Archivo de la categoría: IRAN

El régimen iraní advirtió a Estados Unidos que iniciar un conflicto sería “la madre de todas las guerras”

El presidente Hassan Rouhani recomendó a Donald Trump “no jugar con fuego” ya que “lo lamentará”. Según indicó, “negociar hoy no significa más que rendición”, y acusó a Washington de promover los movimientos de protesta internos

El mandatario persa pidió  “no jugar con fuego” (AFP)

El presidente de Irán, Hassan Rouhani, advirtió este domingo al gobierno de Estados Unidos que un conflicto armado contra su país sería “la madre de todas las guerras”, por lo que recomendó “no jugar con fuego”, en un contexto de fuertes tensiones por el retiro de Washington del acuerdo nuclear y el restablecimiento de las sanciones sobre el régimen persa.

“El poder de Irán es disuasorio y no tenemos un conflicto con nadie, pero los enemigos deben entender bien que la guerra con Irán es la madre de todas las guerras”, dijo Rohani en una ceremonia con diplomáticos iraníes.

 Negociar hoy con Estados Unidos no significa más que rendición y el fin de los logros de la nación de Irán. Si nos rendimos ante un bravucón mentiroso como Trump, saquean Irán

El mandatario subrayó que Irán responderá a las amenazas “con amenazas” y no se dejará intimidar, según el discurso publicado en la página web de la Presidencia iraní.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump (REUTERS/Leonhard Foeger)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump (REUTERS/Leonhard Foeger)

Dirigiéndose específicamente al presidente estadounidense, Donald Trump, le aconsejó: “No juegue con la cola del león, lo lamentará”, una expresión en farsi equivalente a no jugar con fuego y que hace referencia al animal en el emblema del estado iraní.

Trump retiró el pasado mayo a Estados Unidos del acuerdo nuclear multilateral de 2015 con Irán y volvió a imponer sanciones a Teherán, que entrarán en vigor el próximo agosto y amenazan con hundir la ya maltrecha economía iraní, especialmente al bloquear sus exportaciones de petróleo.

Una medida que tiene el objetivo de hacer claudicar a Irán en dos de sus líneas rojas: sus programas de misiles balísticos y su influencia regional.

Rouhani este domingo durante una reunión junto al canciller iraní Mohammad Javad Zarif (AFP)

Rouhani este domingo durante una reunión junto al canciller iraní Mohammad Javad Zarif (AFP)

“Pagaremos costes pero conseguiremos más beneficios”, afirmó Rouhani, descartando como ya hizo ayer el líder supremo, Ali Khamenei, cualquier negociación con Washington.

“Negociar hoy con Estados Unidos no significa más que rendición y el fin de los logros de la nación de Irán. Si nos rendimos ante un bravucón mentiroso como Trump, saquean Irán”, agregó.

En sus declaraciones Rouhani también aludió a los dichos efectuadas por numerosos responsables estadounidenses para animar los movimientos de protesta internos contra el régimen de los ayatolás, surgio de la Revolución Islámica de 1979.

El líder supremo de la República Islamica, Ali Khamenei (AFP)

El líder supremo de la República Islamica, Ali Khamenei (AFP)

Al respecto, consideró que Estados Unidos no es capaz de “provocar al pueblo iraní contra la seguridad y los intereses de Irán”, pese a que en los últimos meses ha habido manifestaciones y huelgas por la crisis económica.

Este mes, Trump se mostró confiado en que la República Islámica aceptará sus condiciones y le contactará para llegar a un nuevo acuerdo porque está teniendo “muchos problemas y su economía se está hundiendo”.

El acuerdo nuclear de 2015, firmado por Irán y el Grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania), limita el programa atómico de Teherán a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales, pero esta contrapartida está ahora en el aire debido a las medidas de Washington. Por el momento, los restantes firmantes siguen comprometidos y el acuerdo sigue vivo, aunque muy debilitado.

Fuente: Infobae

Con la ruptura de las “comprensiones” ruso-israelíes para el sur de Siria, Israel atacará los objetivos iraníes.

la fórmula estadounidense-rusa-israelí para el sur de Siria, compuesta por minuciosas discusiones durante semanas, no está funcionando. Esto quedó claro en las conversaciones telefónicas del viernes 20 de julio entre el primer ministro Binyamin Netanyahu y el presidente Vladimir Putin y sus ministros de defensa. 

Los “entendimientos” a los que aparentemente habían llegado estaban demostrando ser inoperantes, incluidas las garantías de Rusia para la no presencia de las milicias iraníes y Hezbollah cerca de la frontera con el Golán de Israel.

El colapso se debió a un abrupto giro en U de Rusia. Los diplomáticos rusos de repente decían que Moscú nunca accedió a que los representantes iraníes y de Hezbollah fueran rechazados desde la frontera de Israel o fuera de Siria en general. 

Según las fuentes militares de Debkafile, Netanyahu y Lieberman respondieron a este descubrimiento declarando que Israel ahora se sentiría libre de eliminar cualquier posición o base que las fuerzas pro iraníes y de Hezbollah, que se encuentran combatiendo con unidades del ejército sirio, puedan establecer en Daraa y Quneitra. Los ataques también continuarían como antes contra esos objetivos en otras partes de Siria.

Solo dos entendimientos sobrevivieron a las llamadas de los líderes ruso-israelíes el viernes:

  1. El mecanismo de coordinación militar ruso-IDF en Siria continuará funcionando para evitar enfrentamientos.
  2. El ejército ruso no interferiría con las operaciones militares de Israel en Siria.

La abrupta reversión de Moscú al status quo, eliminó efectivamente la revelación del presidente Donald Trump en Helsinki cuatro días antes de un esfuerzo de colaboración acordado entre los EE. UU., Rusia e Israel en su cumbre con el líder ruso: Dijo a los periodistas: “El presidente Putin también está ayudando a Israel. Ambos hablamos con Bibi Netanyahu. Les gustaría hacer ciertas cosas con respecto a Siria, que tienen que ver con la seguridad de Israel. En ese sentido, nos gustaría trabajar para ayudar a Israel. Israel trabajará con nosotros. Entonces, ambos países trabajarían conjuntamente “.

Netanyahu descubrió cuando habló con Putin el viernes que el líder ruso no tiene interés en trabajar juntos para “la seguridad de Israel”, ciertamente no de la manera en que se entiende en Washington y Jerusalén. Es probable que sus relaciones a nivel personal permanezcan, pero los lazos de seguridad a nivel estratégico volverán a su punto más bajo de hace un año.

Fuente: Debkafile

En su momento más crítico, el acuerdo nuclear abre nuevos escenarios en Oriente Medio

Avanzando en una línea de tiempo hasta el presente, y ante el casi seguro colapso del acuerdo nuclear como resultado de la decisión del presidente Donald Trump de retirarse de él, bien podemos ver renovadas las amenazas tanto de Israel como de los Estados Unidos de usar la fuerza contra Irán

Los cancilleres de los países firmantes del acuerdo nuclear, reunidos en las negociaciones de 2015 (Archivo)

Por 

En septiembre de 2012, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, realizó un discurso memorable ante la Asamblea General de las Naciones Unidas. Muchos recordarán sus palabras mientras sostenía una pancarta que mostraba un dibujo animado de una bomba atómica.

Ese discurso de Netanyahu en la ONU mostró el máximo de los esfuerzos diplomáticos que los israelíes podían ofrecer en un intento por movilizar a la comunidad internacional para tomar medidas contra el programa nuclear de Teherán.

La amenaza implícita era tan clara como la línea roja que dibujó Netanyahu: “en el caso en que el mundo no actuara”, entonces Israel no tendría más remedio que llevar a cabo un ataque militar. El mensaje fue claro, si la comunidad internacional no frenaba a Irán, entonces Israel lo haría.

Con la firma del acuerdo nuclear entre el Grupo 5+1 e Irán al año siguiente, la amenaza de Netanyahu nunca se materializó.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu (Sebastian Scheiner / REUTERS)

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu (Sebastian Scheiner / REUTERS)

Avanzando en una línea de tiempo hasta el presente, y ante el casi seguro colapso del acuerdo nuclear como resultado de la decisión del presidente Donald Trump de retirarse de él, bien podemos ver renovadas las amenazas tanto de Israel como de los Estados Unidos de usar la fuerza contra Irán.

Esto es una realidad si Teherán decide reanudar su producción y almacenamiento de uranio enriquecido en las cantidades y niveles de pureza similares a los que produjo antes del acuerdo. Ante ese escenario, un ataque israelí contra las instalaciones nucleares de Irán sigue siendo una posibilidad que nadie puede aseverar que sea remota.

Los europeos no están teniendo éxito en sus intentos por salvar el acuerdo. Pero incluso si no lo hacen, es poco probable que los iraníes intenten “detonar” una bomba; e incluso si lo hacen, todavía están a más de un año de producir suficiente material fisible para una sola arma.

No obstante, la comunidad internacional no tiene ninguna duda de que Israel hoy está mejor posicionado para llevar a cabo un ataque efectivo contra las instalaciones nucleares de Irán, como también para enfrentar las repercusiones de lo que estaba en el momento del discurso de Netanyahu en la ONU, hace seis años. Esto es un hecho que debe considerarse en la medida en que la comunidad internacional e Irán dejen de lado lo acordado anteriormente en respuesta a la retirada de los EEUU del Acuerdo.

Desde 2010, cuando el gobierno israelí consideraba seriamente la opción militar, muchos dudaban de su capacidad para llevar a cabo un ataque efectivo que cause un daño significativo al programa nuclear iraní.

Donald Trump, presidente de EEUU (Reuters)

Donald Trump, presidente de EEUU (Reuters)

A diferencia de los programas nucleares sirios e iraquíes, donde un solo ataque en una sola instalación fue suficiente para eliminar el potencial nuclear de ambos países, el programa iraní está compuesto por docenas de sitios situados estratégicamente por todo el país.

Además, ciertas instalaciones iraníes clave no solo están protegidas por sistemas avanzados de defensa aérea, sino que también están fuertemente fortificadas. Por esta razón, los analistas militares evaluaron que un ataque efectivo requeriría repetidas oleadas de ataques aéreos, que posiblemente durarán varios días, requiriendo aviones de guerra israelíes para viajar miles de kilómetros para reabastecerse y rearmarse. Sin duda, esa sería una operación desafiante incluso para una superpotencia.

No obstante, tales ataques habrían desencadenado una feroz represalia del grupo chiita Hezbollah, el aliado de Irán en Líbano, incluido el lanzamiento de miles de cohetes y misiles con un alcance que abarca todo el territorio israelí, y en ese momento, Israel no contaba con sistemas de defensa completamente efectivos que pudieran abordar esta amenaza de lanzamiento masivo de misiles.

Hoy, el sistema Cúpula de Hierro (Iron Dome), diseñado para interceptar cohetes con un alcance de varios kilómetros, acompaña al desarrollo del sistema de defensa David Sling, diseñado para interceptar misiles con un alcance mucho mayor que los misiles disponibles en el arsenal de Hezbollah que amenazan a Tel Aviv, a instalaciones estratégicas y otra infraestructura sensible israelí.

Finalmente, las secuelas de cualquier ataque israelí incluirían no solo una larga guerra con Hezbollah sino también fuertes condenas diplomáticas. Israel habría necesitado un paraguas diplomático estadounidense para abordar distintas iniciativas hostiles en el Consejo de Seguridad de la ONU, así como asistencia militar para resistir un prolongado conflicto con el grupo político terrorista chiita, y en aquellos años “no estaba nada claro” que la administración de Barack Obama hubiera proporcionado tal protección y apoyo.

En la actualidad, las cosas son muy diferentes: Israel está mejor posicionado en todos los sentidos para llevar a cabo un ataque y para hacer frente a sus consecuencias. Desde el punto de vista operacional, el acercamiento de las relaciones entre Israel y algunos países de la región que se ha dado en los últimos años abre un amplio abanico de posibilidades a la Fuerza Aérea israelí, y la aproximación a través de Estados Unidos con los países árabes socios regionales de Washington ofrece a los israelíes un escenario muy distinto al del pasado, y muy positivo considerando los cambios que se llevan adelante en Arabia Saudita.

Hezbollah

Hezbollah

En el aspecto militar, Israel ha dado un salto gigantesco en los últimos años, en términos de capacidad aérea puede lanzar mayor cantidad de explosivos, con mayor precisión y a muchos más objetivos en menos tiempo. Además de eso, en diciembre pasado Israel declaró operacional su flota de cazas furtivos F-35 fabricados en los EEUU.

La flota aún es pequeña, 12 aviones, pero los israelíes planean tener en operaciones a dos escuadrones completos en poco tiempo. Es cierto que los iraníes también han fortalecido sus capacidades defensivas, al recibir baterías S-300 de Rusia que han desplegado alrededor de sus instalaciones más estratégicas. Sin embargo, en el plano militar y operacional, Israel cree que podría superar esas defensas incluso sin el uso de sus nuevos F-35.

En el escenario político, la administración Trump -a diferencia de la era de Obama- probablemente acepte proporcionar a Israel “bunkers Buster” (bombas que serían esenciales para destruir los elementos clave del programa nuclear iraní), específicamente la instalación de enriquecimiento de Fordow, que está enterrada en una montaña cientos de metros bajo tierra.

Los israelíes también están mejor posicionados hoy para hacer frente a las consecuencias de un ataque. En primer lugar, es seguro que la administración de Trump brindaría protección total en el Consejo de Seguridad, mientras que también entregaría la mayor cantidad de material necesario para sostener una campaña militar israelí que pudiera ser prolongada.

El segundo aspecto es que, mientras Israel podría enfrentar daños significativos -como resultado de fuertes bombardeos de Hezbollah-, el aumento del suministro de misiles, las comprobadas capacidades y el amplio despliegue de las baterías Iron Dome, junto con el sistema David Sling, hacen que la preparación de Israel sea exponencialmente mayor de lo que era hace unos años. A ello se debe sumar el apoyo y soporte de los países del Golfo y de Arabia Saudita, quienes transitan una posición sin retorno en su enfrentamiento con el régimen iraní.

Nada de esto implica que, solo porque Israel está ahora mejor posicionado para llevar a cabo un ataque contra Irán, inevitablemente lo hará. Por ahora, las posibilidades siguen siendo bajas.

Existen muchas restricciones internas y factores internacionales que podrían evitar que Israel eventualmente lance un ataque. Sin embargo, las capacidades mejoradas y los avances acaecidos desde su discurso de 2012 ante la Asamblea General de Naciones Unidas, en el presente, le permiten a Netanyahu tomar una actitud más agresiva y firme hacia Teherán, sabiendo que las perspectivas de éxito de un ataque serán significativamente más altas de lo que eran cuando sostuvo la cartulina de dibujos animados en la ONU.

Fuente: Infobae

Cómo Rusia arrastró a Israel a un falso “cese al fuego” en Gaza y a la aceptación de Irán / Hezbolá en su frontera norte

Israel salió de su operación de “gran escala” contra el terror de Hamas la noche del viernes 20 de julio, dejando a Hamas con la iniciativa para la próxima ronda de violencia. La operación de las FDI fue casi tan falsa como el “alto el fuego” de Gaza. El Primer Ministro Binyamin Netanyahu, el Ministro de Defensa Avigdor Lieberman y el Jefe de Estado Mayor de las FDI El Teniente General Gady Eisenkott organizaron un ritual familiar: Las llamas de la guerra se apagaron en Gaza y en el frente norte por una intervención militar y diplomática de dos puntas sin que Israel llevara a cabo una operación militar a gran escala. Un día antes, Lieberman admitió que la fuerza de disuasión de Israel había sido seriamente erosionada por el hecho de que Hamas se libró con más de tres meses de agresión. Él sostuvo que el gobierno era responsable.

El viernes por la tarde, Netanyahu habló por teléfono con el presidente Vladimir Putin. El tema de su conversación no fue revelado. Sin embargo, la oficina del primer ministro emitió una declaración afirmando que continuaría actuando contra el establecimiento de una presencia iraní en Siria.

Lieberman estaba hablando por teléfono con su homólogo ruso, el general Sergei Shoigu, luego de lo cual el embajador Alexander Shein en Tel Aviv anunció que confirmaba como auténticos los informes de un acuerdo ruso-israelí para garantizar la retirada de las fuerzas iraníes y de Hezbollah de la frontera norte de Israel.

Después de esa ronda verbal hubo una avalancha de retrocesos rusos. El embajador en Bagdad, Maksim Maksimov, declaró que las fuerzas iraníes no abandonarían Siria porque, al igual que el ejército ruso, estaban legítimamente allí por invitación del gobierno de Damasco. Hizo hincapié en que mientras las tropas rusas permanecieran en Siria, también lo harían las fuerzas iraníes. El embajador ruso en Damasco, Alexander Kimshchank, se adelantó el jueves para afirmar: “No hay unidades armadas pro iraníes en el sur de Siria”, y agregó: “Este asunto ya ha sido resuelto”.

Los diplomáticos de Rusia atrapados en una red de autocontradicción no representan un problema menor, mas que la llegada de las milicias chiíes y de Hezbolá bajo el mando de oficiales de la Guardia Revolucionaria iraní a puntos ubicados a solo 2-3 km de la frontera con Israel en el Golán. Su presencia atrapa al gobierno de Netanyahu en contradicción con sus frecuentes promesas de evitar que fuerzas iraníes o pro iraníes se establezcan en Siria, y menos aún en la frontera de Israel.

Las fuentes militares de Debkafile informan que debido a que Teherán ha escapado sin escorpiones en Siria, Israel se encontró con las manos atadas en el frente de Gaza contra Hamas. El viernes, Netanyahu y Lieberman decidieron aceptar las garantías de Putin para mantener a las fuerzas iraníes a una distancia de las fronteras de Israel, a pesar de su repetido incumplimiento de las garantías anteriores. Pero no pasaron más de cinco horas antes de que Hamas convirtiera la llama de Gaza en un mortal ataque transfronterizo contra las fuerzas fronterizas de Israel. Por primera vez en más de tres meses de explosivos ataques con globos y cometas en llamas y violentos ataques fronterizos, Hamas sorprendió a Israel al desplegar tiradores entrenados contra las tropas israelíes y matar a un soldado. El furioso ataque de las FDI y la fuerza aérea contra 8 puestos de Hamas mató a 4 palestinos e hirió a más de 100.

Mientras se preparaban para la próxima ronda de una amplia ofensiva antiterrorista de las IDF en Gaza, las ruedas diplomáticas comenzaron a girar. El general de inteligencia egipcio, el general Kemal Abbas y el enviado de la ONU en Oriente Medio, Nikolai Maldanov, se alistaron para el esfuerzo.

Al público israelí se le dijo (a) que los aviones de combate israelíes habían realizado tres incursiones a gran escala contra objetivos de Hamas en la Franja de Gaza el viernes por la noche, como prólogo para una importante operación terrestre, y (b) que Israel había pedido a Egipto que intermediara un alto el fuego.

De hecho, los aviones israelíes no lanzaron más de 6 misiles en cada centro de comando de Hamas atacado. Aunque se dijo que habían sido aplastados, fueron dañados pero permanecieron de pie. 

Después de una noche tranquila en el frente de Gaza, Hamas le ofreció a Israel una dosis de realidad. El sábado por la mañana, los voceros del grupo terrorista comentaron que el alto el fuego era muy frágil y que podía colapsar en cualquier momento. Además, en ninguna de las negociaciones se abordó la ofensiva con globos, con cometas o los disturbios en la frontera palestina y por lo tanto continuarían. Hamas había logrado exactamente lo que buscaba: la libertad de continuar como antes, decidir cuándo incitar a las FDI a tomar represalias y calibrar el nivel de escalada centrado en la Franja de Gaza.
Después de presenciar el manejo que Israel le ha dado a las amenazas contra la seguridad en esos dos frentes, Hamas, Irán y Hezbolá se sentirán en libertad de seguir erosionando la disuasión y la confianza en sí mismos de las FDI, mientras reciben un nuevo golpe o el retroceso en la cabeza de Israel cuando lo deseen. Las llamadas telefónicas de Netanyahu-Putin no cambiarán esta simetría sesgada.

Fuente: Debkafile

 

Merkel apoya la demanda de Israel sobre el retiro de las tropas iraníes de Siria

La canciller alemana, Ángela Merkel, le manifestó al primer ministro, Biniamín Netanyahu, que acuerda con la demanda de Israel de que las tropas iraníes deben retirarse de Siria, especialmente de la zona cercana a la frontera israelí.

“La influencia regional de Irán es preocupante”, apuntó Merkel quien indicó que su gobierno usará los medios “diplomáticos” a su disposición para contrarrestarla.

En una conferencia de prensa junto a Netanyahu, Merkel expresó que se debe discutir la presencia de Irán en Siria. También condenó las declaraciones anti-israelíes de la República Islámica.

Poco antes, el líder supremo iraní ayatollah, Alí Khameneí, había aseverado que el Estado judío es un “tumor cancerígeno” en la región y que debe ser “quitado y erradicado”.

“Es sorprendente que en el comienzo del siglo XXI alguien hable de destruir a Israel”, subrayó Netanyahu. “Eso significa destruir otros seis millones y algo más de judíos. Es totalmente extraordinario que esto continúe, pero esto es lo que enfrentamos”.

Netanyahu se encuentra realizando una gira por Europa occidental para tratar la presencia iraní en Siria y el acuerdo nuclear de las potencias mundiales con Irán, del cual Estados Unidos anunció su retiro, el 8 de mayo pasado.

“Nosotros condenamos duramente lo que la dirigencia iraní ha dicho”, expresó Merkel, que al mismo tiempo reiteró su opinión de que el acuerdo nuclear de 2015 es la mejor manera de impedir que Irán desarrolle armas nucleares.

“No estamos de acuerdo en todas las cuestiones, pero somos amigos, somos socios”, dijo Merkel sobre el mandatario israelí durante su visita a Berlín.

Netanyahu apoya en forma entusiasta la decisión del presidente norteamericano, Donald Trump, de retirarse del acuerdo.

Netanyahu y Trump esperan que la retirada conduzca a todas las partes a atender las deficiencias del acuerdo, incluyendo la cláusula de caducidad, que eventualmente pondrá fin a las restricciones sobre las actividades nucleares de Irán y que también permiten a Irán seguir desarrollando misiles balísticos de largo alcance.

En un intento por sumar apoyos para enmendar el acuerdo nuclear con Irán y para el retiro de las fuerzas iraníes de Siria, el primer ministro se reunirá con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, en París, y luego con la primera ministra británica Theresa May en Londres.

Netanyahu advirtió a Merkel que la presencia de Irán en Siria también debería preocupar a Alemania, dado que las milicias chiís están decididas a convertir a la mayoría musulmana sunita a su credo, lo que desatará una “nueva guerra religiosa” en el Oriente Medio y enviaría nuevas olas de refugiados a Europa.

“La presencia militar iraní en este momento en Siria incluye alrededor de 18.000 milicianos chiís, dirigidos por comandantes iraníes. Estas milicias chiís provienen de Afganistán, de Pakistán, de otros lugares, y tienen un objetivo específico, un objetivo militar, pero también un objetivo religioso”, subrayó Netanyahu.

“Irán quiere aumentar el número de esas milicias a 80.000 y básicamente llevar a cabo una campaña religiosa sobre la mayoría sunita de Siria. Siria es un 96 por ciento sunita, pero [ellos] tratan de convertir a los sunitas. Esto encenderá otra guerra religiosa. Esta vez una guerra religiosa dentro de Siria, y las consecuencias serán muchos, muchos más refugiados y usted sabe exactamente a dónde vendrán”.

Fuente: Aurora

Netanyahu: “No estamos sorprendidos por las declaraciones inflamatorias de Khamenei”

Irán también anunció el martes que comenzó a trabajar en infraestructura para construir centrífugas avanzadas en su instalación de Natanz.

El primer ministro Benjamin Netanyahu “no está sorprendido” por la amenaza del líder supremo iraní ayatolá Jamenei de destruir a Israel y continuar enriqueciendo uranio, dijo el martes en un comunicado en video desde París. 

“Ayer, el ayatolá Jamenei, el gobernante de Irán, declaró que su intención era destruir el Estado de Israel, y ayer explicó cómo lo haría, con un enriquecimiento ilimitado de uranio para producir un arsenal de bombas nucleares. No estoy sorprendido “, dijo.

El ministro de Defensa, Avigdor Liberman, también criticó la declaración de Jamenei de que había ordenado preparativos para aumentar la capacidad de enriquecimiento de uranio el lunes, según medios hebreos. 

“La declaración del Líder Supremo Ali Khamenei es una señal de histeria y pánico masivo en el liderazgo iraní”. Lieberman dijo el martes en una conferencia del Instituto de Contadores Públicos Certificados en Eilat. 

Irán también anunció el martes que comenzó a trabajar en su infraestructura para construir centrífugas avanzadas en su instalación de Natanz, pero se apegará a su acuerdo nuclear del año 2015 con las potencias mundiales, dijo el director de la Organización de Energía Atómica de Irán, Ali Akbar Salehi.

Según un portavoz de la agencia nuclear iraní, Teherán informará el martes al organismo de vigilancia nuclear de la ONU en Viena que había comenzado el proceso para aumentar la capacidad de enriquecimiento de uranio. 

La decisión de los Estados Unidos de retirarse del acuerdo nuclear ha puesto en duda si los signatarios restantes podrán preservar el acuerdo. 

El desarrollo de la infraestructura para construir centrífugas avanzadas en las instalaciones de Natanz avanza rápidamente, dijo Salehi en una conferencia de prensa transmitida por la televisión estatal. 

“Si estuviéramos progresando normalmente, habría tomado seis o siete años, pero esto estará listo en las próximas semanas y meses”, dijo Salehi.

Irán también ha desarrollado la capacidad de producir electricidad en Natanz, dijo Salehi, un sitio que se encuentra a unos 300 kilómetros (186 millas) al sur de Teherán. 

Salehi dijo que ninguna de las actividades nucleares de Irán violaría el histórico acuerdo de Teherán con las potencias mundiales, según el cual limitaba estrictamente la capacidad de enriquecimiento de uranio para satisfacer los poderes de que no podría ser utilizado para desarrollar bombas atómicas. 

A cambio, Irán recibió alivio de las sanciones, la mayoría de las cuales fueron anuladas en enero del año 2016. 

El acuerdo le permite a Irán continuar con el enriquecimiento de uranio al 3,67 por ciento, muy por debajo del umbral de aproximadamente 90 por ciento de grado armamentístico. Antes de llegar al acuerdo, Teherán enriqueció uranio con hasta un 20 por ciento de pureza.

Pincha en el siguiente enlace para ver video:

//players.brightcove.net/590066524001/17afba39-9902-4343-a46b-498c3530b08e_default/index.html?videoId=5793652966001

Liberman: Irán está entrando en pánico

El ministro de Defensa dice que las amenazas de Khamenei para aumentar el enriquecimiento de uranio son “un signo de histeria y pánico masivo entre los líderes iraníes”.

El ministro de Defensa, Avigdor Liberman, no está preocupado por las amenazas de Irán de volver al enriquecimiento acelerado de uranio y de retirarse del acuerdo nuclear.

“La declaración del enriquecimiento de uranio de Jamenei es una señal de histeria y pánico masivo en el liderazgo iraní. Irán no es un problema israelí, sino más bien un problema regional y global, y así es como tiene que relacionarse, y es importante hablar sobre el problema todo el tiempo y llevarlo a la comunidad internacional “, dijo en una conferencia del Instituto de Contadores Públicos Certificados.

“Los iraníes saben que su paso extremo conducirá a la retirada de Europa del acuerdo y le tienen miedo”. También abordó la cuestión de la presencia iraní en Siria e informa que Israel acordaría que las fuerzas iraníes permanecerían en áreas alejadas de la frontera con Israel.

“No aceptaremos ninguna presencia iraní en Siria. Tienen misiles en el rango de cientos de kilómetros, y no importa de dónde los disparen en Siria”, dijo Liberman. Hizo hincapié en que la opción militar con respecto a Irán no se ha eliminado de la agenda. “Todas las opciones están sobre la mesa con respecto a Irán”. 

Las declaraciones del ministro de Defensa se realizan en medio de la intención de Irán de anunciar a la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) el comienzo de un proceso que le permitiría aumentar sus capacidades de producción de uranio enriquecido.

Un portavoz de la Agencia de Energía Atómica de Irán dijo a primera hora de la mañana que “en una carta que se entregará a la Organización Internacional de Energía Atómica (…) Irán anunciará que el proceso de aumentar la capacidad para producir … UF6 (hexafluoruro de uranio) ) … comenzará el martes “.

Fuente: Arutz Sheva