Archivo de la categoría: DRUSOS

Israel acusó a drusos involucrados en el ataque a una ambulancia que transportaba a heridos sirios

La Oficina de la Fiscalía del Distrito de Haifa, Israel, emitió hoy una acusación contra Kamal Amar, de 22 años, y Yusef Sarif, de 54, del pueblo druso Hurfeish por “poner en peligro vidas” durante un ataque contra una ambulancia de la Fuerza de Defensa de Israel que transportaba a heridos sirios el 22 de junio en un intento por evitar que el Estado ayude a rebeldes sirios.

Según la acusación, la ambulancia partió de la base militar Filon, cerca de Safed, al Hospital Nahriya con un médico reservista de la FD, cuatro soldados y dos heridos sirios a la una de la mañana. Media hora después el vehículo llegó a la intersección Sultan Basha en Hurfeish, en el noreste de Galiela, donde ocurrió el incidente.
La policía del Distrito Noreste dijo que los pueblerinos tiraron piedras contra la ambulancia y que mientras ésta se retiraba del lugar, dos autos llenos de residentes la persiguieron. A pesar de esto el equipo de la FDI pudo llegar a salvo a la estación policial de Ma’alot. Luego recibió escoltas policiales para ir al hospital.
Mientras la ambulancia dejaba el lugar, ésta golpeó e hirió a un residente de Hurfeish de 54 años que se encontraba entre aquellas personas que estaban buscando bloquear el camino. El ataque por el que los dos hombres fueron acusados ocurrió después de otro similar contra una ambulancia de la FDI en Majd al-Shams esa noche, en la que un herido sirio murió, informó el medio israelí The Jerusalem Post.
En las últimas semanas la comunidad drusa de Israel ha recaudado donaciones para enviar a Siria a través de Jordania para enviar a sus hermanos sirios. Los líderes drusos han hablado de temores de que haya una masacre de drusos perpetrada por los jidahistas que se encuentran en la región Jabal Druse del país, y han pedido que Israel provea asistencia.
Muchos drusos acusan a Israel de asistir al Frente Nusra al proveer asistencia médica a jidahistas que llegan a la frontera buscando tratamientos médicos, y han pedido que se frene inmediatamente esta práctica.
Fuente: Itongadol

Trasfondo de un linchamiento

Altos del Golán.

Por Michael J. Totten

El otro día, en los Altos del Golán, una turba enfurecida asaltó una ambulancia y atacó con piedras, palos y cadenas a los dos hombres heridos que iban en su interior, matando a uno e hiriendo gravemente al otro.

La ambulancia era israelí. Los dos hombres que portaba eran combatientes árabes procedentes de Siria. Los asaltantes también eran árabes, pero drusos en vez de musulmanes.

Varios lectores me escribieron para que explicara lo ocurrido, y asumo que otros estarán dándole vueltas a la cabeza. Yo no tengo todas las respuestas. ¿Qué clase de gente puede atacar una ambulancia? Puedo fácilmente imaginar a alguien en plena vesania política, a alguien emocionalmente inestable, a alguien con algún tipo de trastorno de la personalidad. Pero la mentalidad de una turba a veces se conforma con gente que fuera de ella tiene una psicología normal.

No puedo psicoanalizar a esa gente. Puedo, sin embargo, aportar cierto contexto que puede arrojar algo de luz sobre lo sucedido.

Los drusos son una minoría religiosa de culto esotérico radicada en el Líbano, Siria e Israel. No son sino una pequeña fracción de la población de cada uno de esos países, y son muy pocos como para disponer de un Estado propio.

El Medio Oriente es una zona difícil del mundo, y los drusos están rodeados por potenciales elementos hostiles, así que tomaron la decisión colectiva de ser leales a quien quiera que esté en el poder en el lugar en que viven. Es la única manera que tienen de garantizarse la seguridad.

Así, los drusos de Israelí son sionistas comprometidos, los de Siria están completamente del lado de Bashar al Asad y los del Líbano viran continuamente en función del caleidoscópico panorama político local.

Los drusos de los Altos del Golán –un pedazo de Siria capturado por los israelíes en la guerra de 1967– dividen su lealtad entre Jerusalén y Damasco. Si Israel se hubiera anexionado formalmente el territorio, y si Siria lo hubiera aceptado, muy probablemente se habrían convertido en sionistas comprometidos como los demás drusos de Israel. Pero quizá los Altos vuelvan algún día a manos sirias, así que los drusos que viven ahí conservan de alguna manera su identidad siria y no quieren ser vistos como enemigos del régimen de Asad. Eso los pondría en riesgo. Los israelíes les han ofrecido la ciudadanía, y algunos la han aceptado gustosos, pero otros piensan que eso no es seguro ni deseable.

Los drusos se preocupan por el bienestar de sus correligionarios en otros países.

Estos son los antecedentes. Este es el contexto.

Así que cuando una ambulancia israelí apareció con unos combatientes heridos del Ejército Libre Sirio (ELS), algunos drusos del lugar señalaron a éstos como enemigos. Son unapotencial amenaza a la supervivencia de sus correligionarios del otro lado de la frontera, dado que una victoria del ELS podría llevar a la caída de Asad y a la posible entronización de Al Qaeda o el ISIS, a los que los drusos no podrían apoyar ni aunque lo pretendieran sin abandonar su religión y convertirse al islam a punta de pistola.

Así que algunos decidieron atacar la ambulancia y despachar a uno o dos enemigos incluso aunque los israelíes estuvieran tratando de salvarlos.

Es una vergüenza en muchos aspectos. Atacar una ambulancia y matar a un hombre herido –incluso si fuera del ISIS– sólo puede ser descrito como un linchamiento. Si lo hubiera hecho un Ejército convencional, sería un crimen de guerra.

Esa ambulancia estaba llevando sirios a un hospital del norte de Israel en el que médicos y enfermeras árabes y judíos trabajan juntos para curar a enfermos árabes y judíos. Si todo el Medio Oriente fuera como esos hospitales del norte de Israel, sería un lugar radicalmente diferente.

Por desgracia, esos hospitales son la excepción; la norma, la violencia contra el otro.

Los drusos son por lo general buena gente. Como miembros de una minoría, viven en precario y tienden a la moderación. No volvamos este feo incidente contra todos ellos.

© Versión original (en inglés): World Affairs Journal
© Versión en español: Revista El Medio

Israel advierte a los rebeldes sirios que no dañen a los drusos

El ministro de Defensa Moshe Yaalon, admitió que Israel ha estado proporcionando ayuda a los rebeldes sirios, pero que de esta manera ha logrado poner a los drusos de Siria fuera de un peligro inmediato. Previamente, los oficiales israelíes se habían resistido a confirmar oficialmente que el país había estado asistiendo a las fuerzas que luchan para derrocar al presidente sirio, Bashar Assad.

Yaalon puntualizó que la asistencia humanitaria que el Estado judío suministra a los combatientes rebeldes sirios -que se vuelto una creciente fuente de tensión con la propia población drusa de Israel-, está salvaguardando esa minoría étnico-religiosa en Siria.

“Los hemos asistidos bajo dos condiciones”, puntualizó Yaalon sobre la ayuda médica que Israel proporciona a los rebeldes sirios. “Que no se acerquen demasiado a la frontera, y que no toquen los drusos”.

Yaalón acusó a los drusos del Golán, de haber actuado “de manera irresponsable” al atacar una ambulancia militar israelí que trasladaba a dos rebeldes sirios heridos. Uno de los combatientes sirios murió y el otro resultó en estado de coma, en lo que el primer ministro, Biniamín Netanyahu, calificó un “linchamiento”. El herido sirio en la ambulancia israelí no estaba afiliado al Frente al Nusra (la filial siria de Al Qaeda), y su muerte podría desatar llamados de venganza, aseguró el ministro.

Israel ha atendido a más de mil sirios heridos, en sus hospitales, desde el comienzo de la guerra civil, en 2011.

Israel seguirá actuando con sensibilidad con respecto a los drusos, expresó Yaalon. “Por otra parte – los rebeldes del otro lado sienten que estamos actuando con sensibilidad”, indicó.

El Estado de Israel ha proporcionado asistencia humanitaria a los combatientes sirios heridos situados cerca de la frontera desde el comienzo de la guerra civil declaró el ministro de Defensa. Yaalón aclaró que la ayuda se extiende bajo dos condiciones – que los combatientes rebeldes no dejen que los extremistas islámicos se acerquen a la frontera, y que no hagan daño a la población drusa de Siria.

Yaalón insistió que la política de Jerusalén en relación a los drusos de

Siria “es muy complicada y sensible”, y agregó que los rebeldes no tienen interés de que se conozca el hecho de que Israel les suministra ayuda.
“Nuestra política general es que no nos involucramos en la guerra siria”, subrayó, aunque hay ciertas líneas rojas que el Estado judío tratará de mantener, como lo es el traspaso de armas que puedan cambiar las reglas del juego a los enemigos de Israel – es decir al grupo terrorista libanés chií Hezbollah-.”No vamos a tolerar ninguna violación a nuestra soberanía, ni siquiera un disparo accidental de Siria contra nuestro territorio. Vamos a actuar de inmediato para atacar a los que planten explosivos cerca de la frontera o abran fuego contra nosotros”, declaró.

Yaalon también reiteró su posición sobre el conflicto israelí-palestino, indicando que no cree que no habrá un acuerdo de paz permanente durante “nuestra generación”.

El ministro, manifestó, que esto no se debe a un rechazo israelí sobre un eventual Estado palestino; sino más bien debido a la negativa de los líderes palestinos a negociar o a hacer las concesiones necesarias.

“La pelota no está en nuestra cancha”, declaró Yaalon. “Hay mucho que hacer para avanzar en los temas centrales, pero quien crea que las presiones [de la comunidad internacional] pueden imponer un acuerdo permanente; está equivocado”.

Con respecto a las negociaciones nucleares iraníes, Yaalon cree que las potencias mundiales firmarán un acuerdo “malo” con Teherán, “si no es esta semana, será más tarde en un futuro próximo.”

El futuro acuerdo no congelará el programa nuclear militar de Irán durante una década, ya que no se cerrará ni una sola instalación y no se desmantelarán las centrifugadoras, expresó.

“Incluso si hay inspecciones, sólo se harán en las instalaciones que Irán acuerde”, apuntó, y agregó que Teherán desde hace décadas que ha logrado engañar a los inspectores, por ejemplo mediante la construcción de una gran planta secreta de enriquecimiento de uranio en Qom.

Israel y EE.UU. difieren radicalmente en la cuestión iraní, sostuvo el responsable de la cartera de Defensa. “Ellos ven a Irán como parte de la solución; nosotros lo vemos como parte del problema”.

Fuente: Aurora

Siria y Hezbolla intentaron torpedear el acuerdo alcanzado entre los drusos y los rebeldes del Frente Al Nusra cerca de la frontera israelí.

El gobernante sirio Bashar Assad y el líder de Hezbollah, Hassan Nasrallah, han hecho todo lo posible para provocar la adversidad entre las comunidades drusas del Golán de Israel, y el Frente rebelde sirio Al Nusra vinculado a Al Qaeda.

Para torpedear el acuerdo de armisticio negociado entre ellos a principios de este mes por los EE.UU., Jordania e Israel, 200 soldados sirios y de Hezbolá se han aproximado a la aldea drusa de Khader en el Golán sirio, a 3 km de la frontera con Israel. Desde el viernes 26 de junio estas tropas han estado atacando al grupo rebelde Al Nusra y los otros grupos rebeldes sirios que luchan para capturar la ciudad de Quneitra en el Golán. Esto ha estancado la operación rebelde para tomar el control de la carretera a Damasco. varios Rockets lanzados en esta batalla se desviaron hacia el lado israelí del Golán este Domingo.

Fuentes militares de Debkafile revelan que el grupo rebelde Al Nusra devolvió el golpe en el fin de semana. Luego le advirtieron a los líderes drusos que si no dejan de cooperar con Assad y Nasrallah “, su sangre será derramada.” Los combatientes de este grupo islamista rodearon entonces otra, más pequeña aldea drusa, Skaska, en las laderas occidentales del Jabal druso y amenazaron con entrar y masacrar a sus habitantes.

El ultimátum de Al Nusra, publicado el sábado 28 de junio dejó en claro que Siria y Hezbollah están disparando contra ellos desde una aldea drusa, y que los drusos se hacen responsable de conseguir que esto se detenga, o de lo contrario, serán considerados colaboradores del régimen de Assad y estarían violando el acuerdo de no beligerancia alcanzado entre ellos a principios de este mes.

Nuestras fuentes añaden que Siria y Hezbolá acompañaron su fuerza de 200 hombres que se infiltraron en Khader, con equipos de televisión de Irán y Siria y un grupo de miembros libaneses drusos. Las imágenes mostraron que todo fue pensado para demostrar al mundo que los drusos libaneses desafiaron fuertemente la toma de los rebeldes sirios del sur de Siria incluido el Golán, y se alineó con Bashar Assad.

La lucha, que está hasta ahora coordinada entre las tropas sirias y de Hezbolá ocupan una superficie de las aldeas drusas de Khadar y los combatientes del Frente Nusra. Pero se estima por parte de los observadores de Israel de que una escalada no está muy lejos y, cuando esto ocurra, se justificará que el grupo islámico rebelde haya lanzado su amenaza de represalias contra los habitantes del pueblo druso de Skaska.

Y luego, otra esquina sensible del conflicto sirio puede arder en llamas, posiblemente poniendo a Israel en el punto de nuevo.

Ya parece que Assad y Nasrallah han logrado sabotear el acuerdo de armisticio que tanto le costó a los EE:UU., Jordania e Israel conseguir, cuando negociaron entre los drusos y los rebeldes del Frente Al Nusra, forzando al medio millón de drusos de Siria elegir un lado entre los beligerantes. Sea lo que sea, van a pedradas.

Fuente: Debkafile

La Policía de Israel arrestó a otros tres drusos por el ataque a la ambulancia de la FDI

La Policía de Israel arrestó anoche a otros tres sospechosos vinculados con un ataque contra una ambulancia de la Fuerza de Defensa de Israel que transportaba a heridos sirios para que fuesen tratados en Israel hace dos días.

Los asaltantes eran residentes drusos de Golán y manifestaban en contra del tratamiento médico de sirios en Israel, incluyendo de aquellos pertenecientes a grupos que luchan con la comunidad drusa de Siria. El ataque de Majdal Shams del lunes pasado dejó a un sirio muerto y a otro herido de gravedad.
Las fuerzas policiales han arrestado a ocho sospechosos por este incidente y a otros cuatro por su rol en un ataque que ocurrió más temprano en el pueblo Horfesh, donde no hubo heridos, informó el medio israelí Haaretz.
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se encontró con líderes de la comunidad drusa ayer para discutir las tensiones que rodean a los recientes eventos de los Altos de Golán. También estuvieron presentes el ministro de Defensa de Israel, Moshe Ya’alon; el jefe de personal de la FDI, Gazi Eizenkot; el ministro del Interior, Gilad Erdan; y el comisionado de la Policía, Yohanan Danino.
Netanyahu destacó la necesidad de evitar que se repitan los eventos del lunes, en el que varios soldados de la FDI resultaron heridos. “Sus hijos, todos sus hijos, sirven y luchan en el ejército israelí y defienden a la nación, la cual nos pertenece a todos. Todos nosotros obedecemos la ley y somos ciudadanos leales, y si alguien rompe estas reglas y toma la ley en sus propias manos, es nuestro deber condenar eso y asegurarnos de que no conviertan esto en una norma”, remarcó.
El Sheikh Moafaq Tarif, líder de la comunidad drusa de Israel, agradeció al primer ministro y le dijo que todo el público druso estaba unido en contra de quienes rompieron la ley en Galilea y los Altos de Golán, y reiteró su preocupación por el destino de los drusos sirios, especialmente aquellos que viven en el pueblo Khader, el cual es centro de hostilidades.
 Fuente: Itongadol

Drusos israelíes y sirios unen sus fuerzas, lo que complica la posición militar de Israel

Incluso si los ánimos drusos se calman temporalmente por la suerte de sus hermanos sirios, las consecuencias de la guerra civil siria ya se ha extendido a Israel desde un lugar inesperado. Durante casi cinco años, Israel mantuvo cuidadosamente sus manos fuera del conflicto que rabia en su frontera norte, limitándose a responder a los peligros mas cercanos y a crear un mecanismo de ayuda en silencio para los rebeldes sirios seleccionados. Pero en los últimos meses, Israel ha vuelto a canalizar su intervención militar a las zonas cercanas a la frontera.

La forma en que esta participación es desautorizada por funcionarios israelíes es gravemente perjudicial para la credibilidad militar del gobierno.

Cuando el portavoz de las FDI, el Brigada Motti Almoz reiteró sus pasadas declaraciones de que los militares no identifican ni clasifican por organización a los rebeldes sirios heridos que llegan a la frontera del Golán de Israel para recibir tratamiento, se encontró con que los drusos que sirven en las fuerzas armadas de Israel y los que viven en las aldeas del Golán lo sabían mejor. Los drusos del Golán y los aldeanos israelíes – muchos leales a Bashar Assad – estaban tan indignados por esta y por pasadas ​​evasivas que llegaron juntos a la acción violenta – de ahí los ataques del Lunes, 22 de junio, contra dos ambulancias de las IDF que transportaban heridos de los combatientes rebeldes sirios al hospital.

Después de que la primera ambulancia fue atacada, la segunda debería haber estado mucho mejor asegurada. Resultó que la policía militar de escolta que no estaban dispuestos a luchar contra una furiosa turba de drusos fuera de Majdal Shams en el Golán. Los sirios fueron golpeados y uno murió más tarde.

Israelíes y drusos del Golán han encontrado una causa común, en sí mismo un factor de desestabilización, en la convicción de que Israel está ayudando al brazo sirio de Al Qaeda, el Frente Nusra, aunque parte de la información desde el sur de Siria es la desinformación inclinada por elementos hostiles para suscitar problemas para Israel.

La milenaria secta secreta es tratada como hereje por los yihadistas, incluyendo el Frente Nusra. Cuando una alianza rebelde se acercaba a los drusos de Jabal en Siria, los líderes de Nusra prometieron no hacer daño a los drusos siempre que “se retirasen de sus errores religiosos”. A continuación, obligaron a varios cientos de drusos a convertirse al Islam sunita y profanaron sus santuarios.

Por lo tanto, los drusos son para el Frente Nusra como una bandera roja para un toro.

Esto es sólo uno más de los factores que complican la situación al considerar la mal definida alianza rebelde siria que lucha en el sur de Siria a través del Golán de Israel.

Las protestas israelíes de que no apoyan a los rebeldes vinculados con Al Qaeda puede ser verdad un día, mientras que al día siguiente, ese mismo grupo puede romper y unirse a una facción yihadista. Algunos de ellos están constantemente en movimiento dentro y fuera de Al Qaeda.

Arabia Saudita subió contra este fenómeno en las últimas semanas cuando compró y armó a 3.000 combatientes del Frente Nusra, a condición de que dejaran su grupo y se unieran bajo un paraguas anti-Assad, un frente rebelde llamado el Frente Sur, o el Ejército del Sur de la Conquista.

El paso de Arabia relevó a Israel del cargo de apoyar a los movimientos yihadistas. Pero de ninguna manera le exime del problema en lo que se refiere a los drusos, debido a la naturaleza notoriamente volátil del movimiento rebelde.

La mayoría de los comandantes del Frente Nusra, efectivamente, repudiaron su lealtad a Al Qaeda para ganar el respaldo saudí, pero pronto cambiaron de nuevo después de que Nusra en el Norte lideraron importantes victorias rebeldes. Claramente, los grupos victoriosos tienen una atracción fatal para los cientos de facciones rebeldes nebulosas.

La demanda drusa de que Israel abandone el Frente Nusra es equivalente a su repudio a la causa rebelde siria en general. Para el ejército israelí se trata de una no-opción: Descubrir sus enlaces bajo el radar con ciertos grupos rebeldes sirios es la receta para poner fin a la relativa calma en su frontera con Siria en el Golán. Y retirar su cooperación con la fuerza rebelde respaldadas por Estados Unidos, Jordania y Arabia Saudí pondría en peligro sus esfuerzos por captar el sur de Siria, de la misma manera como las fuerzas comparables alcanzaron el control de la mayor parte del norte.

Al mismo tiempo, el gobierno israelí debe persuadir a sus ciudadanos drusos levantados en armas de que las acciones de las FDI en el sur de Siria no hacen daño a sus hermanos sirios. Se trata de una ardua tarea que puede que no evite más violencia drusa.

Fuente: Debkafile

Traducciòn al español: La pròxima guerra

Israel trata de detener el contagio del conflicto en Siria

ambu
 El violento ataque de decenas de drusos a una ambulancia militar que evacuaba a dos rebeldes sirios heridos -que acabó en el asesinato de uno y heridas graves al otro y leves a dos soldados del Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal)- pone de manifiesto que la violencia en Siria se desborda y toca cada vez más de cerca al país. El suceso sigue a la acusación en sectores drusos en los Altos del Golán de que Israel estaría apoyando a los rebeldes de Jabat Al Nusra, que luchan contra el régimen sirio de Bashar al Assad, y a la exigencia de que se intervenga en el conflicto para parar lo que consideran una inminente masacre de los suyos al otro lado de la divisoria. Los atacantes (una masa de más de 150 drusos que lanzó piedras a la ambulancia a su paso por Magdel Shams) actuaron con el convencimiento de que los sirios heridos pertenecían al frente Al Nusra, al que acusan del asesinato de una veintena de sus correligionarios en el norte de Siria. Los drusos, una minoría étnica y religiosa en Oriente Medio con una fe secretista y monoteísta, son considerados infieles por los grupos islamistas como el Estado Islámico o Al Nusra que luchan en el país vecino en un conflicto que dura ya más de cuatro años y en el que han muerto más de 200.000 sirios. El líder espiritual druso en Israel, jeque Muafak Tarif, condenó el ataque y pidió calma a su comunidad en declaraciones a la Radio del Ejército (Galei Tzáhal) en las que explicó que el suceso fue motivado por la ira desatada por una entrevista del Canal 2 de televisión a un sirio atendido en Israel, quien aseguró que atacaría a comunidades drusas al otro lado de la frontera. “El herido dijo: ‘Cuando vuelva a Siria, mataré a drusos’, y esto enfadó a todo el mundo aquí. Esta entrevista debería haber hecho sonar las alarmas”, criticó el jeque. El reciente fue el segundo incidente de este tipo en menos de 24 horas, después de que la madrugada anterior drusos de la localidad de Hurfeish lanzaran piedras contra otra ambulancia que trasladaba a heridos sirios. Desde que se inició la guerra civil siria en la primavera de 2011 la postura de Israel es la de no participar en el conflicto, más allá de salvaguardar la seguridad de sus ciudadanos y atender a heridos que atraviesen la frontera. Entre los sirios que habitan el Golán (conquistado en la Guerra de los Seis Días, en 1967) hay una mayoría que apoya a Al Assad y también hay partidarios de los rebeldes, pero hasta ahora no se habían producido incidentes graves. Sin embargo, el aumento en las últimas semanas de la violencia que sufre la población drusa dentro de Siria ha polarizado la situación y hecho temer a los drusos de Israel que se produzca una masacre de sus familiares y amigos en la localidad de Hadr (Siria), hacia la que la pasada semana las fuerzas de Al Nusra avanzaron mientras las de Al Assad retrocedían.
“Muchos creen que Israel está coordinando y ayudando a Al Nusra, que no se trata de ayuda humanitaria sino de coordinación para debilitar al régimen sirio”, explicó Fareed Rhanin, ex portavoz de los consejos locales drusos. Según él, “hay que presionar al Gobierno para que acabe con su ayuda a Al Nusra y otras facciones que atacan a los civiles en Siria, inclusive a los drusos”, aunque condena con firmeza la violencia de anoche, que derivó en el linchamiento de un rebelde herido. Israel niega cualquier tipo de colaboración con rebeldes sirios. “En los últimos años el Ejército de Defensa de Israel ha dado ayuda médica a más de 1.600 sirios heridos que han llegado a la frontera, donde hay equipos médicos que reciben a quienes solicitan ayuda, verifican qué heridas tienen, los tratan o, si es necesario, los transportan a un hospital”, explicó una portavoz militar, quien aseguró que “ni el Ejército ni los médicos preguntan quién es, ni cómo fue herido, ni si luchaba, ni en qué bando”. “Estamos solo para proporcionar ayuda médica”, afirmó la portavoz, quien insistió en que la labor “es, hoy por hoy, exclusivamente humanitaria”. Para el analista Dan Schueftan, director del Centro de Estudios de Seguridad Nacional de la Universidad de Haifa, el problema es que algunos sectores “han extendido el falso rumor de que los drusos están siendo masacrados en Siria para arrastrar a Israel a la guerra”. Desde el principio, Israel se ha mantenido fuera del conflicto, “a excepción de impedir el terrorismo de Hezbollah e Irán en su frontera o el uso de armas de destrucción masiva”, y ahora “se ha comprometido a evitar una matanza de drusos en Hadr, que está cerca de su frontera, pero no puede evitar que se mate a drusos en el norte de Siria, a miles de kilómetros, porque no está dispuesto a entrar en guerra”, explicó. El analista militar del diario “Haaretz”, Amos Harel, aseguró hoy en una nota que el Ejército de Defensa de Israel trató de calmar los ánimos garantizando a un grupo de líderes drusos que está vigilando de cerca la situación y que existen planes para una intervención militar para ayudar a los residentes de Hadr si estos estuvieran en peligro. “El ataque reciente en Madal Shams es la última evidencia de lo que parece una pérdida de control gradual en la frontera norte”, subrayó Harel, y advirtió de que “el esfuerzo israelí de no ser arrastrado en la lucha en la guerra civil siria está ahora bajo una nueva presión por la división de los drusos”. Fuente: Aurora.