Archivo de la categoría: ISIS

La extinción de los cristianos en el Medio Oriente

La mayoría de las iglesias cristianas en Mosul e Irak fueron profanadas o destruidas por ISIS. En la imagen: el campanario de la Iglesia de San Juan (Mar Yohanna), muy dañado, en la ciudad de Qaraqosh, cerca de Mosul, el 16 de abril de 2017. (Foto de Carl Court / Getty Images)

por Giulio Meotti

Conviértete al islam, paga o muere. Hace cinco años, esa fue la “opción” que el Estado Islámico (ISIS) dio a los cristianos en Mosul, la tercera ciudad más grande de Iraq: abrazar el Islam, someterse a un impuesto religioso o enfrentar la espada. ISIS luego marcó las casas cristianas con la letra árabe ن (N), la primera letra de la palabra árabe “Nasrani” (“Nazareno” o “Cristiano”). Los cristianos a menudo no podían llevarse más que la ropa que llevaban puesta y huir de una ciudad que había sido hogar de cristianos durante 1.700 años .

Hace dos años, ISIS fue derrotado en Mosul y su Califato aplastado. Los extremistas, sin embargo, habían logrado “limpiar” a los cristianos. Antes del surgimiento de ISIS, había más de 15,000 cristianos allí. En julio de 2019, la organización benéfica católica, Ayuda a la Iglesia Necesitada, reveló que solo unos 40 cristianos han regresado. No hace mucho tiempo, Mosul tuvo ” celebraciones navideñas sin cristianos “.

Este genocidio cultural, gracias a la indiferencia de los europeos y muchos cristianos occidentales más preocupados por no parecer “islamofóbicos” que defender a sus propios hermanos, funcionó tristemente. El padre Ragheed Ganni, por ejemplo, un sacerdote católico de Mosul, acababa de celebrar la misa en su iglesia cuando los islamistas lo mataron. En una de sus últimas cartas, Ganni escribió : “Estamos al borde del colapso”. Eso fue en 2007, casi diez años antes de que ISIS erradicara a los cristianos de Mosul. “¿Ha” mirado para otro lado “el mundo mientras los cristianos son asesinados?” Preguntó el Washington Post . Seguro.

Las huellas de un pasado judío perdido también han resurgido en Mosul, donde una comunidad judía también había vivido durante miles de años. Ahora, 2.000 años después, tanto el judaísmo como el cristianismo han sido efectivamente aniquilados allí. ¿Hay que pensar que la vida ha terminado?. El periódico La Vie recolectó el testimonio de un cristiano, Yousef (el nombre ha sido cambiado), que huyó en la noche del 6 de agosto de 2014, justo antes de la llegada del ISIS. “Fue un éxodo real”, dijo Yousef .

“El camino estaba negro de gente, no vi ni el principio ni el final de esta procesión. Había niños llorando, familias arrastrando pequeñas maletas. Los ancianos estaban sobre los hombros de sus hijos. La gente tenía sed, había demasiada calor. Hemos perdido todo lo que hemos construido toda una vida y nadie luchó por nosotros “.

Algunas comunidades, como los pequeños bolsillos cristianos en Mosul, casi seguro se perdieron para siempre “, escribieron dos académicos estadounidenses en Política Exterior .

“Estamos en el precipicio de una catástrofe y, a menos que actuemos pronto, en cuestión de semanas, los pequeños restos de comunidades cristianas en Iraq pueden ser erradicados en su mayoría por el genocidio cometido contra los cristianos en Iraq y Siria”.

Solo en Mosul, 45 iglesias fueron destrozadas o destruidas. Ni una sola se salvó. Hoy solo hay una iglesia abierta en la ciudad. ISIS aparentemente también quería destruir la historia cristiana allí. Apuntaron al monasterio de los santos Behnam y Sarah, fundado en el siglo IV. El monasterio había sobrevivido a la conquista islámica del siglo VII y a las invasiones posteriores, pero en 2017, se destruyeron cruces, se saquearon células y se decapitaron estatuas de la Virgen María . El sacerdote iraquí, Najeeb Michaeel, que salvó 850 manuscritos de manos del Estado Islámico, fue ordenado en enero pasado como el nuevo arzobispo católico caldeo de Mosul.

ISIS, junto con Al Nusra, una rama de al-Qaeda en Siria, siguieron el mismo patrón, cuando sus militantes atacaron la ciudad cristiana de Maaloula. “Tallaron cicatrices en los rostros de los santos, de Cristo, destrozaron las estatuas”, dijo recientemente el padre Toufic Eid a la agencia del Vaticano .

“Los altares, los iconostasios y la pila bautismal fueron echas pedazos. Pero lo que más me sorprendió fue la quema de registros de bautismo. Es como si quisieran borrar nuestra fe”.

En el cementerio de la iglesia de San Jorge en Karamlesh, un pueblo al este de Mosul, Isis desenterró un cuerpo y lo decapitó , aparentemente solo porque era cristiano.

El destino de los cristianos de Mosul es similar al de otros lugares en Iraq. “La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza tiene varias categorías para definir el peligro de extinción que enfrentan varias especies hoy en día”, escribe Benedict Kiely, fundador de Nasarean.org, que ayuda a los cristianos perseguidos de Medio Oriente.

“Utilizando un porcentaje de disminución de la población, las categorías van desde ‘especies vulnerables’ (una disminución del 30-50 por ciento), hasta ‘en peligro crítico’ (80-90 por ciento) y finalmente hasta la extinción. La población cristiana de Iraq se ha reducido. en un 83 por ciento, colocándolo en la categoría de ‘en peligro crítico’ “.

Vergonzosamente, Occidente ha sido y todavía parece ser completamente indiferente al destino de los cristianos del Medio Oriente. Como dijo el arzobispo ortodoxo sirio de Mosul, el metropolitano Nicodemo :

“No creo en estas dos palabras [derechos humanos], no hay derechos humanos. Pero en los países occidentales, hay derechos para los animales. En Australia se ocupan de las ranas … Míranos como ranas a nosotros entonces, ‘ Yo lo aceptaré, solo protégenos para que podamos quedarnos en nuestra tierra.

“Esas personas son las mismas que vinieron aquí hace muchos años. Y las aceptamos. Somos las personas originales en esta tierra. Las aceptamos, les abrimos las puertas y ahora nos empujan a ser minorías en nuestra tierra, luego seremos refugiados en nuestra tierra. Y esto sucederá contigo si no te despiertas “.

“El cristianismo en Iraq, una de las iglesias más antiguas, si no la más antigua del mundo, está peligrosamente cerca de la extinción”, comentó Bashar Warda, arzobispo de Irbil, la capital del Kurdistán iraquí, en Londres en mayo. “Los que nos quedamos debemos estar preparados para enfrentar el martirio”. Warda acusó a los líderes británicos de “corrección política” sobre el tema por temor a ser acusados ​​de “islamofobia”. “¿Continuarás tolerando esta persecución organizada e interminable contra nosotros?” Warda preguntó. “Cuando la próxima ola de violencia comience a golpearnos, ¿alguien en sus campus realizará manifestaciones y llevará letreros que digan ‘Todos somos cristianos?'”

Estos cristianos parecen haber ganado espacio en nuestras pantallas de televisión y periódicos solo a costa de su sangre, su desaparición, su sufrimiento. Su tragedia ilumina nuestro suicidio moral. Como señaló el escritor franco-libanés Amin Maalouf : “Esa es la gran paradoja: uno acusa al Occidente de querer imponer sus valores, pero la verdadera tragedia es su incapacidad para transmitirlos … A veces tenemos la impresión de que los occidentales tienen de una vez por todas el cristianismo apropiado … y que se dicen a sí mismos: Somos los cristianos, y el resto es solo un resto arqueológico destinado a desaparecer. Las amenazas a los pandas causan más emoción “que las amenazas a la extinción de los cristianos en el Medio este.

Giulio Meotti, editor cultural de Il Foglio, es un periodista y autor italiano.

Fuente: Gatestone Institute

Reino Unido: La ley no parece aplicarse a los terroristas de ISIS de la misma manera que se aplica a los británicos que fueron a luchar contra ellos

Renu Begum muestra a los medios en febrero de 2015 una imagen de su hermana Shamima, integrada en las filas del ISIS.

Renu Begum muestra a los medios en febrero de 2015 una imagen de su hermana Shamima, integrada en las filas del ISIS. LAURA LEAN AFP

por Judith Bergman

Occidente ha defraudado sin piedad a las minorías perseguidas en Medio Oriente, al tiempo que muestra una gran preocupación por el bienestar de los terroristas que regresan del ISIS, sus hijos y sus cónyuges. Parece que no ha habido tanta preocupación por las víctimas de los terroristas de ISIS, en particular los cristianos y los yazidíes.

En los Países Bajos, el servicio de inmigración holandés ha estado enviando a los solicitantes de asilo de Yazidi de regreso a los campos de refugiados en el norte de Irak y argumentando que tienen acceso suficiente a alimentos y otras instalaciones, informó recientemente el medio de comunicación holandés Trouw . Por el contrario, en febrero, el ministro de Justicia holandés, Ferdinand Grapperhaus, dijo que los Países Bajos están “estudiando” la opción de tratar de trasladar a las mujeres y niños holandeses que viven en campos de refugiados en Siria a zonas seguras donde puedan regresar a los Países Bajos.

“Lo que estamos investigando es si podemos llevarlos a áreas seguras, con la ayuda de las personas que tienen poder sobre los campamentos”, dijo Grapperhaus. “Luego pueden registrarse en el consulado holandés y podemos llevarlos a los Países Bajos y a los niños a los servicios sociales. Esa es mi principal motivación”. A partir de mayo, los Países Bajos estaban negociando el paso seguro de 10 mujeres y sus hijos, que se habían estado quedando en campos de refugiados en el noreste de Siria. Los Países Bajos, según el medio de noticias holandés AD , quieren asegurarse de que estas mujeres y niños puedan llegar al consulado holandés más cercano en Erbil, Irak, sin ser arrestados, juzgados y condenados a muerte.

Pari Ibrahim, fundadora y directora ejecutiva de la Free Yezidi Foundation (FYF), le dijo al sitio web Kurdistan 24 que está muy preocupada por los yezidíes en Irak. “No creemos que las autoridades europeas de inmigración deberían rechazar los casos de asilo de los Yezidi”, dijo. “Los sobrevivientes de un genocidio tienen necesidades especiales y únicas que deben ser reconocidas”.

Algunos funcionarios en los Países Bajos, evidentemente, parecen pensar lo contrario.

Además, algunos países europeos están actualmente en el proceso de enjuiciar a los ciudadanos que viajaron a Siria e Irak para luchar contra ISIS.

En el Reino Unido, se estima que solo unas pocas docenas de voluntarios británicos lucharon contra ISIS. En comparación, aproximadamente con 850 ciudadanos del Reino Unido que viajaron desde el Reino Unido para unirse a ISIS.

Jim Matthews fue la primera persona procesada por luchar con las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG). El YPG no es un grupo terrorista proscrito en el Reino Unido; sus fuerzas fueron respaldadas por los ataques aéreos militares e internacionales británicos para expulsar al ISIS de sus territorios sirios. Sin embargo, Matthews fue acusado de “asistir a un lugar utilizado para entrenamiento terrorista” por asistir al campo de entrenamiento utilizado para todos los reclutas de YPG. Él dijo a la Independiente“Nosotros [los voluntarios británicos de YPG] salimos porque nuestro gobierno no estaba haciendo lo suficiente. Era un trabajo que tenía que hacerse, teníamos que sacar a Isis de ese territorio”. Evidentemente, también fue “sacudido” para unirse a la lucha contra Isis después de ver una fotografía de un yihadista sosteniendo la cabeza cortada de una mujer en Facebook. “Parecía una de las imágenes individuales más malvadas que he visto en mi vida”, dijo.

Cuando regresó al Reino Unido, fue arrestado y acusado de terrorismo. En febrero de 2019, se retiraron los cargos en su contra, aparentemente por falta de pruebas .

Un segundo ciudadano británico, Aidan James, que luchó con el YPG contra ISIS, fue arrestado y acusado de delitos terroristas en febrero de 2018. James fue acusado de recibir entrenamiento del PKK, antes de luchar contra las unidades kurdas de YPG en Siria. El caso de James, juzgado en abril, no fue concluyente: el jurado no llegó a un veredicto sobre si había cometido delitos terroristas al luchar contra ISIS. Los fiscales dijeron que buscarían un nuevo juicio de su caso .

Otros países europeos también han procesado a combatientes contra ISIS por terrorismo. En Dinamarca, Tommy Mørck se convirtió en la primera persona condenada en virtud de una ley danesa que entró en vigencia en septiembre de 2016, prohibiendo a los ciudadanos daneses viajar a zonas de conflicto en Siria. Mørck luchó con las milicias kurdas contra el Estado Islámico en 2016 y 2017. En junio de 2018, fue sentenciado a seis meses de prisión en Dinamarca. Apeló la sentencia, pero en noviembre de 2018, el Tribunal Superior confirmó el veredicto .

Si bien el gobierno del Reino Unido aparentemente tiene la intención de enjuiciar a quienes han luchado contra ISIS, ¿qué ha estado haciendo con los al menos 425 terroristas del ISIS que regresaron ?

En febrero de 2018, se le preguntó al gobierno del Reino Unido por qué se negaba a revelar cifras sobre el número de yihadistas retornados procesados. En respuesta, el gobierno pareció admitir que “una porción significativa” de los más de 400 combatientes del Estado Islámico que habían regresado a Gran Bretaña en ese momento estaban en libertad y sin castigo. Habían sido considerados “ya no preocupantes para la seguridad nacional”.

Victoria Atkins MP, Subsecretaria de Estado Parlamentaria de Delitos, Salvaguardia y Vulnerabilidad, sin responder cuántos yihadistas que regresaron habían sido procesados, respondió :

“Me han dicho que una proporción significativa de los 850 [ciudadanos británicos que se unieron al ISIS], menos el 15% de los que han sido asesinados en la región, fueron evaluados como si ya no fueran un problema de seguridad nacional … De hecho, la policía y el Servicio de la Fiscalía de la Corona ya han investigado y procesado a un número que ha regresado … Como los miembros honorarios han identificado, dada la naturaleza de este conflicto, no siempre es posible reunir pruebas suficientes para buscar el enjuiciamiento “.

Sin embargo, Ben Wallace, Secretario de Estado de Defensa, ha admitido que solo uno de cada diez terroristas de ISIS que regresaron, alrededor de 40 personas, “han sido procesados ​​con éxito hasta ahora, ya sea por la acción directa que han llevado a cabo en Siria o, posteriormente para volver, vinculado a esa lucha extranjera “.

Cressida Dick, comisionada del Servicio de Policía Metropolitana, también ha declarado que los servicios de seguridad no saben cuántos de los reclutas británicos sobrevivientes de ISIS tienen la intención de regresar, y que la evidencia de un delito penal o terrorista era necesaria para procesar. “El hecho de ir no es un delito”, agregó.

“Algunas personas regresaron de esa área en los primeros días y casi con certeza no habían hecho nada más que ayuda humanitaria. Hablamos con ellos y evaluamos su riesgo … Muchas personas han regresado y simplemente continuaron con vidas pacíficas”.

Del mismo modo, a principios de este año, el entonces Ministro del Interior, Sajid Javid, dijo que todos los que regresaron habían sido investigados y “se ha evaluado que la mayoría representa un riesgo de seguridad bajo o nulo”.

En octubre de 2017, Max Hill, el entonces Revisor Independiente de la Legislación sobre Terrorismo de Gran Bretaña, comentó en una entrevista que los yihadistas que regresan no deberían ser procesados.

“… se nos dice que ya tenemos un número significativo en este país que se haían ido previamente a Irak y Siria. Eso significa que las autoridades los han mirado, los han mirado detenidamente y han decidido que lo hagan”. no justifica el enjuiciamiento y realmente deberíamos mirar hacia la reintegración y alejarnos de cualquier noción de que vamos a perder una generación debido a este viaje … “

Sus comentarios se produjeron pocos días después de que el jefe del MI5, Andrew Parker , “dijera que el país ahora enfrenta una intensa amenaza de extremistas islámicos violentos que estaban ideando complots a un ritmo que no había visto antes en sus 34 años de carrera”.

¿Procesar a unos 400 terroristas de ISIS significa que Gran Bretaña “perderá una generación”? ¿Qué pasa con la pérdida de seguridad que estos terroristas representan para el resto de la sociedad británica?

“[No] es una decisión que MI5 y otros hubieran tomado a la ligera”, dijo Max Hill en su entrevista de 2017.

“Ellos, estoy seguro, habrán mirado intensamente a cada individuo a su regreso. Pero han dejado espacio, y creo que tienen razón para hacerlo, para aquellos que viajaron, está más allá de nuestra experiencia ordinaria, pero que viajaron de una sensación de ingenuidad, posiblemente con un poco de lavado de cerebro en el camino, posiblemente en la mitad de la adolescencia … y que regresan en un estado de total desilusión y tenemos que dejar espacio para que esas personas se desvíen de los tribunales penales. “

Su colega, Richard Barrett, ex director global de lucha contra el terrorismo del MI6, estuvo de acuerdo :

“Bueno, creo que es absolutamente cierto, Max toca un punto muy importante, ¿por qué se fueron y luego por qué volvieron? Y creo que muchos de ellos se unieron a algo, se unieron a algo nuevo, algo que parecía brillante y atractivo, y para satisfacer algunas de las necesidades de sus vidas y probablemente descubrieron que no existían y volvieron muy desilusionados. Entonces, también, es probable que alguien que se une al Estado Islámico, inicialmente, sea alguien que se vaya a entrenar para ser un terrorista doméstico. Me parecen dos motivaciones diferentes “.

¿Matar, torturar, violar y abusar de yazidíes, cristianos y otros por deporte era algo que parecía “brillante y atractivo”?

La ley no parece aplicarse a los terroristas de ISIS de la misma manera que se aplica a los británicos que fueron a luchar contra ellos. La brújula moral del Reino Unido parece estar completamente rota.

Judith Bergman, columnista, abogada y analista política, es miembro distinguido del Instituto Gatestone.

Fuente: Gatestone Institute

Documento de Estados Unidos y Turquía sobre la inminente crisis con un mecanismo de seguridad conjunto.

Turquía ha prometido destruir a los grupos en su mayoría kurdos asociados con los Estados Unidos en el este de Siria.

Drilling Boat

Una bandera nacional turca cuelga en primer plano mientras se ve el buque de perforación ‘Fatih’ frente a la ciudad turística mediterránea de Antalya, Turquía, en octubre. (crédito de la foto: REUTERS)

A fines de julio, Turquía prometió una importante operación militar al este del Éufrates. El área sería devuelta a sus “verdaderos dueños”, como han afirmado los líderes de Turquía durante varios años. El “cáncer” de un “corredor terrorista” sería reemplazado por un “corredor de paz”. Ankara les dijo a los rusos y a los estadounidenses que sus soldados estaban llegando a Siria. 

Entonces no pasó nada. Estados Unidos se apresuró y envió una delegación a Turquía, incluidos diplomáticos, el enviado anti-ISIS, James Jeffrey y comentaristas militares. Mientras que el Secretario de Defensa de los Estados Unidos advirtió a Turquía contra una ofensiva unilateral a principios de agosto, Washington y Ankara intentaron llegar a un acuerdo.

Ankara tiene una forma con las palabras. “Si no se establece la zona segura y continúan las amenazas hacia nuestro país, lanzaremos la operación en el este del Éufrates”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Mevlut Cavusoglu, el 22 de julio. 

“Estamos decididos a destruir el corredor terrorista al este del Éufrates”. , no importa cómo concluyan las negociaciones con los Estados Unidos para establecer una zona segura a lo largo de las fronteras sirias “, dijo el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan , el 27 de julio. El ministro de Relaciones Exteriores continuó diciendo, el 12 de agosto durante las celebraciones de Eid al-Adha, “Turquía no permitirá que Estados Unidos detenga el proceso para la operación al este del Éufrates”. Entonces lo están haciendo con o sin Estados Unidos. Sin embargo, al mismo tiempo, seis estadounidenses vinieron a discutir el “centro de coordinación” con Turquía en Ankara en el Ministerio de Defensa.

Entonces, ¿Qué sucede: Turquía lanzará una operación de todos modos, ya sea que los estadounidenses hagan o no lo que se les dice en Ankara? La Embajada de los Estados Unidos en Turquía dice que tan pronto como sea posible, se llevará a cabo la “implementación rápida” de la idea de zona segura. Eso significa administrar un área del tamaño de Connecticut que se extiende unos 400 km. a lo largo de la frontera y es de 15-30 km de profundidad. ¿Pero qué tan difícil puede ser? 

La política de los Estados Unidos generalmente no hace nada “rápidamente”. Se suponía que Estados Unidos se “retiraría” de Siria en diciembre de 2018, y luego decidió quedarse, más o menos, mientras se retiraba parcialmente, según un informe del 6 de agosto publicado en el Pentágono. Entonces, Estados Unidos se retira y no se retira. Habla de zonas seguras y corredores de paz, y Turquía dice que definitivamente lanzará una operación.

Turquía ha prometido destruir a los grupos en su mayoría kurdos asociados con los Estados Unidos en el este de Siria. Esto incluye las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), que Turquía dice que están vinculadas al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). También involucra al resto de la sopa de letras de los grupos que están todos vinculados en el este de Siria, como las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), un grupo paraguas de fuerzas de seguridad y los niveles políticos del Partido de la Unión Democrática (PYD) y el Consejo Democrático Sirio. Para Ankara, todos son lo mismo, y deben eliminarse de la frontera. Ankara dice que estos grupos han confiado en las “fuerzas extranjeras” y que “mañana se encontrarán en la tumba”.

Este es el mismo idioma que los líderes turcos usaron en diciembre de 2015 cuando dijeron que el PKK en Turquía “será enterrado en trincheras que han cavado”. Esto fue durante las batallas contra el partido dentro de las fronteras de Turquía. “Siempre estamos explotando los cerebros de los terroristas. Los estamos enterrando en la trinchera que cavaron y continuaremos haciéndolo ”, dijo Erdogan en diciembre de 2018 en un mitin político, según Hurriyet News en Turquía. La retórica no ha cambiado en gran medida, ya que Turquía ha insistido en que devolverá el este de Siria a sus “verdaderos dueños” como lo hizo en una operación en el área mayormente kurda de Afrin en enero de 2018.

En general, Estados Unidos hace caso omiso de la retórica, descartándola como un mero nacionalismo o campaña electoral. A pesar de que las declaraciones no cambian y Ankara tiende a decir lo mismo año tras año, existe la creencia de que todo se puede ocultar a través de algunos acuerdos que empujan la crisis unos pocos meses hacia el futuro. “Patear la lata en el camino” es la política real. Está relacionado con otras crisis a fuego lento con Turquía, como el acuerdo S-400, donde Turquía compró los sistemas de defensa aérea rusos, así como los Estados Unidos que intentan sacar a Ankara del programa F-35 .

El Pentágono ahora dice que las conversaciones entre militares en Ankara “alcanzan un entendimiento inicial sobre un mecanismo de seguridad a lo largo de la frontera siria con Turquía que aborda las preocupaciones de seguridad turcas, mantiene la seguridad en el noreste de Siria para que ISIS no pueda resurgir”. Mike Pompeo dijo el 9 de agosto que las conversaciones entre los EE. UU. y Turquía habían llevado a avanzar en el establecimiento de un “mecanismo de seguridad sostenible”. Establecer una zona segura sería un gran paso hacia el logro de la paz y la seguridad.

Pero Estados Unidos es cauteloso sobre cómo y qué está haciendo. Estados Unidos no informa a sus socios como las SDF u otros grupos en el este de Siria cuáles son sus planes. Prefiere ocultar esto en un misterio, que es lo que ha sucedido desde el otoño de 2018. Fue entonces cuando Washington de repente recompensó a tres líderes del PKK, mientras que el asesor de Seguridad Nacional John Bolton dijo que Estados Unidos no se iría de Siria hasta que Irán se retire. Cuando Estados Unidos parecía irse en diciembre, la COSUDE se apresuró a ver si podía llegar a un acuerdo con Damasco para evitar una ofensiva turca. De cualquier manera, no está claro cómo se materializa una “zona segura”. Dada la retórica de Turquía de prometer una ofensiva militar en Siria, no está claro cómo continuarán los próximos seis meses o el año sin una nueva crisis.

¿Las botas de Ankara estarán en el suelo? Y si es así, ¿dónde? ¿Cómo aceptará el SDF que, mientras Estados Unidos los alienta a seguir luchando contra ISIS, mientras partes del norte de Siria por el que ellos lucharon y murieron para liberar en 2015 son entregadas a una zona segura? Hay una falta de claridad y transparencia, lo que ha resultado en crisis en el pasado. Pero el liderazgo actual en Washington tiende a prosperar un poco en la crisis, casi como si se hubiera convertido en una doctrina. ¿Es una doctrina o, en ausencia de una estrategia a largo plazo, los actores del gobierno de los Estados Unidos, como el Pentágono, el Departamento de Estado, el Asesor de Seguridad Nacional y otros, simplemente implementan sus propias políticas y esperan lo mejor?

Fuente: Jerusalem Post

Más de 735 ataques al día: el régimen genocida de Assad continúa luchando contra los rebeldes.

La Agencia de Noticias del Estado sirio informó que las organizaciones rebeldes dispararon misiles contra barrios residenciales y dejaron civiles gravemente heridos. Anoche, el Departamento de Defensa de EE. UU. Publicó un informe que muestra que, a pesar de la declaración de victoria de Trump, ISIS está resurgiendo en Siria

  ()

El Centro de Monitoreo de Derechos Humanos de Siria informó el viernes por la mañana que se han llevado a cabo más de 735 ataques aéreos por parte del régimen de Assad contra las fuerzas rebeldes en las zonas de guerra en Idlib, en el norte del país.

Según la organización opositora, más de 3.000 personas han muerto en los ataques mutuos en el área de Idlib desde abril. La agencia estatal de noticias Sun informó que los rebeldes dispararon cohetes contra barrios residenciales en Alepo, golpeando edificios con familias y dejó niños gravemente heridos. Según el régimen de Assad, los rebeldes detrás del tiroteo pertenecen a la organización Jabhat Fatah a-Sham, anteriormente conocida como Jabhat al-Nusra.

En el fondo, los medios de comunicación árabes informaron que a pesar de la declaración de Turquía de una operación militar en suelo sirio, Ankara decidió esperar.

  ()

  ()

  ()

Al mismo tiempo, Estados Unidos está monitoreando los acontecimientos en la guerra interna de Siria, y teme un resurgimiento del Estado Islámico (ISIS) en el país. Un informe del Departamento de Defensa presentado anoche dijo que a pesar de la declaración del presidente Donald Trump de derrotar a la organización hace cinco meses, los miembros de la organización terrorista se están reconfigurando para nuevos ataques.

“Aunque ISIS ha perdido su territorio en Irak y Siria, la organización se está reconstruyendo en Irak y Siria”, afirmó el ministerio. Según el informe, la retirada de Estados Unidos de ciertas partes de Siria ha afectado los combates en la organización, y también ha dificultado la ayuda a los aliados sirios locales que trabajan con los estadounidenses para localizar las áreas de reclutamiento de la organización.

El Representante Especial de la Administración Daesh, Brett McGurk, dijo después del informe que los hallazgos indican que la retirada de Trump de Siria fue en el peor de los casos, e incluso perjudicó los recursos destinados a completar la guerra en la organización. “Los hallazgos hablan por sí mismos, y tenemos que tomar este informe en serio”, dijo.

הפצצות באידליב. צילום ארכיון: AFP

El martes, se le preguntó al secretario de Estado Mike Pompeo sobre los hallazgos del informe y dijo que aún no lo había leído. Sin embargo, Pompeo señaló que “el gobierno reconoce el éxito en la guerra contra ISIS”. “.

En el apogeo de los combates en Siria, había alrededor de 3.000 tropas estadounidenses en el país que ayudaron a las fuerzas sirias a derrotar a ISIS en el estado del noreste. Con el tiempo, la cantidad de soldados se ha reducido, pero Trump dijo que no tiene la intención de que las tropas abandonen la región hasta que esté seguro de que la organización terrorista ha sido derrotada.

Fuente: Ynet

Egipto: fuerzas de seguridad matan a 17 jihadistas

Post thumbnail

Oficial de seguridad examina la escena de la explosión en El Cairo Foto: REUTERS/Mohamed Abd El Ghany

El Ministerio del Interior egipcio anunció haber matado a 17 supuestos terroristas en tres operaciones de las fuerzas de seguridad contra células de un grupo armado que participó presuntamente en un atentado perpetrado el pasado domingo en El Cairo frente a un hospital en el que murieron 20 personas.

En la nota, el ministerio indicó que ocho “terroristas” fueron abatidos en la provincia de Al Fayum, al sur de El Cairo; mientras que otros siete en Al Shuruk, al noreste de la capital egipcia, pertenecientes a la formación armada Movimiento de los Brazos de Egipto-Hasm, al que el Gobierno relaciona con los depuestos Hermanos Musulmanes.

El Ministerio del Interior aseguró que otros dos más fueron abatidos en la zona de Helwan, en El Cairo, uno de ellos es el hermano del autor material del ataque, que fue identificado como Abdelrahman Jaled Mahmu Abdelrahman.

En la nota no se precisa cuándo fueron abatidos estos individuos ni tampoco identificó a todos los fallecidos, aunque indicó que al menos 15 militantes murieron cuando abrieron fuego contra las fuerzas de seguridad dentro de sus escondites en Al Fayum y Shuruk.

El “acto terrorista” tuvo lugar a medianoche del pasado día 4 cuando un vehículo que circulaba en sentido contrario en una céntrica avenida cairota junto al río Nilo hizo explosión al chocar contra otros automóviles, lo que causó 20 muertos y 47 heridos.

Según las primeras investigaciones, “el coche estaba siendo trasladado a un lugar para ser utilizado en una operación terrorista”, por lo que el ministerio del Interior descartó que el lugar del incidente fuera el elegido para llevar a cabo el atentado.

Todavía el Gobierno no ha informado sobre cuál era el lugar elegido para el ataque.

Según la nota, el automóvil fue robado en la provincia de Munufiya, al norte de El Cairo, en el Delta del Nilo, hace unos meses, y llevaba “explosivos y al chocar estalló”.

Las autoridades han responsabilizado del suceso a la formación armada Movimiento de los Brazos de Egipto-Hasm, que se dio a conocer en 2016 y ha reivindicado varios ataques, como el intento de asesinato del ayudante del fiscal general egipcio, Zakaria Abdelaziz, y el del antiguo muftí de Egipto, máxima autoridad religiosa musulmana del país, Ali Gomaa.

En un comunicado difundido en una red de mensajería y cuya autenticidad no pudo ser verificada, Hasm negó cualquier vinculación con este ataque.

Por el momento, ningún grupo ha asumido la autoría del suceso.

Egipto tiene un frente abierto en el norte de la provincia nororiental del Sinaí, militarizada desde hace seis años y donde el Gobierno desarrolla una operación contra la filial egipcia del grupo jihadista Estado Islámico.

En los últimos meses se han producido además ataques contra turistas por parte de elementos jihadistas en la capital egipcia. 

Fuente: Aurora

Las demandas de Turquía se encuentran con la realidad cuando se trata de Siria

El rechazo a su plan propuesto de “corredor de paz” en el norte de Siria ha demostrado a Turquía que hay un límite en cuanto a lo que puede hacer sin pisar los pies de Washington.

por Matthew Petti 

Estados Unidos está atrapado entre su mejor socio contra ISIS y el segundo ejército más grande de la OTAN, ya que Turquía presiona a Estados Unidos para que se establezca en el noreste de Siria a expensas de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) lideradas por los kurdos. Pero el callejón sin salida podría terminar pronto.

Después de una tensa semana de negociaciones, la embajada de Estados Unidos en Ankara emitió una declaración optimista el miércoles anunciando un acuerdo sobre “medidas iniciales para abordar las preocupaciones de seguridad de Turquía”, la creación de un centro conjunto de operaciones entre Estados Unidos y Turquía y los esfuerzos para repatriar refugiados sirios.

El propio ministro de defensa de Turquía, Hulusi Akar, anunció que las negociaciones han sido “constructivas” y que sus homólogos estadounidenses se han “acercado más a nuestra posición”.

La furia pública del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha obligado a los Estados Unidos a responder, pero sus demandas pueden verse atenuadas por las realidades geopolíticas. Y el Departamento de Estado de Estados Unidos, dirigido por el Enviado Especial James Jeffrey, ha presionado a las SDF para que acepten concesiones con el objetivo de apaciguar a Turquía.

Turquía acusa a las SDF de respaldar a los separatistas kurdos dentro de Turquía. Desde la década de 1980, el levantamiento separatista y la represión estatal han matado a decenas de miles de personas, principalmente en el extremo sudeste de Turquía, de mayoría kurda.

El domingo, Erdogan amenazó con una invasión turca del territorio controlado por las SDF al este del Éufrates, donde dos mil soldados estadounidenses están estacionados como parte de la lucha contra ISIS, advirtiendo que “la paciencia tiene un final”. Y el Washington Post informó el lunes. que los negociadores estadounidenses estaban haciendo una oferta de ” última zanja ” para eliminar todas las fuerzas de las SDF y comenzar patrullas conjuntas entre Estados Unidos y Turquía en un corredor de ocho y siete millas de ancho y nueve millas de profundidad a lo largo de la frontera sirio-turca.

Al día siguiente, el equilibrio parecía girar en la otra dirección. Se le había dicho al Washington Post que la administración Trump no reclama la autoridad para defender a las SDF por la fuerza, pero el secretario de Defensa Mark Esper amenazó con “evitar” cualquier “incursión unilateral” de Turquía.

“Cuando comencé mi trabajo como analista en el Instituto de Washington hace casi dos décadas, diría que el ejército de los EE. UU. fue el mayor amigo de Turquía en Washington. Ahora es el mayor adversario de Turquía “, dijo Soner Cagaptay, director del Programa de Investigación de Turquía en el Instituto de Washington para la Política del Cercano Oriente, citando divergencias en la política de Irak y Siria.

“En las conversaciones con Turquía, Estados Unidos ha dejado en claro que las SDF administrarán el norte y el este de Siria en el futuro previsible”, dijo Nicholas Heras, miembro del Centro para una Nueva Seguridad de los Estados Unidos con conocimiento directo de las conversaciones, al Interés Nacional . “Es una caminata lenta hacia una presencia turca vigilada por Estados Unidos al este del Éufrates”.

Bassam Ishak, diplomático del Consejo Democrático Sirio en Washington, dijo al Interés Nacional que el acuerdo actual es ambiguo, pero estableció las líneas rojas del SDF para su interpretación. Dijo que el SDF puede aceptar una “presencia turca en las patrullas” pero no una “presencia turca estacionaria” en cualquier zona segura futura, y que “no es aceptable” que Turquía traslade proxies “yihadistas” a la zona.

Unas horas después del anuncio de la embajada de EE. UU., Loqman Ehme, un portavoz de la Administración Autónoma alineada con las SDF declaró a través de medios semioficiales que “James Jeffrey también dijo que no impondrán nada que la Administración siria del Norte y del Este no acepte . “

Agregó que cualquier zona segura “debe ser gobernada por la propia gente de la región, la ejecución debe ser local y las personas migradas deben regresar para reconstruir su vida. Nuestro territorio cumple las tres condiciones. Nuestras zonas son zonas seguras “.

“Jim Jeffrey parece haber aceptado que una zona segura limitada no descarrilaría los esfuerzos de Estados Unidos, los últimos esfuerzos para derrotar a ISIS, pero la única forma en que realmente podemos ver este trabajo es si el SDF y el YPG acuerdan claramente algún tipo de Participación turca aquí en el norte “, dijo Merve Tahiroğlu, analista de la Fundación para la Defensa de las Democracias, refiriéndose a las Unidades de Defensa del Pueblo (YPG) que forman el núcleo de las SDF.

Una presencia turca “vigilada” junto con el SDF sería un paso significativo por debajo de la demanda previa de Erdogan de una “zona segura” de veinte millas de profundidad libre de SDF a lo largo de todo el límite de 290 millas.

“Lo que Turquía quiere es no hacerse cargo de toda el área, sino cortarla con cinturones estrechos de cinco a diez millas de ancho, tratando de llegar a la carretera a veinte millas hacia abajo para que esta no sea una entidad YPG contigua, pero es dividido en dos o tres piezas “, dijo Cagaptay al Interés Nacional , mencionando la carretera central M5 como un objetivo central de Turquía.

Si Turquía tomara todo el territorio, entonces “habría un éxodo de kurdos y también una insurgencia después, por lo que creo que el objetivo de Turquía no es ir a las grandes ciudades, ya que correría el riesgo de la insurgencia urbana después, y no querrían irse” para las áreas de mayoría kurda, pero realmente lo mantienen pequeño en este momento para las áreas de mayoría árabe ”, agregó.

Después de meses de amenazar a las SDF, Turquía invadió el distrito de Afrin controlado por las SDF en enero de 2018. Al final de la agotadora campaña de abril, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas estimó que 137,000 personas habían huido de la región de mayoría kurda, en comparación con los 150,000 que quedaron. Según los informes, las fuerzas respaldadas por Turquía se han desplazado por la fuerza aún más desde entonces. Más de un año después, la insurgencia respaldada por las SDF todavía está enconada .

La declaración del miércoles de Ehme exigió el fin de la “invasión, saqueo y tiranía en Afrin” como condición para cualquier zona segura.

Con su propuesta de zona segura, Turquía “ciertamente está buscando eliminar el liderazgo político y militar del YPG de la ciudad de Kobani y Tel Abyad”, dijo Tahiroğlu, “por lo que en ese sentido será similar a lo que hizo en Afrin, pero No creo que estén buscando una ocupación de mediano a largo plazo “.

Además de los costos de una invasión violenta, el riesgo de una confrontación militar entre Estados Unidos y Turquía ha frenado a Turquía. A diferencia de Afrin, el territorio controlado por las SDF al este del Éufrates alberga a dos mil soldados estadounidenses en la lucha contra ISIS.

“Es inimaginable que dos aliados de la OTAN se pongan en esa posición”, dijo Tahiroğlu al Interés Nacional . “Me gustaría creer que a pesar de todos los problemas en la relación bilateral, esto todavía es un paso demasiado lejos para Turquía”.

“Dado que se avecinan las sanciones de CAATSA, y las conversaciones personales de Trump con Erdogan sobre ese asunto, parece que Trump está tratando de usar eso como palanca para que Turquía empuje un poco”, dijo, refiriéndose o Contrarrestando a los adversarios de Estados Unidos a través de las sanciones Ley de 2017. Según la nueva ley, la reciente compra de misiles de defensa aérea S-400 por parte de Turquía a Rusia debería haber provocado sanciones, pero el presidente Donald Trump ha rechazado al Congreso al implementarlas de inmediato.

Las realidades prácticas de la lucha contra ISIS también han restringido las acciones turcas contra las SDF. Las SDF actualmente retienen a diez mil prisioneros de ISIS en el infame campamento de Hawl. Para las SDF abandonar la lucha contra ISIS y poner en peligro la estabilidad del antiguo territorio de ISIS, para defenderse de Turquía, sería un “resultado desastroso”, afirmó Tahiroğlu.

Desestabilizar los antiguos territorios del ISIS funcionaría aún más contra el retorno de los refugiados, uno de los principales objetivos de Erdogan al exigir una zona segura. Turquía alberga actualmente alrededor de 3,6 millones de sirios. El empeoramiento de la economía y las pérdidas del partido gobernante de Turquía han agriado la opinión pública hacia la población siria, y las autoridades turcas han comenzado a deportar a decenas de miles a las áreas de Siria ocupadas por Turquía, incluida Afrin.

“Esa es una cuestión rara que une a la mayoría de los ciudadanos de Turquía que de otro modo se dividen en campamentos anti y pro-Erdogan”, dijo Cagaptay. “Entonces, está haciendo todo lo posible para asegurarse de que la zona segura sea lo suficientemente grande como para que pueda acomodar a más de unos pocos cientos de miles, tal vez más de un millón de refugiados”.

Ishak dijo al Interés Nacional que sería inaceptable para las SDF que Turquía repatríe a los refugiados sirios para “cambiar la demografía de la región de acuerdo con los deseos e intereses [turcos]”.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, al menos 429 deportados han sido asesinados por guardias fronterizos turcos que intentaban reingresar a Turquía desde Siria.

“Esos refugiados, muchos de ellos en este momento, son residentes a largo plazo y esencialmente permanentes de Turquía en este momento. Tendrá que haber más discusiones en Ankara sobre cómo absorber a estas personas en la sociedad, pero creo que con la zona segura, parte de la idea es devolver a algunos de los refugiados a esta tierra ”, dijo Tahiroğlu. “A menos que haya una solución política, será muy difícil para Turquía lograr cualquiera de sus esfuerzos para este fin”

Matthew Petti es reportero de seguridad nacional en National Interest .

Fuente: The National Interest

Ciudadano árabe-israelí que fue a Siria para luchar con ISIS le ruega al primer ministro Netanyahu que lo deje regresar al país

En una entrevista con el medio saudita Al-Arabiyeh, Sayyaf Sharif Daoud, de 29 años, ciudadano árabe-israelí que se unió al Estado Islámico (ISIS) fue tomado prisionero de guerra en Siria durante los combates, Daoud puede ser visto pidiéndole al primer ministro Benjamin Netanyahu que le permita regresar a Israel.

Daoud dijo que se unió al ISIS por razones religiosas porque creía que la organización terrorista radical sunita “estaba siguiendo el camino del profeta [Muhammad] con el objetivo de establecer un país justo y piadoso”. Sin embargo, dijo que su visión de la organización cambió después de que fue encarcelado por sus camaradas y fue testigo de su brutalidad de primera mano.
“Israel es un país democrático, es mi hogar. Entendí esto cuando vi a Siria. En Siria, hay una gran diferencia entre los alauitas [la minoría gobernante] y los sunitas. En Israel no hay una diferencia real entre judíos y árabes ”, dijo.