Archivo de la categoría: ONU

Socialistas, islamistas, narcos y terroristas, aliados en América Latina

Por Clifford D. May 

El presidente Trump habló con dureza en la ONU de la “dictadura socialista” que ha empobrecido Venezuela. Asimismo, arremetió contra el “extremismo islamista” y el “terrorismo del islam radical”, lo primero una ideología supremacista y lo segundo un arma utilizada para asesinar en masa a musulmanes, yazidíes, cristianos, judíos e hindúes. E hizo referencia a la amenaza que representan las “redes criminales internacionales” que “trafican con drogas, armas y personas”.

En lo que quizá no ha reparado Trump ni la mayoría de la comunidad internacional es en hasta qué punto esos males se están combinando.  

Nadie personifica mejor este cóctel tóxico que Tarek el Aisami, el vicepresidente de Venezuela, de 43 años. El Aisami proviene de una familia sirio-libanesa con vínculos a organizaciones yihadistas chiíes en Irak. También se le ha relacionado con una serie de traficantes de droga sudamericanos. A pesar de ello, o quizá por ello, el dictador de Venezuela, presidente Nicolás Maduro, lo nombró número dos de su Gobierno en enero.

Un mes después, el Departamento del Tesoro de EEUU sancionó a El Aisami por “desempeñar un importante papel en el narcotráfico internacional” y se le congeló parte de su patrimonio, calculado en unos 3.000 millones de dólares.

Los investigadores también descubrieron que había expedido cientos de pasaportes venezolanos a miembros de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica iraní y a agentes de Hezbolá, el peón terrorista de Irán en el Líbano. Esa puede ser una de las razones por las que el presidente Trump ha incluido a Venezuela en la lista de países a los que aplicar restricciones de inmigrantes y viajeros.

La penetración en América Latina lleva décadas siendo un proyecto de Irán y de Hezbolá. Han estado reclutando aliados y agentes en las comunidades de la diáspora libanesa chií, abriendocentros culturales y mezquitas, creando medios de comunicación e instituciones educativas, enviando misioneros a predicar y convertir y seleccionando gente para su adoctrinamiento y formación en Irán.

El terrorismo es otro arma en su arsenal. En 1992, la embajada israelí en Buenos Aires fue atacada con una bomba. Dos años después, el objetivo fue la AMIA, una asociación cultural judía.Más de cien personas fueron asesinadas en esos dos atentados.

El fiscal argentino Alberto Nisman se pasó años investigando. En 2013 publicó una acusación formal de 502 páginas contra Irán por la creación de redes terroristas en países de todo el Hemisferio. Presentó pruebas que señalaban a Mohsen Rabani, exagregado cultural de Irán en Argentina, como el cerebro de esas redes y de los atentados de Buenos Aires. Se descubrió que también otros altos funcionarios iraníes estaban tremendamente implicados.

A principios de 2015, Nisman había preparado un segundo informe que involucraba a la entonces presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, en un “plan para ayudar ilegalmente y exonerar fraudulentamente a los sospechosos iraníes” de los ataques. Pero el 18 de enero, horas antes de que presentase sus pruebas a los diputados argentinos, Nisman fue asesinado.

Tras una investigación de siete meses, la Policía argentina confirmó que fue asesinado, descartando las afirmaciones (lanzadas por la señora Kirchner, entre otros) de que se había suicidado. Nadie ha sido llevado ante la Justicia, aunque con el Gobierno post-Kirchner no es imposible.

Mi colega Emanuele Ottolenghi, investigador de la Foundation for Defense of Democracies (FDD), ha investigado la penetración de Irán y Hezbolá en América Latina. En mayo testificó ante el Comité de Relaciones Internacionales del Senado norteamericano y detalló la creciente cooperación entre “redes terroristas islámicas” y “violentos cárteles de la droga”. Dichas alianzas, señaló, son a menudo facilitadas por “élites políticas corruptas” que proporcionan a las redes de Hezbolá un “refugio seguro”.

Ottolenghi dijo a los congresistas que Hezbolá

desempeña un papel central en el nuevo paisaje, donde el tráfico de drogas y de personas, el contrabando de armas, el comercio ilícito de tabaco, el blanqueo de dinero mediante el comercio y la financiación del terrorismo ya no se pueden tratar como fenómenos distintos.

La infraestructura y las actividades de Hezbolá deberían entenderse como “parte integrante” de una extensa estrategia a largo plazo para exportar la revolución islámica iraní al Hemisferio Occidental y establecer nuevas bases operativas para ser utilizadas contra Estados Unidos.

El más notorio refugio latinoamericano para terroristas y figuras del crimen organizado es laTriple Frontera, entre Argentina, Brasil y Paraguay. En la edición del año pasado del informe anual sobre terrorismo del Departamento de Estado de EEUU se señalaba que particularmente la zona paraguaya de la Triple Frontera “seguía atrayendo a individuos interesados en financiar actos terroristas”.

Algo menos conocido: Cuba, bastión del ateísmo comunista que prohíbe el proselitismo cristiano, tiene una actitud más indulgente con la rama iraní del islam. El año pasado, el doctor Ottolenghiidentificó un centro cultural y una mezquita chiíes en La Habana financiados por Irán. Se está enviando conversos cubanos a otros países latinoamericanos para que difundan la teología revolucionaria iraní.

El Gobierno colombiano culminó hace poco un acuerdo de paz que legitima y concede poder político a las FARC, guerrilla de extrema izquierda que estuvo librando una guerra civil desde 1964. A nadie debería sorprender que Hezbolá –con la que las FARC han cooperado mucho tiempo en cuestiones relacionadas con la venta de arma, el tráfico de drogas y el blanqueo de dinero– se beneficie. Irán también, por supuesto.

La creciente alianza entre socialistas, islamistas, narcos y terroristas al sur de su frontera representa un peligro claro y presente para EEUU. Sin embargo, como el doctor Ottolenghi dijo en el Congreso, Washington aún no ha formulado una “política exterior coherente que reconozca la importancia de América Latina como terreno crucial de una pugna con Irán y ponga en práctica los recursos necesarios para mitigar las amenazas de Irán y Hezbolá”.

“Las limitadas capacidades de nuestros servicios de inteligencia hacen que sea difícil evaluar la cuantía de la financiación terrorista generada en América Latina, o entender el alcance de la posible colaboración criminal-terrorista”. Este último comentario lo hizo hace dos años el comandante del Mando Sur de EEUU. Hoy, el general John F. Kelly es el jefe de gabinete del presidente Trump. Así que tal vez tarde o temprano esa amenaza que está madurando obtenga la vasta atención que merece.

© Versión original (en inglés): Foundation for Defense of Democracies (FDD)
© Versión en español: Revista El Medio

Consejo de Derechos Humanos de la ONU: “Si las miradas pudieran matar”

Después de escuchar la difamación de sangre habitual y la calumnia contra Israel por parte de los miembros árabes musulmanes y a algunos países no musulmanes que apoyan la causa “palestina” en la ONU, observe las caras atónitas de la delegación palestina durante las declaraciones de Mosab Hassan Yousef, hijo del fundador de Hamas, Hassan Yousef.

Tengo la sensación de que tenemos que agradecer esto a la Embajadora de los Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley.

NPR  Durante los años 1980 y 1990, la familia Yousef era similar a la realeza entre los “palestinos” en Cisjordania. El abuelo de Mosab Hassan Yousef era un imán popular. Y su padre fue uno de los miembros fundadores del grupo militante islamista terrorista Hamas.

Se suponía que Mosab Hassan Yousef seguiría los pasos de su padre. Todo lo contrario, se convirtió en un agente encubierto del servicio de seguridad israelí, Shin Bet, una decisión que él explica en sus memorias, Hijo de Hamas.

China ordenó el cierre de las empresas de Corea del Norte en el país tras las sanciones de la ONU

El ministro de Comercio de Beijing informó que las compañías y negocios en conjunto con empresarios chinos deberán cesar sus actividades en 120 días para adecuarse al nuevo paquete sancionado por las Naciones Unidas. Prohíbe la compra de carbón y textiles al hermético régimen y limita su adquisición de combustibles

El presidente chino Xi Jinping y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un

El presidente chino Xi Jinping y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un

El gobierno de China ordenó el cierre este jueves de la mayoría de las empresas de Corea del Norte en el país y de los negocios en sociedad con empresarios chinos para adecuarse a las recientes sanciones impuestas por las Naciones Unidas al régimen comunista por su programa nuclear y de misiles.

El ministerio de Comercio informó que estas compañías e individuos tendrán 120 días para cumplir con la orden, que comenzaron a contar el 11 de septiembre cuando las sanciones se aprobaron en el Consejo de Seguridad de la ONU, según reportaron diversos medios chinos. Este plazo se cumplirá en enero de 2018, confirmó el portavoz de la cartera Gao Feng.

China es actualmente el principal socio comercial de Corea del Norte, y este intercambio se ha convertido prácticamente en el único contacto con el mundo y medio para obtener divisas extranjeras para el régimen de Kim Jong-un.

Las sanciones apuntan a reducir los fondos para el programa nuclear y de misiles de Pyongyang, cuya principal fuente de recursos es el comercio con China

Las sanciones apuntan a reducir los fondos para el programa nuclear y de misiles de Pyongyang, cuya principal fuente de recursos es el comercio con China

En especial las empresas norcoreanas en el país se dedican al comercio, pero el régimen también opera restaurantes y otros negocios.

Por esa razón la cooperación de Beijing con las medidas de la ONU es esencial para que surtan el efecto de reducir los fondos destinados por el régimen al desarrollo de armas nucleares y misiles balísticos.

Históricamente China ha sido el más férreo defensor diplomático de Pyongyang, pero en los últimos meses ha aceptado la estrategia de la comunidad internacional de aumentar las presiones sobre el país, aunque reduciendo su severidad y apelando también al diálogo.

La venta de combustibles a Corea del Norte fue limitada por las recientes sanciones, pero no prohibida (AFP)

La venta de combustibles a Corea del Norte fue limitada por las recientes sanciones, pero no prohibida (AFP)

Las recientes sanciones de la ONU propuestas por Estados Unidos y aprobadas en forma unánimemente, tras ser reducidas en severidad, impiden la compra de carbón y textiles norcoreanos, sus principales productos de importación, y limitan la compra de combustible de parte de Pyongyang.

Al respecto Beijing anunció el sábado que disminuirá sus envíos de gas y combustibles refinados a Corea del Norte a partir de enero, aunque no hizo mención al petróleo, y asimismo comenzó en septiembre a reducir su compra de carbón, hierro, plomo y mariscos en septiembre.

En tanto el ministro de Comercio chino también dijo este jueves que las importaciones de carbón realizadas en agosto fueron permitidas por la ONU, ya que se encontraban dentro de un “período de gracia” para el comercio realizado antes de la implementación de las sanciones, señaló Feng.

Fuente: Infobae

Cuando los mejores aliados de Hamás son los tribunales de Israel

Hamas

Por Evelyn Gordon 

Cuando el primer ministro Netanyahu se dirija a la Asamblea General de la ONU*, sin duda dedicará parte de su discurso a la necesidad de combatir a las organizaciones terroristas. Lo que probablemente no dirá es que en Israel esa batalla se ve muchas veces obstaculizada por el activismo judicial desatado de la Corte Suprema, como evidenció la semana pasada laestupefaciente sentencia que niega al Gobierno el derecho de revocar el permiso de residencia en Israel a individuos que trabajen en el Legislativo o en el Gabinete palestinos en representación de Hamás.

En 2006, tres residentes palestinos de Jerusalén Este fueron elegidos para el Parlamento palestino en representación del partido Cambio y Reforma, afiliado de Hamás, mientras que un cuarto fue nombrado para el Gabinete palestino en representación de dicha formación. Israel respondió revocándoles sus derechos de residencia.

A la mayoría de la gente esto le parecería de puro sentido común. Trabajar para un Gobierno extranjero justifica la revocación de la ciudadanía en numerosas democracias, pues se considera que para ocupar un puesto de decisión en el Gobierno de un país es necesario un determinado nivel de compromiso con el mismo, lo que entra en conflicto con la lealtad debida al otro país. De hecho, tanto Estados Unidos como Israel tienen normas de este tipo; es por eso que, por ejemplo, Michael Oren tuvo que renunciar a su ciudadanía norteamericana cuando lo nombraron embajador de Israel en EEUU, a pesar de que EEUU e Israel son aliados estrechos.

Esos cuatro palestinos no sólo estaban trabajando para un Gobierno extranjero; lo estaban haciendo en representación de Hamás, una organización terrorista comprometida con la destrucción de Israel. Eso, como el Gobierno israelí alegó correctamente en el tribunal, constituye una enorme “quiebra de la confianza”. Sin embargo, la Corte, en un veredicto de 6 contra 3, decidió otra cosa. Aunque la Ley de Entrada a Israel permite al Gobierno revocar “a discreción” el derecho de residencia a cualquiera, dice también que la norma no se debería usar para revocarlo por “una quiebra de la confianza”. ¿Por qué? Porque la mayoría de los palestinos de Jerusalén Este nacieron en Israel y han vivido allí toda su vida, así que merecen mayor protección que los migrantes, que antes han vivido en otra parte y cuyo arraigo en Israel es por lo tanto más superficial.

Que esos palestinos de Jerusalén Este merecen mayor protección que, pongamos, los obreros migrantes es evidentemente cierto. Israel se anexionó oficialmente Jerusalén Este en 1967, así que lógicamente la mayoría de ellos deberían ser ciudadanos en vez de residentes permanentes. Que no lo sean se debe a un extraordinario dilema sin solución: Israel no puede concederles unilateralmente la ciudadanía sin airar a la comunidad internacional, que quiere que sean ciudadanos de un futuro Estado palestino.

La mayoría de los palestinos de Jerusalén Este es reacia a ejercer su derecho a solicitar la ciudadanía porque otros palestinos lo ven como una traición a la causa palestina. La consecuencia es que hay todo un grupo de residentes permanentes que, como aseveró correctamente la Corte, merecen ser tratados más como ciudadanos que como residentes permanentes en muchos aspectos.

Pero en este caso particular tal distinción –por lo demás válida– es completamente irrelevante. Al fin y al cabo, el caso no tenía que ver con los residentes normales y corrientes de Jerusalén Este, que, a falta de pruebas en contrario, es razonable aceptar que Ia Corte considera Israel como su hogar principal. Atañía específicamente a unos individuos que optaron por servir a un Gobierno extranjero en representación de una organización terrorista, y que por lo tanto declararon que su lealtad a esa entidad extranjera sustituía a su lealtad a Israel.

Si puedes renunciar a la ciudadanía para trabajar para un Gobierno extranjero, puedes desde luego renunciar a la residencia permanente. Después de todo, no hay duda de que los funcionarios de Hamás no merecen más derechos que los israelíes. Sin embargo, eso es exactamente lo que les concedió la Corte: los oficiales de Hamás pueden conservar la doble nacionalidad aunque su otra nacionalidad sea la enemiga más acérrima de Israel, mientras que los oficiales israelíes no pueden hacer lo propio aunque su otro país sea una estrecho aliado de Israel.

Además, es claramente razonable esperar que quien elige trabajar para un Gobierno extranjero se mude a la jurisdicción de ese Gobierno, salvo impedimentos extraordinarios. En este caso no existían dichos impedimentos, como demostró el que dos de ellos se trasladaran de hecho a Ramala tras perder su permiso de residencia israelí (los otros dos fueron detenidos por Israel por motivos ajenos al caso).  

Incluso los jueces de la mayoría parecieron darse cuenta de lo endeble que era su argumento. Uzi Vogelman, que redactó el dictamen, dijo, en unas declaraciones absolutamente asombrosas: “Nuestra decisión interpretativa no se ha centrado específicamente en la parte demandante, sino en una cuestión interpretativa de aplicabilidad general a los residentes de Jerusalén Este”. Cómo un tribunal puede decidir sobre un caso sin centrarse en él es algo que se me escapa.

Presumiblemente, esta sentencia tendrá una aplicación limitada. Al fin y al cabo, ¿cuántos palestinos de Jerusalén Este van a convertirse en miembros del Gobierno palestino en representación de Hamás? Pero, en realidad, las implicaciones son amplias, porque si ni siquiera jurar lealtad a un Gobierno extranjero en representación de una organización terrorista comprometida con la destrucción de Israel basta para hacer que un palestino pierda su permiso de residencia israelí, y sus consiguientes beneficios, ¿qué demonios hace falta? Nada que se me ocurra. Por lo tanto, los defensores de Hamás en Jerusalén se verán ahora alentados a intensificar toda clase de actividades en nombre de su organización, sabedores de que no tendrá por consecuencia su expulsión del país.   

El activismo judicial de la Corte lastra la capacidad del Gobierno en casi todos los ámbitos, como expliqué en Mosaic el año pasado y han demostrado varias sentencias en los últimos meses, que con razón han indignado a numerosos miembros de los partidos gobernantes. Pero la sentencia de la semana pasada podría haber sido un punto de inflexión: como reacción, la ministra de Justicia, Ayelet Shaked, y su partido, Hogar Judío, propusieron un conjunto de leyes para contrarrestar los excesos de la Corte. Está por ver si se aprueban. Pero esta indignante sentencia en defensa de los legisladores de Hamás demuestra claramente su necesidad.

* Nota del editor: este artículo está fechado el lunes 18, y Netanyahu habló ante la Asamblea General el martes 19. Pinche aquí para leer su discurso (en inglés).

© Versión original (en inglés): Commentary
© Versión en español: Revista El Medio

Corea del Norte estaría a punto de iniciar una tercera guerra mundial: Un nuevo temblor en Corea del Norte abre las sospechas sobre si se trata de un sismo o una prueba nuclear

¿Qué espera Donald Trump y la ONU para aniquilar a este país? Todos sabemos que sería cuestión de minutos, para borrar a este país del mapa. Los rusos y los chinos no van a intervenir en su ayuda.

Un terremoto de 3,4 grados de magnitud en la escala de Richter sacudió este sábado el noreste de la península coreana. Aunque la agencia meteorológica surcoreana ha estimado inicialmente que se trataría de un temblor natural, el Centro Nacional de Terremotos de China aseguró que probablemente fue causado por una explosión

Se registró un sismo este sábado en la parte noreste de Corea del Norte (AFP)

Se registró un sismo este sábado en la parte noreste de Corea del Norte (AFP)

El temblor de tierra de 3,4 grados de magnitud en la escala de Richter que sacudió hoy Corea del Norte tiene un epicentro similar al ocurrido el pasado 3 de septiembre, por lo que podría haber sido causado también por una prueba nuclear del régimen de Pyongyang, informó la agencia estatal Xinhua.

El Centro Nacional de Terremotos de China (CENC, por sus siglas en inglés) detectó este seísmo, con una profundidad de cero kilómetros, que tuvo su epicentro a 41,36 grados latitud norte y 129,06 latitud este.

Aunque la agencia meteorológica surcoreana ha estimado inicialmente que se trataría de un temblor natural no provocado por una nueva prueba nuclear, el CENC aseguró que probablemente fue causado por una explosión.

Prueba nuclear de Corea del Norte (Reuters)

Prueba nuclear de Corea del Norte (Reuters)

El seísmo, registrado a las 16:09 hora local de Corea del Norte (07:29 GMT), se ha detectado en el condado de Kilju, donde se encuentra la base nuclear norcoreana en la que el régimen de Kim Jong-un realizó el pasado 3 de septiembre su sexta prueba nuclear.

Este nuevo temblor se produce después de que ayer el líder norcoreano Kim Jong-un advirtiera al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que pagará muy caro por su “excéntrico” discurso ante la ONU, en el que amenazó con destruir totalmente Corea del Norte.

Poco después, el ministro de Asuntos Exteriores norcoreano, Ri Yong-ho, comentó en Nueva York, donde asiste a la Asamblea General de la ONU, que la respuesta a la que se refiere Kim podría ser por el lanzamiento a modo de prueba de una bomba nuclear al océano Pacífico.

Ri Yong-ho

Ri Yong-ho

Las continuas pruebas armamentísticas del régimen de Pyongyang, que le han deparado ya dos nuevos paquetes de sanciones de la ONU solo en 2017, y la retórica beligerante de Trump han elevado en el último año el ambiente de tensión que se respira en la península coreana a niveles inéditos.

Esta mañana, el Ministerio de Comercio de China anunció que limitará el suministro de petróleo a Corea del Norte a partir del próximo 1 de octubre de acuerdo con las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU para presionar a Pyongyang a que detenga sus programas de desarrollo de armas nucleares y misiles.

China es el principal socio comercial de Pyongyang y, tradicionalmente, su principal apoyo político, pero en los últimos meses ha aceptado la aprobación de duras sanciones contra el país por parte del Consejo de Seguridad de la ONU.

Fuente: Infobae

Trump en la ONU: ¿quién es el loco?

El analista israelí Boaz Bismuth saluda el discurso pronunciado por Donald Trump ante la Asamblea General de Naciones Unidas y plantea una pregunta que incomodará a muchos de los detractores del presidente norteamericano.

(…) reconforta tener un presidente que habla en la ONU con un lenguaje diferente al (…) de los últimos ocho años. El 45º presidente de EEUU ve la conexión entre Corea del Norte e Irán como si fuera un primer ministro israelí. Les recuerdo que el estatus de Irán se elevó a la categoría de país normal en la Asamblea General de Naciones Unidas durante la era Obama. Trump lo ha vuelto a llevar a la esquina, donde Corea del Norte estaba sola. La revolución islámica, que ganó reconocimiento gracias al acuerdo nuclear, ha vuelto a ser vista como lo que es: una peligrosa perversión histórica que debe ser combatida.

(…)

Hemos visto al líder del mundo libre (…) hablar del régimen criminal de Siria, del acuerdo nuclear con Irán y de su deseo de ver un cambio de régimen en Teherán. Ha amenazado a Corea del Norte y criticado la dictadura socialista de Venezuela. Sus detractores llaman loco al presidente, pero, tras ocho años de discursos completamente opuestos [al suyo], deberíamos reconsiderar quién es el loco y quién el que ve la realidad tal como es.

Fuente: Revista El Medio

Nueva amenaza de Corea del Norte: “Infligiremos el mayor dolor que jamás hayan conocido”

El régimen de Kim Jong-un rechazó las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad y aseguró que está dispuesto a utilizar todos sus medios contra EEUU.

Este baby está confiado en que los chinos y los rusos van a ir en su ayuda en caso de que EE:UU. lo ataque. Podría estar muy equivocado.

Kim Jong-un, líder supremo de Corea del Norte

Kim Jong-un, líder supremo de Corea del Norte

Si ustedes recuerdan bien, cuando EE:UU, lanzó los 64 misiles tipo Tomahow contra la base aérea de Siria, los rusos no dijeron nada, se quedaron callados. Lo mismo sucedió cuando asesinaron al embajador ruso en Ankara, los rusos no tomaron represalias contra Turquía, un hasta ese entonces aliado de los gringos, ¿entonces que le hace pensar a Kim Yo un que los rusos y los chinos saldrán en defensa suya cuando los gringos lo estén bombardeando?

La dictadura de Corea del Norte repudió este martes las sanciones impuestas el lunes por el Consejo de Seguridad de la ONU y volvió a amenazar al mundo y, en especial, a Estados Unidos, que presentó la propuesta que fue aprobada por unanimidad.

“Las próximas medidas de la RPDC (República Popular Democrática de Corea, el nombre oficial de Corea del Norte) infligirán a Estados Unidos el mayor dolor que jamás hayan conocido en su historia”, advirtió el embajador norcoreano Tae Song Han ante la conferencia de desarme en Ginebra.

“La RPDC está dispuesta a hacer uso de todos los medios”, aseguró.

El diplomático norcoreano calificó las nuevas sanciones de “despiadadas”, y remarcó que su delegación “rechaza categóricamente la última resolución” del Consejo de Seguridad.

El Consejo de Seguridad de la ONU aplicó nuevas sanciones contra Corea del Norte (AP)

El Consejo de Seguridad de la ONU aplicó nuevas sanciones contra Corea del Norte (AP)

“La adopción de esta resolución (…) es una manifestación extrema de la voluntad estadounidense de eliminar a cualquier precio el sistema ideológico y social de la RPDC y sus habitantes”, agregó Tae Song Han.

Asimismo, acusó a Washington de que “en lugar de hacer un análisis racional (…) está obsesionado con el desarrollo de la fuerza nuclear de la RPDC”, y afirmó que ni “las sanciones ni las presiones impedirán a la RPDC marchar hacia adelante”.

Esta octava serie de medidas, aprobadas por China y Rusia, los apoyos más cercanos de Corea del Norte, tienen por objetivo penalizar al régimen de Kim Jong-un por su prueba nuclear del 3 de septiembre. A través de estas sanciones, cada vez más severas, la ONU espera lograr que Pyongyang negocie su programa nuclear y balístico.

Las sanciones prohíben las exportaciones textiles y restringen el suministro en petróleo y gas. Un mes atrás, la ONU adoptó otro paquete de medidas que vetaba las exportaciones norcoreanas de carbón, hierro, otros metales, pescado y mariscos, tras el lanzamiento de un misil de medio alcance que sobrevoló Japón.

Infobae