Archivo de la categoría: CUBA

Emanuele Ottolenghi: “Los cárteles de la droga y Hezbollah trabajan juntos en la Triple Frontera”

El analista de la fundación Defence of Democracy en Washington analizó para infobae el poder de Irán y Hezbollah en la región. El papel de Venezuela y Cuba en su plan para el establecimiento de redes de apoyo logístico para potenciales ataques

Resultado de imagen para imágenes de Emanuele Ottolenghi

Emanuele Ottolenghi, especialista en financiación de grupos terroristas y delictivos,  y miembro de la Fundación para la Defensa de las Democracias, identifica la triple frontera, donde confluyen Argentina, Brasil y Paraguay, como el principal foco de terrorismo en América Latina. Este catedrático italiano, advierte que en al zona hay grupo instalados hace más decada. “Hay mucha actividad, allí la convergencia entre la financiación del terrorismo y el lavado de dinero es más impactante”.

-¿Por qué el foco es la Triple frontera?

Porque allí las fronteras son muy porosas, hay una historia de tráfico de comercios ilícito en todas esas fronteras y hay presencia de comunidades islámicas radicalizadas con vínculos muy fuertes con Hezbollah e Irán. Y sus tráficos son vitales al financiamiento del terrorismo en oriente medio. Además, son lugares donde las redes del crimen organizado trabajan muy bien y hay una cooperación creciente entre ellas y las redes de apoyo a terrorismo,  porque los unos pueden ofrecer servicios a los otros y esos cooperación otorga una ganancia mutua.

-¿Qué tipo de servicio, por ejemplo, le puede ofrecer un cártel de droga a Hezbollah?

La red de financiamiento al terrorismo, de apoyo financiero al terrorismo, ofrece servicios logísticos a los cárteles. Puede blanquear el dinero que llega de la venta  las drogas. Los cárteles pueden ofrecer la mercadería misma, la droga , que usan como pago. La transfieren a otros mercados como Europa, allí la venden y la ganancia se usa para financiar el terrorismo. Entonces los dos ganan cooperando juntos

-Más allá de los vínculos económicos, ¿cuál es el objetivo ideológico?

Irán tiene un objetivo ideológico en la región muy claro. Irán ve la región como un territorio de penetración ideológica. Individualiza a latinoamérica, desde hace más de 35 años, como un lugar de exportación de su revolución de sus ideales antiimperialistas. Hay convergencia con movimientos de izquierda en la región. Además, Irán avanza con sus centros culturales, con sus redes de clérigos viajantes, misioneros que llegan a la región difundiendo el mensaje de la revolución islámica.  Pero hay otro objetivo, el establecimiento de redes de apoyo logístico para potenciales ataques en el futuro. Argentina conoce muy bien este tema, pero recientemente hay ejemplos de otros intentos: hay un caso en Perú, de un operativo de Hezbollah en 2013 y el arresto reciente en EEUU de otro miembro de Hezbollah que viajó a en Panamá a recoger  información para objetivos civiles, incluido el canal de panamá. En toda América Latina están esos dos fenómenos, la penetración ideológica y el establecimiento de redes de apoyo para posibles ataques terroristas.

 Irán ve la región como un territorio de penetración ideológica. Pero hay otro objetivo, el establecimiento de redes de apoyo logístico para potenciales ataques en el futuro

-¿Por qué los gobierno no logran frenar el arraigo de Irán y Hezbollah en la región?

Los gobiernos de la región actúan sobre todo cuando llega presión política de EEUU pero no hacen bastante. Uno de los problemas es que muchos de las élites políticas de la región está de alguna manera vinculados con el apoyo al terrorismo. La triple frontera es la zona más importante en financiamiento al terrorismo en latinoamérica. En la triple frontera ya están redes conocidas hace mucho más de una década y  las autoridades hasta el día de hoy no les tocan.

-En los últimos años han cambiado algunos gobiernos en la región, como en Paraguay, Argentina y Brasil, ¡se modificó el escenario?

Estos cambios crearon un potencial para modificar la situación pero lo que sucede localmente no cambió. En las zonas fronterizas los tráficos ilícitos continúan, la cooperación con los cárteles continúa. La policía, los aduaneros… los que deben aplicar la ley, todavía siguen siendo corruptos y siguen trabajando con estas redes.

-En estos días se ven atentados fueras de nuestras fronteras, ¿Latinoaméroca, entonces, es un objetivo terrorista?

Cada país debe considerarse como un objetivos terroristas. Vimos redes que recogían información para atentados en Brasil durante las Olimpíadas, hay redes activas aquí en Argentina, en la Triple Frontera, en Perú, en otros lugares del Cono Sur… Hay presencia de radicales chiítas y sunitas desde México hasta Tierra del Fuego. Así que no hay un país que sea invulnerable contra la amenaza del terrorismo.

 Hay presencia de radicales chiítas y sunitas desde México hasta Tierra del Fuego. Así que no hay un país que sea invulnerable contra la amenaza del terrorismo

-Hablamos de Argentina, paraguay, Brasil, Bolivia y Perú… ¿Qué pasa con Venezuela?

Venezuela no es solamente un socio de Irán, es la base operativa avanzada de Irán en Latinoamérica. Muchísimas de las actividades de penetración ideológica de Irán en la región empezaron en Venezuela. Un ejemplo muy peligroso es que durante el régimen chavista se dieron pasaportes con nuevas identidades venezolanos a operativos de Hezbollah que viajan por toda la región con menos nivel de sospecha. Irán apoya todavía este régimen. Muchas de las técnicas que las fuerzas de seguridad venezolana utilizan para reprimir las protestas pacíficas de la oposición son parecidas a lo que los iraníes hicieron contra su oposición en 2009, después de la elección de Mahmoud Ahmadinejad. Sabemos que Irán ayudó a Venezuela a construir milicias populares de defensa muy parecidas a los que se llama el Basij, que es una milicia de defensa ideológica central en el mecanismo de represión irani. Copiaron al modelo y los iraníes continúan siendo, con Cuba, los consejeros de este régimen para garantizar su supervivencia.

 Play

-¿Y con Cuba, cuál es la relación de Irán y Hezbollah?

Es una relación de cooperación. Lo más interesante es que un régimen comunista, no exactamente amigo de la religión, no sólo coopera con Irán y lo ve como un compañero de lucha, sino que el régimen cubano le permitió establecer un centro religioso en La Habana cuyo objetivo es convertir a los locales. Hace cuatro años que convierte a cubanos y esos convertidos a la revolución iraní misionan por toda la región.

Infobae

¿Qué gobiernos todavía apoyan al régimen de Nicolás Maduro y cuáles son sus motivaciones?

Gracias a una hábil diplomacia inspirada en el modelo cubano, y al reparto de millones de petrodólares, Chávez construyó una red de alianzas internacionales que le permitió posicionarse en el mundo. Cuánto de eso sigue en pie tras el colapso total al que llegó Venezuela con su sucesor

Nicolás Maduro y sus principales aliados, Vladimir Putin, Xi Jinping, Raúl Castro, Hassan Rouhani, Evo Morales y Daniel OrtegaNicolás Maduro y sus principales aliados, Vladimir Putin, Xi Jinping, Raúl Castro, Hassan Rouhani, Evo Morales y Daniel Ortega

Por 

Con el barril de petróleo a un precio récord, y el mundo maravillado ante el llamado giro a la izquierda latinoamericano, a Hugo Chávez le sobraban los dólares y las palabras para recorrer el planeta vendiendo la Revolución Bolivariana. En el plano global, tejió alianzas con los principales actores del eje antiestadounidense. A nivel latinoamericano, bloqueó la creación del ALCA y redujo el papel de la OEA. En su lugar, impulsó la formación de la Unasur, de la Celac y del ALBA, posicionándose como uno de los máximos referentes de la región.

A cuatro años de su muerte, la historia es muy diferente. El petróleo se derrumbó, y el modelo económico que ya mostraba sus grietas con él al mando terminó en el mayor colapso de la historia venezolana con Nicolás Maduro a la cabeza. La pobreza y el hambre están hoy muy por encima que antes de la Revolución, y la escasez alcanzó niveles nunca vistos. Lo que era un gobierno con rasgos claramente autoritarios, pero que se mantenía dentro de los márgenes de la democracia por su legitimidad electoral, se convirtió en una dictadura rechazada por la gran mayoría de la población.

En este contexto, el respaldo internacional se empezó a resquebrajar. Gobiernos de países aliados, como Argentina y Brasil, cambiaron de signo político. La Unasur y la Celac se volvieron etéreas, y la OEA recuperó protagonismo como herramienta de presión. En un giro inimaginable hace sólo un lustro, el Mercosur resolvió el sábado suspender a Venezuela del bloque. Días antes, muchos países latinoamericanos habían decidido desconocer a la Asamblea Constituyente con la que el Gobierno pretende eternizarse en el poder.

Sin embargo, Maduro aún no está solo en el mundo. A pesar de todo, buena parte de la red global montada por Chávez se mantiene. Debilitada, pero sigue en pie. Es cierto que de los 52 países que fijaron posición sobre la Constituyente sólo ocho lo hicieron a favor, pero el número de aliados potenciales podría ser incluso mayor.

Hugo Chávez y Nicolas Maduro

“Le quedan muy importantes apoyos internacionales porque el petróleo gana muchos amigos y compra voluntades. Lo más importante que tiene a su favor es que no hay posibilidad de que reciba una sanción por parte del Consejo de Seguridad de la ONU, ya que Rusia la vetaría”, contó Francisco Rojas Aravena, consultor internacional y rector de la Universidad para la Paz, de Costa Rica, consultado por Infobae.

Los amigos de Maduro

“Los aliados se pueden dividir en tres grupos diferentes. Primero están los bolivarianos, del auge de la izquierda en América Latina. Quedan pocos comparados con los que eran. Cuba es el principal aliado ideológico, político y económico, y ha sido en muchos puntos artífice de reformas importantes. Su impronta se ve en el diseño del sistema de votación para los miembros de la Asamblea. También están Evo Morales en Bolivia, que da un apoyo sin fisuras a Maduro y a la Constituyente, y Nicaragua con Daniel Ortega. Ecuador, en cambio, ha sido un poco más tibio últimamente”, dijo a Infobae Ivan Briscoe, director del Programa para América Latina y el Caribe del Crisis Group, ONG que busca soluciones pacíficas a conflictos internacionales.

Otro aliado en América Latina es El Salvador, que si bien no pertenece formalmente al ALBA, tiene afinidades ideológicas. Entre otras curiosidades, su presidente, Salvador Sánchez Cerén, mantiene también una buena relación con Estados Unidos y estuvo recientemente reunido con Jeff Sessions, fiscal general del gobierno de Donald Trump. La diplomacia salvadoreña fue muy importante para bloquear en la OEA una resolución condenatoria contra el régimen chavista.

El segundo grupo de países está conformado por las islas del Caribe que Chávez sumó a su coalición internacional a través de Petrocaribe. Por medio de esa alianza, Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Dominica, Granada, Haití, Jamaica y San Vicente y las Granadinas —entre otros— recibieron petróleo subsidiado. “Juegan en bloque y resistieron el intento de condenar a Venezuela—continuó Briscoe—. No son poderosos, pero son muchos y son claves al momento de oponerse a una votación en la OEA, que por eso tiene un papel bastante reducido en la resolución de la crisis”.

El tercer grupo es el de los amigos externos al continente americano. Uno es Irán, con el que Chávez forjó una férrea alianza en tiempos de Mahmud Ahmadineyad. Las relaciones no son tan estrechas en la actualidad, pero siguen siendo socios. No obstante, los dos que verdaderamente importan son Rusia y China.

“En los casos de esas dos grandes potencias hay claros intereses económicos. China es el principal acreedor internacional de Venezuela y desde muy temprano en la era chavista puso especial atención en las reservas de crudo extra pesado de la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO). De hecho, China es hoy el único consumidor de Orimulsión, un producto fósil con patente venezolana que convierte a los bitúmenes venezolanos en un producto comercializable. Rusia, por su parte, está compitiendo con China por posicionarse como el principal socio en la FPO. La rusa Rosneft es la principal socia de PDVSA en la explotación de crudo, superando a la china CNPC”, explicó a Infobae el politólogo venezolano Víctor M. Mijares, profesor de relaciones internacionales en la Pontificia Universidad Javeriana de Colombia.

Este sábado se conoció que Rosneft, una petrolera de propiedad estatal, realizó en abril un pago anticipado de 1.015 millones de dólares a PDVSA. Según la agencia Reuters, la firma de propiedad estatal le prestó entre 4.000 y 5.000 millones de dólares en los últimos años. Se supone que la petrolera venezolana le vende crudo a cambio de esos recursos, pero en la práctica salda sus deudas con acciones de firmas del complejo energético venezolano, como Petromonagas, de la que Rosneft controla un 40 por ciento. Todo vale con tal de combatir al imperialismo.

Si Putin apoyó tan enfáticamente la Constituyente de Maduro es porque el Kremlin no sólo tiene intereses económicos en Venezuela. También es clave la dimensión geopolítica. “Ha sido evidente el interés de Moscú por contar con puertos y aeropuertos amistosos en la cuenca del Caribe, siendo Venezuela un importante vértice en el triángulo que completan Nicaragua y Cuba —dijo Mijares—. Así lo demuestran las declaraciones y la proximidad de Putin, pero también las visitas de naves y aeronaves rusas, que han generado controversia en la región y con Estados Unidos”.

Vladimir Putin y su par chino, Xi Jinping

El papel de los aliados ante una eventual negociación

“Rusia y China apoyan públicamente al gobierno de Maduro, pero bajo esa superficie están preocupados por la evidente amenaza de impago. No confían en el buen manejo de la economía. China ha mostrado preocupación por las grandes inversiones que hizo, como el tren bala que estaba construyendo y que abandonó con un 80% del trabajo terminado porque no estaba recibiendo más dinero. Por eso en estos países hay actores que, en las condiciones correctas, podrían jugar un papel clave en convencer al gobierno de llegar a una mediación, porque reconocen que la situación es insostenible. Si lo hicieran, Maduro no tendría más alternativa que obedecer”, afirmó Briscoe.

Por más conveniente que les resulte la permanencia del chavismo, todos los aliados internacionales se dan cuenta de que la crisis se agrava a cada momento, y parece difícil imaginar la permanencia de Maduro a largo plazo. Por otro lado, si la tensión sigue en aumento, las cosas podrían llegar al punto de una guerra civil, lo que no sería deseable para nadie.

“Sabemos que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, fue a Cuba hace dos semanas para hablar con Raúl Castro sobre la posibilidad de que haya una mediación entre el gobierno y la oposición —continuó Briscoe—. Para Cuba es complicado de todos modos, porque todavía depende de la entrega de barriles de petróleo y tiene relaciones de dependencia energética con Venezuela”.

Ese eventual proceso de negociación tendría que superar dos trabas fundamentales. La primera es la resistencia de un gobierno que se muestra dispuesto a todo con tal de permanecer en el poder. La segunda, en caso de que se consiga lo anterior, es encontrar mediadores en los que puedan confiar tanto los opositores como los chavistas.

“Depende de las personalidades que propongan los países —dijo Rojas Aravena—. Puede ser que un gobierno que se opone al venezolano proponga como intermediario a una persona con prestigio. También hace falta desarrollar el segundo track de la diplomacia: generar espacio de diálogo con actores no gubernamentales que sean capaces de aportar soluciones”.

En cualquier caso, todavía falta para que la alternativa esté sobre la mesa. Con el nivel de represión que está desplegando el régimen en este momento, tendrían que pasar muchas cosas antes para hacerlo reconsiderar su posición.

Fuente: Infobae

El presidente Trump ha logrado forzar a Irak, Afganistán y otros 6 países de mayoría musulmana a recibir a los extranjeros criminales que estamos deportando.

Mientras que los jueces han bloqueado muchos de los esfuerzos del presidente Trump en cuanto a la reforma migratoria, que es lo que dicta el sentido común en el país, a nivel internacional su actitud dura sobre la inmigración está obteniendo resultados. En particular, cuando se trata del principal problema, es decir, los países que se niegan a llevar de vuelta a sus extranjeros deportables .

Frontpage Mag   Entre halagos, amenazas y castigos reales, la Seguridad Nacional ha conseguido reducir drásticamente el número de países que habitualmente se niegan a recibir a los inmigrantes a los que los EE.UU. está tratando de deportar, dijeron las autoridades el martes haciendo muescas en un éxito tempranero contra la inmigración para el presidente Trump.

El número de países recalcitrantes cayó de 20 a 12 sobre los meses después de las elecciones presidenciales, y algunos reincidentes de toda la vida, incluyendo Irak y Somalia, se han ganado su camino fuera de la traviesa lista. La lista de países es la más corta de esta década.

De 20 hasta 12 es todo un logro, sobre todo si tenemos en cuenta que dos de los reductos restantes incluyen a China y Cuba. Y hay también muchas otras prioridades con China. Aquí está la lista completa.

Los funcionarios de Inmigración y Control de Aduanas no pueden decir de inmediato cuántas personas han sido deportadas debido a los cambios, pero Somalia se ha llevado de vuelta a 259 en sólo siete meses en el año fiscal. Esto es mucho más que los 198 que se llevó de vuelta durante el 2016. El equipo de Trump planea deportar de unos 4.000 a 5.000 musulmanes de Somalia este año.

Los países que cayeron fuera de la lista, además de Somalia e Irak, fueron Afganistán, Argelia, Burkina Faso, Gambia, Mali, Senegal y Sierra Leona.

Otros países que siguen en la lista de países recalcitrantes son China, Cuba, Birmania, Camboya, Eritrea, Guinea, Irán, Laos, Marruecos, Sudán del Sur y Vietnam. Hong Kong se añadió a la lista este mes debido a que su política de repatriación es controlado por China.

Sudán del Sur es apenas un pequeño país. Estamos efectivamente en guerra con Irán. Sin embargo, para la mayoría del resto, todo podría acabar. Y parece que estamos empezando a hacer eso.

La mayoría de estos son las naciones de mayoría musulmana

Irán ha coronado en su objetivo de obtener el umbral nuclear regional. Obama logra su cometido de colocar bombas nucleares en manos de los iraníes, fiasco para Netanyahu

En líneas generales, el acuerdo nuclear final, alcanzado este Martes, 14 de julio, entre las seis potencias mundiales e Irán, después de una década de negociaciones, concede a Teherán el alivio de todas las sanciones a cambio de restricciones en su programa nuclear . La rapidez con que se levantarán las sanciones y la naturaleza exacta de los bordillos se detalla en la versión final del acuerdo nuclear cuando se publique.

En opinión de analistas de Debkafile, el acuerdo es un hito importante en el deseo del presidente Barack Obama para orientar la política exterior estadounidense a un acercamiento con Irán (seguido por Cuba), mientras le da la espalda a dos aliados tradicionales del Medio Oriente, Israel y Arabia Saudita. Se unge a Teherán como líder de la región de cara a obtener el umbral de un arma nuclear.
Los ministros de Exteriores de los Estados Unidos, Gran Bretaña, China, Francia, Alemania y Rusia se reunieron durante una hora después de la medianoche para un último empujón para conseguir el texto final acordado . Los últimos puntos de fricción eran condiciones de último minuto impuestas por Irán para un trato: el levantamiento inmediato del embargo por parte del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la compra de Irán y recepción de armas y la prohibición de su programa de misiles balísticos.

El levantamiento del embargo permitiría a Irán armar libremente a grupos terroristas designados por Estados Unidos como Hezbollah y Hamas, así como a los rebeldes yemeníes. Rusia y China, como proveedores de armas a Teherán, han respaldado a Irán sobre este tema.

El acuerdo según los informes, impuso un límite de 10 años sobre el trabajo nuclear de Irán y se calculó en retrasar la fuga nuclear en un año.

Una fuente diplomática dijo a Reuters que una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU buscaría este mes confirmar los bordillos iraníes sobre su programa nuclear y el alivio de las sanciones que se aplicarán en la primera mitad del 2016.
La fuente dijo que Irán y la Agencia Internacional de Energía Atómica acordaron un plan para hacer frente a las preguntas sin respuesta acerca de las dimensiones militares sospechosas del pasado, en cuanto a la actividad nuclear iraní a finales de 2015. Dijo que un poco de alivio de las sanciones estaba condicionada a Teherán para resolver este problema.
De acuerdo con uno de los últimos borradores del acuerdo, Irán acordó una visita al complejo militar de Parchin, donde se sospecha que Irán ha realizado pruebas de detonación nuclear y acceder a posibles entrevistas con científicos nucleares iraníes. El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, ha prohibido fuertemente esos pasos. No está claro cómo se refinó ese problema en el texto final.
El acuerdo irá ahora a las legislaturas de los firmantes. El Congreso de Estados Unidos tiene 60 días para revisar el acuerdo, con el presidente Barack Obama enfrentando una decisión difícil en el Senado de un acuerdo que tanto él como el secretario de Estado, John Kerry, han luchado por y sin cuartel, y que muchos legisladores de Estados Unidos y el primer ministro Binyamin Netanyahu de Israel han denunciado como “un mal negocio.”
Los iraníes mantendrán a los EE.UU. en el plato caliente, incluso después de la celebración de la firma.
A los Majlis en Teherán se les pedirá promulgar una ley que requiere el acuerdo para ser revisado cada mes y el poder de anularlo si los EE.UU. no pasan la prueba del cumplimiento para con los legisladores iraníes.
Jamenei esta semana denunció a EE:UU. como la “reencarnación de la arrogancia global “- haciendo caso omiso de meses de la estrecha colaboración en las guerras que Irán ha enfrentado en Irak, Siria y Yemen con la administración de Obama.

De hecho, los funcionarios estadounidenses están llevando a cabo la guerra contra el Estado Islámico en Irak en estrecha sintonía con la Guardia Revolucionaria iraní y sus comandantes. Además Washington retiene armas a gran escala de los rebeldes sirios fuera de consideración para el aliado de Teherán, Bashar Assad. Cuando los civiles saudíes tuvieron que  huir por los misiles lanzados por los rebeldes Houthi respaldados por Irán en Yemen, el gobierno de Obama miró hacia otro lado.
La situación en estos escenarios de guerra plantea una amenaza aún mayor que el acuerdo firmado en Viena el martes.

Incluso si Irán cede ante las inspecciones en Parchin y aunque sea levantada hasta la última sanción en 2016, el acuerdo palidece en comparación con la crisis en la región provocada por Teheran en gran parte instigado y promocionada por Irán en la escena mundial. De todos modos, muchas de las sanciones se han levantado en silencio para ganar la aquiescencia de Irán a las conversaciones. Irán nunca ha interrumpido su desarrollo de misiles balísticos intercontinentales.

Para Obama, se trata de una gran victoria, al igual que es un fiasco importante para Binyamin Netanyahu. Las maniobras del presidente de Estados Unidos lograron contener la acción militar de Israel para paralizar la capacidad de armas nucleares de Irán durante 6 años. Ahora, después de la conclusión de un acuerdo internacional que deja el programa nuclear de Irán intacto, la opción militar quedó sin piso, por lo menos en un futuro próximo.

Fuente: Debkafile

Bumerán Chávez, el libro que revela la peligrosa relación entre Venezuela, Cuba, Hezbollah e Irán.

El periodista Emili J. Blasco, corresponsal en Washington del diario español ABC, investigó la conversión del país caribeño en un narcoestado como parte del proyecto bolivariano del fallecido Hugo Chávez

“Chávez es la figura central de los últimos 15 años de Venezuela y también lo es en la articulación de ese narcoestado”, destacó hoy en una entrevista con EFE Blasco, corresponsal en Washington del diario español ABC que firmó varias exclusivas sobre el cáncer de Chávez desde 2012 hasta el fallecimiento del mandatario.

Esta vez, su primera revelación se produce el 27 de enero pasado, con la llegada a Washington como testigo protegido deLeamsy Salazar, jefe de seguridad del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, a quien identifica como responsable de los supuestos vínculos de Caracas con el narcotráfico, según relata Blasco en su libro.

Leamsy Salazar

EFE
“Capo de los capos” es el nombre con el que varias fuentes describieron, en declaraciones al periodista, la posición del número dos del chavismo, al que informaciones publicadas estos días en medios internacionales como The Wall Street Journal y The New York Times vinculan al lavado de dinero y el narcotráfico como supuesto cabecilla del llamado Cártel de los Soles.

En su libro, Blasco revela que Leamsy Salazar, que también fue ayudante personal de Chávez, fue testigo de cómo el comandante en persona negociaba en 2006 o 2007 con los cabecillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el canje de droga por armas y material militar con el que combatir al gobierno de Bogotá.

“El narcotráfico no lo hacen mafias, sino que está amparado y puesto en marcha desde arriba y promovido por los resortes del Estado”, aseguró Blasco, quien explica la conversión de Venezuela en un narcoestado por el aumento de ingresos del petróleo que supuestamente dieron margen para el lavado de dinero.

Mahmoud Ahmadinejad junto a Hugo Chávez

Sin embargo, el periodista español afirma que en Venezuela el narcotráfico no nace originalmente para que los altos mandos militares lucren, sino como parte de la visión geopolítica de la fraternidad de pueblos de Chávez, que tomó forma en la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA), impulsada por Caracas y La Habana.

“En los sueños bolivarianos falta Colombia. Entonces Chávez diseña esa ayuda a las FARC y va implicando a gente del Ejército para que Venezuela sea la salida de la droga colombiana”, apunta Blasco.

Dentro de esta concepción geopolítica, el libro plasma los supuestos lazos entre la Venezuela de Chávez, el grupo chiíta libanés Hezbollah e Irán, a través del testimonio de Rafael Isea, ex viceministro de Finanzas y presidente del Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes) de Venezuela.

“Una de las cosas que explica el libro es el encuentro en Damasco en 2007 entre Nicolás Maduro (entonces ministro de Exteriores) y el jefe de Hezbollah, Hassan Nasralah, en el que hablaron de un acuerdo marco. Venezuela facilita la concesión de visados y pasaportes falsos a los miembros del grupo chiíta e Hezbollah aporta su experiencia en narcotráfico y venta de armas”, apuntó.

Pero, para el periodista, en este plano internacional el papel más “distintivo” lo juega Cuba, por su “insólito” control sobre Venezuela, que hizo que Chávez en los momentos más críticos de su enfermedad recurriera a la isla, donde recibió tratamiento.
Con décadas de periodismo en sus espaldas, Blasco se niega a revelar todas sus fuentes aunque, durante la entrevista, desvela que algunas se encuentran en la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA) y otras aparecen con nombres y apellidos en el libro, como Eladio Aponte, ex magistrado del Tribunal Supremo de Venezuela.

Con el título Bumerán Chávez, Blasco evoca la imagen de un bumerán que, al volver en su vuelo, rompe el espejo en el que se veía el padre de la revolución bolivariana, de forma que a su juicio se borra la imagen de Chávez como gran defensor de los pobres y pasa a ser el responsable de la gran escasez.


“A los incrédulos. Todos en algún momento lo fuimos”, es la dedicatoria del libro, de 374 páginas, producto de tres años de trabajo y cuyas primeras consecuencias ya se sintieron en Caracas con la prohibición de salir del país para los 22 comunicadores que se hicieron eco de las informaciones del periodista español.

En Washington, el gobierno estadounidense rechaza confirmar a EFE las informaciones que vinculan a altos funcionarios militares venezolanos con el narcotráfico y en Venezuela el Tribunal Supremo de Justicia y la Asamblea Nacional han arropado y respaldado a Diosdado Cabello tras las informaciones que lo mencionan con relación a las investigaciones de EEUU sobre el narcotráfico en Venezuela.

“El lector abre la trampilla y comienza a bajar los escalones -escribe en el prólogo Blasco-. Acabamos de dar la luz y lo que tenemos ante la vista es imperdonable”.

Fuente: Infobae

Jeb Bush: Obama se reúne con Castro, pero no con Netanyahu

El ex gobernador del estado de Florida y probable candidato presidencial en las primarias del partido republicano, John Ellis “Jeb” Bush, criticó al presidente norteamericano, Barack Obama, por mantener conversaciones con el mandatario cubano, Raúl Castro, en Panamá, y rechazar encontrarse con el primer ministro, Biniamín Netanyahu, cuando el premier israelí viajó a Washington.

“Obama se reúne con Castro pero se negó a reunirse en Washington con [Biniamín] Netanyahu”, apuntó Bush en su cuenta de Twitter. “¿Por qué legitimar al cruel dictador de un régimen represor”.

Obama y Castro se reunieron en la “Cumbre de las Américas”, marcando primer encuentro formal entre los mandatarios de ambos países en el último medio siglo. Ambos prometieron mantener relaciones amistosas, al contrario de las que han tenido ambas naciones durante generaciones.

“Hemos concluido que podemos estar en desacuerdo con un espíritu de respeto y civilidad”, manifestó Obama. “Y con el tiempo, es posible que demos una vuelta de página y desarrollemos una nueva relación entre ambos países”.

Castro dijo que acordaba en todo lo que había dicho Obama; pero que advirtió que ambos líderes han “acordado estar en desacuerdo” a veces. El mandatario comunista dijo a los norteamericanos que Cuba está dispuesto a discutir cuestiones tales como los derechos humanos y la libertad de prensa, puntualizando que “todo puede ser puesto sobre la mesa”.

“Estamos dispuestos a hablar de todo, con paciencia”, puntualizó Castro. “En algunas cosas vamos a acordar y en otras no”.

Fuente: Aurora