Verano infernal de agresiones sexuales en Suecia por parte de supuestos “solicitantes de asilo” musulmanes

Imágenes de un festival de música celebrado en Malmö en verano de 2015... A la izquierda, cuatro jóvenes rodean y asaltan sexualmente a una joven. A la derecha, la Policía arresta a un sospechoso mientras, en segundo plano, víctimas del asalto sexual lloran. El fotógrafo reportó que las jóvenes suecas fueron sexualmente asaltadas por grupos de hombres jóvenes "de orígenes foráneos".

Por: Ingrid Carlqvist

Tras los ataques de Nochevieja en Colonia (Alemania), se conoció la noticia en Suecia de que se había producido un gran número de agresiones sexuales contra chicas y mujeres en el festival de música “We Are Sthlm” [abreviatura de Estocolmo] en 2014 y 2015, pero que fueron ocultadas por la policía y los medios. El jefe de la policía nacional, Dan Eliasson, inició inmediatamente una investigación para determinar la magnitud del problema.

Los resultados se presentaron en mayo, en un informe titulado: “Situación actual en relación con las agresiones sexuales y propuestas de acción”, y las conclusiones son escalofriantes. Casi todos los agresores que atacaron en grupo y que fueron capturados eran ciudadanos de Afganistán, Eritrea y Somalia, tres de los cuatro grupos de inmigrantes más numerosos en Suecia, y que entran en la categoría de “niños refugiados sin acompañante”.

El Departamento de Operaciones Nacionales de la Policía empezaba su informe repasando todas las agresiones sexuales en festivales de música, carnavales o celebraciones de Nochevieja que han sido denunciadas a la policía:

“Las denuncias presentadas en 2015 y 2016 demuestran que las jóvenes de 14 y 15 años son las más vulnerables. Los ataques se han percibido de forma distinta, en función del modus operandi [del agresor], pero la información facilitada en las denuncias demuestra claramente que varias de las jóvenes atacadas estaban comprensiblemente devastadas y muy “inestables después de que se produjera el incidente”. Especialmente llamativos y alarmantes son los ataques perpetrados por grupos, donde la víctima no sólo es retenida y “manoseada”, sino que los atacantes también intentaron arrancarle la ropa”. […]

La mayoría de los ataques fueron perpetrados por individuos solos. En la mayoría de los casos, el ataque se producía en lugares muy concurridos y por la espalda; el agresor metía las manos por los pantalones, la blusa o sudadera de la víctima y trataba de besarla y sujetarla. A causa de la lucha para liberarse o porque el ataque se había producido por detrás, muchas veces era difícil obtener una buena descripción física del sospechoso para lograr después una identificación positiva. En muchos casos, las víctimas se encontraban entre el público delante de un escenario, intentando abrirse paso entre la gente para llegar adonde estaban sus amigos, o de pie con algún amigo o grupo de amigos cuando fueron atacadas.

Al menos diez casos fueron clasificados como la llamada taharrush gamea [“acoso colectivo” en árabe], donde grupos de hombres eligen a una víctima y la atacan todos juntos. El informe cita a Senni Jyrkiäinen, investigadora en la Universidad de Helsinki, que estudia las relaciones de género en Egipto: “Taharrush es la palabra árabe para referirse al acoso”. Si se le añade “el-ginsy” (o sólo “ginsy”) significa “acoso sexual”, y la palabra gamea significa “grupo”.

El informe de la policía describe así el fenómeno: “En al menos diez casos, una chica sola, a veces acompañada de otras personas de entre 14 y 16 años, y a veces de entre 25 y 30, era rodeada por varios hombres (5 o 6, y a veces más). En estos casos, algunos de los hombres sujetaban a la chica, mientras otros le tocaban los pechos y el cuerpo, y en uno de los casos algunos de los hombres fotografiaban el ataque. En otros casos, los agresores le desabrochaban los pantalones a la víctima y trataban –a veces con éxito– de bajárselos antes de que fuese socorrida. También hubo casos donde varias chicas de un mismo grupo eran atacadas al mismo tiempo por una numerosa pandilla”. […]

Se ha identificado a pocos sospechosos. Los que han sido identificados son ciudadanos de Afganistán, Eritrea y Somalia. Se cerraron todas las investigaciones sobre casos en Estocolmo y Kalmar de 2014 y 2015 por falta de pruebas o problemas para identificar a los sospechosos.

La policía cita algunas de las denuncias presentadas:

-Una chica de 16 años fue atacada por un numeroso grupo de hombres descritos como “de origen extranjero y que hablaban un mal sueco”, que trataron de arrancarle la ropa. Algunos de los atacantes fotografiaron el incidente. La chica estaba volviendo a casa de una fiesta con su novio cuando fue atacada. El novio presenció el incidente.

-Dos chicas fueron atacadas por una banda de entre 10 y 20 hombres de “origen africano”, con edades entre los 15 y 20 años.

-Un ataque contra una joven en un parque pasó del acoso sexual a la violación en toda regla a manos de un grupo de hombres. Los hombres y la joven habían acudido a la misma fiesta, y los atacantes la siguieron cuando se marchó.

-Una muchacha de 12 años fue atacada, y dio la siguiente descripción de los atacantes: “Cuatro hombres, de entre 20 y 25 años, que parecían árabes y hablaban entre ellos en una lengua extranjera, posiblemente árabe”. Un joven que pasaba por ahí intervino y recibió una paliza.

-Una joven declaró que cuando se metió entre unos arbustos para orinar, fue agredida sexualmente por doce atacantes. Los sospechosos también le robaron la cartera a la víctima. “La agresión sexual consistió en que una serie de asaltantes agarraban las nalgas de la víctima, entre otras cosas”.

-Una chica de 17 años salía de un centro comercial y fue seguida y detenida por tres “tipos africanos” que la atacaron agarrándole las nalgas con tanta fuerza que le desgarraron los pantalones.

-A una chica de 13 años que va a clases de educación especial se le acercaron “4 o 5 extranjeros” que hablaban sueco con acento. La agarraron todos a la vez “en sitios que le desagradaban, como las nalgas y los pechos”.

-Cuando una chica estaba esperando el tren, fue rodeada por seis jóvenes de entre 15 y 17 años, de “origen extranjero”. Empezaron a pincharla y a decirle obscenidades, y la amenazaron en sueco. Cuando llegó el tren, siguieron atacándola.

-Una joven se encontró con un grupo de unos diez hombres de entre 18 y 20 años. Cuatro de ellos le agarraron el jersey y la sujetaron por el brazo, mientras otros tres le tocaban el cuerpo y los pechos. Gritó para pedir auxilio y trató de resistirse, pidiéndoles que pararan, en vano. Al final logró liberarse.

-Una chica fue acosada con palabras obscenas en un tren por un grupo de nueve hombres, de alrededor de 25 años, que trataron de obstaculizarle el paso al bajarse del tren. Ninguno de ellos hablaba sueco, dijo la víctima en su denuncia. “Es posible que fuesen de Afganistán”.

-Una joven fue rodeada en un tren por ocho hombres que habían subido a la vez que ella. Dos de los hombres empezaron a tocarle los muslos y a manosear sus partes íntimas. La chica logró sacar un espray de pimienta y los atacantes se alejaron. Todos eran mayores de 25 años y de origen extranjero.

En lo que respecta a las agresiones sexuales en las piscinas públicas, el informe afirma que se reportaron 123 incidentes de este tipo en 2015. El 86 % de los sospechosos eran menores de 20 años; la mayoría tenía 15 o 16 años.

En el 80 % de los casos reportados de las piscinas públicas, los perpetradores declaraban o se averiguaba que eran de origen extranjero. La mayoría no tenía número de la seguridad social sueca, y las denuncias afirmaban que pertenecían a grupos de jóvenes que habían solicitado asilo.

Los claros y alarmantes datos presentados por el informe de la policía no han tenido el menor impacto en el debate público sueco. Las feministas siguen hablando de “hombres” que cometen agresiones sexuales. Por ejemplo, en enero, Karen Austin, exdirectora de un grupo de trabajo del Gobierno sobre los hombres jóvenes y la violencia, escribió un artículo en la web de debates de la televisión pública sueca sobre por qué la cultura y la religión (casi) no tienen relevancia en lo que concierne a las agresiones sexuales.

“¿Es que los hombres suecos tienen un conjunto de cromosomas mejor que el del resto de hombres del mundo?”, se preguntaba retóricamente.

Barbro Sörman, presidenta del Partido de la Izquierda en Estocolmo, escribió en Twitter a principios de julio que en realidad es peor que violen los hombres suecos que los extranjeros:

Los hombres suecos que violan lo hacen a pesar de haber crecido en la igualdad de género. Eligen de manera activa. Eso es peor, en mi opinión.

Sörman se arrepintió después de su tuit, pero mantuvo que los suecos deben ser escudriñados de la misma manera:

Hay que ver qué hace elegir no ser igual y cometer agresiones en nuestra sociedad, a pesar de que seamos iguales.

Después de que el comisario nacional de la policía, Dan Eliasson, leyera el informe que había encargado, el 28 de junio presentó una “solución” que hizo resoplar a los suecos: un brazalete con las palabras “No manosees” impresas en ellos. Eliasson explicó así la iniciativa: “La policía se toma muy en serio las agresiones sexuales, especialmente cuando hay jóvenes afectadas. Estas agresiones son por supuesto extremadamente repudiables, y toda la sociedad tiene que trabajar contra ellas. [Con los brazaletes] podemos poner el foco en este asunto y animar a las afectadas a denunciar el delito”.

Pocos días después, resultó que muchos de los agresores que habían agredido sexualmente a las mujeres en el festival de música “Putte i Parken” en Karlstad llevaban el brazalete de “No manosees”. Lo mismo pasó en el festival Bråvalla. Lisen Andréasson Florman, directora de operaciones de la organización sin ánimo de lucro Nattskiftet (Turno de Noche), tenía a 50 voluntarios patrullando la zona del festival Bråvalla cada noche. Y a pesar de ello, la propia Florman fue agredida. Le dijo a la agencia de noticias sueca TT que había sido rodeada por tres hombres que se comportaron de manera “totalmente repugnante”.

Y los tres llevaban puestos esos brazaletes de “No manosees”. Fue completamente surrealista.

Y así sucesivamente. Las agresiones sexuales en los festivales musicales de este verano se han producido sin cesar. Mucha gente quedó por tanto espantada cuando se enteró de que los organizadores del festival de música Trästocksfestivalen en Skellefteå había decidido organizar autobuses gratuitos para los “niños refugiados sin acompañante” de la localidad.

Sin embargo, el director del festival, Nils Andrén, no comprendía en absoluto las críticas contra los autobuses gratuitos, y dijo que el lema del festival es la “accesibilidad”, y que seguramente a los recién llegados les resultaba caro pagarse el autobús hasta el festival. Además de ofrecer autobuses gratuitos, los organizadores también imprimieron carteles anunciando el festival en persa, árabe y tigriña. Decían sentirse “orgullosos de ser el primer festival de música en Suecia que había impulsado un importante aumento de migrantes recién llegados entre su público”.

Cuando terminó el festival Trästocksfestivalen, la policía contó doce agresiones sexuales denunciadas.

La policía concluía el informe sugiriendo varias medidas para prevenir e investigar las agresiones sexuales relacionadas con jóvenes en eventos públicos. Las sugerencias se presentan con grandes trazos:

-Trabajo preventivo mediante la prevención situacional del delito.
-Construir una base sólida de cooperación entre los ayuntamientos y los organizadores.
-Implementar un modelo de cooperación periódica vinculada a la delegación de las acciones y la responsabilidad.
-Medidas directas a partir del análisis de las causas.
-Establecer “centros de contacto conjuntos” durante los eventos públicos.
-Hacer un análisis correcto de la situación a tiempo.
-Dar los primeros pasos para llevar a los responsables ante la justicia situando a investigadores sobre el terreno.
-Investigación jurídica para determinar si los nuevos modus operandi delictivos constituyen un agravante.

Los investigadores no sugieren en ninguna parte del informe que los políticos deban tomar medidas para asegurar que Suecia acepte a menos solicitantes de asilo de los países donde la taharrush gamea es habitual. Al parecer, las chicas y mujeres suecas deberían aprender a vivir con manoseos y violaciones, o desaparecer del espacio público directamente. Lo último va muy en la línea de lo prescrito por la ley islámica de la sharia.

Fuente: Alerta Digital

Arabia Saudita: Mujer de 21 años y doble nacionalidad Saudí-británica, ha sido encerrada en una jaula por su padre musulmán, por besar a un joven norteamericano.

Una mujer que tiene 21 años de edad, Amina al-Jeffery, que tiene la doble nacionalidad británica y Árabe  Saudí, nació y creció en Gales, pero dejó el Reino Unido para vivir en Arabia Saudita a la edad de 16. Ella supuestamente ha sido enjaulada por su padre después de que ella fue vista besando a un joven en público, y afirma que su padre la está matando de hambre. Los diplomáticos dijeron haber ignorado su caso por temor a ser tildados de racistas

'Prisionero': Reino Unido ciudadana Amina Al-Jeffery en casa de su padre en Arabia Saudita, en una foto que envió a un amigo - un juez ha dictaminado que está en "peligro" y se debe permitir que salir del país

El temor a ser catalogados como racistas significa que ‘nadie esta dispuesto a ayudar a “una mujer joven ahora que se encuentra’ prisionera ‘por parte de su estricto padre musulmán, según los informes.

El caso se presenta cuando apareció una fotografía de una ciudadana británica llamada Amina Al-Jeffery, de 21 años, junto a una “jaula” donde supuestamente permanece encerrada en la casa de su padre en Arabia Saudí.

Temiendo por su seguridad, los abogados han llevado su caso ante el Tribunal Supremo, denunciando que el hombre de 62 años de edad, el académico Mohammed Al-Jeffery le impide salir de la casa, después de que fue detenida por ‘besar a un muchacho’.

La señorita Al-Jeffery nació y se crió en Swansea, Gales, antes de que su padre la llevara a Oriente Medio a los 16 años porque él desaprobó sus ‘relaciones y conducta’.

'Prisionero': Reino Unido ciudadana Amina Al-Jeffery en casa de su padre en Arabia Saudita, en una foto que envió a un amigo - un juez ha dictaminado que está en "peligro" y se debe permitir que salir del país

La ciudadana del Reino Unido Amina Al-Jeffery en casa de su padre en Arabia Saudita, en una foto que le envió a un amigo

Pero un amigo de la escuela Robyn Lewis, a quien la señorita Al-Jeffery le envió la imagen de sí misma frente a las puertas cerradas de una jaula de acero, dijo que podía, y debía haber sido protegida y que se ignoraron sus peticiones de ayuda.

Escribiendo en Facebook, el agente de bienes del Sur de Wales dijo: “Durante años he estado dentro y fuera en contacto con Amina, mientras que ella ha estado en Arabia, sabiendo lo que había estado pasando.

“Cada vez que he hablado con ella, había estado pidiendo ayuda.

“Durante los últimos 4/5 años no puedo hacer suficiente hincapié en la cantidad de veces que he estado enviado correos electrónicos / telefoneando a parlamentarios, organizaciones benéficas locales de derechos humanos y la embajada británica en Arabia sin respuestas y nadie estuvo dispuesto a ayudar.”

Lewis dijo que la Policía del Sur de Gales dijo que su amiga había sido “tomada en contra de su voluntad”. Añadió que la señorita Al-Jeffery había discutido sus temores con el personal escolar.

“No estoy culpando a nadie más que a su padre y hermanos mayores por permitir que esto suceda, pero quiero que la gente sepa que muchas personas podrían haber hecho más para evitar esto”, escribió Lewis.

Motivo: Los amigos dijeron que han estado tratando de conseguir que las autoridades de derechos humanos para investigar el caso de la señorita Al-Jeffery (en la foto) para los «cuatro o cinco años

Algunos amigos dijeron que han estado tratando de conseguir que las autoridades de derechos humanos investiguen el caso de la señorita Al-Jeffery (en la foto) por «cuatro o cinco años

‘¿Por qué no hicieron algo antes para protegerla? … Creo que las personas tenían demasiado miedo de involucrarse con casos como este en los que participan las familias musulmanas porque podrían ser catalogados como racistas.

“Aún queda mucho por hacer para proteger a las mujeres jóvenes musulmanas británicas. Si el personal de la escuela y la policía hubiesen actuado como debían tal vez esto no habría ocurrido ‘.

El abogado de la señorita Al-Jeffery, Henry Setright QC, dijo al Tribunal Supremo la semana pasada que su padre creía que era “una persona que tenía la obligación de controlarla, incluyendo su libertad de movimiento”.

La corte escuchó a la joven de 21 años de edad, que fue detenida fuera de una universidad de Arabia Saudita por besar y abrazar a un estudiante estadounidense que más tarde se vio obligado a abandonar el país.

Desde entonces, se ha quejado de haber sido golpeada, la han puesto a pasar hambre y ha sido encerrada por su padre en su apartamento en la ciudad de Jeddah, en la costa del Mar Rojo, cerca de La Meca.

El tribunal fue informado de una “barrera o una partición que ‘había sido acondicionada en la propiedad, algo que la señorita Al-Jeffery había comparado con una” jaula “.

Marcus Scott-Manderson, de control de calidad, que representa al padre de nueve hijos, el Sr. Al-Jeffery, dijo que el académico “no podía decidirse ‘a obedecer la orden del tribunal para asistir al consulado.

El abogado también dijo que el Sr. Al-Jeffery no discute demandas hechas contra él.

En una carta escrita a principios de este año, el padre había dicho: “En cuanto a regresar a Amina de vuelta al Reino Unido, no estoy dispuesto a hacerlo, porque me temo que va a volver a su antiguo estilo de vida destructivo.

“Como su padre, temo por su salud y seguridad, y sólo quiero lo mejor para Amina, de modo que pueda concentrarse en su educación”.

Se espera que el juez Holman, conociendo la causa de la división del Tribunal Supremo de la familia, emita un fallo el miércoles.

La señorita Al-Jeffery, en la foto en una foto de la escuela, nació y se crió en Swansea hasta que su padre la llevó a Oriente Medio cuando tenía 16. Ahora debe regresar el 11 de septiembre

La señorita Al-Jeffery, en una foto de la escuela, nació y se crió en Swansea hasta que su padre la llevó a Oriente Medio cuando tenía 16 años

Dijo que podría tener la facultad de ordenar al Sr. Al-Jeffery para facilitar el regreso de su hija al Reino Unido, pero podría tener dificultades para hacer cumplir esa orden.

El juez también advirtió que la jurisdicción de los tribunales británicos no tienen claro si la señorita Al-Jeffery es ahora una mujer adulta con doble nacionalidad, saudí y Reino Unido, y agregó: “Tenemos que tener cuidado con la afirmación de la supremacía de nuestros estándares culturales.

La policía del Sur de Gales fue contactada por un comentario de ayer. Cuando la señorita Lewis fue contactada por el Daily Mail, pero se negó a hacer comentarios.

 

Afganistán: Indignación por la venta de una niña de 6 años de edad a un mullah, a cambio de una cabra.

Hace unos 40 días Gharibgol se vio obligada a casarse con el mulá de Obeh, el pueblo donde vive con su familia. Ella fue vendida por su padre a cambio de una cabra, una bolsa de arroz, té, azúcar y unos pocos litros de aceite de cocina.

La niña de seis años de edad (centro) fue obligada a casarse con un hombre de 55 años de edad, después de que su padre la vendió supuestamente a cambio de una cabra en Afganistán

La niña de seis años de edad (centro) fue obligada a casarse con un hombre de 55 años de edad, después de que su padre la vendió supuestamente a cambio de una cabra en Afganistán

Observadores  (h / t Terry D) Después de su matrimonio, su marido la llevó a Firozkoh, en la provincia de Ghor, para quedarse en casa de un pariente lejano. Este pariente pensó que Gharibgol era la hija del mullah. Pero entonces el anfitrión se dio cuenta de que el mullah estaba desnudando a la niña por la noches. [Nota del editor: De acuerdo con las pruebas realizadas posteriormente por el hospital Ghor, no hubo una relación sexual.]

El hombre le preguntó al mulá: ella no es tu hija? El mulá respondió: no, ella es mi mujer; su padre me la dio a mí. El anfitrión le informó a un amigo, quien llamó a la oficina de derechos de las mujeres locales de la provincia de Ghor. La oficina llamó a la policía.

Imágenes muestran a la detención del padre (en la foto), con las mujeres locales y golpear amonestándole

Las imágenes muestran la detención del padre (en la foto), mientras las mujeres locales intentan golpearlo

Al día siguiente, el 31 de julio, la policía detuvo al Mullah, y luego fueron a arrestar al padre de Gharibgol en su pueblo. Pero antes de que se lo llevaran, las mujeres locales lo atacaron y lo golpearon. Él trató de defenderse diciendo que el mulláh había prometido que no iba a dormir con su hija hasta que ella tuviera 18 años.

Gharibgol ahora está viviendo con su madre en una casa de seguridad en Firozkoh. Negineh Khalili, el jefe de la oficina de derechos de la mujer para la provincia de Ghor, me dijo que hará todo lo posible para asegurarse de que su padre pierda sus derechos de paternidad y que a Gharibgol se le conceda el divorcio.

 

Este es sólo uno de tantos actos de violencia contra las niñas en Afganistán. La mayoría no salen a la luz pública. Sin embargo, ha habido algunos casos que conmocionaron a la nación últimamente: uno de ellos fue el caso de Zahra, una niña que fue obligada a casarse a la edad de ocho años. A los 18 años, el mes pasado, fue quemada hasta la muerte después de que la familia de su marido tuvo una disputa con sus padres.

Luego sucedió el caso de  Rokhshana,  de 19 años, quien fue lapidada (abajo) el año pasado. Se había casado cuando ella era menor de edad y fue acusada de tener relaciones sexuales con un chico de su misma edad. Un video de su lapidación se volvió viral en todo el mundo.

_86490551_86489148

Boxeador marroquí es arrestado después de intentar violar a dos camareras en la Villa Olímpica en Brasil.

Hassan Saada, de 22 años, fue detenido por la policía esta mañana por acusaciones de que intentó asaltar sexualmente a dos mujeres en el alojamiento de los atletas en Barra de Tijuca y no se le permitirá competir.

36E80E6E00000578-3725478-imagen-a-37_1470405492923

Reino Unido Daily Mail   Saada, un boxeador de peso semipesado, fue llevado a una estación de policía cerca del estadio olímpico, donde fue despojado de su condición de competidor olímpico. El detective de la Policía Caroline Salomón Recreio confirmó que el atleta ha sido despojado de sus credenciales.

Será trasladado esta tarde a un centro de detención provisional en el distrito Polinter de  Río de Janeiro,  donde será interrogado formalmente sobre las acusaciones. La Jueza de instrucción, Larissa Nunes Saly, ha dictaminado que el atleta estará bajo custodia durante 15 días mientras la policía investiga las acusaciones contra él.

Ambas mujeres estaban ‘asustadas y enojadas “, dijo Solomon.

Ella dijo que la sanción, si es condenado, será de entre seis y 10 años de prisión. 

La policía dice que él invitó a una de las mujeres para posar para una autofoto con él y le preguntó si tenía un perfil en las redes sociales.

Luego empujó a la mujer contra la pared y trató de besarla, se afirma.

También está acusado de agredir sexualmente a una segunda mujer al tentar sus pechos e hizo gestos sexualmente gráficos hacia la dama y le ofreció dinero para llevar a cabo un acto sexual con él.

A los 22 años de edad, atleta pierda de competir en los juegos siguientes alegaciones de que agredir sexualmente a dos empleadas domésticas brasileñas en la Villa Olímpica

La juez Nunes Saly ha contactado formalmente al embajador de Marruecos sobre las acusaciones.

Ella le dijo al diario O Globo: “Ha sido necesario detener a Hassan Saada para investigar las acusaciones contra él. Si él siguiera en libertad habría un riesgo de que pudiera interferir con testigos. Y hay un riesgo de que Hassan Saada podría reincidir ‘. 

El juez dijo que las leyes brasileñas se aplican a todos – los brasileños y visitantes. Todo el mundo debe obedecer la ley.

Saada fue llevado a una estación de policía cerca del estadio olímpico, donde fue despojado de su condición de competidor olímpico

La estación de policía a donde fue llevado el musulmán agresor.

Los investigadores policiales se han apoderado de algunos de los bienes personales de Saada para ayudar a su investigación.

El boxeador había sido programado para pelear en su primera pelea el sábado 6 de agosto contra un competidor turco Mehmet Nadaradade Unal.

Saada y otros dos competidores marroquíes habían amenazado con no venir a los Juegos Olímpicos de Río de 2016 como parte de un intento de obtener un premio más grande de pago, según el diario marroquí Le Matin. 

 

Video: Mujer musulmana siria, prende su burka en fuego después de que su ciudad natal fue liberada de la garras de ISIS.

La agencia de noticias kurda de Siria ANHA ha publicado un video que muestra a una mujer musulmana identificada como “Um-Sahar desde Sham” quemando públicamente su burka en Manbij, Siria después de que la ciudad fue liberada del llamado Estado Islámico. La ciudad fue arrancada de las garras de la organización terrorista el pasado fin de semana después de caer en manos de ISIS en enero del año 2014.

Según la agencia Reuters:

[Fuerzas Democráticas Siria] (SDF), que incluye la poderosa milicia kurda YPG y combatientes árabes, pusieron en marcha la campaña desde hace casi dos meses, con el respaldo de las fuerzas especiales de Estados Unidos para derrotar al Estado islámico en su último tramo de la frontera sirio-turca.

El video fue compartido en Reddit un sitio sirio para la  Guerra Civil, donde Cooling Oreos ha proporcionado una traducción aproximada de lo que la mujer dijo cuando ha quemando su burka:

Señora de negro: Dónde está el encendedor? maldita sea esta estúpida invención, que nos hacen llevar encima. somos seres humanos, tenemos nuestra libertad, mira lo que nos hicieron. (la gente en el fondo celebraba y aplaudía)
Muchacho: este es el destino de ISIS? (mientras el burka se prende en llamas)
Señora de negro: espero que sea aún peor para ellos (respondiendo al chico)
Señora de rojo: Que Dios los queme en el infierno así como ellos intentaron quemarnos a nosotros, y se lleve con ellos a los sionistas también. (ey ey, cálmate)
Señora en negro: la esperanza de que ellos se conviertan, es más negro que esto.
Muchacho: ¿qué hicieron contra usted? 
Señora d rojo: hicieron de todo, se llevaron la comida, prohibieron la televisión, prohibieron las verduras, se llevaron toda la carne / carne de res, tomaron todo el pan, hemos estado viviendo en el hambre, nos llamaron falsos, ya que solíamos vestir de negro (burka) y nos llamaron judios sucios, se llevaron a nuestros hombres y los mataron, atraparon a nuestra gente en las cárceles, los queremos, queremos traerlos de vuelta. soy Um-Sahar de Sham.

La policía religiosa de ISIS, conocida como ” hisbah ,” hace cumplir estrictamente el código de vestimenta en los territorios que ocupan. Una burka que cubre un cuerpo completo, cubierta de negro para las mujeres, a las que sólo se les permite mostrar los ojos. En el video, Um-Sahar lleva un hiyab.

Mujer musulmana es expulsada de una tienda “Family Dollar”, por llevar puesto un velo islámico que le cubría la mayor parte de su rostro

Una mujer musulmana de Indiana que usaba un velo islámico que le cubría casi todo su rostro, dice que fue expulsada de una tienda ‘Family Dollar’ por un empleado de la tienda.

MUSULMÁN + Mujer + PATEADA + OUT

NBC  El incidente fue grabado en vídeo del teléfono celular el lunes por la tarde cuando Sarah Muzdaher Safi trató de comprar carbón para una barbacoa familiar, según informa NBC Chicago .

“¿Me está diciendo que tengo que salir de su tienda,” Safi le pregunta al empleado en el video. “Si señora,” el empleado responde. “Si no se puede quitar eso de la cara, voy a necesitar que salga de la tienda.”

La mujer musulmana explicó que las prendas son de naturaleza religiosa. El empleado respondió diciendo: “Entiendo, pero hay que entender que esto es una zona de alta criminalidad, y necesito que se retire ese velo de su rostro para poder ver con quién estoy tratando, o de lo contrario tiene usted que retirarse de la tienda.”

Aquí está el vídeo del incidente grabado con el teléfono celular:

Suecia: Migrante musulmán dice: “no me gusta Suecia, sólo estoy aquí para tirarme a las mujeres suecas y gastar su dinero del bienestar social”

hqdefault2La víctima de un hombre que presuntamente ha acosado sexualmente a cuatro mujeres, ha dicho a un periódico local, que el migrante musulmán les dijo que él odia a Suecia y sólo está allí para que él pueda “tirarse a las chicas suecas y gastar su dinero.” Y que él habla en nombre de la mayoría de los hombres musulmanes que viven en Suecia.

900x450_uploads20160723a2c6d1f086

Breitbart  (h / t de Emma)   En una céntrica plaza de Vimmerby, en las primeras horas de la mañana del domingo, cuatro mujeres fueron abordadas por un migrante abusador que les lanzaba gritos y que luego se quitó sus pantalones delante de ellas.

El hombre empezó a seguir a las jóvenes y cuando se le pidió que parara, diciéndole que se sentían incómodas con su comportamiento, el hombre de 27 años se puso agresivo.

35557twt3-1

Una de las mujeres  dijo  al  Dagens Vimmerby  que, después de haberse agitado, el migrante entonces comenzó a gritar que él odia a Suecia y les dijo que él sólo estaba en el país para “tirarse a las chicas suecas” y gastar su dinero.

El migrante luego escupió a las mujeres, se desnudó frente a ellas y se puso a orinar en un banco de la plaza. La policía encontró al hombre de 27 años de edad, en una calle poco después y lo  detuvieron en el lugar por exhibicionismo y acoso sexual.

35557twt-top

Más tarde se descubrió que el sospechoso había recibido previamente una orden de expulsión, debido a que su solicitud de asilo fue rechazada como no válida. El hombre ha sido trasladado a la provincia de Skåne, en la que se encuentra bajo custodia en espera para ser expulsado.

Calle Persson, uno de los policías de servicio en Vimmerby esa noche, advirtió sin embargo que los casos criminales contra los migrantes pueden retrasar su expulsión.

CWtYHCVUkAAif2q

Una de las presuntas víctimas dijeron al periódico local acerca de cómo esta mala experiencia las ha afectado. En la misma noche, la mujer de 20 años de edad, también informó a la policía que había sido abusada sexualmente por un hombre extranjero calvo.

La mujer dijo que mientras ella trataba de no pensar acerca de los eventos de esa noche, ahora no quiere volver a salir por la noche sola de nuevo.

t750-6866f336fbceb4a748776464e1255ce5c8d6ee5a