Para el FBI la mayor preocupación es la radicalización de norteamericanos por ISIS.

Así lo confirmó el jefe de la oficina federal de investigaciones, James Comey, quien también reconoció que siguen de cerca a los extremistas locales que “aspiran atacar Estados Unidos desde adentro”

En su lucha contra el Estado Islámico, la mayor preocupación del FBI es la radicalización de ciudadanos norteamericanos por parte de ISIS. Así lo reveló el jefe de la agencia, James Comey.

El máximo responsable de la oficina federal de investigaciones informó que hasta el momento más de 200 estadounidenses han viajado o intentado viajar a Siria para unirse a las filas del grupo yihadista.

“Seguimos identificando a los individuos que tratan de unirse a las filas de los combatientes extranjeros… y también a los extremistas locales que aspiran atacar Estados Unidos desde adentro”, comentó Comey a los legisladores del Comité de Inteligencia del Senado.

El jefe del FBI instó a las empresas de tecnología a permitir a las autoridades policiales que tengan acceso a las comunicaciones cifradas para ayudar a combatir la amenaza terrorista.

 

Ashton Carter, secretario de Defensa norteamericano, en tanto, confesó ante el Comité de Servicios Armados del Senado que el Pentágono está entrenando sólo alrededor de 60 rebeldes sirios en la lucha contra el Estado Islámico.

EL PENTÁGONO ESTÁ ENTRENANDO SÓLO ALREDEDOR DE 60 REBELDES SIRIOS EN LA LUCHA CONTRA ISIS

“Un número mucho más pequeño de lo que se esperaba para este momento”, indicó a The Guardian.

Según consigna The Jerusalem Post, el Pentágono en 2014 había anunciado un programa de capacitación para unos cinco mil soldados por año durante un período de tres años.

El gobierno de Barack Obama explicó que el significativo número de bajas se debió al riguroso proceso de selección. En primer término se lleva a cabo un programa de monitoreo para constatar que los potenciales combatientes no tienen antecedentes ni vínculos terroristas.

Fuente: Infobae

EE:UU. aumenta la vigilancia por temor a un ataque terrorista el 4 de julio.

Tras la ola de atentados yihadistas del viernes, el FBI, el Centro Nacional Antiterrorista y el Departamento de Seguridad emitieron un boletín para “instar a todas las fuerzas a estar preparadas para proteger al pueblo”

Crédito: AFP

Las agencias federales de seguridad de EEUU emitieron este sábado un boletín conjunto de inteligencia en el que alertan a aumentar la vigilancia ante la posibilidad de un ataque terrorista el próximo 4 de julio, cuando se celebra el Día de la Independencia.

El boletín, dirigido a las fuerzas de seguridad de todo el país, está firmado por el Departamento de Seguridad Nacional, la Oficina Federal de Investigación (FBI) y el Centro Nacional Antiterrorista.

 

En un comunicado separado, el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, aseguró que “especialmente ante las inminentes vacaciones del 4 de julio aquí en EEUU, el Departamento de Seguridad Nacional y el FBI continúan comunicándose con las agencias estatales y locales sobre lo que sabemos y vemos”.

“Estamos instando a todas las fuerzas de seguridad a estar vigilantes y preparadas. Ajustaremos además nuestras medidas, visibles e invisibles, como sean necesarias para proteger al pueblo estadounidense”,agregó.

El próximo fin de semana se celebra en EEUU el Día de la Independencia, con festivo el viernes, por lo que se espera se produzcan numerosos desplazamientos y eventos de conmemoración en todo el país.

La advertencia del Gobierno estadounidense se produce después de que el viernes tuviesen lugar una ola de atentados en Túnez, Francia, Kuwait, Somalia y Siria de los que se han responsabilizado grupos yihadistas y que han dejado más de 130 muertos.

Fuente: Infobae

El FBI detuvo a 3 sospechosos que planeaban unirse a ISIS y atentar contra EE:UU.

Según la oficina federal, los tres residentes de Brooklyn planeaban volar a Siria este miércoles y secuestrar un avión para el grupo terrorista. Uno de ellos quería atacar al presidente Barack Obama

Tres hombres oriundos de Kazajistán y Uzbekistán pero residentes en Nueva York fueron arrestados en Estados Unidos acusados de apoyar a la organización Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) y, dos de ellos, de querer unirse a los yihadistas en Siria, informaron este miércoles las autoridades.

Abdurasul Hasanovich Juraboev, de 24 años, Akhror Saidakhmetov (19) y Abror Habibov (30) están acusados de conspirar para proveer material de apoyo a una organización terrorista internacional, según la fiscalía federal del distrito este de Nueva York.

“Los acusados querían unirse al Estado Islámico tomando un avión hacia Turquía y varios de los acusados preveían cometer actos de terrorismo aquí, en Estados Unidos, en caso de no poder viajar, incluso matar a agentes del FBI”, dijo el director adjunto de la policía federal en Nueva York, Diego Rodríguez, en un comunicado.

El joven Saidakhmetov, ciudadano kazajo pero residente en Brooklyn, fue arrestado el miércoles en el aeropuerto internacional John F. Kennedy de Nueva York antes de abordar un avión hacia Estambul.

Según la fiscalía, Saidakhmetov y Juraboev, un ciudadano uzbeko pero también residente en Brooklyn, planeaban viajar a Turquía y luego a Siria para unirse al grupo ISIS.

Juraboev compró el pasaje de avión para viajar a Estambul el próximo mes, según la fiscalía federal. Ambos eran presentados ante el juez el miércoles por la tarde.

El tercer sospechoso, Habibov, está acusado de ayudar a costear los esfuerzos de Saidakhmetov para unirse a los yihadistas sirios y estaba previsto que compareciera ante una corte de Florida (sudeste) el miércoles. Los tres acusados podrían ser condenados a hasta 15 años de prisión.

“El flujo de combatientes extranjeros a Siria representa una amenaza en evolución para nuestro país y nuestros aliados”, afirmó la fiscal Loretta Lynch.

El gobierno estadounidense estimó recientemente en 20.000 el número de combatientes que viajaron a Siria, procedentes de 90 países. Al menos 3.400 de ellos serían ciudadanos de naciones occidentales.

El anuncio de las detenciones tuvo lugar horas después del anuncio de la creación en el Congreso estadounidense de un “grupo de trabajo sobre la lucha contra el terrorismo y los viajes de combatientes extranjeros”.

Dispuesto a matar a Obama

Según la fiscalía, las autoridades habían empezado a interesarse en Abdurasul Juraboev en agosto pasado, luego de que hubiese publicado comentarios en un sitio uzbeko afín ideológicamente con el grupo ISIS.

En ese portal, Juraboev dijo en su momento que estaba dispuesto a matar al presidente estadounidense Barack Obama si el ISIS se lo ordenaba.

Más recientemente, Akhror Saidakhmetov había informado su intención de comprar una ametralladora liviana para matar policías y agentes del FBI si su plan para sumarse el ISIS no se concretaba, según Lynch.

La preocupación en Occidente por casos de individuos que buscan sumarse al ISIS en Siria ha llevado a redoblar los controles en los últimos tiempos.

El martes, el ministerio del Interior de España anunció la detención de cuatro personas acusadas de formar una red dedicada al reclutamiento de jóvenes mujeres para el grupo yihadista a través de internet.

A principios de semanas, en Francia, las autoridades confiscaron el pasaporte a seis ciudadanos que se aprestaban a viajar a Siria, en lo que fue la primera aplicación de una medida incluida en una ley antiterrorista votada en noviembre pasado.

Fuente: Infobae