Sólo la extrema derecha puede hacer frente y vencer al islamismo asesino y a los que minan y destruyen la civilización occidental

A. Robles.- Fortes fortuna adiuvat (La fortuna ayuda a los fuertes) He utilizado a propósito el término “extrema derecha”. Y debemos hacerlo con todas esas expresiones-policía que han sido y son utilizadas por el perverso Sistema como modo de ahuyentar los espíritus blandengues de una población europea que está siendo inexorablemente conducida a la muerte. Como utilizar la llegada del coco para controlar el instinto reflejo de un niño. La exigencia que se nos impone pasa por quebrantar todos los prejuiciosos tabúes que han sido impuestos a la población del entero Occidente para exorcizar los únicos demonios que pueden impedir el progresivo desmoronamiento de esta vieja e irremplazable civilización.

En este pavoroso contexto de atentados terroristas perpetrados por islamistas al que los dirigentes europeos concedieron asilo y cobijo en nuestro suelo, no parece disparatado afirmar que las ideologías clásicas están siendo letales para Europa: sometimiento de los productores al dictado de los mercados, deshumanización del hombre, desarraigo familiar, debilitamiento moral, reversión étnica, adoctrinamiento de nuestros jóvenes en la perversión, el relativismo y el nihilismo, islamización de nuestras ciudades… Al liberalismo se debe la mayor parte del proceso que mina y destruye la que se ha venido llamando civilización occidental, que no es otra, como decía Pio X, en “Notre charge apostólique” (1,11) que “la civilización cristiana”, vivificada por la fe y hecha cultura.

En nuestro tiempo, y con la fuerza y extensión de una metástasis colectiva, se hace presente el liberalismo, no solo en la política y en la economía, sino en la Iglesia; y me atrevo a decir que ha calado tan profundamente, que podemos hablar de un liberalismo semántico, que hace un juego de palabras, al darles, una significación distinta, y aun contraria, a aquella que le es propia.

Asentada pues la necesidad de reivindicar con orgullo lo que ellos más detestan, se nos ofrece la posibilidad de presentarnos ante Occidente como los únicos depositarios del antivirus que es causa de nuestra mortificación, sin que el enfermo parezca aún tener conciencia de la naturaleza de su mal. Terminará teniéndola. La élite política y financiera de Occidente lo sabe. Y por eso están aterrorizados y lo demuestran cada día. Han creado un monstruo que ha terminado por ser incontrolable. De momento, los mortíferos efectos de su descontrol lo han padecido cientos de europeos en Madrid, París, Niza, Berlín, Múnich, Estocolmo… La espiral de muertes no hará sino crecer y robustecer la credibilidad de los únicos europeos que nunca ocultaron el verdadero nombre de la enfermedad, ni las recetas que eran necesarias para su erradicación antes de que sea demasiado tarde.


Lo sucedido el pasado viernes en Múnich constata hasta qué punto los dirigentes europeos están dispuestos a aceptar los inevitables daños colaterales que trae aparejado el siniestro plan de reducir a la población autóctona europea, convirtiéndola en minoritaria dentro de sus respectivos países. Mientras sigamos postrados en el altar de la multiculturalidad a la espera de nuestra inmolación, mientras las expectativas vitales de la población estén siendo orientadas hacia los frondosos caminos de la telebasura, el fútbol y ahora los Pokemon como última y ritulante moda, no nos quedará esperar más que desolación y muerte. La élite europea tiene asumida la inevitabilidad de ambas cosas, da igual en qué número, pero necesitan que el espíritu crítico del pueblo, su instinto rebelde, siga siendo tan estéril como una plantación de plátanos en la tundra siberiana.

Lo único que a esa élite parece ya inquietarles es el único grupo que, afortunadamente y de forma creciente, puede espolear el ánimo de la gente hasta convertirlo en un corazón unido e inexpugnable para los proyectos eugenésicos en marcha. Para cumplir sus objetivos y hacer frente a los que aquí defendemos, han adulterado principios y enajenado voluntades, han mixtificado la Verdad suprema que la Iglesia hasta hace poco defendía, han promovido modas ideológicas que no son sino la conservación y propagación del virus latente, han generado un lacerante estado de inconciencia absoluta, han alterado los principios maniqueos sobre los que se asienta la moral natural, han relativizado hasta el derecho a nacer. Lo único que no han podido es doblegar al único movimiento político que ha escapado de sus siniestras manos. De ahí se entiende la obsesión con la llamada extrema derecha y todo el cúmulo de normas y campañas que han sido puestas en marcha para su aniquilamiento social.

Empiezan a tener inquietantes dudas sobre la culminación de sus planes. No de otra forma se entiende lo ocurrido el pasado viernes tras la matanza de Múnich. Con el rifle del islamista iraní aún humeante en la capital bábara, medios de todo el mundo se lanzaron a la sincronizada tarea de culpar del suceso a supuestos tiradores alemanes de ideología nazi. Esta fútil estrategia nos confirma hasta qué punto la élite europea tiene ya interiorizado como inevitable el sufrimiento de los europeos. Prender la llama en un edificio lleno de gente no es tan importante como la mano incendiaria. Evitar las devastadoras consecuencias del fuego les importa menos, infinitamente, que la providencial aparición de un bombero de signo ideológico distinto al de los pirómanos y que sea capaz de sofocar las llamas.

El día después en Múnich: la misma letanía.

El día después, la misma letanía.

Los titulares de la prensa occidental eran tan extravagantes como irrespetuosos con las víctimas. El pistolero iraní de 19 años no sólo segó la vida de una decena de inocentes, sino también el escaso sentido común que pudieran conservar algunos periodistas. AD se mantuvo en sus trece y, pese a la avalancha informativa que apuntaba a la autoría “neonazi” del crimen, mantuvimos nuestro firme convencimiento de que se trataba de una nueva dosis de envenenado islamismo en el paladar hendido de políticos y periodistas. Hasta la cadena televisiva de los obispos españoles se lanzó apresuradamente, con el habitual énfasis y engolamiento que requería la ocasión, a establecer paralelismos entre el pistolero “ultraderechista” de Múnich y el noruego masón Anders Behring Breivik. El suceso del viernes y sus postreras reacciones deberían despertar a los más incrédulos de su resignado amodorramiento. Deberían empezar a creer en que sólo desde las certezas que aquí mantenemos podrían salvar sus vidas. Y con las de ellos, las de todos.

La ridícula teoría replicada irresponsablemente –mostrando cómo se construye la narrativa del terror– sobre el complot neonazi en la matanza de Múnich no se detuvo en barras cuando se descubrió que el matarife desgranaba suras coránicas y profesaba, cómo no, la “religión de la paz”. Resueltos como están los promotores de la islamización de Europa a que el peso de la indignación popular europea no caíga sobre sus cómplices en este ceremonia de destrucción y muerte, comenzó a abrirse paso en los titulares el consabido cuento chino del asesino solitario psicópata sin ninguna motivación religiosa. Debemos preguntarnos qué extraña y alambicada circunstancia hace que los asesinos psicópatas sean siempre los mismos. Incluso aún hoy domingo han aparecido titulares en los que se coloca a Breivik como el inspirador de la matanza. ¿Cuántas muertes deberán producirse para que el islamismo asesino pierda los atenuantes a que obliga el proyecto mundialista? Visto lo visto, no concibo esperanza alguna.

En definitiva, que para una parte de la prensa oficial europea, lo importante no son los hechos destructivos, sino la demonización de cualquier persona o grupo que trate de impedirlos, llámese Donald Trump o el Frente Nacional francés. Lo que en realidad deberíamos aprender de esta lección es que sólo la derecha patriota y contraria a los planes mundialistas puede poner fin a tanto engaño, tanta mentira, tanta muerte predestinada y tanto sufrimiento.


La casta política y financiera está a la altura de los delincuentes. Las ideologías tradicionales son ya un monumental desastre, un fiasco superlativo. Desde la América de Trump hasta la Francia de Marine Le Pen, cada vez más gente está cabreada. Si no encuentran una voz en las fuerzas de gobierno, acabarán por hacerse escuchar saliendo del sistema. Si no creen que el orden global funciona para ellos, el Brexit amenaza con convertirse sólo en el comienzo de una descomposición de los planes mundialistas.

Hasta muchos escépticos reconocen que los monumentales errores que ha traído consigo la multiculturalidad están destruyendo Europa.

Se engañan quienes piensen que éste es un problema partidista. El fracaso es de todos los que a contrapelo de la tradición, de la historia y del sentido común, se obstinaron en vaciar los ideales tradicionales europeos para sustituirlos por otros que no podrán ser aceptados nunca sin alterar nuestro compromiso humano.

Luego está el lado cómico. En medio de centenares de muertos europeos que el terrorismo islámico lleva acumulados, políticos como Hollande y Merkel continúan su tarea depredadora con manifiesta impasibilidad. Si viniesen los marcianos, también seguirían haciendo lo mismo.

Nos están islamizando Europa, la han llenado de criminales y siguen como si no fuera con ellos. Los barrios más humildes van camino de albanokosovorizarse y ellos continúan ajenos al drama en sus residencias de lujo, rodeados de seguridad privada y de una legión de aduladores. Desde el cabo de Gata hasta el río Elba, se han hecho acreedores de nuestro odio y de nuestro desprecio.

El tirador de Munich, Ali David Sonboly,

El tirador de Munich, Ali David Sonboly,

Espero que los españoles con apego a su supervivencia colectiva reaccionen como ya lo están haciendo millones de europeos. Nada nos cabe esperar de quienes han pervertido la Historia, la moral natural, el sentido comunal de pertenencia a un pasado y hasta el lenguaje, para impedir cualquier tentativa efectiva de cambio, deseando que balemos sin cesar como tiernos corderos, anhelando que nos apacenten.

Desde 1945 están utilizando este gran continente como pantalla, pero todo se ventila a espaldas de los intereses de la gente. Se identifican antes con sus partidos, con la familia real de Arabia Saudí, con las órdenes de Bruselas y las consignas de los Bilderberg que con su propio pueblo. Son la casta más cruel, despreciable y traidora a la que hayamos tenido que enfrentarnos nunca. Mil veces peores que Escipión Emiliano, el cónsul romano que puso cerco a Numancia; los almorávides de Tarik; los piratas de sir Francis Drake; los mamelucos de Napoleón o los indígenas de Abdelkrim.

Sin embargo, todas estas cosas que ahora nos ocurren, llevan años siendo anunciadas por muchos españoles buenos. A sus advertencias se les hizo oídos sordos y fueron difamados, perseguidos, civilmente asesinados y hasta encarcelados. Pedro Varela ha sido el último ejemplo. Muchos españoles de buena voluntad se dejaron engañar por los encantadores de serpientes y se creyeron la estafa, mil veces repetida, de que en las tramposas urnas estaría la panacea, la solución antiséptica a todas nuestras heridas.

Esa es la diferencia entre la talla de unos y la de otros. Mientras algunos renunciaron a todo para seguir a su pueblo, otros, muchos, por no decir todos los demás, ni siquiera se acuerdan hoy de que existimos.

Fuente: Alerta Digital

El perfil de los yihadistas occidentales que se unen a ISIS.

Entre EEUU, Canadá, Australia y Europa, hay 71.000 personas “preparadas para radicalizarse”. Una empresa de informática norteamericana recopiló datos masivos y desmontó varias creencias populares sobre su origenA través del análisis de datos masivos, ahora se puede conocer el perfil de los yihadistas occidentales

A través del análisis de datos masivos, ahora se puede conocer el perfil de los yihadistas occidentalesCrédito: AP

Para las mentes occidentales parece una incógnita. Un misterio. Una irracionalidad. ¿Cómo alguien puede sumarse a las filas de un grupo terrorista, y en especial a las de uno tan salvaje como el Estado Islámico? Los incentivos pueden ser muchos: la falta de oportunidades, el desánimo, el odio, suelen considerar los expertos. Pero ahora, a través de datos masivos más que de puras especulaciones, puede conocerse el perfil típico de quienes, teniendo un buen pasar, deciden aún así integrarse al ISIS.

Ocurre que el “big data” es probablemente una de las herramientas clave para derrotar a los yihadistas y científicos informáticos como Zeeshan ul-hassan Usmani, quien opera la compañía de datos masivos PredictifyMe, son fundamentales en esa tarea.

Usualmente, Usmani analiza datos de consumidores de las grandes empresas. Pero, tras los ataques en París y San Bernardino, decidió que no quería quedarse sólo en la condena de la violencia y en el rezo por las víctimas. Debía hacer algo más, por lo que comenzó a verter los datos recogidos sobre los reclutas de ISIS, al igual que suele hacerlo en su trabajo diario.

Usmani, un musulmán que nació en Pakistán pero que vive en Carolina del Norte, estima que hay 71.000 personas en Occidente –entre América del Norte, Australia y Europa– que están “preparadas para radicalizarse”.

“Siempre pensé que las personas más propensas a unirse a un grupo terrorista eran las personas que rezan cinco veces al día, que tienen barba, que son muy piadosas y que asisten a una mezquita radical”, manifestó. Pero luego descubrió que se trata generalmente de seculares que se radicalizan.

QUIENES SE SUMAN AL TERRORISMO SUELEN SER EDUCADOS Y PROVENIR DE FAMILIAS DE CLASE MEDIA O ALTA

El perfil yihadista

Quienes están listos para radicalizare, en palabras de este científico, son típicamente hombres jóvenes. Él los llama “Jillennials”: los yihadistas de este siglo. Para analizarlos, Usmani analizó las características de la población musulmana de cada país europeo, la islamofobia, las posibilidades de empleo, la inmigración, el tipo de islam pregonado en cada una de las naciones y cuántos son arrestados.

Pese a que usualmente se considera que se trata de gente sin oportunidades y de clases bajas, Usmani muestra que quienes se suman a las filas terroristas son propensos a ser educados y a provenir de familias de clase media o alta, según le dijo a la CNN.

Sus hallazgos parecen consistentes: coinciden con aquellos encontrados en una reciente investigación de la Institución Brookings en The ISIS Twitter Census y el informe ISIS in Americade la Universidad George Washington.

Enfocado en Europa, Usmani estuvo semanas analizando los datos recopilados de redes sociales como Facebook y Twitter, así como los casos de las personas acusadas de intentar sumarse a la organización terrorista.

“FRANCIA TIENE LA MAYOR POBLACIÓN MUSULMANA Y LA MAYOR POBLACIÓN CARCELARIA MUSULMANA”Los datos, según recopila la CNN, muestran que los reclutas:

“1) Están en la década de sus 20 años (la edad promedio es de 26 años)

2) Son predominantemente de sexo masculino (el 86% son hombres)

3) Suelen pertenecer a la clase media o alta (Usmani calcula que 73% de los reclutas y probables radicales son de clase media o ricos)

4) Es más probable que sean la segunda o tercera generación de inmigrantes (según Usman, es probable porque ellos no se logran sentir “en casa” en ninguna de las culturas)

5) No les gusta tomarse selfies (en Europa, más de la mitad de usuarios publican selfies, pero únicamente el 1% de los reclutas potenciales lo hacen, reveló Usmani)

6) Es mucho más probable que usen Android (casi el 70% tienen dispositivos Android, según Brookings)

7) Son más activos en Twitter que los usuarios promedio de Twitter (Brookings descubrió que el 62% de partidarios de ISIS habían tuiteado en el último mes frente a solamente el 13% de todos los usuarios de Twitter

8) Quieren ir al extranjero (GWU descubrió que cerca de la mitad intentó viajar al extranjero si vivían en el Oeste)”.

71.000 personas en Occidente están “listas para radicalizarse”

Radicalización en Francia

Los atentados en París no parecen haber sido casualidad. Según Usmani, Francia tiene la población más grande y lista para radicalizarse: son 27.000 personas. Le sigue, bien de lejos, Reino Unido, con algo más de 1.500.

“Francia tiene la mayor población musulmana y la mayor población carcelaria musulmana”, explica el científico informático, al señalar al país como un caldo de cultivo.

Usmani llega a otra conclusión: los terroristas suelen ser jóvenes que no enfrentan personalmente el racismo sino que escuchan sobre él y se enfadan por lo que perciben como “desaires sobre su comunidad”.

Infobae

El avance de ISIS en Libia enciende las alarmas en Occidente

George ChayaPor: George Chaya

Estados Unidos tiene la intención de trabajar con aliados regionales de la OTAN para neutralizar el avance del ISIS y recuperar sitios ocupados por el grupo terrorista en su ofensiva en el Norte de África

Terroristas del Estado Islámico en Libia queman instrumentos musicales, considerados inmorales por los musulmanes más radicalizados
Terroristas del Estado Islámico en Libia queman instrumentos musicales, considerados inmorales por los musulmanes más radicalizados

El Pentágono informo también que el secretario de Estado John Kerry afirmó durante la última reunión ministerial de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, que el éxito de la estrategia de Estados Unidos contra el ISIS en Libia depende de tener socios efectivos en tierra en los principales sitios de Libia donde las acciones y el terrorismo del Califato se ha expandido a través de grupos terroristas satelitales que han jurado lealtad al Califa Abu Bakr, y según John Kerry uno de los principales socios podría ser Egipto que lleva semanas combatiendo a los terroristas.

El funcionario destacó que se necesitará apoyo de fuerzas terrestres que puedan combatir al ISIS y declaró: “Estamos avanzando ya que las fuerzas egipcias han bombardeado duramente a los terroristas en Sirte, aunque no pudieron detener su avance y ellos se encuentran entre veinticinco a treinta millas de Trípoli, por lo que inmediato se debe evitar que los combatientes islamistas puedan sitiar la capital.

EL FORTALECIMIENTO DE BASES DEL TERROR EN LIBIA COMPROMETE SERIAMENTE LA SEGURIDAD Y ESTABILIDAD DE EUROPA CENTRAL Y OCCIDENTAL, ESPECIALMENTE A ITALIA, AL VATICANO, FRANCIA, BÉLGICA, ALEMANIA Y ESPAÑA

Kerry indicó también que los combatientes islamistas deben ser expulsados del noreste de Libia y del territorio y las ciudades donde han establecido sus principales centros de transporte y telecomunicaciones para evitar que se hagan fuertes tanto como lo han hecho en Irak y Siria, Kerry refirió que un fortalecimiento de bases del terror allí, compromete seriamente la seguridad y estabilidad de Europa central y occidental, especialmente a Italia, al Vaticano, Francia, Bélgica, Alemania y España de cara a futuras operaciones terroristas en suelo europeo de la que las agencias de seguridad europeas han informado y sobre lo que trabajan en cooperación con la Central de Inteligencia Americana (CIA).

Cuando se le preguntó acerca de la composición de las fuerzas de tierra y la disposición de los países de la región para contribuir militarmente, el funcionario estadounidense dijo: “EEUU da la bienvenida a cualquier esfuerzo por parte de los socios que luchan contra ISIS en Siria e Irak para hacerlo también en Libia. La batalla contra el grupo terrorista será larga y sin duda vamos a trabajar más estrechamente con nuestros socios”.

Ejecuciòn pública en Libia: el 8 de diciembre pasado, terroristas de ISIS decapitaron a dos hombres acusados de brujerìa en Sirte, ubicada a 430 kilómetros de Trípoli

Por otra parte, fuentes oficiales egipcias confirmaron, en declaraciones al diario saudita con base en Londres Sharq Al-Awsat, que el proyecto de Egipto con el objetivo de establecer una zona de seguridad en sus fronteras se fortalecerá debido a la escalada de las fuerzas militares del grupo terrorista en Libia en su arrolladora marcha dentro Libia, pero también por grupos afines tanto en Túnez como en Argelia.

Hasta el momento el único país europeo que está llevando conversaciones con las autoridades de la seguridad de El Cairo ha sido el gobierno francés que acompaña a la administración estadounidense en caso de Libia. Oficiales egipcios declararon bajo anonimato que es muy probable que una nueva secuencia bélica a gran escala este pronta a desatarse teniendo como epicentro Libia.

Infobae

Hey, Francia, Estados Unidos y Occidente, ISIS no ha terminado con ustedes, de hecho, apenas comienza.

“Estaremos llegando, vamos a llegar a aplastar a su país”, dicen los combatientes franceses de ISIS de cosecha propia, ya que emiten una advertencia a François Hollande con amenaza escalofriante de nuevos ataques a Francia, sólo 24 horas después de que el grupo utilizó imágenes de la película de la Torre Eiffel, el colapso de la torre en otro video.

Clic en el siguiente enlace para ver el video:

http://www.dailymail.co.uk/embed/video/1231672.html

En la última semana, los vídeos también han lanzado ataques amenazantes sobre Nueva York y la capital estadounidense de Washington DC. En el video escalofriante a continuación, ISIS se burla del liderazgo estadounidense.

Clic en el siguiente enlace para ver el video:
http://www.dailymail.co.uk/embed/video/1231868.html

Rusia desafía a Occidente: anunció un acuerdo de venta de misiles antiaéreos al régimen de Irán

Es un sistema de proyectiles S-300 que será entregado por Moscú a sus aliados de la Guardia Revolucionaria. Vladimir Putin asegura que son armas defensivas, pero Israel, EEUU y Arabia Saudita se oponen a la operación

Rusia anunció este lunes que ya ha firmado con Irán el contrato para el suministro a Teherán de los misiles antiaéreos S-300, pese a las enérgicas protestas de Israel y las reticencias de los Estados Unidos y Arabia Saudita.

“El contrato no sólo ya ha sido firmado, sino que ya ha entrado en vigor”, anunció hoy lunes Serguéi Chémezov, presidente de la corporación estatal rusa Rostej, durante un salón internacional de aeronáutica en Dubái, citado por las agencias rusas.

Al igual que hiciera en su momento el presidente ruso, Vladimir Putin, Chémezov insistió en quese trata de un armamento defensivo y que Moscú está dispuesto a proporcionárselo a cualquier país de Oriente Medio.

“EL CONTRATO NO SÓLO YA HA SIDO FIRMADO, SINO QUE YA HA ENTRADO EN VIGOR”

El funcionario explicó que, una vez que Moscú cumpla la primera parte de la operación, Irán retirará la demanda que presentó contra Rusia ante los tribunales internacionales por incumplimiento de contrato.

Lo que no aclaró el funcionario ruso es a cuánto asciende la operación, el número de baterías que recibirá Irán y si se trata de los S-300 o de su versión modificada para la exportación, losAntey-2500.

Putin levantó a mediados de abril el veto presidencial al contrato después de que Irán y las grandes potencias alcanzaran poco antes un principio de acuerdo sobre el controvertido programa nuclear iraní.

Cómo crecerá la capacidad militar iraní
 

Los S-300, análogos a los Patriot norteamericanos, permitirán a Irán hacer frente a una posible invasión o ataque aéreo masivo israelí o estadounidense con cazas de la clase Stealth, helicópteros, bombarderos y misiles balísticos, según expertos.

Los israelíes temen que esas baterías, que tienen un alcance de hasta 200 kilómetros, permitan a Irán contar en breve con un invulnerable escudo antimisiles para defender sus infraestructuras vitales ante un posible ataque exterior.

El anterior contrato suscrito en 2007 para la venta de 40 baterías con cohetes tierra-aire fue suspendido voluntariamente por Rusia en 2010 tras las sanciones impuestas por la ONU contra la república islámica.

Israel siempre se ha mostrado contrario al suministro de armamento ruso a Teherán, como en 2005, cuando Irán compró los también sistemas antiaéreos rusos Tor M-1, contrato que Israel describió como una “puñalada en la espalda”.

Infobae

¿Por qué los musulmanes huyen hacia el ‘malvado Occidente’?

Info sobre la llegada de refugiados e inmigrantes a Europa en 2015.

Por Burak Bekdil

El difunto rey Abdalá de Jordania escribía en sus memorias:

La tragedia de los palestinos fue que la mayoría de sus líderes los paralizaron con la promesa falsa y carente de fundamento de que no estaban solos: 80 millones de árabes y 400 millones de musulmanes acudirían, instantánea y milagrosamente, en su rescate.

Décadas después, los sirios que huyen de la guerra civil en su patria son la espina dorsal de la tragedia mundial de los refugiados.

Oficialmente, la musulmana Turquía es quien acoge a un mayor número de refugiados sirios, 1.900.000. El Líbano alberga a 1,2 millones, Jordania a más de 600.000 y Egipto a más de 100.000. En total, cerca de cuatro millones de sirios, en su mayoría musulmanes.

Pero, curiosamente (o no), los refugiados arriesgan sus vidas tratando de pasar al Occidente predominantemente cristiano, al que la mayoría de ellos ha considerado perverso. Cientos de miles de refugiados se han dirigido a Grecia atravesando Turquía, o a Italia a través de Libia, y miles de ellos se han ahogado en difíciles travesías al volcar sus barcas hinchables en el Egeo y en el Mediterráneo.

Las autoridades de la UE afirman que la crisis de los refugiados “podría durar años”, y los países europeos trabajan día y noche para albergar a miles de sirios. Incluso países lejanos y no musulmanes, como Brasil, Chile y Venezuela, se han ofrecido a acoger a miles de refugiados.

¿Una tragedia? Sin duda, pero ¿de quién es la culpa? Según el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, es de Occidente. En marzo, Erdogan criticó a los occidentales por haber acogido sólo a 250.000 refugiados sirios. Según el primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, no son los vecinos de Siria quienes deberían pagar el precio, sino los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas: Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Francia y China.

En realidad, millones de musulmanes están tratando de llegar, a través de peligrosas rutas, a las fronteras de una civilización a la que, tradicionalmente, han culpado de todos los males del mundo, incluidos los de sus países. Los dirigentes turcos están acusando de la tragedia a los no musulmanes. Pero no dicen nada de los países ultrarricos en hidrocarburos de su región: ni una palabra sobre Arabia Saudí, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Omán, que (aunque emplean a gran número de trabajadores asiáticos) no han acogido a un solo refugiado musulmán sirio.

Esta historia muestra quién ha tratado a los refugiados musulmanes y sus problemas con relativo afecto y quién con evidente crueldad. Mientras que la mayoría de inmigrantes musulmanes en Occidente ha logrado integrarse en países como Gran Bretaña (sobre todo musulmanes de Pakistán y Bangladesh), Francia (particularmente musulmanes procedentes del norte de África) y Alemania (musulmanes turcos, en su mayoría), en el pasado los países árabes de acogida se han abstenido de conceder, por ejemplo, plena ciudadanía y otros derechos civiles a los refugiados palestinos.

En los años 70 y 80, cuando Arabia Saudí tenía escasez de mano de obra, reclutó a miles de surcoreanos y de otros trabajadores asiáticos, pero se negó a emplear a refugiados palestinos.

Hasta la Primera Guerra del Golfo, Kuwait empleaba a un gran número de palestinos, pero les negaba la ciudadanía. Tras la guerra, expulsó a 300.000.

Tras la caída de Sadam Husein, los refugiados palestinos de Irak sufrieron ataques sistemáticos de las milicias chiíes. Se les negó incluso la asistencia médica. En 2012, al menos 300.000 refugiados palestinos vivían en el Líbano. Human Rights Watch consideró que sus condiciones socioeconómicas eran “atroces”. Pero el Gobierno libanés ignoró reiteradamente sus solicitudes de que se les concedieran unos derechos de propiedad más amplios.

Antes del verano de 2012, Egipto mantenía una restrictiva política de entrada para los palestinos que cruzaban desde Gaza a territorio egipcio. Tenían que ser escoltados por agentes de seguridad, y a veces eran detenidos.

La crisis de los refugiados sirios, que se extiende desde Oriente Medio al corazón de Europa, es un nuevo episodio de un gran dilema con muchos aspectos: los musulmanes de Oriente Medio consideran que el Occidente cristiano es malvado, pero saben que los países cristianos son los mejores lugares para vivir, desde el punto de vista económico y político. Los ricos países árabes dan la espalda obstinadamente al drama de sus hermanos musulmanes, necesitados de una mano amiga. Y los hipócritas islamistas culpan de todo a Occidente.

Por desgracia, nadie cuestiona por qué los musulmanes antioccidentales van a Occidente; por quésus hermanos árabes musulmanes no mueven un dedo para ayudarles, y mucho menos les tienden la mano; o por qué los no musulmanes deberían pagar el precio de unas guerras exclusivamente intramusulmanas y de las oleadas de emigrantes que ocasionan.

Ésa es siempre la solución más fácil.

© Versión original (en inglés): Gatestone Institute
© Versión en español: Revista El Medio

Occidente presiona a Irán para llegar a un acuerdo nuclear a un día de la fecha límite.

Los países del G5+1 intentan este jueves acercarse a un histórico acuerdo sobre el programa atómico iraní para que el Congreso de Estados Unidos reciba el texto antes de que concluya el plazo el viernes

Los jefes de la diplomacia de las grandes potencias trataban de empujar a Irán este jueves a finalizar un histórico acuerdo nuclear para que pueda ser presentado en el Congreso estadounidense antes de que concluya el plazo el viernes.

Si el Congreso de Estados Unidos no recibe el texto antes del viernes por la mañana en Viena -medianoche en Washington- se alargará el proceso y no se descarta que se complique su aprobación.

Pero pese a esta presión y a las casi dos semanas de intensas negociaciones en la capital austriaca, no es seguro que se cierre un acuerdo que ponga fin a 13 años de estancamiento, independientemente del tiempo.

El presidente estadounidense, Barack Obama, habló el miércoles con su jefe de la diplomacia,John Kerry y con otros miembros de la delegación estadounidense por videoconferencia para “revisar los avances de las negociaciones hasta ahora y dar orientaciones”, informó a Casa Blanca en un breve comunicado.

Un día antes, el mandatario habría dicho a los senadores que las probabilidades de un acuerdoson “menos de 50-50”.

Un pacto final, que se negocia sobre la base del acuerdo marco alcanzado en abril, contribuiría al desmantelamiento de una parte de la infraestructura nuclear iraní para impedirle la fabricación de la bomba atómica.

Reuters

A cambio, la comunidad internacional iría retirando progresivamente las dolorosas sanciones impuestas a Irán – que niega que su proyecto sea dotarse con armas nucleares- cuando la agencia de Naciones Unidas encargada de la energía atómica verifique que Teherán cumple sus promesas.

“Nunca Irán y sus socios han estado tan cerca de un acuerdo final. Pero todavía está lejos de hacerse realidad. Todavía son necesarias decisiones políticas serias”, reconoció el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Mohammad Javad Zarif, en el Financial Times.

Un portavoz de la delegación iraní dijo el miércoles que no descarta que las negociaciones puedan prolongarse todavía varios días.

“Esperemos que hoy sea el último”, apuntó el jefe del programa nuclear iraní Akbar Salehi en su encuentro con el secretario de Estado de Energía estadounidense Ernest Moniz.

Algunos de los principales escollos en este complejísimo acuerdo son el calendario y el ritmo para levantar las sanciones y la verificación por Naciones Unidas del estado en que se encuentra el supuesto plan de Irán de desarrollar la bomba atómica.

@CatherineEUspox

Irán también insiste en que debería haber cambios en el embargo de Naciones Unidas a las armas y flexibilizar las restricciones de la venta de misiles, lo que preocupa a los rivales de Irán y aliados de Estados Unidos en la región.

El canciller ruso, Sergei Lavrov, dijo este jueves, que Rusia está a favor de levantar el embargo de armas “cuanto antes”.

El objetivo de las sanciones para que Irán se sentara a negociar “se ha alcanzado hace tiempo” y las armas ayudarían a Teherán a combatir al grupo yihadista Estado Islámico, un enemigo también de Estados Unidos, Irán y Rusia.

AP

“No hay problemas insuperables”

Los jefes de la diplomacia de Alemania, Francia y el Reino Unido se sumaron a las negociaciones el jueves. Faltan sus homólogos ruso y chino, que participan en la reunión de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) en Ufa (Rusia).

Kerry y Zarif se reunieron durante 40 minutos, su primer encuentro desde el martes, según fuentes estadounidenses.

Lavrov dijo desde Ufa que no quedan “problemas insuperables” y que puede viajar a Viena “en cualquier momento”.

Kerry habló por teléfono con su homólogo chino Wang Yi.

 

Un acuerdo con el G5+1 grupo -Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania- podría contribuir a normalizar las relaciones entre Irán y Occidente tras 35 años de desconfianza y enemistad.

Si el Congreso estadounidense no recibe el texto del acuerdo a tiempo, el periodo para revisarlo se duplica a 60 días, dando más tiempo a los opositores para rechazarlo. El proceso podría prolongarse en total 82 días.

Durante este tiempo Obama no puede suspender las sanciones del Congreso, las más dolorosas para Irán.

La experta Suzanne Moloney del Brookings Institution no cree que el Congreso estadounidense“rechace un acuerdo multilateral”.

No obstante, los legisladores estadounidenses podrían “crear problemas en la delicada fase que seguirá a la aprobación del acuerdo: su implementación”.

Fuente: Infobae