Archivo de la categoría: NAZISMO

Reveladas las simpatías nazis de la Autoridad Palestina.

Los adolescentes de la AP saben que Hitler era un héroe digno de ser admirado y emulado, un alto funcionario de Fatah dice que Hitler “no era moralmente corrupto”.

Los líderes de la Autoridad Palestina (AP) y Fatah albergan simpatías nazis, informó el Palestinian Media Watch (PMW).

La admiración de los “palestinos” hacia Hitler es una parte de la negación y distorsión del Holocausto judío.

En una entrevista televisiva en enero del 2016 con Ma’an , el alto funcionario del Comité Central Fatah Fatah, Tawfik Tirawi, dijo que “Hitler no era moralmente corrupto. Era atrevido”.

Su entrevistador árabe respondió: “¿Es esa la manera de hablar? Yo digo: tomemos un té y tomemos un descanso. Sería una pena que lo encarcelen debido a esta entrevista. Tomaremos té y tomaremos un descanso. deja a Hitler “.

Además de las 31 escuelas de la AP nombradas después de ser escuelas de terroristas, la Autoridad Palestina también nombró tres escuelas después de ser colaboradores nazis: una escuela fue un resultado que lleva el nombre del colaborador nazi y criminal de guerra Amin Al-Husseini y otros dos nombres del colaborador nazi Hassan Salameh.

Amin Al-Husseini era el Gran Mufti de Jerusalén en el momento del Mandato Británico. Durante la Segunda Guerra Mundial se trasladó a Berlín, donde colaboró ​​con los nazis y fue un asociado de Hitler. Al-Husseini era responsable de una división musulmana de las SS que asesinó a miles de serbios y croatas y estaba en la lista de Yugoslavia de criminales de guerra nazis mas buscados. Cuando los nazis ofrecieron liberar a 5.000 niños judíos, Al-Husseini luchó contra su liberación, lo que provocó que 5.000 niños fueran enviados a las cámaras de gas.

Hassan Salameh fue un líder de pandillas árabes en la región de Lod y Jaffa en las décadas de 1930 y 1940. Era un seguidor leal de Amin Al-Husseini. En 1941, Salameh fue reclutado para ser un agente nazi, y en 1944, fue enviado a una misión por los nazis en el Mandato Británico de Palestina, con el objetivo de iniciar una revuelta árabe contra los británicos y envenenar las fuentes de agua de Tel Aviv. La trama fue descubierta y frustrada por los británicos. En 1947, Al-Husseini nombró a Salameh comandante adjunto del ejército “Holy Jihad” que combatió a Israel en la Guerra de Independencia de 1948.

Adoptando el mensaje de la AP, al menos dos escuelas han publicado fotos de Hitler acompañadas con el texto, informó PMW. Una de las fotos dice: “Hitler dijo: ‘Pude haber aniquilado a todos los judíos del mundo, pero dejé algunos para que supieras por qué los aniquilé'”. Uno de ellos sigue estando accesible hoy en Facebook.

La simpatía de la AP con Amin Al-Husseini no se limita al Ministerio de Educación de la AP. Una publicación de junio del 2016 en la página de Facebook de las Fuerzas de Seguridad Nacional de la Autoridad Palestina, fue similarmente glorificado, con las palabras, “Muhammad Amin Al-Husseini – ‘Un derecho que se exige no se perderá’. Si hay un ejemplo práctico de este dicho, es Muhammad Amin Al-Husseini. Este hombre vivió la causa palestina hasta su último aliento. Después de su muerte, uno de los líderes de Israel dijo: ‘Israel debía ser creado 10 o 15 años después del comienzo del proyecto, pero Amin Al-Husseini lo llevó por décadas “.

La rama libanesa del Movimiento Fatah del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, argumentó en un artículo que las verdaderas víctimas de Hitler eran los “palestinos” y que el ex ministro británico de Asuntos Exteriores, Arthur Balfour, era él mismo un antisemita.

“La diferencia entre [Adolf] Hitler y Balfour en este campo fue que Balfour tenía colonias, entre ellas Palestina, y envió allí a los judíos para deshacerse de ellos. Hitler no tenía colonias y, por lo tanto, se deshizo de ellas. a través del exterminio. Sin embargo, las verdaderas víctimas tanto de Balfour como de Hitler fueron los palestinos y los árabes, y seguimos pagando el precio después de 100 años “, dijo Falestinona. la Comisión de Información y Cultura del partido Fatah del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, en el Líbano, escribió en su sitio web.

Además, Zayzafuna , una revista para niños financiada por la Autoridad Palestina, aceptó para su publicación una presentación de una niña de décimo grado que presentó a Hitler, no solo como una figura positiva, sino admirable porque mató a judíos para beneficiar a toda la humanidad.

La sumisión de la niña describe su sueño en el que conoció a cuatro personajes históricos heroicos y conversa con cada uno de ellos. Tres de ellos eran famosos musulmanes, entre ellos un ganador del Premio Nobel y un erudito de matemáticas, y el cuarto era Hitler.

“¿Tú eres el que mató a los judíos?” le dijo a Hitler en su sueño.

Hitler respondió: “Sí, Los maté para que todos supieran que son una nación que propaga la destrucción en todo el mundo. Y lo que les pido es que sean resilientes y pacientes con respecto al sufrimiento que Palestina está experimentando en sus manos. “

Concluyó su ensayo escribiendo: “Le dije [a Hitler]: ‘Gracias por el consejo'”. [ Zayzafuna , febrero del 2011]

Fuente: Arutz Sheva

Israel no olvida el nombre de los judíos asesinados en el Holocausto

Nikki Haley durante su visita a la Sala de los Nombres de Yad Vashem Foto: Embajada de EE.UU. en Tel Aviv Wikimedia CC BY.20

Israel conmemoró el Día del Holocausto con dos minutos de silencio y la lectura de los nombres y apellidos de algunos de los seis millones de judíos asesinados por los nazis, con el fin de honrar su memoria y de recordarle al mundo que no se trata “de números, sino de personas”.

A las 10.00 se activaron las alarmas antiaéreas que resonaron por todo el país durante los dos minutos de silencio, mientras los peatones interrumpían su marcha en señal de respeto.

Los coches que en ese momento circulaban por las calles, e incluso por el medio de abarrotadas autopistas, se detuvieron y muchos de sus ocupantes abandonaron los vehículos y permanecieron en pie en señal de respeto.

El principal acto conmemorativo tuvo lugar en Yad Vashem (Museo del Holocausto) de Jerusalén, donde el presidente de la Knéset (Parlamento), Yuli Edelstein y el primer ministro, Biniamín Netanyahu, depositaron una ofrenda floral.

No les acompañó el presidente, Reuvén Rivlin, que esta llegó a Polonia, acompañado de una delegación de fuerzas de seguridad nacionales, para encabezar la denominada “Marcha de los Vivos”, que cada año discurre entre los campos de concentración de Auschwitz y de Birkenau, donde los nazis asesinaron a más de un millón de judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

En el museo fueron depositadas alrededor de un centenar de coronas en la denominada Plaza del Gueto de Varsovia, procedentes en su mayoría de fundaciones y Asociaciones de Amigos del Yad Vashem de países tan diversos como México, España, Bulgaria o Serbia.

“El 96% de los judíos de Tesalónica fueron exterminados durante el Holocausto”, dice Mazal Kapetas, descendiente de judíos sefardíes que emigraron a Israel en 1931, poco antes de colocar una de las coronas de flores en nombre de los sobrevivientes de origen griego que permanecen en el país.

El acto conmemorativo culminó con la lectura de los nombres de antepasados judíos que no sobrevivieron a la Shoá (término hebreo para referirse al Holocausto), y en cuyo recuerdo sus familiares dejaron rosas blancas y amarillas sobre los nombres de campos de concentración grabados en el suelo del Memorial del Recuerdo.

“Estoy aquí para recordar los nombres de mi abuelo y de mi abuela, que nunca tuve la oportunidad de conocer, asesinados por los nazis en una ciudad de Ucrania y enterrados en una fosa común”, explica la israelí Nira Rokaj.

“Eran personas con amigos, con familia, con vecinos. Personas. Nunca podré verles como meros números”, medita mientras aguarda su momento para honrar a sus antepasados perdidos: “vengo casi cada año, es lo único que puedo hacer y lo único que me conecta con ellos”.

Israel marca este día siempre una semana antes de su independencia, de acuerdo con el calendario hebreo, y en él conmemora el levantamiento del gueto de Varsovia, la rebelión judía contra los nazis de la Polonia ocupada de 1943, que intentó impedir el traslado de la población que quedaba al campo de exterminio de Treblinka.

Aquel levantamiento jugó un papel importante en la subsiguiente identidad judía e israelí, que a partir de entonces desarrolló el principio de que nunca más los judíos se mostrarían indefensos ante una amenaza de aniquilación.

“Durante el Holocausto éramos impotentes, no teníamos voz, pero hoy somos un Estado fuerte”, afirmó Netanyahu en el discurso de apertura de esta conmemoración, en el que recordó los peligros actuales de un Estado que próximamente celebrará el 70 aniversario de su fundación.

En el resto del mundo el Día en Memoria de las Víctimas del Holocausto es el 27 de enero, cuando también se rinde homenaje al medio millón de gitanos y a los miles de homosexuales, entre otras minorías y grupos como niños, discapacitados o enfermos, que fueron asesinados durante este genocidio.

Hasta el fin de la jornada instituciones públicas, bases militares y colegios albergarán eventos y conmemoraciones por todo el país, incluidas charlas durante las que algunos de los 200.000 sobrevivientes que todavía quedan en Israel narrarán sus vivencias para mantener la historia viva. 

Fuente: Aurora

Israel observa dos minutos de silencio por los seis millones de judíos asesinados por los nazis

Los israelíes paralizaron totalmente su actividad durante dos minutos mientras sonaron las alarmas antiaéreas en todo el país, para rememorar y honrar a los seis millones de judíos muertos por el nazismo en el Día de Recuerdo del Holocausto.

“Cuando llega este día y suenan las sirenas se me pone la piel de gallina”, dijo Yaakov Hazón, segundos después de que la sirena se apagase y la céntrica calle de Yafo (Jaffa) recobrase su normal agitación.

“Y en esos minutos solo puedo pensar en aquel genocidio masivo y en toda esa gente que no llegó a conocer Israel”, lamentó Hazón.

A las diez de la mañana, Israel se detuvo: los autobuses y coches se pararon en calles y autopistas, algunos conductores permanecieron dentro de los vehículos y otros salieron en actitud recogida.

Algunos peatones se emocionaron, otros rezaron y muchos filmaron con sus teléfonos.

Décadas después de la liberación de los campos de exterminio nazis, el Día de Recuerdo del Holocausto se señala con solemnidad en Israel; la tarde previa, comercios, restaurantes y tiendas se cierran y durante 24 horas la televisión y la radio retransmiten programas relacionados con la Shoá (Holocausto en hebreo).

La fecha se conmemora en la misma fecha en la que tuvo lugar el levantamiento del gueto de Varsovia, la rebelión judía malograda contra los nazis de la Polonia ocupada de 1943 para impedir el traslado de lo que quedaba de la población al campo de exterminio de Treblinka.

Aquel levantamiento jugó un papel importante en la subsiguiente identidad judía e israelí, que desarrolló entonces el principio de que nunca más los judíos quedarían indefensos frente a la aniquilación.

A lo largo del día habrá ceremonias por todo el país, en escuelas, instituciones públicas y bases militares.

La mayoría de colegios incluyen en sus actos la presencia de alguno de los 200.000 sobrevivientes que aún quedan en Israel y que les relatan su historia. 

Fuente: Aurora

Murió Oskar Gröning, el “contable” de Auschwitz

El encargado de buscar entre los bolsillos de las víctimas los campos de concentración falleció a los 96 años.

Oskar Gröning fue condenado a cuatro años de prisión en 2015. EFE

El ‘contable de Auschwitz’, el alemán Oskar Gröning, murió a los 96 años, anunció este lunes el diario regional Hannoversche Allgemeine Zeitung.

Gröning llegó a Auschwitz como miembro de las SS, a los 21. Su trabajo allí entre 1942 y 1944 le valió una condena a cuatro años de prisión que estaba pagando desde 2015: Recogía el dinero del equipaje de los judíos. Separaba zlotys polacos, dracmas griegos, francos franceses, florines holandeses, liras italianas. A continuación, envió las monedas y los billetes robados a la sede de las SS en Berlín. 

Gröning fue condenado en 2015 por su complicidad en el asesinato de 300.000 judíos

“Llegó un nuevo vagón. Me tocó el turno en la rampa y mi trabajo consistía en vigilar el equipaje. A los judíos, ya los habían sacado antes. En el suelo sólo quedaban los restos sucios. De repente, se escucharon los gritos de un bebé. Estaba en la rampa, envuelto en harapos. La madre lo dejó atrás, quizás, porque sabía que a las mujeres con bebés, las enviaban directamente a las cámaras de gas. Vi como un miembro de las SS cogió al bebé por las piernas. Le molestaron sus chillidos. Entonces, lanzó al bebé con la cabeza contra las barras de hierro de un camión, hasta que se calló”, recordó Oscar Gröning su primer día de trabajo en el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau en 1942, en una entrevista al diario Der Spiegel.

Oskar Gröning sirvió en Auschwitz entre 1942 y 1944

Al final de su temporada en los campos de concentación, Gröning fue trasladado al frente de combate. y solo siete décadas después, le acusaron de haber contribuido que el régimen alemán obtuviera ventajas económicos y de haber sido cómplice de la muerte de más de 300.000 personas.

Oskar Gröning fueuno de los mil millones de personas que formaban parte de la enorme máquina de matanza: el holocausto. Muchos de ellos nunca fueron juzgados, algunos recibieron unas condenas leves o fueron absuletos y siguien viviendo en la sociedad alemana hasta hoy en día.

En los últimos años el proceso judicial contra Gröning fue interrumpido varias veces por su estado de salud

De los más de seis mil empleados de Auschwitz, unos ochocientos fueron condenados, la mayoría de ellos en tribunales polacos. En Alemania, sólo unas cinquenta personas que realizaron labores en Auschwitz recibieron condenas.

Gröning es uno de ellos. Durante el juicio en 2015, reconoció su falta de moral y pidió disculpas. Cuando se dió a conocer la sentencia: 4 años de prisión, se presentó un recurso por su edad y no cumplió la condena. Dos años después, el 29 de noviembre 2017, un comunicado de la corte de Celle declaró que “En base a la opinión de los expertos, el tribunal estima que el condenado es apto para cumplir su pena a pesar de su avanzada edad”, de acuerdo con AFP.

¿Por qué tardaron tanto en denunciar a Oskar Gröning?

Hace 40 años, la justicia alemana ya sabía quién era Oskar Gröning. No era un nombre desconocido. En 1977 en Fráncfort, pesquisaron el pasado oscuro del miembro de SS y 61 otros, pero 8 años más tarde el fiscal dejó las investigaciones. La justificación escrita por qué se cerró el acta falta hasta hoy en día, según Der Tagesspiegel.

Pero la razón, por que Oskar Gröning no fue juzgado antes, es por unos nuevos reglamentos judiciales que entraron en vigor en 2011. A partir de este año, la justicia ya no necesitaba pruebas de que existió una participación directa en las matanzas en los campos de concentración. Esta enmienda permitió a juzgar a cualquier persona que servía en los campos, desde los cocineros hasta el personal médico.

¿Por qué los trabajadores de Auschwitz-Birkenau fueron juzgados distintos?

Otro factor, que influyó en la tardanza del caso Gröning, fue porque la justicia alemana diferenció entre campos de exterminación y concentración. Esta distinción hizo que los trabajadores de Auschwitz fueron juzgados diferentes, que los de Sobibor, Treblinka y Chelmno. Estos últimos fueron clasificados como campos de exterminación, e independientemente del trabajo que uno ejercía, se hacía partícipe de la aniquilación sistemática de judíos, según el diario alemán die Zeit.

Mientras que Auschwitz-Birkenau fue clasificado como campo de exterminación y concentración. Esto implicaba que, hasta el año 2011, para los jueces no era suficiente que uno ejercía funciones organizativas y administrativas dentro del campo para hacerse culpable. En lugar de eso, se requería pruebas de la labor individual de cada uno de los acosados para poner en evidencia la relacion directa con la matanza.

“Auschwitz fue un lugar donde no no debía haber participado”, fue el comentario de abogado Cornelius Nestler, y argumentó en 2015 que “El señor Gröning participó, y por haber sido cómplice, será condenado. Muy tarde, pero no demasiado tarde”.

Fuente: El Espectador

Iglesias cristianas de Austria reconocen su complicidad con el nazismo

Hitler anuncia el Anchluss en Viena Foto: Bundesarchiv Bild 183-1987-0922-500 Wikimedia CC BY-SA 3.0 de ADN-ZB/Archiv Einmarsch der faschistischen deutschen Wehrmacht in Österreich und Annexion des Landes im März 1938. Ansprache Adolf Hitlers am 15. März 1938 auf dem Helden-Platz in Wien. 35143-38

Las iglesias cristianas de Austria han reconocido su parte de responsabilidad en los acontecimientos que llevaron a la anexión (“anchsluss”) de Austria por el Tercer Reich hace 80 años, e incluso su complicidad con la política nazi.

En una declaración, la presidencia del Consejo Ecuménico de Austria (ÖRKÖ) admite que “algunas iglesias no solo festejaron la anexión, sino que apoyaron también de lleno la política nacionalsocialista, sea el antisemitismo, sea la extinción de vidas consideradas sin valor”.

“Hoy (ese pasado) nos parece una traición al Evangelio que nos llena de vergüenza”, añade la declaración, emitida con motivo de cumplirse el próximo lunes 80 años del “Anschluss”, la anexión de Austria a la Alemania, iniciada en la noche del 11 al 12 de marzo de 1938.

Hitler cruza la frontera con Austria en marzo de 1938 Foto de autor desconocido del album de la colección privada de H.Blair Howell Wikimedia CC BY-SA 4.0

La resistencia al régimen nazi que imperó en los siete años siguientes fue “solo esporádica” en las iglesias, que deben reconocer su “culpa y fracaso por haber sido cómplices o haber mirado hacia otro lado”, prosigue la nota, publicada por Kathpress, la agencia de la Iglesia católica en Austria.

Tras recordar que “muchos austríacos fueron culpables”, la presidencia del Consejo Ecuménico resalta que “el espíritu maligno que allanó el suelo al régimen nazi también estaba presente en las iglesias cristianas”.

Finalmente, afirma que la “lección” aprendida de este “amargo reconocimiento” es que hoy hay que hacer todo lo necesario para “inmunizar a los seres humanos contra los eslóganes de falsos profetas” y hacer de Austria un “hogar para los perseguidos”.

Judíos obligados a limpiar las consignas pro-independentistas del pavimento inmediatamente después del Anschluss Foto: Dominio Público Wikimedia

Los primeros que sintieron la violencia nazi fueron los ciudadanos judíos, unos 200.000 solo en Viena, pero también se vieron perseguidos los gitanos, los minusválidos y los homosexuales, así como los socialdemócratas, comunistas, sindicalistas y numerosos intelectuales y artistas.

La mayoría de los judíos austríacos lograron emigrar pero unos 65.000 acabaron deportados y asesinados en diferentes campos de exterminio nazis.

Los actos dedicados a la memoria del capítulo más oscuro de la historia de Austria resultan este año especialmente delicados por la reciente subida al poder del ultraderechista Partido Liberal (FPÖ), pues algunos de sus militantes y dirigentes tienen problemas a la hora de distanciarse de forma clara del pasado nazi.

El FPÖ es aliado del democristiano Partido Popular (ÖVP), del canciller federal, Sebastian Kurz, y ambas formaciones conquistaron votos con un mensaje de rechazo a los refugiados y la inmigración. 

Fuente: Aurora

La distorsión de la historia de parte del gobierno polaco al sostener que los judíos participaron en el Holocausto

La reciente disputa diplomática entre Polonia e Israel por una ley que castiga a quienes hablan de una responsabilidad del primero en las matanzas sistemáticas encaradas por los nazis llegó a un nivel superior cuando el primer ministro habló de “perpetradores polacos y perpetradores judíos”. Los especialistas sostienen que la comparación es difícil de sostener

Sobrevivientes del Holocausto protestan contra la embajada polaca en Tel Aviv (AFP)

Sobrevivientes del Holocausto protestan contra la embajada polaca en Tel Aviv (AFP)

La disputa entre Polonia e Israel por el recuerdo y la interpretación del Holocausto comenzó hace más de un año, cuando la entonces primera ministro Beata Szydło, al mando de un gobierno ultraconservador, anunció sus intenciones de establecer una ley que penara con prisión a quien sostuviera en público la responsabilidad de los polacos en la masacre perpetrada por los nazis.

En su momento esta idea generó fuertes rechazos y un debate en torno a la expresión “campos de exterminio polaco”, concepto que deriva del hecho de que los principales campos fueron instalados por los nazis en Polonia, que aún no pudo ser saldado.

Szydło dejó el cargo pero su proyecto avanzó y la ley se aprobó a fines de enero de este año, reavivando viejas heridas y dando pie a una crisis diplomática entre lo gobiernos de Polonia e Israel.

El primer ministro polaco Mateusz Morawiecki dijo que “hubo perpetradores polacos del Holocausto así como hubo perpetradores judíos” (AFP)

El primer ministro polaco Mateusz Morawiecki dijo que “hubo perpetradores polacos del Holocausto así como hubo perpetradores judíos” (AFP)

El presidente polaco Andrezj Duda firmó la norma en febrero y subió la apuesta, aunque la envió también al Tribunal Constitucional para que se expresara al respecto.

Por su parte el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu advirtió en respuesta que “no podemos cambiar la Historia y el Holocausto no puede negarse”.

También los gobiernos de Estados Unidos y Francia, y las organizaciones judías internacionales, criticaron la ley que establece hasta tres años de prisión y fuertes multas para quien exprese la idea de que hubo responsabilidad polaca en el genocidio encarado por Alemania tras la ocupación del país.

Una escena de muerte y destrucción en Auschwitz, el más grande los campos de exterminio establecidos en Polonia

Una escena de muerte y destrucción en Auschwitz, el más grande los campos de exterminio establecidos en Polonia

El principal argumento es que esto podría impedir a las víctimas hablar de instancias de sufrimiento a manos de colaboradores polacos con el régimen de ocupación, que están debidamente documentadas.

Pero el gobierno del partido conservador y nacionalista Ley y Justicia (PiS, en polaco) se mantuvo firme, y el primer ministro polaco Mateusz Morawiecki afirmó el sábado que “hubo perpetradores polacos del Holocausto así como hubo perpetradores judíos”, agitando aún más las aguas.

Especialistas y académicos irrumpieron este miércoles en la polémica para referirse específicamente a esta frase de Morawiecki y ahondar en su origen y sus efectos, citados por el Times of Israel.

En la inmediata posguerra, policía judía en un campo de refugiados detiene a un ex “kapo”, un colaborador judío (Museo del Holocausto de Estados Unidos)

En la inmediata posguerra, policía judía en un campo de refugiados detiene a un ex “kapo”, un colaborador judío (Museo del Holocausto de Estados Unidos)

Técnicamente, Morawiecki tiene razón en hablar de “perpetradores judíos”, ya que hubo prisioneros que, bajo la amenaza de muerte, colaboraron con los carceleros en tareas de administración y gerencia de los campos de concentración.

De hecho, hasta el año 1972 se realizaron en Israel numerosos juicios en contra de estos colaboradores, destacó Rivka Brot, una investigadora de la Universidad de Bar-Ilan que realizó su tesis precisamente sobre estas instancias en la posguerra.

Incluso antes de la fundación de Israel, en 1948, ya se habían establecido cortes comunales entre los judíos para juzgar estos hechos, aunque fuera “simbólicamente” ya que no poesían autoridad.

 Los prisioneros judíos que colaboraron lo hacían bajo la amenaza inmediata de muerte

Brot consideró que el elemento ofensivo en los dichos de Morawiecki no es que mencionara al colaboracionismo judío, sino que los elevara al mismo nivel que el polaco.

“Los prisioneros judíos que colaboraron lo hacían bajo la amenaza inmediata de muerte”, dijo Brot al Times of Israel. “Los polacos sufrieron mucho bajo el dominio nazi, pero la mayoría no sufrió las mismas circunstancias que los judíos destinados al exterminio”, agregó.

Los típicos colaboradores judíos eran los llamados “kapos”, funcionarios y agentes de seguridad dentro de los campos y los ghettos, designados entre los prisioneros por los nazis.

Acusados de crímenes de guerra, entre los cuales aparecen cuatro “kapos” del campo de concentración de Dora-Mittelbau (Museo del Holocausto de Estados Unidos)

Acusados de crímenes de guerra, entre los cuales aparecen cuatro “kapos” del campo de concentración de Dora-Mittelbau (Museo del Holocausto de Estados Unidos)

Hubo también casos de judíos que entregaron a otros judíos escondidos, a cambio de que sus familiares fueran salvados de la muerte. El más famoso es el de Stella Kubler, que persiguió judíos durante toda la guerra a cambio de que no deportaran a su padres a los campos de exterminio.

No todos los “kapos” eran judíos, algunos provenían de otras minorías encarceladas en los campos, como los testigos de jehová, los romani, los sinti, prisioneros de guerra polacos, prisioneros políticos e  incluso criminales comunes alemanes.

Por esta razón algunos judíos enjuiciados sostuvieron en su defensa que aceptaban ser “kapos” para proteger a los judíos de agresiones dentro del campo.

 La acusación puede parecer similar, pero el contexto en el que actuaban es radicalmente distinto

Un caso aparte lo constituían los “jueces” que formaban parte de los “judenrats”, tribunales de justicia dentro de los ghettos que respondían entre los alemanes.

Dina Porat, directora de historia en el museo del Holocausto Yad Vashem en Israel, explicó que muchos acabaron suicidándose antes que aceptar impartir las condenas, mientras que otros aceptaron colaborar por miedo a represalias contra el ghetto.

También hubo casos de algunos que se regodearon en el poder. Esa fue la experiencia de Chaim Mordechai Rumkowski, que prácticamente dirigía el ghetto de Lodz como un rey, emitiendo moneda con su retrato y decidiendo quién era enviado a los campos de exterminio, especialmente los niños.

Chaim Mordechai Rumkowski dirigiéndose a los judíos en el ghetto de Lodz

Chaim Mordechai Rumkowski dirigiéndose a los judíos en el ghetto de Lodz

Como ilustración de lo que significaba ser un colaborador judío, cuando Rumkowski dejó de ser útil para los nazis fue enviado a su muerte al campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau. Pero su reputación lo precedía: no murió en la cámara de gas, sino que fue golpeado hasta la muerte por los prisioneros judíos a poco de llegar.

Porat sostiene que efectivamente los colaboradores judíos eran despreciados por los demás judíos, pero la comparación con los colaboradores polacos “es moral e históricamente falsa por complejo espectro de colaboración”.

Esta complejidad no aplica a los polacos, quienes no actuaban contra los judíos ante la amenaza de muerte sino por búsqueda de un beneficio o incluso por antisemitismo.

“La acusación puede parecer similar, pero el contexto en el que actuaban es radicalmente distinto”, concluyó.

Fuente: Infobae

Desclasificaron documentos reveladores de la cacería del Mosad a Josef Mengele, el “Ángel de la Muerte de Auschwitz”

El periódico Yedioth Ahronoth adelantó detalles de un informe que registra los planes, estrategias, fracasos y el hallazgo final de la agencia de inteligencia de Israel. Durante casi 40 años trataron de capturar al doctor y asesino nazi que usaba a sus prisioneros para realizar experimentos médicos

Josef Mengele

Josef Mengele

Nuevos documentos clasificados recolectados en un secreto “Archivo Meltzer” revelan algunos de los métodos que utilizó el Mosad, la agencia de inteligencia de Israel, en sus esfuerzos por capturar al célebre doctor nazi Josef Mengele, el “Ángel de la Muerte de Auschwitz”.

El periodista Ronen Bergman de Yedioth Ahronoth, el periódico con mayor circulación en lengua hebrea publicado en Israel, publicó el adelanto de una exposición completa del archivo, que será desvelado el viernes por el medio israelí.

Según el diario, el archivo contiene reportajes, mapas y fotografías inéditas que han permanecido encubiertos en los archivos del Mosad desde la década del cincuenta y cuentan las varias formas en las cuales los cazadores nazis intentaron capturar al “Ángel de la Muerte” a través de su único hijo, Rolf.

Mengele fue nombrado jefe médico del campo de concentración de Auschwitz-Birkenau en 1943.

Allí, no solo fue responsable de seleccionar a los recién llegados y dividirlos entre aquellos aptos para trabajar y aquellos más adecuados para la cámara de gas, sino que también utilizó a los prisioneros para realizar horribles experimentos médicos, especializándose en gemelos.

El médico nazi salió de Auschwitz el 17 de enero de 1945, justo antes de que el Ejército Rojo liberara el campamento. Luego de la guerra, escapó a Sudamérica.

Tras la captura de Adolf Eichmann, uno de los principales organizadores del Holocausto, en Buenos Aires en mayo de 1960, la agencia de inteligencia emitió una orden de captura o el asesinato de Mengele, según reportó Yedioth Ahronoth.

El Bloque 10 de Auschwitz, donde Josef Mengele realizaba sus experimentos médicos

El Bloque 10 de Auschwitz, donde Josef Mengele realizaba sus experimentos médicos

Persiguiendo al monstruo

De acuerdo con los documentos del Archivo Meltzer, agentes del Mosad estuvieron extremadamente cerca de lograr su objetivo en 1962, cuando el agente Zvi Aharoni y sus colaboradores viajaron a San Pablo, en Brasil, y encontraron a un hombre que encajaba con la descripción de Mengele.

Yedioth Ahronoth citó un telegrama enviado a la sede central del Mosad donde informaban el hallazgo de “un hombre que respondía a la descripción de Mengele en forma, altura, edad y vestimenta”.

No obstante, la logística de la captura, las limitaciones presupuestarias y una deteriorada relación con Egipto disuadieron al director del servicio de espionaje exterior del Mosad, Iser Har’el, de llevar a cabo la operación.

A Josef Mengele se le atribuyen diferentes experimentos en Sudamérica

A Josef Mengele se le atribuyen diferentes experimentos en Sudamérica

El plan Rolf

El periódico también detalló una misión de 1983 que contemplaba usar a Rolf, que por entonces vivía en Berlín Occidental, para llegar a su padre.

La agencia sabía que ambos compartían el mismo cumpleaños, el 16 de marzo, y esperaban que se comunicasen por teléfono para felicitarse ese día. Entonces, el Departamento de Comunicación de Mosad pinchó el teléfono de Rolf mientras que un auxiliar de la agencia apodado “La Hada” robaba y fotografiaba el correo de su buzón antes de devolverlo. Agentes de inteligencia irrumpieron varias veces en su casa para fotografiar documentos.

El plan era simular que un “estrecho colaborador” de su padre lo llamara luego de su cumpleaños para comunicarle que Josef se encontraba gravemente enfermo y que tenía que visitarlo de inmediato.

La esperanza era que Rolf, a quien apodaban “el débil”, llamara a alguien, comprara un pasaje de avión, o saliera de su casa para que entonces se lo pudiera seguir.

Sin embargo, la llamada nunca se concretó porque luego surgió que el “ángel de la muerte” estaba muerto desde hacía cuatro años.

En otra ocasión, la agencia intentó que Rolf se interesara por una mujer encubierta que fuera “atractiva, inteligente y capaz de desempeñar el papel de secretaria privada”, pero el plan tampoco dio resultados.

El doctor Muniz muestra la calavera de Josef Mengele en la Universidad de San Pablo el 7 de diciembre de 2016 (AP)

El doctor Muniz muestra la calavera de Josef Mengele en la Universidad de San Pablo el 7 de diciembre de 2016 (AP)

El célebre doctor nazi murió ahogado en 1979 mientras nadaba en la costa brasilera. Fue enterrado bajo un nombre falso en San Pablo y su tumba no fue encontrada hasta 1985, cuando su identidad fue confirmada tras un análisis de ADN y el testimonio de su hijo.

Sus restos fueron almacenados en un instituto forense por casi 30 años. Su familia nunca reclamó los huesos, que fueron donados este año para la investigación científica

Infobae