El desmembramiento de la entidad política palestina en Cisjordania

Pinhas Inbari

La Autoridad Palestina (AP) no está logrando controlar amplias partes de Cisjordania. Consecuentemente, algunos distritos de Cisjordania están desarrollándose en diferentes direcciones, acelerando así el proceso de desintegración de la AP.

En Hebrón, por ejemplo, los grandes clanes del Monte Hebrón se han ligado entre sí, restablecieron el Consejo Tribal del Monte Hebrón, y enviaron una delegación a Amman para expresar su lealtad al rey de Jordania, bajo la bandera jordana.

En Ramallah, sede de facto del gobierno de la AP, Europa pretende organizar una falange de organizaciones no gubernamentales (ONG) como fuerza política. LA AP se opone a este esfuerzo, porque quiere que las ONG estén bajo su propio control. Fue debido a esta presión que el ex primer ministro palestino, Salam Fayyad renunció a la dirección de la importante ONG “Palestina del futuro”.

 

Nablus, por su parte, ha caído en picada hacia la anarquía total. Está bajo el dominio de bandas, con intercambio de disparos en el corazón de la ciudad e intentos de asesinatos políticos.

La pérdida de control de Ramallah sobre los distritos de Cisjordania plantea preguntas acerca de su capacidad para manejar un Estado y desempeñar su papel para garantizar no sólo la seguridad Jordania e Israel, como es requerido por diversos acuerdos y las reglas de conducta entre los países vecinos, sino incluso su para propia seguridad.

El rompimiento del tejido social y político palestino solo aumentará a medida que se acerca el final del mandato del presidente palestino Mahmud Abbas.

La fragmentada Cisjordania palestina será una entidad más débil que los estados débiles que colapsaron en la Primavera Árabe. Cuando la entidad palestina se derrumbe; el vacío será llenado por fuerzas negativas que se han convertido en la pesadilla del mundo.

Fuente: Jerusalem Center for Public Affairs. y Aurora Digital

El odio a Israel ha contribuido a la ruina de Siria

Bandera de Israel en llamas.

Por Evelyn Gordon 

El odio a Israel no es el único motivo del colapso de Oriente Medio, pero sin ninguna duda ha sido un factor importante. Consideremos, por ejemplo, cómo se reconstruyó el Líbano tras la guerra de Hezbolá con Israel en 2006, y cómo esa reconstrucción acabó posibilitando las matanzas de hoy en Siria.

Se acaban de cumplir diez años del inicio de la Segunda Guerra del Líbano, cuando Hezbolá mató a tres soldados israelíes y secuestró a otros dos en un ataque transfronterizo, a pesar de que Israel se había retirado completamente del país del Cedro seis años antes. A Hezbolá no sólo no le supuso ningún coste público por haber empezado una guerra que asoló el sur del Líbano, sino que se convirtió en la niña mimada del mundo árabe por permanecer invicta (aunque no victoriosa) tras un mes de lucha contra el odiado enemigo sionista y por lograr la insólita hazaña de lanzar unos 4.000 misiles contra la población civil de Israel.

Este efecto halo pudo perdurar tras la euforia inicial porque se puso rápido remedio a la devastación causada por la guerra, lo que mitigó el sufrimiento de las bases chiíes de Hezbolá. Pero Hezbolá no podía hacer esto sola: no tenía el dinero necesario. Y aunque su patrocinador iraní dio dinero a las familias que se habían quedado sin hogar, los fondos de Teherán se destinaban principalmente a la reconstrucción del arsenal de Hezbolá.

Así que, ¿quién se hizo cargo del caos provocado por la guerra de Hezbolá? “Con el debido respeto a Teherán, la mayoría de los esfuerzos de reconstrucción los soportaron los Estados árabes ricos, como Emiratos, Arabia Saudí y Qatar, que han donado cientos de millones de dólares”, escribió el periodista Jack Khoury en Haaretz la semana pasada. “Sólo Qatar donó más de 300 millones, y se ocupó de reconstruir las viviendas en las treinta comunidades más afectadas”. Las viviendas no es que fueran reconstruidas: es que se construyeron unas más grandes y mejores que las anteriores.

Los Estados árabes suníes no desembolsaron esa generosa ayuda a la reconstrucción por cariño a los chiíes de Hezbolá o a su patrocinador chií iraní. En realidad, los saudíes condenaron abiertamente a Hezbolá por haber empezado el conflicto. Tampoco les movía la compasión, como demuestra que hayan dado la espalda a las víctimas de la devastación aún mayor provocada por la guerra civil siria (todo el mundo sabe que los Estados del Golfo se han negado a aceptar refugiados sirios).

La realidad es que, dada la aversión del mundo árabe hacia Israel, esos países juzgaron que no podían permitirse parecer poco solidarios con las “víctimas de Israel”, especialmente cuando Hezbolá –pese a haber empezado una guerra innecesaria que sembró el caos entre su propia población– se había convertido en un héroe árabe por ello. En consecuencia, aunaron esfuerzos para reconstruir el Líbano.

Si esto no hubiese sucedido, los libaneses se podrían haber vuelto contra Hezbolá por haberles causado un gran daño y debilitado de forma irreversible. En cambio, Hezbolá se hizo más fuerte: no sólo era un héroe, sino que logró que los poderes financieros reconstruyeran el país. Al cabo de dos años se había convertido en el gobernante de facto del Líbano, posición que mantiene hasta el día de hoy.

Ahora avancemos rápidamente cinco años, hasta el estallido de la guerra civil siria, en 2011. En el conflicto han muerto más de 400.000 personas, y más de la mitad de la población del país se encuentra desplazada: esto incluye a los 4,8 millones que huyeron a los países colindantes con Siria, desestabilizando Jordania, Turquía y el Líbano.

La guerra también permitió al Estado Islámico crear su primera base territorial en Siria, lugar desde el que después se hizo con varias partes de Irak. Estos éxitos le permitieron ganar afiliados en otros países árabes (Egipto y Libia) y perpetrar o inspirar atentados en todo el mundo. En resumen, la guerra civil no sólo ha destrozado Siria: entre los refugiados y el Estado Islámico también ha desestabilizado gran parte del mundo árabe.

Una de las principales razones de que esta guerra se haya prolongado tanto es Hezbolá. Hace unos años, los rebeldes parecían estar cerca de la victoria. El régimen de Asad fue perdiendo gradualmente territorio por su falta de tropas terrestres fiables (la mayoría de los soldados rasos sirios son suníes, como los rebeldes, así que la secta alauí de Asad no se fía de ellos). Entonces,Hezbolá introdujo miles de soldados en Siria, permitiendo así al régimen ganar batallas cruciales y recuperar parte de su territorio. El resultado es que no se vislumbra un final. Y como los Estados árabes están respaldando a los rebeldes, mientras que Irán respalda al régimen de Damasco, la intervención de Hezbolá también niega a estos Estados una para ellos muy necesitada victoria frente a su principal rival: Irán.

La patología antiisraelí del mundo árabe fue lo que llevó a los Estados suníes a rescatar a Hezbolá de las consecuencias de su insensatez diez años atrás, y lo que aseguró que ésta pudiese dar al régimen de Asad un balón de oxígeno. Una rápida derrota de Asad habría reducido los efectos desestabilizadores del conflicto sirio en otros países, propiciando a la vez un retroceso de la creciente influencia de Irán en la región. Pero todos estos países han dado prioridad a su compromiso antiisraelí frente al debilitamiento del aliado militar más fuerte de Irán. Y ahora están pagando las consecuencias.

Quizá los Estados árabes hayan aprendido la lección. No se han apresurado a rescatar a otra milicia respaldada por Irán –Hamás– de las consecuencias de su insensatez. Por supuesto, han prometido miles de millones de dólares para reparar los destrozos que la guerra de Hamás contra Israel causó en Gaza en 2014. Pero como informó el blog Elder of Ziyon recientemente, en realidad han desembolsado muy poco.

En conjunto, los países musulmanes han abonado sólo el 16% de lo que prometieron, en comparación con el 71% abonado por los no musulmanes. En cuanto a los países del Golfo, las cifras son aún más bajas: 15% Qatar, 10% Arabia Saudí y 0% Kuwait. Presumiblemente, esto no es ajeno a lo que afirmó hace unos días el exjefe de la inteligencia saudí Turki al Faisal, sobre queIrán está “esparciendo el caos” y desestabilizando la región mediante su apoyo a numerosas milicias, entre ellas Hamás y la Yihad Islámica Palestina: si Riad ve a Hamás como un agente iraní de desestabilización, es lógico que no le dé oxígeno financiero.

Haber comprendido que el odio a Israel ha terminado perjudicando a los Estados árabes más que a la pretendida víctima ha contribuido sin duda a impulsar el acercamiento árabe a Israel, como reflejó la última visita del ministro egipcio de Exteriores, Sameh Shukri, a Jerusalén. Por desgracia, esa epifanía ha llegado demasiado tarde para la maltrecha y sangrante Siria, y para todos los demás países que están sufriendo las consecuencias de su guerra civil.

© Versión original (en inglés): Commentary
© Versión en español: Revista El Medio

Terroristas “Palestinos” que golpearon el mercado de Sarona habían jurado lealtad a ISIS.

En exclusiva para Debkafile de fuentes de terrorismo: El Servicio General de Seguridad de las FDI tienen en su poder secuencias de video y fotos que muestran a los ocho terroristas palestinos del pueblo de Yatah en el Monte Hebrón participando en un juramento de lealtad a ISIS en una ceremonia. Ellos están en custodia como sospechosos de ser guías de los dos terroristas que perpetraron el ataque el mercado de Sarona, cerca del Ministerio de Defensa y el cuartel general de las FDI el 8 de junio
Cuatro israelíes murieron en el ataque terrorista – Ido Ben-Ari, Ilana Naveh, Michael y Feige Milá Misheiv, y hubo 41 heridos.
Los ocho miembros de la célula se ven de pie en un desfile militar junto a la bandera de ISIS, jurando lealtad a la bandera y a Abu Bakr al Baghdadi.
Un tercer terrorista se suponía que dispararía contra un tren lleno de gente para que hubieran múltiples víctimas en coordinación con el par de terroristas en el mercado de Tel Aviv.
hasta ahora, esta es la más grande célula terrorista palestina asociada con ISIS en haber sido capturado.
La declaración engañosa y opaca dada por el funcionario de las FDI el lunes 4 de julio de la descripción de la célula como inspirada por ISIS, no es mas que la continuación de los esfuerzos de los últimos 7 meses por parte del gobierno y jefes militares ‘para oscurecer las primeras incursiones realizadas por el grupo yihadista en las comunidades musulmanas árabes palestinos e israelíes.
La primera vez  que se señaló algo del tema sucedió en enero, cuando un árabe israelí abrió fuego desde el lecho de un río contra las personas que se encontraban sentadas en un café al aire libre en la calle de moda Dizengoff en Tel Aviv .. El tirador, Nashat Malham más tarde resultó haber tomado un juramento de lealtad a ISIS y su líder .
No hay diferencia, por tanto, entre Syed Rizwan Farook y Tashfeen Malik, que mataron a 22 estadounidenses en San Bernardino, el 2 de diciembre en el nombre de ISIS, Omar Mateen que mató a 49 estadounidenses en Orlando el 12 de junio, y los asesinos islamistas en Tel Aviv.
En lugar de decirle al público israelí la verdad acerca  del ataque en el mercado de Sarona que fue obra de terroristas de ISIS, el gobierno de Israel, la seguridad militar y los jefes de servicio persisten en poner sus cabezas en la arena con el uso de eufemismos del presidente Barack Obama para evitar poner algunos de los más recientes y más mortíferos ataques terroristas palestinos en la puerta de Isis.
al negarse a reconocer que Israel se enfrenta a la misma amenaza que Jordania, los EE.UU. y Europa, sus políticas están cerrando los ojos a la realidad.

Fuente: Debkafile

 

Unidades suicidas iraníes y de Walid en la frontera del Golan.

Una falsa ráfaga en medio de la creciente tensión militar con Hezbollah fue diseñada esta semana para cubrir un golpe directo israelí contra un cuartel general de la Guardia Revolucionaria iraní en el sur de Siria, revelan fuentes militares y de inteligencia de Debkafile.
Mientras que Hezbollah informó el 5 de julio que helicópteros israelíes habían atacado posiciones del ejército sirio cerca de la ciudad de Quneitra en el Golan, de hecho, uno de los dos cohetes “Tamuz” israelíes disparados por las FDI el 4 de julio, en respuesta a morteros transfronterizos que se desvían y que son disparados por el ejército sirio, golpeó el edificio del Ministerio sirio de Hacienda cerca de Quneitra, que albergaba a guardias iraníes y de Hezbollah sede regional. Un número desconocido de agentes iraníes murieron como resultado.
El 6 de julio, las fuentes de Hizballah reportaron un alto nivel de tensión en sus puestos de avanzada del Líbano al este de Hasbaya, al-Qarqoub y el monte Hermón, indicando los posibles preparativos para tomar represalias por las víctimas iraníes.
Los proyectiles de mortero, que en ocasiones se desvían hacia Israel están dirigidos por las fuerzas sirias en Quneitra contra unidades de ingeniería rebeldes de Siria, que están excavando una zanja antitanque en el extremo sur de la ciudad para evitar que los tanques sirios lleven a cabo un asalto total contra ellos (ver mapa adjunto)
Estas escaramuzas ponen en evidencia las ganancias peligrosas por parte de terroristas islamistas en el sur de Siria.
Tanto ISIS como el Frente Nusra de al-Qaeda han invadido las zonas limítrofes entre Siria, Israel y Jordania, a una distancia de 106 km de Daraa hasta las aldeas drusas del Monte Hermón.
Los islamistas han tomado el control de esta zona fronteriza estratégica mediante el aprovechamiento de los combates entre el ejército sirio y las fuerzas rebeldes sirias en el sur de Siria.
Israel y Jordania también fueron negligentes. Las FDI y el ejército jordano estaban tan ocupados tratando de evitar que el ejército sirio, los Guardianes de la Revolución iraníes y Hezbollah invadieran sus líneas de defensa del norte en el norte de Jordania y el Golán que no se dieron cuenta que los terroristas islámicos estaban trepando sobre sus fronteras.
La presencia terrorista que Israel encuentra más alarmante es la del Ejército de “Khaled Bin al-Walid”, una milicia vinculada tanto con ISIS como con al-Qaeda, que ahora controla una banda de 36 kilometros en el centro y sur de Quneitra en el Golan, en la triple frontera Israel, Siria y Jordania, opuesta a Hamat Gader y Shaar HaGolan (Ver mapa)
El Ejército Bin al-Walid Khaled fue generado por una unión entre los Shouada Yarmouk y el movimiento islámico Mouthana o milicias islamistas Liwa. Su comandante es Abu Abdullah al-Madani, un palestino de Damasco, que es uno de los veteranos combatientes de al-Qaeda muy cercano a Osama Bin Laden, que peleó contra los americanos cuando invadieron Afganistán hace 15 años. Hace diez años, se trasladó a Irak, para enfrentar la lucha contra los estadounidenses, junto con el comandante de al-Qaeda, Abu Musab al-Zarqawi.
Cuando al-Qaeda fue derrotado en Irak, al-Madani se trasladó a Siria.

Fuentes de contra-terrorismo de Debkafile, informan de que este veterano del terrorismo islamista, que se cree que es el sucesor de contacto en el ingenio de Bin Laden y de Ayman al Zawahri, está activo en tres áreas:

1. Él es el que se encarga de la compra y el almacenamiento de armas químicas, un producto de alto precio negociado con frecuencia entre varias organizaciones rebeldes sirias.

2. Abu Abdullah al-Madani está reclutando unidades suicidas de milicias por lo que está personalmente al frente del entrenamiento para operaciones dentro de Israel. Fuentes de Debkafile dicen que su plan se está tomando muy en serio por parte de los jefes de seguridad de Israel.

3. Mantiene vínculos operativos con los comandantes de Al Nusra en la región fronteriza y posiblemente pretenda ingresar a la frontera con Israel a través de su territorio con sus armas químicas y unidades suicidas.

Fuente: Debkafile

 

Mas aeropuertos bajo la amenaza del Estado Islámico después de Estambul

Los EE.UU., Europa y Oriente Medio se niegan cada vez mas a conectar los puntos de la amenaza terrorista, recordando a la negación que marcó el período más agudo de atrocidades de Al Qaeda en la década de 2000.

Cuando el secretario de Defensa estadounidense Ashton Carter pregonó la victoria de Faluya contra el Estado islámico el 27 de junio, se olvidó de revelar que los vencedores reales eran los iraníes – no los iraquíes.

Al día siguiente, un ataque suicida de ISIS en el aeropuerto de Ataturk en Estambul eclipsó ese éxito, matando al menos a 41 personas, incluyendo a 13 de nacionalidad extranjera e hiriendo a más de 230.

A medida que el gobierno de Obama se esforzó por ocultar a la opinión pública en Occidente su estrategia de utilizar las fuerzas chiíes para atacar a ISIS en Irak y en partes de Siria, los terroristas sunitas respondieron en Estambul – y no sólo allí.

Siete terroristas suicidas de ISIS, algunos en motocicletas, explotaron el lunes 27 de junio, en un pueblo cristiano en el valle del Líbano, cerca de Ba’albek. Una semana antes, un atacante suicida de ISIS se inmoló a las puertas de una gran base militar jordana en la frontera con Siria.

La conexión entre las arenas de ISIS y la causa y el evento están ahí para cualquier persona que quiera verlo.

ISIS tiene una tienda lista con terroristas suicidas que están dispuestos a inmolarse, no sólo porque son “fanáticos extremos” o “matones” en lo que el presidente Obama insiste en su definición, sino porque creen que están luchando una guerra religiosa: Suníes contra chiíes, suníes contra cristianos y suníes contra Judios.

En este punto, Obama está en la negación.

El presidente sunita Tayyip Erdogan de Turquía fue castigado con rapidez por la conclusión de un acuerdo militar y de inteligencia con el estado judío. Ese mismo día, tres terroristas suicidas, probablemente esperando durante meses en alguna casa segura cerca del aeropuerto de Estambul, recibieron la orden de la sede siria de ISIS en Raqqa, para entrar en acción.

Ni la densa red de inteligencia de Estados Unidos en la región, ni la inteligencia turca e israelí lograron interceptar la orden. Fuentes de inteligencia señalan que el aeropuerto de alta seguridad de Ataturk, el tercero más grande de Europa, no es el único en el continente en el que las unidades suicidas de ISIS están al acecho listas para atacar.

La inteligencia estadounidense-europeas apunta a su presencia cerca de al menos otros dos o tres aeropuertos en Europa. El problema es que la inteligencia es muy general, apunta a la intención, sin detalles específicos sobre países o aeropuertos. Al público en Occidente y en Oriente Medio no se nos cuenta nada sobre las pequeñas victorias anotadas por ISIS en el campo de batalla. Por ejemplo, las fuerzas de ISIS lograron bloquear el avance Hezbollah-sirio hacia la carretera que conduce de Palmyra aRaqqa, infligiendo graves pérdidas a pesar de la cobertura aérea de Rusia.

En Israel, donde la conciencia de seguridad suele ser alta, a nadie se le dijo acerca de la exitosa participación de ISIS en la unión fronteriza entre Siria, Jordania e Israel en el Golán de Israel contra los rebeldes sirios entrenados y armados por los Estados Unidos, que lucharon bajo la cubierta de artillería desde Jordania.

En otras palabras, ISIS se ha establecido en la frontera con Israel, a pocos kilómetros de distancia del mar de Galilea y de Tiberiades. El Estado islámico está completamente preparado para responder a dichas pérdidas como Faluya consiguiendo beneficios estratégicos sobre el terreno y causando terrible retribución a sus víctimas mediante la activación remota de células durmientes de asesinos suicidas.

En lugar de ser degradada, como afirma Obama, ISIS está totalmente equipado para apuntar a sus víctimas a través de varios continentes. En el aeropuerto de Estambul fue este martes su objetivo elegido. Ahora, tenemos que esperar y ver cual es el siguiente.

Fuente: Debkafile

Putin le da la espalda a Israel y establece sala de guerra conjunta con Jordania.

En un paso fundamental que refleja la variabilidad de acuerdos militares y políticos en Oriente Medio, Jordania ha aceptado en un solo día el establecimiento de una sala de guerra compartida con Rusia para la realización concertada de sus operaciones en Siria. Esto representa una inversión extrema de la política de Ammán. Hasta ahora, Jordania luchó contra Bashar Assad, quien es protegido por Rusia, en una sala de guerra conjunta al norte de Amman en el Comando Central hacia el Jordán, como parte de una alineación con los EE.UU., Arabia Saudí e Israel.
Pero esta semana Jordania cambió a un nuevo plano .

Fuentes militares y de inteligencia de Debkafile dicen que la decisión del rey jordano Abdullah de formar un nuevo equipo con Moscú inicia un nuevo juego de pelota rodando en la formulación de políticas y el intercambio de inteligencia. Él no tiene previsto cerrar su centro de mando compartido con los EE.UU. e Israel, pero el centro de gravedad y los esfuerzos militares y de inteligencia de Jordania serán redirigidos al nuevo centro con Rusia, lo que representa un gran terremoto en esas áreas.

Ammán está trabajando duro para restar importancia a la nueva asociación, presentándola como diseñada para fomentar una mejor coordinación entre los esfuerzos militares estadounidenses y rusos en Siria en la guerra contra el Estado islámico.

Esa imagen es engañosa.

Con el debido respeto al monarca jordano, sus militares y sus servicios de inteligencia, no están exactamente clasificados para el papel de coordinador entre las dos potencias mundiales. Los presidentes de EE.UU. y de Rusia manejan esto en persona. Y de hecho, la nueva sala de guerra ruso-jordano no estaba a la altura, según nuestras fuentes en Washington y Moscú, en la última conversación telefónica entre los dos presidentes el 13 de enero

Obama luego celebró una reunión rápida con el rey Abdullah en la Base Andrews de la Fuerza Aérea en Maryland y pidió una explicación.

Para las diversas milicias rebeldes que resisten en grandes partes del sur de Siria, incluyendo las regiones fronterizas israelíes, la nueva sala de guerra jordano-rusa es una mala noticia. Hasta ahora, Jordania proporcionó a los rebeldes con su principal oleoducto de combatientes, armas y fondos de los EE.UU., Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos. Los EE.UU., incluso encontraron campos de entrenamiento en Jordania para los combatientes rebeldes sirios.

Este oleoducto ahora es probable que sea cerrado o reducido al mínimo.

Los jordanos disimulan su turno, alegando que está diseñado para obligar a los rebeldes sirios del Sur a aceptar un alto el fuego y unirse a las conversaciones de paz con los EE.UU. y Rusia sobre el futuro de Siria. Eso no es más que una gestión diplomática para hablar del verdadero propósito, que es para obligarlos a renunciar a la lucha contra Assad, y dar la oportunidad a Moscú para lograr su objetivo fundamental, que es restaurar el control del régimen de Assad sobre el Sur.

Desde que se inició su importante intervención en Siria, Putin ha tratado de persuadir al Primer Ministro Binyamin Netanyahu para tirar de la alfombra de debajo de los rebeldes respaldados por los israelíes en el Sur. Ellos son considerados como un amortiguador necesario para asegurar la frontera norte de Israel y el bloqueo de la reimposición de la autoridad de Assad allí ..
El contenido de los intercambios entre Putin y Netanyahu sólo ha sido compartido con pequeños círculos de confidentes en Jerusalén y el Kremlin, y es poco fiable lo que se sabe acerca de sus áreas de acuerdo y controversia.
No hay duda de que el primer ministro habló con firmeza sobre la preocupación permanente de Israel de que, una vez que Assad recupere el control del Sur, abriría la puerta a la frontera israelí y dejaría entrar a sus aliados y archienemigos de Israel, Hezbolá y las milicias chiítas en su mayoría de iraquíes que luchan bajo el mando de oficiales del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán.

Al asociarse con Jordania en una habitación conjunta o sala de guerra para cubrir operaciones en el sur de Siria, Putin ha dado la espalda a Netanyahu y ha adquirido un ayudante para desalojar a los rebeldes sirios desde el sur de Siria.

Fuente: Debkafile

El rey de Jordania Abdullah: Nos enfrentamos a una Tercera Guerra Mundial

Clic en el enlace para ver video:

http://bcove.me/td0arsyf

El mundo se enfrenta a un nuevo conflicto mundial y se necesita una respuesta rápida para hacer frente a la amenaza, dijo el rey de Jordania Abdullah el martes.

“Estamos frente a una Tercera Guerra Mundial contra la humanidad y esto es lo que nos trae a todos en conjunto”, dijo en una conferencia de prensa en la capital de Kosovo, Pristina.

“Esta es una guerra, como ya he dicho, en varias ocasiones dentro del Islam y por desgracia más de 100.000 musulmanes han sido asesinados por Daesh (Estado Islámico) solo en los últimos dos años, y que también tiene en cuenta las atrocidades que grupos afines han causado en África y Asia “, dijo después de reunirse con el presidente de Kosovo atifete jahjaga.

El rey Abdullah dijo que el mundo debe “actuar con rapidez para hacer frente a la respuesta a las amenazas interconectadas” de Daesh, el acrónimo árabe de Estado islámico.

Estado Islámico ha reivindicado la autoría de los ataques del viernes en París, en el que 129 personas perdieron la vida, así como para los atentados en la capital libanesa. El grupo también ha dicho que derribó un avión ruso en Egipto este mes, matando a las 224 personas a bordo.

Francia y Rusia realizaron ataques aéreos sobre objetivos del estado islámico en el norte de Siria el martes debido a que París ha solicitado formalmente ayuda de la Unión Europea en su lucha contra el grupo.

“Los ataques atroces en París muestran que el azote del terrorismo puede golpear en cualquier lugar y en cualquier momento”, dijo el rey Abdullah.

El monarca jordano estaba en una visita de un día a Kosovo donde le dieron los más altos honores por Jahjaga.

Jordania fue uno de los primeros países en el Medio Oriente en reconocer a Kosovo después de que declaró su independencia de Serbia en 2008.

The jerusalem post.