Archivo de la categoría: JERUSALEM JUDÍA Y ETERNA

El ‘incidente Altalena’ y el monopolio de la violencia legítima

Altalena_off_Tel-Aviv_beach

Por Jesús M. Pérez 

El día 21 de junio de 1948 tuvo lugar uno de los hechos fundamentales de la fundación del Estado de Israel. Aquella madrugada, el buque Altalena había fondeado frente a la ciudad de Tel Aviv tras un viaje de semanas que arrancó en Marsella. El Altalena pertenecía a la organización judía Irgún. Se trataba de un antiguo buque estadounidense de asalto anfibio que había participado en el Desembarco de Normandía y luego fue vendido como excedente tras el fin de la Segunda Guerra Mundial. Con el apoyo del Gobierno francés, el Irgún embarcó en el Altalenaarmamento, que incluía desde 10 blindados Vickers-Armstrongs hasta varios millones de balas, junto con más 930 voluntarios.

La intención de los líderes del Irgún era que el buque llegara justo el día de la proclamación de la independencia de Israel. Pero las negociaciones sobre el destino de la carga y los pasajeros retrasaron el viaje. Cuando el Altalena llegó a las costas del nuevo país, habían transcurrido ya semanas de guerra del propio Israel contra los ejércitos de Egipto, el Líbano, Siria, Iraq y Transjordania. El Gobierno de Israel aceptó que el Irgún entregara un 20% de la carga a su batallón Jerusalén y que los voluntarios formaran parte del recién nacido Ejército israelí, pero dentro de unidades que mantendrían su identidad como parte del Irgún.

Durante el Mandato Británico, la población judía había formado varios grupos armados, con diferentes afiliaciones políticas. Pero también había desarrollado instituciones que en el momento de la independencia se convirtieron en la maquinaria del Estado de Israel. Así, el poder ejecutivo de la Agencia Judía se transformó en el Gobierno provisional de Israel y la organización Haganá (“Defensa”) se transformó el 26 de mayo de 1948 en las Fuerzas de Defensa de Israel.

A media tarde del día 20 de junio, el Altalena fondeó frente a las costa de Kfar Vitkín para desembarcar pasajeros y la mayor parte de la carga, antes de poner rumbo a Tel Aviv. El Irgún había actuado por su cuenta, sin coordinación con las Fuerzas de Defensa de Israel. Precisamente ese día el Gobierno del país tuvo reunión. El dilema era claro. Se podía pasar por alto lo que había hecho el Irgún y seguir permitiendo libertad de acción a los grupos armados o había que tomar medidas, incluso aunque condujeran al enfrentamiento entre israelíes.

Israel existía como país independiente desde hacía poco más de un mes y podía verse abocado a una batalla fratricida en medio de una conflagración con varios países que el entonces secretario general de la Liga Árabe había proclamado, un año atrás, que sería una “guerra de exterminio”de la que se hablaría como de las “masacres mongolas”. El objetivo del Gobierno israelí era que desaparecieran las organizaciones armadas vinculadas a formaciones políticas para formar un sola fuerza armada, inspirada en la británica, con una cadena de mando única y jerárquica.

El 21 de junio, a las cuatro de la tarde, el primer ministro Ben Gurión ordenó atacar el Altalena. A bordo del buque se encontraba Menájem Beguín, uno de los líderes del Irgún. En la costa, dirigiendo las tropas gubernamentales, Isaac Rabin. Ambos serían, décadas más tarde, primer ministro de Israel. Hubo soldados que se negaron a cumplir las órdenes. Otros dudaron. Posiblemente nunca se sepa la secuencia exacta de los acontecimientos, pero hubo un intercambio de fuego entre buques de la Armada israelí, las fuerzas en tierra y los miembros del Irgún a bordo del Altalena, que terminó izando la bandera blanca y consumido por las llamas. El incidente se saldó con varios muertos en cada bando. Después del incidente del Altalena, miembros del Irgún pasaron por la cárcel y uno a uno los grupos armados judíos de Israel se disolvieron para integrarse en las Fuerzas de Defensa de Israel.

***

Para entender la importancia de aquella jornada frente a las playas de Tel Aviv debemos remontarnos al “invierno revolucionario de 1919”, en palabras de Marianne Weber. A ella debemos la importante labor de recopilación y edición de los trabajos de su marido, Max Weber, uno de los padres de la sociología. En enero de 1919, Max Weber impartió una una conferencia ante la Asociación Libre de Estudiantes de Múnich. El texto fue publicado meses más tarde bajo el título La política como vocación. En ella encontramos la definición más célebre del concepto de Estado dentro de las Ciencias Sociales. Afirma Max Weber (v. El científico y el político, Alianza, Madrid, 2005, p. 84):

Estado es aquella comunidad humana que, dentro de un determinado territorio (el ‘territorio’ es elemento distintivo), reclama (con éxito) para sí el monopolio de la ‘violencia física legítima’.

El monopolio de la violencia legítima es la característica fundamental del Estado. Y aunque ciertamente Max Weber afirma “que “[e]l Estado es la única fuente del derecho a la violencia”, en su definición del Estado no se refiere a la legitimidad jurídica sino a la política. Es decir, un Estado se caracteriza no porque sea la única entidad en un territorio que promulga leyes sobre el uso de la violencia, sino por ser la única capaz de ejercer la violencia en un territorio con la aceptación de sus habitantes. Según Max Weber, el Estado, “[p]ara subsistir, necesita, por tanto que los dominados acaten la autoridad que pretenden tener quienes en ese momento dominan”.

La herida del incidente Altalena quedó abierta durante décadas y hay numerosas referencias en artículos de opinión actuales. En aquella hora crucial, el Estado de Israel prevaleció no sólo porque tenía mayores medios para ejercer la fuerza que los grupos armados, sino porque líderes como Menájem Beguín entendieron que para que el país sobreviviera tenían que dar un paso atrás. No hubo represalias armadas por parte de miembros del Irgún contra el Gobierno. Nadie se echó al monte entonces ni tras el fin de la guerra.

***

El incidente Altalena ayuda a entender uno de los muchos obstáculos para la paz en el conflicto palestino-israelí. En 2005, Israel decidió evacuar a toda su población de la Franja de Gaza. Por primera vez, Israel se retiraba en aquella zona hasta las líneas del armisticio de 1949. El desalojo tuvo que realizarse en muchos casos por la fuerza. Militares y policías israelíes actuaron con petos y gorras azules con la bandera del país, como una forma de recordar que representaban la autoridad del Estado. Un año después, la Franja vivió un enfrentamiento armado entre la Autoridad Palestina, en manos del partido nacionalista secular Fatah, y los islamistas de Hamás. Estos últimos tomaron el poder, pero no detentan el monopolio de la violencia. Conviven allí varios grupos armados palestinos, algunos formados por islamistas aún más radicales que los de Hamás. ¿Llegará algún día el incidente Altalena palestino?

Fuente: Revista El Medio

Imágenes: La histórica visita de Donald Trump al Muro de los Lamentos

Es el primer presidente de los Estados Unidos en funciones en visitar el sitio ubicado en la Ciudad Vieja de Jerusalén, el más sagrado del judaísmo

El Muro de los Lamentos, ubicado en la Ciudad Vieja de Jerusalén, es uno de los sitios más sagrados del judaísmo (Reuters)

Tras reunirse con el primer ministro Benjamin Netanyahu y el presidente israelí, Reuven Rivlin, el mandatario de los Estados Unidos, Donald Trump, visitó el lunes algunos de los sitios más sagrados de Jerusalén.

Junto a su esposa Melania recorrió la Iglesia del Santo Sepulcro, para luego dirigirse al Muro de los Lamentos.

Trump y su familia junto al rabino Shmuel Rabinowitz en la plaza frente al Muro de los Lamentos (Reuters)

Trump y su familia junto al rabino Shmuel Rabinowitz en la plaza frente al Muro de los Lamentos (Reuters)

El presidente de los Estados Unidos fue recibido por el primer ministro y el presidente de Israel, y luego visitó los sitios más importantes de la ciudad santa (Reuters)

El presidente de los Estados Unidos fue recibido por el primer ministro y el presidente de Israel, y luego visitó los sitios más importantes de la ciudad santa (Reuters)

Es la primera visita de un presidente de los Estados Unidos en funciones al Muro de los Lamentos (AFP)

Es la primera visita de un presidente de los Estados Unidos en funciones al Muro de los Lamentos (AFP)

Jared Kushner, yerno de Donald Trump (AP)

Jared Kushner, yerno de Donald Trump (AP)

(AP)

(AP)

Trump, el primer presidente de los Estados Unidos en funciones en visitar el sitio, rezó en silencio y se reunió con el rabino Shmuel Rabinowitz, encargado de los sitios sagrados en Jerusalén.

Al finalizar estas visitas el republicano se retirará a su habitación en el hotel Rey David, donde descansará antes de cenar esta noche con Netanyahu.

Trump y su esposa, Melania Trump, visitan la Iglesia del Santo Sepulcro (AFP)

Trump y su esposa, Melania Trump, visitan la Iglesia del Santo Sepulcro (AFP)

(AFP)

(AFP)

(AFP)

(AFP)

(AP)

(AP)

El presidente de Israel a Erdogan: Jerusalén ha tenido mayoría judía desde el Imperio Otomano

El presidente Reuven Rivlin amonestó al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, por su diatriba acerca de la “judaización” de Jerusalén, destacando que la ciudad ha tenido mayoría judía durante más de 150 años, incluso bajo el Imperio Otomano.

En un discurso, Erdogan calificó a Israel “racista y discriminatorio”, y manifestó que no permitirá que el Parlamento israelí (Knéset) prohíba el llamado del muecín a las plegarias (en referencia a un proyecto de ley que busca reducir el volumen de los altoparlantes durante la llamada a la oración a altas horas de la madrugada). Erdogan también instó a los musulmanes a visitar en masa el Monte del Templo en solidaridad con los palestinos. “Cada día que Jerusalén está bajo ocupación es un insulto para nosotros”, agregó en el Foro Internacional sobre la Wakf  Al Quds en Estambul.

Más tarde, Erdogan discutió los esfuerzos para detener la llamada “judaización” de Jerusalén con el primer ministro de la Autoridad Palestina, Rami Hamdallah. Durante la reunión de ambos en Estambul, el líder turco “confirmó la necesidad de unificar los esfuerzos para proteger a Jerusalén contra los intentos de judaización”, indicaron fuentes palestinas.

“Hemos oído voces que atacan a Israel por construir la vida judía en Jerusalén”, expresó en respuesta el presidente Rivlin.

“Debo decirle a esas personas, que durante los últimos 150 años ha habido una mayoría judía en Jerusalén. Incluso bajo el Imperio Otomano había una mayoría judía en Jerusalén”, puntualizó Rivlin, cuya familia ha vivido en Jerusalén desde 1809.

El Imperio Otomano gobernó en Tierra Santa desde fines del siglo XV hasta 1917.

“Bajo la soberanía israelí continuamos construyendo Jerusalén, la capital eterna del pueblo judío”, añadió Rivlin, durante un encuentro con el arzobispo de Canterbury Justin Welby, en la Residencia Presidencial en la capital. “Jerusalén es un microcosmos sobre nuestra habilidad para vivir juntos, y seguiremos garantizando la libertad de culto para todas las religiones”.

Rivlin también destacó que Israel “es el único país de Oriente Medio donde la comunidad cristiana está floreciendo… es nuestro valor y nuestro deber como Estado judío y democrático”.

Fuente: Aurora

El estatus legal de Jerusalén

Jerusalén. El Monte del Templo, desde el Monte de los Olivos.
Por Eli Cohen
El próximo día 7 de junio se cumplen 50 años desde la conquista de Jerusalén Este, entonces en manos jordanas, por parte del Ejército israelí, en el transcurso de la Guerra de los Seis Días.
Durante este período de tiempo Jerusalén, tanto la zona oriental como la occidental, ha sidoadministrada por Israel. Los sistemas de agua, alcantarillado, electricidad y comunicaciones, así como los servicios administrativos, sanitarios, bancarios y comerciales, están unificados para la población, ya sea judía o árabe. En 1967, a los residentes de Jerusalén Este se les ofreció la residencia permanente y la libertad de establecerse en la parte occidental de la ciudad.
Pero el estatus de Jerusalén está en cuestión todos los días y genera polémicas que devienen en violencia y en crisis diplomáticas. Sirvan como ejemplos recientes la última ola de atentados contra israelíes, conocida como Intifada de los Cuchillos, que comenzó en la Ciudad Vieja en octubre de 2015, y las resoluciones de la Unesco que ignoran la conexión del pueblo judío con la capital de Israel.
La opinión de israelíes y palestinos ante un posible cambio en la administración y la soberanía de la ciudad se encuentra dividida. En septiembre de 2015, el Palestinian Center for Policy and Survey Research publicó una encuesta que mostraba que el 60% de los palestinos se oponía a establecer Jerusalén como capital de ambos Estados, Israel y Palestina. En enero de 2016, una encuesta elaborada por el Peace Index reveló que el 48,6% de los israelíes estaba de acuerdo con la propuesta de Isaac Herzog de dividir la ciudad, mientras que el 44,3% estaba en desacuerdo.
Diecisiete años antes de la unificación, el 23 de enero de 1950, Israel declaró Jerusalén su capital y trasladó los edificios e instituciones del Gobierno a la parte occidental de la ciudad bajo su control. Hoy Jerusalén es la capital de Israel, pero ningún país la reconoce como tal. Pese a ello, su estatus no es definitivo, y su demarcación final siempre se ha pospuesto en las negociaciones de paz.
La ONU y la UE, así como la Corte Internacional de Justicia, han considerado Jerusalén Este como un territorio ocupado, y están inclinados a aceptar las reivindicaciones palestinas de establecerla como la capital de la futura Palestina.
Después de la Guerra de los Seis Días, varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONUcondenaron las acciones de Israel en Jerusalén Este. En la 252 (1968) se consideró que “todas las medidas legislativas y administrativas adoptadas por Israel, incluida la expropiación de tierras y propiedades (…), que tienden a cambiar el estatuto jurídico de Jerusalén, son inválidas y no pueden cambiar ese estatuto”, y se instaba a Israel a “rescindir todas las medidas ya adoptadas y a desistir de inmediato de cualquier otra medida que tienda a cambiar el estatus de Jerusalén “.
El 30 de julio de 1980, el Parlamento israelí aprobó una ley fundamental que establecía Jerusalén como capital del Estado. El artículo 1 es rotundo: “Jerusalén, completa y unida, es la capital de Israel”; y también el artículo 6, relativo a la soberanía:

Ninguna autoridad que se estipule en la ley del Estado de Israel o de la Municipalidad de Jerusalén puede ser transferida permanentemente o por un período de tiempo asignado a un cuerpo extranjero, ya sea político, gubernamental o de cualquier otro tipo similar.

Israel reforzó su soberanía sobre Jerusalén con la Ley de Administración y Arreglos, por la que los territorios del Estado dentro de la ciudad están bajo “la ley, la jurisdicción y la administración israelíes”, y no pueden ser transferidos sin una resolución gubernamental aprobada por mayoría absoluta del Parlamento, previo referéndum. Esto hace que cualquier acuerdo de paz con un acuerdo sobre Jerusalén quede condicionado a una consulta popular en Israel.
Después de estas medidas, el Consejo de Seguridad de la ONU emitió dos resoluciones (476 y 478), conminó a Israel a “desistir inmediatamente de persistir en la política y las medidas que afectan el carácter y el estatuto de la Ciudad Santa de Jerusalén” y llamó a todos los Estados con misiones en la ciudad a retirarlas.
El 20 de diciembre de 1990, el Consejo de Seguridad de la ONU expresó su profunda preocupación por la situación en “todos los territorios palestinos ocupados por Israel desde 1967, incluida Jerusalén Este”, y reafirmó la aplicación de la Cuarta Convención de Ginebra al caso de los territorios palestinos. De la misma manera obró el Consejo de Seguridad en la famosa Resolución 2334, aprobada en diciembre del año pasado.
En julio de 2016, el esperado informe del Cuarteto para la Paz etiquetó a Jerusalén Este como territorio ocupado, y a 200.000 residentes judíos en Jerusalén Oriental como colonos.
Mientras Jerusalén Este es considerada territorio ocupado, no existe una opinión o documento universal sobre el estatuto jurídico de toda la ciudad, y actualmente hay una gran discusión al respecto entre académicos, juristas y políticos. Principalmente, porque la soberanía de Jerusalén, que nunca antes ha sido capital de ningún Estado árabe llamado Palestina, y que en el plan de partición de 1947 se concibió como ciudad internacional administrada por la ONU, está en disputa, y ambas partes tienen posiciones legítimas. Su estatus final tiene que ser acordado por las partes, y reconocido posteriormente por la comunidad internacional.
En definitiva: aunque ha experimentado grandes mejoras en este medio siglo de unificación, la situación legal de Jerusalén no es definitiva, y en un futuro acuerdo de paz ésta pasará con toda seguridad por soluciones orientadas a la división o la cosoberanía.
Fuente: Revista El Medio

¡Sr. Obama, ¡Jerusalem es nuestra!

netanyahu-lights-chanukah-candles-with-western-wall-rabbi-shmuel-rabinovitch-890x400

Lo que demuestra que Israel no acatará la resolución de la ONU que niega los derechos históricos y legales judíos con Jerusalem, fue el encendido de la segunda vela de Janucá que Netanyahu hizo en la ciudad vieja, celebrando la victoria de los macabeos en el año 164 aC – mucho antes de la llegada de los palestinos.

El primer ministro Benjamin Netanyahu no planeó originalmente encender la segunda vela de Januca en la ciudad vieja de Jerusalem, pero a la luz de la resolución del Consejo de Seguridad anti-israelí que pasó el viernes, alegando que las comunidades judías en la Ciudad Santa de Jerusalem, y Judea y Samaria eran ilegítimas, se inspiró a ir.

“No planeé estar aquí esta noche, pero a la luz de la resolución de la ONU, pensé que no había mejor lugar para encender la segunda vela de Januca que el Muro Occidental.

“De acuerdo con la resolución de la ONU, los Macabeos no liberaron Jerusalem, que ocupaban el territorio palestino. De acuerdo con la resolución de la ONU, los pueblos que liberados eran” territorio palestino ocupado”.

¡ABSURDO!

Cortesía: Oficina de Prensa del Gobierno de Israel

Los secretos de Mamilla, el barrio chic de Jerusalén

La plenitud de un barrio histórico con aires de modernidad (Shutterstock)
La plenitud de un barrio histórico con aires de modernidad (Shutterstock)

Jerusalén es una ciudad que con recorrerla durante unas horas genera fascinación. Es singular, desconcertante, inspiradora. La Tierra Santa representa un amplio crisol de culturas, colores y aromas. Y en ese marco no deja de destacarse la zona de la Puerta de Jaffa, uno de los ingresos a la Ciudad Vieja, donde existe un espacio predilecto para que respire el lifestyle de la ciudad. El punto ideal para disfrutar de la convivencia entre lo antiguo y lo moderno.

De tal modo, Infobae visitó el paseo del centro comercial a cielo abierto Mamilla, donde el pasado se funde con el presente, donde las boutiques de diseñadores internacionales conviven con los músicos callejeros. Un crisol que refleja tantas postales como diversas personalidades, donde se pasa del lujo de la modernidad a la riqueza de las tradiciones religiosas.

“Se trata de un puente entre las partes nuevas y antiguas de la ciudad, un puente entre las religiones” explicó a Infobae el gerente del hotel Mamilla, el majestuoso complejo

El Centro Comercial Mamilla se ubica en el corazón del barrio homónimo, que fue destrozado durante la guerra árabe-israelí (1948) y la Guerra de los Seis Días (1967) y que fue reconstruído como un centro urbano luego por el Gobierno local.

El centro comercial se encuentra abierto desde las 10 hasta las 19 (Shutterstock)
El centro comercial se encuentra abierto desde las 10 hasta las 19 (Shutterstock)

El responsable de la renovación, en el 2007, fue el reconocido arquitecto israelí Moshe Safdie, que también llevó a cabo la restauración de importantes obras como el Columbus Centre de Nueva York y el aeropuerto nacional Ben Gurion. El especialista logró darle una nueva identidad a las edificaciones y logró posicionarlas como verdaderas joyas arquitectónicas.

Bajo el cumplimiento de la orden de Jerusalem, donde todas las urbanizaciones deben ser construidas con la piedra de original de esta ciudad- caliza -, Safdie logró de esta manera recrear la atmósfera que remite a tiempos pasados.

Se trató de una meticulosa labor donde cada ladrillo fue desmontado y luego vuelto a colocar en el mismos sitio. Para poder realizarlo de manera efectiva, cada unidad fue numerada. De esta manera, algunas fachadas todavía registran esas inscripciones numéricas, que dan garantía de la reliquia arquitectónica.

“La piedra caliza, símbolo de esta ciudad, protege y respeta la esencia de Jerusalem, pero a la vez es la fachada de este glamoroso paseo de compras” detalló a Infobae Emanuel Rabbanian-Shapira, Director PR del Hotel Mamilla.

La piedra caliza numerada para respetar el orden original de las antiguas fachadas (Shutterstock)
La piedra caliza numerada para respetar el orden original de las antiguas fachadas (Shutterstock)

Además de las boutiques y restaurantes, también hay viviendas particulares. Por su privilegiada ubicación y deslumbrante vista a la ciudad antigua, los valores habitacionales son de los más caros de la capital de Israel.

El recorrido es sumamente agradable, la experiencia de día y de noche son muy diferentes. En horario nocturno, la zona se encuentra totalmente iluminada y al igual que los muros del medio oriente.

Además, Mamilla representa el lugar perfecto para exposiciones, obras de teatro y otros eventos al aire libre, bajo la atenta mirada de muchos de los edificios que han sido construidos en el siglo XIX.

Piezas en metal y pintadas a mano por artistas Israelís
Piezas en metal y pintadas a mano por artistas Israelís

Arte
Se presenta un total de 120 obras creadas por 60 artistas en exclusiva para la exposición. Las esculturas se inspiran en la música y el movimiento mediante la representación de instrumentos; fueron realizadas en piedra y bronce y suponen la manifestación más actual del arte moderno israelí. Además, todas las esculturas expuestas están a la venta.

Más obras de arte que recrean el aire chic de la peatonal más trendy de Jerusalem
Más obras de arte que recrean el aire chic de la peatonal más trendy de Jerusalem

Tambien es posible visitar las galerías de arte, como la ubicada en el complejo Mamilla Hotel en el segundo nivel de este.

Artistas callejeros le dan vida y color al paseo de compras (Shutterstock)
Artistas callejeros le dan vida y color al paseo de compras (Shutterstock)

Música

Desde muy temprano, los artistas callejeros brindan un colorido espectáculo en esta zona. La oferta es muy variada: hay flautistas improvisados hasta importantes eventos folclóricos, como bailes e interpretaciones de coros.

Moda

Desde Rolex hasta Castro– la tienda de departamento más popular de Israel. En esa avenida, las ofertas son muy amplias y cada visitante puede encontrar lo que más se le acomode a su presupuesto. Es el único sitio de la ciudad donde se pueden encontrar los casas de renombre occidentales, H. Stern, MAC, Tommy Hilfiguer, H&M, entre otros.

Gastronomía

Hay un total de ocho espacios para desayunar, almorzar y cenar comidas kosher. La mayoría de las propuestas presenta cafés en su amplio menú. Kedma tiene una la mejor vista del la ciudad antigua, se encuentra a solo 40 metros de la puerta de Jaffa.

Mamilla forma parte del occidente moderno de Jerusalem. Una vez atravesado el espacio abierto, aparece la entrada a Puerta de Jaffa y a Medio Oriente.

VÍDEO: Jerusalem, la eterna e indivisible capital de Israel, vuelve a nacer en este vídeo

Jerusalén, la capital eterna unida del pueblo judío vuelve a la vida en este espectacular vídeo.

Los judíos de todo el mundo oran tres veces al día durante los últimos dos mil años para merecer el derecho de regresar a Sión, sede del poder del rey David y de Salomón.

Jerusalem es mencionada 669 veces en la Biblia. Los judíos rezan frente a la Ciudad Santa de Jerusalem, y lo mencionan en casi cada una de sus oraciones.

El Talmud cuenta que “Diez medidas de belleza descendieron sobre el mundo – y nueve fueron dadas a Jerusalem, y una para el resto del mundo No hay belleza como la belleza de Jerusalem”.

No te pierdas este fascinante vídeo acerca de Jerusalem, donde cada piedra cuenta una historia de dolor, alegría, y, la historia más importante de todas, la del regreso de la nación judía a la Tierra de Israel.

Unidos con Israel.