Archivo de la categoría: ISRAEL

Furia islámica en Jerusalem

Resultado de imagen para imagenes familia judía asesinada durante el sabbat

Por Julián Schvindlerman 

La noche del viernes pasado, dos abuelos estaban celebrando el shabat judío y el nacimiento de un nuevo nieto ese mismo día, en su hogar de Neve Tzuf, un pequeño asentamiento de Cisjordania, en compañía de otros familiares. La puerta estaba abierta a la espera de más invitados. Entró un extraño inesperado: Omar el Abed, un palestino de 19 años simpatizante de Hamás, armado con un gran cuchillo. Apuñaló fatalmente a Yosef Solomon (70 años) y a sus dos hijos, Jaya (46) y Elad (36), e hirió gravemente a su mujer, Tova (68), quien tuvo la trágica suerte de sobrevivir al ataque para ver a su esposo y a sus hijos muertos, en un charco de sangre. A Elad lo sobrevivieron su esposa y tres niños pequeños, quienes se salvaron al lograr encerrarse en una habitación. Los gritos desesperados de los presentes propiciaron que un vecino, soldado fuera de servicio, disparara al terrorista antes de que su carnicería continuara. El atacante fue atendido en un hospital israelí.

“Tengo 20 años y muchos sueños, pero no hay vida después de lo que he visto en Al Aqsa”, posteó El Abed en su perfil de Facebook antes de iniciar la masacre. ¿Y qué fue lo que había visto en la mezquita de Al Aqsa que tanto lo consternó? Las autoridades israelíes habían puesto detectores de metales en los accesos a la Explanada de las Mezquitas, el tercer lugar más sagrado para el islam (y primer lugar sagrado del judaísmo, que lo denomina Monte del Templo). ¿Y por qué pusieron las autoridades israelíes esos detectores? Una semana antes, tres terroristas árabes de Israel contrabandearon armas a la mezquita de Al Aqsa y acribillaron a tiros por la espalda a dos policías israelíes en la Ciudad Vieja de Jerusalem. Las víctimas resultaron no ser judías, sino drusas: Haiel Sitawe (30), que había sido padre hacía tres semanas, y Kamil Shnaán (22), que acababa de prometerse en matrimonio.

En rechazo a esa decisión de seguridad, motivada por un atentado sin precedentes con metralletas contrabandeadas por terroristas musulmanes a la tercera mezquita más importante del islam, el liderazgo palestino inflamó la calle con acusaciones de que Israel pretendía modificar el statu quo del lugar santo; cosa que el Gobierno israelí negó reiteradamente. Fatah llamó a un “día de furia”, la autoridad religiosa a cargo del lugar (Waqf), dependiente de Jordania y la Autoridad Palestina, instó a cerrar las mezquitas de Jerusalem el viernes y el muftí palestino llamó a todos los feligreses islámicos a que fuesen a protestar a la Explanada de las Mezquitas. Como era previsible, hubo enfrentamientos con la Policía israelí y muertos palestinos, entre ellos uno al que le estalló en las manos el cóctel molotov que estaba por arrojar contra las fuerzas de seguridad.

Dejando de lado el hecho de que en el acceso a la Gran Mezquita de la Meca hay detectores de metales, como también los hay a la entrada a la Tumba de los Patriarcas en Hebrón, en la propia Cisjordania –por no mencionar los que hay en cualquier aeropuerto, sala de conciertos e incluso en Disneylandia–, cabe preguntarse qué clase de cultura produce un sujeto como Omar el Abed, dispuesto a masacrar a toda una familia inocentemente reunida en una mesa hogareña. En Gaza comenzaron inmediatamente las celebraciones por la masacre de judíos. Mahmud Abás canceló toda cooperación con las fuerzas de seguridad israelíes. Próximamente, la familia de El Abed empezará a recibir dinero de la Autoridad Palestina, que –esto está determinado por ley– paga recompensas a los familiares de aquellos palestinos que hayan asesinado a israelíes. Cada año, la AP eroga alrededor de 300 millones de dólares de su presupuesto nacional para pagar salarios a terroristas palestinos presos en cárceles israelíes y a las familias de terroristas muertos u otros palestinos que hayan caído al luchar contra Israel. Es posible que, en el futuro, alguna plaza o calle o escuela sea nombrada en su honor, como ya tienen otros tantos infames palestinos que han matado a israelíes en el pasado.

Para contemplar: tres musulmanes profanan la mezquita de Al Aqsa al transformarla en un centro de operaciones de terror, matan por la espalda a dos policías israelíes drusos, la calle palestino-islámica estalla en furia colectiva cuando Israel, con entera justificación, instala detectores de metales para evitar una repetición de semejante atentado, y en reacción a todo ello un musulmán indignado apuñala salvajemente a una pareja de ancianos judíos y a sus hijos. Ya padecieron este tipo de violencia insensata y desproporcionada los editores daneses del Jyllands Posten, los periodistas franceses de Charlie Hebdo, el papa Benedicto XVI –tras su famoso discurso de Ratisbona– y Salman Rushdie tras escribir Los versos satánicos, por citar unos pocos casos. Quizás lo ocurrido sirva para validar algo que muchos venimos señalando desde hace tiempo: el terrorismo islamista que padece Israel no difiere del que padece el resto del mundo. O, parafraseando un viejo eslogan que buscaba concienciar sobre el sida hace unas décadas: el terrorismo no discrimina, no lo hagamos nosotros.

Fuente: Revista El Medio

Erdogan, obsesionado con Jerusalén

jerusalen-valla-940x600

Por Burak Bekdil

Hace menos de un año, Turquía e Israel acordaron poner fin a su alejamiento diplomático, que duraba ya seis años, y normalizaron oficialmente sus relaciones. Mandaron como embajadores a Kemal Okem para Israel y a Eitan Naeh para Turquía, dos destacados diplomáticos de carrera que desde entonces han estado esforzándose a fin de normalizar lo formalmente normalizado. Como algunos observadores –incluido este humilde corresponsal– advirtieron en 2016:

Erdogan ha accedido pragmáticamente a darse el apretón de manos con Israel, pero su hostilidad ideológica hacia el Estado judío y su romance ideológico con Hamás no han desaparecido; así que es posible que la ‘paz’ turco-israelí no sea fácil de sostener.  

En mayo, sólo medio año después de la normalización, Erdogan dio su palabra de que trabajaría con el pueblo palestino para impedir la “judaización de Jerusalén”. He aquí el Erdogan clásico. La promesa del presidente turco no era muy diferente de una llamada a la lucha para impedir la “catolización del Vaticano”.

Es de historia básica que el periodo preislámico de Jerusalén (3300-1000 aec) aparece en el libro del Génesis –los tiempos de Abraham, Isaac y Jacob–, cuando los antepasados de Erdogan eran, probablemente, cazadores en las estepas de Asia Central. Los años 1000-732 aec marcaron el periodo de los antiguos reinos de Israel y Judá. Dicho simplemente, la historia judía de Jerusalénse remonta a miles de años antes del nacimiento del islam.

Sin embargo, según Erdogan, hay una necesidad de “protegerse contra la judaización de Jerusalén”. En su discurso de mayo, Erdogan repitió una apelación previa a los musulmanes de todo el mundo a “visitar la mezquita de Al Aqsa”, ubicada en el Monte del Templo de Jerusalén. “Como comunidad musulmana, tenemos que visitar con frecuencia la mezquita de Al Aqsa”, dijo.“Cada día que Jerusalén está bajo ocupación es un insulto para nosotros”.

En 2016, 26.000 turcos (de una población de 80 millones) visitaron la mezquita de Al Aqsa.Erdogan dijo igualmente que quería a “cientos de miles de musulmanes” en ese lugar sagrado musulmán para “inundar Jerusalén [de musulmanes] y expulsar a los ocupantes”.

Durante su reconciliación con Israel, Ankara se comprometió a dejar de apoyar a Hamás; incluso expulsó a Saleh al Aruri, el oficial de más alto rango de dicha organización presente en suelo turco. Pero hubo informaciones que indicaban que en realidad Erdogan no estaba dispuesto a cumplir su parte del acuerdo. El periodista Yoav Zitun escribió en Ynet News:

La presencia de Hamás en Turquía se mantiene a pesar de la salida de Saleh al Aruri, que dirigió Hamás en Turquía antes de abandonar el país por exigencia de Israel durante las negociaciones de reconciliación.

Sus sucesores están reclutando a estudiantes palestinos para que estudien en países musulmanes en general y en Turquía en particular. Los estudiantes son después enviados al Líbano o a Siria para que reciban entrenamiento militar, y desde allí regresan a la Margen Occidental para perpetrar atentados contra Israel.

Zitun refería algunos casos inquietantes:

Por ejemplo, hace dos meses las IDF [Fuerzas de Defensa de Israel] y el Shin Bet [servicio de seguridad israelí] detuvieron a un palestino que había estado viviendo en el Chipre turco durante varios años. En agosto de 2015, Qazmar fue reclutado en Jordania por Hamás, recibió entrenamiento militar y realizó prácticas con explosivos. En una reunión con operativos de Hamás en Estambul el pasado enero, recibió instrucciones de reclutar terroristas en la Margen Occidental utilizando tarjetas de memoria encriptadas.

Otro caso muy conocido atañe a Mohamed Murtaya, que fue líder de una organización de ayuda humanitaria del Gobierno turco en Gaza. Según declaró el Shin Bet tras su arresto, se acusaba a Murtaya de transferir millones de dólares donados por Ankara a operativos de Hamás.

Que el dinero turco vaya a parar a individuos que se han comprometido a la aniquilación de Israel tiene que ver con la ideología, no con la ayuda humanitaria.

Mientras se presenta como el guardián internacional de la causa islamista, desde 2004 Turquía hainvertido millones de dólares en 63 proyectos diseñados para “defender y fortalecer el legado y el carácter musulmanes de Jerusalén”. El dinero se canaliza normalmente a través de un organismo gubernamental, la Agencia Turca de Cooperación y Desarrollo (TIKA). En su empeño de “defender y fortalecer el legado y el carácter musulmanes de Jerusalén”, Turquía se ha asociado con el jeque Raed Salah, líder de la Rama Norte del Movimiento Islámico en Israel, y con el jeque Akram Sabri, exmuftí de Jerusalén. Los dos se oponen al derecho de Israel de existir.

Como me preguntó delicadamente un amigo estadounidense: “¿No se supone que Turquía iba a invertir millones para ayudar a reconstruir Gaza?”. No lo parece, mientras esté la ideología de islamista de por medio.

© Versión original (en inglés): Gatestone Institute
© Versión en español: Revista El Medio

Bejamin Netanyahu acusó a Irán de intentar crear un frente contra Israel en los Altos del Golán

El primer ministro israelí aseguró que el régimen persa busca ocupar el lugar que dejaron los terroristas del Estado Islámico en el lado sirio de esa región

Benjamin Netanyahu denunció este martes que Irán busca crear un nuevo frente contra Israel en los Altos del Golán tras la retirada de los terroristas del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) de esa zona.

“La situación está cambiando rápidamente. ISIS está en retirada, pero Irán está tratando de llenar el vacío”, señaló el mandatario durante una visita a esa región, con el ministro de Defensa, Avigdor Liberman y el jefe de gabinete de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), Gadi Eisenkot, consigna Times of Israel.

“Estamos lidiando con estas nuevas amenazas al Estado de  Israel”, sostuvo Netanyahu, quien además detalló que el régimen persa, junto al grupo terrorista libanés Hezbollah, está intentando operar en esa zona “con armas de precisión”.

La Guardia Revolucionaria Iraní (IRGC) colabora militarmente con el régimen sirio de Al Assad

La Guardia Revolucionaria Iraní (IRGC) colabora militarmente con el régimen sirio de Al Assad

El primer ministro israelí denunció en más de una oportunidad la intención de la República Islámica de establecer una infraestructura militar desde el lado sirio de los Altos del Golán.

En los últimos meses Israel realizó ataques aéreos en Siria contra cargamentos de armas para los terroristas de Hezbollah.

Netanyahu se opuso este mes al acuerdo entre Estados Unidos y Rusia que condujo a un alto el fuego en el sur de Siria. El mandatario sostiene que ese plan no reduce las ambiciones militares del régimen iraní en esa zona.

Irán, junto a Hezbollah, es el principal aliado del régimen sirio de Bashar al Assad en la guerra.

Infobae

Estados Unidos celebró la decisión de Israel de retirar los detectores de metales en el Monte del Templo

La Casa Blanca aplaudió los esfuerzos del estado hebreo “para mantener la seguridad y reducir las tensiones en la región”. Israel decidió retirar los detectores tras una intensa movilización diplomática internacional e introducirá medidas más discretas para asegurar el sitio sagrado

Un grupo de palestinos se dirige a lka entrada de la Explanada de las Mezquitas (REUTERS/Ronen Zvulun)

Un grupo de palestinos se dirige a lka entrada de la Explanada de las Mezquitas (REUTERS/Ronen Zvulun)

La Casa Blanca saludó este martes la decisión de Israel de retirar detectores de metal de la Explanada de las Mezquitas, un sitio sagrado de Jerusalén muy sensible, cuya instalación desencadenó violencia mortal, y afirmó que el estado hebreo está “reduciendo las tensiones” en la región.

“Israel ha eliminado los magnetómetros instalados recientemente y las cámaras, a pesar de la demostrada necesidad de mejorar la seguridad en el Monte del Templo/Haram al-Sharif a raíz del asesinato de dos oficiales de policía israelíes en el sitio el 14 de julio”, dijo la portavoz de la Casa Blanca Sarah Huckabee Sanders en un comunicado.

“Estados Unidos aplaude los esfuerzos de Israel para mantener la seguridad y reducir las tensiones en la región”, agregó.

Israel decidió retirar los detectores tras una intensa movilización diplomática internacional por temor a que los enfrentamientos de los últimos días se extienden a todos los territorios palestinos.

El gobierno israelí dijo que introducirá medidas más discretas para asegurar la explanada, en Jerusalén este, sagrada tanto para el islam como para judíos y cristianos, donde está situada la mezquita Al Aqsa y la Cúpula de la Roca.

Los detectores de metales habían sido instalados el 16 de julio, dos días después de la muerte de dos policías a manos de tres árabes israelíes, que según los autoridades escondieron sus armas en la explanada.

Este martes, se quitaron los detectores y colocaron cámaras.

Pese a ello, las autoridades musulmanas decidieron mantener el boicot de la Explanada de las Mezquitas, pues consideran las medidas israelíes como una forma de controlar el sitio.

Nota: Los administradores del blog La polémica, estamos en desacuerdo con esta decisión del gobierno de Benjamín Netanyahu. Pensamos que no se debió ceder ante el terrorismo islamista de los supuestos “palestinos”. Ellos lo interpretarán como temor de parte del gobierno israelí.

Infobae

Repudian la llegada a Brasil de un clérigo iraní vinculado a los ataques terroristas en Argentina

El ayatollah chiíta Mohsen Araki dará una conferencia en San Pablo titulada “Los musulmanes y el enfrentamiento al terrorismo radical”. La Policía Federal brasileña sostiene que está vinculado a los atentados de 1992 y 1994

Mohsen Araki

Mohsen Araki

La Federación Israelí de Sao Paulo (Fisesp), organización que representa a la comunidad israelí en el estado más poblado de Brasil, manifestó su repudio a la anunciada visita al país de un clérigo iraquí al que acusa de defender la destrucción del estado de Israel.

La entidad manifestó en un comunicado su “vehemente repudio a la visita que hará a Sao Paulo el ayatollah chiíta iraquí Mohsen Araki, que en sus pronunciamientos defiende la destrucción del estado de Israel”.

Pero además de esas declaraciones públicas, según investigaciones de la Policía Federal de Brasil, Araki está conectado a los atentados en Argentina contra la embajada de Israel en 1992, que dejó 29 muertos, y contra la mutual judía AMIA en 1994, con 85 muertos, que siguen sin aclaración. Esta información la reveló el periodista brasileño Claudio Tognolli con un artículo en Yahoo Noticias y una columna radial en Jovem Pan FM.

Tognolli reportó que los servicios de Inteligencia de Brasil monitorearán los movimientos de Araki en el mayor país de Latinoamérica.

El ataque a la AMIA el 18 de julio de 1994 dejó 85 muertos

El ataque a la AMIA el 18 de julio de 1994 dejó 85 muertos

El clérigo es secretario general de la Unión Internacional para el Acercamiento de los Musulmanes y, pese a su nacionalidad iraquí, tiene estrechos vínculos con las autoridades iraníes, especialmente con el líder supremo de Irán, el ayatollah Alí Khamenei.

Araki tiene previsto participar en los próximos días en una serie de conferencias en mezquitas e instituciones patrocinadas por el gobierno iraní en Brasil y pronunciará el sábado 29 de julio una conferencia en el Novotel Center Norte de Sao Paulo sobre “Los musulmanes y el enfrentamiento al terrorismo radical”.

El religioso definió a Israel como “un cáncer que tiene que ser extirpado de Medio Oriente” tras un reciente encuentro que tuvo con el líder del grupo chiíta libanés Hezbollah, jeque Hassan Nasrallah.

La Fisesp considera contradictorio que un clérigo con “estrechas relaciones con Hezbollah” se pronuncie en Brasil sobre el “enfrentamiento al terrorismo y al radicalismo”.

“No podemos permitir que manifestaciones peligrosas de discriminación, destrucción e ira sean sembradas en nuestro país, y que se importe un conflicto que no queremos en nuestra tierra”, afirmó el presidente de la Fisesp, Bruno Laskowsky, citado en el comunicado.

La organización agregó que, en asociación con la Confederación Israelí de Brasil (Conib), adoptará las medidas necesarias para “concienciar a las autoridades brasileñas de la situación”.

Infobae