Archivo de la categoría: COREA DEL SUR

¿Qué debe hacer el mundo con Corea del Norte?

El lanzamiento exitoso de un misil intercontinental por parte del régimen de Kim Jong-un obliga a los líderes mundiales a repensar sus estrategias, pero no hay acuerdos a la vista. Las diferencias entre Estados Unidos, Rusia y China

Corea del Norte tiene en vilo a Estados Unidos, a China y a Rusia

Corea del Norte probó 114 misiles desde 1984, cuando comenzó su carrera armamentista bajo el liderazgo de Kim Il-sung, fundador del régimen. Su hijo, Kim Jong-il (1994—2011), continuó con el programa militar, pero fue principalmente su nieto, Kim Jong-un, quien le dio un impulso definitivo. Desde su llegada al poder, en 2011, se realizaron 83 ensayos balísticos, según una investigación del Centro James Martin de Estudios para la No Proliferación (CNS, por sus siglas en inglés), del Instituto de Estudios Internacionales de Monterey, California.

Esta decisión profundizó la tensión en la península de Corea y generó una conflictividad creciente entre Pyongyang y Washington, principal aliado de Corea del Sur. La escalada llegó a otro nivel el 4 de julio pasado, cuando el régimen anunció el lanzamiento exitoso del misil Hwasong-14, el primero de alcance intercontinental (ICBM). Llegó a una altura de 2.802 kilómetros y recorrió 933 kilómetros en 39 minutos, hasta caer en el Mar de Japón.

Expertos internacionales aseguran que, disparado en otro ángulo, podría cubrir una distancia muy superior. “Esto representa un cambio muy importante, porque significa que Corea del Norte ha logrado desarrollar un misil capaz de atacar a Estados Unidos. Su alcance es cuestión de debate, pero la mayoría sostiene que oscila entre 6.700 y 9.000 kilómetros. Las estimaciones más bajas le permitirían llegar fácilmente a Alaska, y las más altas a buena parte de la costa oeste del país”, afirmó Shea Cotton, investigador del CNS, consultado por Infobae.

 Play

Así fue el lanzamiento del misil norcoreano

blob:http://www.infobae.com/88fc379e-85e4-498f-813e-5b3cc0a84b93

Lo que aún no ha podido desarrollar el ejército de Kim es un ICBM capaz de transportar una ojiva nuclear, lo que le daría un poder de destrucción con el que podría amenazar a todo el planeta. “La capacidad de lanzar un ICBM es cualitativamente diferente, por supuesto. Pero hay muchos otros elementos a considerar para obtener poderío nuclear. También está la cuestión de la puntería. Corea del Norte aún está lejos en muchos de estos parámetros. Así que sería sensacionalista decir que ese lanzamiento exitoso rompe el paradigma”, explicó a Infobae Kent Calder, director del Centro Reischauer para Estudios del Este de Asia, en la Universidad Johns Hopkins.

En cualquier caso, los avances de los últimos años son innegables y ya no sólo generan preocupación en Estados Unidos. Rusia y China, su aliado más importante, están endureciendo su postura, aunque todavía no parecen dispuestos a adoptar una estrategia común con Washington y con Seúl. De todos modos, en algo hay acuerdo: ningún método está funcionando. Ni el camino de las sanciones de los último dos, ni la diplomacia de los primeros. Si todo sigue igual, lo más probable es que Corea del Norte se vuelva una amenaza cada vez mayor.

“Lo que pasó marca un significativo fracaso de la política exterior estadounidense hacia Norcorea —dijo Cotton—. Una de las principales metas desde 1998 era evitar que esto ocurriera, y ahora ha sucedido. No está claro para dónde iremos de aquí en adelante”.

 Play

El pomposo anuncio de la televisión estatal de Corea del Norte sobre el exitoso lanzamiento

blob:http://www.infobae.com/1f52ce10-569b-4ed2-89d7-37fcba2e5abb

Estrategias y objetivos contrapuestos

“Rusia, China y Estados Unidos comparten cierto grado de desagrado hacia el comportamiento impetuoso e impredecible de Corea del Norte, y su imprudencia en el uso de armas de destrucción masiva. La diferencia, sin embargo, es que Pyongyang dirige la presión hacia Washington, no hacia los otros dos, lo que les permite usarlo como una ventaja”, dijo Calder.

Esa diferencia fundamental explica que la reacción ante el lanzamiento del 4 de julio haya sido tan distinta. Horas después del anuncio, tropas estadounidenses y surcoreanas realizaron ensayos balísticos para “contrarrestar las acciones ilegales y desestabilizantes de Corea del Norte”, según difundieron en una nota. En cambio, Beijing y Moscú emitieron un comunicado conjunto en el que instaron al régimen de Kim a parar con las pruebas misilísticas, pero también exigieron a Estados Unidos y a Corea del Sur que desistieran de continuar con los ejercicios militares.

El eje de la estrategia desplegada por la Casa Blanca en los últimos años fue aislar a los norcoreanos y aplicarles sanciones económicas y diplomáticas para forzarlos a parar su programa armamentista a cambio de levantarlas. Este esquema había sido relativamente exitoso con la Libia de Muamar Gadafi, que tras años de hostilidad aceptó abandonar sus aspiraciones nucleares en 2003. Su caída en 2011 luego de meses de una cruenta guerra civil en la que Estados Unidos apoyó a los rebeldes sepultó cualquier posibilidad de que los Kim siguieran ese camino.

Desde la llegada de Donald Trump a la presidencia hubo un sutil cambio de enfoque. Sin abandonar la línea dura de las administraciones anteriores, buscó sumar a China para formar un frente común, aprovechando el buen vínculo personal con Xi Jinping. Por el momento, no dio frutos.

“China tiene una estrategia diferente y son muy escépticos con la nuestra —apuntó Cotton—. Ellos piensan que si queda completamente aislado, Corea del Norte se va replegar con más fuerza sobre su programa de misiles. La lógica sería que, tras perder a su único aliado, dirían: ‘Bueno, ahora que estamos solos necesitamos esas bombas atómicas más que nunca’. Probablemente China esté en lo cierto en este punto. Su táctica ha sido alentar una facción dentro del gobierno norcoreano que le sea leal y que pueda convencer a Kim a dar marcha atrás. Pero la respuesta del líder ante el surgimiento de este grupo fue matar a todos”.

 Play

Así fue el ejercicio conjunto de Estados Unidos y Corea del Sur (Reuters)

blob:http://www.infobae.com/a5c4e5ea-0591-4f18-95bf-16521eca04b2

El miembro más encumbrado de esa facción pro china era el tío de Kim, que fue brutalmente asesinado en 2014. A juzgar por el endurecimiento del régimen en los últimos años, las purgas sobre todos los sectores potencialmente disidentes fueron efectivas.

Menos claro es lo que busca Rusia, que no está tan involucrado en el conflicto de la península como China y Estados Unidos. No obstante, es uno de los temas que tocaron Putin y Trump en la reunión que mantuvieron durante la cumbre del G20 en Hamburgo. En líneas generales, la decisión es seguir a Beijing, que es uno de sus principales socios.

“No creo que pueda haber un acuerdo entre China, Rusia y Estados Unidos.En primer lugar, Washington va a querer que Corea del Sur y Japón se involucren en las negociaciones. Segundo, los objetivos estadounidenses entran en conflicto con los chinos y con los rusos. La Casa Blanca quiere deshacerse de las armas nucleares de Corea del Norte, pero lo que quiere China es que se mantenga la estabilidad en el país. Por eso no veo lugar para que haya una solución negociada”, expresó a Infobae Zack Cooper, especialista en seguridad en Asia del Centro de Estudios Internacionales y Estratégicos (CSIS por su nombre en inglés), un think tank con sede en Washington DC.

Tampoco Cotton encuentra lugar para que haya un acuerdo. “Norcorea no va a renunciar a sus misiles. Y un pacto que acepte eso no parece políticame viable en Estados Unidos. Basta recordar toda la controversia que hubo en torno al acuerdo que hubo con Irán. Esto sería lo mismo, sólo que Teherán cedió en sus ambiciones nucleares, mientras que Pyongyang las mantendría”.

Otro punto de vista manifestó Shen Dingli, profesor de estudios internacionales en la Universidad Fudan, en Shanghái, China. Para él es posible que haya un arreglo entre las tres potencias, aunque no incluiría a Kim. “Podrían llegar a algún tipo de entendimiento para ejercer mayor presión —dijo a Infobae—. Aunque hay algo que saben pero que no dicen: Corea del Norte no va a abandonar su capacidad nuclear y misilística, sin importar cuánta presión reciba”.

 Play

El sistema antimisiles THAAD probado por EEUU para bloquear cohetes como los lanzados por Kim Jong-un

blob:http://www.infobae.com/11ac9f98-1cee-4002-a285-d8e7e596eb48

Qué hacer con Corea del Norte

Algunos expertos en la geopolítica de la península son muy pesimistas respecto del futuro de este conflicto. “Para ser honesto, creo que ya no hay mucho por hacer, y que cualquier cambio llegaría demasiado tarde”, dijo Cotton, con resignación. “Lo único que le falta a Corea del Norte es desarrollar un misil capaz de atacar Washington. No están muy lejos de conseguirlo y no hay mucho que podamos hacer para impedirlo. Lo único a lo que podemos aspirar es a contenerlos lo más posible, trabajando con nuestros aliados en la región para aislarlos. Aunque no se podrá por completo porque el 80% de su comercio es con China”.

Otros analistas no ven tan negro el futuro y creen que aún se pueden hacer cosas para mejorar la situación. Calder, por ejemplo, sostuvo que habría que empezar por dejar de confiar en China para resolver el conflicto, ya que el objetivo de su gobierno es usar a Pyongyang como una carta para obtener beneficios de Estados Unidos. “Hay otras opciones que no involucran a China, como impulsar ciberataques y presionar a otros países —dijo—. También se podría ejercer más fuerza sobre Beijing en materia comercial, para hacerlo cooperar”.

Corea del Norte es una amenaza en aumento, es cierto. Pero eso no significa que una crisis mayúscula sea inevitable. No hay que perder de vista que una cosa es que el régimen continúe desarrollando su arsenal, y otra muy diferente es que esté dispuesto a usarlo para atacar a otro país. Kim sabe que eso desataría una guerra y que su ejército no tiene manera de salir ganando.

“Creo que Estados Unidos continuará con su estrategia de disuasión para evitar que Corea del Norte ataque o transfiera tecnología a actores estatales y no estatales. La disuasión ha demostrado ser efectiva para evitar grandes conflictos, así que no deberíamos perder las esperanzas”, concluyó Cooper.

Rusia y China pidieron el cese de las pruebas misilísticas de Corea del Norte y los ejercicios militares de EEUU en la región

Vladimir Putin y Xi Jinping se reunieron en Moscú y acordaron una iniciativa común para rebajar la tensión tras los lanzamientos de cohetes de Kim jong-un. Pero también enviaron un mensaje a Washington y Seúl

(Reuters)

(Reuters)

Los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y China, Xi Jinping, acordaron este martes promover una iniciativa común para arreglar el conflicto coreano, que incluye la congelación del programa armamentista de Corea del Norte y de las maniobras de Estados Unidos y Corea del Sur, luego de la nueva provocación del régimen norcoreano.

Luego de la reunión entre ambos mandatarios, los ministerios de Exteriores de ambos países emitieron un comunicado en el que explicaron los detalles del plan de arreglo.

Rusia y China piden a Corea del Norte que anuncie de manera voluntaria “una moratoria de las pruebas nucleares y de los ensayos de misiles balísticos”.

“Y a Estados Unidos y a Corea del Sur, que se abstengan de realizar maniobras militares conjuntas a gran escala”, señalaron los dos países en la nota, en la que expresan su rechazo al uso de la fuerza y defienden el principio de “coexistencia pacífica”.

Vladimir Putin aprovechó la reunión para entregarle una condecoración al presidente chino, Xi Jinping

Vladimir Putin aprovechó la reunión para entregarle una condecoración al presidente chino, Xi Jinping

Moscú y Beijing expresaron “su profunda preocupación por el anuncio de Corea del Norte del 4 de julio sobre el lanzamiento de un misil balístico”, que consideranun hecho “inadmisible”, ya que se contradice con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

El régimen de Kim Jong-un celebró horas atrás el lanzamiento de su primer misil balístico intercontinental, un hito en el programa armamentista del régimen comunista, aunque Rusia y autoridades militares estadounidenses consideran que fue un cohete de alcance medio.

“Las partes llaman insistentemente a Corea del Norte a que cumpla de manera estricta las cláusulas incluidas en las citadas resoluciones”, resaltó el comunicado bilateral.

(Reuters/KCNA)

(Reuters/KCNA)

Además, apuntaron que el despliegue del escudo antimisiles norteamericano en la región del sureste de Asia “representa un grave perjuicio para los intereses de seguridad estratégica de los países de la región, incluidos Rusia y China”.

Los dos países “piden a todas las partes moderación y renunciar a los actos provocadores y a la retórica guerrera”, indicaron sus respectivos ministerios de Relaciones Exteriores.

Infobae

Tras el nuevo ensayo balístico, Donald Trump se preguntó si Kim Jong-un no tiene nada mejor que hacer que lanzar misiles

El mandatario estadounidense además urgió a Beijing a ponerse “dura” con el régimen de Pyongyang: “Quizá, China hará un movimiento fuerte frente a Corea del Norte y acabará con este sinsentido de una vez por todas”, escribió en Twitter

El presidente estadounidense Donald Trump y el dictador norcoreano Kim Jong-un

El presidente estadounidense Donald Trump y el dictador norcoreano Kim Jong-un

El presidente estadounidense, Donald Trump, reaccionó a una nueva prueba de un misil norcoreano preguntándose en Twitter si el líder norcoreano, Kim Jong-un, no tiene nada mejor que hacer y advirtiéndole que la paciencia de Seúl y Tokio se está acabando.

Trump, que ha pasado un fin de semana jugando al golf por trigésimo quinta vez desde que llegó a la Presidencia, recurrió a Twitter para asegurar: “Corea del Norte acaba de lanzar otro misil ¿Este tipo no tiene nada mejor que hacer con su vida?”.

North Korea has just launched another missile. Does this guy have anything better to do with his life? Hard to believe that South Korea…..

 

A continuación el presidente estadounidense añadió: “Es difícil creer que Corea del Sur y Japón vayan a aguantar esto mucho más tiempo. Quizá, China hará un movimiento fuerte frente a Corea del Norte y acabará con este sinsentido de una vez por todas”.

….and Japan will put up with this much longer. Perhaps China will put a heavy move on North Korea and end this nonsense once and for all!

 

Corea del Norte realizó este martes un nuevo ensayo con misiles balísticos, disparando al menos un proyectil en dirección al Mar de Japón (llamado “Mar del Este” en las dos Coreas), según detalló un portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano.

El ensayo fue realizado en torno a la base aérea de Panghyon, donde el pasado 12 de febrero el ejército norcoreano disparó por primera vez su nuevo misil Pukguksong-2, también conocido como KN-15, con un alcance estimado de unos 3.000 kilómetros.

 

El misil Pukguksong-2 (Reuters)

El misil Pukguksong-2 (Reuters)

Por su parte, el ministro portavoz del Gobierno nipón, Yoshihide Suga, dijo en rueda de prensa que se cree que el proyectil cayó en aguas de su Zona Económica Especial (EEZ), que se extienden a unos 200 kilómetros de las costas del archipiélago.

Este ensayo armamentístico norcoreano, el primero desde el pasado 8 junio y el undécimo desde que comenzó el año, se produce justo después de que el nuevo presidente surcoreano, Moon Jae-in, y su homólogo estadounidense, Donald Trump, se reunieran la pasada semana en Washington para tratar la problemática del régimen y en la víspera del 4 de julio, Día de la Independencia de EE.UU.

Además, Trump ha pedido la ayuda de China para que niegue la única salida al aislamiento internacional que le proporciona su alianza con Beijing, algo que no se ha materializado en un claro intento de devolver al régimen de Kim Jong-un a la mesa de negociación.

Infobae

EEUU y China acordaron un objetivo de desnuclearización “completa e irreversible” de la Península de Corea

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, dijo el jueves que Washington pidió a Beijing que aumente la presión económica y política sobre el régimen de Kim Jong-un, en un encuentro con altos diplomáticos y jefes de defensa chinos

Rex Tillerson, secretario de estado de los Estados Unidos.

Rex Tillerson, secretario de estado de los Estados Unidos.

China y Estados Unidos acordaron que los esfuerzos para desnuclearizar la Península de Corea deberían ser “completos, verificables e irreversibles”, informaron los medios estatales chinos el sábado, tras las reuniones de alto nivel celebradas esta semana en Washington.

“Ambas partes reafirman que buscarán la desnuclearización completa, verificable e irreversible de la Península de Corea”, señaló un documento de consenso hecho público por la agencia oficial de noticias Xinhua.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, dijo el jueves que Washington pidió a Beijing que aumente la presión económica y política sobre Corea del Norte, en un encuentro con altos diplomáticos y jefes de defensa chinos.

El máximo diplomático chino, Yang Jiechi, y el general Fang Fenghui se reunieron con Tillerson y con el secretario de Defensa, Jim Mattis, durante el encuentro. Yang se entrevistó más tarde con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la Casa Blanca, donde hablaron también sobre Corea del Norte, reportó Xinhua.

Yang Jiechi, máximo diplomático chino. (Reuters)

Yang Jiechi, máximo diplomático chino. (Reuters)

El documento de consenso destacó también la necesidad de ceñirse por completo y de forma estricta a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y presionar en favor del diálogo y la negociación, haciéndose eco de la posición que mantiene China desde hace tiempo en relación al asunto.

Los intercambios a nivel militar deberían mejorarse también, así como los mecanismos de notificación establecidos para reducir los riesgos de “errores de juicio” entre los ejércitos de China y Estados Unidos, indicó igualmente el texto.

Los medios estatales chinos describieron los encuentros, los primeros de este tipo bajo el Gobierno de Trump, como una mejora en los mecanismos de diálogo entre Pekín y Washington, tras la reunión del presidente chino, Xi Jiping, con su homólogo estadounidense en Florida en abril.

Se espera que ambos líderes vuelvan a reunirse el mes próximo en Hamburgo, durante la cumbre del G20.

Infobae

Tras las sanciones de la ONU, Estados Unidos advierte que Corea del Norte es “una amenaza militar urgente”

Lo dijo el secretario de Defensa, Jim Mattis, en una conferencia sobre seguridad en Singapur. Fue un día después de las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas contra Pyongyang

El secretario de Defensa de los Estados Unidos, Jim Mattis

El secretario de Defensa de los Estados Unidos, Jim Mattis

Corea del Norte está acelerando sus esfuerzos para lograr misiles nucleares capaces de amenazar a Estados Unidos y a otras naciones, afirmó este sábado el secretario de Defensa, Jim Mattis. “Es un peligro claro y presente”, advirtió el funcionario, clave en la administración del presidente Donald Trump. Fue durante el discurso que dio en una conferencia internacional de seguridad, en Singapur.

Mattis señaló que su gobierno se siente alentado por el renovado compromiso de China para trabajar con Estados Unidos y otros actores para conseguir que Corea del Norte se deshaga de sus armas nucleares. Además, cree que Beijing, que es el aliado más proximo a Pyongyang, considerará en última instancia al país como una carga.

Kim Jong-un durante una de las últimas pruebas misilísticas del país (Reuters/KCNA)

En su intervención en el Shangri-La Dialogue, patrocinado por el International Institute for Strategic Studies, Mattis buscó equilibrar sus optimistas comentarios sobre China con duras críticas a lo que calificó de desprecio de Beijing por las leyes internacionales ante la “indiscutible militarización” de las islas artificiales en el Mar de la China Meridional. “No podemos y no aceptaremos cambios unilaterales y coercitivos al statu quo”, señaló.

De todos modos, el discurso de Mattis ofreció un tono positivo y optimista para la cooperación y la paz en la región Asia-Pacífico, donde él y sus predecesores han priorizado el fomento y el fortalecimiento de alianzas y asociaciones. “Aunque la competencia entre Estados Unidos y China, las dos mayores economías del mundo, va a ocurrir, el conflicto no es inevitable”, apuntó. “Nuestros dos países pueden y van a cooperar por el beneficio mutuo. Nos comprometemos a trabajar en estrecha colaboración con China allí donde compartamos una causa común”.

En cambio, Mattis criticó de forma implacable a Corea del Norte, una nación aislada tanto política como económicamente. El secretario afirmó que el régimen de Kim Jong-un es “una amenaza militar urgente”.

Donald Trump Junto a Xi Jinping, el presidente chino (AFP)

Donald Trump Junto a Xi Jinping, el presidente chino (AFP)

En una sesión de preguntas y respuestas con un público formado por expertos en seguridad de todo el mundo, le preguntaron si Estados Unidos atacaría al país de forma preventiva y sin advertir a las autoridades surcoreanas. “Estamos trabajando en el plano diplomático y económico. Estamos intentando agotar todas las alternativas posibles para evitar esta carrera hacia un arma nuclear que viole las (…) restricciones de Estados Unidos sobre las actividades norcoreanas”, respondió el secretario. “Queremos parar esto. Lo consideramos urgente”, agregó.

Estados Unidos tiene 28.500 soldados desplegados de forma permanente en Corea de Sur. Durante su intervención, Mattis reiteró que el país cumplirá sus compromisos con Seúl, uno de sus principales aliados.

Además, aprovechó la ocasión para reiterar su llamado a la cooperación internacional contra los grupos extremistas islámicos, como ISIS, que según dijo está intentando ganar terreno en el sureste asiático.

Dos bombarderos nucleares de Estados Unidos sobrevolaron la frontera coreana y Kim Jong-un advierte: “Estamos al borde de la guerra”

Una formación de naves norteamericanas y surcoreanas se aproximó a la zona. El régimen denunció que realizaron un ensayo de un ataque atómico y aseguró que se trató de una “pataleta imprudente”

Bombarderos Lancer B-1B (Reuters/Fuerza Aérea)

Bombarderos Lancer B-1B (Reuters/Fuerza Aérea)

Corea del Norte denunció este martes el envío por parte de Estados Unidos de dos bombarderos nucleares hasta su zona fronteriza en respuesta a su último ensayo de misiles, una acción que añade más tensión a la crisis que se vive en la región.

La agencia estatal norcoreana de noticias KCNA señaló que “una formación” de bombarderos estratégicos B-1B voló en la víspera desde la isla de Guam y llegó a aproximarse a unos 80 kilómetros de la ciudad costera surcoreana de Gangneung, cerca de la frontera con el Norte, donde se ensayó “un bombardeo nuclear”.

Un vocero del Ministerio de Defensa de Corea del Sur confirmó a EFE que bombarderos B-1B accedieron el lunes a espacio aéreo surcoreano, aunque no quiso precisar su número ni la zona geográfica donde fueron desplegados.

Por su parte, la agencia Yonhap informó que dos B-1B arribaron a la zona mencionada por KCNA acompañados por cazas surcoreanos F-15K en torno a las 10.30 hora local (1.30 GMT) del lunes.

Ya que estos bombarderos tardan aproximadamente dos horas y media en llegar a Corea del Sur desde la base aérea Andersen en Guam, el despliegue se realizó apenas un par de horas después de que Corea del Norte disparara un misil de corto alcance el domingo.

No es la primera vez que el Pentágono envía los B-1B a la península coreana como manera de exhibir poderío militar a modo de respuesta ante un ensayo de armas de destrucción masiva de Pyongyang. El ejercicio más reciente fue realizado a inicios de mayo.

En su artículo de KCNA, el régimen de Kim Jong-un consideró que el envío de los bombarderos constituye una “pataleta imprudente que sitúa a la península coreana al borde de la guerra” y acusó a Washington de querer atacar Corea del Norte con armas nucleares.

El texto concluye con la advertencia de que una guerra atómica en la península “desencadenaría un desastre que convertiría el territorio continental de EEUU en tierra chamuscada”.

Los insistentes ensayos armamentísticos de Corea del Norte han llevado a un aumento de la tensión en la región y a una escalada verbal con el Gobierno del presidente estadounidense Donald Trump, que ha llegado a insinuar que estudia posibles ataques preventivos.

Fuente: Infobae

El secretario de Defensa de Estados Unidos advirtió que una guerra con Corea del Norte sería lo peor “en la vida de la mayoría de las personas”

Un conflicto con Pyongyang sería “catastrófico”, afirmó James Mattis. Por eso destacó la importancia de resolver el enfrentamiento con el régimen de Kim Jong-un por medios diplomáticos

El secretario de Defensa de los Estados Unidos, James Mattis

El secretario de Defensa de los Estados Unidos, James Mattis

El Secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, advirtió este domingo que una guerra con Corea del Norte sería “catastrófica” y “probablemente el peor tipo de guerra en la vida de la mayoría de las personas”.

Las declaraciones de Mattis llegaron horas antes de que el régimen de Pyongyang realizara en la madrugada del lunes un nuevo lanzamiento de un misil balístico que aterrizó en el mar de Japón.

Durante una entrevista en un programa de la cadena estadounidense CBS, el funcionario se mostró preocupado por el poderío militar del régimen de Kim Jong-un, que amenaza a la región y a los aliados de los EEUU.

“El régimen de Corea del Norte tiene cientos de cañones de artillería y lanzacohetes que pueden alcanzar a una de las ciudades más densamente pobladas del mundo, como es la capital de Corea del Sur”, destacó Mattis.

“El régimen es una amenaza para la región, para Japón, para Corea del Sur”, dijo el Secretario de Defensa, quien agregó que representa también una amenaza directa para los Estados Unidos. “Y en el caso de una guerra, afectaría a China y a Rusia, también”, consideró.

Mattis se mostró, además, especialmente preocupado por los constantes ensayos balísticos de Pyongyang, que hacen que las capacidades militares del régimen “mejoren con cada test”. 

“La conclusión es que sería una guerra catastrófica, si esto se convierte en un combate y si no somos capaces de resolver esta situación por medios diplomáticos”, concluyó el secretario de Defensa.

Pyongyang ha llevado a cabo dos pruebas nucleares y decenas de lanzamientos de misiles en lo que va del año, a pesar de las importantes sanciones económicas impuestas por las Naciones Unidas.

Los dirigentes del G-7 calificaron el sábado las pruebas nucleares y de misiles norcoreanos de “amenaza grave”, y se mostraron dispuestos a tomar medidas al respecto, mientras que, tras el último lanzamiento, el presidente surcoreano Moon Jae-In pidió una reunión del Consejo Nacional de Seguridad para abordar el tema.