Archivo de la categoría: FARC

El régimen podemita de Maduro, en manos del narcotráfico: “Venezuela ha sido tomada por el cártel de los Soles”

Tareck El Aissami junto a Nicolás Maduro

Tareck El Aissami junto a Nicolás Maduro

La trama que vincula al chavismo con el narcotráfico no es nueva. Desde hace varios años, la Administración para el Control de Drogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) investiga los vínculos entre el Cártel de los Soles y funcionarios del gobierno venezolano.

El periodista Manuel Malaver publicó en 1999 un libro titulado “La DEA contra la Guardia Nacional de Venezuela”. Casi 20 años después de haber editado ese material, que sacó a la luz el choque que protagonizaron durante una década la agencia antidrogas de Estados Unidos y uno de los componentes de la Fuerza Armada Nacional, Malaver afirma que en estos momentos se desarrolla “una guerra del cártel de los Soles -la organización criminal dirigida por militares venezolanos- contra Venezuela”.

En una entrevista publicada por el periódico Diario de las Américas, Malaver desarrolló su concepto de por qué debe entenderse como una guerra.

“Hay una guerra del cártel de los Soles contra Venezuela. Una guerra que diferencio muy bien de la guerra que hicieron los cárteles de la droga colombianos contra el gobierno de Colombia, en especial contra la gestión del presidente César Gaviria, y también la distingo de la guerra que hacen los cárteles mexicanos contra el Estado mexicano. La guerra de los cárteles colombianos y mexicanos es desde fuera del Estado, en cambio, la guerra del Cártel de los Soles es desde [dentro] el Estado venezolano. Antes de la guerra, ya el Estado venezolano ha sido tomado por el Cártel de los Soles. Aquí tienes el problema de que el cártel es el Estado”.

Ante la pregunta de por qué puede afirmar eso, el periodista explicó: “Yo veo la situación venezolana como producto de que los cárteles colombianos fueron derrotados en su intento de convertir al Estado de Colombia en su instrumento. Entonces, colapsa la economía colombiana de la droga en un sentido muy importante, que es que se afectan sus rutas de transporte desde Colombia hacia los mercados internacionales. Allí se crea una especie de cuello de botella porque sigue llegando mucha droga a Colombia pero no hay cómo sacarla del país. En ese contexto, ocurren los golpes de Estado de 1992 en Venezuela”.

Hugo Chávez y Nicolas Maduro

Hugo Chávez y Nicolas Maduro

Respecto a la relación entre esa “derrota” de los cárteles colombianos y la irrupción de Hugo Chávez al poder, el comunicador sostuvo: “Chávez encabeza un movimiento político-militar de contestación al Estado venezolano, que es derrotado en 1992 pero sigue vivo. Un movimiento de izquierda con perspectivas de poder y esa es la oportunidad que aprovecha el más grande cártel de cocaína que ha tenido Colombia, que se llama Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Un cártel (las FARC) muy especial porque tenía 25.000 hombres en armas. Esa es la situación nueva, un movimiento político-militar venezolano de izquierda que intenta tomar el poder y un cártel colombiano de la droga que no tiene puertos de salida. Y también estaba el gobierno cubano, que buscaba una respuesta a su propia situación por la caída de la Unión Soviética”.

– ¿Cómo se unen o vinculan esos factores?

– Al salir de la cárcel, Chávez no tenía ni recursos ni operadores ni apoyos internacionales. Luis Miquilena (mentor político de Chávez) lo aproxima al gobierno cubano. Y Pablo Medina (fundador de los partidos La Causa R y Patria Para Todos) le abre las puertas de las FARC. Posteriormente, Chávez se reunió con Raúl Reyes e Iván Márquez, comandantes de las FARC. Las FARC le venden la idea de que no puede confiar en el petróleo, que el negocio está en la droga, que es una economía que nadie controla.

– ¿Cómo se manifestó eso en el terreno?

– Luego de tomar el poder, Chávez critica la permisividad que disfrutaban los empresarios colombianos para pasar la frontera y recorrer las rutas venezolanas en base a los acuerdos de la Comunidad Andina de Naciones (CAN). Se genera un gran conflicto y se activan las grandes voces del chavismo, incluido el para entonces canciller José Vicente Rangel.

De esa manera, se trancó la frontera para cualquier otro factor político y económico distinto a las FARC. A los dos años, comienzan a publicar informes de Naciones Unidas, la DEA y agencias europeas que denuncian que toneladas de cocaína salen de Venezuela.

– Las personas vinculadas en la trama

– Desde el punto de vista militar, allí está ubicada la 41 Brigada Blindada, cuyo jefe era el mayor general Clíver Alcalá Cordones. Aragua es tomado primero por Rafael Isea –ex ministro de Chávez que ahora es testigo protegido del gobierno de EEUU- y luego por Tareck El Aissami (actual vicepresidente). Y Carabobo es tomado por un personaje muy curioso que ha desaparecido de la escena, que se llama Luis Felipe Acosta Carlez. Eso lo coordinaba el capo Walid Makled, quien después se peleó con Alcalá Cordones. El cártel de Makled chocó con el Cártel de los Soles.

– Más nombres

– Makled involucró en sus declaraciones a El Aissami y su hermano. Después está otro gran testimonio, el del ex magistrado Eladio Aponte Aponte, quien provenía de la Fuerza Armada y del estado Carabobo, y que conocía muy bien el entorno de las operaciones de Makled con Acosta Carlez. En abril de 2012 también asesinan al general del Ejército, Wilmer Antonio Moreno, quien se desempeñó como subdirector de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM). Posteriormente, la DIM estuvo a cargo del general Hugo Carvajal, identificado por EEUU como la persona que trama las operaciones entre las FARC y el gobierno venezolano. Por otra parte, Pablo Medina dejó de ser el operador político entre las FARC y el gobierno y ese lugar lo ocupa el capitán de navío Ramón Rodríguez Chacín, gobernador de Guárico. Rodríguez Chacín aparta a Medina, pero no por razones políticas. El gobierno tiene alianzas con un cártel que está involucrado en el tráfico internacional de cocaína. El gobierno tiene dos economías, la petrolera y el narcotráfico.

Alerta Digital

Hezbollah y FARC: el nuevo narcoterrorismo que crece al amparo de Nicolás Maduro

Edwin: Nicolás Maduro, el mismo presidente de Venezuela que asegura que grupos paramilitares estarían a punto de asesinarlo, patrocina a grupos terroristas islámicos como Hezbolla y le vende armamento pesado a los terroristas de las Farc. Yo le aseguro a este presidente de pacotilla que en el momento en que agentes de la CIA, o algún grupo paramilitar, lo vaya a asesinar, él ni siquiera se enterará de los planes. Sería mejor que cerrara la boca y se dedicara a enderezar los asuntos de los venezolanos, a los que está matando de hambre.

Los grupos extremistas del Líbano y de Colombia actúan en América Latina bajo la protección del régimen venezolano. Hugo Chávez y la sombra de IránNicolás Maduro, Hassan Nasrallah y Timochenko. El lavado de dinero y el narcotráfico son los principales puntos en común que tienen entre ellos. Detrás, la sombra de Chávez y de el Ayatollah Kamenei.

Nicolás Maduro, Hassan Nasrallah y Timochenko. El lavado de dinero y el narcotráfico son los principales puntos en común que tienen entre ellos. Detrás, la sombra de Chávez y de el Ayatollah Kamenei.Crédito: Rodrigo Acevedo Musto

Es un triángulo que comenzó a gestarse hacia 2008. Se trata del entramado de terrorismo, narcotráfico y territorialidad que fue pactado entre Hugo Chávez, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el grupo terrorista islámico Hezbollah. Ese acuerdo recibió su impulso definitivo aquel año, cuando los regímenes de Venezuela y de Irán estrecharon sus lazos definitivamente. Eran tiempos del caudillo bolivariano y del presidente Mahmoud Ahmadinejad. El pacto, desde luego, fue continuado por Nicolás Maduro al pie de la letra.

Mahmoud Ahmadinejad junto a Hugo Chávez en una de sus tantas reuniones.

Las FARC, el grupo insurgente más antiguo de América Latina, son catalogadas por la Unión Europea y los Estados Unidos como un grupo terrorista con una amplia actividad narco en la región. Su penetración comienza en México y se extiende hasta el sur, en la Argentina. Los lazos que tejió a lo largo de las últimas décadas les proporcionaron los mejores contactos con los capos de los cárteles de la droga más sangrientos. Entre ellos, figura el de Sinaloa. Estos vínculos no cesan, pese a que desde hace dos años las FARC dicen estar impulsando el diálogo de paz con el gobierno constitucional de Colombia.

Dentro de las actividades ilegales de FARC, se halla el de lavado de dinero proveniente del narcotráfico y de los secuestros extorsivos. Y es el tráfico de drogas lo que más interesó a Hezbollah como fuente de ingreso y de financiamiento para sus actividades terroristas tanto en la región como en Medio Oriente y Europa. Pero, ¿cómo ingresar a ese negocio estando tan lejos? La respuesta llegó de la mano de un caudillo que irrumpió hacia finales de los 90 en el mapa territorial latinoamericano: Chávez. Fue el extinto coronel quien facilitó y unió los lazos que antes estaban desatados.

El Ayatollah Kamenei, mentor del grupo terrorista Hezbollah.

Con su capacidad logística y una permeabilidad fronteriza “ideal”, Chávez comenzó a intimar con las FARC para ampliar el tentador “mercado”. Aviones cargados de cocaína volaban por sobre el océano Atlántico con destino a África Occidental -donde los controles son tan permisivos como en Caracas– para tener como destino final Europa, donde lugartenientes de Hezbollah se encargaban de su comercialización. Los beneficios se repartían en proporciones iguales entre las partes. Un negocio redondo. Y blindado.

EL ENLACE DE HEZBOLLAH CON EL CHAVISMO Y LAS FARC ES BIEN CONOCIDO POR EL FBIPara lograr que ese mecanismo permitiera el flujo continuo de narcóticos y dinero, el régimen bolivariano disponía de tres hombres clave, de extrema confianza de Chávez y luego de Maduro: Hugo Carvajal, Henry Rangel Silva y Ramón Rodríguez Chacin. El primero de ellos se desempeñaba como cabeza de la Dirección de Inteligencia Militar Venezolana (DIM) y fue detenido el 24 de julio de 2014 en Aruba. Los cargos que se le imputaron estaban en sintonía con su actividad oculta: tráfico de drogas. Sin embargo, pese al pedido de extradición que pesaba sobre él, no fue enviado a los Estados Unidos para ser juzgado. Holanda impidió el proceso y Carvajal fue recibido como un héroe en su vuelta a Caracas. Maduro, entre otros tantos, respiró aliviado.

Hugo Carvajal. Estuvo detenido en Aruba para ser extraditado por narcotráfico a los Estados Unidos. Holanda impidió el proceso.

Rangel Silvafue también uno de quienes se relajaron por el regreso de Carvajal a tierras caribeñas. Gobernador del estado de Trujillo, este militar íntimo de Chávez también tuvo relación con la inteligencia de su país. Fue un nexo fluido con los terroristas de las FARC. Una investigación del diario norteamericano The New York Times lo señaló como quien facilitaba el armamento a insurgentes colombianos en territorio venezolano. Y les proveía documentación clave: cédulas de identidad falsas para eludir la Justicia de ambos países.

Henry Rangel Silva, uno de los militares clave para permitir el libre comercio de narcóticos entre FARC y Hezbollah.

Rodríguez Chacín, en tanto, otro militar que compartió con Chávez el intento de golpe de Estado de 1992, es una pieza clave en el entramado que involucra narcotráfico y terrorismo. Capitán de navío de carrera, este “filósofo”, como se hace llamar, es actualmente el gobernador del estado de Guárico.

Ramón Rodríguez Chacín, otro de los señalados como facilitador de las actividades ilegales de grupos terroristas en Venezuela.

Pese a sus diferentes perfiles, los tres comparten cosas en común. Están señalados como los encubridores que permiten -aún hoy- el accionar libre de FARC en territorio venezolano con drogas y armas. Carvajal y Rangel Silva fueron acusados de facilitar a la banda narcoterrorista la logística necesaria para poder traficar la mercancía. Rodríguez Chacín, por su parte, era “el contacto” para conseguir el armamento para desestabilizar al gobierno democrático de Colombia.

TAMBIÉN PDVSA FUE PARTE DEL ENTRAMADO QUE POSIBILITÓ NEGOCIADOS MULTIMILLONARIOS ENTRE VENEZUELA, FARC Y HEZBOLLAH

Otro venezolano que tuvo activa participación en las triangulaciones entre FARC, Venezuela y Hezbollah fue sin dudas Walid Makled García, alias “El Turco“. “Empresario” próspero, Makled fue detenido en Colombia y extraditado a los Estados Unidos en 2011.Allí confesó su participación en el narcocrimen y los vínculos que lo unían a las más altas figuras gubernamentales del gobierno de Chávez y Maduro. “Todos mis asociados en el negocio son generales. Los más altos“, dijo en su declaración. En su época de apogeo e impunidad, Makled enviaba 10 toneladas de cocaína al mes a los Estados Unidos.

Walid Makled García, alias “El Turco”. El narcotraficante venezolano fue extraditado desde Colombia a los Estados Unidos.

El enlace de Hezbollah con el chavismo y las FARC es bien conocido por el FBI. Y es uno de los hombres más buscados en el planeta. Se trata de Ghazi Nasr al Din, libanés nacionalizado venezolano, que ingresó en ese listado de la oficina de investigación federal norteamericana en enero último. Cercano colaborador del gobernador del estado de Aragua,Tarek El Aissami, Al Din nació en Beirut el 13 de diciembre de 1962. Es el responsable de reunir el dinero en diferentes centros islámicos chiítas de América Latina y lograr que llegue al tesoro del grupo terrorista.

Ghazi Nasr Al-Din, nexo de Hezbollah con el régimen venezolano de Nicolás Maduro.
La ficha del FBI de “buscado” que pesa sobre Al-Din, uno de los encargados del financiamiento del grupo Hezbollah.

En Caracas Al Din fundó uno de estos “centros culturales”. Miembros de la comunidad se acercan y contribuyen económicamente, sin saber quizás que su ayuda monetaria viaja a Beirutpara solventar las actividades ilegales de Hezbollah. Una gran parte de ese dinero se destina a reclutar jóvenes libaneses que mueren en Siria defendiendo al régimen del brutalBashar al Assad. El otro nexo y responsable operativo en la región es Fawzi Kan’an, cuya sede también está en Venezuela. Este miembro del grupo chiíta se reúne regularmente con los más altos comandantes de Hezbollah para coordinar acciones y financiamiento.

Pero no sólo generales utilizó el régimen chavista para coordinar las acciones ilegales conHezbollah (Irán) y las FARC. También PDVSA fue parte del entramado que posibilitó negociados multimillonarios durante años. La compañía estatal petrolera fue clave para comprar voluntades y silencios a lo largo de la región. Pero sobre todo para movilizar y lavar cientos de millones de dólares durante la administración de Chávez y Maduro.

Timochenko, el actual jefe terrorista de las FARC.
Fuente: Infobae

Santos advierte a las Farc: "Hay que acabar la guerra, la paciencia se nos agota"

El mandatario endureció su discurso y exigió que “no se hagan los sordos”. El ejército colombiano reaunudó los bombardeos después de que fueran asesinados 11 militares en una violación del alto el fuego

Crédito: AFPDespués del ataque de las FARC en el que murieron 11 militares en Cauca, el presidente colombiano Juan Manuel Santosendureció su discurso y planteó que hay que ponerle plazos a las negociaciones que ya llevan dos años y cinco meses.

“Llegó la hora de acabar la guerra, la paciencia se nos agota, hay que ponerle plazos a este proceso”, dijo el mandatario durante un acto en la casa presidencial, acompañado de la presidenta de Corea, Park Geun-hye, de visita oficial enColombia.

“NO SE HAGAN LOS SORDOS ANTE LOS COLOMBIANOS QUE LES ESTAMOS GRITANDO: LLEGÓ LA HORA DE ACABAR LA GUERRA, LA PACIENCIA SE NOS AGOTA”

Tras el asesinato de los soldados la noche del martes en el suroeste del país, que minó la confianza de los colombianos en el diálogo que se desarrolla en La Habana, Santos reiteró que no dejará que la rabia le ciegue y que fue elegido “para hacer la paz y este es mi mandato”.

AP

En tono enérgico enfatizó que “hay que ponerle plazos a este proceso” y elevó la voz para decirles a los “señores de las FARC” que escuchen el clamor nacional que pide el fin de la guerra.

No se hagan los sordos ante los colombianos que les estamos gritando: llegó la hora de acabar la guerra, la paciencia se nos agota“, dijo el mandatario durante un acto junto a la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, en visita oficial a Colombia.

Santos pidió también a policías y militares “no bajar la guardia”.

“Yo creo que (el ataque a la unidad militar) pone en riesgo el proceso de paz”, indicó Bernard Aronson, delegado de Washington para los diálogos en Cuba, en declaraciones al canal de televisión RCN. “Creo que debemos utilizar este acto para convencer a las FARC de que se necesita acelerar el proceso”.

A nombre de su gobierno, el diplomático condenó el hecho violento y recordó que las FARC habían prometido un cese unilateral e indefinido del fuego.

La matanza, que ha conmocionado a Colombia y que ha hecho que se cuestione el diálogo de paz, ha provocado la reacción de los sectores contrarios al proceso, que exigen un alto al fuego indefinido de la guerrilla antes de volver a la mesa de negociación.

AFP

La embajada de Estados Unidos emitió un comunicado donde acusa a las FARC de “violar unilateralmente” el alto al fuego y reiteró su apoyo a Santos para continuar con la negociación a pesar del ataque.

Por la mañana, el jefe de Estado asistió en Bogotá a una ceremonia religiosa en honor a los 11 fallecidos, acompañado por el ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón y la cúpula de las Fuerzas Armadas.

“EL ATAQUE A LA UNIDAD MILITAR PONE EN RIESGO EL PROCESO DE PAZ”

Los cuerpos de los soldados fallecidos fueron enviados a sus ciudades de origen, mientras que espontáneos y familiares colocaron flores en la entrada del Cantón Norte y en sedes militares de Cali, jurisdicción a la que pertenecían los militares abatidos y a unos 295 kilómetros al suroeste de Bogotá.

Sin embargo, a lo largo del día, en distintos puntos del país, se registraron pequeñas muestras de rechazo tanto a Santos como al proceso de paz.

Desde fines de 2012 el gobierno y las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia adelantan en La Habana un proceso de paz para tratar de poner fin a más de 50 años de confrontaciones entre las partes.

Tras el ataque del martes, Santos ordenó a las Fuerzas Armadas reanudar los bombardeos contra los campamentos de las FARC.

AP

En diciembre el grupo rebelde había anunciado un cese unilateral e indefinido del fuego, que quedó en entredicho con la acción militar en la localidad de Buenos Aires, en el departamento de Cauca y a 330 kilómetros al suroeste de la capital colombiana.

Desde La Habana delegados del grupo guerrillero pidieron al gobierno que declare un cese bilateral del fuego para evitar que se repitan acciones como la del martes, según ha dicho a la prensa el jefe guerrillero Pastor Alape.

Sin aludir a la matanza, el máximo líder las FARC, alias “Timochenko”, aseguró en un comunicado que las conversaciones de la capital cubana “no pueden romperse por ningún motivo”.

Por su parte, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, instó a la FARC a acelerar los diálogos de Cuba y a que tomen la decisión política de renunciar a las armas.

Fuente: Infobae

El gobierno colombiano le pone en bandeja de plata la participación en la política del País a los terroristas de las Farc.

Esta mañana bien temprano cuando todavía no terminaba de tomar mi desayuno, me he enterado de una noticia lamentable.

Leyendo la prensa encontré un titular que dice: “El Gobierno de Colombia y las FARC logran acuerdo parcial sobre participación política” Sigue leyendo