Archivo de la categoría: ISRAEL

Cuando los mejores aliados de Hamás son los tribunales de Israel

Hamas

Por Evelyn Gordon 

Cuando el primer ministro Netanyahu se dirija a la Asamblea General de la ONU*, sin duda dedicará parte de su discurso a la necesidad de combatir a las organizaciones terroristas. Lo que probablemente no dirá es que en Israel esa batalla se ve muchas veces obstaculizada por el activismo judicial desatado de la Corte Suprema, como evidenció la semana pasada laestupefaciente sentencia que niega al Gobierno el derecho de revocar el permiso de residencia en Israel a individuos que trabajen en el Legislativo o en el Gabinete palestinos en representación de Hamás.

En 2006, tres residentes palestinos de Jerusalén Este fueron elegidos para el Parlamento palestino en representación del partido Cambio y Reforma, afiliado de Hamás, mientras que un cuarto fue nombrado para el Gabinete palestino en representación de dicha formación. Israel respondió revocándoles sus derechos de residencia.

A la mayoría de la gente esto le parecería de puro sentido común. Trabajar para un Gobierno extranjero justifica la revocación de la ciudadanía en numerosas democracias, pues se considera que para ocupar un puesto de decisión en el Gobierno de un país es necesario un determinado nivel de compromiso con el mismo, lo que entra en conflicto con la lealtad debida al otro país. De hecho, tanto Estados Unidos como Israel tienen normas de este tipo; es por eso que, por ejemplo, Michael Oren tuvo que renunciar a su ciudadanía norteamericana cuando lo nombraron embajador de Israel en EEUU, a pesar de que EEUU e Israel son aliados estrechos.

Esos cuatro palestinos no sólo estaban trabajando para un Gobierno extranjero; lo estaban haciendo en representación de Hamás, una organización terrorista comprometida con la destrucción de Israel. Eso, como el Gobierno israelí alegó correctamente en el tribunal, constituye una enorme “quiebra de la confianza”. Sin embargo, la Corte, en un veredicto de 6 contra 3, decidió otra cosa. Aunque la Ley de Entrada a Israel permite al Gobierno revocar “a discreción” el derecho de residencia a cualquiera, dice también que la norma no se debería usar para revocarlo por “una quiebra de la confianza”. ¿Por qué? Porque la mayoría de los palestinos de Jerusalén Este nacieron en Israel y han vivido allí toda su vida, así que merecen mayor protección que los migrantes, que antes han vivido en otra parte y cuyo arraigo en Israel es por lo tanto más superficial.

Que esos palestinos de Jerusalén Este merecen mayor protección que, pongamos, los obreros migrantes es evidentemente cierto. Israel se anexionó oficialmente Jerusalén Este en 1967, así que lógicamente la mayoría de ellos deberían ser ciudadanos en vez de residentes permanentes. Que no lo sean se debe a un extraordinario dilema sin solución: Israel no puede concederles unilateralmente la ciudadanía sin airar a la comunidad internacional, que quiere que sean ciudadanos de un futuro Estado palestino.

La mayoría de los palestinos de Jerusalén Este es reacia a ejercer su derecho a solicitar la ciudadanía porque otros palestinos lo ven como una traición a la causa palestina. La consecuencia es que hay todo un grupo de residentes permanentes que, como aseveró correctamente la Corte, merecen ser tratados más como ciudadanos que como residentes permanentes en muchos aspectos.

Pero en este caso particular tal distinción –por lo demás válida– es completamente irrelevante. Al fin y al cabo, el caso no tenía que ver con los residentes normales y corrientes de Jerusalén Este, que, a falta de pruebas en contrario, es razonable aceptar que Ia Corte considera Israel como su hogar principal. Atañía específicamente a unos individuos que optaron por servir a un Gobierno extranjero en representación de una organización terrorista, y que por lo tanto declararon que su lealtad a esa entidad extranjera sustituía a su lealtad a Israel.

Si puedes renunciar a la ciudadanía para trabajar para un Gobierno extranjero, puedes desde luego renunciar a la residencia permanente. Después de todo, no hay duda de que los funcionarios de Hamás no merecen más derechos que los israelíes. Sin embargo, eso es exactamente lo que les concedió la Corte: los oficiales de Hamás pueden conservar la doble nacionalidad aunque su otra nacionalidad sea la enemiga más acérrima de Israel, mientras que los oficiales israelíes no pueden hacer lo propio aunque su otro país sea una estrecho aliado de Israel.

Además, es claramente razonable esperar que quien elige trabajar para un Gobierno extranjero se mude a la jurisdicción de ese Gobierno, salvo impedimentos extraordinarios. En este caso no existían dichos impedimentos, como demostró el que dos de ellos se trasladaran de hecho a Ramala tras perder su permiso de residencia israelí (los otros dos fueron detenidos por Israel por motivos ajenos al caso).  

Incluso los jueces de la mayoría parecieron darse cuenta de lo endeble que era su argumento. Uzi Vogelman, que redactó el dictamen, dijo, en unas declaraciones absolutamente asombrosas: “Nuestra decisión interpretativa no se ha centrado específicamente en la parte demandante, sino en una cuestión interpretativa de aplicabilidad general a los residentes de Jerusalén Este”. Cómo un tribunal puede decidir sobre un caso sin centrarse en él es algo que se me escapa.

Presumiblemente, esta sentencia tendrá una aplicación limitada. Al fin y al cabo, ¿cuántos palestinos de Jerusalén Este van a convertirse en miembros del Gobierno palestino en representación de Hamás? Pero, en realidad, las implicaciones son amplias, porque si ni siquiera jurar lealtad a un Gobierno extranjero en representación de una organización terrorista comprometida con la destrucción de Israel basta para hacer que un palestino pierda su permiso de residencia israelí, y sus consiguientes beneficios, ¿qué demonios hace falta? Nada que se me ocurra. Por lo tanto, los defensores de Hamás en Jerusalén se verán ahora alentados a intensificar toda clase de actividades en nombre de su organización, sabedores de que no tendrá por consecuencia su expulsión del país.   

El activismo judicial de la Corte lastra la capacidad del Gobierno en casi todos los ámbitos, como expliqué en Mosaic el año pasado y han demostrado varias sentencias en los últimos meses, que con razón han indignado a numerosos miembros de los partidos gobernantes. Pero la sentencia de la semana pasada podría haber sido un punto de inflexión: como reacción, la ministra de Justicia, Ayelet Shaked, y su partido, Hogar Judío, propusieron un conjunto de leyes para contrarrestar los excesos de la Corte. Está por ver si se aprueban. Pero esta indignante sentencia en defensa de los legisladores de Hamás demuestra claramente su necesidad.

* Nota del editor: este artículo está fechado el lunes 18, y Netanyahu habló ante la Asamblea General el martes 19. Pinche aquí para leer su discurso (en inglés).

© Versión original (en inglés): Commentary
© Versión en español: Revista El Medio

Los judíos y los árabes no deben darse mutuamente por perdidos

Por Yaniv Sagee 

Los recientes sucesos en el Monte del Templo y otros lugares han provocado enormes tensiones entre los judíos y los árabes de Israel. No es de extrañar, y lo más fácil es que los judíos y los palestinos dejen de confiar los unos en los otros. Por desgracia, también es la opción más peligrosa para los que vivimos aquí. Si siguiésemos ciegamente las voces del miedo y el odio procedentes de las dos nacionalidades que comparten esta tierra, nuestras vidas se convertirían en un infierno. Sería la pesadilla social hecha realidad.

Los que provocan el conflicto diciendo a los judíos que los árabes son nuestros enemigos, que nos desean lo peor y aprovechan cualquier oportunidad para hacernos daño, no conocen la realidad. Incitan y mienten. La realidad es que el 85% de los ciudadanos árabes de Israel aspiran a ser israelíes en una sociedad compartida e igualitaria con la mayoría judía.

Los que incitan a los árabes diciéndoles que los judíos son unos racistas privilegiados que quieren la segregación y seguir con la discriminación contra la minoría árabe también están mintiendo. La realidad es que la inmensa mayoría de los judíos de Israel quieren la democracia, y que Israel sea un país que dé el mismo valor a todas las vidas humanas.

La división entre israelíes y palestinos se alimenta del miedo al otro, y no del deseo de preservar privilegios y conceptos racistas. Es verdad que hay judíos que son así, pero son una parte residual de la extrema derecha y no corresponden al núcleo de la sociedad judía. El interés común de la inmensa mayoría de los ciudadanos de Israel es una vida compartida, que es lo único que puede lograr la seguridad que ansía la sociedad judía y la igualdad que ansía la sociedad árabe. Los que se someten a esos sentimientos de miedo y odio están actuando contra los intereses y la verdadera voluntad de la abrumadora mayoría de los ciudadanos israelíes.

Tras los últimos acontecimientos, algunos judíos y árabes me han preguntado cómo podrían actuar ambas partes en estos momentos de enormes tensiones de seguridad, miedo y odio mutuo.

En el corto plazo, hay que hacer dos cosas.

La primera es aislar a los extremistas de las dos sociedades –la judía y la árabe– y no permitirles usar el miedo para promover su proyecto de odio. La segunda es justamente aumentar la fricción entre las dos nacionalidades: mediante encuentros y discursos, actos públicos conjuntos, el deporte, la cultura y el ocio en espacios públicos como centros comerciales y parques; donde podamos seguir demostrándonos mutuamente nuestra capacidad para vivir en una sociedad común y manejar nuestras diferencias.  

En el largo plazo, tenemos que cambiar nuestra forma de actuar como país, a través de la educación para la coexistencia, la participación de la minoría en el aparato de gobierno, la asignación equitativa de la tierra y los recursos, el aprendizaje de la lengua nacional del otro y la creación de redes comunales y asociativas.

Normalmente empiezo las reuniones con judíos y árabes con una famosa cita de Albert Einstein: “Abre los ojos, abre tu corazón y las manos, y evita el veneno que tus antepasados sorbieron de la Historia con tanta avidez. Entonces toda la tierra será tu patria, y todo tu trabajo y tu esfuerzo se extenderán”. Esto me parece mejor idea que todos los detectores de metal del mundo.

© Versión original (en inglés): The Algemeiner
© Versión en español: Revista El Medio

Israel derriba un avión no tripulado iraní con un misil Patriot.

“La identificación por parte de las FDI de un avión iraní, resuena con la crítica del presidente Donald Trump hecha a Irán como patrocinador del terrorismo durante su discurso del martes en la Asamblea General de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York”.

De hecho así, incluso mientras los líderes iraníes responden furiosamente a la verdad que se les dice acerca de ellos.

“Israel dispara a un avión iraní con un misil patriót”

El ejército israelí derribó un zángano que dijo pertenecía al grupo terrorista de Hezbollah que estaba a punto de violar el espacio aéreo israelí.

El drone (un vehículo aéreo no tripulado) fue derribado alrededor de la 1:30 pm el martes, 19 de septiembre, por un misil Patriot único, declaró las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) en un comunicado.

El drone, fabricado por Irán y operado por Hezbollah, voló a una misión de reconocimiento desde el aeropuerto militar de Damasco en los Altos del Golán a lo largo de la frontera entre Israel y Siria, según la inteligencia de las IDF.

“Cuando se observó que el [drone] cruzaba la Línea Bravo hacia la zona desmilitarizada entre Israel y Siria, las FDI decidieron interceptarlo”, dijo las FDI.

Los militares también enviaron aviones de combate al área, pero no necesitaron usarlos, informó The Times of Israel.

“Nuestro mensaje es que las FDI no permitirán ninguna violación de la soberanía israelí”, dice el teniente coronel de la FDI, Jonathan Conricus, “y no permitiremos que las fuerzas iraníes, Hezbollah, Jihad Islámica o milicias chiíes de cualquier tipo se aproximen a las fronteras de Israel.

Defenderemos nuestras fronteras, y si se intenta violar nuestra soberanía, responderemos con rapidez “.

La identificación por parte de las FDI del drone de origen iraní resuena con la crítica del presidente Donald Trump a Irán como patrocinador del terrorismo durante su discurso del martes en la Asamblea General de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York.

“Ya es hora de que las naciones del mundo se enfrenten a otro régimen temerario. Uno que habla abiertamente de asesinatos en masa, prometiendo la muerte a Estados Unidos, la destrucción a Israel y la ruina para muchos líderes y naciones en esta sala “, dijo Trump. “El gobierno iraní esconde una dictadura corrupta detrás de la falsa apariencia de una democracia. Ha convertido a un país rico, con una rica historia y cultura, en un país deshonrado económicamente, cuyas principales exportaciones son la violencia, el derramamiento de sangre y el caos. Las víctimas más duras de los líderes de Irán son de hecho su propio pueblo. En lugar de usar sus recursos para mejorar las vidas de los iraníes, sus ganancias petroleras van a financiar a Hezbollah y otros terroristas que matan a musulmanes inocentes y atacan a sus pacíficos vecinos árabes e israelíes “.

Fuente:  Epoch Times

Trump dice: “Creo que tenemos una buena oportunidad, quizás la mejor oportunidad para lograr la paz entre los israelíes y palestinos”

El presidente Donald Trump  está persiguiendo el “trato más duro de todos” – la paz en Oriente Medio – y dice que está derramando su corazón y su alma en la obtención de éllo.

“Es un tema complejo, siempre ha sido considerado el más difícil de todos, la paz entre Israel y los palestinos, el más duro de todos, pero creo que tenemos una muy, muy buena oportunidad, y ciertamente voy a dedicar todo, dentro de mi corazón y dentro de mi alma para conseguir que ese trato quede hecho “, le dijo a Mahmoud Abbas de Palestina .

Trump dijo a Abbas cuando se sentaron el miércoles para otra ronda de discusiones que cree que la paz se puede lograr en toda la región.

“Creo que tenemos un buen tiro, quizás el mejor disparo de todos los tiempos”, evaluó Trump.

El presidente Donald Trump dice que está dando las conversaciones de paz en Oriente Medio.  "Siempre ha sido considerado el más difícil de todos ... pero creo que tenemos una oportunidad muy, muy buena", dijo el miércoles a Mahmoud Abbas de Palestina
 

El presidente Donald Trump dice que está acelerando las conversaciones de paz en Oriente Medio. “Siempre ha sido considerado el más difícil de todos … pero creo que tenemos una oportunidad muy, muy buena”, dijo el miércoles a Mahmoud Abbas de Palestina

El presidente de Estados Unidos dijo el lunes que cree que su administración será la que finalmente facilitará la paz entre Israel, Palestina y sus vecinos. 

Al comienzo de una reunión bilateral con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, el lunes por la tarde, al margen de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Trump dijo que “le está dando una oportunidad absoluta”.

-Pienso que hay muchas posibilidades de que eso suceda -puntualizó Trump.

Netanyahu afirmó que discutirían “la manera en que podemos aprovechar la oportunidad para la paz”, no sólo entre Israel  y Palestina, sino entre Israel y las naciones árabes de la región.

Después de la reunión, Brian Hook, un funcionario del Departamento de Estado, dijo a periodistas en las Naciones Unidas que Trump ‘está profundamente comprometido a lograr un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos’.

“Él y su equipo han continuado las deliberaciones con los líderes de ambas partes sobre las posibles medidas para llegar a un acuerdo de paz global. Su equipo recientemente mantuvo múltiples reuniones con líderes en la región, y obviamente hay mucho trabajo por hacer, pero las discusiones siguen siendo serias y constructivas “, dijo Hook.

Abbas dijo el miércoles que las repetidas reuniones de Trump con él son la prueba de que está comprometido a facilitar un trato.

“Esto atestigua la seriedad de Su Excelencia, Señor Presidente, para lograr el acuerdo del siglo en el Medio Oriente durante este año o en los próximos meses, si Dios quiere”, dijo Abbas a través de un intérprete.

“Y estamos muy seguros de que usted, señor Presidente, está decidido a alcanzar la paz real en el Oriente Medio. Y esto nos da la seguridad y la confianza de que estamos al borde de una paz real entre los palestinos y los israelíes “, agregó Abbas.

Trump dijo el lunes que cree que hay una "buena oportunidad" para que su gobierno pueda facilitar un acuerdo de paz en el Medio Oriente
 

Trump dijo el lunes que cree que hay una “buena oportunidad” para que su gobierno pueda facilitar un acuerdo de paz en el Medio Oriente

Trump hizo la declaración durante una reunión bilateral con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, al margen de la Asamblea General de las Naciones Unidas
 

Trump hizo la declaración durante una reunión bilateral con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, al margen de la Asamblea General de las Naciones Unidas

El presidente palestino Mahmoud Abbas dijo el miércoles que las repetidas reuniones de Trump con él son la prueba de que está comprometido a facilitar un acuerdo
 

El presidente palestino Mahmoud Abbas dijo el miércoles que las repetidas reuniones de Trump con él son la prueba de que está comprometido a facilitar un acuerdo

Representantes de la Casa Blanca se han reunido con él más de 20 veces desde que Trump asumió el cargo para discutir un acuerdo, reveló Abbas.

“Y estoy muy agradecido por estos esfuerzos, y ustedes encontrarán la mayor seriedad de nuestra parte para lograr la paz, porque la paz sirve a nuestros intereses y los intereses del pueblo israelí”, dijo. (No se por qué no te creo)

Abbas señaló que el año nuevo islámico comienza en los talones de Rosh Hashaná esta semana.

“Esta es una coincidencia muy dulce y podemos celebrar el año nuevo juntos en un período de 24 horas, y si esto es una indicación a cualquier cosa significa que podemos coexistir pacíficamente juntos”, determinó.

Trump le dijo que era “un sentimiento muy grande”.

“Y tengo que decir, desde que soy un niño, he estado escuchando sobre la paz en el Medio Oriente”, dijo el ex magnate inmobiliario. Y durante tantos años he estado escuchando acerca de la paz entre Israel y los palestinos. 

“Y estamos en una coyuntura muy importante – hay un pequeño período de tiempo – y vamos a ver qué podemos hacer. No puede haber promesas, obviamente. Tantas personas han hablado de ello, y nunca ha sucedido nada “, admitió.

 Pero estamos peleando muy duro. Estamos tratando muy duro. Nos estamos llevando bien juntos. Veremos si podemos hacerlo. Y si lo hacemos, sería un gran y gran legado para todos, para todos “. 

Trump dijo el lunes, durante su reunión con Netanyahu, ‘Estamos trabajando en una posibilidad absoluta. Creo que hay una buena posibilidad de que eso pueda suceder. La mayoría de la gente diría que no hay ninguna posibilidad. En realidad creo que con la capacidad de Bibi y la franqueza del otro lado, realmente creo que tenemos una oportunidad.

“Creo que a Israel le gustaría verlo, y creo que a los palestinos les gustaría verlo. Y puedo decirles que la Administración Trump querría verlo “, dijo.

Un multimillonario que fue una vez un importante empresario internacional, Trump dijo que las partes en un acuerdo prospectivo están “trabajando muy duro” en un acuerdo.

‘Veremos que pasa. Históricamente la gente dice que no puede suceder. Yo digo que puede suceder “, dijo.

Trump ha estado enviando a su yerno, Jared Kushner, y un enviado, Jason Greenblatt, a Oriente Medio durante meses en busca de un acuerdo. Kushner y Netanyahu tienen una relación de larga data, al igual que Trump y el político israelí.

Como Netanyahu, Kushner y su familia son judíos. Ivanka, la hija mayor del presidente, se convirtió a la religión cuando se casó con él. Tanto Jared como Ivanka son asesores principales en la Casa Blanca del presidente. 

Netanyahu ha estado por visitar a Trump una vez en la Casa Blanca en Washington DC, Trump hizo una parada en Israel en mayo durante su primer viaje al extranjero.

En declaraciones a Trump el lunes en su reunión durante la convocatoria anual de los estados miembros de las Naciones Unidas, Netanyahu dijo: “La alianza entre Estados Unidos e Israel nunca ha sido más fuerte, nunca ha sido más profunda. Puedo decir esto de manera que la gente lo ve y en formas que no lo ven.

Trump se reunió hoy con Abbas durante una pausa de las actividades de la ONU en Nueva York.

Durante su última reunión, en Belén, cuando Trump hizo su swing en Medio Oriente, el presidente de Estados Unidos dijo que estaba “comprometido a tratar de lograr un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos”.

“Tengo la intención de hacer todo lo posible para ayudarles a lograr ese objetivo”, dijo en ese momento.

Trump le dijo a Abbas a principios de mes, durante las observaciones de lado a lado en la sala Roosevelt de la Casa Blanca, que le gustaría ser mediador o árbitro de un acuerdo.

“Pero cualquier acuerdo no puede ser impuesto por los Estados Unidos, o por cualquier otra nación”, dijo. “Los palestinos y los israelíes deben trabajar juntos para llegar a un acuerdo que permita a ambos pueblos vivir y prosperar en paz”.

Ofreciendo sus servicios como facilitador, Trump afirmó: “Vamos a hacer esto”.

La paz entre los territorios rivales no fue el único tema en la agenda durante las reuniones de Trump esta semana con los líderes de Oriente Medio. También discutieron el acuerdo nuclear que la administración anterior firmó con Irán.

“Espero discutir con ustedes cómo podemos tratar juntos lo que usted llama con razón es el terrible acuerdo nuclear con Irán y cómo revertir la creciente agresión de Irán en la región, especialmente en Siria”, dijo Netanyahu a Trump a principios de semana.

El presidente iraní, Hassan Rouhani, dijo a CNN el lunes que Estados Unidos pagará un ‘alto costo’ si Estados Unidos rompe el trato, como él ha dicho repetidamente que le gustaría.

Rouhani dijo a CNN en Nueva York: “Salir de ese acuerdo tendría un alto costo para los Estados Unidos de América, y no creo que los estadounidenses estén dispuestos a pagar un costo tan alto por algo que les será inútil”.

Trump se mostró tímido cuando los reporteros le preguntaron al respecto cuando fueron arrancados de su charla con Netanyahu después de los comentarios de apertura de los líderes.

Pronto lo verás. lo Verás muy pronto -dijo Trump.

Para el miércoles, Trump estaba diciendo que había decidido un curso de acción. 

Tres veces le dijo a los periodistas en la sala hoy para la primera parte de su reunión con Abbas: “He decidido”.

Lo que él decidió, sin embargo, no lo diría. ‘Yo se los haré saber. Se los haré saber “, dijo a la prensa. 

Fuente: Daily Mail Online

El primer ministro israelí celebra la primera reunión pública con el presidente de Egipto.

El primer ministro Benjamin Netanyahu se reunió el lunes con el presidente egipcio Abdel-Fattah al-Sisi en Nueva York en la primera reunión pública entre los dos líderes. Netanyahu y al-Sisi estaban en Nueva York para la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Los tiempos de Israel  Los dos líderes tuvieron “una discusión comprensiva sobre los problemas de la región”, según una lectura proporcionada por la Oficina del Primer Ministro. al-Sisi “expresó su deseo de ayudar en los esfuerzos para lograr la paz entre Israel y los palestinos y la región”, dijo.

La reunión de una hora y media de duración tuvo lugar en el Palace Hotel, donde se alojaba el presidente egipcio. “Es un gran placer tener esta reunión con ustedes”, dijo al-Sisi a Netanyahu al comienzo de la reunión, hablando a través de un traductor.

Se conoció que Netanyahú se reunió con al-Sisi en febrero del 2016, cuando los dos asistieron a una cumbre secreta en Aqaba con el ex secretario de Estado estadounidense John Kerry y el rey Abdullah II de Jordania.

Desde que establecieron relaciones diplomáticas en 1978 después de años de hostilidad y una serie de guerras, los lazos entre Israel y Egipto han sido históricamente civiles, pero escarchados. Sin embargo, los dos países han disfrutado de vínculos de inteligencia y seguridad más cercanos en los últimos años sobre su enemistad compartida hacia los grupos terroristas islámicos y otras preocupaciones regionales comunes.

Esa reunión encubierta fue parte de un impulso para renovar las negociaciones entre Israel y los palestinos y buscar el reconocimiento de Israel como un estado judío por parte de los países árabes, informó el diario Haaretz en febrero . Volvió a reunirse con al-Sisi en El Cairo en abril del 2016, informó el diario.

 

¿Podrías adivinar en dónde ha instalado Estados Unidos una nueva base militar?

Israel, sí Israel! Con el radar de misiles balísticos, Estados Unidos ha abierto su primera base militar permanente en Israel. Tenga la seguridad, esto nunca hubiera sucedido bajo cualquier otro presidente americano.

Haaretz  Un número de soldados estadounidenses vivirán y trabajarán en la base, situada dentro de la escuela de la División de Defensa Aérea de la Fuerza Aérea de Israel, en el Negev. Oficiales de alto rango estadounidenses asistieron a la ceremonia de dedicación.

Bergantín. El general Zvi Haimovich, comandante de la división, dijo que la nueva base refleja la estrecha cooperación militar entre Israel y los Estados Unidos. Se negó a dar detalles sobre las actividades exactas de los soldados estadounidenses, pero dijo: “La base está aquí para quedarse.

Implicaba una asignación significativa de recursos, en el entendimiento de que esto era correcto y necesario y que formaba parte de los activos de los Estados Unidos en Israel “.

Evidentemente se refería a los soldados estadounidenses que han estado operando el sistema de radar X-Band que los Estados Unidos desplegó en el Negev en 2009. El poderoso sistema, que puede detectar lanzamientos de misiles desde una distancia de cientos de kilómetros de distancia, fue parte de Estados Unidos para mejorar las capacidades defensivas de Israel ante la creciente amenaza de Irán.

Fuente: Haaretz