Archivo de la categoría: JUDIOS

‘¿Qué pasa con los derechos humanos de los judíos?’

Lev Haolam: “En todo el mundo hay manifestaciones que supuestamente hablan de violaciones de los derechos humanos contra los terroristas que intentan matarnos”.

El presidente del consejo de administración de la organización Lev Haolam, Nati Rom, asistió hoy a una audiencia del comité de Finanzas del Knesset sobre las condiciones requeridas para que las instituciones públicas y las organizaciones sin fines de lucro reciban exenciones de impuestos. Rom habló con Arutz Sheva sobre la verdadera naturaleza de las organizaciones de derechos humanos que representan desproporcionadamente a los que atacan a Israel: “La mayoría de ellos son organizaciones de izquierda y están tratando de demoler a Israel y representan a los palestinos y toda la historia en la Franja de Gaza.

“Pero ayer, solo un joven en el Monte del Templo, un joven israelí, sacó una bandera estadounidense y agradeció a los Estados Unidos de América por poner aquí la embajada en la capital de Israel.

“Fue arrestado de inmediato . Nadie oye hablar de eso. Esta es una violación de los derechos humanos muy severa cuando un adolescente está sacando una bandera de los Estados Unidos de América en el Monte del Templo y es arrestado inmediatamente. ¿Qué hay de la libertad de expresión, la libertad? Esto es algo que todas las organizaciones de derechos humanos, verdaderas organizaciones de derechos humanos, y no las viejas organizaciones antisemitas disfrazadas de los derechos humanos, pero las verdaderas necesitan gritar y no guardar silencio nunca más y decir: es una violación de los derechos humanos. Permitiríamos que todas las personas, incluidos los judíos, estén en el Monte del Templo y pongan banderas, oren y hagan lo que quieran “.

“Como abogado y como representante de Lev Haolam, estamos trabajando muy, muy fuertemente para proteger los derechos humanos del pueblo judío en su patria. Todos en todo el mundo están luchando contra Israel, y demostrando, y supuestamente hablando, de violaciones de los derechos humanos de los terroristas que están tratando de matarnos. Pero aquí hay personas que solo quieren orar, solo quieren caminar libremente en Judea, Samaria y Jerusalén en el lugar más sagrado para ellos, y estamos aquí para proteger sus derechos humanos, al pueblo judío en Israel, se les permite rezar, se les permite mudarse, y sus derechos humanos básicos estarán protegidos por nosotros y con la ayuda de Di-s “.

Fuente: Arutz Sheva

La Policía tunecina aborta un intento de ataque en la sinagoga de la capital

Unidades de la Policía tunecina impidieron que un hombre armado con un cuchillo atacara a la patrulla que vigila la principal sinagoga de Túnez capital, situada en una de las arterias de la ciudad.

El terrorista, de unos 45 años, se abalanzó hacia uno de los guardias que protegen este edificio abierto al culto en 1933 en la avenida de la Libertad, y situado a unos dos kilómetros del bulevar Bourguiba, corazón de la capital.

“Otro de los policías en la zona evitó el ataque y arrestó al hombre que está ahora bajo custodia policial”, explicaron los medios, que citaron a testigos que aseguraron que el sujeto gritó “muerte a Israel”.

El ataque, similar al que se produjo en París, coincide con la decisión de Estados Unidos de trasladar su embajada a Jerusalén.

Fuente: Aurora

Clérigo musulmán de Gaza: “Es un honor para nosotros” haber sido “elegidos por Alá para luchar” e “infundir miedo” en los judíos

“Allah nos dijo acerca de los judíos: ‘Siempre que encienden el fuego de la guerra, Allah lo extingue’. Matan a los profetas y a las personas que ordenan justicia. Son los filósofos del terrorismo y el crimen, personas de traición y engaño, que asesinaron a los profetas de Alá. Es un honor para nosotros, aquí en esta tierra bendita, haber sido elegidos por Alá para luchar contra ellos e infundirles miedo “.

Todo esto es directo del Corán:

“Cada vez que encienden el fuego de la guerra, Allah lo extingue” (Corán 5:64)

“Los que no creen en las señales de Alá y matan a los profetas sin derecho y matan a los que ordenan justicia entre la gente, les dan nuevos motivos para un castigo doloroso” (Corán 3:21)

“Y prepárense contra ellos lo que sea que puedan de poder y de corceles de guerra por los que puedan aterrorizar al enemigo de Alá y a su enemigo y a los demás que no conocen, a quienes Alá conoce” (Corán 8:60). )

En un sermón del viernes, el clérigo de Gaza Sheikh Musa Abu Jleidan dijo que la “gran marcha del retorno” es una “forma de Jihad” que “no elimina la necesidad de la Jihad por la espada, por misiles y por cohetes”. “Van de la mano “, dijo. Hablando en Masjid Al-Abrar, Rafah, el 27 de abril, Sheikh Abu Jleidan dijo además que los judíos “son los filósofos del terrorismo y el crimen, personas de traición y engaño, que asesinaron a los profetas de Alá”. El sermón fue publicado en Sheikh El canal de YouTube de Abu Jleidan.

Lo que sigue es una transcripción:

Musa Abu Jleidan: La “gran marcha de retorno”, que está en el consenso nacional e islámico, es una forma de Jihad. No elimina la necesidad de Jihad por la espada, misiles y cohetes. Ellos van de la mano. Ha causado daño a nuestros enemigos, y hoy están en un estado de angustia.

[…]

Allah nos dijo acerca de los judíos: “Cada vez que encienden el fuego de la guerra, Allah lo extingue”. Matan a los profetas y a las personas que ordenan justicia. Son los filósofos del terrorismo y el crimen, personas de traición y engaño, que asesinaron a los profetas de Alá. Es un honor para nosotros, aquí en esta tierra bendita, haber sido elegido por Alá para luchar contra ellos y darles miedo.

Pincha en el siguiente enlace para ver el video de este lunático:

https://www.memri.org/player/clip/39470/1/1

Fuente:  MEMRI

Netanyahu: ‘La comunidad internacional debe enfrentar a Abbas y su antisemitismo’

El primer ministro critica al jefe de la AP por el discurso que culpa a los judíos por el Holocausto. “Es hora de que la comunidad internacional condene esto, él tiene que dimitir”.

El primer ministro Binyamin Netanyahu criticó al jefe de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, el miércoles, tras un discurso en el que Abbas dijo que el Holocausto fue el resultado del comportamiento judío, no del antisemitismo.

“[Abbas] dio otro discurso antisemita”, tuiteó Netanyahu.

“Con la mayor ignorancia y descarada agalla, afirmó que los judíos europeos fueron perseguidos y asesinados no porque fueran judíos, sino porque otorgaron préstamos con interés”, dijo Netanyahu el miércoles.

“Abu Mazen [Abbas] nuevamente recitó los más despreciables bulos antisemitas. Aparentemente, el negacionista del Holocausto sigue siendo un negacionista del Holocausto “.

“Hago un llamamiento a la comunidad internacional para que condene el severo antisemitismo de Abu Mazen”, continuó el Primer Ministro. “Ha llegado el momento de que renuncie”.

El lunes , el presidente de la Autoridad Palestina, Abbas, se dirigió al Consejo Nacional Palestino en Ramallah y dijo a los asistentes que la persecución y el asesinato en masa de judíos, incluidos los pogromos y el Holocausto, no eran el resultado de un profundo antisemitismo sino de un “comportamiento judío”. , incluidos los préstamos de dinero.

El presidente de la Knéset, Yuli Edelstein (Likud), condenó a Abbas por los comentarios y calificó al líder de la AP como “antisemita”.

“El antisemita está fuera de la bolsa”, dijo Edelstein.

Abbas es “un hombre pequeño e irrelevante”, que “reveló en sus últimos días como jefe de la Autoridad Palestina lo que realmente piensa del Estado de Israel y los judíos”.

El martes, el embajador de Estados Unidos en Israel, David Friedman, criticó duramente a Abbas y afirmó que había alcanzado “un nuevo mínimo”.

“[Abbas] ha alcanzado un nuevo mínimo al atribuir la causa de las masacres de judíos a lo largo de los años a su ‘conducta social relacionada con los intereses y los bancos’. Para todos aquellos que piensan que Israel es la razón por la que no tenemos paz, piénselo de nuevo “, tuiteó Friedman.

Jason Greenblatt, Representante Especial de Estados Unidos para las Negociaciones Internacionales, también criticó las declaraciones de Abbas.

“Las declaraciones del presidente Abbas ayer en Ramallah en la apertura del Congreso Nacional Palestino deben ser condenadas incondicionalmente por todos. Son muy desafortunados, muy angustiantes y terriblemente desalentadores. La paz no se puede construir sobre este tipo de fundamento “, tuiteó.

Fuente: Arutz Sheva

Activistas de Berlín distribuirán 10.000 kipot en los parques de la ciudad

Los organizadores darán la oportunidad a los individuos de usar los casquetes por sí solos, “experimentan la vulnerabilidad de ser judíos en Alemania”.

Tras una serie de incidentes antisemitas en Alemania y manifestaciones generalizadas de solidaridad con la comunidad judía de Berlín, los activistas de la ciudad distribuirán 10.000 kipot a los transeúntes en los lugares públicos de la ciudad en otro tipo de manifestación el día domingo. El objetivo, según los organizadores, es una manifestación más personal y menos política contra el antisemitismo en la ciudad.

Los kipot serán repartidos por pequeños grupos de voluntarios judíos y no judíos en los parques de la ciudad. El evento es complementario a la manifestación “Berlin Wears Kippa” que tuvo lugar el día miércoles.

En ese evento, alrededor de 2.000 participantes se pusieron kipot juntos en una manifestación frente a la sinagoga de la ciudad. El evento del domingo, llamado “#kippaheadsup”, alentará a las personas que no son políticamente activas o atadas al tema a usar una kipá por su cuenta y experimentar la sensación de vulnerabilidad que puede surgir con el uso de algo identificable como judío durante su vida diaria.

“Ayer vestíamos una kippa, pero en un lugar seguro”, dijo Anne, de 30 años, una de las organizadoras del evento. “Mucha gente no tiene ningún marcador que los marginen y tal vez se vuelvan más sensibles a eso”, agregó Anne, que no quiso dar su apellido porque tiene un trabajo relacionado con la política en el parlamento alemán.

El grupo central que organiza el evento, que incluye a judíos y no judíos, está haciendo un esfuerzo para mantener el evento no partidista, y enfoca la atención en la gente sobre el terreno. Los eventos previos, incluidos los del miércoles, fueron politizados en cierta medida por todos lados.

Fuente: Itongadol

Los judíos de Alemania instaron a no usar kippahs después de los últimos ataques antisemitas.

Los judíos en Alemania ahora están tan preocupados por los ataques de los musulmanes que muchos de ellos temen vestir sus kippah en público. El otro día, solo para probar si los ataques contra los judíos eran un problema en Alemania, de lo que inicialmente dudaba, un árabe israelí se fue caminando con un amigo en Berlín. Ambos usaban kippahs. Fueron atacados y golpeados con un cinturón , hasta que otros dos musulmanes se llevaron a su agresor musulmán. Lo capturaron todo en video, y ese video se volvió viral. Había aprendido una lección que no esperaba volver a vivir; llevar la kippáh era realmente peligroso.

El líder de la comunidad judía de Alemania ha aconsejado a los judíos que eviten llevar cascos tradicionales (kippahs) después de los últimos ataques antisemitas.

Josef Schuster, el presidente del Consejo Central de Judíos en Alemania, dijo a la radio pública de Berlín que los judíos deberían tener precaución en las grandes ciudades.

Sus comentarios se producen antes de una marcha de solidaridad de “Berlín usa una Kippah” en la capital alemana el miércoles.

La semana pasada, dos jóvenes con kippah fueron atacados en la ciudad.

El atacante fue filmado gritando frases antisemitas.

Las organizaciones judías en Alemania han expresado su alarma por una serie de recientes insultos y amenazas antisemitas en las escuelas.

El fin de semana, la canciller Angela Merkel condenó lo que describió como “otra forma de antisemitismo”.

Ella le dijo a la cadena de televisión Channel 10 de Israel que aparte del antisemitismo de los grupos de derecha, amenazas similares provenían de algunos refugiados musulmanes en el país.

¿Tiene Angela Merkel alguna idea de cuántos ataques antisemitas han sido llevados a cabo por grupos de “derecha” y cuántos por musulmanes? Si lo hace, ¿por qué no compartir esa información con el público alemán?

¿Es esta la primera vez que Angela Merkel se da cuenta de que “algunos musulmanes” exhiben un comportamiento antisemita? Angela Merkel ha hecho más que cualquier otra persona en el mndo para que Alemania sea segura para los antisemitas musulmanes, simplemente dejando entrar a un millón de musulmanes. Ella es la líder de un país que, dentro de la memoria viva, asesinó a seis millones de judíos. Ella tiene, por lo tanto, un deber especial para garantizar que los judíos estén seguros en Alemania. Ella tiene la responsabilidad de investigar pronta y exhaustivamente cuando los judíos en Alemania son amenazados o atacados, cuando los niños judíos son golpeados por compañeros de clase musulmanes, cuando los judíos en general temen incluso caminar afuera en la calle. No son los alemanes de “derecha”, aunque existen, quienes están causando temor a los judíos hoy en Alemania. No son “extremistas”, sino musulmanes de la corriente principal, que toman en serio los versos antisemitas del Corán y las historias en los hadiz y actúan en consecuencia. Angela Merkel tiene el deber de estudiar el Corán y prestar especial atención a los pasajes que denuncian a los judíos, lo que hasta ahora, tal parece que no ha hecho.

Esto es lo que se puede hacer para avergonzar a Angela Merkel, estudiar el antisemitismo islámico. Primero, tome la lista más útil de versos antisemitas en el Corán, compiladas aquí en el blog la polémica, donde se da un breve resumen del contenido de cada verso, así como su sura y ayat. Así, por ejemplo, cuando el blog la polémica se refiere en sus propias palabras al contenido de los versículos que acusan a los judíos de “fabricar cosas y atribuirlas falsamente a Allah” (2:79; 3:75; 3: 181), “deben prepararse para cualquier debate al escribir el texto completo de cada versículo, 2:79, 3:75, 3: 181, para que estén listos para ser leídos.

La lista que está publicada aquí en la polémica de esos versos antisemitas en el Corán es abrumadora y devastadora:

El Corán representa a los judíos como inveterados malvados y empeñados en destruir el bienestar de los musulmanes. Son los más fuertes de todas las personas en enemistad hacia los musulmanes (5:82); buscan fabricar cosas y atribuirlas falsamente a Allah (2:79; 3:75, 3: 181); afirmando que el poder de Alá es limitado (5:64); amando escuchar mentiras (5:41); desobedeciendo a Alá y nunca observando sus mandamientos (5:13); disputas y disputas (2: 247); ocultan la verdad y engañan a la gente (3:78); organizan la rebelión contra los profetas y rechazan su guía (2:55); son hipócritas (2:14, 2:44); dando preferencia a sus propios intereses sobre las enseñanzas de Muhammad (2:87); deseando el mal para las personas y tratando de engañarlas (2: 109); sintiendo dolor cuando otros son felices o afortunados (3: 120); siendo arrogantes sobre ser el pueblo amado de Allah (5:18); devoran la riqueza de las personas mediante subterfugios (4: 161); calumniando a la verdadera religión y siendo maldecidos por Alá (4:46); matando a los profetas (2:61); son despiadados y sin corazón (2:74); nunca cumplen sus promesas o cumplen sus palabras (2: 100); están desenfrenados en cometer pecados (5:79); son cobardes (59: 13-14); son mezquinos (4:53); siendo transformados en monos y cerdos por romper el sábado (2: 63-65; 5: 59-60; 7: 166); y más.

Luego se habla sobre los principales comentaristas coránicos en esos versículos:

Los comentaristas coránicos clásicos no mitigan las palabras del Corán contra los judíos, sino que solo agregan combustible al fuego. Ibn Kathir explicó en el Corán 2:61 (“Estaban cubiertos de humillación y miseria, se llevaron la ira de Alá”) de esta manera: “Este Ayah [versículo] indica que los Hijos de Israel estaban plagados de humillación, y que esto continuará, lo que significa que nunca cesará. Continuarán sufriendo humillaciones a manos de todos los que interactúan con ellos, junto con la desgracia que sienten hacia adentro “. Otro comentarista de influencia persistente de la Edad Media, Abdallah ibn Umar al-Baidawi, explica el mismo verso de esta manera:” Los judíos son en su mayoría humillados y miserables por su propia voluntad, o por coacción al temor de que se duplique su jizya [impuesto punitivo] “.

Ibn Kathir señala las tradiciones islámicas que predicen que en el fin del mundo, “los judíos apoyarán al Dajjal (Falso Mesías), y los musulmanes, junto con ‘Isa [Jesús], hijo de María, matarán a los judíos”. En el Islam, la idea de que el fin de los tiempos estará marcado por los musulmanes que matan judíos proviene del propio profeta Mahoma, quien dijo: “La Hora no se establecerá hasta que pelee con los judíos, y la piedra detrás de la cual se esconderá un judío dirá . ‘¡Oh musulmán! Hay un judío escondido detrás de mí, así que mátalo ‘”. Esto es, no inesperadamente, un motivo favorito entre los yihadistas contemporáneos.

Ahora, con el fin de forzar el antisemitismo islámico en la conciencia nacional alemana y llevarlo, en particular, a la atención de Merkel, debe haber una lectura pública de las varias docenas de versos indiscutiblemente antisemitas en el Corán, en el propio Bundestag , para algunos de sus miembros.

Permita que la lectura en el Bundestag se convierta en un evento, publicitado de antemano, bien cubierto por los medios. Que millones de personas en Alemania escuchen esos versículos antisemitas en el Corán mientras se leen en el Bundestag , luego se informan, se transcriben, se imprimen en la radio y la televisión, se suben a YouTube y se publican incesantemente, por lo que que pocos en Alemania pueden ya no ser suficientemente conscientes del antisemitismo islámico. La canciller Merkel tendrá que prestar atención aturdida. Ella debe ser forzada a darse cuenta de la completa locura de sus políticas de inmigración masiva descuidada, por lo que no ella, sino los judíos de Alemania, ahora están pagando el precio más alto.

Eso es una cosa que podría hacerse.

Aquí está otra.

Sin duda habrá más marchas donde, en señal de solidaridad con los judíos, muchos no judíos usarán la kippá, como lo hicieron el 24 de abril, en “Berlín viste la Kippa”. Pero sería aún mejor si cientos de miles de alemanes no judíos pudieran continuar usando estos kippah mucho después de que estas marchas hayan terminado, no solo como un signo de solidaridad con los judíos que se sienten sitiados, sino también para confundir a los musulmanes, haciéndolos inseguros ante su presa. También sería útil si la policía, como parte de su intento de reprimir los actos antisemitas, enviara pequeños grupos de policías, todos especialmente entrenados y adeptos al combate sin armas, como Krav Maga, pero también – solo en estuche – armado con armas ocultas. Estos grupos, cada uno con dos o cuatro policías, podrían desplegarse en las ciudades alemanas, en horarios irregulares, incluidos los barrios musulmanes, usando kippahs y otra ropa aparentemente identificándolos como judíos. Y si se les ataca, podrían darles a sus atacantes musulmanes la sorpresa de sus vidas, antes, por supuesto, de arrestarlos. Si hay suficientes arrestos de este tipo, esto debería desalentar a los musulmanes de tales ataques.

Mientras tanto, el debate entre los judíos alemanes sobre los pros y los contras de usar la kippá continúa.

Aquí también está Josef Schuster,  el jefe de la principal organización judía alemana  , que  aún piensa que los judíos no deberían arriesgarse a usar una kippá: 

“Definitivamente mostrar tus colores sería, en principio, el camino correcto a seguir [para enfrentar el antisemitismo]”, dijo.

“Sin embargo, aconsejaría a las personas individuales que no usen abiertamente una kippá en las grandes ciudades alemanas”, agregó Schuster.

Pero también hizo hincapié en que si los alemanes se negaban a resistir el antisemitismo “nuestra democracia estaría en peligro”.

“No se trata solo de antisemitismo: va de la mano con el racismo, va de la mano con la xenofobia. Necesitas una señal de stop clara aquí “.

Nos quedamos en cierta confusión. Según Schuster, los judíos alemanes no deberían usar la kippá, ya que ahora es demasiado peligrosa, pero si los alemanes no se oponen al antisemitismo, “nuestra democracia estaría en peligro”. No usar la kippá es una muy buena forma que tienen los Alemanes para “hacer frente al antisemitismo”? ¿O tiene Josef Schuster otra idea?

¿Qué hay de la reacción de otros grupos?

Los comentarios de Schuster aparentemente contradicen la posición tomada por el Foro Judío para la Democracia y el Antisemitismo con sede en Berlín, la organización que compartió el video del ataque de la semana pasada en Facebook.

“Solía ​​siempre aconsejar a mis amigos y conocidos judíos que no usaran kippá para no mostrar su identidad judía. Cambié mi opinión “, dijo un portavoz la semana pasada.

“Debemos retomar esta lucha y volver a ser visibles en público”.

Por separado, el jefe del Consejo Central de Musulmanes de Alemania condenó los recientes ataques antisemitas.

“El antisemitismo, el racismo y el odio son grandes pecados en el Islam, por lo tanto , nunca lo toleraremos”, dijo Aiman ​​Mazyek al diario alemán Rheinische Post .

La declaración de Aiman ​​Mazyek de que “el antisemitismo [es un] gran pecado en el Islam” no es verdad; él sabe que no es verdad, pero espera que los kuffars alemanes no lo hagan, o si saben que lejos de ser un “gran pecado”, se fomenta en el Islam, no obstante, se abstienen de criticarlo, no sea que sean acusados ​​de islamofobia . No debería haber más miedo a esa carga idiota y no más tolerancia para este tipo de taqiyya . Es necesario recurrir a Mazyek en su comentario escandaloso (por cierto, él siempre es elegido como un “musulmán moderado”, marchando codo a codo con Angela Merkel para “denunciar” los ataques de París y, al mismo tiempo, , “fanatismo” anti-Islam). Se le debe pedir que comente sobre las casi tres docenas de versos antisemitas en el Corán, como se menciona arriba. ¿Cómo responderá él?. En Alemania, como en Francia, la gente se está hartando de las tonterías y las mentiras sobre el Islam a las que han sido sometidos. Y otra pregunta para Aimay Mazyek: ¿En qué versículos coránicos o hadices se instruye a los musulmanes a considerar el antisemitismo como un “gran pecado”?

La población judía de Alemania ha crecido rápidamente desde la caída del Muro de Berlín en 1989.

Antes de 1989, la población estaba por debajo de 30,000, pero la afluencia de judíos, principalmente de la antigua Unión Soviética, elevó el número a más de 200,000.

En resumen, estos son los pasos que deben tomarse. Primero, el público alemán necesita saber que estos ataques de los musulmanes contra los judíos, en las calles, en el transporte público y en las escuelas están muy extendidos. Necesitan datos precisos, hasta ahora no proporcionados por el gobierno alemán, sobre los ataques antisemitas llevados a cabo por los musulmanes, incluidos los numerosos ataques contra estudiantes judíos por parte de sus compañeros de clase musulmanes. En segundo lugar, los alemanes deben saber que estos actos antisemitas no se limitan a los “extremistas”, sino que los cometen los musulmanes siguiendo los versículos del Corán. En tercer lugar, si la Canciller Merkel, quiere servir mejor a quienes presume proteger e instruir, necesita estar informada sobre los pasajes antisemitas en el Corán y los hadices. Ella debe recordar constantemente el contenido del Corán, y debe verse obligada finalmente a reconocer no el antisemitismo de “algunos musulmanes”, sino el inmutable antisemitismo del mismo Islam. En cuarto lugar, la manera más efectiva de informar a Merkel y al público sobre este asunto sería que los miembros del Bundestag usen esa cámara como un púlpito intimidante para leer esos pasajes antisemitas. Tal plataforma ayudaría al sujeto a mantenerse en el ojo del público, ya sea en las portadas de los periódicos nacionales, en los programas de noticias de televisión o radio, o en YouTube.

Es necesario conocer las fuentes textuales del antisemitismo islámico, una condición previa, para tomar medidas que reduzcan el peligro de ataques contra judíos en Alemania. Sugerí más arriba que la mejor manera de disminuir estos ataques es a través del engaño: después de todo, “la guerra es un engaño”, dijo Muhammad, utilizando pequeñas unidades policiales de hombres entrenados en combate y que, usando sus kippah, pueden patrullar en barrios musulmanes, donde, si son atacados, pueden darles una buena paliza a sus atacantes antes de arrestarlos. Eso no eliminará el problema del todo, pero desalentará y confundirá a los posibles atacantes. Necesitamos mucha más gente que use kippahs, no menos, con algunos de ellos siendo policías o personal similar que sirva como señuelos deliberados, del tipo, para que los atacantes musulmanes aprendan, para su pena, que no deben enredarse con esta gente.

Más que nada, los opositores políticos de Merkel tienen que mantener la presión sobre ella para demostrar que han aprendido la lección, mejor tarde que nunca, sobre el antisemitismo islámico. El diseñador de vestimenta franco-alemán Karl Lagerfeld describió su fracaso con bastante claridad: “No se puede matar a millones de judíos y luego capturar a millones de sus peores enemigos después, incluso si hay décadas [entre los dos eventos]”, dijo el diseñador de moda alemán en un programa de chat de la televisión francesa. Este diseñador de vestuario exhibe un sentido moral mucho mayor que el de la canciller alemana.

Quizás este evento de “Berlín viste la Kippa” será solo el primero de muchos en que los alemanes, que participan en estas manifestaciones de solidaridad masiva con los judíos amenazados por los musulmanes, demostrarán que ya no pueden ser silenciados por los cargos de “islamofobia”. Quizás, también, Merkel, escarmentada por lo que finalmente se verá obligada por las circunstancias a aprender sobre el Islam, terminará de una vez por todas con su alocada política de permitir un número masivo de inmigrantes musulmanes en el país. Alemania le debe a sus judíos la libertad del miedo. No le debe nada a sus migrantes musulmanes.

Fuente:  BBC

 

Francia: ¿pronto sin judíos?

La anciana discapacitada judía Mireille Knoll, superviviente del Holocausto, fue recientemente violada, torturada y asesinada en su apartamento por un musulmán extremista. (Foto: familia Knoll).

por Guy Millière

Hace un año, el 4 de abril de 2017, en París, Sarah Halimi, una anciana judía, médica jubilada, fue brutalmente torturada y asesinada en su casa de París, y después arrojada por la ventana, por un individuo que gritaba “Alahu Akbar” (“Alá es el más grande”). Ella había denunciado varias veces a la policía —en vano— que estaba siendo víctima de amenazas antisemitas.

Hace menos de un año, en París, otra anciana judía —y discapacitada— Mireille Knoll, fue violada, torturada y asesinada en su apartamento por otro extremista musulmán. La señora Knoll, superviviente del Holocausto, también se había puesto en contacto con la policía para comunicar que estaba recibiendo amenazas. De nuevo, la policía no hizo nada.

Durante meses, el sistema judicial francés ha intentado encubrir el carácter antisemita del asesinato de Sarah Halimi; en el juicio sobre el caso de Mireille Knoll al menos se ha reconocido de una vez la naturaleza antisemita de su asesinato.

Ambas mujeres fueron víctimas de un odio antisemita que está creciendo rápidamente en Francia.

Los judíos franceses viven constantemente en la inseguridad. Es evidente que los individuos que las asesinaron no dudaron en allanar sus casas y atacar a las ancianas; parece que saben que pueden amenazar a sus futuras víctimas sin temor a ser detenidos. La mayoría de las veces, la policía ni siquiera registra las quejas de los judíos que van a la comisaría, sólo anotan en el libro del día que un judío ha dicho que de vez en cuando recibe amenazas.

Las autoridades francesas dicen que están luchando contra el antisemitismo, pero nunca hablan del único antisemitismo que hoy mata judíos en Francia: el antisemitismo islámico. Si el asesino es un musulmán, normalmente es descrito enseguida como “radicalizado”.

La palabra “radicalizado” se utiliza ahora para describir a los asesinos musulmanes. Permite a quienes la usan evitar las palabras “musulmán” o “islam”.

Los grandes medios franceses utilizan el mismo lenguaje que las autoridades francesas. Cuando se entrevista a los vecinos de un asesino, suelen decir que era “un buen tipo”.

Casi no hubo cobertura informativa sobre el caso de Sarah Halimi cuando se produjo. Hubo más sobre el asesinato de Mireille Knoll, pero casi nadie se ha referido a la causa de su asesinato.

El medio que neutraliza a los políticos y periodistas franceses es este: ser acusados de “islamofobia”.

De todos los innumerables libros sobre el peligro y las consecuencias del antisemitismo publicados en Francia desde la Segunda Guerra Mundial, sólo unoaborda específicamente el odio a los judíos en el mundo musulmán. El autor, Philippe Simonnot, antiguo periodista de Le Monde, justifica este odio. Aduce(incorrectamente) que los judíos que vivían en los países musulmanes eran bien tratados, pero que traicionaron al islam por no luchar junto a los musulmanes en la época de la colonización occidental; que la creación de Israel es un crimen contra los “pobres” palestinos y que los musulmanes tienen derecho a castigarcolectivamente a los cristianos y los judíos. Estos ideales no son algo marginal. En Francia, están muy extendidos.

Cada vez que un musulmán perpetra un crimen antisemita en territorio francés, los políticos y periodistas del país intentan ocultar quién es el criminal o cuáles son sus móviles. A menudo, explican que el criminal es también una “víctima”.

Cuando un criminal deja un mensaje afirmando que ha actuado para vengar el sufrimiento de los “palestinos”, los políticos y periodistas franceses repiten casi unánimemente que lo que ocurre en Oriente Medio es asunto de Oriente Medio, y después que hay que encontrar una “solución justa” al “sufrimiento palestino”. Ignoran el hecho de que, a pesar de todos los esfuerzos de Israel por dar un trato humano a los árabes, todas las informaciones francesas sobre Israel empiezan denunciando a los soldados israelíes como asesinos despiadados, supuestamente encantados de humillar a los árabes.

Hoy, Francia es el único país del mundo occidental donde los judíos son asesinados por el mero hecho de ser judíos. Desde 2006, once judíos franceses han sido asesinados, hombres mujeres y niños. En el colegio Ozar Hatorah de Toulouse, en marzo de 2012, niños de tres, seis y ocho años murieron al ser disparados a quemarropa.

Giulio Meotti escribió:

Si hubiesen sido musulmanes, sus historias se habrían convertido en una advertencia universal contra la intolerancia, el racismo y el odio étnico y religioso. […] Los políticos habrían bautizado calles y escuelas con sus nombres.

Pero eran judíos, así que en Francia, no se menciona el antisemitismo por su nombre.

Hace unas semanas, en la cena anual que organiza la organización judía CRIF en París, Emmanuel Macron dijo que Francia está en guerra contra el antisemitismo. Tras el asesinato de Mireille Knoll, dijo lo mismo.

Durante décadas, todos los presidentes franceses han usado prácticamente las mismas frases.

Macron repitió muchas veces que “sin los judíos, Francia ya no sería Francia”. Lo que parece estar ocurriendo, sin embargo, es precisamente eso: una Francia sin judíos.

En dos décadas, más del 20% de los judíos franceses se han marchado del país. Según una encuesta, el 40% de los judíos que siguen viviendo en Francia quieren irse. Aunque los judíos representan ahora un poco menos del 0,8% de la población francesa, la mitad del ejército y la policía desplegadas en las calles de Francia hacen guardia ante colegios y lugares de culto judíos.

Los judíos franceses ven que se está borrando lo que quedaba de la presencia judía en Francia. Saben que tienen que ocultar su condición de judíos e incluso ir con cuidado por la calle y cerrar bien la puerta, porque el peligro acecha en todas partes. También saben que lo que les pasa no le interesa al resto de la población francesa. La Asamblea Nacional Francesa tiene 577 miembros. Sólo uno de ellos llama la atención valiente e infatigablemente sobre lo que está pasando: Meyer Habib. Él representa a los franceses que viven en Oriente Medio y salió elegido gracias al apoyo de los judíos franceses que ahora viven en Israel pero que conservan su ciudadanía. Sin ellos, no habría tenido posibilidades de salir elegido.

Tras el asesinato de Sarah Halimi, se organizó un homenaje en su honor en la calle donde vivía. Sólo acudieron judíos. Fueron recibidos con insultos y botellas lanzadas por las ventanas de los edificios.

Cuando las instituciones judías convocaron una marcha silenciosa en memoria de Mireille Knoll, fue más gente. De nuevo, la mayoría eran judíos. Gilles-William Goldnadel, presidente de Abogados sin Fronteras y abogado de la familia Knoll, dijo que el difunto marido de Mireille Knoll fue un superviviente de Auschwitz y que sus hijos habían vivido con el recuerdo constante del Holocausto en la cabeza, y que ahora debía de ser “terrible” para ellos ver a su madre asesinada y su cuerpo quemado. Uno de los hijos de Mireille Knoll, Daniel, dijo que “los musulmanes deben reaccionar”.

Las organizaciones musulmanas francesas condenaron el asesinato, pero no el odio antijudío.

Un estudio realizado por Fondapol (Foundation for Political Innovation) en 2014 reveló que el 25% de la población francesa tenía opiniones antisemitas, y que entre los musulmanes practicantes, la proporción era del 42%. Según el estudio, el 28% de los musulmanes franceses son hostiles a la enseñanza del Holocausto en las escuelas. Muchos dicen que el Holocausto es un invento judío.

Si bien los judíos son las principales víctimas, no son las únicas. En sólo cinco años, 250 personas han sido asesinadas en Francia por terroristas islámicos; las víctimas más recientes fueron disparadas pocas horas antes de que se descubriera el cadáver de Mireille Knoll entre las cenizas de su apartamento.

El 23 de marzo, un terrorista islámico francés mató a cuatro personas en Trèbes, una pequeña localidad del suroeste de Francia. Una de las víctimas era un alto oficial de la gendarmería nacional francesa donde había tenido lugar la toma de los rehenes y fue asesinado con un cuchillo de carnicero. El terrorista murió disparado.

Los principales medios franceses ocultaron que el agente fue asesinado a puñaladas; dijeron que le habían “alcanzado en el cuello”. El terrorista, que gritó “Alá Akbar”, no fue descrito como islamista, por supuesto, sino como un individuo que se había “radicalizado”. El ministerio de Interior francés añadió que se le consideraba extremadamente peligroso y que había sido “vigilado de cerca” por la policía. Miles de personas que están “radicalizadas” y que son consideradas como extremadamente peligrosas están siendo “vigiladas de cerca” por la policía.

Cuando una brigada de la policía fue al vecindario en el que había vivido el terrorista, fue recibida por los agitadores.

Muchos franceses consideran un héroe al alto oficial asesinado, Arnaud Beltrame; en París, se celebró un homenaje solemne en su honor. En ese momento, miles de jóvenes musulmanes ensalzaban en la calle al terrorista y gritaban su nombre, Raduane Lakdim. “Para muchos jóvenes musulmanes, el héroe es el terrorista”, dijo Thibault de Montbrial, presidente del Centro para la Reflexión sobre la Seguridad Doméstica.

Al día siguiente del atentado islámico en Trèbes, el portavoz del Gobierno francés dijo que Francia tenía el deber moral de acoger y “reintegrar” a 258 exmiembros franceses del derrotado Estado Islámico actualmente encarcelados en Siria. Este es al parecer el único punto de vista del Gobierno francés sobre su deber moral.

Hace unos días, se publicó en Le Figaro una “llamada de cien intelectuales contra el separatismo islamista“. El texto acusa a los islamista de intentar “separar a la población musulmana del resto de los franceses”.

Gran parte de la población musulmana de Francia ya vive de manera separada del resto de la población francesa. Se autosegrega. El principal problema, sin embargo, no es la autosegregación. El principal problema es la proliferación del odio hacia los judíos, Francia y el mundo occidental. Los extremistas musulmanes incitan al asesinato, y cada vez más a menudo, se producen asesinatos. No quieren vivir apartados: quieren destruir, devastar y conquistar. Sólo hay que observar las historias de Turquía, de todo el norte de África, de todo Oriente Medio, Europa Oriental, Grecia, Portugal, el norte de Chipre y el sur de España.

El año pasado, el historiador Georges Bensoussan, que nació y creció en el norte de África, publicó un libro titulado Une France soumise. El título resultó ser demasiado preciso.

¿Se rebelarán por fin los franceses? Una encuesta publicada el 29 de marzo revela que el 83% de los franceses está a favor de la expulsión de todos los extranjeros que tengan un “expediente S” en los servicios de inteligencia, cuyos titulares son considerados una amenaza para la seguridad nacional. La encuesta también reveló que el 87% de los franceses está a favor de enviar a los ciudadanos franceses con un “expediente S” a la cárcel. El Gobierno francés, sin embargo, no ha demostrado ningún interés en ninguno de ellos.

© Versión original  (en español): Gatestone Institute
© Traducción al español: Revista El Medio