Archivo de la categoría: NAZIS

Reveladas las simpatías nazis de la Autoridad Palestina.

Los adolescentes de la AP saben que Hitler era un héroe digno de ser admirado y emulado, un alto funcionario de Fatah dice que Hitler “no era moralmente corrupto”.

Los líderes de la Autoridad Palestina (AP) y Fatah albergan simpatías nazis, informó el Palestinian Media Watch (PMW).

La admiración de los “palestinos” hacia Hitler es una parte de la negación y distorsión del Holocausto judío.

En una entrevista televisiva en enero del 2016 con Ma’an , el alto funcionario del Comité Central Fatah Fatah, Tawfik Tirawi, dijo que “Hitler no era moralmente corrupto. Era atrevido”.

Su entrevistador árabe respondió: “¿Es esa la manera de hablar? Yo digo: tomemos un té y tomemos un descanso. Sería una pena que lo encarcelen debido a esta entrevista. Tomaremos té y tomaremos un descanso. deja a Hitler “.

Además de las 31 escuelas de la AP nombradas después de ser escuelas de terroristas, la Autoridad Palestina también nombró tres escuelas después de ser colaboradores nazis: una escuela fue un resultado que lleva el nombre del colaborador nazi y criminal de guerra Amin Al-Husseini y otros dos nombres del colaborador nazi Hassan Salameh.

Amin Al-Husseini era el Gran Mufti de Jerusalén en el momento del Mandato Británico. Durante la Segunda Guerra Mundial se trasladó a Berlín, donde colaboró ​​con los nazis y fue un asociado de Hitler. Al-Husseini era responsable de una división musulmana de las SS que asesinó a miles de serbios y croatas y estaba en la lista de Yugoslavia de criminales de guerra nazis mas buscados. Cuando los nazis ofrecieron liberar a 5.000 niños judíos, Al-Husseini luchó contra su liberación, lo que provocó que 5.000 niños fueran enviados a las cámaras de gas.

Hassan Salameh fue un líder de pandillas árabes en la región de Lod y Jaffa en las décadas de 1930 y 1940. Era un seguidor leal de Amin Al-Husseini. En 1941, Salameh fue reclutado para ser un agente nazi, y en 1944, fue enviado a una misión por los nazis en el Mandato Británico de Palestina, con el objetivo de iniciar una revuelta árabe contra los británicos y envenenar las fuentes de agua de Tel Aviv. La trama fue descubierta y frustrada por los británicos. En 1947, Al-Husseini nombró a Salameh comandante adjunto del ejército “Holy Jihad” que combatió a Israel en la Guerra de Independencia de 1948.

Adoptando el mensaje de la AP, al menos dos escuelas han publicado fotos de Hitler acompañadas con el texto, informó PMW. Una de las fotos dice: “Hitler dijo: ‘Pude haber aniquilado a todos los judíos del mundo, pero dejé algunos para que supieras por qué los aniquilé'”. Uno de ellos sigue estando accesible hoy en Facebook.

La simpatía de la AP con Amin Al-Husseini no se limita al Ministerio de Educación de la AP. Una publicación de junio del 2016 en la página de Facebook de las Fuerzas de Seguridad Nacional de la Autoridad Palestina, fue similarmente glorificado, con las palabras, “Muhammad Amin Al-Husseini – ‘Un derecho que se exige no se perderá’. Si hay un ejemplo práctico de este dicho, es Muhammad Amin Al-Husseini. Este hombre vivió la causa palestina hasta su último aliento. Después de su muerte, uno de los líderes de Israel dijo: ‘Israel debía ser creado 10 o 15 años después del comienzo del proyecto, pero Amin Al-Husseini lo llevó por décadas “.

La rama libanesa del Movimiento Fatah del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, argumentó en un artículo que las verdaderas víctimas de Hitler eran los “palestinos” y que el ex ministro británico de Asuntos Exteriores, Arthur Balfour, era él mismo un antisemita.

“La diferencia entre [Adolf] Hitler y Balfour en este campo fue que Balfour tenía colonias, entre ellas Palestina, y envió allí a los judíos para deshacerse de ellos. Hitler no tenía colonias y, por lo tanto, se deshizo de ellas. a través del exterminio. Sin embargo, las verdaderas víctimas tanto de Balfour como de Hitler fueron los palestinos y los árabes, y seguimos pagando el precio después de 100 años “, dijo Falestinona. la Comisión de Información y Cultura del partido Fatah del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, en el Líbano, escribió en su sitio web.

Además, Zayzafuna , una revista para niños financiada por la Autoridad Palestina, aceptó para su publicación una presentación de una niña de décimo grado que presentó a Hitler, no solo como una figura positiva, sino admirable porque mató a judíos para beneficiar a toda la humanidad.

La sumisión de la niña describe su sueño en el que conoció a cuatro personajes históricos heroicos y conversa con cada uno de ellos. Tres de ellos eran famosos musulmanes, entre ellos un ganador del Premio Nobel y un erudito de matemáticas, y el cuarto era Hitler.

“¿Tú eres el que mató a los judíos?” le dijo a Hitler en su sueño.

Hitler respondió: “Sí, Los maté para que todos supieran que son una nación que propaga la destrucción en todo el mundo. Y lo que les pido es que sean resilientes y pacientes con respecto al sufrimiento que Palestina está experimentando en sus manos. “

Concluyó su ensayo escribiendo: “Le dije [a Hitler]: ‘Gracias por el consejo'”. [ Zayzafuna , febrero del 2011]

Fuente: Arutz Sheva

Israel no olvida el nombre de los judíos asesinados en el Holocausto

Nikki Haley durante su visita a la Sala de los Nombres de Yad Vashem Foto: Embajada de EE.UU. en Tel Aviv Wikimedia CC BY.20

Israel conmemoró el Día del Holocausto con dos minutos de silencio y la lectura de los nombres y apellidos de algunos de los seis millones de judíos asesinados por los nazis, con el fin de honrar su memoria y de recordarle al mundo que no se trata “de números, sino de personas”.

A las 10.00 se activaron las alarmas antiaéreas que resonaron por todo el país durante los dos minutos de silencio, mientras los peatones interrumpían su marcha en señal de respeto.

Los coches que en ese momento circulaban por las calles, e incluso por el medio de abarrotadas autopistas, se detuvieron y muchos de sus ocupantes abandonaron los vehículos y permanecieron en pie en señal de respeto.

El principal acto conmemorativo tuvo lugar en Yad Vashem (Museo del Holocausto) de Jerusalén, donde el presidente de la Knéset (Parlamento), Yuli Edelstein y el primer ministro, Biniamín Netanyahu, depositaron una ofrenda floral.

No les acompañó el presidente, Reuvén Rivlin, que esta llegó a Polonia, acompañado de una delegación de fuerzas de seguridad nacionales, para encabezar la denominada “Marcha de los Vivos”, que cada año discurre entre los campos de concentración de Auschwitz y de Birkenau, donde los nazis asesinaron a más de un millón de judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

En el museo fueron depositadas alrededor de un centenar de coronas en la denominada Plaza del Gueto de Varsovia, procedentes en su mayoría de fundaciones y Asociaciones de Amigos del Yad Vashem de países tan diversos como México, España, Bulgaria o Serbia.

“El 96% de los judíos de Tesalónica fueron exterminados durante el Holocausto”, dice Mazal Kapetas, descendiente de judíos sefardíes que emigraron a Israel en 1931, poco antes de colocar una de las coronas de flores en nombre de los sobrevivientes de origen griego que permanecen en el país.

El acto conmemorativo culminó con la lectura de los nombres de antepasados judíos que no sobrevivieron a la Shoá (término hebreo para referirse al Holocausto), y en cuyo recuerdo sus familiares dejaron rosas blancas y amarillas sobre los nombres de campos de concentración grabados en el suelo del Memorial del Recuerdo.

“Estoy aquí para recordar los nombres de mi abuelo y de mi abuela, que nunca tuve la oportunidad de conocer, asesinados por los nazis en una ciudad de Ucrania y enterrados en una fosa común”, explica la israelí Nira Rokaj.

“Eran personas con amigos, con familia, con vecinos. Personas. Nunca podré verles como meros números”, medita mientras aguarda su momento para honrar a sus antepasados perdidos: “vengo casi cada año, es lo único que puedo hacer y lo único que me conecta con ellos”.

Israel marca este día siempre una semana antes de su independencia, de acuerdo con el calendario hebreo, y en él conmemora el levantamiento del gueto de Varsovia, la rebelión judía contra los nazis de la Polonia ocupada de 1943, que intentó impedir el traslado de la población que quedaba al campo de exterminio de Treblinka.

Aquel levantamiento jugó un papel importante en la subsiguiente identidad judía e israelí, que a partir de entonces desarrolló el principio de que nunca más los judíos se mostrarían indefensos ante una amenaza de aniquilación.

“Durante el Holocausto éramos impotentes, no teníamos voz, pero hoy somos un Estado fuerte”, afirmó Netanyahu en el discurso de apertura de esta conmemoración, en el que recordó los peligros actuales de un Estado que próximamente celebrará el 70 aniversario de su fundación.

En el resto del mundo el Día en Memoria de las Víctimas del Holocausto es el 27 de enero, cuando también se rinde homenaje al medio millón de gitanos y a los miles de homosexuales, entre otras minorías y grupos como niños, discapacitados o enfermos, que fueron asesinados durante este genocidio.

Hasta el fin de la jornada instituciones públicas, bases militares y colegios albergarán eventos y conmemoraciones por todo el país, incluidas charlas durante las que algunos de los 200.000 sobrevivientes que todavía quedan en Israel narrarán sus vivencias para mantener la historia viva. 

Fuente: Aurora

Israel observa dos minutos de silencio por los seis millones de judíos asesinados por los nazis

Los israelíes paralizaron totalmente su actividad durante dos minutos mientras sonaron las alarmas antiaéreas en todo el país, para rememorar y honrar a los seis millones de judíos muertos por el nazismo en el Día de Recuerdo del Holocausto.

“Cuando llega este día y suenan las sirenas se me pone la piel de gallina”, dijo Yaakov Hazón, segundos después de que la sirena se apagase y la céntrica calle de Yafo (Jaffa) recobrase su normal agitación.

“Y en esos minutos solo puedo pensar en aquel genocidio masivo y en toda esa gente que no llegó a conocer Israel”, lamentó Hazón.

A las diez de la mañana, Israel se detuvo: los autobuses y coches se pararon en calles y autopistas, algunos conductores permanecieron dentro de los vehículos y otros salieron en actitud recogida.

Algunos peatones se emocionaron, otros rezaron y muchos filmaron con sus teléfonos.

Décadas después de la liberación de los campos de exterminio nazis, el Día de Recuerdo del Holocausto se señala con solemnidad en Israel; la tarde previa, comercios, restaurantes y tiendas se cierran y durante 24 horas la televisión y la radio retransmiten programas relacionados con la Shoá (Holocausto en hebreo).

La fecha se conmemora en la misma fecha en la que tuvo lugar el levantamiento del gueto de Varsovia, la rebelión judía malograda contra los nazis de la Polonia ocupada de 1943 para impedir el traslado de lo que quedaba de la población al campo de exterminio de Treblinka.

Aquel levantamiento jugó un papel importante en la subsiguiente identidad judía e israelí, que desarrolló entonces el principio de que nunca más los judíos quedarían indefensos frente a la aniquilación.

A lo largo del día habrá ceremonias por todo el país, en escuelas, instituciones públicas y bases militares.

La mayoría de colegios incluyen en sus actos la presencia de alguno de los 200.000 sobrevivientes que aún quedan en Israel y que les relatan su historia. 

Fuente: Aurora

El componente islamista en la guerra árabe-palestina contra Israel

Kefia palestina.

Por Julián Schvindlerman 

La combinación de nacionalismo e islamismo en la lucha árabe-palestina contra Israel ha estado presente desde la génesis misma de este conflicto prolongado. El líder del nacionalismo palestino –y eminencia religiosa de la primera mitad del siglo XX en Palestina– Haj Amín al Huseini cristalizó tal amalgama.

Huseini avanzó la causa del nacionalismo árabe-palestino en el marco mayor de la lucha perenne (en su visión) del islam contra el pueblo judío. Su alianza con la Alemania nazi no puede explicarse meramente en clave estratégica, que por cierto existió, sino también, y muy especialmente, en una aspiración genocida compartida. “Hay una similitud definitiva entre los principios del islam y los del nacional-socialismo”, diría quien ostentó la triple titulación de gran muftí de Jerusalem, presidente del Consejo Supremo Musulmán y presidente del Alto Comité Árabe. En 1940 urgió al Tercer Reich a que resolviera “la cuestión de los elementos judíos en Palestina y otros países árabes en concordancia con los intereses nacionales y raciales de los árabes y en líneas similares a aquellas empleadas para resolver la cuestión judía en Alemania e Italia”. Durante la Segunda Guerra Mundial instó a los nazis a bombardear Tel Aviv, y apenas concluido el Holocausto, en 1946, arengó a los árabes de Palestina en estos términos:

Alá nos ha conferido el raro privilegio de finalizar lo que Hitler tan solo comenzó. Dejemos que empiece la yihad. Maten a los judíos. Mátenlos a todos.

Años más tarde, un pariente suyo, Yaser Arafat (su madre era hija del primo hermano del muftí), tomaría la antorcha del combate antisionista, y también él lo rodearía de retórica islamista. En mayo de 1994, pocos meses después de la firma de los Acuerdos de Oslo, el presidente de la Autoridad Palestina (AP) y de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) proclamó en una mezquita de Johanesburgo, Sudáfrica: “La yihad continuará… Ustedes deben venir y librar la yihad para liberar Jerusalem”. Unos meses después, en una reunión de la Conferencia de la Organización Islámica, proclamó: “Dejen que nuestra yihad prosiga hasta que el Estado independiente quede establecido”. Posteriormente, en Gaza, dijo ante una multitud:

Continuaremos con la yihad, una yihad larga, difícil, agotadora.

En octubre de 2014, el sucesor de Arafat como presidente de la AP, Mahmud Abás, llamó a los palestinos a la lucha religiosa usando el término ribat, en un mensaje que fue emitido 19 veces en 3 días en la televisión oficial palestina:

No es suficiente para nosotros decir: ya hay quienes practican el ribat. Todos debemos practicarlo.

El texto escolar de la AP Educación Islámica para 12º grado explica (p. 86) el término ribat:

Una acción relacionada con la yihad para Alá, y significa estar en áreas donde hay una lucha entre musulmanes y sus enemigos.

En enero de 2012, el muftí palestino Muhamad Husein afirmó en la televisión oficial palestina:

El hadiz [dicho o hecho atribuido a Mahoma] confiable dice: “La Hora [de la Resurrección] no llegará hasta que peleen contra los judíos. El judío se esconderá detrás de piedras y árboles. Entonces las piedras y los árboles dirán: “Oh, musulmán, sirviente de Alá, hay un judío detrás de mí, ven y mátalo”.

El Movimiento de Resistencia Islámico Hamás incorporó esta enseñanza religiosa en el artículo 7 de su Carta:

Hamás espera implementar la promesa de Alá, cualquiera que sea el tiempo que tome. El profeta dijo: “La Hora [de la Resurrección] no llegará hasta que los musulmanes peleen contra los judíos, hasta que los judíos se escondan detrás de las rocas y los árboles, que implorarán: “¡Oh, musulmán! ¡Hay un judío escondido detrás de mí, ven y mátalo!”.

Una encuesta del 2011 realizada por The Israel Project mostró que el 73% de los palestinos declaró creer en este hadiz que anuncia como destino islámico la matanza de los judíos. Según una encuesta de 2010 del Centro de Estudios de los Derechos Humanos, con sede en Ramala, el 98% de los palestinos dijo que la religión desempeñaba un papel importante en sus vidas. En 2013, el Centro de investigación Pew, de Estados Unidos, halló que el 62% de los palestinos aprobaba llevar a cabo acciones violentas contra civiles para “defender al islam de sus enemigos”. (Estas encuestas fueron recopiladas por Palestinian Media Watch).

El ethos islámico ha desempeñado un papel históricamente importante en los nacionalismos árabe y palestino, aunque puedan ser mayormente categorizados como laicos. Ni Naser, ni Asad, ni Gadafi, ni Arafat ni Abás fueron fundamentalistas islámicos. Con la revolución jomeinista de 1979 y el ascenso de los ayatolás al poder en Irán, la creación del grupo integrista Hezbolá en el Líbano (1982) y el establecimiento del movimiento islamista Hamás en la Franja de Gaza (1987), el componente religioso musulmán se tornó preponderante en el conflicto de todos ellos con Israel. El florecimiento de grupos radicales islámicos en el Medio Oriente y más allá (Al Qaeda, Estado Islámico, Boko Haram, etcétera) ha puesto la dimensión religiosa en el primer plano de la geopolítica regional.

Fuente: Revista El Medio

Murió Oskar Gröning, el “contable” de Auschwitz

El encargado de buscar entre los bolsillos de las víctimas los campos de concentración falleció a los 96 años.

Oskar Gröning fue condenado a cuatro años de prisión en 2015. EFE

El ‘contable de Auschwitz’, el alemán Oskar Gröning, murió a los 96 años, anunció este lunes el diario regional Hannoversche Allgemeine Zeitung.

Gröning llegó a Auschwitz como miembro de las SS, a los 21. Su trabajo allí entre 1942 y 1944 le valió una condena a cuatro años de prisión que estaba pagando desde 2015: Recogía el dinero del equipaje de los judíos. Separaba zlotys polacos, dracmas griegos, francos franceses, florines holandeses, liras italianas. A continuación, envió las monedas y los billetes robados a la sede de las SS en Berlín. 

Gröning fue condenado en 2015 por su complicidad en el asesinato de 300.000 judíos

“Llegó un nuevo vagón. Me tocó el turno en la rampa y mi trabajo consistía en vigilar el equipaje. A los judíos, ya los habían sacado antes. En el suelo sólo quedaban los restos sucios. De repente, se escucharon los gritos de un bebé. Estaba en la rampa, envuelto en harapos. La madre lo dejó atrás, quizás, porque sabía que a las mujeres con bebés, las enviaban directamente a las cámaras de gas. Vi como un miembro de las SS cogió al bebé por las piernas. Le molestaron sus chillidos. Entonces, lanzó al bebé con la cabeza contra las barras de hierro de un camión, hasta que se calló”, recordó Oscar Gröning su primer día de trabajo en el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau en 1942, en una entrevista al diario Der Spiegel.

Oskar Gröning sirvió en Auschwitz entre 1942 y 1944

Al final de su temporada en los campos de concentación, Gröning fue trasladado al frente de combate. y solo siete décadas después, le acusaron de haber contribuido que el régimen alemán obtuviera ventajas económicos y de haber sido cómplice de la muerte de más de 300.000 personas.

Oskar Gröning fueuno de los mil millones de personas que formaban parte de la enorme máquina de matanza: el holocausto. Muchos de ellos nunca fueron juzgados, algunos recibieron unas condenas leves o fueron absuletos y siguien viviendo en la sociedad alemana hasta hoy en día.

En los últimos años el proceso judicial contra Gröning fue interrumpido varias veces por su estado de salud

De los más de seis mil empleados de Auschwitz, unos ochocientos fueron condenados, la mayoría de ellos en tribunales polacos. En Alemania, sólo unas cinquenta personas que realizaron labores en Auschwitz recibieron condenas.

Gröning es uno de ellos. Durante el juicio en 2015, reconoció su falta de moral y pidió disculpas. Cuando se dió a conocer la sentencia: 4 años de prisión, se presentó un recurso por su edad y no cumplió la condena. Dos años después, el 29 de noviembre 2017, un comunicado de la corte de Celle declaró que “En base a la opinión de los expertos, el tribunal estima que el condenado es apto para cumplir su pena a pesar de su avanzada edad”, de acuerdo con AFP.

¿Por qué tardaron tanto en denunciar a Oskar Gröning?

Hace 40 años, la justicia alemana ya sabía quién era Oskar Gröning. No era un nombre desconocido. En 1977 en Fráncfort, pesquisaron el pasado oscuro del miembro de SS y 61 otros, pero 8 años más tarde el fiscal dejó las investigaciones. La justificación escrita por qué se cerró el acta falta hasta hoy en día, según Der Tagesspiegel.

Pero la razón, por que Oskar Gröning no fue juzgado antes, es por unos nuevos reglamentos judiciales que entraron en vigor en 2011. A partir de este año, la justicia ya no necesitaba pruebas de que existió una participación directa en las matanzas en los campos de concentración. Esta enmienda permitió a juzgar a cualquier persona que servía en los campos, desde los cocineros hasta el personal médico.

¿Por qué los trabajadores de Auschwitz-Birkenau fueron juzgados distintos?

Otro factor, que influyó en la tardanza del caso Gröning, fue porque la justicia alemana diferenció entre campos de exterminación y concentración. Esta distinción hizo que los trabajadores de Auschwitz fueron juzgados diferentes, que los de Sobibor, Treblinka y Chelmno. Estos últimos fueron clasificados como campos de exterminación, e independientemente del trabajo que uno ejercía, se hacía partícipe de la aniquilación sistemática de judíos, según el diario alemán die Zeit.

Mientras que Auschwitz-Birkenau fue clasificado como campo de exterminación y concentración. Esto implicaba que, hasta el año 2011, para los jueces no era suficiente que uno ejercía funciones organizativas y administrativas dentro del campo para hacerse culpable. En lugar de eso, se requería pruebas de la labor individual de cada uno de los acosados para poner en evidencia la relacion directa con la matanza.

“Auschwitz fue un lugar donde no no debía haber participado”, fue el comentario de abogado Cornelius Nestler, y argumentó en 2015 que “El señor Gröning participó, y por haber sido cómplice, será condenado. Muy tarde, pero no demasiado tarde”.

Fuente: El Espectador

Iglesias cristianas de Austria reconocen su complicidad con el nazismo

Hitler anuncia el Anchluss en Viena Foto: Bundesarchiv Bild 183-1987-0922-500 Wikimedia CC BY-SA 3.0 de ADN-ZB/Archiv Einmarsch der faschistischen deutschen Wehrmacht in Österreich und Annexion des Landes im März 1938. Ansprache Adolf Hitlers am 15. März 1938 auf dem Helden-Platz in Wien. 35143-38

Las iglesias cristianas de Austria han reconocido su parte de responsabilidad en los acontecimientos que llevaron a la anexión (“anchsluss”) de Austria por el Tercer Reich hace 80 años, e incluso su complicidad con la política nazi.

En una declaración, la presidencia del Consejo Ecuménico de Austria (ÖRKÖ) admite que “algunas iglesias no solo festejaron la anexión, sino que apoyaron también de lleno la política nacionalsocialista, sea el antisemitismo, sea la extinción de vidas consideradas sin valor”.

“Hoy (ese pasado) nos parece una traición al Evangelio que nos llena de vergüenza”, añade la declaración, emitida con motivo de cumplirse el próximo lunes 80 años del “Anschluss”, la anexión de Austria a la Alemania, iniciada en la noche del 11 al 12 de marzo de 1938.

Hitler cruza la frontera con Austria en marzo de 1938 Foto de autor desconocido del album de la colección privada de H.Blair Howell Wikimedia CC BY-SA 4.0

La resistencia al régimen nazi que imperó en los siete años siguientes fue “solo esporádica” en las iglesias, que deben reconocer su “culpa y fracaso por haber sido cómplices o haber mirado hacia otro lado”, prosigue la nota, publicada por Kathpress, la agencia de la Iglesia católica en Austria.

Tras recordar que “muchos austríacos fueron culpables”, la presidencia del Consejo Ecuménico resalta que “el espíritu maligno que allanó el suelo al régimen nazi también estaba presente en las iglesias cristianas”.

Finalmente, afirma que la “lección” aprendida de este “amargo reconocimiento” es que hoy hay que hacer todo lo necesario para “inmunizar a los seres humanos contra los eslóganes de falsos profetas” y hacer de Austria un “hogar para los perseguidos”.

Judíos obligados a limpiar las consignas pro-independentistas del pavimento inmediatamente después del Anschluss Foto: Dominio Público Wikimedia

Los primeros que sintieron la violencia nazi fueron los ciudadanos judíos, unos 200.000 solo en Viena, pero también se vieron perseguidos los gitanos, los minusválidos y los homosexuales, así como los socialdemócratas, comunistas, sindicalistas y numerosos intelectuales y artistas.

La mayoría de los judíos austríacos lograron emigrar pero unos 65.000 acabaron deportados y asesinados en diferentes campos de exterminio nazis.

Los actos dedicados a la memoria del capítulo más oscuro de la historia de Austria resultan este año especialmente delicados por la reciente subida al poder del ultraderechista Partido Liberal (FPÖ), pues algunos de sus militantes y dirigentes tienen problemas a la hora de distanciarse de forma clara del pasado nazi.

El FPÖ es aliado del democristiano Partido Popular (ÖVP), del canciller federal, Sebastian Kurz, y ambas formaciones conquistaron votos con un mensaje de rechazo a los refugiados y la inmigración. 

Fuente: Aurora

Comparar a los israelíes con los nazis es una infamia

Víctimas del Holocausto.

Por Mitchell Bard

Los ataques más ofensivos de los palestinos y sus defensores contra los israelíes son aquellos en que comparan a estos con los nazis. Tales analogías demuestran una profunda ignorancia de la historia y un odio mezquino a los judíos. Como servicio educativo a estos propagandistas ignorantes, me gustaría exponer algunos ejemplos de lo que los nazis hicieron a los judíos.

En primer lugar, debo disculparme por el carácter explícito de algunos de los casos, pero los he escogido deliberadamente porque son tan espantosos que no se suele hablar de ellos.

El análisis del Holocausto suele ser aséptico. Hablamos de los seis millones de judíos asesinados por los nazis como si se tratara de una estadística abstracta, como si fuese el PIB de Brasil. Los detractores de Israel simplemente piensan que a los judíos se les trató de una manera no muy distinta a como se trata hoy a los palestinos. Es mentira.

Cada campo de concentración fue terrible, pero veamos lo que pasó en uno de ellos, quizá menos conocido que Dachau o Auschwitz. Según quienes se ocuparon de perseguir los crímenes de guerra, estos son algunos de los métodos empleados para matar a los judíos en Mauthausen:

Por gaseamiento, por ahorcamiento; a golpes; con inyecciones en el corazón; empujando a los reclusos contra las vallas electrificadas; dándoles patadas en los genitales, quemándolos vivos y metiéndoles atizadores al rojo vivo por la garganta.

El padre Patrick Desbois documentó cómo, en Ucrania, hubo judíos que fueron asesinados por los nazis “por diversión”, “por rabia, aburrimiento o embriaguez” o “para violar a las jóvenes”.

En varios momentos y lugares, los judíos fueron obligados a desnudarse y a cavar sus propias fosas, y después los nazis los fusilaban de modo que los cuerpos cayeran en ellas. A veces, si un judío no moría al primer disparo, enterraban vivos a varios para ahorrar balas. En Hungría, a la orilla del Danubio, ataban juntos a tres judíos: disparaban al que estaba en el medio, caían los tres a las aguas heladas y se ahogaban.  

Se acorralaba a grupos de judíos en edificios, se los encerraba en ellos y acto seguido se prendía fuego a los inmuebles. El 27 de junio de 1941, entre 800 y 1.000 hombres y niños judíos fueronquemados vivos en la Gran Sinagoga de Bialistok.

Los defensores de los palestinos han puesto recientemente el grito en el cielo porque Israel ha detenido a un pequeño número de adolescentes palestinos por diversos delitos. Durante el Holocausto, un millón de niños fueron gaseados, quemados vivos, apuñalados o dejados morir de hambre por el crimen de ser judíos.

En muchos campos se utilizaba a los judíos como mano de obra esclava. Así, el fabricante de aviones Heinkel utilizó a entre 6.000 y 8.000 reclusos de Sachsenhausen en la construcción de bombarderos. Los no aptos para trabajar en los campos eran asesinados. A los que sobrevivían a las largas horas de trabajo sin apenas comida o descanso los solían matar al cabo.  

En un pueblo se llevaron a los judíos al matadero de un carnicero. Los desnudaron y obligaron a gatear por la rampa destinada a los animales. Cuando llegaron al final, les cortaron la cabeza y las pusieron en cestas. Cogieron los cuerpos y los colgaron de los ganchos de la carne con carteles que decían: “Carne kosher”.

Los palestinos se han inventado historias de que los israelíes les han infectado con el virus del sida. He aquí experimentos médicos reales llevados a cabo por los nazis:

  • En Auschwitz, Josef Mengele inyectaba sustancias varias a gemelos y enanos –algunos de ellos de sólo dos años de edad–. Después los mataba para poder realizar análisis patológicos comparativos de sus órganos.
  • Carl Clauberg inyectó sustancias químicas en el útero a miles de judías para determinar cuánto se tardaría en esterilizar a 1.000 mujeres.
  • Horst Schumann esterilizó a hombres y mujeres apuntando rayos X contra sus órganos sexuales. Muchos murieron tras padecer un enorme sufrimiento.
  • En Dachau, los médicos experimentaron con métodos para revivir a los presos después de obligarlos a permanecer durante horas en tanques de agua helada. Otros presos fueron infectados con malaria para probar tratamientos contra dicha enfermedad.
  • Esta es la descripción de uno de los experimentos realizados en Dachau: “Fue un experimento sin oxígeno para una altitud de 12 kilómetros, llevado a cabo con un judío de 37 años con buena salud en general. La respiración se mantuvo durante 30 minutos. Al cabo de 4 minutos, el sujeto empezó a sudar y a sacudir la cabeza; a los cinco minutos empezaron los calambres, entre los 6 y los 10 minutos empezó a respirar más rápido y el sujeto quedó inconsciente; entre los 11 y los 30 minutos la respiración se ralentizó hasta las tres aspiraciones por minuto, hasta que al final se paró del todo”.

Este último caso tuvo lugar en Bolechów (Polonia) en septiembre de 1942. Es particularmente espantoso, por lo que advierto a los lectores por si quieren saltárselo. Daniel Mendelsohn lo reportó en su libro Perdidos. En busca de seis entre los seis millones:

Hubo un terrible episodio con la señora Grynberg. Los ucranianos y los alemanes que habían allanado su casa la encontraron dando a luz. Los lloros y las súplicas de los testigos no sirvieron de nada, se la llevaron de su casa en camisón y la arrastraron a la plaza del ayuntamiento. Allí (…) la llevaron hasta un contenedor de basura que había en el patio, ante una muchedumbre de ucranianos que contaban chistes, se burlaban de ella y contemplaban los dolores del parto, hasta que dio a luz a un bebé. El bebé le fue arrebatado de los brazos inmediatamente, junto con el cordón umbilical; la muchedumbre lo pisoteó y la dejaron de pie chorreando sangre durante varias horas, junto a la pared del ayuntamiento; después fue con el resto a la estación de ferrocarril, donde la metieron en el vagón de un tren con destino Belzec.  

Por si estos ejemplos no fuesen suficientes, quisiera remitir a los palestinos y a sus defensores que insisten en la calumnia de comparar los judíos con los nazis al eminente filósofo Emil Fackenheim, que dio estas características distintivas del Holocausto:

  • La Solución Final fue concebida para exterminar a todo hombre, mujer y niño judíos. Los únicos judíos que posiblemente habrían sobrevivido si Hitler hubiese ganado serían los que consiguieran no ser descubiertos por los nazis.
  • Nacer judío (en realidad, la mera prueba de tener “sangre judía”) bastaba para justificar lapena de muerte. Fackenheim señala que este rasgo distinguía a los judíos de los polacos y los rusos, a los que mataban porque había demasiados, y de los arios, a los que no se señalaba a menos que no decidieran señalarse ellos mismos. Con la posible excepción de los gitanos –añade Fackenheim–, los judíos fueron las únicas personas asesinadas por el crimen de existir.
  • El exterminio de los judíos no tuvo una justificación política o económica. No fue un medio para alcanzar un fin sino un fin en sí mismo. Matar a los judíos no se consideraba parte del esfuerzo bélico, sino como algo equivalente al esfuerzo bélico; por lo tanto, recursos que se habrían podido usar para la guerra se desviaron al programa de exterminio.

Sí, los palestinos pueden denunciar su cuota de sufrimiento, pero nunca se han enfrentado a nada remotamente parecido a lo que los nazis hicieron a los judíos. Los únicos asesinatos sistemáticos de palestinos por ser palestinos los han llevado a cabo sus correligionarios árabes, no los israelíes.  

Durante la administración israelí, la población palestina de los territorios en disputa ha crecido exponencialmente. Por otro lado, más del 20% de la población israelí está compuesta de palestinos que disfrutan de los mismos derechos que sus conciudadanos judíos.

Los palestinos de los territorios tienen derecho a solicitar a los tribunales israelíes que atiendan sus demandas, y más de 100.000 árabes de la Margen Occidental trabajan en Israel y en losasentamientos judíos, con beneficios sociales parecidos a los de sus compañeros judíos.

Los palestinos no están obligados a llevar ropas o etiquetas especiales. No tienen el antebrazotatuado. No son enviados a campos de concentración o de trabajos forzados, ni obligados a construir armamento israelí. Los únicos campos donde hay palestinos encerrados son los campos de refugiados, y quienes los encierran en ellos son otros palestinos u otros árabes.

© Versión original (en inglés): The Algemeiner
© Versión en español: Revista El Medio