva York, Jim Barnes, no quiso decir si Abdullah estaba conectado a grupos terroristas o cualquier otra organización, pero confirmó que la policía cree que Abdullah había hecho viajes al extranjero.

“No hay indicios de que había un plan para cometer un acto de violencia. Sin embargo, se plantea la pregunta, ¿qué estaba haciendo con todo esto y cuáles eran sus intenciones en el futuro?” , Dijo el mayor de la policía del Estado de Nueva York, Jim Barnes.

“Es sólo una tremenda bendición que hayamos sido ser capaz de retirar todas estas armas de alta potencia y municiones de alta potencia de las calles, y quién sabe qué tipo de tragedia a gran escala pudo haber impedido esta investigación más adelante ”, dijo el jefe de policía Johnson Brent Dodge.

Abdullah se encuentra detenido en la cárcel del Condado de Broome sin fianza. Abdullah es un viejo asociado de la secta islamista con sede en EE.UU. musulmanes de América.

(MOA), ha sido descrita como una organización terrorista en documentos del FBI y otras agencias. Un archivo de 2003 dice que MOA está vinculado a los terroristas en Pakistán, incluidos los afiliados de Al-Qaeda.

La sede del grupo es un compuesto de 70 acres en Hancock, Nueva York llamado “Islamberg.”   Está a sólo a 50 minutos viajando en coche desde donde Abdullah fue detenido.

MOA está dirigida por un clérigo radical en Pakistán llamado Sheikh Mubarak Ali Gilani, que exige una lealtad de sus seguidores de culto en Estados Unidos. Gilani los adoctrina para seguir una ideología extremista de odio que incluye yihad violenta contra los supuestos enemigos del Islam y la creencia de que están cumpliendo las profecías apocalípticas.

El grupo se ha atribuido tener bajomsu poder a 22 “pueblos islámicos” a través de los EE.UU., la mayoría en las zonas rurales, que han sido utilizadas como campos de formación de guerrillas . El grupo también tiene antecedentes por parte de la comisión de actos de terrorismo y delitos como el asesinato, el contrabando de armas, el tráfico de drogas y lavado de dinero.

Incluso las mujeres musulmanas yihadistas de Islamberg se forman en los campos de América:

Un informe del FBI en el 2007 advierte que MOA “posee una infraestructura capaz de planificar y organizar campañas terroristas en el extranjero y dentro de los EE.UU.” Se dice que “Se anima a los miembros de la MOA a viajar a Pakistán para recibir entrenamiento militar y religioso / terrorista según [ Sheikh ] Gilani “.

Las fuentes confidenciales dentro de MOA dicen que Ramadan Abdullah ha sido un miembro importante del grupo desde que se formó en los Estados Unidos en 1980 y ayudó a comprar la tierra que luego se convirtió en “Islamberg.” La investigación adicional corrobora la información de que está cerca de los miembros del Ministerio de Agricultura.

El incidente se produce después de que fuentes confidenciales de los autores en MOA informaron que el grupo ve la elección del Presidente Trump como el cumplimiento de las profecías de los tiempos finales y se está armando en anticipación de la yihad y las incursiones en sus campos.

MOA, obviamente, niega que sea una organización extremista y lanza expresiones contra sus críticos de ser intolerantes con los los musulmanes. Ellod han sido ayudados en esta tarea por el Consejo de Relaciones Americano-Islámicas (CAIR), un grupo que tiene sus propios vínculos extremistas que incluyen a algunas organizaciones terroristas identificadas por el Departamento de Justicia de Estados Unidos como los Hermanos Musulmanes. CAIR y MOA mantienen cada vez lazos más estrechos , atacando el carácter de sus oponentes en cada oportunidad que tienen.

La detención de Ramadan Abdullah y el descubrimiento de su arsenal de armas deben ser un llamado de atención para tener en cuenta el peligro que representa MOA y su liderazgo con base en Pakistán.

Jihad HOMEGROWN: campos de entrenamientos de terroristas islamistas en todo los EE.UU.

Fuente: CLARION PROYECTO

Tres atentados en Pakistán enlutan los últimos días del Ramadán: al menos 25 muertos y un centenar de heridos

Las detonaciones en un mercado del centro de la ciudad de Parachinar se produjeron con un intervalo de tres minutos. Más temprano hubo un ataque suicida con coche bomba cerca de un cuartel de la Policía en la ciudad occidental de Quetta

Imagen del atentado con coche bomba en Quetta (Reuters)

Imagen del atentado con coche bomba en Quetta (Reuters)

Pakistán vive un viernes negro a dos días del cierre del Ramadán. Con un intervalo de horas, se produjeron tres atentados que dejaron hasta el momento al menos 25 muertos y más de 100 heridos.

Al menos 15 personas murieron y otras 70 han resultado heridas en una doble explosión en la localidad de Parachinar, en las áreas tribales del noroeste de Pakistán, en el segundo ataque insurgente ocurrido este viernes en el país.

Las dos detonaciones se produjeron a las 17:30, hora local (12:30 GMT), con un intervalo de unos tres minutos en un mercado del centro de la ciudad, capital de la región tribal de Khurram, cuando muchas personas estaban realizando compras, explicó a la agencia de noticias EFE Ikram Ullah Khan, máxima autoridad de la administración regional.

En Quetta murieron al menos 11 personas (Reuters)

En Quetta murieron al menos 11 personas (Reuters)

“Las fuerzas de seguridad han acordonado el área y se ha declarado el estado de emergencia en los hospitales”, aseguró a EFE un portavoz de la Administración de Khurram, Ghulam Khan, al advertir que el número de muertos podría aumentar en las próximas horas.

El ataque, ocurrido a dos días de la importante festividad musulmana de Eid-ul-Fitr, que marca el fin del mes sagrado del Ramadán, es el segundo atentado ocurrido este viernes en Pakistán.

Los ataques ocurrieron a dos días de la importante festividad musulmana de Eid-ul-Fitr, que marca el fin del mes sagrado del Ramadán (Reuters)

Los ataques ocurrieron a dos días de la importante festividad musulmana de Eid-ul-Fitr, que marca el fin del mes sagrado del Ramadán (Reuters)

En la mañana, un ataque suicida con coche bomba causó 11 muertos y 25 heridos cerca de un cuartel de la Policía, en la ciudad occidental de Quetta.

La autoría de la primera acción fue reivindicada por el grupo Jamaat-ul-Ahrar (JuA), escisión de la principal formación talibana paquistaní, el Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), y también por los yihadistas del grupo Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés).

Hasta el momento ningún grupo se ha atribuido la autoría del atentado en Parachinar, una zona de mayoría chiita y habitual escenario de ataques sectarios.

La autoría de la primera acción fue reivindicada por el grupo Jamaat-ul-Ahrar (JuA), escisión de la principal formación talibana paquistaní, el Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), y también por los yihadistas del grupo Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) (AP)

La autoría de la primera acción fue reivindicada por el grupo Jamaat-ul-Ahrar (JuA), escisión de la principal formación talibana paquistaní, el Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), y también por los yihadistas del grupo Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) (AP)

A finales de marzo, 22 personas murieron y decenas resultaron heridas en un atentado con coche bomba cerca de una mezquita chiita para mujeres en Parachinar, donde hace dos meses de nuevo la explosión de una mina causó 14 muertos, todos ellos pertenecientes a esa minoría religiosa.

Pakistán lanzó en febrero un operativo militar en todo el país contra los insurgentes, bautizada como Operación Radd-ul-Fasaad (Eliminación de la discordia, en árabe).

La ofensiva es una continuación de otra operación que se puso en marcha en las zonas tribales en junio de 2014 y con la que el Ejército asegura haber abatido a 3.500 insurgentes, una cifra no comprobada independientemente.

Infobae

Al menos 140 muertos por la explosión de un camión cisterna accidentado en Pakistán

El hecho ocurrió hacia las 6.30 hora local, cerca de la localidad de Bahawalpur, en la provincia de Punyab. El alto número de víctimas se debe a que mucha gente se acercó hasta el camión accidentado para buscar combustible antes de la fatal explosión
Un soldado monta guardia junto a los vehículos quemados(Reuters)
Un soldado monta guardia junto a los vehículos quemados(Reuters)

Al menos 140 personas murieron y un centenar resultaron heridas de gravedad por la explosión hoy de un camión cisterna cargado de gasolina que se incendió tras sufrir un accidente y volcar en una carretera del este de Pakistán.

El accidente ocurrió hacia las 06.30 hora local (01.30 GMT), cerca de la localidad de Bahawalpur, en la provincia de Punyab.

El alto número de víctimas se debió a que tras el accidente los vecinos de la zona se congregaron en el lugar del siniestro para recoger la gasolina que se había esparcido por la carretera hasta que, de manera inesperada, prendió fuego y generó la explosión.

A los 148 fallecidos, se suman unos 140 heridos, dijo Mohammad Baqar, un funcionario de los servicios locales de rescate, quien agregó que la cifra fatal podría incrementarse.

El portavoz del Ejército paquistaní, Asif Ghafoor, explicó a través de su cuenta oficial de Twitter que las Fuerzas Armadas enviaron helicópteros al lugar del siniestro para trasladar a las víctimas a hospitales y centros de quemados.

“Los hospitales se encuentran en estado de alerta”, concluyó Ghafoor.

Saznoor Ahmad, de 30 años, cuyos dos primos murieron por el fuego, dijo que la multitud gritaba mientras las llamas los engullían.

“El fuego se movió tan rápido”, comentó. Cuando las llamas aminoraron había cadáveres esparcidos por el terreno, y en la cercanía estaban los restos achicharrados de motocicletas y automóviles que los aldeanos habían utilizado para llegar rápido al lugar del accidente.

Mientras los heridos suplicaban por ayuda, los residentes recorrían el área buscando a seres queridos.

Residentes de una villa cercana llegaron al sitio del accidente con latas para recoger el combustible que se fugaba del tanque de almacenamiento, dijo Naseer. La policía trató de acordonar el área, pero fue superada por decenas de aldeanos que atravesaron empujando para llegar al camión.

(Reuters)

(Reuters)

El desastre ocurrió en la víspera de la festividad musulmana de Eid al-Fitr, la cual marca el final del mes de ayuno del Ramadán. Mientras que Arabia Saudí y otras naciones musulmanas celebran la festividad el domingo, los paquistaníes lo harán el lunes.

A los residentes de la villa les informaron sobre el combustible derramado a través de un altavoz colocado en la parte alta de una mezquita local, dijo Rana Mohammad Salim, subcomisionado de Bahawalpur, poblado cercano al sitio donde volcó el camión.

Pakistán registra uno de los índices más altos del mundo de accidentes de tráfico debido al pésimo estado de las carreteras, a las deficiencias de los vehículos y a que los transportes públicos suelen circular sobrecargados de pasajeros.

Infobae