Estados del Golfo planean respuesta militar tras la operación rusa en Siria

El lanzamiento de la operación antiterrorista en Siria por parte de Rusia “ha enfurecido” a los países de la región que tienen la intención de alcanzar el derrocamiento del presidente del país árabe, Bashar al Assad, publica la prensa. Algunos analistas creen que Arabia Saudita, Catar y Turquía pueden aumentar su ayuda militar a los grupos de la oposición siria.

Según el diario británico ‘The Guardian’, las potencias regionales con eficacia “han canalizado fondos, armas y otro tipo de apoyo a los grupos rebeldes” de Siria, invirtiendo así en “un conflicto que ellos ven como parte de una lucha más amplia por la influencia regional con su rival, Irán“.

Hasta después del inicio de los bombardeos rusos de los territorios controlados por el Estado Islámico, esos países han dejado claro que permanecen comprometidos con el derrocamiento de Al Assad. “No hay futuro para Al Assad en Siria”, advirtió el ministro de Exteriores saudita, Adel Al-Jubeir, unas horas antes de las primeras operaciones de la Fuerza Aérea rusa.

“La intervención de Rusia es un revés enorme para aquellos países que apoyan a la oposición, en particular Catar, Arabia Saudita y Turquía. Es probable que provoque una fuerte respuesta”, opina Julien Barnes-Dacey, del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores.
Analistas estiman que Riad ha centrado su apoyo a los rebeldes en el sur de Siria, mientras que Turquía y Catar han respaldado a los rebeldes del norte, incluyendo las milicias islamistas conservadoras como el grupo Ahrar al Sham, vinculada con el Frente al Nusra. “Hay una cooperación y coordinación muy estrecha y de alto nivel entre Arabia Saudita, Catar y Turquía“, dice el analista regional Ali Bakeer.

No obstante, la situación en estos países se ve afectada por varios factores. El apoyo de Turquía ha sido obstaculizado por las tensiones internas por el caso de los kurdos. Arabia Saudita y Catar ya están involucrados en “una guerra costosa y sangrienta en Yemen, que puede limitar tanto sus recursos militares como financieros”.

Fuente: The Guardian

Traducción al español: La próxima guerra.

Yemen: Una delegación de rebeldes Hutíes viaja a Ginebra

Este lunes comenzarán en la ciudad suiza las consultas auspiciadas por la ONU para una salida al conflicto en el país. Serán encabezadas por Ban Ki-moon

Crédito: Reuters

La delegación de los rebeldes de Yemen incluía a cinco representantes, principalmente rebeldes chiitas hutíes y sus aliados del partido del Congreso Popular General del ex presidente Ali Abdalá Saleh, según señaló una fuente próxima a los hutíes, que precisó que otros dos delegados acudirían a Suiza desde Omán. Los delegados rebeldes que viajaban a Ginebra dejaron Saná a bordo de un avión especial de la ONU, de acuerdo un responsable del aeropuerto de la capital yemení.

En la ciudad suiza de Ginebra ya se encontraba la delegación del gobierno en el exilio, la otra parte de la negociación. Anteriormente, la ONU había confirmado que los diálogos sobre Yemen, que la organización denominó “Consultas de Ginebra”, comenzarán el lunes en esa ciudad en presencia del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

 

La participación de diferentes grupos yemeníes ha sido largamente negociada con el enviado especial de la ONU en Yemen, el mauritano Ismail Uld Shej Ahmed, indicó el vocero de Naciones Unidas, Ahmad Fawzi. Ban está muy preocupado con la situación humanitaria y tiene la esperanza de que “las partes observen una pausa humanitaria” durante las consultas que deben durar tres días, agregó.

Desde el pasado 26 de marzo, Arabia Saudita, que apoya al gobierno en el exilio refugiado en Riad, lidera una campaña de bombardeos aéreos contra las posiciones de los rebeldes en Yemen con el objetivo de restablecer la autoridad “legítima” en Saná. Los hutíes, que controlan buena parte del territorio de Yemen, incluida la capital, están apoyados por Irán.

Fuente: Infobae

Jefe de la Fuerza Aèrea de Arabia Saudita muerto en un ataque con misiles scud por parte de los rebeldes yemeníes a la Base aérea de Khamis Mushayt.

El Teniente General de La Fuerza Aérea de Arabia Saudita, el Comandante Muhammad bin Ahmed Al-Shaalan, fue asesinado en un ataque transfronterizo con un misil Scud por los rebeldes yemeníes Houthi en la gran base aérea Rey Khalid en Khamis Mushayt en la región de Asir al suroeste de Arabia Saudita, según informes de Debkafile. El ataque tuvo lugar el 6 de junio, pero su muerte se ocultó bajo un manto de secreto hasta el miércoles, 10 de junio.

Desde esta gran base aérea de Arabia, es desde donde el reino ha venido librando desde hace dos meses y medio, su campaña aérea para poner fin a la insurgencia yemení. Los ataques aéreos saudíes y de la coalición, dirigidos contra los rebeldes Houthi apoyados por Irán y sus aliados del ejército yemení y de las tribus locales, han matado a unas 2.000 personas, algunas de ellas civiles, incluyendo mujeres y niños.

Fuentes militares de Debkafile en el Golfo comentaron que incluso la divulgación oficial tardía de la muerte del general Al-Shaalan el Miércoles deja más preguntas que respuestas. El escueto anuncio de tres líneas, dijo: “El Comandante de la Fuerza aérea Royal de Arabia Saudita, el teniente general Mohammed bin Ahmed Al-Shaalan murió el miércoles durante un viaje de trabajo fuera del reino, de un ataque al corazón.” No se proporcionó información sobre la naturaleza de su supuesto” viaje de trabajo “, su destino y el propósito -. o incluso la fecha de su funeral.

Nuestras fuentes militares informan que el ataque de los huthis con misiles Scud ‘tomó a los saudíes por sorpresa. La única reacción de la base aérea vino de los equipos estadounidenses que operan baterías Patriot contra-misiles. Intentaron derribar los misiles entrantes y lograron interceptar sólo dos o tres de un aluvión de 15. Los Estados Unidos ha desplegado Patriots en Khamis Mushayt para proteger las unidades de operaciones especiales y los zánganos que luchan contra Al Qaeda en Arabia (AQIP). Pero desde el comienzo de la guerra civil de Yemen, los aviones no tripulados estadounidenses han sido los que han alimentado a la Fuerza Aérea de Arabia con inteligencia sobre objetivos y movimientos de los Houthi. El asalto desde Yemen de la base aérea de Arabia representó una escalada importante en la guerra de Yemen, con efecto sobre el complejo de EE.UU. en relación con Irán en el contexto del conflicto de Yemen.

Fuentes militares de Debkafile afirman que las tripulaciones Houthi que transportaban los misiles Scud, sin duda, recibieron datos precisos de la inteligencia iraní sobre el paradero del general Al-Shalaan y el personal a su cargo en el día del ataque. Con esta información, fueron capaces de medir el tiempo de su ataque siendo las 3 am antes del amanecer y apuntar a la vivienda en la base y los hangares. Lo mas probable es que Teherán organizó este ataque de los hutíes con misiles Scud, no solo para dañar la base desde la cual se lanzaron ataques aéreos contra ellos, sino también por venganza contra la inteligencia estadounidense de utilizar drones que proporcionan información al ejército árabe..

Riad ocultó las circunstancias de la muerte del jefe de la Fuerza aérea para evitar afectar la moral de los combatientes saudíes que participan en la guerra de Yemen. El gobierno de Obama también tenía interés en la elaboración de un velo discreto sobre el incidente a fin de no poner en peligro las negociaciones nucleares con Irán al entrar en la última vuelta antes de la fecha límite de 30 de junio.

Fuente: Debkafile

Los Hutíes de Yemen aceptaron la tregua propuesta por Arabia Saudita en

El acuerdo comenzará a regir a partir del próximo martes y se extenderá por cinco días. Los rebeldes chiítas se comprometieron a realizar cualquier esfuerzo para disipar el sufrimiento del pueblo yemení

Crédito: Reuters

Los combatientes hutíes de Yemen, aliados con Irán, han aceptado el domingo un alto el fuego humanitario de cinco días, propuesto por la adversaria Arabia Saudita, pero advirtieron que responderían a cualquier violación de éste acuerdo.

Riad señaló el viernes que un alto el fuego podría comenzar el martes si los combatientes hutíes aceptaban la tregua.

Respaldada por Estados Unidos, una coalición liderada por los sauditas comenzó ataques aéreos contra los rebeldes chiítas y las unidades del Ejército al ex presidente Ali Abdullah Saleh el 26 de marzo, con el objetivo de restablecer el Gobierno del presidente Abd-Rabbu Mansour Hadi.

Los hutíes dijeron que su campaña está destinada a combatir la insurgencia de Al Qaeda y a luchar contra la corrupción.

“Y la violación militar del alto el fuego por parte de Al Qaeda o de aquellos que están con ellos y los apoyan y los financian será respondida por el Ejército y los comités popular y de Seguridad”, indicó el coronel Sharaf Luqman, portavoz del Ejército aliado con los hutíes, en un comunicado publicado por la agencia de noticias Saba.

En un texto publicado a última hora del sábado, los rebeldes yemeníes apuntaron que lidiarían “positivamente” con cualquier esfuerzo para disipar el sufrimiento del pueblo yemení, un signo de que aceptarían el alto el fuego.

También pidieron un diálogo político bajo el auspicio de Naciones Unidas para intentar resolver el conflicto.

El alto el fuego, que dará tiempo a los donantes a coordinar la entrega de ayuda, entrará en vigor a las 11 de la tarde del martes (20.00 GMT).

Fuente: Infobae