Archivo de la categoría: JAPÒN

Corea del Norte volvió a provocar a Occidente con un nuevo lanzamiento de misil balístico

El régimen de Kim Jong-un realizó un nuevo ensayo en medio de la tensión en la península coreana. El presidente de Corea del Sur pidió una reunión al Consejo de Seguridad para tratar el tema

El líder norcoreano suele fotografiarse visitando a los militares cuando realizan ejercicios

En una nueva provocación a Occidente, Corea del Norte lanzó lo que aparenta ser un misil balístico, informó el lunes la agencia surcoreana Yonhap, citando a fuentes militares de Seúl.

El lanzamiento del misil no identificado se llevó a cabo cerca de la ciudad costera de Wonsan, aseguró el jefe del Estado Mayor de Seúl. El presidente surcoreano, Moon Jae-In, pidió una reunión del Consejo Nacional de Seguridad para abordar el tema, indicó Yonhap.

Según la agencia de noticias, Japón estimó que si el proyectil seguía una trayectoria hacia el este podría entrar en sus aguas territoriales.

Minutos después, Estados Unidos confirmó el lanzamiento de un nuevo misil balístico por parte de Pyongyang.

Corea del Norte realizó decenas de pruebas nucleares en 2017

Corea del Norte realizó decenas de pruebas nucleares en 2017

El Comando del Pacífico norteamericano detalló que el proyectil de corto alcance fue rastreado durante seis minutos hasta que aterrizó en el Mar de Japón.

Pyongyang ha llevado a cabo dos pruebas nucleares y decenas de lanzamientos de misiles en lo que va de año, a pesar de las importantes sanciones económicas impuestas por Naciones Unidas.

Los dirigentes del G7 calificaron el sábado las pruebas nucleares y de misiles norcoreanos de “amenaza grave”, y se mostraron dispuestos a tomar medidas al respecto.

Kim Jong-un supervisó las pruebas de un sistema de defensa antiaéreo

Kim Jong-un supervisó las pruebas de un sistema de defensa antiaéreo

En las últimas horas circularon imágenes del dictador Kim Jong-un supervisando las pruebas de un nuevo sistema de defensa antiaérea y ha ordenado su producción en masa para desplegarlo en todo el país asiático.

El medio, que no especificó la fecha del ensayo, destacó que al ver el “test exitoso” organizado por la Academia Nacional de la Ciencia de Defensa, Kim destacó la perfección del sistema guiado y alabó los “notables” progresos en detección y rastreo de objetivos, y la mejora de la precisión para hacer blanco.

“Este sistema, cuya capacidad operativa ha sido plenamente verificada, debe ser producido en masa para desplegarse en todo el país, como en bosques, para así arruinar completamente los sueños salvajes del enemigo de dominar el aire, potenciando la supremacía aérea y el poder de las armas”, declaró Kim en el reciente ensayo.

Fuente: Infobae

Lo que probablemente no están escuchando los medios sobre la reunión del G7

Cuando el Presidente Donald Trump tuvo su primer encuentro con los mandatarios de las demás naciones del G-7, dejó claro que su deseo de una asociación de trabajo no anularía su postura “America primero” en temas como el cambio climático y los inmigrantes musulmanes.

El periodismo occidental  El impacto que dejó Trump se muestra en la declaración final del sábado en la reunión. Las autoridades italianas han llenado muchas páginas del texto que exalta los derechos de los migrantes que en estos momentos invaden a toda Europa y todo esto a causa de que las naciones asociadas apoyan los esfuerzos para reasentar a los inmigrantes musulmanes. Trump se opuso a esto, y en su declaración final redujo la mención de los inmigrantes a una o dos líneas.

La cumbre, que incluía a los líderes de Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y Gran Bretaña, también señaló que cuando se trataba del cambio climático, Trump seguía imponiendo su propia política y no la de sus socios. “Toda la discusión sobre el clima fue muy difícil , por no decir muy poco satisfactoria”, dijo la canciller alemana Angela Merkel después. “No hay indicios de si los Estados Unidos acogerán el Acuerdo de París”.

Para la comprensión de este proceso, los Jefes de Estado y de Gobierno de Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y el Reino Unido y los presidentes del Consejo Europeo y de la Comisión Europea reafirman su firme compromiso de aplicar con rapidez el Acuerdo de París, como se ha dicho en la Cumbre de Ise-Shima “.

El asesor económico Gary Cohn, informó que Trump dijo a los líderes: “el tema del medio ambiente es muy, muy importante para mí, Donald Trump,” pero los EE.UU. deben tener un enfoque sin restricciones para ponerse al día junto con la India y China en la consecución de los objetivos.

“Quiero entender cómo podemos traer de vuelta los procesos de fabricación, traer de vuelta puestos de trabajo, pero aún así tenemos que respetar el medio ambiente, pero no existe una restricción que haya sido impuesta sobre nosotros que no tenga ningún sentido”, dijo Cohn.

Las siguientes fotos son elocuentes:

Fuente; El periodismo occidental

 

Nueve desafíos para Israel

Bandera de Israel.

Por Isi Leibler 

Desde la creación del Estado, no se había encontrado el país en una posición tan ventajosa. Aunque un auténtico acuerdo de paz con los palestinos sigue siendo un milagro lejano y la amenaza iraní está siempre presente, Israel ha emergido como superpotencia regional, tanto en lo militar como en lo económico. Y ahora por fin Estados Unidos parece dispuesto a ejercer su fuerza para neutralizar el flagrante sesgo antiisraelí de la comunidad internacional.

Pero aún nos seguimos enfrentando a importantes desafíos:

1. Debemos cultivar nuestra relación con la Administración Trump mostrando paciencia y cooperando con sus esfuerzos por alcanzar un acuerdo de paz con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás. Si, como es probable, Abás sigue negándose a hacer concesión significativa alguna, el presidente Donald Trump puede que llegue a un entendimiento con nosotros en los asuntos relacionados con los asentamientos, permitiendo la anexión formal de los grandes bloques y allanando el camino para que se cumpla su promesa electoral de trasladar la embajada estadounidense a Jerusalén.

2. El pueblo israelí debe presionar por un Gobierno de más amplio espectro. No hay razón para que el Yesh Atid de Yair Lapid esté en la oposición, cuando sus políticas son casi idénticas a las del primer ministro, Benjamín Netanyahu. Lapid podría asimismo ser un excelente ministro de Exteriores.

Una coalición más amplia neutralizaría los argumentos de quienes afirman que Netanyahu dirige el Ejecutivo más ultraderechista de la historia de Israel, y mostraría que las políticas gubernamentales cuentan con el respaldo de la gran mayoría de la nación. Con un amplio acuerdo del electorado, el Gobierno estaría en una posición de fuerza, e incluso en ausencia de un Estado palestino sería por fin capaz de determinar nuestras futuras fronteras.

3. Habría que preparar un sucesor para Netanyahu. Existe un consenso, sin duda entre los que le admiran pero también entre los que le aborrecen, de que actualmente es el líder más capacitado para manejarse con éxito ante los complejos retos diplomáticos que enfrenta el Estado judío. A pesar de la agitación doméstica, la Historia le otorgará una respetada fama de líder inteligente que se mantuvo firme bajo enormes presiones externas. Pero es responsabilidad tanto de Netanyahu como nuestra la preparación de un sucesor, y no dejar que sea una rudimentaria votación política lo que determine quién será nuestro futuro líder.

4. Debemos evitar una Kulturkampf sobre la cuestión religiosa, y la estricta interpretación de la Halajá que hacen las actuales instancias rabínicas del Estado. Muchos de estos problemas surgen de la extorsión que imponen los líderes políticos jaredíes, que tienen en sus manos el equilibrio de poder en el Gobierno. Ya se ha producido un cambio apreciable en una sustanciosa parte de los jaredíes, que ahora trabajan y algunos incluso sirven como voluntarios en unidades específicas del Ejército. Las áreas que requieren atención urgente son las relacionadas con conversión y el matrimonio.

5. El Gobierno debería introducir leyes más duras contra quienes participen en actividades sediciosas y promuevan nuestra destrucción. En particular, se debe hacer frente a los partidos árabes. Son antisionistas y buscan generar antagonismo en las relaciones entre el Estado de Israel y el 20% de su población que es árabe.

Al mismo tiempo, muchos ciudadanos árabes están orgullosos de considerarse israelíes leales, y reconocen que disfrutan de muchas más libertades y derechos –y de un mayor nivel de vida– que los ciudadanos de cualquier país árabe. Pero siguen estando en desventaja social y económica frente a los israelíes judíos, y el Gobierno debe hacer todo lo posible por reducir esta brecha.

6. Debemos crear mejores condiciones para los israelíes que viven cerca o por debajo del umbral de la pobreza, y eliminar obstáculos burocráticos para reducir el precio del suelo, lo que permitiría a más israelíes poseer su propia vivienda.

7. La política de Netanyahu de acercarse a otros países, que ya ha generado importantes dividendos, debe consolidarse.

Esto se ha visto enormemente reforzado por el sólido apoyo de Trump a Israel, especialmente en la ONU. La reciente resolución de la Unesco refleja importantes defecciones de varios países europeos y no musulmanes que habían respaldado anteriormente indignantes resoluciones antiisraelíes en la ONU.

Israel ha establecido saludables lazos diplomáticos o fortalecido sus relaciones con grandes potencias como la India, China, Rusia, Japón, el Reino Unido y una serie de países asiáticos, africanos y sudamericanos. Hará falta seguir alentando a muchos de esos países para que expresen abiertamente su amistad con Israel, pero se han logrado avances radicales.

8. Ahora hay una gran oportunidad para colaborar con algunos de los líderes pragmáticos del mundo árabe suní, y con Arabia Saudí y los países del Golfo que están dispuestos a cooperar de forma encubierta y a aliarse con Israel contra los chiíes iraníes que buscan ejercer la hegemonía en toda la región.

Nuestras alianzas con Egipto y Jordania también son de una inmensa importancia.

Sin embargo, no debemos hacernos ilusiones. El antisemitismo está tan profundamente enraizado en la religión y la cultura de esos países que no debemos caer en la tentación de considerarlos aliados convencionales. También existe la preocupación de que el rey de Jordania, Abdulá, quiera apaciguar a los palestinos y refugiados ferozmente antiisraelíes, y el constante temor a que el propio Abdulá o el egipcio Abdel Fatah el Sisi sean asesinados, lo que crearía grandes turbulencias en la región. Deberíamos maximizar todo lo posible nuestra cooperación con estos países árabes, y buscar una amistad de fondo a fin de iniciar un proceso de superación del odio.

9. Aunque las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) son admiradas en todo el mundo por sus logros, no debemos caer en la complacencia. Es sólo nuestra superior fuerza militar lo que en última instancia refrena a nuestros enemigos. Aunque eso suponga sacrificar otros planes económicos importantes, debemos seguir protegiendo la magnífica potencia de las IDF y nuestras industrias militares.

Los bárbaros que están a nuestras puertas –con Irán, una demencial teocracia islámica chií, a la cabeza– siguen obsesionados con nuestra destrucción. En cualquier momento podrían enfrentarse a nosotros el siervo de Irán, Hezbolá, o su aliado, Hamás. Debemos estar preparados para usar todo nuestro poderío si nos vemos abocados a otro conflicto.

Estos son algunos de los principales desafíos a los que se enfrenta actualmente Israel. Parecen tremendos, pero vistos en el contexto de lo que hemos afrontado en los últimos setenta años, nunca hemos sido tan autosuficientes y poderosos como hoy. Por tanto, estamos en una posición óptima para defendernos, si hiciera falta.

© Versión original (en inglés): The Algemeiner
© Versión en español: Revista El Medio

El régimen de Kim Jong-un aseguró estar listo para la producción en masa de su nuevo misil de medio alcance

Pyongyang lanzó este domingo el Pukguksong-2, que podría llegar hasta Japón. Además, mostró por primera vez fotos de la Tierra tomadas desde capas altas de la atmósfera por una cámara instalada en el misil

El  misil Pukguksong-2 lanzado este domingo (Reuters)

El  misil Pukguksong-2 lanzado este domingo (Reuters)

Corea del Norte dijo el lunes que está preparada para desplegar y producir en masa un nuevo misil de medio alcance capaz de alcanzar territorio japonés y las grandes bases militares que hay allí, tras un lanzamiento de prueba que según Pyongyang confirmó la preparación para el combate del misil.

El recluido país presentó su ensayo como una “respuesta” a las políticas del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Se cree que el misil probado el domingo podría llegar a Japón y a varias bases militares estadounidenses en suelo nipón.

El misil, un Pukguksong-2, con combustible sólido, voló unos 500 kilómetros (310 millas) y alcanzó una altura de 560 kilómetros (350 millas) antes de caer en el océano Pacífico. Los medios norcoreanos indicaron que se lanzarían más proyectiles y que eran la respuesta del país al gobierno de Trump.

(Reuters)

(Reuters)

Corea del Norte mostró además este lunes fotos de la Tierra tomadas desde capas altas de la atmósfera por una cámara instalada en el misil.

El Rodong Sinmun, el diario oficial del Partido de los Trabajadores, publicó hoy decenas de fotos en color del lanzamiento del misil Pukguksong 2 del domingo, en las que se incluyen varias imágenes del planeta tomadas a gran altura,

Es la primera vez que el régimen de Kim Jong-un muestra imágenes tomadas desde una cámara adherida a uno de sus misiles.

Los expertos ya han resaltado que cinco de estas fotos publicadas en la página 3 del diario parecen haber sido tomadas cuando el misil estaba realizando su reentrada en las capas inferiores de la atmósfera.

Hasta ahora, el régimen de Pyongyang nunca ha aportado datos concretos sobre el rendimiento de sus proyectiles a la hora de realizar la “reentrada atmosférica”, lo que impide evaluar sus verdaderas capacidades y hace pensar que aún se encuentre en una fase temprana a la hora de dominarla

Esta tecnología es necesaria para que la cabeza de un misil (donde se equipan una carga explosiva como, por ejemplo, una bomba atómica) soporte la vibración y el calor de la fase terminal de vuelo antes de impactar.

A la espera de que los analistas estudien al detalle las imágenes, la publicación de éstas parece destinada a inquietar nuevamente a la comunidad internacional y especialmente a los EEUU.

Trump, de visita oficial en Arabia Saudita, no hizo declaraciones públicas sobre el tema en un primer momento.

Fuente: Infobae

¿Por qué nadie ganará una potencial guerra en la península coreana?

Incluso si la crisis coreana desemboca en una guerra o en arreglos diplomáticos, “todos los caminos conducen al abismo”, señala un experto.

¿Por qué nadie ganará una potencial guerra en la península coreana?

Ashley Tyler / U.S. Air ForceReuters

La reciente crisis coreana no tiene aspecto de disminuir, y “parece ser solo cuestión de tiempo para que se produzca un enfrentamiento armado entre EE.UU., Corea del Sur y Corea del Norte”, con la posible participación de Japón, estima el columnista Edward Chang en un artículo publicado por ‘The National Interest‘.

La pregunta es si “una guerra total es realmente el único desenlace posible, o si existen variantes intermedias”, señala el experto. Un escenario distinto a la guerra total sería la estrategia de “ataque y negociación”, la cual es descrita por los analistas Daniel Wagner y Michael Doyle. Los expertos creen que bajo la misma, Pionyang podría realizar “una acción militar significativa pero limitada contra Corea del Sur”, seguida de un proceso de arreglo pacífico del conflicto. “Tal acción se daría como respuesta a una provocación de Estados Unidos o Corea del Sur”, señala Chang.

KCNAReuters

 

Sin embargo, este escenario implica riesgos, advierte. En este caso, Corea del Norte apostaría por el hecho de que EE.UU. o Corea del Sur nunca o rara vez tomaron represalias en respuesta a sus provocaciones. Sin embargo, la postura de la Administración Trump hacia Pionyang es más dura, por lo que Kim Jong-un y sus asesores “no pueden estar seguros de si están cerca de cruzar la ‘línea roja’ estadunidense y surcoreana”.

“Esto es mucho para apostar, y las consecuencias de apostar mal serían catastróficas para el régimen norcoreano”, asegura el especialista.

El escenario del “pantano”

Otro escenario propuesto por los analistas ―uno con el que “EE.UU. debería estar familiarizado”―, sería el del “pantano”. Es decir, un escenario que no termina con un acuerdo negociado ni desemboca en una guerra a escala real. “En cambio, se convierte en una prolongada guerra limitada, en la que se suceden un montón de disparos, pero ninguna de las dos partes implementa una estrategia que implique un esfuerzo completo para derrotar al enemigo”. Y esta guerra limitada, según Chang, podría durar años.

Con el tiempo, los líderes políticos y el público en general empezarían a cuestionar la participación de EE.UU. en el conflicto debido a su carácter indeciso y al aumento de las bajas. “Si EE.UU. decidiera continuar con la guerra, probablemente limitaría las operaciones a la defensa de Corea del Sur y no realizaría operaciones terrestres al norte de la zona desmilitarizada […] Esto constituiría un compromiso abierto a una guerra sin fin, a la vista de las experiencias de EE.UU. en Vietnam, Afganistán e Irak”, recalca Edward Chang.

Kim Hong-JiReuters

 

En cuanto a Corea del Norte, “habiendo desperdiciado su única oportunidad de éxito ―a través de la sorpresa y la invasión―, el país se vería atrapado en un conflicto del que no podría salir victorioso en el largo plazo”. Según la publicación, “los persistentes ataques desde el exterior y los conflictos internos que seguramente ocurrirían amenazarían con el colapso del régimen, o peor aún, del Gobierno”. Además, “la guerra devastaría la ya frágil economía de Corea del Norte, lo que podría conducir a un desastre humanitario de proporciones tremendas”.

Corea del Sur también se vería afectada por una guerra prolongada y quedaría “mal preparada para una reunificación”. El colapso del régimen en Corea del Norte “conduciría a la anarquía total” y podría ocurrir “una sangrienta guerra civil”. Además, los años de guerra sin pactar “se traducirían en elecciones desperdiciadas y en el daño a la credibilidad y el prestigio de EE.UU. En Pionyang, se traduciría en una inestabilidad que pondría al país en riesgo de una guerra civil y el colapso”, resume Chang.

Concluyendo, el analista apunta a la “cruel ironía” que se deprende de este análisis: “no importa el escenario, todos los caminos parecen conducir al abismo”.

Fuente: RT

Qué busca Kim Jong-un y hasta dónde está dispuesto a llevar a Corea del Norte

Mes a mes crecen las amenazas del enigmático líder contra Corea del Sur y Estados Unidos. Qué hay detrás de las pruebas de misiles y de la ostentación militar. Cuál es su verdadero poder de fuego

Kim Jong-un está decidido a desarrollar su arsenal nuclear para imponer condiciones

Kim Jong-un está decidido a desarrollar su arsenal nuclear para imponer condiciones

“Existe la posibilidad de que podamos terminar teniendo un gran, gran conflicto con Corea del Norte. Absolutamente”, dijo Donald Trump durante una entrevista con la agencia Reuters, 24 horas antes de cumplir 100 días como presidente de Estados Unidos.

La advertencia se enmarca en una escalada de amenazas y acciones cruzadas entre Pyongyang y Washington. El disparador fueron las continuas pruebas balísticas que desde hace varios meses viene realizando el régimen de Kim Jong-un. Muchas son fallidas, porque los proyectiles explotan antes de despegar o terminan estrellándose en el agua. Pero generan mucha preocupación en Corea del Sur, el vecino con el que mantiene un conflicto que se remonta a la Guerra de Corea, que comenzó en 1950 y que se encuentra en suspenso desde 1953, cuando se acordó un armisticio.

Estados Unidos, aliado histórico Seúl, respondió a fines de abril, enviando al portaaviones USS Carl Vinson a la península de Corea. Norcorea lo tomó como una máxima provocación y amenazó con destruirlo. China, que históricamente fue el principal sostén internacional del país comunista, se está alejando cada vez más y le advirtió en estos días que está cerca de cruzar “un punto de no retorno”.

“Las tensiones suelen crecer en primavera (en el hemisferio norte), cuando Corea del Sur y Estados Unidos realizan sus ejercicios conjuntos anuales, que son una oportunidad de enviar una señal de la fortaleza de la alianza, y de robustecer su postura disuasiva. Para Washington y para Seúl los ejercicios son defensivos, pero Norcorea siempre protesta, prueba algunos misiles y emite declaraciones incendiarias sobre represalias en caso de que Estados Unidos ataque. Pyongyang ve las operaciones como una potencial puesta en escena para un cambio de régimen”, explicó Terence Roehrig, director del Grupo de Estudios sobre Asia-Pacífico del Colegio Naval de Guerra de Estados Unidos, consultado por Infobae.

Si bien es cierto que a esta altura del año suele subir la temperatura en la península, los analistas coinciden en que la tensión es ahora mucho mayor que en el pasado. La principal razón que asoma por detrás es la apreciación generalizada de que el régimen ya no está tan lejos de alcanzar su mayor anhelo: tener un arsenal nuclear de alcance intercontinental. Son muchos los objetivos de mediano y largo plazo para los que necesitaría ese poder de fuego.

 

El USS Carl Vinson enviado por Estados Unidos a Corea

El USS Carl Vinson enviado por Estados Unidos a Corea

Los planes de Kim

“La principal meta de Kim es la supervivencia de su régimen, y cree que las armas nucleares son centrales para conseguirlo —apuntó Roehrig—. La lección que le dejaron Libia e Irak es que sus líderes todavía seguirían allí si las hubieran tenido. A esta altura, es muy poco probable que alguna vez esté dispuesto a renunciar a tener este armamento. Pero Estados Unidos, Corea del Sur, China, Japón y la mayor parte de la comunidad internacional están absolutamente en contra”.

Es en el marco de esa búsqueda que se entienden los constantes lanzamientos de misiles que realizan los norcoreanos. No van a parar hasta alcanzar ese poderío militar. Pero Estados Unidos y sus aliados están dispuestos a hacer todo lo posible por evitarlo.

“El régimen de Pyongyang quiere usar las pruebas misilísticas para sentar a Estados Unidos a la mesa de negociación. El objetivo último de Kim es terminar con el armisticio firmado con el sur en 1953, sellar un tratado de paz con Washington y acabar con las sanciones en la ONU. Pero Norcorea no tiene la capacidad ni la voluntad real de ir a la guerra, al menos mientras Estados Unidos no lance ataques preventivos”, contó a Infobae Jongseok Woo, profesor de la Escuela de Estudios Globales Interdisciplinarios, en la Universidad del Sur de Florida.

Andrew Scobell, cientista político de la Corporación RAND, un think tank estadounidense vinculado a las Fuerzas Armadas, comparte esa visión. “Lo último que quiere Kim es entrar en guerra con Estados Unidos”, dijo en diálogo con Infobae. “En cualquier tipo de guerra perdería Norcorea, y Kim lo sabe. Su principal preocupación es fortalecer su poder y su legitimidad a nivel doméstico. Los ensayos balísticos y las detonaciones atómicas son una demostración de poder ante audiencias internas claves, como el Ejército del Pueblo Norcoreano. También quiere que Washington y Seúl se sienten a negociar, porque cree que puede obtener beneficios materiales a cambio de actuar de manera más razonable y moderada. En algún sentido, las fanfarronadas, las amenazas y las provocaciones son un llamado de atención y una forma de chantaje”.

Además de legitimarse internamente y de fortalecer su posición para un eventual diálogo con sus rivales, el régimen persigue un tercer objetivo. Norcorea es un país económicamente quebrado y no puede sostener por mucho tiempo más esta carrera armamentística. Por eso necesita alcanzar un poderío que luego le permita descansar y concentrar sus recursos en asuntos más urgentes.

“Una de las razones por las que Kim Jong-il (padre y antecesor del actual líder supremo) quería obtener un arsenal nuclear era cortar los gastos en defensa y priorizar el desarrollo económico —dijo Woo—. La economía norcoreana no está en condiciones de sostener su actual fuerza militar y de modernizar sus sistemas armamentísticos”.

El video que muestra el supuesto misil de utilería norcoreano

El video que muestra el supuesto misil de utilería norcoreano

Realidad y ficción del poderío norcoreano

Si uno se guía por el discurso oficial del régimen, Pyongyang es una súperpotencia militar en condiciones de destruir medio mundo. Sin embargo, hay muchos indicios de que eso está muy lejos de la realidad. Basta considerar que la gran mayoría de las pruebas misilísticas que realizó en los últimos años fueron penosamente fallidas.

Hay evidencias aún más burdas. Norcorea realizó a mediados de abril un espectacular desfile militar para celebrar el 105 aniversario del nacimiento de Kim Il-sung, abuelo del mandatario actual y fundador del país. Un video registrado por la BBC mostró que uno de los tantos misiles exhibidos tenía la punta torcida. ¿Era un improbable defecto de fabricación o una desprolijidad lógica en un proyectil de utilería? Varios analistas sostuvieron que se trataba de maquetas.

“A lo largo de los años Kim ha realizado muchas amenazas, incluso la de aniquilar ciudades estadounidenses con armas nucleares, pero no son creíbles, porque no tiene la capacidad de llevarlas a cabo. No obstante, Norcorea tiene Fuerzas Armadas grandes, que son un riesgo serio. El Ejército del Pueblo tiene 1.1 millones de personas, es el cuarto más grande del mundo. Aún más preocupantes son los miles de cohetes de largo alcance que pueden llegar hasta Seúl”, sostuvo Roehrig.

Según datos de la Corporación RAND, tiene unos 700 misiles balísticos de corto y mediano alcance que podrían atacar distintos puntos de Corea del Sur y de Japón. Ese arsenal podría equiparse con ojivas convencionales o químicas, lo que habla de un poderío inferior al que proclama la propaganda oficial, pero sin dudas apreciable.

“Si Norcorea fuera a la guerra podría causar muchas muertes y destrucción en los primeros días de conflicto —continuó Roehrig—, pero no estaría en condiciones de sostener las operaciones por mucho tiempo y terminaría perdiendo. Como los líderes son conscientes de eso, Kim no empezaría nunca una guerra, a menos que piense que su régimen está en riesgo. De todos modos, no está preparado para amenazar directamente a Estados Unidos ni podrá hasta que no consiga desarrollar un misil balístico intercontinental y pueda ponerle una ojiva nuclear. Si bien hay cierto debate sobre si consiguió superar ese desafío, yo no creo que lo haya logrado. Pero seguirá intentándolo”.

Donald Trump Junto a Xi Jinping, el presidente chino (AFP)

Donald Trump Junto a Xi Jinping, el presidente chino (AFP)

El factor Trump

El cambio de gobierno en Estados Unidos es un elemento a sumar a la ecuación para entender el aumento de la tensión en estos meses. Lo dejaron en claro los bombardeos sobre Siria y Afganistán: Donald Trump está mucho más decidido que Barack Obama a ejecutar acciones militares. Por eso Kim se siente más amenazado que nunca.

“Trump ha modificado fundamentalmente el abordaje de Estados Unidos, tratando de presionar más a China y a Norcorea. Está esperando que funcionen las sanciones chinas y la diplomacia, pero de un modo mucho más amenazante que Obama”, dijo a Infobae Stephan Haggard, director del programa Corea-Pacífico de la Escuela de Política y Estrategia Global, en la Universidad de California, San Diego.

En su apuro por obtener resultados en política exterior, el presidente estadounidense está poniendo en riesgo su relación con Seúl. “El gran error que está cometiendo es puentear a Corea del Sur, que es uno de los aliados más cercanos y confiables de Estados Unidos en la región. Dañar esa amistad debilitará la influencia de Washington sobre la península de Corea y sobre el este de Asia”, señaló Woo.

Trump está en una encrucijada de poder muy difícil de resolver. Por más presión que ejerza, cuesta pensar que pueda desactivar o conseguir un cambio profundo en el histórico conflicto que atraviesa la región. “Puede que empuje a Norcorea lo suficientemente fuerte como para que decida negociar, pero no creo que Pyongyang vaya a renunciar a tener armamento atómico. Las relaciones con China parecen haber mejorado últimamente, ya que Xi Jinping está de acuerdo en la desnuclearización de Norcorea, en realidad de toda la península. Pero China tampoco va a renunciar a su influencia sobre Norcorea”, concluyó Woo.

Fuente: Infobae

Corea del Norte lanzó un misil al mar de Japón y generó una rápida respuesta de EEUU

El régimen de Kim Jong-un volvió a realizar una provocación que fue condenada por Washington y calificada como “una seria amenaza, un acto escandaloso” por Tokio

Un hombre observa la imagen de un misil lanzado por Corea del Norte (AP)

Estados Unidos advirtió que está listo para defenderse y a sus aliadostras el ensayo de misil balístico lanzado el miércoles por Corea del Norte hacia el mar de Japón, que Tokio condenó como “una amenaza seria“.

El misil fue lanzado por el régimen de Kim Jong-un desde las inmediaciones de la ciudad de Unyul a las 07.50 locales (22.50 GMT del martes), indicaron fuentes surcoreanas.

El ensayo se produjo dos semanas después del lanzamiento de tres misiles balísticos que, según Corea del Norte, simulaban unos ataques nucleares preventivos contra puertos y aeródromos surcoreanos que albergan materiales militares estadounidenses.

Estamos preparados para trabajar con nuestros aliados y socios en el mundo para responder a ulteriores provocaciones de Norcorea, así como para defendernos a nosotros y nuestros aliados de cualquier ataque o provocación”, dijo la vocera del Departamento de Estado Anna Richey-Allen, y agregó que Washington condena firmemente el ensayo y otras pruebas recientes.

(AFP)
(AFP)

El misil cayó en una zona económica exclusiva en el norte de Japón, informó el Gobierno nipón, que mostró su rechazo a la nueva prueba del país vecino. El lanzamiento es “muy preocupante”, dado que supone “una amenaza y una provocación para la seguridad de nuestro país“, dijo el ministro de Defensa de Japón, Gen Nakatani. “Es un acto escandaloso que no se puede tolerar“, agregó. El misil aparentemente era uno de tipo Rodong de mediano alcance que voló por unos 1.000 kilómetros, informó.

Aunque las resoluciones de la ONU le prohíben todo programa nuclear o balístico, Corea del Norte avanza, según los expertos, en sus esfuerzos para poner a punto un misil intercontinental (ICBM) capaz de llevar el fuego nuclear hasta el continente americano.

El nuevo lanzamiento norcoreano se interpreta como una demostración de fuerza ante Corea del Sur y Estados Unidos después de que ambos aliados acordaran a principios de julio instalar en territorio surcoreano elescudo antimisiles de fabricación estadounidense conocido como THAAD. Pyongyang amenazó el 11 de julio con una “acción física” contra el sistema, que el Sur considera vital para su seguridad nacional.

Washington y Seúl habían anunciado con anterioridad que habían llegado a un acuerdo sobre el despliegue del escudo antimisiles de aquí a fin de año, ante la multiplicación de las amenazas provenientes de Corea del Norte.

El secretario norteamericano de Estado, John Kerry, advirtió la semana pasada a Pyongyang de las “consecuencias reales” para sus programas nuclear y de misiles, amenazados por las sanciones internacionales.