Archivo de la categoría: ISLAM Y MUJER

EL UKIP quiere prohibir el uso del burka porque “impide que las mujeres puedan producir suficiente vitamina D”

Paul Nuttall

Cuando los partidos identitarios tienen que coger el rábano por las hojas y recurrir a argumentos extravagantes para justificarse políticamente es que algo está fallando. El burka en Europa es un símbolo de la dominación islámica y una afrenta a la dignidad de las mujeres. Como si esas dos razones no fueran suficientes argumentos, los identitarios británicos se han lanzado por la pendiente del absurdo para abogar por su prohibición.

El UKIP, que intenta recuperar el apoyo popular tras la caída que sufrió en las últimas encuestas, ha defendido hoy en un manifiesto la prohibición del burka al considerar que impide que las mujeres puedan producir suficiente vitamina D.

El manifiesto afirma: “La ropa que oculta la identidad obstaculiza la comunicación, limita las oportunidades de empleo, oculta las evidencias de violencia doméstica e impide que el organismo produzca vitamina D debido a que la piel no se expone a la luz solar.

“Somos solidarios con las mujeres de todo el mundo que se rebelan contra la imposición del nicab y el burka”.

El partido de Paul Nuttall también está presionando para que se prohíba el uso del nicab en público, afirmando que los velos que cubren el rostro son “símbolos deshumanizantes de la segregación y la opresión”, lo cual implica un riesgo para la seguridad.

En una ocasión anterior, el líder de UKIP negó que esta política fuera un ataque contra los musulmanes. El partido lo apoyó argumentando que la propuesta es necesaria ya que “ocultar la identidad no es un derecho humano”.

El manifiesto agregó: “Si existe algo que limite la libertad, es el nicab, ya que impide que las mujeres sean percibidas como individuos por derecho propio”.

“Queremos darles oportunidades a todas las mujeres para que se integren plenamente a la vida y el trabajo”.

El Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) afirma que la vitamina D es esencial para la salud de los huesos, los dientes y los músculos.

Fuente: Alerta Digital

Imán de Quebec explica que “incluso cuando las mujeres están en lo cierto, todavía están equivocadas”

El islam personifica la misoginia en su mejor momento … aún no hay una palabra de condena para las famosas feminazis de corazón sangrante.

Pincha en el siguiente enlace para ver el video:

https://vid.me/e/B4Fc?stats=1

h / t  VladTepesBlog

Paris: Les das acogida a estos supuestos refugiados musulmanes y ellos te montan zonas No Go contra las mujeres en tu propia ciudad.

Protestar por la 'zona de exclusión para las mujeres' en París barrio de inmigrantes
Foto por The Local
Las mujeres se tomaron las calles de una de las zonas más pobres de París el viernes para protestar por lo que dicen se ha convertido en una “zona de exclusión” montada por todos los hombres musulmanes provenientes de países árabes y del norte de África, donde cualquier mujer que se atreva a aventurarse por sí sola es objeto de acoso sexual severa o peor .

El distrito, cuyas calles están invadidas generalmente con grandes grupos de hombres jóvenes de origen musulmán africano y árabe, se encuentra alrededor de la estación del metro de La Chapelle en la frontera de los distritos 10 y 18 en el noreste de la capital francesa.

Una mujer de 80 años de edad del distrito afirmó que fue agredida sexualmente caminando a casa una noche (foto de archivo del centro de París)

La información actual sobre la supuesta zona de exclusión contra las mujeres ha ido haciendo eco de una controversia  ampliamente reportada por los franceses y algunos extranjeros ante la prensa a finales del año pasado, cuando una barra en el suburbio parisino de Sevran fue señalada de ser uno de los muchos lugares públicos en la zona en donde a las mujeres se les prohibió de manera efectiva el libre transitar .

Ahora el tema se ha movido casi al centro de la ciudad.

La manifestación del viernes, organizada por SOS La Chapelle, un grupo de residentes locales y propietarios de tiendas, con el objetivo de resaltar la creciente preocupación por el acoso contra las mujeres alrededor de la estación del metro y a lo largo de la calle Pajol y otras calles en el distrito que están dominadas por los hombres negros musulmanes.

“Los problemas en la zona son reales. Es un ambiente muy caliente y se puede ver a los hombres de raza negra, musulmanes que pelean constantemente en las calles. Las mujeres no se sienten seguras”, informó The Local, Clare Rougy, una de las decenas de mujeres que acudieron a la manifestación.

El distrito con problemas de Chapelle-Pajol, en el este de la capital francesa, se dice que ha vuelto cada vez más peligroso para las mujeres (foto de archivo de los Campos Elíseos de París)

Otra mujer dijo que su hija de 17 años de edad, estaba tan asustada que llamó por su teléfono móvil a su madre en el momento en que llegó a la estación del metro de La Chapelle y permaneció en ella hasta que llegó a salvo a su casa cercana.

El residente local Babette de Rozieres, un candidato para el partido de derecha republicano en las elecciones parlamentarias del próximo mes, dijo en un discurso a los manifestantes que había vivido durante muchos años en lo que había sido durante mucho tiempo un barrio agradable y tranquilo, pero que en los últimos meses se había ido rápidamente cuesta abajo.

Promesas del alcalde de París:

SOS La Chapelle lanzó el viernes por la mañana una petición en change.org exigiendo a las autoridades de París con urgencia hacer algo sobre el crimen de acoso, el tráfico de drogas que azota la zona.

El viernes por la noche, en el momento en el cual la petición había reunido cerca de 2.500 firmas, el Ayuntamiento de París emitió un comunicado diciendo que era consciente del grave problema de acoso allí, incluso si creía que el área es una zona prohibida para las mujeres y se están tomando medidas.

“No vamos a tolerar un área que está siendo víctima de actos de discriminación contra la mujer”, dijo el alcalde de París, Anne Hidalgo.

“Esto no corresponde con los valores de París ni de la República. Deseo informar a los residentes locales que estamos enteramente de su lado y que nuestra acción no va a fallar hasta que la situación vuelva a la normalidad “, dijo.

El ayuntamiento dijo que más policías habían sido desplegados en la zona, la cual se encuentra al norte de la terminal de Eurostar, estación del Norte, como una medida temporal mientras que las soluciones a largo plazo se están examinando.

Una joven reportera de El Local al caminar alrededor de la zona el viernes experimentó acoso sexual, cuando un grupo de hombres de raza negra, musulmanes provenientes del norte de África le lanzaron frases obscenas y vulgares. Sin embargo, aunque había muchos grandes grupos de hombres en la Rue Pajol, en el centro de la llamada “zona prohibida”, la atmósfera en el momento era tranquilo y no amenazante.

La barra de 'islámico' en París, que se hizo un escándalo electoral francesa

Al mismo tiempo que SOS La Chapelle organizaba la protesta  contra las zonas No Go contra las mujeres, grupos de izquierda defensores de los inmigrantes musulmanes organizaron una contra protesta para indicar que todo lo que se decía en contra de los acosadores de mujeres era falso.

Fuente: The Local .

El Rey saudí rompe larga tradición islámica de la ley sharía al estrechar las manos de Melania e Ivanka Trump

Cuando Melania Trump puso los pies en suelo saudí, el rey le dio la mano, un gesto que hizo pedazos las tradiciones musulmanas en las que los hombres no saludan con las manos a las mujeres. El rey de 81-años de edad, apareció en el aeropuerto de Riad para recibir a los Trump, y se inclinó hacia adelante mientras le saludaba con su mano derecha.

Inquisitr  El rey no sólo extendió su mano al presidente Trump, sino también a la primera dama. Esta es una nación donde estrechar la mano de una mujer es prácticamente desconocida. Ivanka Trump y su marido también acompañaron a su padre y Melania en este viaje, y la mano del rey se extendió a Ivanka, así como a Melania.

 
“Este musulmán ha quedado contaminado y ya no podrá heredar las 75 ninfas que Mohamed le prometió que heredaría en un paraíso, en el Corán”

La primera dama de EEUU rechazó cubrirse con un velo durante la gira de Donald Trump por Arabia Saudita

Tampoco Ivanka, la hija del presidente, llevó la prenda. En el pasado, el mandatario había cuestionado a Michelle Obama cuando en un viaje similar optó por la misma actitud

Melania Trump optó por no cubrirse la cabeza durante su visita a Arabia Saudita (Saudi Press Agency)

A pesar de los comentarios realizados por Donald Trump en el pasado sobre este tema, la primera dama estadounidense Melania Trump optó por mantener la cabeza descubierta el sábado en Arabia Saudita, la primera escala de la gira presidencial.

Hace dos años, el entonces empresario Trump criticó a la entonces primera dama Michelle Obama por aparecer con la cabeza descubierta en una visita en enero de 2015 con su esposo.

 
 

“Mucha gente dijo que era maravilloso que la señora Obama se negara a usar pañuelo en Arabia Saudita, pero fue un insulto. Tenemos bastantes enemigos”, tuiteó Trump en ese momento.

Many people are saying it was wonderful that Mrs. Obama refused to wear a scarf in Saudi Arabia, but they were insulted.We have enuf enemies

 

El estricto código de vestimenta del reino obliga a las mujeres a vestir en público un hábito suelto de color negro llamado abaya. La mayoría de las mujeres sauditas también se cubren el pelo y el rostro con el velo llamado niqab.

 

Pero esta obligación no rige para las extranjeras, y la mayoría de las mujeres occidentales no cumplen con esa vestimenta.

La señora Trump vistió saco y pantalón negros con un ancho cinturón dorado, y el viento agitaba pelo castaño oscuro, que le llega hasta los hombros, en el Aeropuerto Internacional Rey Jalid de la capital saudita.

En esto siguió el ejemplo de otras visitantes occidentales como la primera ministra británica Theresa May y la canciller alemana Angela Merkel.

Ivanka Trump tampoco usó velo en Arabia Saudita (Saudi Press Agency)

 
Ivanka Trump tampoco usó velo en Arabia Saudita (Saudi Press Agency)

Ivanka Trump, hija de Trump y miembro de la delegación oficial, tampoco se cubrió la cabeza.

Donald Trump fue recibido el sábado en Arabia Saudita con espléndida pompa real durante su primera visita al extranjero como presidente de Estados Unidos, en lo que fue un elaborado comienzo de un viaje destinado a reforzar las alianzas internacionales, pero que sus asesores esperan pueda reiniciar una narrativa llena de escándalos en su país.

 
La escala de Trump en una entusiasta Riad, la capital saudí, es la primera de un viaje de nueve días y cinco países por el Medio Oriente y Europa. El complejo itinerario llevará a Trump a las capitales de las tres grandes religiones del mundo y lo introducirá en el agotador ritmo de los viajes presidenciales al extranjero.
 
 
El avión presidencial, Air Force One, aterrizó a media mañana en el Aeropuerto Rey Khalid en Riad, donde Trump fue recibido con alfombra roja por el rey Salman y otros altos funcionarios de Arabia Saudita. La gran bienvenida –que contó con banda de música militar y el vuelo de aviones militares– demostró lo tan esperada que era la visita de Trump a este reino de Medio Oriente.
 
“Grandioso estar en Riad, Arabia Saudita”, tuiteó Trump poco después de su llegada. “Esperando la tarde y la noche por delante”.
 
Trump y Salman, de 81 años, fueron vistos en una conversación amistosa dentro de la terminal real poco después de que el mandatario estadounidense aterrizara, y los dos líderes compartieron un largo viaje en auto desde el aeropuerto al centro de Riad, donde se hospeda el presidente.
 
Poco después, la pompa continuó dentro de la Corte Real Saudí, donde Salman entregó a Trump un collar dorado y una medalla, el más alto honor del país. La distinción también fue otorgada a los presidentes Barack Obama y George W. Bush.
 
Después de llegar con una escolta de soldados a caballo, Trump fue recibido en la corte con las notas del himno nacional de Estados Unidos.
 
Junto a Trump en el interior estaba un largo desfile de asesores, incluyendo al secretario de Estado, Rex Tillerson; el asesor de Seguridad Nacional, H. R. McMaster; el secretario de Comercio, Wilbur Ross; el jefe de gabinete, Reince Priebus; el jefe de estrategia, Steve Bannon; los asesores principales Ivanka Trump y Jared Kushner; el secretario de prensa, Sean Spicer, y el exguardaespaldas, Keith Schiller.
 
Sentados entre los asesores estadounidenses estaban los miembros más poderosos del gobierno saudí, incluyendo el príncipe Mohammed bin Salman, el poderoso hijo del rey, quien aboga por reformas mayores en el reino.
 
Está previsto que por la tarde Trump y Salman supervisen la firma de múltiples acuerdos entre compañías de Estados Unidos y Arabia Saudita.
 
También acompaña al presidente de Estados Unidos la primera dama Melania Trump, quien bajó del Air Force One junto a su marido en un mono negro con cinturón dorado. Como otras primeras damas de Estados Unidos en el pasado, la señora Trump no cubrió su cabello como es la costumbre local, y estrechó la mano de Salman al llegar al reino.
 
Cuando las mujeres occidentales visitan Arabia Saudita, suelen evitar cubrirse el cabello. Michelle Obama siguió esa práctica al acompañar a su esposo al funeral del rey Abdullah en 2015. En aquel entonces, Trump emitió duras críticas a la señora Obama, escribiendo en Twitter que ella había “insultado” a los ciudadanos saudíes.
 
El sábado, no obstante, ninguna de las mujeres en la delegación que acompaña a Trump se cubrió el cabello, y parecía haber poca preocupación de los muchos hombres saudíes que les dieron la bienvenida en el aeropuerto.

Fuente: Infobae

Mujeres francesas de origen europeo evitan pisar las calles del distrito este de París para no ser insultadas ni agredidas

CB.- Situación dramática la que ya se vive en amplias zonas de París. Así por ejemplo, las mujeres que viven en el distrito este de la capital gala denuncian que no pueden circular libremente por las calles sin ser insultadas ni acosadas. Cientos de metros cuadrados del distrito oeste han sido acotados para el exclusivo disfrute de los hombres de origen no europeo. Las mujeres francesas parecen haber regresado a la Edad Media. ¿Es ésta la Francia integradora de la que hablaba Emmanuel Macron durante las elecciones?

La corrección política, o mejor dicho el sometimiento del ‘establishment’ al islam, aconseja no hablar de estos asuntos “menores”. ¿Qué importancia tienen unas cuantas miles de damnificadas frente a la histórica transformación poblacional que está teniendo Francia? Sólo unos pocos se atreven a denunciar esta situación: en muchos lugares, por ejemplo, las mujeres francesas ya no entran por miedo a establecimientos como cafeterías o restaurantes, salvo que vayan acompañadas por un varón. De repente, la celebrada República francesa, la de la libertad, igualdad y fraternidad, las ha desposeído no sólo de la ciudadanía sino del más elemental sentido de la dignidad.

El paisaje humano ha transformado la fisonomía de muchas zonas de Francia. Arracimados o en pequeños grupos, vendedores ilegales, “dealeurs”, inmigrantes y delincuentes han tomado las calles del distrito Chapelle-Pajol, que data del del siglo XVIII. Su principal diversión es insultar y acosar a las mujeres europeas que aún se atreven a pisar la calle a plena luz del día. Indignados, algunos franceses de origen que viven en el distrito han decidido alzar la voz. Por respuesta, las ya habituales de “racistas”, “intolerantes” e “islamófobos” procedentes de entidades musulmanas y progresistas. Las feministas, como ya es costumbre ante casos similares, prefieren mirar para otro lado.

Una de las denunciantes, una joven de 22 años, se ha atrevido a poner rostro a estas denuncias. Asegura que no puede salir a la calle vistiendo falda o pantalón corto sin recibir una catarata de insultos. Incluso cuenta que, en una ocasión, las imprecaciones dieron paso a una situación peor aún: un hombre pretendió quemarle el pelo con un cigarro.

“Esto es insoportable. Nos han privado de todos nuestros derechos”, declaró Natalie, que ha vivido en el barrio durante 30 de sus 50 años de vida. Dice que la situación nunca fue tan grave y lamenta el desinterés de las instituciones francesas para poner cambiar una situación que ya parece irreversible. “El ambiente es agónico, hasta el punto de que tenemos que cambiar nuestro itinerario, nuestra forma de vestir. Incluso mucha gente ha renunciado a salir de sus casas”. La descripción nos recuerda una de esas películas protagonizadas por Charles Bronson, en las que suburbios de Nueva York son tomados a sangre y fuego por los criminales. Desgraciadamente, la realidad en Francia empieza a superar la ficción. La propia Natalie cuenta que una anciana de 80 años vive aterrorizada sin atreverse a salir luego de unos jóvenes intentasen violarla en el portal de su edificio.

Aurélie, de 38 años, admite que no reconoce el barrio en el que vivió durante 15 años, concretamente en la calle Perdonnet: “El mero hecho de salir a la calle se ha convertido en un desafío. El país que acuñó el concepto de libertad ciudadana no es capaz de proteger nuestro derecho a circular libremente”. Cuenta que la vida social entre los vecinos franceses transcurre en las casas. “Se reunen para no sentirse tan enclaustrados”. “Hasta si te asomas a la ventana recibes un vendaval de insultos”, subraya.

Laure es otra vecina de avanzada edad que trata de evitar el contacto con la calle. Relata que hace unas semanas, en la plaza de su mismo nombre, quedó atrapada en una pelea entre vendedores ambulantes. Presa del terror comenzó a pedir ayuda. Dos de ellos sacaron sendos cuchillos para amenazarla. “Pensé que había llegado mi última hora”, confiesa.

¿Cómo luchar contra este fenómeno que se extiende como una plaga bíblica por las grandes ciudades francesas? Las mujeres de La Chapelle descartan las denuncias policiales por su poca o nula efectividad. “Sólo nos queda organizarnos y recorrer junto a nuestros familiares masculinos los lugares que por miedo no nos atrevemos a frecuentar solas”, ha sugerido Nadine Mezence, de profesión asistenta social. Cree que estas marchas darían visibilidad al problema en caso de agresiones.

Por su parte, la principal autoridad municipal de Chapelle-Pajol, el socialista Eric Lejoindre, dice reconocer “la complejidad de la situación” aunque pide prudencia. “Es la policía la que debe encargarse de las cuestiones de orden público”.

Relata a continuación que se han llevado a cabo 110 operaciones policiales y que se habrían saldado con el desalojo de decenas de vendedores ambulantes y la detención de 884 personas. Pese a los triunfales datos, Lejoindre reconoce que la zona ya no volverá a recuperar los niveles de seguridad que tenía antes de que la inmigración terminara por cambiarlo todo. Por cambiar han cambiado hasta la plaza Luisa de Marillac, hasta no hace mucho un lugar de juego para los niños. Hoy ha sido tomado por los traficantes. Los pequeños también tienen que parapetarse dentro de sus casas. Alguien debería explicarles por qué. Pero sobre todo, señalarles a los responsables.

Fuente: Alerta Digital

Discriminan a una estudiante que constantemente le exigen retirarse su gorra a la entrada de la universidad, mientras que a las estudiantes musulmanas no las obligan a retirarse sus velos islámicos.

Una estudiante de la universidad de Bromley se niega siempre a quitarse su cachucha hasta que las mujeres musulmanas estén obligadas a quitarse sus headbags en la entrada de la universidad por cuestiones de seguridad. Caroline Powell, que vive en los edificios Bromley College, ha dicho en repetidas ocasiones que se quitara la gorra, pero considera que, mientras que a las mujeres musulmanas se les permita llevar sus headbags, esto representará un doble rasero y discrimina a los cristianos y a otras mujeres no musulmanas.

EB diaria  (h / t Christine D) “Todo comenzó en septiembre del año pasado, cuando una mujer me detuvo en la puerta de la universidad y ella me dijo ‘usted tiene que retirarse la gorra de la cabeza para poderla identificar bien’. “Se trata de una pequeña gorra de cuero negro, pero es parte de mi identidad. Ella dijo ‘usted tiene que retirarse la gorra porque esas son las reglas’. “Una mujer musulmana entró detrás de mí y le pregunté a la mujer si no iba a pedirle que se quitara el velo islámico que llevaba encima. ..”

La dirección del Colegio Bromley le explicó a la señorita Powell que la gorra debia ser retirada por razones de seguridad. “Me dijeron que era para que pudieran identificar plenamente a todos los usuarios de la universidad, por lo que no podía ocultar mi rostro. Pero todas estas mujeres musulmanas están caminando con bufandas  que cubren todo su rostro “.

La señorita Powell ha seguido firme en su postura y en los últimos meses las tensiones entre ella y el personal de la universidad han aumentado hasta el punto que teme que será expulsada de la escuela. Ella dijo: “Si una regla se hace para todos, entonces está bien, pero yo no voy a permitir que me traten así cuando a todo el mundo se le permite hacer lo que quieren. Siento que son totalmente dobles estándares “.

Y no es mucho mejor en los EE.UU.

Conservador Tribune  Mientras que realizaba las compras el año pasado en un local de Walmart, un hombre llamado Lee Young se indignó cuando notó que a una empleada musulmana se le permitía usar un hijab, mientras que los gerentes en este mismo Walmart previamente lo habían obligado a él a que dejara de portar dentro del almacén un sombrero de veterano de guerra, que al parecer contenía impresiones con orgullo declarando su condición de ex soldado estadounidense .

“Así que uno de los nuestros que expuso su vida lejos para proteger nuestras libertades y y nuestro país, no puede usar su sencillo sombrero viejo, pero esta mujer puede llevar un pañuelo en la cabeza proclamando su amor por la cultura musulmana y su dedicación a un falso Dios !?” Young escribió en Facebook. Y añadió:”Bésame el culo Walmart !!!!”