Archivo de la categoría: JIHAD ISLÁMICA

Israel amenaza con matar a los líderes de Hamas en respuesta al video de la Jihad Islámica.

Un alto ministro israelí amenazó con reanudar los asesinatos de líderes de Hamas después de que el grupo terrorista Jihad Islámico Palestino, respaldado por Irán, publicó el jueves un video que muestra soldados de la FDI y altos oficiales en la mira de un francotirador.

 

“Las amenazas por parte de la organización terrorista Jihad Islámico Palestino de disparar contra oficiales de las FDI por francotiradores de Gaza, constituyen cruzar una línea roja”, tuiteó el ministro de Transporte e Inteligencia, Israel Katz. “Hamas debe saber que cualquier ataque contra los comandantes de las FDI en la frontera con Gaza conducirá inmediatamente a una renovación de los asesinatos selectivos del liderazgo de Hamas”.

En el video, el francotirador parece fijar su vista en las tropas y oficiales israelíes en la cerca fronteriza de Gaza. Entre los vistos figura el general de división Yoav Mordechai, el principal enlace saliente del Ministerio de Defensa con los palestinos, así como el comandante en jefe del sur, general de división Eyal Zamir.

“Asesinas a nuestra gente a sangre fría y piensas que estás protegido cuando los objetivos de nuestros francotiradores han sido puestos en tus comandantes superiores”, escribió el grupo terrorista en hebreo y árabe al final del video.

El video muestra al francotirador en una casa en Gaza junto con otros miembros de la Jihad islámica mientras observa a los generales, quienes son vistos junto con otros soldados de las FDI.

Las autoridades israelíes lo definen como una persona amenazada por Hamas, la organización terrorista que gobierna Gaza, y ha tenido fuerzas de seguridad protegiendo su casa desde la guerra de Gaza de 2014.

El vídeo editado aparentemente fue filmado durante las manifestaciones islamistas del viernes en las últimas semanas apodada la “Marcha del Retorno”, según el sitio de noticias de Ynet.

 

 

Fuente: Noticias de Israel

El grupo terrorista Jihad Islámica amenaza con matar a los generales de las FDI.

La Jihad Islámica lanza un vídeo que muestra a los oficiales superiores de las FDI observados desde el alcance de un rifle de un francotirador.

La Jihad Islámica publicó un video el jueves que mostraba a altos oficiales de las FDI en la mira de un rifle de francotirador.

En el clip, que fue difundido por las noticias libanesas de Al Mayadeen , se puede ver al general de división Yoav Mordechai recorriendo la valla fronteriza de Gaza mientras un francotirador sigue cada uno de sus movimientos.

“Matas a nuestra gente a sangre fría y piensas que estás protegido, en un momento en que tus comandantes superiores están dentro del alcance de los disparos”, decía el título en hebreo.

La organización terrorista Hamas lanzó un video similar en el 2014 que mostraba al entonces jefe del Estado Mayor de las FDI, Benny Gantz, bajo vigilancia de corto alcance. Hamas afirmó en el video que tenía la capacidad de asesinar a altos oficiales de las FDI y afirmó que estaba listo para “cualquier posible agresión”.

Fuente: Arutz Sheva

Cuatro terroristas “palestinos” mueren en una explosión en Gaza

La Jihad Islámica Palestina anunció que cuatro de sus miembros murieron durante una explosión accidental al este de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, cerca de la frontera con Israel.

El grupo terrorista señaló que los cuatro fallecieron cuando realizaban “preparativos”, sin ofrecer mayores detalles. La Radio del Ejército (Galei Tzáhal) indicó que los cuatro murieron cuando trasladaban explosivos de alto poder en un vehículo, sugiriendo que la explosión se debió a un “accidente de trabajo”. Los terroristas se desplazaban en un triciclo motorizado que explotó a pocos cientos de metros de la frontera con Israel.

Los cuatro terroristas fallecidos fueron identificados por fuentes palestinas como Hisham Abdel Al, Elias Al Katrous, Aed Al Hamaydeh, y Mohammad Al Krinawi.

Uno de los terroristas muertos

El Ministerio de Salud de Gaza, controlado por el grupo terrorista Hamás anunció que la explosión fue provocada por un ataque israelí. Sin embargo, el Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) negó todo involucramiento en el incidente y precisó que ninguna de sus fuerzas abrió fuego en la zona.

La Jihad Islámica Palestina es un grupo, fuertemente financiado y armado por Irán, y aliado de Hamás que controla con puño de hierro el enclave costero.

Fuente: Aurora

¿Alláh realmente ordena a los musulmanes matar a los no musulmanes?

Recientemente, en una reunión, me dieron una copia de un folleto del grupo de apologistas islámicos Sound Vision; puedes encontrar el folleto en línea aquí . Y aquí está por qué el folleto es falso y engañoso:

El folleto de Sound Vision de Abdul Malik Mujahid, “¿Dios manda realmente a los musulmanes a matar a los no musulmanes?” Está lleno de imprecisiones, distorsiones y falsedades directas, en la medida en que parece diseñado para confundir a los no musulmanes sobre las causas fundamentales del Islam, la violencia y jihad dentro de textos y enseñanzas islámicos.

Los terroristas en el exterior y los islamófobos en el hogar están ocupados abusando del Islam mientras se basan en el odio del otro. Ambos grupos afirman que Dios ordena a los musulmanes matar a los no musulmanes donde sea que los encuentren.

El hecho, sin embargo, es que un musulmán será castigado en este mundo por la ley por matar a alguien. Él / ella también será desterrado al Fuego del Infierno por Dios en la otra vida a menos que se arrepienta, restablezca su fe y viva una vida de buenas obras (Corán 25: 68-70).

En realidad, el Corán 25: 68-70 advierte a los musulmanes que no maten al alma que Alá ha prohibido matar “; no contiene ninguna prohibición general de matar a alguien. El Corán también les dice a los musulmanes que “los maten donde sea que los encuentren” (2: 191); de nuevo, “mátenlos donde sea que los encuentren” (4:89); y “mata a los politeístas donde sea que los encuentres” (9: 5). Entonces, claramente matar está permitido, y de hecho, ordenado, bajo ciertas circunstancias.

Muchos de nuestros vecinos están confundidos por la propaganda persistente de los islamófobos de que el problema no son los terroristas sino el “Islam mismo”.

Citan el Corán fuera de contexto para lograr este objetivo. En realidad, los islamófobos representan una industria de odio de más de $ 200 millones de dólares, que promueve falsificaciones y difamaciones tan fanáticas contra el Islam y los musulmanes. Los islamófobos también reciben múltiples plataformas y medios para expresar estas tonterías, así como incontables lugares en línea.

Esto es pura fantasía y propaganda. No existe una “industria de odio” de los “islamófobos”. Aquellos que llaman la atención sobre la amenaza de la jihad tienen mucho menos dinero y recursos que aquellos que se oponen a ellos, y mucho menos acceso a los medios.

El resultado es que el odio, la ira y el miedo están aumentando en nuestra nación. Las compras de armas, los grupos de odio y el número de milicias armadas están en su punto más alto. El presidente Barack Obama recibió un 400% más de amenazas de muerte que el ex presidente George W. Bush, según el Servicio Secreto. Esto se debe en parte a que se supone que es un musulmán secreto nacido en Kenia.

¿Qué conexión tiene esta afirmación con respecto a si el Corán enseña o no sobre la violencia? Ninguna.

El contexto perdido de las acusaciones

El Profeta Muhammad fue un hombre muy pacífico. Él nunca lastimó a nadie, mucho menos mató a nadie. Vivía de forma sencilla, consumía menos y compartía más, a pesar de estar casado con una de las personas más ricas de La Meca. La paz y las bendiciones de Dios sean con él.

En realidad, según los primeros registros islámicos, Muhammad ordenó en varias ocasiones los asesinatos de personas que lo insultaron. Según su primer biógrafo, el musulmán Ibn Ishaq del siglo VIII, estos incluyeron a Abu Afak, que tenía más de cien años, y la poetisa Asma bint Marwan. Abu Afak murió mientras dormía, en respuesta a la pregunta de Mahoma: “¿Quién me vengará de este sinvergüenza?” De manera similar, Mahoma en otra ocasión gritó: “¿Nadie me librará de esta hija de Marwan?” Uno de sus seguidores , Umayr ibn Adi, fue a su casa esa noche, donde la encontró durmiendo junto a sus hijos. La más joven, una bebé de enfermería, estaba en sus brazos. Pero eso no impidió que Umayr la asesinara a ella y al bebé también. Mahoma lo felicitó: “¡Has hecho un gran servicio a Alá y a Su Enviado, Umayr!” (Ibn Ishaq, 674-676)

Mahoma también ordenó el asesinato del poeta Ka’b bin Al-Ashraf. Mahoma preguntó: “¿Quién está dispuesto a matar a Ka’b bin Al-Ashraf que ha herido a Alá y a su Apóstol?”. Uno de los musulmanes, Muhammad bin Maslama, respondió: “¡Oh, Apóstol de Alá! ¿Te gustaría que lo mate? “Cuando Muhammad dijo que lo haría, Muhammad bin Maslama dijo:” Entonces permíteme decir una cosa (falsa) (es decir, engañar a Kab) “. Muhammad respondió:” Puedes decirlo “. Muhammad bin Maslama le mintió debidamente a Ka’b, lo atrajo hacia su trampa y lo asesinó. (Sahih Bukhari, volumen 5, libro 59, número 369)

Muhammad también decapitó personalmente a los hombres de la tribu judía Qurayzah. “Entonces ellos [la tribu judía Qurayzah] se rindieron, y el apóstol [Muhammad] los confinó en Medina en el cuarto de d. al-Harith, una mujer de B. Al-Najjar. Entonces el apóstol salió al mercado de Medina (que todavía es su mercado hoy) y cavó trincheras en él. Luego envió a buscarlos y les cortó la cabeza en esas trincheras, ya que fueron traídos a él en tandas. Entre ellos estaba el enemigo de Allah Huyayy b. Akhtab y Ka’b b. Asad su jefe. Hubo 600 o 700 en total, aunque algunos ponen la cifra tan alta como 800 o 900. “(Ibn Ishaq 690)

Cuando los musulmanes atacaron a los judíos en el oasis árabe de Khaybar, un líder judío de Khaybar, Kinana bin al-Rabi, fue llevado ante Mahoma; Se suponía que a Kinana se le había confiado el tesoro de una de las tribus judías de Arabia, los Banu Nadir. Kinana negó saber dónde estaba este tesoro, pero Muhammad lo presionó: “¿Sabes que si descubrimos que lo tienes te mataré?” Kinana dijo que sí, que sí lo sabía. Parte del tesoro fue encontrado. Para encontrar el resto, Muhammad dio órdenes con respecto a Kinana: “Tortúralo hasta que extraigas lo que tiene”. Uno de los musulmanes prendió fuego al cofre de Kinana, pero Kinana no quiso revelar su secreto. Cuando estaba a punto de morir, uno de los musulmanes lo decapitó. (Ibn Ishaq 511-515)

La Arabia preislámica quedó atrapada en un círculo vicioso de guerra y venganza. El profeta Mahoma lanzó un movimiento de paz no violento a principios del siglo VII dC, para terminar precisamente con el ciclo de guerra, venganza y terrorismo que vemos hoy.

En realidad, el movimiento de Muhammad no fue nada violento, como se muestra arriba. Él le dijo a los Quraysh, los árabes paganos de La Meca, que rechazaron su pretensión de ser un profeta, “Te traigo la matanza”. (Ibn Ishaq 131)

Su visión era unir a la humanidad con la creencia en un Dios y una humanidad. El requirió una creencia en todos los Profetas de Dios y las Escrituras reveladas. Él quería que las personas fueran indulgentes y misericordiosas entre sí y con todas las criaturas de la tierra.

Contraste esa afirmación con estas declaraciones de Mahoma, tal como se informa en las colecciones hadith (informes de las palabras y los hechos de Muhammad) que los musulmanes consideran auténticas:

“He sido hecho victorioso a través del terror” (Sahih Bukhari 4: 52.220)

“Lucha contra aquellos que no creen en Allah. Haga una guerra santa … Cuando conozca a sus enemigos que son politeístas, invítelos a tres cursos de acción. Si responden a alguno de estos, también lo aceptas y te niegas a hacerles ningún daño. Invítelos a (aceptar) el Islam; si te responden, acéptalo y desiste de luchar contra ellos … Si se niegan a aceptar el Islam, pídales el Jizya. Si aceptan pagar, acéptalo y mantén las manos. Si se niegan a pagar el impuesto, busque la ayuda de Alá y luche contra ellos. “(Sahih Muslim 4294)

“Se me ha ordenado luchar contra las personas siempre y cuando no declaren que no hay más dios que Alá, y el que lo profesó se garantizó la protección de su propiedad y la vida en mi nombre, excepto por los asuntos correctos que descansan con Alá. “(Sahih Muslim 30)

“Que Alá maldiga a los judíos y cristianos porque ellos construyeron los lugares de adoración en las tumbas de sus Profetas.” (Sahih Bukhari 1.8.427)

A través de una pacífica coalición de tribus logró la victoria mediante una ingeniosa campaña de no violencia. Cuando murió en 632, trajo la paz a la guerra de Arabia.

En realidad, Muhammad sometió Arabia por la fuerza. Ibn Ishaq señala que “el apóstol participó personalmente en veintisiete … incursiones” (Ibn Ishaq 659-660).

Quería lograr todo eso solo por medio de la predicación, lo cual hizo durante 13 años en La Meca. Sin embargo, él y sus seguidores fueron abusados ​​y torturados. Él mismo sobrevivió a varios intentos de asesinato. Sus seguidores sobrevivientes escaparon por poco del exterminio a manos de los poderosos señores tribales de La Meca.

En realidad, un musulmán mató a uno de los Quraysh, comenzando las hostilidades entre los dos (Ibn Ishaq 118).

La respuesta del Profeta a esta opresión fue encontrar paz en otra parte. Tras su aliento, la mayoría de los musulmanes emigró a una tierra cristiana donde un rey justo gobernaba el Mar Rojo en África.

Él mismo encontró refugio y protección en un pueblo a casi 300 millas de distancia. Él declaró ese pueblo como un santuario de paz donde nadie, ni siquiera un pájaro, puede ser cazado y ningún árbol puede ser cortado. Era una sociedad multi-tribal y multirreligiosa.

Para su santuario de paz en la ciudad de Medina, el Profeta desarrolló tratados constitucionales con musulmanes, judíos y otras tribus de la ciudad, y los declaró juntos como “un pueblo” con plena libertad de religión, justicia e igualdad.

En realidad, la Constitución de Medina es de dudosa autenticidad: se menciona por primera vez solo en la biografía de Mahoma de Ibn Ishaq, que fue escrita más de 125 años después de la fecha aceptada para la muerte de Mahoma.

Y desafortunadamente para Sound Vision, Ibn Ishaq también detalla lo que sucedió con tres tribus judías de Arabia, Banu Qurayzah, Banu Qaynuqa y Banu Nadir, después de la Constitución de Medina. Muhammad exilió a Banu Qaynuqa y Banu Nadir, masacraron a los Banu Qurayza después de que (comprensiblemente) hicieron un pacto con sus enemigos durante el asedio de Medina a los mecanos paganos, y luego masacraron a los exiliados en el oasis de Khaybar, dando a los musulmanes incluso hoy una guerra sangrienta Cántico: “Khaybar, Khaybar, O judíos, el ejército de Muhammad volverá”.

Aunque el Profeta Muhammad y sus seguidores huyeron de la opresión en La Meca, no les dejaron vivir pacíficamente en su santuario de paz llamado Madinah. Los mequinenses vinieron a atacar a la naciente comunidad.

El derecho a la autodefensa en el Islam

Debido a las enseñanzas de paz del Profeta, los musulmanes no querían defenderse. Aquí es donde Dios castiga a los musulmanes por su renuencia, por no defender su santuario de paz, y les ordena que se defiendan. (Corán 2: 216 y 4:75)

Discutir este versículo fuera de contexto es como decir que la Biblia llama al genocidio. (1 Samuel 15: 2-3)

Sound Vision tiene razón en que la guerra de la jihad se reveló primero para la defensa, pero no menciona que la jihad ofensiva también es recomendada. Ibn Ishaq explica la progresión de la revelación coránica sobre la guerra. Primero, explica, Alá permitió a los musulmanes emprender una guerra defensiva. Pero esa no fue la última palabra de Alá sobre las circunstancias en que los musulmanes deberían luchar. Ibn Ishaq explica la jihad ofensiva invocando un verso coránico: “Entonces Dios le envió: ‘Lucha contra ellos para que no haya más seducción’, es decir, hasta que ningún creyente sea seducido de su religión. ‘Y la religión es de Dios’, es decir, hasta que solo Dios sea adorado. “(Ibn Ishaq 314)

Apoyando esto, hay un versículo del Corán que Sound Vision no menciona: “Y luche contra ellos hasta que no haya fitnah [travesuras, disturbios, rebeliones] y la religión, todo eso, sea para Alá” (8:39).

Los musulmanes eventualmente acataron el mandato de Dios de defender su santuario de paz. Sin embargo, el número total de días involucrados en estas “guerras” defensivas fue de seis días. Y el número total que murió en ambos lados es menos de 1,000.

Los musulmanes fueron atacados físicamente, torturados, hostigados y asesinados donde quiera que fueran. Esta es la razón por la cual Dios les ordenó involucrarse en defensa propia, diciendo: “¡Maten a los enemigos donde sea que los encuentren!” (Corán 4:89). Extremistas como ISIS e islamófobos citan selectivamente tales versículos sin incluir el aliento de Dios a la paz, que casi siempre acompaña a los versículos relacionados con la lucha defensiva. Tome el versículo que sigue inmediatamente (Corán 4:89): “Por lo tanto, si te dejan estar, y no te hacen la guerra, y te ofrecen paz, Dios no te permite dañarlos” (Corán 4:90). )

El Tafsir al-Jalalayn, un comentario musulmán dominante sobre el Corán, deja en claro que esto se refiere solo a los incrédulos que se someten a la dominación islámica: “Y si se mantienen alejados de ustedes y no luchan contra ustedes, y les ofrecen paz , reconciliación, es decir, [si] se someten, entonces Dios no te permite ningún camino contra ellos, [Él no te permite] un medio para tomarlos cautivos o matarlos “.

Como Karen Armstrong ha notado sobre el Corán:

… la única guerra permisible es la de defensa propia. Los musulmanes no pueden comenzar las hostilidades (2: 190). La guerra siempre es malvada, pero a veces hay que luchar para evitar el tipo de persecución que la Meca inflige a los musulmanes (2: 191; 2: 217). El Corán cita la Torá, las escrituras judías, que permite tomar represalias ojo por ojo, diente por diente, pero como los Evangelios, el Corán sugiere que es meritorio renunciar a la venganza en un espíritu de caridad (5:45). Las hostilidades deben finalizar tan rápido como sea posible y deben cesar en el momento en que el enemigo pida la paz (2: 192-3).

El Tafsir al-Jalalayn dice que 2: 190 fue abrogado por el Corán 9: 1, lo que anula cualquier tratado entre musulmanes y no creyentes. Además, Armstrong no menciona que 2: 193 le dice a los musulmanes: “Lucha contra ellos hasta que no haya fitnah y la adoración sea para Alá”. Fitnah es persecución o inquietud. Ibn Ishaq explica que esto significa que los musulmanes deben luchar contra los incrédulos “hasta que solo Dios sea adorado”. Otro comentarista musulmán sobre el Corán, Maulana Bulandshahri, está de acuerdo: “Los peores pecados son Infidelidad (Kufr) y Politeísmo (shirk) que constituyen rebelión contra Alá, el Creador. Para erradicar esto, los musulmanes deben declarar la guerra hasta que no exista nada en el mundo, y la única religión es la de Alá. “Eso equivale a una declaración de guerra perpetua contra todas las religiones no musulmanas.

Esta es la historia de la Jihad, un concepto noble del Islam: luchar por una vida resuelta hacia ideales más elevados de paz y justicia.

La Jihad ha sido retorcida, incomprendida y mal utilizada a manos de matones llamados ISIS y fanáticos llamados islamófobos.

Después de la muerte del Profeta, muchos musulmanes desafortunadamente abandonaron su movimiento por la paz. Adoptaron los caminos del mundo, luchando por la tierra y el poder. Construyeron imperios como todos los demás. Muchos mandamientos de Dios fueron violados.

Sin embargo, los excesos de esos imperios palidecen en comparación con el horror infligido por las naciones-estados modernas, que nos dieron la Primera Guerra Mundial, II y el Holocausto. El número de muertos en millones, la destrucción generalizada de infraestructura y los ataques contra civiles continúan hasta nuestros días, no para fines religiosos, sino para fines seculares, económicos y políticos.

En realidad, la guerra de jihad se llevó a cabo de acuerdo con los comandos del Corán y Muhammad, como se delineó aquí, y causó la muerte de muchos millones en la historia del Islam de 1.400 años.

¿Por ISIS y los terroristas?

En este contexto, debemos preguntarnos: ¿Por qué los “extremistas islámicos” participan en atentados suicidas y en la masacre de civiles inocentes? Lejos de ser respaldados por la fe islámica, estos crímenes están categóricamente prohibidos. Aunque los musulmanes no tienen Papa, casi todos los estudiosos del Islam han condenado repetidamente estos crímenes, que violan las enseñanzas del Islam. La víctima número uno de este caos son en realidad los propios musulmanes. Para entender este ciclo de guerra y terrorismo, uno necesita leer la investigación financiada por el Pentágono del Dr. Robert Pape, cuyo estudio empírico del terrorismo y los atentados suicidas concluye que este fenómeno está motivado por la política y no por la religión.

El analista Jonathan Fine señaló en Middle East Quarterly en 2008: “A pesar del revisionismo propuesto por Pape y otros, el hecho es que la mayoría de los atentados suicidas desde 1980 en el mundo en general y en Oriente Medio en particular están patrocinados por islamistas y grupos terroristas no seculares. Pape evita esta conclusión manipulando sus datos para que no tenga que incluir la cantidad significativa de atentados suicidas llevados a cabo por los sunitas contra los chiítas en Irak “.

Aunque el terrorismo perpetrado por los musulmanes recibe una cantidad desproporcionada de atención de políticos y periodistas, la realidad es que los extremistas de derecha representan una amenaza mucho mayor para las personas en los Estados Unidos que los terroristas conectados con ISIS u organizaciones similares. Como el profesor Charles Kurzman y el profesor Duke David Schanzer explicaron en junio pasado en el New York Times, los ataques terroristas inspirados en el Islam “representaron 50 muertes en los últimos 13 años y medio”. Mientras tanto, “los extremistas de derecha promediaron 337 ataques por persona”. año en la década posterior al 11 de septiembre, causando un total de 254 muertes “.

Este reclamo se basa en un estudio desacreditado. En junio del 2015, la New America Foundation publicó un estudio que pretendía demostrar que los “extremistas de derecha” y los “supremacistas blancos” eran una amenaza mayor para los EE. UU. Que los yihadistas islámicos. El estudio obviamente fue sesgado, ya que se basó en el número de asesinatos de yihadistas y extremistas de derecha desde el 12 de septiembre del 2001, dejando fuera el 11-S. Si hubieran comenzado un día antes, sus resultados habrían sido marcadamente diferentes.

El estudio también ignoró las muchas, muchas tramas frustradas de la jihad, y el hecho de que los yihadistas son parte de un movimiento internacional que ha matado a miles de personas, mientras que los derechistas y los supremacistas blancos no lo son.

En resumen, este folleto de Sound Vision está claramente diseñado para inducir a error, no iluminar o aclarar.

 

Una marcha para destruir Israel

 

En 2017, Egipto abrió su cruce fronterizo de Rafah con la Franja de Gaza (foto arriba) durante menos de 30 días en total; por el contrario, la frontera entre Israel y la Franja de Gaza estuvo abierta durante más de 280 días durante el mismo año. (Foto por Chris McGrath / Getty Images)

Por Basam Tawil 

El pasado viernes, el intento de decenas de miles de palestinos de Gaza de infiltrarse en Israelfue el arranque de una campaña de seis semanas de duración de protestas masivas; se trata de la denominada Marcha del Retorno, organizada por Hamás, la Yihad Islámica y otros grupos radicales.

Esas organizaciones alentaron a los palestinos de la Franja a dirigirse a las zonas adyacentes a la frontera con Israel y infiltrarse en territorio israelí, es decir, a poner sus vidas en peligro. Hamás y sus aliados dijeron a los manifestantes que la Marcha del Retorno marcaba el principio de la“liberación de toda Palestina, desde el Mediterráneo hasta el Jordán”. En otras palabras, les dijeron que la infiltración sería el primer paso hacia la destrucción de Israel.

Los líderes de Hamás Ismaíl Haniyeh y Yahia Sinwar, que se sumaron a la protesta del día 30, no ocultaron el auténtico objetivo de la Marcha del Retorno: destruir Israel y dinamitar el aún no divulgado plan de paz para Oriente Medio del presidente de EEUU, Donald Trump. Dijeron a los manifestantes que las concentraciones del día 30 marcaban el inicio de “una nueva etapa en la lucha nacional palestina para la liberación de toda Palestina, desde el río [Jordán] hasta el mar [Mediterráneo]”. Haniyeh y Sinwar dejaron igualmente claro el otro objetivo de la Marcha del Retorno: desbaratar cualquier intento árabe de firmar la paz o normalizar sus relaciones con Israel.

De acuerdo con las palabras de los líderes de Hamás, la campaña de la Marcha del Retorno no tiene relación con la mejora de las condiciones de vida de los palestinos de Gaza, ni con encontrar maneras de solucionar la crisis humanitaria y económica de la Franja. Hamás y sus aliados no mandaron a los manifestantes hacia la frontera con Israel en demanda de trabajo y medicinas. Ni les urgieron a arriesgar la vida por la falta de suministro eléctrico en el territorio. Lo hicieron tras asegurarles que era la única manera de inundar Israel con cientos de miles derefugiados palestinos en pro del derecho de retorno, que hace referencia a la demanda palestina de que Israel permita instalarse en su territorio a los refugiados palestinos y a sus descendientes. Como Zaher Birawi, uno de los organizadores de la Marcha del Retorno, explicó,

el derecho de retorno es sagrado y una línea roja que no ha de cruzarse. Los palestinos harán todo lo posible por conseguirlo.

Estas palabras, junto con las de los dos líderes de Hamás mencionados, demuestran que las protestas multitudinarias tienen por objetivo forzar a Israel a aceptar a millones de refugiadospalestinos como primer paso para la conversión de los judíos en una minoría en su propio país. El siguiente podría ser matar o expulsar a los judíos y reemplazar Israel con un Estado islámico.

Lo crucial aquí es el hecho de que lo que hemos visto en la frontera entre Gaza e Israel el 30 de marzo no ha sido una protesta de palestinos miserables, duramente golpeados por la pobreza, contra la imposición de un bloqueo. Si ese hubiera sido el caso, ¿por qué los organizadores no les exhortaron a ir hacia la frontera con Egipto?

El auténtico bloqueo a la Franja lo impone Egipto, no Israel. En 2017, el paso fronterizo de Rafah entre Egipto y la Gaza estuvo abierto menos de 30 días; en cambio, la frontera entre Israel y el enclave palestino lo estuvo durante más de 280.

Israel mantiene un bloqueo naval sobre la Franja para impedir que Irán, Hezbolá y otros agentes terroristas introduzcan armas ilegalmente en el enclave costero controlado por Hamás. Al mismo tiempo, Israel controla el paso de bienes e individuos.

Israel permite que los palestinos entren y salgan de la Franja a través del puesto fronterizo de Erez. El mes pasado, el primer ministro de la Autoridad Palestina entró en Gaza por ahí, sólo para ver cómo su convoy era alcanzado por un artefacto explosivo cuando estaba ya en el territorio controlado por Hamás. Israel también permite que accedan a la Franja por Erez ciudadanos extranjeros, incluidos periodistas, diplomáticos y cientos de trabajadores de una pluralidad de agencias humanitarias, empezando por las de Naciones Unidas.

Todo esto mientras el paso de Rafah sigue cerrado. En lo que va de año, los egipcios han abierto la frontera de manera intermitente, por espacio de dos o tres días cada vez. Asimismo, Egipto continúa impidiendo a los extranjeros acceder a Gaza desde Rafah. Incluso los árabes que quieren ayudar a los gazatíes han de hacerlo vía Erez, dado que los egipcios no les dan permiso para ir por Rafah.

Tomemos el ejemplo del enviado catarí a Gaza, embajador Mohamed al Emadi. Cada vez que entra o sale de la Franja, utiliza el paso de Erez. Los egipcios no le permiten, ni a él ni a ningún árabe que trate de ayudar a los palestinos de Gaza, usar la terminal de Rafah.

Ante esta realidad, la cuestión es: ¿por qué los palestinos no protestan contra Egipto? La respuesta es obvia.

Los palestinos saben que meterse con el Ejército egipcio les puede costar muy caro. Israel utilizó francotiradores para detener la marcha del 30 de marzo, pero la respuesta egipcia hubiera sido mucho más dura, sin la menor duda. Los egipcios habrían recurrido a la artillería y a la fuerza aérea. Los palestinos son bien conscientes de que los egipcios habrían arrasado la Franja si hubiesen rebasado la frontera y amenazado la seguridad nacional egipcia.

La Marcha del Retorno forma parte de la lucha nacional palestina contra la “entidad sionista”, Israel, no tiene nada que ver con el cierre de frontera alguna. Forma parte de la yihad (guerra santa) palestina para eliminar Israel, considerado un “proyecto colonialista” impuesto a los árabes por las potencias occidentales al término de la II Guerra Mundial. En un raro momento de honestidad, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, admitió este mismo año que así es precisamente cómo los palestinos y los árabes perciben a Israel.

Los organizadores de la Marcha del Retorno han dejado aclaro que, aparte de inundar Israel con millones de refugiados palestinos, la campaña tiene otros dos objetivos: sabotear el “acuerdo del siglo” de Trump y poner freno a cualquier forma de normalización de las relaciones del mundo árabe con Israel.

Los palestinos han proclamado su total rechazo al plan de Trump porque saben que no beneficia a su objetivo de convertir a los judíos en una minoría en su propio país. El plan de Trump, creen, no reconoce el derecho de retorno palestino; es decir, que los refugiados y sus descendientes no serán autorizados a trasladarse a Israel para convertirlo en un Estado de mayoría árabe.

Los organizadores de la Marcha del Retorno han dejado meridianamente claro que ese es el objetivo de las protestas multitudinarias: mandar el mensaje a la Administración Trump de que los palestinos no aceptarán un acuerdo que no les facilite su sueño de reemplazar Israel con un Estado islámico.

La Marcha del Retorno quiere también mandar un mensaje de advertencia a la Autoridad Palestina y a los países árabes para que no hagan concesiones a Israel ni colaboren con la Administración Trump.

Una vez más, no es esto lo que están diciendo los analistas políticos. En su lugar, estas son las frases y expresiones que están utilizando los organizadores. El objetivo último es impedir que Mahmud Abás y la Autoridad Palestina vuelvan a la mesa de negociaciones con Israel y amenazar a los países árabes para que no lleguen a acuerdos de paz con Israel.

Ahora, los organizadores nos están contando que la Marcha del Retorno continuará y alcanzará su cénit a mediados de mayo, con motivo del 70º aniversario del establecimiento de Israel.

La Marcha del Retorno es otra fase en el intento palestino de erradicar la presencia de Israel en Oriente Medio, no tiene que ver con bloqueo alguno. La Marcha del Retorno es una campaña contra la paz diseñada para quebrar cualquier intento de que haya paz entre Israel y los países árabes.

Los líderes de Hamás, la Yihad Islámica y los otros grupos que organizaron las protestas masivas del viernes andan ahora lamentándose del elevado número de bajas y acusando a Israel de abrir fuego contra manifestantes “desarmados y pacíficos”. Son los mismos líderes que urgieron a su pueblo a marchar hacia Israel y tratar de irrumpir en su territorio. Son los mismos que alentaron a su pueblo a dañar la valla de seguridad en la frontera con Israel. ¿De verdad esperaban que los soldados israelíes los recibieran con flores?

Por lo que hace a Mahmud Abás, ha dado una nueva prueba de su tremenda hipocresía. Horas después de que se produjeran los choques en la frontera, apareció en la televisión palestina para hacer a Israel “completamente responsable” de la violencia, así como de los muertos y heridos registrados entre los manifestantes.

Es el mismo Abás que recientemente nos dijo que Hamás es un grupo terrorista que estaba detrás del intento de asesinato de su primer ministro registrado el pasado 13 de marzo. Es el mismo Abás que el año pasado impuso sanciones a la Franja suspendiendo el pago del suministro eléctrico que procura Israel al territorio, así como el pago de las nóminas a miles de funcionarios gazatíes. En vez de condenar a Hamás por enviar a los palestinos a jugarse la vida luchando con el Ejército israelí, Abás opta por denunciar a Israel por proteger su frontera.

La Marcha del Retorno palestina ha sido erróneamente descrita por algunos periodistas y analistas políticos como una acción “pacífica y popular” en demanda de libertad y mejores condiciones de vida.

Las condiciones de vida de los gazatíes podrían mejorar si los egipcios abrieran el paso de Rafah y permitieran a los demás árabes y palestinos socorrerlos. Sus vidas podrían mejorar si Hamás dejara de excavar túneles del terror y contrabandear armas.

Pero, como ha quedado meridianamente claro, la Marcha del Retorno no es sino una declaración de guerra contra Israel y la Administración Trump.

© Versión original (en inglés): Gatestone Institute
© Versión en español: Revista El Medio

Israel desbarata un ataque con misiles de la Jihad Islámica contra sus naves frente a Gaza

Un miembro de la Jihad Islámica fue imputado por recolectar información de inteligencia para un ataque, que estaba siendo planeado contra una nave de la Armada israelí.

El 12 de marzo pasado, una nave de la Armada israelí detuvo a un barco pesquero palestino y arrestó a las diez personas que estaban a bordo durante operaciones de rutina frente a la costa de Gaza, tras detectar que el navío estaba navegando fuera de la zona de pesca autorizada.

Uno de los sospechosos, Amin Saadi Muhammad Jamaa, un pescador, de 24 años, domiciliado en Rafah, es miembro de la Jihad islámica Palestina.

Los otros nueve sospechosos, también pescadores palestinos, fueron interrogados y puestos en libertad. Las tropas israelíes no encontraron armas en el barco.

A Jamaa le ofrecieron 5.000 dólares para perpetrar el ataque, concebido para vengar la muerte de varios terroristas de la Jihad Islámica, tras el ataque del ejército israelí a un túnel transfronterizo del grupo.

El ataque contra un buque de la Marina israelí, sería perpetrado por seis miembros de la Jihad Islámica, en tres naves.

Durante el interrogatorio de Jamaa, el Servicio de Seguridad General (Shabak) comprendió que el plan consistía en usar un barco de señuelo. Mientras que el buque israelí estaría enfocado en el barco señuelo, otra nave atacaría a la nave de la Armada, lanzando un misil teledirigido antitanque Kornet, de fabricación rusa, matando e hiriendo a los soldados a bordo.

Un tercer barco se acercaría luego al buque de la Armada israelí en un intento de secuestrar a uno o varios de los soldados a bordo, para utilizarlos como pieza de cambio en un eventual canje de prisioneros.

El Shabak también descubrió que, en el marco de los preparativos para el ataque, Jamaa realizó varias observaciones de las naves de la Armada, mientras navegaba en los barcos de pesca de su familia. Recolectó información sobre la ubicación de los buques de la Armada de Israel, el número de soldados a bordo y las armas que tenían, tomando de fotografías de los barcos con su teléfono celular.

Fuente: Aurora

EUROPA EN EL 2029 O CASI EN EL 2019 CUANDO EL ISLAM Y LOS MUSULMANES DESATEN LA GUERRA TOTAL CONTRA LOS EUROPEOS PARA ARREBATAR EL CONTINENTE Y HACERLO CALIFATO

 

LOS GOBIERNOS NO HICIERON NADA LOS EJERCITOS EUROPEOS TAMPOCO LOS MALDITOS POLITICOS TRAIDORES SE VENDIERON COMO PUTAS BARATAS A LOS PAISES PETROLEROS DEL GOLFO PERSICO MIENTRAS LOS CIUDADANOS ERAN ASESINADOS CADA DIA CADA SEMANA CADA MES CADA AÑO Y NADIE ABSOLUTAMENTE NADIE SE LEVANTO EN ARMAS PARA DESTRUIR AL INVASOR AL VIOLADOR AL TERRORISTA AL YIHADISTA ISLAMISTA MUSULMAN JUNTO A SU MEZQUITA SU IMAN PREDICADOR DE ODIO Y MUERTE ESE SERA EL DESTINO DE EUROPA LLEGAR A SER AL EURABIZTAN EL CALIFATO DONDE LA MUERTE EL TERROR EL HORROR SERA POR SIEMPRE