Archivo de la categoría: LIBIA

Más de 1200 ilegales invasores musulmanes, fueron transportados a Europa por las ONG y los traficantes de humanos en menos de 10 horas.

Miles de gorrones musulmanes africanos que se hacen pasar por refugiados han sido ‘rescatados’ de balsas de goma y fueron hacinados en barcos en tan sólo 10 horas, en una enorme operación conjunta ‘de rescate’ llevada a cabo por organizaciones benéficas religiosas y ONG. Los invasores que viajaban en las balsas improvisadas, con la esperanza de llegar a Europa, eran de toda África, provenientes de naciones como Nigeria, Congo, Malí y Sudán.

Primero Bretaña  Los guardacostas italianos han rescatado a unos 800 invasores musulmanes. La operación siguió a la intercepción de 906 invasores en las costas de la ciudad occidental de Libia de Sabratha. La organización de ayuda española, proactiva de brazos abiertos, también salvó a unos 600 migrantes que habían abandonado Libia con destino al sur de Sicilia.

Reino Unido expreso   Desde el amanecer hasta el anochecer del sábado, las balsas navegaban en aguas internacionales mientras cientos de musulmanes huyen de Libia cada día. La Unión Europea ha perdido 78 milliones de £ por el respaldo al Gobierno de Libia y su asediado guardacostas ‘oficial’, mientras que a las milicias antidisturbios se les dio un plazo en el país.

Sin embargo, el acuerdo no ha protegido a los que viven en Libia, o a los que hacen los cruces a Italia. Las ONG que ayudan a rescatar a los aspirantes a migrantes en el agua han sido sorprendidos por la decisión de la UE, bajo la Declaración de Malta, para tratar de detener los barcos. (Australia lo hizo y los barcos se detuvieron)

Ayer, fueron esas ONG, que son financiadas por los ciudadanos comunes, las que ayudaron a los invasores musulmanes varones, sobre todo, para llegar a la primera parada en su camino a refugios de bienestar de Europa occidental.

Dirigidas por el CMM en Roma, las ONG fueron llamadas a las 05 a.m. y a las 3 p.m.. Algunas balsas ya estaban desinflándose (intencionalmente) o habían desaparecido durante horas cuando los equipos de rescate se abalanzaron para proporcionar chalecos salvavidas a los gorrones musulmanes yihadistas, y violadores y darles el paso seguro a Italia.

Misiones de rescate estrechamente controladas se llevaron a cabo con socorristas, médicos y expertos navegantes de la ONG española Proactiva de brazos abiertos con el lanzamiento de la primera a las 5 am hora local. Cuando la luz del día se ocultó, una balsa con 112 a bordo, incluyendo 22 menores de edad (menores de 40), fue rescatado por Proactiva.

Mientras tanto, más botes de goma, hechos por traficantes para cruzar el Mediterráneo fueron encontrados por organizaciones benéficas en la búsqueda y rescate (SAR) en la zona a 13 millas fuera de Trípoli.

Según el testimonio de esos salvavidas, el mar se ha podido cobrar varias vidas si ellos no hubieran estado allí, miles hubieran perecido en el peligroso cruce.

Fuentes:

Reino Unido expreso y Primero Bretaña

Wikileaks revela la trama oculta que hizo estallar la guerra de Siria y el objetivo de atraer a millones de refugiados a Europa

Recientemente, Wikileaks ha hecho público un extenso archivo de 57.934 correos electrónicos de la dirección personal de email de Berat Albayrak, yerno del presidente turco Recep Tayyip Erdogan y Ministro de Energía de este país.

Los mensajes filtrados demuestran que el Gobierno turco contrabandeó con el petróleo controlado por los terroristas islamistas del Estado Islámico en Irak y revelan cómo el Ejecutivo de Erdogan trata de acabar con la libertad de prensa en su país, castigando a los medios de comunicación críticos y tratando de manipular las redes sociales. Pero, sobre todo, analizando con detenimiento los miles de correos electrónicos de Berat Albayrak pueden extraerse informaciones cruciales para entender el origen de la guerra en Siria y para comprender las razones por las que los dirigentes de los principales países europeos se han convertido en los principales impulsores de las políticas a favor de la llegada de millones de inmigrantes y refugiados al viejo continente.

Orígenes de la guerra de Siria

Berat Albayrak, ministro turco de Energía y yerno de Tayyip Erdogan

Berat Albayrak, ministro turco de Energía y yerno de Tayyip Erdogan

En uno de los correos filtrados por Wikileaks, el analista turco Mehmet Ozhan envía a Berat un email en el que se recoge una extensa información de oil-price.com que explica cómo, en 2012, Catar se había empeñado en construir un gasoducto desde su territorio hasta Turquía a través de Siria, ya que los cataríes, que se encuentran entre los principales productores de gas del mundo, no querían dejar de perder la oportunidad de vender su preciada producción a Europa, siempre excesivamente dependiente de los suministros rusos. El presidente sirio, Bashar al Assad, entendió rápidamente que se encontraba en una posición de fuerza y decidió subir la apuesta creando un diferente diseño geoestratégico y una fuente alternativa de combustible para el oleoducto que habría de acercarse a Europa a través de Siria.

En este punto, hay que recordar que la mayoría de los países de Oriente Medio, incluyendo Siria, son musulmanes sunitas. Por el contrario, el régimen post-Hussein en Irak, diseñado por Estados Unidos, fue dominado por los musulmanes chiítas. Bashar al Assad es un musulmán alauí -un credo también chií que los sunitas de Catar y Arabia Saudí quisieran ver borrado de la faz de la Tierra-. Por este motivo, y en lugar de dar alas a un posible oleoducto Catar-Turquía, el presidente sirio firmó un acuerdo con el gobierno chiíta de Irak y otro con su vecino Irán, la mayor nación chiíta del mundo. Así nació el proyecto de oleoducto Irán-Iraq-Siria.

En un momento en el que la economía siria se encontraba absolutamente estancada, Assad ideó un plan de gasoducto alternativo que llevaría el gas iraquí a Irán y al resto de Europa. Este proyecto, además, complació a Vladimir Putin, ya que éste tenía firmado acuerdos de larga duración con Irán, un país con el que Rusia siempre se había mantenido cómodo a la hora de establecer precios para el gas. Además, es muy importante tener en cuenta que la única base militar de Rusia en el Mediterráneo se encuentra en la costa de Siria, lo que estratégicamente permitiría a Putin controlar un segundo gasoducto a Europa. Por ello, el oleoducto iraní hacia Siria rápidamente se convirtió en una prioridad para Moscú y, consecuentemente, Assad y los rusos comenzaron a moverse para paralizar el proyecto de gasoducto de Catar y para promover el plan iraní. Pero, en el camino, Bashar al Assad se había ganado unos enemigos muy poderosos…

Un correo fechado en el mes de octubre de 2015 que, según Wikileaks, fue hallado en el ordenador personal del Ministro de Energía turco, explica cómo la decisión de Assad indignó a las monarquías sunitas de Arabia Saudí y Catar que, gracias a sus compras masivas de armamento norteamericano y británico, se jactaban de tener a las potencias occidentales en un puño “para que lucharan por ellas”. Por este motivo, según este email, “el presidente Obama y el primer ministro de Gran Bretaña, David Cameron, no tardaron en programar ataques aéreos contra Siria en un esfuerzo por derrocar a Assad. Pero, a finales de agosto de 2013, el parlamento británico votó en contra de esta acción, lo que, a su vez, ejerció una fuerte presión sobre el presidente estadounidense, quien calculó que el Congreso de Washington seguiría el ejemplo de Londres y bloquearía cualquier ataque contra Siria. Paralelamente, Rusia incrementó la apuesta moviendo sus barcos de guerra al Mediterráneo, listos para defender Siria. Los principales amigos de Arabia, Estados Unidos y Gran Bretaña, retrocedían, y fue en ese momento cuando el rey saudí decidió resolver él solo el problema de Siria”.

Tal y como se recoge en los correos electrónicos de Berat Albayrak, ministro turco de Energía y yerno de Tayyip Erdogan, publicados por Wikileaks, “el primer paso que dieron Arabia Saudí y Catar fue incrementar su apoyo económico a la Hermandad Musulmana, que pretendía imponer el control sunita en todos los países del Medio Oriente. Los saudíes persuadieron a los Estados Unidos para que apoyaran esta política y los grandes medios de comunicación occidentales se sumaron a esta causa al encuadrar las acciones totalitarias de los Hermanos Musulmanes bajo el benevolente paraguas de las ‘primaveras árabes’”.

“Por otro lado, Arabia Saudí también tomó otra decisión trascendental: abaratar el precio de su petróleo, lo que provocaba una grave pérdida de competitividad al petróleo ruso, impedía a Irán (beneficiada por el reciente levantamiento del embargo) reestructurar su industria del crudo, paralizaba la producción de fracking en Estados Unidos. De este modo, los saudíes castigaban a todos los implicados en el apoyo a Assad en el Gobierno sirio”.

Lo que ya se conoce como el “Berat’s Box”, la más importante filtración de correos electrónicos de un alto cargo del Gobierno turco que ha tenido lugar hasta la fecha, también explica cómo Catar y Arabia Saudí han sido claves en el fomento y la financiación de grupos terroristas musulmanes sunitas en Irak y Siria, incluyendo, por supuesto, el autodenominado Estado Islámico (EI).

Oleadas de inmigrantes hacia Europa

Refugiados en Dinamarca

Refugiados en Dinamarca

Los documentos exponen como el EI ha sido ampliamente financiado por donantes de Arabia Saudí y Qatar, “pero no controlado por ellos”. De hecho, los líderes del Estado Islámico, en sus diferentes ramas, buscan ingresos que les permitan avanzar por delante de los líderes de las ramas rivales y obtener independencia política de Arabia Saudí. En el norte de Irak, por ejemplo, manejan las refinerías de petróleo que toman para obtener ganancias. Pero, por el contrario, en Libia destruyen las refinerías como si éstas fueran una ofensa hacia Dios. La rama libia del EI prefiere el dinero fácil del contrabando de personas, ya que “las rutas de tráfico de personas establecidas también les sirven para proyectar combatientes a todo el mundo”.

“La estrategia es clara: el Estado Islámico provoca el caos en Siria, genera una grave crisis humanitaria para que los refugiados huyan y el propio Estado Islámico, generalmente a través de Libia, ofrece a estos refugiados, entre los que introduce a sus terroristas, una ruta hacia Europa”.

Para completar el cuadro, y según se revela en el correo electrónico en poder de Berat Albayrak que incluye un análisis realizado por la web oil-price.net, “no es una coincidencia que en este punto, Alemania, de repente, decidiera ofrecer recompensas de bienestar muy generosas a cualquier inmigrante ilegal que pudiera llegar, a través del Meditarráneo, desde la costa de Libia a las islas italianas. Alemania necesita mano de obra de trabajadores huéspedes de los países más pobres para mantener sus productos competitivos”.

Foto de archivo de un grupo de refugiados.

Foto de archivo de un grupo de refugiados.

El analista de oil-price.net que envía su trabajo al ministro de Energía turco ironiza, además, señalando que “la capacidad de Alemania para seguir exportando con una economía de altos salarios es aclamada por el Gobierno germano como un homenaje al sistema educativo alemán. Pero, en realidad, entre bastidores, el gobierno alemán sabe muy bien que su economía de salarios bajos, de alto rendimiento, es un tributo al sistema educativo turco. El gobierno alemán ha permitido la migración sin restricciones desde Turquía desde los primeros años ochenta del pasado siglo. Las ambiciones de salarios bajos de los obreros turcos emigrantes socavaban las facultades de negociación de los sindicatos alemanes. Los trabajadores alemanes tenían que mantener sus demandas salariales bajas para evitar que sus trabajos fueran entregados a la mano de obra no calificada turca. Pero el resurgir económico de Turquía en los últimos años ha hecho que el flujo de mano de obra barata hacia Alemania se secara. Y, por ello, el Ejecutivo de Angela Merkel trabaja insistentemente para que millones de inmigrantes lleguen al país a ocupar puestos de trabajo de sueldos bajos con los que ayudar a solventar las presiones inflacionarias…”

Fuente: La Tribuna del País Vasco

Fracturas en el mundo musulmán

Corán

Por Jesús M. Pérez 

Durante la década 2001-2011, enmarcada por los ataques terroristas del 11-S y la muerte de Ben Laden, la violencia yihadista, que golpeó duramente lugares como Nueva York, Washington, Madrid y Londres, centró el debate intelectual en el choque del mundo musulmán y Occidente. Precisamente la popularidad de la tesis sobre el choque de civilizaciones, presentada por Samuel P. Huntington, llevó al presidente del Gobierno español Rodríguez Zapatero a presentar una iniciativa, asumida por Naciones Unidas, de diálogo de civilizaciones. El libro de Huntington hablaba de las “sangrantes fronteras del Islam”, pero a partir de la campaña de ataques de Al Qaeda en Irak (que luego se transformó en el Estado Islámico) contra la población musulmana chií empezó a acumularse la evidencia de que, en términos cuantitativos, las principales víctimas de la violencia yihadista son los propios musulmanes.

Hoy la lista de países donde radicales musulmanes matan a musulmanes es larga: Argelia, Túnez, Libia, Mali, Nigeria, Somalia, Yemen, Siria, Irak, Afganistán, Pakistán… El balance de víctimas de la ola de atentados yihadistas que comenzó en 2012 en Europa, pese a su impacto social, empequeñece frente al balance mensual de algunos de estos países, donde son habituales atentados contra aglomeraciones de gente en mercados y templos.

El mundo musulmán sufre grandes fracturas que lo ponen, fundamentalmente, en conflicto consigo mismo. La primera fractura separa al tronco suní, mayoritario, del tronco chií, del que parten varias ramas, como la de los alevíes turcos, los alauitas sirios y los zaidíes yemenitas. De Turquía a Pakistán, encontramos que allí donde los chiíes son minoría sufren discriminación, restricciones a su libertad religiosa y violencia en nombre de la pureza del islam. Encontramos un historial de ataques, desde la masacre de Sivas de 1993 en Turquía al atentado del Estado Islámico en Arabia Saudita en 2015.

El conflicto entre las dos ramas principales del islam tiene, cómo no, una derivada geopolítica importante: la rivalidad entre Arabia Saudita e Irán, que se manifiesta en una gran partida sobre el tablero del Gran Oriente Medio. Ahora mismo tiene dos focos candentes. Uno es la guerra civil siria, donde en 2013 Riad y Teherán decidieron echar toda la leña al fuego aprovechando la falta de una estrategia del Gobierno de Obama, que había quedado escarmentado con la experiencia libia.

El otro foco candente es la guerra del Yemen, donde el poder militar saudí ha quedado encallado (véase “El Yemen y el límite del poder saudí”) e Irán ha asumido un papel más discreto. Un parlamentario iraní llegó a afirmar en 2014 que cuatro capitales árabes estaban en manos de la revolución iraní. Se refería a Damasco (Siria), Beirut (Líbano), Bagdad (Irak) y Saná (Yemen). Pero la rivalidad geopolítica se juega en un terreno amplio y es posible encontrar dinero saudí e iraní en lugares tan alejados como Mauritania.

Pero sin duda la gran fractura es la que vive en general el Islam enfrentado a la modernidad. La gran caída de los precios de las materias primas a finales de los años 80 obligó a la Unión Soviética a enfrentar los problemas estructurales de su economía dirigida y evidenció el agotamiento del discurso del socialismo árabe en países como Argelia. El experimento reformista soviético se llevó por delante el sistema y la Europa comunista hizo una rápida transición hacia la economía de mercado y la democracia liberal. El socialismo árabe no fue reemplazado como ideología política hegemónica por una de corte modernizador. La principal oposición a líderes como Mubarak y Arafat fue la de los movimientos islamistas, sustentados por un tejido social de organizaciones educactivas y asistenciales. Hasta Sadam Husein trató de recuperar legitimidad con una campaña de islamización que creó las condiciones para que, después de su caída, numerosos cuadros de su régimen terminaran en las filas del Estado Islámico (véase “Del Irak de Sadam y la Siria de Asad al Estado Islámico (1)”).

La esperanza quedaba fuera del mundo árabe, demográficamente minoritario en el Islam. No en vano, casi la mitad de los musulmanes viven en un arco que va del Mar Caspio al sur de Filipinas, mientras que el norte de África y Oriente Medio acoge a poco más de la quinta parte de la población musulmana. La atención estaba puesta en el experimento turco, donde se confiaba en la consolidación de una democracia islámica al estilo de la democracia cristiana europea, con el movimiento Gülen dando sustento a una ética del trabajo al estilo de la descrita por Max Weber en La ética protestante y el espíritu del capitalismo. Hoy, la ruptura entre el partido islamista en el poder en Turquía y el movimiento Gülen, al que Ankara responsabiliza del fallido golpe de Estado de julio de 2016, es total. Y la deriva autoritaria de Erdogan es evidente (véase “Turquía ya no es el país del futuro”).

La otra región del mundo que aunaba modernidad e islam era el Sudeste Asiático. Hoy, en Indonesia, el país musulmán más poblado del planeta, el islamismo conservador avanza. Un exgobernador provincial fue recientemente condenado a dos años de cárcel, más pena que la que pedía el fiscal, por blasfemar contra el islam, en medio de una gran presión social. Precisamente la acusación de blasfemia le costó la vida este año a un estudiante en Bangladesh, asesinado por una turba de compañeros de universidad.

Años de protagonismo mediático de los yihadistas, como Osama ben Laden y su discurso sobre el “enemigo lejano”, que éramos nosotros, nos han hecho pasar por alto la fitna, la guerra civil que vive el mundo musulmán. La violencia terrorista que sufrimos en Occidente es parte de las ondas de choque de ese conflicto que nos afecta de lleno por una razón aún más importante. La presencia de una creciente población musulmana en Occidente plantea un dilema. O bien surge en Occidente un islam moderno u Occidente será consumido por el conflicto del islam con la modernidad.

Fuente: Revista El Medio

Las dos caras de Qatar: entre la modernización y el apoyo al terrorismo

Está entre los países más desarrollados y globalizados del mundo árabe, pero ocho naciones de la región acaban de romper relaciones porque financia a organizaciones extremistas. Claves para entender al emirato más contradictorio
Las dos caras de Qatar, entre la modernización y el apoyo a organizaciones terroristas

Los principales países árabes patearon el tablero geopolítico regional el lunes pasado. Tras varios meses de tensión, Arabia Saudita, Bahréin, Egipto, Yemen, Emiratos Árabes Unidos, Maldivas, Mauritania y el gobierno del este de Libia decidieron romper relaciones diplomáticas con Qatar. Echaron al embajador, cerraron las rutas marítimas y aéreas, y algunas de sus aerolíneas, como Etihad Airways, anunciaron la suspensión de los vuelos al emirato. La causa de la ruptura es el sostenido apoyo financiero del régimen de Tamim bin Hamad al-Thani a diferentes organizaciones y líderes terroristas.

Este conflicto volvió a poner en evidencia un fenómeno que no deja de sorprender a los expertos en política internacional: las dos caras de Qatar. Por un lado, desde su independencia del Reino Unido, en 1971, la dinastía Al-Thani buscó convertirlo en el país más moderno de la región. Por otro, siempre buscó tejer vínculos económicos y políticos con grupos islamistas cuyo principal propósito es la destrucción de Occidente.

La duplicidad se ve en que es uno de los principales aliados en el Golfo Pérsico de Estados Unidos, que tiene en su territorio su mayor base militar en todo Medio Oriente. Hasta colabora en la lucha contra ISIS. Pero luego financia a organizaciones afines. También participaba de la coalición militar que interviene en el conflicto interno de Yemen en contra de la rebelión de los hutíes. Sin embargo, Arabia Saudita, que lidera la iniciativa, lo expulsó al encontrar evidencias de que Doha apoyaba clandestinamente a los rebeldes.

El emir de Qatar, Tamim bin Hamad al-Thani (Reuters)

El emir de Qatar, Tamim bin Hamad al-Thani (Reuters)

El Qatar moderno

Qatar es una monarquía absoluta que está en manos de los Al-Thani desde el siglo XIX, incluso antes de la llegada de los británicos. Sus reservas gasíferas y petroleras, impactantes para una superficie de sólo 11 mil kilómetros cuadrados y una población de 2.7 millones de habitantes, le permiten tener el PBI per cápita más alto del mundo, 141 mil dólares.

Pero no sólo es un país rico. También tiene características propias de uno moderno y desarrollado. Por ejemplo, es el más globalizado de todo el mundo árabe y ocupa el puesto 29 en el índice que elabora el Instituto KOF. Su aerolínea, Qatar Airways, es considerada la segunda mejor del planeta de acuerdo al ranking de Skytrax, y ocupó el primer puesto en tres de los cinco años anteriores.

Qatar Airways, símbolo de la modernización qatarí (IStock)

Qatar Airways, símbolo de la modernización qatarí (IStock)

Doha, su capital, tiene una infraestructura envidiable para la mayoría de las ciudades europeas. Desde hace algunos años despliega un exitoso plan para captar al turismo internacional, que se coronará en 2022, cuando se convierta en el primer país árabe (el tercero de todo el continente asiático) en organizar la Copa Mundial de Fútbol.

La doble faz qatarí tiene un emblema, la cadena de noticias Al Jazeera, que lanzó en 1996. Ejemplo de su ambición modernizadora, desarrolla coberturas que, desde un punto de vista técnico, están a la altura de los mejores canales del mundo. Tiene oficinas en 80 países y transmite en vivo en diferentes idiomas, lo que le permitió convertirse muy rápidamente en el medio más influyente de Medio Oriente. No obstante, en muchas ocasiones utilizó ese poder para promover el discurso de líderes extremistas, empezando por Osama Bin Laden, que siempre elegía a la cadena para difundir sus comunicados.

“Qatar busca desde hace tiempo abrazar tanto a Occidente como a actores no estatales violentos que actúan en Medio Oriente. El objetivo es transformar su riqueza en capacidad de influencia, mediando en conflictos e incluso engrasando las ruedas de esas disputas aportando recursos a los diferentes bandos en disputa”, explicó a Infobae David Weinberg, experto en los países del Golfo Pérsico de la Fundación para la Defensa de las Democracias, think tank especializado en seguridad y relaciones internacionales con sede en Washington D.C.

Yusuf al-Qaradawi, ideólogo de los Hermanos Musulmanes asilado en Qatar (Getty)

Yusuf al-Qaradawi, ideólogo de los Hermanos Musulmanes asilado en Qatar (Getty)

El lado oscuro del emirato

Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Bahréin publicaron este jueves la lista negra de Qatar. Son 59 personas y 12 organizaciones vinculadas a actividades terroristas que son respaldas por el gobierno. “Están conectados con Qatar y responden a una agenda sospechosa que pone en evidencia la dualidad de sus políticas”, indicaron en un comunicado conjunto.

“El gobierno qatarí le ha prestado su apoyo a Hamas, a los Hermanos Musulmanes, a Al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP en inglés), a los Talibanes y al Frente al Nusra, a través de préstamos monetarios, pagos de rescate y envío de suministros. Además, da asilo a por lo menos 12 individuos buscados internacionalmente, incluyendo a agentes talibanes, a financistas de Al Qaeda y a Yusuf al-Qaradawi, ideólogo de los Hermanos Musulmanes. A pesar de que han sido públicamente sancionados por Estados Unidos o por la ONU, y de que tienen órdenes de arresto de Interpol, pueden vivir en Qatar libremente, y en algunos casos, lujosamente”, dijo a Infobae David Ibsen, director ejecutivo del Proyecto Anti Extremismo (Counter Extremism Project), una ONG que se dedica a investigar a organizaciones extremistas de todo el mundo.

Khalifa Muhammad Turki al-Subaiy, un importante financista de Al Qaeda que vive en Qatar

Khalifa Muhammad Turki al-Subaiy, un importante financista de Al Qaeda que vive en Qatar

El grupo más explícitamente vinculado con Qatar y con su familia gobernante es la Sociedad de los Hermanos Musulmanes. Esta organización nacida en Egipto en 1928, que busca imponer un régimen político basado en la ley islámica, tiene presencia en diferentes países de la región. En muchos momentos ha acudido a la violencia y al terrorismo como herramientas para llegar al poder, pero en otros ha seguido canales institucionales, como cuando impulsó en 2012 la llegada de Mohamed Morsi a la presidencia de Egipto. Qatar fue uno de sus principales apoyos, lo que tensó mucho la relación con El Cairo después del golpe de Estado que lo derrocó en julio de 2013.

Así se entiende la presencia en el emirato de Al-Qaradawi, que es uno de los principales referentes de la Hermandad. Este teólogo es perseguido por alentar abiertamente la realización de atentados suicidas contra objetivos estadounidenses e israelíes. “Ha estado cerca de los gobernantes qataríes por décadas —dijo Weinberg—. Por eso lo besaron y le dieron una posición preeminente, sentado al lado del emir el lunes a la noche luego de que los vecinos rompieran relaciones con Doha”.

Otro caso resonante es el de Khalifa Muhammad Turki al-Subaiy, un muy importante financista y facilitador de las operaciones de Al Qaeda. Hay evidencias de que transfirió cientos de miles de dólares a líderes de la organización en el Sudeste Asiático, incluyendo a Khalid Sheikh Mohammed, uno de los cerebros del atentado contra las Torres Gemelas.

Los Hermanos Musulmanes son la organización con la que tiene vínculos más estrechos

Los Hermanos Musulmanes son la organización con la que tiene vínculos más estrechos

¿Por qué ahora?

“Es probable que el conflicto haya emergido ahora por diferentes razones. El apoyo de Qatar a la Hermandad molesta a los Emiratos Árabes y a los gobernantes Sauditas desde hace tiempo. Pero recientemente distintas fuentes consultadas por el Financial Times señalaron que pagó millones de dólares por supuestos rescates al gobierno iraní y a sus milicias en Irak. Además, el ministro de Exteriores qatarí fue acusado de reunirse en Bagdad algunas semanas atrás con Qassem Soleimani, maestro del terror de las Fuerzas Quds, de la Guardia Revolucionaria de Irán”, dijo Weinberg.

A este combo hay que sumarle el factor Donald Trump. Su reciente visita a Riad convenció a Arabia Saudita de que tenía el apoyo para aumentar su influencia regional. Y eso implica disminuir la de Qatar. Por otro lado, la llegada del republicano a la Casa Blanca significó una profunda transformación de la política exterior estadounidense.

Militantes de Al-Qaeda en la Península Arábiga, otra de las organizaciones apoyadas por Qatar

Militantes de Al-Qaeda en la Península Arábiga, otra de las organizaciones apoyadas por Qatar

“Qatar se había convertido en un importante aliado occidental promoviendo cambios de régimen durante la Primavera Árabe, con mucha libertad de acción. Como Estados Unidos y Arabia Saudita están revisando su estrategia, Qatar está siendo señalado porque se lo ve como un país demasiado independiente, y porque se está resistiendo al realineamiento contra Irán impulsado por Trump”, contó a InfobaePhilippe Le Billon, profesor del Instituto Liu de Asuntos Globales en la Universidad de Columbia Británica, Canadá.

Uno de los interrogantes que se devolverán en los próximos meses es hasta dónde puede llegar este nuevo escenario de tensión en Medio Oriente. Le Billon no cree que vaya a escalar mucho más. “El margen de maniobra de Qatar es muy limitado en muchas aspectos, sobre todo por su posición geográfica y por su limitado espacio aéreo. Segundo, Qatar parece ser un país pragmático, que busca cuidar sus propios intereses más que perseguir alguna causa ideológica. Tercero, una escalada requeriría del apoyo iraní, algo que Doha trataría de evitar por considerarlo muy peligroso”.

De todos modos, para otros analistas, la única forma de que disminuya la tensión es que Qatar abandone definitivamente su política de apoyo al extremismo. De lo contrario, las crisis podría agravarse. “Este es un conflicto que se viene cocinando a fuego lento desde hace varios años. La comunidad global y los vecinos de Qatar se cansaron de su comportamiento. La decisión de cortar vínculos diplomáticos y comerciales es el comienzo, no el final de la disputa. Dependerá de Qatar ofrecer una respuesta que esté a la medida de la gravedad de este asunto. Expulsar a un líder de Hamas que tenía autorización para vivir libremente en Doha desde 2012 no es una respuesta seria”, concluyó Ibsen.

 

Crisis en el Golfo por el apoyo de Qatar al terrorismo: la reacción de los líderes mundiales

El régimen de Irán fue el primero en criticar a los países que cortaron relaciones con el gobierno de Doha. Estados Unidos, Rusia, Turquía pidieron una resolución pacífica del conflicto y esperan que no afecte las operaciones en conjunto. La FIFA se puso en alerta: en 2022 tiene programado el Mundial en el foco mismo del conflicto

El secretario de Estado, Rex Tillerson, pidió que los países del Golfo mantengan la unidad. La semana pasada firmó acuerdo militares con Arabia Saudita (AFP)

El secretario de Estado, Rex Tillerson, pidió que los países del Golfo mantengan la unidad. La semana pasada firmó acuerdo militares con Arabia Saudita (AFP)

Luego de que Arabia Saudita, Egipto y otros países árabes rompieran relaciones diplomáticas con Qatar por su vínculos con el terrorismo islámico, desestabilizando toda la zona del Golfo Pérsico, los gobiernos de las principales potencias en la región intentaron calmar las aguas.

“Es importante que el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) permanezca unido”, dijo Rex Tillerson, Secretario de Estados de los Estados Unidos, en referencia a la alianza de países árabes entre los que se encuentran algunos de los enemistados.

“Alentamos a las partes a que se sienten y traten estas divergencias”, señaló el funcionario de alto nivel, agregando que mantiene la esperanza de que este conflicto no tenga impacto en la lucha en conjunto contra el terrorismo. Al momento Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Egipto, Yemen, el gobierno del este de Libia y las Islas Maldivas cortaron relaciones con Qatar.

Tillerson se encuentra en Australia junto al Secretario de Defensa, James Mattis, quien por su parte culpó a Teherán de las fricciones. “Las acciones de Irán hablan más fuerte que las palabras”, dijo, según la cadena Al Jazeera. En Qatar Estados Unidos opera su mayor base militar en todo Medio Oriente.

El ministro de Defensa de Arabia Saudita, príncipe Mohammed bin Salman, durante una reunión del Consejo de Cooperación del Golfo: tres de los seis países miembros cortaron relaciones con Qatar (AP)

El ministro de Defensa de Arabia Saudita, príncipe Mohammed bin Salman, durante una reunión del Consejo de Cooperación del Golfo: tres de los seis países miembros cortaron relaciones con Qatar (AP)

Rusia

Por otro lado Dmitry Peskov, portavoz del gobierno de Rusia, dijo que el interés de su país es mantener una situación “estable y pacífica” en el Golfo, y espera que el conflicto no afecte la “determinación común y el compromiso” en la lucha contra el “terrorismo internacional”.

Irán

Mientras que la teocracia chiita de Irán también se refirió a la crisis en el Golfo. “Cortar relaciones diplomáticas y cerrar fronteras no es la forma de resolver una crisis. Como dije antes, la agresión y la ocupación no resultarán en otra cosa que la inestabilidad”, dijo Hamid Aboutalebi, subsecretario del presidente iraní Hassan Rohani, en referencia a la situación en Yemen donde Irán apoya a los rebeldes hutíes.

“Lo que está pasando es un resultado de la danza de las espadas”, agregó. En su reciente visita a Arabia Saudita, donde firmó acuerdo militares, el presidente estadounidense Donald Trump participó de una tradicional danza tribal con espadas.

Turquía

Por su parte el ministro de Exteriores de Turquía, Mevut Cavosuglu, llamó al diálogo y aseguró que su gobierno estaba “entristecido” por la situación.

Qatar se encuentran construyendo estadios para el mundial de fútbol de 2022. La FIFA ya se comunicó con el país y el comité organizador en medio de la crisis (Reuters)

Qatar se encuentran construyendo estadios para el mundial de fútbol de 2022. La FIFA ya se comunicó con el país y el comité organizador en medio de la crisis (Reuters)

“Vemos la estabilidad de la región del Golfo como nuestra propia unidad y solidaridad”, dijo en conferencia de prensa.

India y Pakistán

En una inusual demostración de apoyo hacia Qatar, el gobierno de la India aseguró que la crisis no afectaría sus relaciones con Doha y el de Pakistán reafirmó que no cortará sus lazos diplomáticos.

FIFA

Finalmente, la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) divulgó un corto comunicado en el que asegura mantener “contacto regulares con Qatar”, que se prepara para organizar el mundial de fútbol de 2022.

La FIFA asegura haber hablado con el Comité Local de Organización y con el Comité Supremo de Entrega y Legado, que regulan todos los asuntos relacionados con el certamen internacional del deporte más popular del planeta.

Fuente: Infobae

Las ONG europeas, principalmente las alemanas, están actuando como servicio de taxi, transportando a los invasores musulmanes desde Libia a Italia.

George Soros ha entregado a USD $ 500 millones para financiar a estas ONG con el fin de inundar a Europa con el mayor número de musulmanes gorrones, violadores y yihadistas, tantos como sea posible. Sólo el 2,65% de los invasores que han llegado a Italia, son refugiados reales y sólo el 10% de ese número son refugiados sirios.

Juez federal desestima demanda presentada contra Hilary Clinton por parte de las familias de los dos estadounidenses que murieron en la embajada de EE:UU. en Bengasi.

WASHINGTON – Un juez federal desestimó una demanda presentada contra Hillary Clinton por parte de los padres de los dos estadounidenses que murieron en el complejo diplomático de Estados Unidos en Bengasi, Libia, alegando que la ex secretaria de Estado no difamó a los dos estadounidenses mientras que sus familiares alegaban que había mentido.

La demanda también alega acerca de la utilización por parte de la ex candidata presidencial de un servidor de correo electrónico privado que causó la muerte de sus hijos, Sean Smith y Tyrone Woods, ya que reveló a los terroristas información sensible. Afirmaron que Clinton mintió cuando ella supuestamente les dijo que fue un vídeo de YouTube el que provocó el ataque contra el consulado.

“La muerte prematura de los hijos de los demandantes es trágica, y la Corte no minimizó la pérdida indecible que los demandantes han sufrido de alguna manera,” el juez de distrito en Washington, Amy Berman Jackson, escribió en una opinión de 29 páginas que fue publicado el viernes. Pero Berman dijo que las normas legales requieren que el caso sea desestimado.

Berman dictaminó que los padres no habían aportado suficientes pruebas y que Clinton no estaba actuando en su capacidad oficial cuando utilizó el servidor privado, y que las familias no presentaron reclamaciones apropiadas acerca de que Clinton difamó a sus hijos o los puso en una luz falsa.

Uno de los padres, Patricia Smith, dio un emotivo discurso durante la Convención Nacional Republicana en el año 2016 contra Clinton. Su hijo y Woods murieron en el ataque en septiembre del 2012, junto con el agente de la CIA Glen Doherty y el embajador estadounidense en Libia, Christopher Stevens.

Este caso de la utilización de un servidor de correo electrónico privado para enviar estos mensajes, amenazó la campaña presidencial de Clinton antes de que comenzara oficialmente, cuando The Associated Press descubrió por primera vez su existencia. Más tarde fueron liberados algunos Mensajes de correo electrónico bajo la exención de información Act que mostraron que contenían cierta información clasificada, aunque no estaban marcados como tales en el momento.

Fuente: NY Post