Perro devora carne yihadista inmunda

NUEVO HEROE CANINO DEVORA CARNE DE TERRORISTAS

1.jpg

Que todos los malditos yihadistas sirvan de alimento a los perros a quienes tanto odian pero que si alimentan .

Este es el fin de todos los engañados que salen de Europa y de otros paises para terminar podridos en el desierto.

Debe existir un fondo especial Europeo para que todos aquellos que deseen integrarse a ISIS o DAESH se vaya previa entega de su documentacion Continental.

¿ para que se necesita esa maldita basura aqui si perfectamente se puede ir a morir alla donde a nadie les hara falta para nada ?

http://www.kaotic.com/video/1FHQeXZM_2016326045010_t

23456

AL AJO SNACKBARR

AL AJO SNACKBARR

AL AJO SNACKBARR

Crean campaña para tratar de limpiar la imagen del pedófilo falso profeta Mohamed en EE:UU..

ICNA-logo-e1434527743946Jacksonville, FL es el último objetivo de una campaña de vallas publicitarias a nivel nacional lanzada por el grupo que lleva la delantera en la Hermandad Musulmana, el Círculo Islámico de Norteamérica (ICNA), para engañar a los no musulmanes en el pensamiento de que su llamado “profeta” Mahoma no era en realidad violento, intolerante, violador de niños, misógino, algo que todo el mundo sabe que en realidad era.

News4Jax   Mohammed Ilyas, el presidente regional para el grupo, Círculo Islámico de Norteamérica, afirma que la campaña nacional es ayudar a aclarar los “mitos” acerca de las creencias islámicas y el mensaje del Profeta Muhammad. Él dice que muchas personas asocian la religión con los grupos terroristas y la negatividad … pero con más de 1,4 millones de musulmanes en el mundo …. él dice que es hora de educar las impresiones negativas de la gente acerca del Islam (contrarrestando con mentiras y engaños)

MITO:

billboard2015wi2

REALIDAD:

sountericnaafdi800x295-vi

MITO:

billboard2015wi1

REALIDAD:

Muhammadquotes800x2331-vi

MITO:

Vallas islámicos que aparecen throughtout área de Orlando

REALIDAD:

biblia-corán

MITO:

sddefault

REALIDAD:

7b51ad3a8f87ea0519e5385ab818f6-vi

SICKENING:

Alarmante exceso de confianza por parte de los políticos israelíes en que Egipto podrá lidiar en solitario con Hamas e ISIS.

Las declaraciones procedentes de diferentes portavoces israelíes esta semana no sólo eran contrarias y peligrosas con respecto a los acontecimientos reales, sino también las declaraciones del uno para con el otro, cuando se trata de la confrontación masiva de Egipto esta semana contra ISIS cerca de la frontera de Israel, junto con una nueva ronda de ataques terroristas anti- israelíes, por parte de terroristas palestinos en Cisjordania y el papel ambivalente desempeñado por los extremistas de Hamas en todos estos eventos.

El coordinador de las Actividades Gubernamentales en los Territorios, el mayor general Yoav Mordechai, dijo en una entrevista a Al Jazeera el Jueves, 02 de julio, que Israel tenia “evidencia clara” de que Hamas ayudó al ISIS en la ofensiva que lanzó contra las posiciones egipcias en el norte del Sinaí este Miércoles .

El comandante israelí acusó a Hamas de dar “armas y apoyo logístico al afiliado de ISIS.” Añadió que “tenemos evidencias de que los comandantes de Hamas participaron activamente en esta ayuda”, y nombró a “Wael Faraj, un comandante de la brigada del ala militar de Hamas … que ingresó clandestinamente a [combatientes heridos] de ISIS desde el Sinaí a Gaza “, y” Abdullah Kitshi … que entrenó agentes pertenecientes a Wilayat en el Sinaí. ”

Preguntado sobre la cooperación israelí-egipcia, Mordechai comentó: “Egipto es un país fuerte e independiente.”

El asesor estratégico del Ministerio de Defensa, Amos Galaad fue más específico: Él dijo que estaba seguro de que los egipcios harían todo lo necesario para enfrentar una determinada guerra contra el ISIS “ya que es un país fuerte de 90 millones de personas con un ejército de medio millón de soldados.”.

El Jueves, 02 de julio, al día siguiente de la redada de ISIS, el ejército egipcio dijo que había matado a 123 hombres armados del Estado Islámico en dos días, 100 de los cuales fueron dados de baja el miércoles. Se informó que los Bombarderos egipcios fueron descritos acabando con concentraciones de terroristas de ISIS alrededor de la ciudad del norte del Sinaí de Sheikh Zuwaid.  “La situación en el norte del Sinaí está ahora bajo el control total”, dijo el portavoz egipcio

Los tres funcionarios estaban haciendo todo lo posible por mantener una buena cara ante los reveses del ejército egipcio en su mayor batalla contra ISIS que según fuentes militares de Debkafile todavía se continúa escenificando. Nadie estaba dispuesto a admitir que la rama del Sinaí del Estado Islámico había ganado esta confrontación.

Durante dos años, el ejército egipcio sólo ha erosionado los bordes de la amenaza de la presencia islamista cada vez más grande en la península del Sinaí, incluso, bajo un acuerdo con Israel, suspendió las restricciones del acuerdo de paz de 1979, lo que le permitió a Egipto traer grandes fuerzas militares, tanques, artillería y helicópteros al Sinaí para una gran campaña para borrar esa presencia terrorista. Esto no ha sucedido a pesar de que tanto los egipcios como el ejército israelí conocen el paradero exacto de las bases de los terroristas islamistas.

Incluso durante el desarrollo hasta el resultado parcial no deseado de la batalla del miércoles, el ejército israelí tomó la precaución de cerrar el tráfico por la carretera principal israelí paralela a la frontera egipcia de Nitzana cerca al puerto meridional de Eilat. El ejército en el sur también se puso en máxima alerta en caso de que asaltantes de ISIS crucen la frontera del Sinaí egipcio.
Luego, el viernes por la tarde, en algunas partes del sur de Israel se escucharon las alarmas de una alerta roja a raíz de los cohetes que el ejército israelí estimó que habían llegado desde el Sinaí, es decir, disparados por ISIS, . en lugar de pensar que habían llegado desde la Franja de Gaza.
Los funcionarios israelíes se muestran más confundidos cuando discuten acerca de Hamas, incluso después de acreditar a ese grupo extremista palestino con la realización de una nueva oleada de ataques terroristas en Cisjordania y Jerusalén. En la última semana, asesinaron a tres israelíes, David Capra, Danny Gonen y Malaquías Moshe Rosenfeld.

Sin embargo, de acuerdo con el mantra de las FDI se ha revelado que los corresponsales militares acreditados, consideran que Hamas lo que realmente quiere es un alto el fuego a largo plazo con el fin de vivir en paz. También sacan a relucir las afirmaciones oficiales de que los ataques mortales fueron obra de “lobos solitarios”, así como de que el goteo persistente de lanzamiento de cohetes desde la Franja de Gaza proviene de elementos “canallas”.
Funcionarios israelíes parecen haber perdido el rumbo en medio de vanos intentos por dejar a la organización terrorista Hamas desactivada.
La propia voluntad de Hamas para saltar a la cama con Egipto, Hezbollah, Irán e ISIS, todos a la vez, sin duda crea una imagen confusa sobre sus motivaciones cambiantes. Sin embargo, las autoridades israelíes deben cuidarse de caer en la trampa peligrosa de la ambivalencia y la pérdida de enfoque.
El presidente El-Sisi debe darse cuenta ahora que su ejército ha perdido el tren para un rotundo triunfo de una huelga en contra de ISIS, porque ese enemigo ya no está solo. Su asociación con Hamas se ve reforzada además por un pacto secreto firmado con la Hermandad Musulmana egipcia, el enemigo mortal de la administración de El-Sisi
Hamas, como descendiente ideológico de la Hermandad, de hecho fue el anfitrión de  Mahmud Izzat Ibrahim, el jefe de la Hermandad; el cual opera clandestinamente redes, que van desde Libia a través del Sinaí.

Este eje tripartita conformado por ISIS, la Hermandad Musulmana y Hamas se encuentra actualmente en pleno impulso. Por lo tanto, Egipto se encuentra en una sangrienta guerra interminable.

Seria absurdo de que los políticos israelíes dependan de que El Cairo elimine a estos terrorista en el corto plazo sin su ayuda. Deben encontrar maneras, cuanto antes mejor, de lidiar con la realidad de una desenfrenada arremetida del Estado Islámico en su terrirtorio. ISIS ya está en el proceso de rebasamiento de la Franja de Gaza; y está con la disposición de apoderarse de las secciones en expansión de la península del Sinaí. Ese territorio servirá como una base ideal para las incursiones islamistas contra Israel.
Si el ISIS decide tomarse las zonas costeras del Sinaí, puede ser necesario librar una guerra importante para preservar la libertad de navegación en el Canal e Israel del Suez de salida al sur a través el Golfo de Aqaba.

Fuente: Debkafile

Líderes de Hamas y Hezbolla se reúnen para discutir un alto el fuego duradero con Israel.

Moussa Abu Marzouk visita Beirut en secreto para cumplir con una reunión con Hassan Nasrallah sobre conversaciones reportadas con Israel.

El funcionario de Hamas Moussa Abu Marzouk, 18 de septiembre de 2014. (AP / Khalil Hamra)

El funcionario de Hamas Moussa Abu Marzouk, 18 de septiembre de 2014. (AP / Khalil Hamra)

Un alto funcionario de Hamas tiene previsto reunirse con el secretario general de Hezbollah, Hassan Nasrallah, en Beirut en los próximos días con el objetivo de fortalecer los lazos entre los dos grupos terroristas.

Moussa Abu Marzouk, diputado de Hamas y el jefe de la oficina política Khaled Meshal, viajaron a Beirut en secreto, según los informes.

La reunión marcará el segundo encuentro de Marzouk con el líder de Hezbolá en un mes.

Los dos se espera que discutan acerca de las conversaciones por medio de los canales de retorno, reportados de Hamas con Israel sobre un alto el fuego a largo plazo.

El líder de Hezbolá, Hassan Nasrallah, durante un discurso en Beirut, 3 de noviembre de 2014. (captura de pantalla: YouTube / Imam Mahdi)

El grupo Chiita Hezbolá se encuentra en una lucha como proxy iraní junto con el régimen de Assad en Siria, mientras que Hamas es una consecuencia sunita de la Hermandad Musulmana egipcia que apoya a los rebeldes yihadistas suníes en Siria. Sin embargo, mientras que los dos grupos no se ven ojo a ojo en el conflicto entre sunitas y chiítas que se escenifica en la región, tienen una larga historia de cooperación en lo que respecta al enemigo común, Israel.

En 2006, mientras el conflicto en Gaza se intensificó tras el secuestro transfronterizo por parte de Hamas del soldado de las FDI, Gilad Shalit, Hezbolá vino en ayuda de Hamas con el lanzamiento de su propio ataque a las fuerzas del ejército en la frontera del norte de Israel, lo que desató la Segunda Guerra del Líbano.

En los años transcurridos desde el 2007 con la toma de control de Hamas de la Franja de Gaza a la Autoridad Palestina, el grupo ha crecido más cerca de la patrona de Hezbollah, Irán, que ha demostrado estar más dispuestos que los estados árabes para abastecer a la organización con fondos y armas para su conflicto con Israel.

Fuente: The times of Israel.

Son los Islamistas!…Al menos por ahora

islam

por: Francisco Fernandez de Santaella

“¡Es la economía, estúpido!” fue el famoso grito de guerra del equipo electoral que llevó a Bill Clinton a la Casa Blanca, bailándole la silla a papá Bush, que buscaba su reelección. Era su contestación al “leed mis labios: no [habrá] nuevos impuestos“, promesa incumplida de Bush durante las anteriores elecciones, de las que había salido Presidente.

Ahorrándonos la ofensa innecesaria, hoy, y por ahora, podemos decir con el mismo aplomo: ¡Son los islamistas!

Louis René Bares, profesor emérito de teoría política y derecho internacional, ni lo duda, al tiempo que añade luz a una escena por demás complicada:
A su tiempo, ISIS podría conquistar ‘Palestina’, escenario no contemplado generalmente, lo que sugiere que el principal impedimento para que los palestinos tengan su estado no es, en realidad, Israel, si no otra banda competidora de terroristas árabes suníes.
Aunque se acusa a Israel de impedir la creación de un estado palestino y de estar contra la solución dos estados para dos pueblos, lo cierto es que el impedimento esencial para el surgimiento de un estado palestino no es Israel.

Ya le gustaría a Israel poderse permitir la creación de un estado palestino que quisiera vivir en paz al lado de un estado judío. Sería el más acabado sueño sionista imaginable (bueno, siempre se puede pedir algo más, pero, francamente, sería un muy, pero que muy buen sueño hecho realidad).

Pero seamos realistas y hablemos incluso de lo prohibido.

Para nadie es sorpresa que los islamistas de Hamás, hijo reconocido del principal grupo islamista suní, los Hermanos Musulmanes, no solo domina el mundo palestino en Gaza sino que cada vez que se le ha dado ocasión ha ganado elecciones a la gente de Fatah también en Cisjordania, recientemente en las universidades. Por eso Abbas no les ha dado tal oportunidad desde hace 10 años, 6 más de los debidos, y nadie en el mundo – salvo los islamistas y sus socios de la izquierda internacional, que van a lo suyo, claro está – se lo echa en cara seriamente, ni los israelíes.

Y tampoco es sorpresa que en cuanto se atempera mínimamente, Jamás se ve amenazado en sus propios dominios gazeños por grupos islamistas aún más radicales, que quieren ocupar su lugar a fuerza de gritar más alto y comportarse más bárbara e islámicamente.

Y sabemos que el Estado Islámico, sustituto de Al Qaida como enemigo occidental nº 1, islamistas suníes armados que ya extienden sus tentáculos de terror por varios estados árabes, se encuentra ya muy cerca de la frontera sirio-jordana, con incursiones dentro de la misma Jordania, a dos pasos del Jordán, umbral de la Ribera Occidental y puerta del camino a Al Quds, Jerusalén, en el corazón de Israel, y a las montañas que lo rodean y dominan la densa planicie israelí, incluido el aeropuerto internacional Ben-Gurión. Que ISIS aún no haya penetrado más en Jordania se debe, en no poca medida, a las fuerzas armadas de Israel, claro está.

Aunque algunos prefieran ignorarlo, y yo no lo digo aquí con ánimo de polémica ni afán de negar identidad a los palestinos, hasta mediados de los 60 nadie hablaba del pueblo palestino en serio. Fue Arafat quien arrancó esa bandera de manos de Amín al-Husseini, el Gran Muftí de Jerusalén y Gran Colaborador de los Nazis, y auténtico promotor en los años ’20 de la idea de ‘Pueblo Palestino’, que, en todo caso, él siempre usó para legitimarse como campeón de la unidad islámica y protococalifa del nuevo orden islámico que, aupado y empujado por los nazis, también promovía activamente.

Un último elemento de realidad: los últimos cuatro años han acreditado la facilidad con que los islamistas han tomado el poder en cuanto se les ha dado la menor oportunidad, democrática o bélica. Y también han mostrado cómo incluso fuerzas armadas estatales desmotivadas han salido y siguen saliendo corriendo ante el empuje celoso y ardiente de las hordas islamistas.

¿Cree alguien, de verdad, que los corruptérrimos personajes del Fatah les durarían dos minutos a los islamistas? ¿Cree alguien, de verdad, que los islamistas tardarían dos horas en hacerse con el poder en una Ribera Occidental dejada en manos del Fatah? ¿Cree alguien, de verdad, que los novísimos ‘palestinos’ durarían algo ante el fervor islamista por la úma islámica?

¿Alguien duda de que la amenaza islamista, y en este caso no solo suní, también chií, rodea Israel?

¿Por qué, entonces, gente aparentemente sana exige a los israelíes que se inmolen, abriendo ya las puertas de su casa a los islamistas?

Aunque disgustara enormemente al Presidente Obama, creo que el Primer Ministro Netanyahu llevaba razón. Ahora no se dan las condiciones para que entre el Jordán y el Mediterráneo haya dos estados, viviendo en paz y seguridad uno al lado del otro. Ojalá se dieran. Nada sería más deseable, al menos así me lo parece, sionista convencido como soy.

Cosa bien distinta es que no deba abandonarse el trabajo hacia la reconciliación personal y popular en la Tierra de Israel. Ahora menos que nunca. Pero sin engaños, que los demás problemas que plantea el conflicto israelo-árabo-palestino y judeo-islámico tampoco son minucias fácilmente solubles, como algunos nos quieren hacer creer, sino auténticas montañas nepalíes, dificilísimas de escalar… en condiciones más o menos normales, que en las actuales el mero intento de hacerlo sería locura que condenaría a la muerte segura a todos los involucrados.

Fuente: Por Israel

Batacazo de Erdogan y compañía: malas noticias para los yihadistas

Recep Tayyip Erdogan.

Por Burak Bekdil

Cuando, el pasado día 7, más de 55 millones de turcos acudieron a las urnas, no sólo decidieron privar al presidente Recep Tayyip Erdogan de los más que putinescos poderes que llevaba tanto tiempo persiguiendo; también dieron un democrático no a sus ambiciones islamistas en política exterior.

En los próximos años es probable que Erdogan esté demasiado ocupado tratando de reimplantar su régimen totalitario como para que le queden energías para crear el escenario propio de Hamás y de los Hermanos Musulmanes que parece perseguir: un liderazgo turco neo-otomano en Oriente Medio.

En su campaña electoral para las legislativas del pasado día 7, Erdogan pidió a los turcos que le concedieran escaños suficientes para cambiar la Constitución de forma que pudiera convertirse oficialmente en el presidente-hombre fuerte ejecutivo del país. Los turcos le otorgaron 71 escaños menos de los necesarios para la reforma constitucional, y 108 menos de los que precisaba para modificar directamente la Constitución. El Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, por sus siglas en turco), fundado por Erdogan y merced al cual ha gobernado cómodamente desde 2002, está, por primera vez, en minoría, y se ha visto obligado a negociar con los partidos de la oposición para asegurarse un voto de confianza en el Parlamento.

En un momento tan extraordinario como éste, el AKP, Erdogan y el atribulado primer ministro, Ahmet Davutoglu, no tienen tiempo ni energías suficientes para reescribir la historia de Oriente Medio y resucitar así el Imperio Turco.

El resultado de las elecciones debe de haber favorecido de forma no demasiado modesta el consumo nacional de alcohol y también, de forma privada y más modesta, el consumo de champán en ciertas capitales musulmanas, entre ellas Damasco, Teherán y El Cairo.

Unos debilitados Erdogan, Davutoglu y compañía es una mala noticia para los yihadistas que luchan contra el régimen del presidente sirio Bashar al Asad. También lo es para los Hermanos Musulmanes egipcios y para sus parientes ideológicos de países vecinos. En general, es unamala noticia para el islam político y sus seguidores. Y también para Hamás.

En otras palabras: en vez de dedicar tiempo, energía y recursos a reconstruir Oriente Medio según criterios islamistas postmodernos  (los islamistas moderados, no los malos) y neo-otomanos, Erdogan, Davutoglu y demás tendrán que combatir en una guerra política doméstica por su supervivencia. La burocracia, sobre todo la militar y la del Ministerio de Exteriores, probablemente se muestre menos dócil en las decisiones políticas.

Todo ello será positivo para Turquía, para sus amigos occidentales y para los vecinos con los que se había indispuesto.

Ya hay signos de fractura en la política exterior del AKP. Hay un nuevo libro que resulta revelador: Doce años con Abdulá Gül; ha sido escrito por Ahmet Sever, principal asesor de prensa del predecesor de Erdogan en la presidencia del país.

El libro fue editado tras haber sido vetado por el expresidente Gül, compañero de armas de Erdogan, que espera regresar a la política turca.

Gül fundó el AKP junto a Erdogan. En 2007 fue elegido presidente después de que el entonces primer ministro Erdogan lo propusiera para el cargo. Comparado con su apasionado camarada, el expresidente es, en su discurso, un islamista moderado.

En una entrevista concedida al diario turco Hurriyet, Sever, “el hombre que trabajó 12 años con Gül”, afirmó:

Gül no aprobaba la política exterior turca en general, y las políticas respecto a Siria y Egipto en particular. Consideraba que el [entonces] primer ministro Erdogan y el [entonces] ministro de Exteriores Davutoglu iban demasiado lejos al comportarse respectivamente más como primer ministro y canciller de Siria y Egipto que de Turquía. Creía que ello iba en contra de los intereses nacionales turcos. [Gül] también le dijo eso personalmente a Davutoglu.

Las recientes elecciones suponen, entre otras cosas, que de momento se han acabado los sueños de Erdogan, Davutoglu compañía de un nuevo Oriente Medio, construido sobre la población de una umma [comunidad musulmana] estrictamente panislamista y sometida a la supremacía de un imperio turco.

Es toda una oportunidad que los señores Erdogan y Davutoglu estén demasiado ocupados tratando de sobrevivir políticamente y que les falten tiempo y energías para poner a punto una ambiciosa política exterior destinada a beneficiar al islam político.

© Versión original (en inglés): Gatestone Institute
© Versión en español: Revista El Medio