Archivo de la categoría: EGIPTO

Pese a las protestas, Al Sisi ratificó un acuerdo y Egipto cedió dos islas del mar Rojo a Arabia Saudita

El presidente aseguró que las islas de Tirán y Sanafir estaban bajo tutela egipcia, pero siempre habían pertenecido al reino saudita. Las redes sociales estallaron con el hashtag #AlSisiTraidor

Abdel Fatah al Sisi (Getty)

Abdel Fatah al Sisi (Getty)

El presidente de Egipto, Abdel Fatah al Sisi, ratificó el sábado el polémico acuerdo de cesión de dos islas en el mar Rojo a Arabia Saudita, después de que el Parlamento lo aprobase el 14 de junio, un asunto que ha desatado las protestas en el país.

El Cairo ha defendido en todo momento que las islas de Tirán y Sanafir siempre han pertenecido a Arabia Saudita, pero estaban bajo tutela egipcia porque el fundador del reino, Abdelaziz al Saud, pidió a este país protegerlas, debido a que él carecía entonces de una fuerza naval.

En base a esto, ambos países firmaron en abril de 2016 un acuerdo para la devolución de esos dos territorios al reino saudita. La oposición sostiene que existen documentos y mapas del siglo XIX que demuestran que Tirán y Sanafir pertenecen a Egipto.

El hecho de que el régimen de al Sisi haya recibido miles de millones de dólares en asistencia financiera por parte de Riad, enemigo jurado de la Hermandad Musulmana, ha llevado a algunos egipcios a considerar la cesión de las islas era una compensación.

El 21 de junio, durante un discurso en el “iftar” (comida tras el ayuno diurno del ramadán), Al Sisi dio por zanjada la polémica al decir que “se ha acabado el tema” con la aprobación del pacto en el Parlamento.

El mandatario aseguró que “las patrias no se venden ni se compran” e indicó que “los países están liderados por la ley y las realidades”, en aparente respuesta a los que le acusan de vender o regalar territorio nacional a Arabia Saudita.

Tras la decisión parlamentaria, las redes sociales se volcaron con el asunto, con la etiqueta de “Al Sisi traidor” en Twitter

La aprobación en el Parlamento se produjo después de varias sentencias judiciales contrarias que frenaron el acuerdo porque las consideraban que las islas de Tirán y Sanafir, situadas en la entrada del golfo de Aqaba, eran egipcias.

Sin embargo, el Tribunal Constitucional decidió suspender el 21 de junio de forma temporal la aplicación de estos fallos porque algunos eran contradictorios, hasta que dicte sentencia en el caso.

Los partidos políticos de oposición, movimientos de izquierda y activistas egipcios han rechazado la “venta” de las islas y se han movilizado, en las mayores protestas en contra del Gobierno de Al Sisi desde su llegada al poder en 2013.

La Comisión Egipcia de Derechos y Libertades informó de que 146 personas fueron detenidas la semana pasada tras la convocatoria de protestas en contra el pacto.

Las dos pequeñas islas se encuentran en una posición estratégica a la entrada del golfo de Aqaba, desde donde se puede bloquear el paso al puerto israelí de Eilat y al jordano de Aqaba.

Infobae

Romper con Irán, cerrar Al Jazeera y otras 10 condiciones que los países árabes le exigen a Qatar para recomponer su relación

El grupo de ocho naciones que el pasado 5 de junio cortó los vínculos diplomáticos con el emirato por su apoyo al terrorismo envió una lista de demandas para negociar la solución del conflicto

El rey de Arabia Saudita, Abdulaziz bin Salman

El rey de Arabia Saudita, Abdulaziz bin Salman

Arabia Saudita, Egipto, Baréin, Emiratos Árabes Unidos y sus aliados ofrecieron a Qatar una incómoda salida de la crisis desatada el 5 de junio. Acaban de enviar a Doha una lista de 12 condiciones que el emirato debería cumplir para recomponer la relación, según informó la cadena saudí Al Arabiya.

La ruptura se produjo por la persistencia de Qatar en su estrategia de financiar el terrorismo y socavar la estabilidad de Oriente Medio para acumular poder. No era algo nuevo o desconocido, pero a principios de este mes llegó a un punto de no retorno que desató esta crisis regional.

Las demandas fueron formalmente entregadas por Kuwait, que actúa como mediador en el conflicto. Los países árabes le dieron al emirato un plazo de diez días para cumplir con los pedidos.

Por su parte, Qatar ha negado todas las acusaciones, aunque se ha mostrado abierto a negociar y no ha tomado represalias contra los ciudadanos de sus vecinos. Además, como señal de buena voluntad, felicitó el miércoles al nuevo heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salman.

El emir de Qatar, Tamim bin Hamad al-Thani (Reuters)

El emir de Qatar, Tamim bin Hamad al-Thani (Reuters)

Éstas son las 12 condiciones exigidas por Riad y sus socios a Doha:

1. Cortar las relaciones diplomáticas con Irán, país al que también acusan de apoyar el extremismo. La cercanía creciente con Teherán es una de las claves para entender el quiebre diplomático.

2. Cerrar la cadena Al Jazeera, que fue lanzada por el gobierno qatarí en 1996 y que rápidamente se convirtió en la más influyente de Oriente Medio. En muchas ocasiones utilizó su poder para promover el discurso de líderes terroristas, por eso Arabia Saudita y otros países clausuraron sus oficinas.

3. Alinearse militar, política, social y económicamente con el resto de los países del Golfo Pérsico.

4. Cortar todos los lazos con organizaciones terroristas, especialmente con los Hermanos Musulmanes, el Estado Islámico, Al Qaeda y Hezbollah, declarándolos a todos formalmente como grupos terroristas.

Un estudio de Al Jazeera

Un estudio de Al Jazeera

5. Cerrar las cadenas de medios que Qatar financia directa o indirectamente, como Arabi21, Rassd, Al-Araby Al-Jadeed y El Ojo de Medio Oriente.

6. Terminar con todas las formas de financiamiento a individuos, grupos y organizaciones que han sido catalogados como terroristas por Arabia Saudita y sus aliados.

7. Entregar a figuras terroristas y a individuos buscados por el grupo de países árabes.

8. Terminar con las interferencias en los asuntos internos de países soberanos. Dejar de ofrecer la ciudadanía a personas buscadas por otros estados de la región, y revocar la ciudadanía a quienes violan las leyes de esos países.

9. Poner fin a todos los contactos con la oposición política en Arabia Saudita, Emiratos Árabes, Egipto y Baréin.

Recep Erdogan, el presidente turco (AP)

Recep Erdogan, el presidente turco (AP)

10. Ofrecer un resarcimiento económico para compensar las pérdidas humanas y de distinta índole causadas por las políticas aplicadas en estos años.

11. Cerrar la base militar de Turquía en Qatar. El régimen de Recep Erdogan se convirtió en uno de los principales apoyos del emirato desde el comienzo de la crisis, enviando alimentos y agua para compensar el veto comercial impuesto. El Parlamento turco ratificó en estos días un acuerdo cerrado el pasado abril que preveía el envío de tropas, que comenzaron a desplegarse este jueves.

12. Permitir que haya auditorías mensuales durante el primer año posterior a la firma del acuerdo, trimestrales durante el segundo año, y anuales a lo largo de la década siguiente.

Las perspectivas de que Qatar cumpla con estas condiciones en diez días son prácticamente nulas. Por lo pronto, tras conocer la lista, Turquía advirtió que no tiene pensando cerrar su base.

Infobae

Juego de tronos en Arabia Saudí: ¿qué ha pasado?

Resultado de imagen para imagenes de Mohamed bin Salman

Por David Andrew Weinberg 

El miércoles por la mañana, horario local, el rey Salman de Arabia Saudí destituyó a su heredero, el príncipe Mohamed ben Nayef. En su lugar, puso a su hijo favorito, Mohamed ben Salman. Aunque éste ha ejercido de heredero secundario desde abril de 2015, su ascenso y la destitución de Ben Nayef tendrán consecuencias de largo alcance en el más poderoso Estado del mundo árabe, reforzando las vastas reformas económicas de Ben Salman, el activismo saudí en política exterior y el alineamiento del reino con Emiratos y contra Qatar.

La destitución de Mohamed ben Nayef (a los que los funcionarios norteamericanos denominan “MbN”) es un caso notable de caída desde las cimas del poder. Hace sólo dos años era considerado “la estrella emergente de la familia real saudí” y “el alto cargo saudí preferido por los americanos”. Cuando el rey Salman asumió el poder, en enero de 2015, puso a Ben Nayef el segundo en la línea sucesoria: era la primera vez en medio siglo que un monarca saudí colocaba en tal lugar a alguien que no fuera su hermanastro. Sólo tres meses después, el monarca situó a MbN en la primera posición en la línea sucesoria.

Sea como fuere, los observadores llevaban tiempo especulando con que el rey podría remover a MbN para asegurarse de que el trono lo heredase su propio hijo, Mohamed ben Salman (MbS). En abril de 2015, cuando el rey promovió a MbN como príncipe heredero, MbS fue elegido segundo en la línea sucesoria. Desde entonces, MbS ha ido opacando a su primo en los medios y ha ido acumulando un importante número de roles, lo que le ha valido el alias de Señor Todo.

Mohamed ben Salman tiene sólo 31 años y ha ido medrando al amparo de su padre. Cuando Salman se convirtió en rey, en 2015, convirtió a Mohamed en el ministro de Defensa más joven del mundo. A MbS se le confió enseguida el Consejo para los Asuntos Económicos y de Desarrollo y fue designado presidente de un consejo supremo de nuevo cuño encargado de supervisar Saudi Aramco, el gigante energético estatal.

MbS toma ahora de Ben Nayef los papeles de príncipe heredero y viceprimer ministro, mientras conserva la cartera de Defensa. En cuanto a Ben Nayef, ha sido despojado también de la cartera de Interior, que le ha sido confiada a un sobrino de 33 años.

Quizá la más notable consecuencia de este terremoto sea el refuerzo de las reformas económicas que están teniendo lugar en el reino. MbS ha capitaneado personalmente el ambicioso programa Visión 2030, que pretende potenciar la creación de empleo y hacer la transición de una economía basada en la extracción de hidrocarburos a otra basada en sectores intensivos en mano de obra. MbN, por su parte, era visiblemente reacio al plan y podría haberlo arrumbado de haber accedido al trono.

MbS además está muy identificado con la denominada Doctrina Salman, que aboga por que el reino sea más proactivo militarmente hablando allende sus fronteras. Él fue quien lanzó la empantanada guerra saudí contra los rebeldes yemeníes respaldados por Irán, lo que condujo a la creación de una alianza militar islámica contra el terrorismo que excluye a Teherán y a varios de sus Estados satélites. Asimismo, ha buscado poner los mimbres de una industria local de defensa. A Ben Salman se le ha confiado también la gestión de las relaciones con la Administración  Trump.

Finalmente, la emergencia de Ben Salman es una buena noticia para Emiratos y una mala para Qatar. MbS ha apoyado entusiásticamente al gobernante de facto de Emiratos, Mohamed ben Zayed al Nahyan, y se piensa que el responsable de la ruptura de relaciones con Qatar por el apoyo de Doha al extremismo islámico. MbN, en cambio, estaba próximo a los gobernantes cataríes.

No hay trazas de un rechazo organizado a las últimas decisiones del rey, y la televisión saudí ha emitido repetidas veces las imágenes de MbN jurando lealtad al nuevo príncipe heredero. No está claro si Mohamed ben Salman retrocederá en cuestiones como la incitación religiosa o los derechos de las mujeres, aunque no se espera que apoye reformas pro derechos civiles, que podrían constreñirle en su ejercicio del poder.

Para bien o para mal, la promoción de Mohamed ben Salman sugiere que esta monarquía saudí más activista ha llegado para quedarse.

© Versión original (en inglés): Foundation for Defense of Democracies (FDD)
© Versión en español: Revista El Medio

Ultimátum saudita a Qatar: cortar los lazos con Irán y cerrar Al Jazeera

Los países árabes que encabezaron la crisis con Qatar han enviado una lista de demandas, a través Kuwait, al emirato árabe con la intención de negociar la solución del conflicto diplomático iniciado el pasado 5 de junio, informó la cadena saudita Al Arabiya.

Arabia Saudita, Egipto, Bahréin y Emiratos Árabes Unidos (EAU) han redactado una serie de puntos para iniciar la negociación para solventar la crisis con el pequeño país, al que acusan de financiar el terrorismo y socavar la estabilidad de Oriente Medio.

Según el canal, estos Estados pidieron, a través de Kuwait, que actúa como mediador en el conflicto, cortar las relaciones diplomáticas con Irán, país al que acusan también de apoyar el extremismo.

Guardia Revolucionaria de Iran
Guardia Revolucionaria de Iran

Asimismo, exigieron a Doha el cierre del canal qatarí Al Jazeera, cuyas oficinas en esos tres países están siendo clausuradas, medida a la que se ha sumado también Jordania, mientras que en Egipto el canal fue cerrado en 2013.

Otro de los puntos solicitados fue el cierre de la base militar turca en el emirato.

Turquía apoya a Qatar desde el comienzo de la crisis, y ha enviado alimentos y agua para compensar el veto comercial impuesto por Arabia Saudita.

Asimismo, ha reforzado su presencia militar en el país árabe, pues dos días después de que Arabia Saudita cortara las relaciones con Qatar, el Parlamento turco ratificó un acuerdo cerrado el pasado abril que preveía el envío de fuerzas a Qatar, que comenzaron a desplegarse.

Los Estados árabes dieron un plazo de diez días a Qatar para que se cumplan estas demandas.

Qatar ha negado todas las acusaciones, pero las autoridades del país han afirmado que están abiertas a negociar y no han tomado represalias contra los ciudadanos de los países árabes.

En un intento de normalizar las relaciones, el Gobierno de Qatar felicitó al nuevo heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salman. 

Aurora

Tras el ataque de un no musulmán frente a una mezquita de Londres, el presentador de televisión egipcio Youssef al-Husseini tiene algunas palabras duras … para los musulmanes.

“Vaya, por fin un musulmán sincero”.

“El ataque terrorista que tuvo lugar por desgracia en Londres], fue un ataque vehicular. Esta vez, fue cerca de una mezquita. En todos los ataques vehiculares anteriores, al menos entre los años 2016 y 2017, los “héroes” fueron, por desgracia, los musulmanes. Y entonces la gente se pregunta por qué nos odian. ¡¿Por que nos odian?! Si no fuera así, habría algo mentalmente mal con ellos. Los musulmanes usan armas todo el tiempo, los musulmanes matan a la gente que no es musulmán todo el tiempo, los musulmanes despellejan a la gente todo el tiempo, queman viva a la gente todo el tiempo, la gente corre más todo el tiempo por culpa nuestra, y los musulmanes utilizan artefactos explosivos como coches bomba todo el tiempo. ¿Por qué todavía tenemos que esperar a que nos amen?

Pincha en el enlace siguiente para que puedas ver el video:

https://www.memri.org/player/clip/36878/1/1

El nombramiento de Bin Salman como heredero al trono saudí causará un impacto positivo para Estados Unidos e Israel.

El viaje de Trump a Riad y Jerusalén en mayo, puso la primera piedra para la creación de un nuevo bloque árabe sunita, Estados Unidos e Israel, con el hijo del Rey Salmán como rey saudí actuando como cable de alta tensión. También consolidando la cooptación de Israel.

La decisión del rey saudí para elevar a su hijo, el príncipe Mohammed bin Salman, de 31 años, para coronarse como príncipe y heredero al trono, en lugar de su primo Mohammed bin Nayef, como parte de una amplia remodelación, no es simplemente un asunto interno de la jerarquía real , sino un evento internacional que cambia el juego.

Los analistas de Debkafile ven esto como el resultado de un proceso global y regional iniciado por Donald Trump poco después de que se instaló en la Casa Blanca en enero. Con su nombramiento como gobernante de facto del reino del aceite, el hijo del rey de Arabia está listo para entrar en el lugar asignado para formar una nueva alianza estadounidense-árabe-israelí que tratará de dominar los asuntos del Oriente Medio. Israel será aceptada en una alineación regional por primera vez junto a las naciones árabes sunitas más fuertes, ya que todos comparten objetivos similares, especialmente el objetivo de detener a Irán.

El viaje de Trump a Riad y Jerusalén a principios de mayo puso la primera piedra para la creación del nuevo bloque árabe sunita, Estados Unidos e Israel para hacer frente a la agrupación chiita de Irán y también para consolidar la cooptación de Israel. 

Este bloque está en su infancia y aún tiene que mostrar capacidad de resistencia y demostrar que tiene la sabiduría para poder imponer sus políticas. Sin embargo, sus contornos han tomado forma. El Presidente de Estados Unidos Donald Trump está asumiendo el papel principal junto con el Príncipe Mohammed bin Salman de Arabia Saudita, el jeque Mohammad bin Zayed Al Nahyan de los Emiratos Árabes Unidos, otro príncipe de la corona, el presidente de Egipto, Abdul-Fatteh El-Sisi, y el primer ministro de Israel Binyamin Netanyahu.

Tres de esos líderes ya mantienen fuertes lazos directos, aunque discretos con el primer ministro de Israel, su sistema de seguridad, sus militares y varias agencias de inteligencia.

En una conferencia el martes, 20 de junio de jefe de personal de Israel, el teniente general Gady Eisenkott, habló de las relaciones encubiertas entre las FDI y algunas naciones árabes, que no quiso nombrar. Es evidente que hay mucho que hacer bajo la superficie en el campo político, económico, financiero, de inteligencia y militar.

Los acontecimientos recientes en la región apuntan ya a que el presidente Trump actúa sobre cuestiones importantes, como la confrontación con Irán, la guerra contra el terrorismo, el conflicto sirio y la intervención de Estados Unidos en el conflicto de Yemen, con el asesoramiento de los dos príncipes herederos árabes en lugar del Secretario de Defensa, James Mattis, y el secretario de Estado Rex Tillerson.

Esto se demostró sorprendentemente cuando Trump hizo caso omiso a la recomendación de Tillerson de aplicar la diplomacia para resolver el conflicto que llevó a las cuatro naciones árabes a boicotear a Qatar, con los saudíes a la cabeza, mientras que el presidente exigió medidas enérgicas para detener la financiación de los terroristas de Qatar. Por lo tanto, optó por la postura agresiva de Arabia Saudita y los EAU contra el gobernante de Qatar, Sheikh Tamim bin Hamad Al Thani.

Estos desarrollos tienen que ver en gran medida con las relaciones ruso-estadounidenses. Los dos príncipes herederos mantienen vínculos activos con el presidente Vladimir Putin. Ellos podrían, por supuesto, actuar como intermediarios para suavizar las relaciones entre la Casa Blanca y el Kremlin. Pero, por otro lado, su influencia podría ser contraproducente si lo que se quiere es evitar una confrontación directa entre EE:UU. y Rusia en Siria. Es difícil ver a Washington y a Moscú llegar a un acuerdo en Siria en este momento, cuando el primero está estrechamente vinculado a Arabia Saudí y los EAU, mientras Moscú mantiene relaciones estrechas con Teherán. 
Las relaciones en evolución entre los EE.UU., Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Egipto e Israel son una fuente de optimismo para que el presidente Trump pueda trabajar en las perspectivas de tratar de lograr un acuerdo de paz entre Israel y Palestina, una visión que eludieron todos sus predecesores en la Casa Blanca, mientras durante décadas existían  barreras entre las naciones árabes moderadas y el Estado judío.

Los primeros pasos hacia este objetivo están apenas en construcción. Incluirán exponer partes de su interacción oculta a la luz del día, así como este tipo de acciones simbólicas importantes, como la apertura de cielos árabes para el paso de los vuelos comerciales israelíes, o enlaces telefónicos directos.

Se espera que todo esto suceda, no durante una noche, sino durante años, sobre todo porque hasta el momento no hay ninguna oposición a que el proceso siga adelante en el mundo árabe, incluyendo a Arabia Saudita, y también a los Estados Unidos. Los críticos ven a Mohammed bin Salman como un reformador social, que ha impuesto su marca en la parte económica del país y ha sido un visionario en casa, por ser demasiado joven, impetuoso e impaciente para gobernar el reino. Su decisión de enredar a Arabia Saudita en la guerra de Yemen, una guerra que muchos creen que no puede ganar, es puesto como evidencia de su naturaleza imprudente.

Pero el arranque que Trump le dio a este nuevo proceso en Riad el 21 de junio del 2017, fue un gran paso adelante, que junto con la formalización por parte del rey Salman del papel de su joven hijo, podría ser catalogado como el evento más cambiante y agitador en el reino saudí. El Rey Salman obtuvo el apoyo de 31 de los 34 miembros del Consejo de países árabes para confirmar al príncipe Mohamed Bin Salman como príncipe de la corona, así como viceprimer ministro y ministro de Defensa.

Fuente: Debkafile

Egipto envía combustible a Gaza para aliviar la crisis energética

Solo espero que no vayan a utilizar ese combustible para fabricar bombas incendiarias.

Egipto envió once camiones cargados con un millón de litros de combustible a la Franja de Gaza para intentar aliviar la crisis energética, tras el recorte de la Autoridad Palestina (AP) de parte del suministro eléctrico.

El convoy de camiones entró en la planta eléctrica de Gaza tras días de negociaciones entre Hamás y Egipto, para paliar la escasez de suministro, informó Tawfik Abu Naim, cabecilla del grupo terrorista islámico que gobierna el enclave.

El combustible se utilizará para proveer la única planta energética de la Franja, que desde abril se encuentra sin combustible e inoperativa.

El parón en la planta provocó una crisis energética en Gaza, agravada por la reducción, esta semana, del suministro eléctrico por parte de Israel, a pedido del presidente palestino, Mahmud Abbás, que deliberadamente redujo en un 40% el pago de la factura.

Abbás tomó esta decisión como medida de presión financiera a Hamás para que devuelva el control territorial de la Franja que capturó desde 2007.

El cese de actividad de la planta energética en abril provocó una reducción del suministro a cuatro horas de electricidad al día, que esta semana volvió a reducirse a entre dos y tres horas, después de que Israel hiciera efectiva la rebaja de la factura que supuso una disminución de 120 a 88 megavatios.

La ONU ha alertado reiteradamente del deterioro de la crisis humanitaria que está provocando la falta de suministro eléctrico entre una población de dos millones de habitantes, ya muy afectada por las agresiones de Hamás que desencadenaron el bloqueo israelí.

La Franja de Gaza consume a diario entre 480 y 500 megavatios, de los que 120 llegaban de Israel, 30 de Egipto y el resto se generan en la planta que hasta hoy estaba clausurada.

 Aurora