Alemania: Las violaciones alcanzan porporciones epidémicas y los inmigrantes están fuera de control

La violencia sexual en Alemania ha alcanzado proporciones epidémicas desde que la canciller, Angela Merkel, permitiera el ingreso en el país de más de un millón de migrantes, la mayoría hombres, procedentes de África, Asia y Oriente Medio. El Gobierno viene experimentando un gran rechazo a su política de puertas abiertas a la inmigración, que incluye manifestaciones de protesta (izquierda). En algunas zonas, las autoridades han distribuido guías ilustradas para 'educar' a los migrantes en que el asalto sexual no es aceptable (derecha).

La violencia sexual en Alemania ha alcanzado proporciones epidémicas desde que la canciller, Angela Merkel, permitiera el ingreso en el país de más de un millón de migrantes, la mayoría hombres, procedentes de África, Asia y Oriente Medio. El Gobierno viene experimentando un gran rechazo a su política de puertas abiertas a la inmigración, que incluye manifestaciones de protesta (izquierda). En algunas zonas, las autoridades han distribuido guías ilustradas para ‘educar’ a los migrantes en que el asalto sexual no es aceptable (derecha).

Soeren Kern.- La violencia sexual ha alcanzado en Alemania unas proporciones epidémicas desde que la canciller, Angela Merkel, permitió la entrada en el país de más de un millón de inmigrantes, en su mayoría hombres, de África, Asia y Oriente Medio.

Gatestone Institute informó por primera vez de la crisis de los migrantes y las violaciones en Alemania en septiembre de 2015, cuando Merkel abrió las fronteras alemanas a decenas de miles de migrantes varados en Hungría. Se publicó un reportaje de seguimiento en marzo de 2016, después de la ola de agresiones contra las alemanas por parte de turbas de inmigrantes en Colonia, Hamburgo y otras ciudades alemanas.

Esta crisis se ha extendido ahora a otros pueblos y ciudades en los 16 estados federales alemanes. Alemania se encuentra en la práctica sitiada: los espacios públicos se están volviendo cada vez más peligrosos. La policía ha alertado de una posible crisis del orden público este verano, cuando los migrantes vean a las mujeres más ligeras de ropa.

Durante el pasado mes de julio, cientos de mujeres y niñas alemanas fueron agredidas sexualmente por migrantes (ver el apéndice al final). La víctima más joven tenía 9 años; la más mayor, 79. Los ataques se produjeron en playas, vías ciclistas, cementerios, discotecas, supermercados, festivales de música, aparcamientos, patios infantiles, escuelas, centros comerciales, taxis, transportes públicos (autobuses, tranvías, trenes de cercanías y metro) y parques, plazas, piscinas y baños públicos. Los predadores acechan por todas partes; ningún lugar es seguro.

Decenas de mujeres y niñas han sido asaltadas por migrantes en festivales de verano y piscinas públicas, lugares comunes de la vida cotidiana alemana.

En julio, al menos 24 mujeres fueron agredidas en el festival de música Breminale, en Bremen. Varias mujeres han sido también agredidas en festivales al aire libre en Ascheim, Balve, Gerolzhofen, Grenzach-Whylen, Heide, Lossburg, Lütjenburg, Meschede, Poing, Reutlingen, Sinsheim, Wolfhagen y Wolfratshausen.

En julio, también fueron agredidas sexualmente mujeres y niñas en las piscinas públicas en Babenhausen, Dachau, Delbrück, Hamm, Hilchenbach, Kirchheim, Lörrach, Marklohe, Mönchengladbach, Mörfelden-Walldorf, Oberursel, Remagen, Rinteln, Schwetzingen y Stuttgart-Vaihingen.

Las autoridades alemanas restaron importancia a la mayoría de las agresiones, supuestamente para evitar exacerbar el sentimiento antiinmigración. Casi invariablemente, se dice que las agresiones son incidentes aislados (Einzelfälle), y no parte de un problema a nivel nacional. Normalmente, sólo se puede encontrar información sobre las agresiones sexuales en los informes de la policía local. A veces se tratan las violaciones como noticias de ámbito local, que cubren los periódicos locales o regionales. Sólo llegan a la prensa nacional los incidentes de violaciones y agresiones sexuales más espectaculares.

Hubo tres casos en julio que sí fueron cubiertos por los medios nacionales de Alemania:

El 24 de julio, un migrante eritreo de 40 años violó a una mujer de 79 años en un cementerio en Ibbenbüren. La mujer, que vive en una residencia de la localidad, estaba visitando la tumba de su difunta hermana a las 6 de la mañana, cuando tuvo lugar la agresión. El migrante, que vive en Alemania desde 2013, fue detenido allí mismo. Pero es improbable que sea deportado, porque Eritrea se considera una zona en conflicto.

El 14 de julio, se supo que una de las mujeres violadas por las turbas musulmanas en Colonia en Nochevieja se había quedado embarazada. No denunció la agresión a la policía porque le daba vergüenza.

El 3 de julio, una mujer de 24 años violada por tres migrantes en Mannheim en enero admitió que había mentido sobre la identidad de los violadores. Selin Gören, turco-alemana, dijo al principio que sus atacantes habían sido ciudadanos alemanes, cuando en realidad eran migrantes musulmanes.

En una entrevista con Der Spiegel, Gören, portavoz del movimiento juvenil de izquierdas Solid, dijo que había mentido porque temía exacerbar el racismo contra los migrantes. También publicó una carta en Facebook dirigida a un refugiado ficticio:

“Lamento mucho que tu forma de tratarme, sexista y fuera de lugar, pudiera ayudar a avivar el racismo agresivo. Voy a chillar… No me quedaré parada mirando, y puede ocurrir que los racistas y los ciudadanos que están preocupados digan que eres tú el problema. Tú no eres el problema. Eres en general un ser humano maravilloso que se merece igual que cualquier otra persona sentirte seguro y libre”.

La policía alemana y los medios se han hecho eco fiel de los intentos de Gören de proteger a los violadores migrantes. Los informes de la policía alemana se suelen referir a los delincuentes migrantes con eufemismos políticamente correctos como “del sur” (Südländer), hombres de piel oscura (dunkelhäutig, dunklere Gesichtsfarbe, dunklem Hauttyp) o una mezcla de los dos: “sureño de piel oscura” (südländische Hautfarbe).

Alemania se encuentra ahora en un círculo vicioso: la mayoría de los perpetradores nunca son localizados, y los pocos que sí lo son reciben sentencias blandas. La mayoría nunca serán deportados. Sólo se denuncia una de cada diez violaciones en Alemania, y sólo el 8 % de los juicios por violaciones se saldan con condenas, según el ministro de Justicia, Heiko Maas.

El 7 de julio, el Parlamento alemán aprobó una modificación del código penal que ampliaba la definición de violación y hacía más fácil deportar a los migrantes que cometiesen delitos sexuales. Con la ley, también conocida como la Ley “No significa No” (“Nein heisst Nein”), cualquier forma de sexo no consentido será ahora castigable como delito. Antes, la ley alemana sólo consideraba castigables los casos donde la víctima pudiera demostrar que se había resistido físicamente a sus agresores.

Es poco probable que las reformas, elaboradas con el propósito de facilitar que las víctimas de agresiones sexuales presenten denuncias criminales, acaben con la epidemia de violaciones a manos de migrantes en Alemania. El motivo es que el políticamente correcto sistema de justicia alemán es notoriamente benévolo a la hora de juzgar, sentenciar y deportar a delincuentes extranjeros.

Al mismo tiempo, las estadísticas fiables sobre delitos sexuales cometidos por migrantes son lamentablemente imprecisas. Las autoridades alemanas han sido una y otra vez acusadas de no informar de la verdadera magnitud del problema de la delincuencia en el país. Por ejemplo, hasta el 90 % de los delitos sexuales cometidos en Alemania en 2014 no aparecen en las estadísticas oficiales, según André Schulz, director de la Asociación de Policía Criminal (Bund Deutscher Kriminalbeamter o BDK).

El 25 de febrero, el periódico Die Welt informó de que las autoridades del estado alemán de Hesse estaban suprimiendo información sobre los delitos relacionados con migrantes, aparentemente a causa de una “falta de interés público”.

El 24 de enero, Die Welt publicó que la supresión de los datos sobre la tasa de delincuencia de los migrantes es un “fenómeno muy extendido en toda Alemania”. Según Rainer Wendt, responsable del sindicato de la policía alemán (Deutschen Polizeigewerkschaft o DPoIG), “Todos los policías saben que tiene que cumplir unas expectativas políticas concretas. Es mejor guardar silencio [sobre la delincuencia de los migrantes], porque no te puedes equivocar”.

El 22 de enero, la revista Focus publicó que la Agencia Federal contra la Discriminación (Antidiskriminierungsstelle des Bundes o ADS) presionó a la policía de Renania del Norte-Westfalia (RNW) para que eliminara la referencia a las “bandas de delincuentes norteafricanos” de una nota de prensa. Según Focus, la ADS escribió: “Existe el peligro de que las personas de esos países se conviertan en sospechosos de forma generalizada. Les instamos a borrar la referencia al origen norteafricano de la nota de prensa”. La policía de RNW borró después las palabras ofensivas porque “no se podía descartar que tal como lo formulábamos en la nota de prensa se pudiera malinterpretar como una declaración discriminatoria”. El artículo original de Focus ha sido retirado desde entonces de la página web de la revista.

El 8 de enero, el periódico Bild publicó un artículo titulado: “¿Se le está prohibiendo a la policía que diga la verdad?” El periódico citaba a un alto oficial de la policía de Fráncfort, que decía:

“Tenemos instrucciones estrictas que vienen de arriba de no informar de los delitos cometidos por los refugiados Sólo deben responderse las preguntas directas de los representantes de los medios en relación con delitos específicos. […] Es extraordinario que de manera deliberada NO se informe de ciertos delincuentes y que la información sea clasificada como confidencial (nicht pressefrei)”.

Entretanto, Boris Palmer, el alcalde “progresista” de Tubinga, cree haber encontrado una solución al problema de los migrantes que están violando a las mujeres y niñas alemanas en las piscinas públicas. Quiere que los migrantes hagan de guardianes en las piscinas. En un comentario de Facebook, escribió: “Nuestro ayuntamiento ha tomado una importante medida para la prevención y la integración. Tenemos un socorrista sirio que puede comunicar en árabe y con autoridad qué conducta está permitida y cuál no”.

El primer contratado por Palmer es un sirio de 24 años llamado Aiham Shalguin. En una entrevista con Schwäbisches Tagblatt, Shalguin presentaba a los migrantes como víctimas de las circunstancias: “Muchos refugiados varones no se han bañado nunca con mujeres. En Siria, la mayoría de las piscinas públicas están separadas por sexos. Los hombres no quieren ver a las mujeres con atuendo de baño”.

Apéndice

Agresiones sexuales y violaciones cometidas por migrantes en Alemania en julio de 2016

Refugiados sirios se toman selfies con Merkel.

Refugiados sirios se toman selfies con Merkel.

Informamos de la epidemia de violaciones a manos de migrantes en septiembre de 2015, y de nuevo en marzo de 2016. El problema se ha extendido ahora a las ciudades y pueblos de los 16 estados federales de Alemania. Los que siguen son algunos casos de julio de 2016:

1 de julio. Un migrante de 25 años de origen pakistaní agredió sexualmente a una chica de 15 años en una plaza pública en Perleberg. Un “individuo del sur” (südländischer Typ) agredió sexualmente a una joven en Núremberg. Un hombre de “piel oscura” (dunkelhäutig) manoseó a una chica de 15 años en Magdeburgo. Un migrante de 34 se exhibió a los transeúntes en Oldemburgo. Un hombre que hablaba un “alemán deficiente” agredió sexualmente a una joven de 20 años en Ibbenbüren.

1 de julio. La policía estuvo buscando a un “individuo con aspecto del sur” (südländisch aussehende Mann) que asaltó a un hombre de 73 años que estaba paseando a su perro en Sindelfingen. El migrante se aproximó al anciano por detrás, le agarró la entrepierna y le exigió sexo. El anciano trató de zafarse metiéndose en su coche, que estaba aparcado, pero el migrante saltó al asiento del copiloto y de nuevo le exigió sexo. El migrante huyó cuando una mujer que estaba paseando a sus tres perros se acercó al coche aparcado. Mientras, un migrante afgano de 32 años fotografió a dos chicas, de 12 y 14 años, que estaban nadando en el río Iller, en Illertissen. Cuando salieron del agua, el hombre les ofreció dinero a cambio de sexo.

2 de julio. Un migrante albanés de 24 años agredió sexualmente a varias mujeres en un tren suburbano en Hamburgo. Un “negro africano” de 20 años (Mann aus Schwarzafrika) intentó violar a una mujer de 27 años en un baño público de mujeres en Friburgo.

3 de julio. Un hombre de “piel oscura” (dunkler Teint) agredió sexualmente a una mujer de 44 años en Kressbronn. Un “sureño” (Südländer) intentó violar a una mujer de 21 años en Meppen. Un hombre con “aspecto del sudeste europeo” (südosteuropäischem Aussehen) agredió sexualmente a una mujer de 19 años en Kühlungsborn. Un hombre con “aspecto del sudeste europeo” se exhibió a una mujer de 40 años en una estación de tren en Mannheim-Lindenhof.

4 de julio. Un “sureño, probablemente de origen turco” (Südländer, vermutlich türkischer Abstammung) agredió sexualmente a una mujer en Nordhorn. La policía cree que el autor ya había agredido sexualmente a otra mujer en la misma zona a finales de junio. Un migrante afgano de 16 años se exhibió a una madre y a su hija en un parque en Chemnitz. El hombre fue detenido y puesto en libertad. Un hombre de “piel oscura” (dunklen Teint) manoseó a una mujer en Düsseldorf. Un iraní de 28 años acosó sexualmente a una joven de 18 años en Sundern.

5 de julio. Un migrante de 27 años de Pakistán manoseó a una mujer de 33 años en Chemnitz. Se reportó que la mujer y un policía que estaba fuera de servicio le dieron al hombre un “doloroso curso de integración” dándole una patada en los testículos. Tras ser interrogado por la policía, fue puesto en libertad. Un “negro africano” (Schwarzafrikaner) intentó violar a una corredora de 27 años en Dortmund.

6 de julio. Dos migrantes afganos fueron acusados formalmente de agredir sexualmente a un chico de 14 años en una piscina pública en Delbrück. Un solicitante de asilo de 22 años de origen afgano agredió sexualmente a dos chicas de 14 y 15 años en Ravensburg. Un “hombre de aspecto árabe” (arabisch aussehenden Mann) agredió sexualmente a una mujer de 20 años en Heilbronn. Dos migrantes intentaron violar a una mujer de 25 años en el centro de Maguncia.

7 de julio. Dos hombres de “piel oscura” (dunkle Hautfarbe) intentaron violar a una mujer en Friedrichshafen. Un migrante pakistaní de 20 años fue detenido por asaltar a varias mujeres en Kirchheim. Tras el interrogatorio, fue puesto en libertad.

8 de julio. Dos migrantes adolescentes del norte de África agredieron sexualmente a una mujer en la estación central de tren de Krefeld. Fueron detenidos, interrogados y puestos en libertad.

9 de julio. Un iraquí de 29 años violó a una mujer en una discoteca en Kiel. Un migrante afgano de 16 años agredió sexualmente a una chica de 14 años en un festival de música en Reutlingen. Un migrante afgano de 28 años agredió sexualmente a una mujer en un festival en Lütjenburg. Un migrante de Afganistán agredió sexualmente a varias mujeres en un festival en Wolfratshausen. Dos migrantes del norte de África agredieron sexualmente a dos mujeres en la estación de tren central de Duisburgo. Un individuo con “aspecto del sur” (südländisches Aussehen) agredió sexualmente a una chica de 14 años en la estación central de autobuses de Calw. Un hombre de “piel oscura” (dunklere Hautfarbe) de 19 años abusó de una mujer de 19 años en un festival al aire libre en Poing. Un hombre con “aspecto del sur” (südländisches Aussehen) se exhibió a un joven de 16 años en Xanten. Tres hombres “con la piel oscura” (dunklem Teint) asaltaron a una mujer de 40 años en Böblingen.

10 de julio. Un solicitante de asilo de 19 años de origen pakistaní agredió sexualmente a una joven de 16 años en una piscina pública en Mörfelden-Walldorf. Fue detenido y puesto en libertad. Un migrante de 17 años agredió sexualmente a una chica de 11 años en una piscina pública en Hamm. Un “sureño” o “africano” (südländisch, afrikanisch) agredió sexualmente a una mujer de 24 años en una piscina pública en Babenhausen. Un migrante afgano de 27 años agredió sexualmente a dos chicas de 13 años en una piscina pública en Rinteln. Dos varones de 16 y 21 años agredieron sexualmente a una chica de 13 años en una piscina pública en Stuttgart-Vaihingen. Un hombre “de piel oscura” (dunklen Teint) agredió sexualmente a una mujer de 37 años en una piscina pública en Dachau.

10 de julio. Dos migrantes iraníes agredieron sexualmente a tres mujeres en el centro de Múnich. Un solicitante de asilo de 28 años y de origen sirio se exhibió a una mujer de 48 años en Schweinfurt. Un grupo de migrantes del norte de África acosaron a varias mujeres en el centro de Flensburgo. Cuando un transeúnte intervino para ayudar a las mujeres, los migrantes usaron un arma de electrochoque para incapacitarlo. Dos “extranjeros” agredieron sexualmente a varias mujeres en el centro de Chemnitz. El ataque dio lugar a una lucha callejera entre no alemanes y alemanes, y varios resultaron heridos. La policía detuvo a un migrante libio de 19 años por agredir a una de las mujeres. Tras ser interrogado, quedó en libertad. Un taxista turco intentó violar a una pasajera ebria de 26 años en Heidelberg. Un hombre “presumiblemente de origen extranjero” (vermutlich ausländischer Herkunft) manoseó a una joven en Hammelburg.

11 de julio. Un “negro africano” (Schwarzafrikaner) violó a una joven de 21 años que estaba corriendo en un parque público en Chemnitz. Un individuo “de aspecto sureño” (südländischen Teint) intentó violar a una mujer en Falkensee. Un hombre con “aspecto sureño” (südländischen Teint) se exhibió a una mujer de 52 años en una vía ciclista en Kleinmachnow. Un hombre de “piel oscura” (dunkelhäutig) manoseó a una mujer de 78 años en Kempten.

12 de julio. Un migrante afgano de 16 años agredió sexualmente a dos mujeres en una vía ciclista en Kelheim. Un “individuo del sur” (Südländischer Typ) se exhibió a una mujer de 56 años en Stolberg. Un migrante tunecino de 23 años y un migrante kazajo de 30 años agredieron a varias mujeres en Olsberg. Un hombre con “aspecto del sur” (südländisches Aussehen) intentó violar a una mujer en Gotinga.

13 de julio. Un hombre de 35 con un “fenotipo sureño” (südländischen Phänotyps) intentó violar a una mujer de 43 años en Mücheln. La mujer escapó de su atacante al rociarle la cara con un espray de pimienta. Un hombre con “aspecto del sur” (südländisches Aussehen) manoseó a una chica de 15 años en Meschede. Un hombre “de piel oscura” se exhibió a una niña de 9 años en Stuttgart. La niña se disponía a cruzar la calle cuando el hombre apareció en su coche y le preguntó por una dirección. Cuando ella se acercó al coche, se dio cuenta de que el hombre no llevaba pantalones y de que se estaba tocando. Un “extranjero” (Ausländer) agredió sexualmente a una mujer en una parada de autobús en Marburgo.

14 de julio. Un migrante tunecino de 36 años fue acusado de violar a una mujer de 61 años en Freiberg. La policía cree que el hombre es responsable de al menos otras tres agresiones sexuales en la localidad. Un migrante de 27 años agredió sexualmente a una mujer de 37 años en un festival al aire libre en Wolfhagen. En el mismo festival, un migrante argelino de 25 años agredió sexualmente a una mujer de 34 años, y un migrante de 19 años acosó sexualmente a varias mujeres. Un hombre de “piel oscura” (dunkelhäutig) asaltó a dos mujeres de 18 años en Friedrichsdorf. Un migrante menor sin acompañante de 17 años (unbegleitete minderjährige Flüchtlinge) asaltó a varias chicas de entre 13 y 15 años en una estación de trenes en Bensheim.

15 de julio. Al menos 24 mujeres fueron agredidas sexualmente en un festival de música en Bremen. Los ataques fueron similares a los ataques taharrush de Colonia en Nochevieja. La policía encontró sólo a cinco de los atacantes, de los cuales todos eran migrantes de Afganistán. Harald Lührs, el investigador jefe para los delitos sexuales en Bremen, dijo: “Jamás habíamos experimentado esta clase de ataques masivos en Bremen. Que grupos de hombres rodeen a mujeres para manosearlas, eso jamás había pasado aquí con esa magnitud. Este es un nuevo problema al que tendrá que enfrentarse la policía”.

15 de julio. Un solicitante de asilo pakistaní de 22 años agredió sexualmente a una mujer de 19 años en Meppen. Un migrante acosó sexualmente a una joven de 17 años en el transporte público de Luisburgo. Un migrante sirio de 36 años manoseó a dos mujeres en un supermercado en Rotemburgo. Un hombre de “piel oscura” (dunkler Haut) agredió sexualmente a una mujer de 28 años en Wurzburgo. Un migrante acosó sexualmente a cuatro muchachas, de 10 y 11 años, en un tren en la Selva Negra.

16 de julio. Cinco mujeres fueron agredidas sexualmente en un festival al aire libre en Sinsheim. Un “negro africano” violó a una mujer de 21 años en un festival en Aschheim. Dos norteafricanos intentaron violar a dos mujeres de 18 años en la estación central de trenes de Tréveris. Un migrante afgano de 25 años agredió sexualmente a una mujer de 30 años en Übersee. Un migrante afgano de 17 años agredió sexualmente a una mujer de 21 años en Meppen. La policía dice que el migrante había agredido sexualmente a otras cuatro mujeres en Meppen en las últimas semanas. Un hombre de “piel oscura” (dunkle Hautfarbe) se exhibió a una mujer de 37 años en Paderborn. Un grupo de “extranjeros” agredió sexualmente a una mujer de 27 años en Jena. Un migrante afgano de 36 años asaltó a una joven en Eichstätt.

17 de julio. Dos hombres con “aspecto árabe” agredieron sexualmente a una mujer de 20 años delante de la Basílica de Constantino en Tréveris. Un migrante iraquí de 25 años manoseó repetidas veces a una mujer de 25 años en una discoteca en Landau. Cuando intervino un desconocido para proteger a la mujer, el iraquí entró en cólera. La mujer acabó con la nariz rota. Un hombre de “piel oscura” (dunkle Haut) intentó violar a una mujer de 45 años en una vía ciclista en Rüsselsheim. Un migrante de 38 años se exhibió a dos mujeres en un aparcamiento en Wurzburgo. Tres migrantes manosearon a una joven de 15 años en un autobús en Rostock. Un migrante de 36 años agredió sexualmente a una mujer de 34 años en un festival al aire libre en Wolfhagen.

18 de julio. Tres migrantes agredieron sexualmente a una mujer de 25 años cuando caminaba hacia su trabajo en el centro de Saarlouis. Un hombre de “piel oscura” (dunkelhäutigen Mann) agredió sexualmente a una chica de 15 años en Grassau. Dos hombres de “piel oscura” (dunkelhäutigen Männern) agredieron sexualmente a dos chicas, de 14 y 15 años, en la estación central de trenes de Giessen. Un solicitante de asilo de 25 años y de origen sirio agredió sexualmente a una chica de 16 años en Güsten. Un migrante afgano de 17 años agredió sexualmente a una muchacha de 13 años en una piscina pública en Hamm. Un migrante afgano de 18 años agredió sexualmente a dos chicas, de 13 y 16 años, en una piscina pública en Oberursel. Un migrante afgano de 18 años agredió sexualmente a dos menores, de 10 y 12 años, en una piscina pública en Remagen. Un “individuo del sur” (südländischer Typ) intentó violar a una joven de 16 años en Delitzsch. Un “sureño” (südländisch) agredió sexualmente a una mujer de 48 años que estaba paseando a su perro en Darmstadt.

19 de julio. Cinco migrantes de Afganistán y Eritrea agredieron sexualmente a dos mujeres en un festival en Gerolzhofen. Dos solicitantes de asilo de 17 años agredieron sexualmente a dos chicas de 11 y 13 años en Triptis. Un hombre de “piel oscura” (dunkler Hauttyp) se exhibió a una joven de 17 años en Weinheim. La policía publicó una fotografía compuesta de “una persona de Siria o el Líbano” que había agredido sexualmente a una mujer en el centro de Dortmund. Tres migrantes asaltaron a tres mujeres en el centro de Oldemburgo. Cuando una de las mujeres les dijo a los migrantes que las dejaran en paz, un argelino de 23 años le dio un puñetazo en la cara. Los tres hombres fueron detenidos y posteriormente puestos en libertad.

20 de julio. Un grupo de hombres de “raíces árabes” (arabischstämmig) agredieron sexualmente a cinco chicas, de entre 10 y 14 años, en una piscina pública en Kirchheim. Los hombres, todos con edades comprendidas entre los 20 y los 30 años, manosearon a las chicas y les arrancaron la parte de arriba y de abajo de sus trajes de baño. La alcaldesa, Angelika Matt-Heidecker, que dijo sentirse “horrorizada” por las agresiones, admitió que le había dado a los migrantes pases permanentes y gratuitos a la piscina. Los residentes tienen que pagar 90 euros por el mismo pase.

20 de julio. Un hombre de “piel oscura” (dunkelhäutigen Mann) violó a una mujer de 49 años en Oldemburgo. Un hombre “de origen presumiblemente extranjero” (mutmaßlich aus dem Ausland stammende Mann) intentó asaltar a una joven de 17 años en un autobús en Bietigheim-Bissingen. La policía dice que la búsqueda del perpetrador “no ha dado frutos”. Tres migrantes afganos agredieron sexualmente a al menos ocho mujeres en una piscina pública en Mönchengladbach. Un migrante afgano de 52 años agredió sexualmente a una muchacha de 12 años en una piscina pública en Marklohe. Un grupo de “negros africanos” (Schwarzafrikaner) agredieron sexualmente a varias mujeres en una piscina pública en Lörrach.

20 de julio. Un solicitante de asilo de 31 años y de origen sirio fue detenido por agredir sexualmente a una chica de 17 años en Ratisbona. Cuatro hombres con “aspecto del sur” (südländischem Aussehen) asaltaron a una mujer en Varel. Un hombre con “aspecto pakistaní” agredió sexualmente a una mujer de 23 años en un supermercado en Luneburgo. Un migrante iraní de 34 años agredió sexualmente a una mujer de 20 años en el metro de Múnich. Un migrante sudanés de 44 años agredió sexualmente a tres menores de entre 13 y 17 años en un centro juvenil en Aurich.

21 de julio. Un migrante árabe (arabischen Raum stammende Mann) agredió sexualmente a una niña de 11 años en una piscina pública en Hilchenbach. Dos “extranjeros de piel oscura” (Ausländer mit dunkler Hautfarbe) asaltaron a una chica de 14 años en Wolgast. Un hombre de “piel oscura” (dunkelhäutig) se exhibió a dos mujeres de 18 años en Kempten. Un migrante iraquí de 26 años se exhibió a una mujer de 64 años en la estación central de trenes de Dresde. Dos hombres con “aspecto del sur” (südländischen Aussehen) agredieron sexualmente a una mujer de 18 años en un tren en Bestwig. Cuando intervino su novio, los migrantes lo atacaron. El altercado derivó en una pelea a puñetazos donde quedaron destrozadas dos ventanas del tren. Cuando el tren se detuvo, los migrantes huyeron. Continúan a la fuga.

22 de julio. Un migrante afgano de 52 años agredió sexualmente a una muchacha de 12 años en una piscina pública en Marklohe. Un solicitante de asilo de 40 años fue detenido por agredir sexualmente a una joven en una piscina pública en Grenzach-Wyhlen. Un migrante norteafricano de 23 años violó a una mujer de 26 años en Mannheim. La mujer quedó gravemente herida por el ataque. El hombre ha sido acusado de intento de asesinato.

23 de julio. Un migrante no identificado violó a una chica de 15 años en la estación central de trenes de Krefeld. La chica se encontraba en un tren proveniente de Duisburgo cuando se dio cuenta de que un grupo de seis migrantes la miraban fijamente. Tras llegar a su parada, entró en un baño público. Al salir, uno de los migrantes la agarró y la violó mientras los otros se quedaban de pie mirando. Un transeúnte intervino para rescatar a la chica. Los perpetradores escaparon.

23 de julio. Un migrante nigeriano de 18 años violó a una mujer de 28 años en Kassel. Un hombre de “complexión oscura” (dunkler Teint) agredió sexualmente a una mujer de 19 años en Recklinghausen. Un hombre de “piel oscura” (dunkelhäutigen Mann) agredió sexualmente a una mujer en Brunswick. Un grupo de “sureños” agredió sexualmente a al menos cuatro mujeres en un festival en Meschede.

23 de julio. Un grupo de migrantes abordó a una mujer de 40 años delante del ayuntamiento de Kerpen. Cuando intentó escapar, la turba la siguió gritándole: “Vamos a follarla, señora”. Después de que la mujer escribiera sobre su experiencia en Facebook, alguien se apostó en la zona frente al Ayuntamiento y descubrió que muchas mujeres que pasaban por ahí también estaban siendo acosadas. Resulta que los grupos de jóvenes migrantes se reúnen delante del Ayuntamiento porque hay señal de wifi gratuita. Los funcionarios municipales dijeron que iban a instalar un acceso gratuito a internet en un centro de acogida cercano, con la esperanza de que los migrantes dejen de reunirse delante del Ayuntamiento.

24 de julio. Un migrante eritreo de 40 años violó a una mujer de 79 años en un cementerio en Ibbenbüren. La mujer, que vive en una residencia de la localidad, estaba visitando la tumba de su difunta hermana a las 6 de la mañana, cuando tuvo lugar la agresión. El migrante, que vive en Alemania desde 2013, fue detenido allí mismo.

24 de julio. Un grupo de entre cinco y siete migrantes albaneses agredieron sexualmente a dos adolescentes en una playa en Travemünde. Los hombres rodearon a las chicas, de 15 y 16 años, para separarlas del resto de sus amigos. Uno de los individuos arrastró a la de 16 años al agua e intentó quitarle la parte de abajo del bikini. Todos los hombres lograron eludir a la policía.

24 de julio. Cinco “negros africanos” (Schwarzafrika stammenden Männern) agredieron sexualmente a una mujer de 18 años en un festival en Lossburg. Un “negro africano” (Schwarzafrikaner) asaltó a una mujer en la estación central de trenes de Maulburg. Dos individuos “de piel oscura” (dunkler Hautfarbe) agredieron sexualmente a al menos tres mujeres en un festival en Balve.

24 de julio. Un migrante afgano de 23 años agredió sexualmente a una chica de 16 años en una piscina pública en Schwetzingen. El hombre negó haber agredido a la chica y la policía lo dejó marchar. Un hombre de 24 años manoseó a una mujer en un bar en Maguncia. Fue detenido después de que empezara a tirar botellas a los coches aparcados fuera del local. Un hombre de “piel oscura” (dunkelhäutig) se exhibió a una mujer de 22 años en Mönchengladbach-Wickrath. Un “hombre de piel oscura” (dunkelhäutigen Mann) se exhibió a dos mujeres por la calle en el centro de Erlenbach.

25 de julio. La policía difundió un retrato robot de un “sureño” que había intentado violar a una mujer en Schwarzenbek. Cinco hombres con “aspecto del sur” (südländischem Erscheinungsbild) se exhibieron a mujeres y menores en un lago en Potsdam.

26 de julio. Un sirio de 13 años y un iraquí de 15 manosearon a una mujer de 19 años en un parque acuático en Wismar. Dos migrantes eritreos agredieron sexualmente a una mujer de 45 años en el centro de Gera.

27 de julio. Cuatro chicos de entre 11 y 13 años agredieron sexualmente a una chica de 12 años en Königsbach-Stein. Los chicos, todos hijos de solicitantes de asilo sirios e iraquíes, empujaron a la chica contra la pared de un edificio y la obligaron a mantener relaciones sexuales con ellos. Según la policía, los chicos son demasiado jóvenes para considerarlos penalmente responsables de su comportamiento. Por lo tanto, los trabajadores sociales han recibido capacitación para ayudar a los chavales a “comprender la ilicitud de sus actos”, mediante “conversaciones intensivas” sobre “los valores y la comprensión local de los roles de género”.

27 de julio. Un hombre que hablaba un “alemán deficiente” (gebrochenes Deutsch) agredió sexualmente a una mujer de 36 años en un tren de cercanías en Karlsruhe. Manoseó repetidas veces a la mujer y le exigió que mantuviera sexo con él. Cuando el tren llegó a Karlsruhe, la mujer llamó a la policía, pero el perpetrador escapó antes de que llegara.

27 de julio. Un migrante de 19 años intentó violar a una voluntaria de 24 años en un centro de acogida en Röhrmoos. Un hombre “de piel oscura” (dunklen Teint) agredió sexualmente a una mujer de 24 años en Erfurt. La policía difundió un retrato robot de “un hombre con aspecto del sur” (südländischen Aussehens) que se había exhibido a las mujeres en el transporte público de Colonia.

28 de julio. Un grupo de cuatro migrantes de Marruecos acosaron a las mujeres que pasaban por la estación central de trenes de Düsseldorf. La policía intervino y los migrantes atacaron a los agentes. Los migrantes tenían todos abundantes antecedentes delictivos. Uno de ellos tenía una orden de deportación pendiente y fue detenido. Los tres migrantes exigieron a la policía que dejara libre a su compatriota: “¡Salid de ahí! ¡Os aplastaremos! ¡Os rajaremos!”

29 de julio. Un migrante de 29 años del norte de África fue acusado de intentar violar a y asesinar a una mujer de 29 años en Mannheim. Un migrante de 40 años (ausländischer Mann) asaltó a dos mujeres en Cloppenburg. Un migrante iraquí de 27 años manoseó a una joven de 17 años en la Alexanderplatz de Berlín.

30 de julio. Seis migrantes sirios adulteraron la bebida de dos mujeres en un festival en Heide. Las mujeres empezaron a sentirse mal, con sensación de mareo, y fueron llevadas a un hospital de la zona. Los migrantes huyeron antes de que llegara la policía. Un “solicitante de asilo” marroquí de 18 años agredió sexualmente a una mujer de 22 años en Hamburgo. Fue detenido y después puesto en libertad. Aunque se le había denegado la solicitud de asilo, el marroquí no había sido deportado. En su lugar, se había convertido en un delincuente profesional, con una larga lista de antecedentes penales, acusado entre otras cosas de agresión y robo.

30 de julio. Un solicitante de asilo de 40 años agredió sexualmente a un niño de 11 años en un supermercado en el municipio de Ering. El perpetrador fue detenido en el lugar de los hechos y puesto en libertad. Tres migrantes iraquíes fueron detenidos por agredir sexualmente a varias mujeres en una estación de tren en Berlín-Friedrichshain.

31 de julio. Cuatro solicitantes de asilo de origen pakistaní violaron a una joven de 17 años en Wetzlar. Los hombres atiborraron a la joven de alcohol hasta que se emborrachó, y entonces la violaron por turnos. Cinco norteafricanos asaltaron a una mujer de 26 años en Rheine.

Fuente: Alerta Digital

Arabia Saudita: Mujer de 21 años y doble nacionalidad Saudí-británica, ha sido encerrada en una jaula por su padre musulmán, por besar a un joven norteamericano.

Una mujer que tiene 21 años de edad, Amina al-Jeffery, que tiene la doble nacionalidad británica y Árabe  Saudí, nació y creció en Gales, pero dejó el Reino Unido para vivir en Arabia Saudita a la edad de 16. Ella supuestamente ha sido enjaulada por su padre después de que ella fue vista besando a un joven en público, y afirma que su padre la está matando de hambre. Los diplomáticos dijeron haber ignorado su caso por temor a ser tildados de racistas

'Prisionero': Reino Unido ciudadana Amina Al-Jeffery en casa de su padre en Arabia Saudita, en una foto que envió a un amigo - un juez ha dictaminado que está en "peligro" y se debe permitir que salir del país

El temor a ser catalogados como racistas significa que ‘nadie esta dispuesto a ayudar a “una mujer joven ahora que se encuentra’ prisionera ‘por parte de su estricto padre musulmán, según los informes.

El caso se presenta cuando apareció una fotografía de una ciudadana británica llamada Amina Al-Jeffery, de 21 años, junto a una “jaula” donde supuestamente permanece encerrada en la casa de su padre en Arabia Saudí.

Temiendo por su seguridad, los abogados han llevado su caso ante el Tribunal Supremo, denunciando que el hombre de 62 años de edad, el académico Mohammed Al-Jeffery le impide salir de la casa, después de que fue detenida por ‘besar a un muchacho’.

La señorita Al-Jeffery nació y se crió en Swansea, Gales, antes de que su padre la llevara a Oriente Medio a los 16 años porque él desaprobó sus ‘relaciones y conducta’.

'Prisionero': Reino Unido ciudadana Amina Al-Jeffery en casa de su padre en Arabia Saudita, en una foto que envió a un amigo - un juez ha dictaminado que está en "peligro" y se debe permitir que salir del país

La ciudadana del Reino Unido Amina Al-Jeffery en casa de su padre en Arabia Saudita, en una foto que le envió a un amigo

Pero un amigo de la escuela Robyn Lewis, a quien la señorita Al-Jeffery le envió la imagen de sí misma frente a las puertas cerradas de una jaula de acero, dijo que podía, y debía haber sido protegida y que se ignoraron sus peticiones de ayuda.

Escribiendo en Facebook, el agente de bienes del Sur de Wales dijo: “Durante años he estado dentro y fuera en contacto con Amina, mientras que ella ha estado en Arabia, sabiendo lo que había estado pasando.

“Cada vez que he hablado con ella, había estado pidiendo ayuda.

“Durante los últimos 4/5 años no puedo hacer suficiente hincapié en la cantidad de veces que he estado enviado correos electrónicos / telefoneando a parlamentarios, organizaciones benéficas locales de derechos humanos y la embajada británica en Arabia sin respuestas y nadie estuvo dispuesto a ayudar.”

Lewis dijo que la Policía del Sur de Gales dijo que su amiga había sido “tomada en contra de su voluntad”. Añadió que la señorita Al-Jeffery había discutido sus temores con el personal escolar.

“No estoy culpando a nadie más que a su padre y hermanos mayores por permitir que esto suceda, pero quiero que la gente sepa que muchas personas podrían haber hecho más para evitar esto”, escribió Lewis.

Motivo: Los amigos dijeron que han estado tratando de conseguir que las autoridades de derechos humanos para investigar el caso de la señorita Al-Jeffery (en la foto) para los «cuatro o cinco años

Algunos amigos dijeron que han estado tratando de conseguir que las autoridades de derechos humanos investiguen el caso de la señorita Al-Jeffery (en la foto) por «cuatro o cinco años

‘¿Por qué no hicieron algo antes para protegerla? … Creo que las personas tenían demasiado miedo de involucrarse con casos como este en los que participan las familias musulmanas porque podrían ser catalogados como racistas.

“Aún queda mucho por hacer para proteger a las mujeres jóvenes musulmanas británicas. Si el personal de la escuela y la policía hubiesen actuado como debían tal vez esto no habría ocurrido ‘.

El abogado de la señorita Al-Jeffery, Henry Setright QC, dijo al Tribunal Supremo la semana pasada que su padre creía que era “una persona que tenía la obligación de controlarla, incluyendo su libertad de movimiento”.

La corte escuchó a la joven de 21 años de edad, que fue detenida fuera de una universidad de Arabia Saudita por besar y abrazar a un estudiante estadounidense que más tarde se vio obligado a abandonar el país.

Desde entonces, se ha quejado de haber sido golpeada, la han puesto a pasar hambre y ha sido encerrada por su padre en su apartamento en la ciudad de Jeddah, en la costa del Mar Rojo, cerca de La Meca.

El tribunal fue informado de una “barrera o una partición que ‘había sido acondicionada en la propiedad, algo que la señorita Al-Jeffery había comparado con una” jaula “.

Marcus Scott-Manderson, de control de calidad, que representa al padre de nueve hijos, el Sr. Al-Jeffery, dijo que el académico “no podía decidirse ‘a obedecer la orden del tribunal para asistir al consulado.

El abogado también dijo que el Sr. Al-Jeffery no discute demandas hechas contra él.

En una carta escrita a principios de este año, el padre había dicho: “En cuanto a regresar a Amina de vuelta al Reino Unido, no estoy dispuesto a hacerlo, porque me temo que va a volver a su antiguo estilo de vida destructivo.

“Como su padre, temo por su salud y seguridad, y sólo quiero lo mejor para Amina, de modo que pueda concentrarse en su educación”.

Se espera que el juez Holman, conociendo la causa de la división del Tribunal Supremo de la familia, emita un fallo el miércoles.

La señorita Al-Jeffery, en la foto en una foto de la escuela, nació y se crió en Swansea hasta que su padre la llevó a Oriente Medio cuando tenía 16. Ahora debe regresar el 11 de septiembre

La señorita Al-Jeffery, en una foto de la escuela, nació y se crió en Swansea hasta que su padre la llevó a Oriente Medio cuando tenía 16 años

Dijo que podría tener la facultad de ordenar al Sr. Al-Jeffery para facilitar el regreso de su hija al Reino Unido, pero podría tener dificultades para hacer cumplir esa orden.

El juez también advirtió que la jurisdicción de los tribunales británicos no tienen claro si la señorita Al-Jeffery es ahora una mujer adulta con doble nacionalidad, saudí y Reino Unido, y agregó: “Tenemos que tener cuidado con la afirmación de la supremacía de nuestros estándares culturales.

La policía del Sur de Gales fue contactada por un comentario de ayer. Cuando la señorita Lewis fue contactada por el Daily Mail, pero se negó a hacer comentarios.

 

Mujer musulmana es expulsada de una tienda “Family Dollar”, por llevar puesto un velo islámico que le cubría la mayor parte de su rostro

Una mujer musulmana de Indiana que usaba un velo islámico que le cubría casi todo su rostro, dice que fue expulsada de una tienda ‘Family Dollar’ por un empleado de la tienda.

MUSULMÁN + Mujer + PATEADA + OUT

NBC  El incidente fue grabado en vídeo del teléfono celular el lunes por la tarde cuando Sarah Muzdaher Safi trató de comprar carbón para una barbacoa familiar, según informa NBC Chicago .

“¿Me está diciendo que tengo que salir de su tienda,” Safi le pregunta al empleado en el video. “Si señora,” el empleado responde. “Si no se puede quitar eso de la cara, voy a necesitar que salga de la tienda.”

La mujer musulmana explicó que las prendas son de naturaleza religiosa. El empleado respondió diciendo: “Entiendo, pero hay que entender que esto es una zona de alta criminalidad, y necesito que se retire ese velo de su rostro para poder ver con quién estoy tratando, o de lo contrario tiene usted que retirarse de la tienda.”

Aquí está el vídeo del incidente grabado con el teléfono celular:

Irlanda: Dos hombres musulmanes detenidos como sospechosos de violar a una mujer de 30 años en un parque de Dublín.

Dos hombres musulmanes han sido detenidos después de que una mujer ciclista fue arrastrada a un parque y agredida sexualmente.

La mujer de 30 años había estado conduciendo su bicicleta por la carretera a seis millas fuera del centro de Dublín a las 3 de la madrugada cuando fue abordada por tres hombres con características faciales del Medio Oriente.

A continuación, la víctima fue obligada a entrar a un parque en la carretera contigua y fue violada, se alega.

Dos hombres musulmanes, de edades entre los 19 y 20 años, ahora se encuentran detenidos en la estación de Garda Lucan en Dublín.

La mujer de 30 años había estado empujando su bicicleta por la carretera a seis millas fuera del centro de Dublín en 3 de la madrugada cuando fue abordado por tres hombres

Gardaí cree que tres hombres musulmanes estaban involucrados, pero sólo uno de ellos ha cometido la supuesta violación, algo que sucedió en la ciudad de Clondalkin. 

La víctima fue trasladada para recibir tratamiento en el cercano Hospital Rotunda tras el ataque.

La bicicleta de la víctima fue colocada en una camioneta de la policía para un examen forense. 

La policía dijo que continúan investigando el ataque, que tuvo lugar alrededor de las 3.20 AM de ayer. 

Sinn Fein TD Eoin O Broin dijo que la información acerca del asalto se había extendido en toda la comunidad de Clondalkin.

Después, la mujer fue arrastrada a un parque en la carretera contigua y violada en Clondalkin (en la foto), seis millas fuera el centro de Dublín

 ‘Esa zona de la carretera es normalmente bastante concurrida y todo estaba tranquilo a esa hora de la noche.

“Hay una gran cantidad de árboles en la zona y es bastante oscuro. Vamos a escribir al consejo para ver si podemos hacer que la zona sea más segura para todos. 

‘La gente aquí está muy conmocionada. Un crimen como éste creará una cantidad significativa de miedo en la zona.

‘Esta es la tercera vez que un ataque sexual ha ocurrido en el distrito electoral en el espacio de dos años.

“Así que la gente, naturalmente, está temerosa y enojada y buscando respuestas de gardai. ‘ 

Noeleen Blackwell, director ejecutivo del Centro de Crísis de Dublín dijo que el ataque era “el tipo de pesadilla clásico, no es la norma para un asalto sexual”.

“En su mayor parte, los delincuentes y las personas que cometen asalto sexual y violaciones son conocidas por la víctima,” ella le dijo al Irish Independent.

Pero este tipo de casos es horrible porque es muy violento, “añadió la Sra Blackwell.

Gardai ha hecho un llamamiento a los testigos, especialmente a los automovilistas que puedan tener información, taxistas o peatones para que se pongan en contacto con ellos en la estación de Garda Ronanstown el 01-6667700. 

 

Suecia: Migrante musulmán dice: “no me gusta Suecia, sólo estoy aquí para tirarme a las mujeres suecas y gastar su dinero del bienestar social”

hqdefault2La víctima de un hombre que presuntamente ha acosado sexualmente a cuatro mujeres, ha dicho a un periódico local, que el migrante musulmán les dijo que él odia a Suecia y sólo está allí para que él pueda “tirarse a las chicas suecas y gastar su dinero.” Y que él habla en nombre de la mayoría de los hombres musulmanes que viven en Suecia.

900x450_uploads20160723a2c6d1f086

Breitbart  (h / t de Emma)   En una céntrica plaza de Vimmerby, en las primeras horas de la mañana del domingo, cuatro mujeres fueron abordadas por un migrante abusador que les lanzaba gritos y que luego se quitó sus pantalones delante de ellas.

El hombre empezó a seguir a las jóvenes y cuando se le pidió que parara, diciéndole que se sentían incómodas con su comportamiento, el hombre de 27 años se puso agresivo.

35557twt3-1

Una de las mujeres  dijo  al  Dagens Vimmerby  que, después de haberse agitado, el migrante entonces comenzó a gritar que él odia a Suecia y les dijo que él sólo estaba en el país para “tirarse a las chicas suecas” y gastar su dinero.

El migrante luego escupió a las mujeres, se desnudó frente a ellas y se puso a orinar en un banco de la plaza. La policía encontró al hombre de 27 años de edad, en una calle poco después y lo  detuvieron en el lugar por exhibicionismo y acoso sexual.

35557twt-top

Más tarde se descubrió que el sospechoso había recibido previamente una orden de expulsión, debido a que su solicitud de asilo fue rechazada como no válida. El hombre ha sido trasladado a la provincia de Skåne, en la que se encuentra bajo custodia en espera para ser expulsado.

Calle Persson, uno de los policías de servicio en Vimmerby esa noche, advirtió sin embargo que los casos criminales contra los migrantes pueden retrasar su expulsión.

CWtYHCVUkAAif2q

Una de las presuntas víctimas dijeron al periódico local acerca de cómo esta mala experiencia las ha afectado. En la misma noche, la mujer de 20 años de edad, también informó a la policía que había sido abusada sexualmente por un hombre extranjero calvo.

La mujer dijo que mientras ella trataba de no pensar acerca de los eventos de esa noche, ahora no quiere volver a salir por la noche sola de nuevo.

t750-6866f336fbceb4a748776464e1255ce5c8d6ee5a

 

Una mujer afgana pierde su bebé después que el marido, su suegra y cuñada cortaron sus genitales y la golpearon.

Una mujer que estaba embarazada de seis meses ha perdido a su bebé por nacer después de que su marido casi la mató a golpes y le cortó parte de sus genitales.

La víctima, que es de unos 20 años, dijo que su marido lanzó un ataque no provocado contra ella con un palo de madera, cortó el pelo con un par de tijeras y afeitó algunas partes de su cabeza.

Ella dijo que la madre del hombre y su hermana en ley le ayudaron a atarla con una cuerda y luego la golpearon sin sentido.

El impactante incidente ocurrió en el distrito de la provincia de Tajar Ashkamish.

La víctima, que es de unos 20 años, dijo que su marido lanzó un ataque no provocado contra ella con un palo de madera

El jefe del Departamento de Asuntos de la Mujer, Ramz Ara de Takhar ha condenado enérgicamente el ataque.

“Ella ha sido mutilada y debido a la violencia ha perdido a su bebé, ‘Ramz Ara dijo a Tolo Noticias .

La víctima se encuentra actualmente en el hospital de Kunduz.

Abdul Jalil Aseer, portavoz de la jefatura de policía de Takhar, dijo: “El nombre de su marido es Sarbaland y él está huyendo ahora, los otros dos criminales mencionados en la declaración están ahora en Kabul ‘.

El incidente pone de relieve la violencia endémica contra las mujeres en la sociedad afgana, a pesar de las reformas desde que el régimen talibán de línea dura islamista fue derrocado por la invasión estadounidense de 2001.

El ataque se produjo según los informes, sólo 24 horas después de que una mujer embarazada de 20 años de edad, fue muerta a tiros por miembros de la familia de su marido en la provincia norteña de Faryab,  informó la BBC .

Habían acusado a la mujer de tener una aventura.

A principios de año, a una mujer de 20 años de edad, Reza Gul le fue cortada la nariz por parte de su abusivo marido con un cuchillo de bolsillo.

La historia provocó la furia en todo el mundo después de que las imágenes de la cara ensangrentada de Reza fueron compartidas en las redes sociales, con el terrible y deplorable historial del país en cuanto a violencia doméstica.

en Kabul un activista de los derechos de la mujer Alema dijo en ese momento: ‘un acto tan brutal y bárbaro debe ser fuertemente condenado.

“Este tipo de incidentes no sucederían si el sistema judicial del gobierno castigara severamente los ataques contra las mujeres. ‘

El gobierno se ha comprometido a proteger los derechos de la mujer, pero eso no ha impedido los ataques mortales.

En noviembre pasado, una joven fue apedreada a muerte tras ser acusada de adulterio en la provincia central de Ghor.

Y en marzo pasado una mujer llamada Farkhunda fue salvajemente golpeada y prendida en fuego en el centro de Kabul después de haber sido falsamente acusada de quemar un Corán.

El linchamiento provocó protestas en todo el país y llamó la atención mundial por el tratamiento que reciben las mujeres afganas.

En 2010, la revista Time publicó la fotografía de una muchacha mutilada de 18 años de edad, Bibi Aisha, en su portada. Su nariz fue cortada por un marido abusivo.

La publicación provocó una efusión de simpatía por todo el mundo. Aisha, fue llevada a los Estados Unidos, donde se le dio una prótesis nasal.

Austria: Las leyes judiciales dicen que un empleador tiene derecho a despedir a una mujer musulmana por negarse a quitarse su velo islámico.

La mujer, que se convirtió al Islam y empezó a llevar un airbag en la cabeza que le cubría la cara completa mientras trabajaba en las oficinas de abogados, había demandado a los jefes por su despido.

Viena-691849

Reino Unido expreso  (h / t Especificaciones S)   Pero el tribunal aceptó el argumento de los empresarios acerca de que una cara visible es una de las necesidades básicas para la comunicación y la terminación del contrato de la mujer era legalmente válido y no era una discriminación.

El fallo en el Tribunal Supremo de Austria dijo que la solicitud para que la mujer se quitara el velo para establecer un mejor trato con los miembros y el público no va lo suficientemente lejos debido a que la interacción con los compañeros de oficina también se vería afectada.

Partido de la Libertad de Austria ha estado tratando de hacer el airbag de cabeza musulmana prohibió

La mujer con velo, identificada sólo como Gertraud M, de Baja Austria, había usado previamente un pañuelo en la cabeza pero comenzó a llevar un velo integral cuando los médicos detectaron que tenía un cáncer y “quería estar más cerca de Dios.” “Yo había considerado no hacerlo debido a que algunos problemas serían predecibles por supuesto, pero sentí que mi corazón me pedía que lo hiciera, así que empecé a cubrir mi cara “.

Ella continuó: “No puedo entender por qué mi patrón piensa que mi velo islámico causa problemas en la comunicación, mi velo no interfiere para que yo entienda sus instrucciones. 

“Él puede mirar mis ojos, mis gestos, ver y oír el tono de mi voz. Mis hijos me entienden tan bien cuando estoy velada en un lugar público y hablo con ellos. ( Eso hágalo en sus países musulmanes, pero en los países occidentales te tienes que ceñir a las reglas de esos países)

Clic en el enlace para ver video:

http://players.brightcove.net/2540076170001/4kfqgmETl_default/index.html?videoId=5018491947001