Archivo de la categoría: HUNGRÍA.

La Unión Europea respaldada por George Soros está tratando de intimidar a Hungría, Polonia, República Checa y también a Eslovaquia.

Los burócratas de la UE siguen enviando cartas enojadas a los países de Europa Central y Oriental amenazándolos con sanciones a menos que acepten tomar las cuotas de inmigrantes musulmanes que se hacen pasar por refugiados.

¿Sus respuestas?

El iconoclasta

La Comisión Europea abre procedimientos de infracción a República Checa, Hungría y Polonia por resistirse al cambio demográfico

En las últimas décadas, Europa ha pretendido redefinirse apostando por el fracasado modelo de la “diversidad”. A medida que el terrorismo crecía y llegaban más inmigrantes, la opinión pública comenzó a mostrarse refractaria. Hoy, la “diversidad” sólo es defendida por las élites. Sospechosamente sordas al creciente clamor en contra, insisten en este modelo como el único posible para Europa.

Las políticas migratorias que promueven las élites europeas nos sugieren que estamos hablando de auténticos psicópatas suicidas. Descartada la posibilidad de que cambien, sólo nos queda aferrarnos a una gigantesca movilización de los ciudadanos europeos en contra de sus dirigentes y a que los líderes de países como Hungría, Polonia y Chequia no cejen en rechazar las pretensiones mundialistas de cara al reemplazo étnico y cultural en sus países, como por desgracia ya está ocurriendo en otros muchos de nuestro entorno.  Muchos apostamos por esa ejemplar resistencia como el único camino hacia nuestra supervivencia.

En esa encrucijada, no es extraño que la Comisión Europea ha emprendido la siguiente etapa de los procedimientos de infracción contra Chequia, Hungría y Polonia por incumplimiento de sus obligaciones de la relocalización de inmigrantes. Así lo anunció este miércoles la Comisión Europea a través de un comunicado oficial.

“Pese a los repetidos llamamientos a la acción y la puesta en marcha, el mes pasado, de procedimientos de infracción por la comisión, estos tres países siguen incumpliendo sus obligaciones legales y han demostrado su menosprecio a los compromisos ante Grecia, Italia y otros Estados-miembro”, reza el documento.

La institución recuerda que el pasado 15 de junio arrancó el proceso con el envío de las notificaciones oficiales sobre este incumplimiento a República Checa, Hungría y Polonia, cuya respuesta no satisfizo a la Comisión. Ahora el organismo pide a los tres países que faciliten lugares para la relocalización de inmigrantes cada tres meses para garantizar dicho proceso.

Asimismo, la Comisión precisa que Hungría no adoptó ninguna medida desde que empezó el proceso de relocalización de refugiados y que Polonia y República Checa no cumplen con sus compromisos desde diciembre de 2015 y agosto de 2016, respectivamente.

Con este nuevo paso la Comisión Europea solicita oficialmente a los tres estados que cumplan la normativa legal de la UE y que informen de las medidas que vayan a adoptar a este respecto durante el pazo de un mes que el organismo ha dado a República Checa, Hungría y Polonia para que resuelvan la cuestión. Si no cumplieran con las exigencias de la Comisión, el caso pasaría a consideración del Tribunal de Justicia de la UE.

La reforma judicial de Polonia

Asimismo, la Comisión Europea ha advertido que puede anular el derecho de voto de Polonia en el organismo tras la aprobación por el Parlamento polaco de una nueva ley judicial que choca con la objeción de Bruselas. Esta ley permite al Gobierno polaco designar y destituir a los presidentes del Tribunal Supremo sin tener que alegar motivos.

La Comisión argumenta que, de esa forma, pretende proteger el Estado de derecho en Polonia y solicita a las autoridades polacas que resuelven el asunto en el plazo de un mes.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha destacado que si el Gobierno polaco “sigue socavando la independencia del sistema judicial y el Estado de derecho en Polonia, no tendremos otro remedio que recurrir al Artículo 7”, que puede suspender el derecho a voto de Polonia en el organismo.

Esta controvertida ley, que permite al Gobierno polaco poner bajo su control al poder judicial, fue aprobada por el Parlamento del país el sábado pasado a pesar de las advertencias de Bruselas sobre el carácter antidemocrático de la reforma, la movilización ciudadana en contra y el veto del presidente de Polonia, Andrzej Duda.

Alerta Digital

Histórico discurso de Viktor Orbán, presidente de Hungría: “Existe un plan para poner Europa en manos de una población cosmopolita predominantemente musulmana”

Viktor Orbán

“Hace 27 años, pensamos que nuestro futuro era Europa. En la actualidad, somos el futuro de Europa”, dijo esta mañana el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, durante la 28ª edición de la Escuela de Verano Tusnádfürdő.

En su discurso anual, Orbán manifestó que las elecciones parlamentarias que se celebrarán la próxima primavera en su país tendrán una importante dimensión europea. “Lo que suceda en Hungría tendrá importantes implicaciones para el conjunto de Europa, porque hoy una Hungría fuerte juega un papel decisivo en la batalla para evitar la descristianización de Europa”, señaló.

Orbán consideró asimismo que un país fuerte no puede permitirse un declive demográfico. “Los países más fuertes son aquellos que son capaces de mantenerse biológicamente. Para que Hungría tenga futuro tiene que mantener una tasa de de fecundidad de 2,1 hijos por familia”.

Subrayó que un estado fuerte necesita una buena seguridad, incluida la protección de sus fronteras y la lucha contra el terrorismo, así como “el mantenimiento de un fuerte sentido de identidad cultural”. En contraste con estos principios, apuntó a Europa, víctima a su juicio de un cambio cultural y demográfico de imprevisibles consecuencias.

“La inmigración no traerá ninguna solución a los problemas económicos. Tratar de remediar la escasez de mano de obra mediante la importación de inmigrantes es como si en medio de un naufragio te pones a consumir agua del mar. Es también agua, pero el problema no hará sino aumentar”, sostuvo el primer ministro húngaro.

En este punto, quiso mostrarse “muy franco” sobre los retos ante la integración de un gran número de inmigrantes musulmanes en nuestra cultura cristiana. “No podemos mantener nuestros ideales solidarios en nuestras naciones cuando existen grupos étnicos que pretenden modificar la cultura europea. No podemos mantener nuestros ideales en medio de colectivos que se oponen a la existencia y la cultura de Europa, porque el resultado final será catastrófico”, enfatizó Orbán.

“El reto en las próximas décadas es si Europa seguirá perteneciendo a los europeos. Si Hungría seguirá siendo la tierra de los húngaros, si Alemania seguirá siendo la tierra de los alemanes, si Francia seguirá siendo la tierra de los franceses, si Italia seguirá siendo la tierra de los italianos”, añadió el líder magiar, criticando en este sentido a “los burócratas europeos y del imperio mundialista de George Soros” al oponerse a “la voluntad de las naciones”.

“Hoy, los intereses de George Soros están mejor representados en Bruselas y Washington, DC que en Tel Aviv”, espetó Orbán, quien rechazó que las críticas al financiero judío de origen húngaro formen parte de teorías conspirativas. “Existe un plan de Soros, que él mismo ha escrito”.

Según Orbán, dicho plan consistiría en trasladar a un millón de inmigrantes al territorio de la Unión Europea. “A su llegada deben recibir 15.000 millones de euros manteniendo así el efecto de succión. Esta cantidad es mayor que el ingreso promedio anual de los húngaros. Soros pretende que los inmigrantes sean distribuidos por todos los países de la Unión Europea. Proteger nuestras fronteras europeas frente a la entrada de ilegales nos ha supuesto un gran esfuerzo económico. Europa ha asumido una pequeña parte de ese costo. Hoy Alemania está al borde de la quiebra, así que no nos hablen más de la falta de solidaridad de Hungría”, señaló. “Si Europa quiere seguir siendo viable, debe recuperar su soberanía y liberarse del ‘imperio Soros’,” remachó.

Orbán abogó por una reforma de la Comisión Europea y volver a “la forma prescrita por los tratados constitutivos”. “Las Naciones Unidas deben proteger las fronteras de Europa. Una vez hecho esto, los inmigrantes deben ser rechazados del territorio de la UE. Esto puede sonar duro, pero los que han entrado ilegalmente en Europa deben ser expulsados. Europa no puede seguir siendo un continente desprotegido”, proclamó el primer ministro de Hungría.

También consideró prioritario que la Unión Europea “recupere su competitividad”, al objeto de garantizar la paz, se abra a los estados balcánicos y resuelva sus “problemas externos” con Rusia y Turquía”. Orbán no cree sin embargo que los actuales líderes europeas sepan estar a la altura de ese desafío.

“Esto no va a ser sencillo. En la Europa de hoy, los partidos cristianos han sido descristianizados y temen oponerse al proyecto axiológico de los intelectuales liberales. En cuanto a los socialdemócratas, han dejado de ser socialdemócratas y han renunciado a la idea de defender a los trabajadores nacionales. Lo que defienden hoy son los intereses económicos del neoliberalismo”, denunció el presidente húngaro.

Según Orbán, existe un plan para poner el territorio europeo en manos de una población cosmopolita predominantemente musulmana. “El éxito de este plan requiere una Europa descristianizada, gobiernos burocráticos y sin alma”, advirtió.

Pòr todo ello, el mandatario insistió en la importancia de las próximas elecciones parlamentarias húngaras para todo el conjunto europeo. Recordó en este sentido que Hungría, con la ayuda de otros países del Grupo de Visegrad, fue quien cortó el corredor migratorio que pasa a través de los Balcanes occidentales. “Los partidos de la oposición húngara claramente han prometido acabar con la barrera de protección de esta frontera y ceder más competencias nacionales a Bruselas. Mientras yo soy el primer ministro, la barrera se mantendrá en su lugar. Vamos a proteger Hungría y Europa”, proclamó.

“Somos el princiupal obstáculo para la realización del plan de Soros”, dijo Orbán, insistiendo que el principal obstáculo al que deberá enfrentarse no son los partidos de la oposición de su país. “Nosotros, en primer lugar, tendremos que medirnos con la ‘red Soros’, los eurócratas de Bruselas y sus medios de comunicación. Conocemos sus tácticas, basadas en el chantaje financiero y el periodismo mercenario”.

Por último, Orbán advirtió que “hay mucho en juego, no sólo en el ámbito nacional, sino también a nivel europeo”. “Hace 27 años, pensamos que nuestro futuro era Europa. Hoy somos el futuro de Europa”, concluyó el estadista húngaro.

El líder húngaro Victor Orban acusa a la UE y al multimillonario George Soros de intentar “musulmanizar Europa”

……………………………Prime Minister Viktor Orban has said Hungary will block the EU-Soros effort to increase Muslim migration into western Europe………………………….

El primer ministro de Hungría, Viktor Orban, ha dicho que Hungría bloqueará el esfuerzo de EU y Soros para incrementar la migración musulmana hacia Europa occidental

Los líderes de la UE y el multimillonario húngaro-estadounidense George Soros están buscando una “nueva, mixta, Europa musulmana”, según el primer ministro de Hungría contra la inmigración.

El primer ministro Viktor Orban dijo durante una visita a Rumania el sábado que las vallas fronterizas de Hungría, apoyadas por otros países de Europa Central, bloquearán el esfuerzo de la Unión Europea y Soros para incrementar la migración de musulmanes a Europa.

Mientras que Hungría se opuso a los migrantes “que podrían cambiar la identidad cultural del país”, dijo Orban bajo su liderazgo, Hungría seguirá siendo un lugar donde “los cristianos de Europa occidental siempre podrán encontrar seguridad”.

Orban, que buscará un cuarto mandato en abril del 2018, dijo que los partidos de oposición húngaros no eran una amenaza para su gobierno.

“En la próxima campaña, en primer lugar tenemos que enfrentarnos a los poderes externos”, dijo Orban en un festival cultural en Baile Tusnad, Rumania. 

“Tenemos que mantenernos firmes contra la red mafiosa de Soros y los burócratas de Bruselas. 

“Y, durante los próximos nueve meses, tendremos que luchar contra los medios de comunicación que operan allí”.

Soros se ha convertido en un objetivo clave de Orban y su gobierno.

La reciente legislación en Hungría busca cerrar o expulsar a la Universidad Central Europea de Budapest, fundada por Soros en 1991. 

También hay nuevas normas sobre organizaciones no gubernamentales financiadas al menos en parte por el extranjero, que los críticos dicen que estigmatizan a las ONG, muchas de las cuales están respaldadas por las Fundaciones de la Sociedad Abierta de Soros.

Orban reiteró su acusación de que las ONG financiadas por Soros quieren debilitar la seguridad de Hungría con su defensa de los solicitantes de asilo y dijo que Hungría había logrado detener la “invasión migratoria” con vallas de alambre de púas en sus fronteras con Serbia y Croacia.

En Hungría, una campaña de carteles anti-Soros, recientemente terminada, ha sido criticada por grupos judíos por sus connotaciones antisemitas.

En el discurso difundido por los medios de comunicación estatales húngaros, Orban reiteró su afirmación de que el liderazgo de la UE estaba invadiendo los derechos de los Estados miembros y tratando de aplicar políticas, como el aumento de la inmigración.

Prime Minister Orban accused billionaire George Soros of funding migrant advocacy groups
 

El primer ministro Orban acusó al multimillonario George Soros de financiar grupos de defensa de los inmigrantes

Orban dijo que Polonia, que está bajo presión de la UE debido a los intentos de poner a su Corte Suprema bajo control político, reemplazó a Hungría como blanco del “principal inquisidor” de la UE, a quien identificó como el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans.

“El objetivo principal de la inquisición, el claro ejemplo de la gobernanza nacional a ser debilitado, destruido y roto es Polonia”, dijo Orban, prometiendo defender al gobierno polaco. 

“Hungría utilizará todas las posibilidades legales en la Unión Europea para solidarizarse con los polacos”.

Preguntado sobre la elección entre el presidente de los Estados Unidos Donald Trump y el presidente ruso Vladimir Putin, Orban respondió con una broma que le hizo a un periodista un polaco que le pidió que eligiera en la era comunista entre Hitler y Stalin.

-Le respondí que elijo a Marlene Dietrich -dijo Orban riendo-. 

Lo que quiero decir con esto es que no puedes dar una buena respuesta a una mala pregunta.

Orban expresó su apoyo a Trump hace un año, mientras que Putin visitó Hungría dos veces en dos años. 

Orban said Hungary had  stopped the 'migrant invasion' with razor-wire fences on its borders
 

Orban dijo que Hungría había detenido la “invasión migratoria” con vallas de alambre de púas en sus fronteras

Hungría está ampliando sus vínculos energéticos con Moscú, incluyendo la construcción de nuevos reactores por parte de Rusia en la única central nuclear de Hungría.

Orban dijo que los “intereses húngaros” serían la “estrella guía” de la política exterior de su país, y no “Trump, Putin o la canciller alemana Angela Merkel”.

Orban dijo que la baja natalidad de Hungría convirtió al país en una “especie en peligro de extinción”, y que el gobierno estaba usando los impuestos de las compañías multinacionales para financiar políticas sociales que estimularían a las familias a tener más hijos.

Fuente: Daily Mail Online

Hungría: 4 naciones de Europa del Este junto con Israel, lucharán contra el terrorismo islámico y la inmigración masiva de musulmanes.

¿Están George Soros y su “Gobierno en la sombra” detrás de la crisis de los inmigrantes en el Mediterráneo?

George Soros.

George Soros.

¿Por qué hay una crisis de los inmigrantes en el Mediterráneo y por qué tantas ONG implicadas en este proceso? La razón es “una amplia red de partidarios de la política de fronteras abiertas” y de organizaciones que son financiadas o cooperan con la Open Society Foundations de George Soros, revela un nuevo artículo del portal Vestifinance. El texto afirma que, si bien no es ilegal, a veces su actividad política va “demasiado lejos”.

La publicación analiza “la red de ‘lobbies’ de la inmigración” en Italia, que consta de las ONGs internacionales financiadas por la Open Society; las ONGs italianas financiadas por la Open Society y las organizaciones que tienen proyectos conjuntos con la Open Society. Entre ellas destaca las siguientes:

1. Associazione Carta di Roma

Esta asociación fue fundada en diciembre de 2011 para poner en práctica el “código moral de la información correcta” sobre la inmigración.

2. COSPE Onlus

Fundada en 1983, COSPE Onlus está presente en 30 países con 150 proyectos lanzados “en aras del desarrollo de un mundo justo y sostenible, el respeto de los derechos humanos, la paz y la justicia para el pueblo”, respaldando el derecho a la movilidad internacional.

3. ASGI

(Foto Reuters)

(Foto Reuters)

ASGI, que ha contribuido a la creación de leyes nacionales y europeas sobre la inmigración, el asilo y la ciudadanía, fue fundada y financiada directamente por la Open Society. Esta ONG se centra principalmente en la situación actual en Hungría y en adoptar medidas contra la discriminación.

En el marco de la reforma de inmigración, el asilo y la ciudadanía, ASGI insiste, entre otras cosas, en que la Unión Europea debe abandonar sus políticas hostiles adoptadas en los últimos años, como el acuerdo entre Turquía y la UE del marzo de 2016, al igual que rechazar la cooperación con “regímenes dictatoriales” como los de Libia, Sudán y Nigeria.

4. CILD

CILD, fundada en 2014, es una red de organizaciones que promueven los derechos y libertades de los ciudadanos y organizan campañas de sensibilización con el objetivo de cambiar la opinión pública sobre la inmigración para que sea vista “como un sistema de asilo, en lugar de un sistema criminal”, explica el artículo.

La red de CILD incluye varias organizaciones y movimientos apoyados o financiados por la Open Society de Soros, como Buon Diritto, ANSI, ARCI, CIR, Cittadini del Mondo, Fondazione Leone Moressa, Lunaria, NAGA o PARSEC.

5. Buon Diritto

En particular, Buon Diritto, de la red CILD, es un grupo de apoyo centrado en la inmigración cuyo sitio web “está lleno de información de la Open Society”, señala Vestifinance.

Gobierno en la sombra

(Foto Reuters)

(Foto Reuters)

Según resume el portal, la red de las organizaciones relacionadas con Soros “es extensa y compleja”, e incluye a políticos como Cécile Kyenge, ministra de Integración y Cooperación Internacional de Italia entre 2013 y 2014, o la excanciller transalpina Emma Bonino, que son “directamente responsables” de la gran afluencia de inmigrantes a Italia y apoyan grupos que promueven la censura de la prensa.

El objetivo principal de Open Society –el uso de leyes contra la discriminación para facilitar la migración sin restricciones mediante la apertura de las fronteras– es expresada claramente en el manifiesto de muchas organizaciones, la mayoría de las cuales defienden sus “puntos de vista extremos” como “basados en la evidencia” o “sentido común”. A la vez “proporcionan una interpretación subjetiva de los datos u omiten información inconveniente”, así como apoyan con eficacia a los inmigrantes “independientemente de si son solicitantes de asilo legales o ilegales”, concluye Vestifinance.

Alerta Digital

Europa Oriental elige mantener la civilización occidental

6 de julio de 2017: el presidente Donald Trump pronuncia un discurso en Varsovia, Polonia, frente a un monumento que conmemora el levantamiento de esa ciudad contra los alemanes en 1944. (Foto: Casa Blanca).

por Giulio Meotti

En un histórico discurso para una entusiasta multitud polaca, antes de la reunión de los líderes de la Cumbre del G-20, el presidente estadounidense, Donald Trump, describió la batalla de Occidente contra el “terrorismo islámico radical” como la forma de proteger “nuestra civilización y nuestro estilo de vida”. Trump preguntó si Occidente tenía la voluntad de sobrevivir:

¿Confiamos en nuestros valores para defenderlos a cualquier precio? ¿Tenemos el suficiente respeto por nuestros ciudadanos para proteger nuestras fronteras? ¿Tenemos el deseo y el coraje de preservar nuestra civilización de quienes quieren subvertirla y destruirla?

La pregunta de Trump podría tener su respuesta en la Europa Oriental, lugar que eligió para pronunciar su potente discurso.

Después de que un terrorista suicida islamista asesinara a 22 personas que asistían a un concierto en Mánchester —entre ellas dos de nacionalidad polaca—, la primera ministra de Polonia, Beata Szydło, dijo que Polonia no iba a ser “chantajeada” para aceptar miles de refugiados por el sistema de cuotas de la Unión Europea. Instó a los diputados polacos a salvaguardar el país y Europa del azote del terrorismo islamista y el suicidio cultural:

¿Hacia dónde vas, Europa? Deja de arrodillarte y despierta de tu letargo, o llorarás por tus hijos todos los días.

Pocos días después, la Unión Europea anunció que iba a iniciar procesos para penalizar a Polonia, Hungría y la República Checa por negarse a aceptar migrantes tal como decidió la Comisión Europea en el esquema que creó en 2015.

Tras el discurso de Szydło, Zoltan Balog, ministro de Recursos Humanos de Hungría, declaró:

El islam es una de las culturas y religiones más importantes, que debemos respetar, pero Europa tiene una identidad diferente, y es obvio que estas dos culturas son incapaces de coexistir sin conflicto. […] La mayor diferencia es que en Europa, la política y la religión han estado separadas la una de la otra, pero en el caso del islam, es la religión la que determina la política.

Por eso Viktor Orbán ha sido tachado de “enemigo interior de Europa”, porque verbalizó lo que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, jamás dirá: “Mantener Europa cristiana”.

Esos discursos oficiales del Grupo Visegrád —el grupo europeo compuesto por la República Checa, Polonia, Hungría y Eslovaquia— son sólo dos ejemplos de las profundas divisiones ideológicas entre los países de la Europa Occidental y los de Europa Central y Oriental.

Ha habido una tendencia al alza por parte de los líderes de Visegrád de enmarcar el islam como una amenaza civilizacional para la Europa cristiana. Si, en la Europa Occidental, el cristianismo ha sido radicalmente marginado por la opinión pública y duramente restringido por las normas oficiales de la UE, en la Europa Oriental las últimas encuestas revelan que el cristianismo sigue tan fuerte y patriótico como siempre. Por eso Trump llamó a Polonia “la nación creyente”. Por eso las revistas católicas de la UE están preguntando abiertamente si existe un “nuevo despertar cristiano” en la Europa Oriental. Eslovaquia aprobó una ley para evitar que el islam se convierta en una religión oficial del Estado.

Estos países de la Europa Central y Oriental saben que el multiculturalismo de la Europa Occidental ha sido una receta para los ataques terroristas, para empezar. Como señaló Ed West, de The Spectator:

No toda Europa, por supuesto. Europa Central —principalmente Polonia, Hungría y la República Checa— siguen estando bastante a salvo de la amenaza terrorista, a pesar de que la primera, en concreto, tenga presencia mediante la OTAN en Oriente Medio. Precisamente porque los motivos son tan evidentes, no se pueden mencionar. Polonia tiene un 0,1% de musulmanes, de los cuales la mayoría provienen de una comunidad tártara establecida hace mucho tiempo, el 5% de Gran Bretaña, el 9% de Francia y el 25% de Bruselas. Y esas cifras van en aumento.

Lo que es presumiblemente “obvio” aquí es que Polonia y Hungría no han sido atacadas por el terrorismo islamista porque tienen muy pocos musulmanes, mientras que en Bélgica y Reino Unido ocurre lo contrario. Es probable que Europa hubiese estado más segura de haber seguido el ejemplo de Europa Oriental.

Europa Oriental no sólo demuestra una mayor comprensión de la cultura occidental que la Europa Occidental; estos países del este también han sido mucho más generosos con la OTAN, el baluarte de su independencia y seguridad. La cultura y la seguridad van de la mano: si te tomas en serio tu propia cultura y civilización, estarás dispuesto a defenderlas.

Un rápido vistazo al gasto militar de los miembros de la OTAN en relación con su PIB demuestra que Polonia cumple el objetivo del 2%, a diferencia de todos los países de la Europa Occidental. Sólo cinco de los 28 miembros de la OTAN —EEUU, Grecia, Polonia, Estonia y Reino Unido— cumplen el objetivo del 2%. ¿Dónde está Francia? ¿Y Bélgica? ¿Y Alemania? ¿Y los Países Bajos?

“A diferencia de la mayoría de sus compañeros de la OTAN y Europa —explicó Agnia Grigas, miembro del Atlantic Council— Polonia, en estas dos últimas décadas, no ha dejado de considerar la seguridad como un asunto prioritario, y en consecuencia, ha ido surgiendo lenta pero firmemente como la piedra de toque de la seguridad europea”. Polonia —a diferencia de Bélgica, Italia y otros países europeos— no es un “parásito”, sino un socio fiable para su aliado estadounidense. Polonia demostró su leal apoyo a Estados Unidos tanto en Afganistán como en Irak, donde sus tropas combatieron a los talibanes y ayudaron a derrocar a Sadam Husein.

No es casualidad que el presidente Trump escogiera Polonia, un país que luchó contra el nazismo y el comunismo, para pedir a Europa que demostrara un poco de voluntad en su lucha existencial contra el nuevo totalitarismo: el islam radical.

“Occidente seguirá teniendo la ventaja militar durante mucho tiempo todavía, pero poseer armas es una cosa, y poseer la voluntad de usarlas es otra bien distinta”, escribió William Kilpatrick, profesor del Boston College. “Occidente es fuerte militarmente, pero débil ideológicamente. Carece de confianza civilizacional”.

Por eso es crucial que Europa Oriental siga siendo una voz disidiente fuerte en el proyecto de la UE. Podría aportar la confianza cultural de la que carecen desgraciadamente los burócratas europeos, poniendo en peligro a la propia Europa.

Traducción del texto original: Gatestone Institute
Traducido por Revista El Medio