Archivo de la categoría: BUDISTAS

Canadá: ¿Había musulmanes detrás de la decapitación de la estatua de Buda en un templo budista en Ottowa?

Parecería así, teniendo en cuenta que hay varias mezquitas y tiendas musulmanas a poca distancia del Templo. Algunos dicen que está relacionado con el conflicto budista-musulmán en Sri Lanka. Sin embargo, ¿a quién más que a los musulmanes se les enseña por medio de su religión que la decapitación de los incrédulos es justa?

Vlad Tepesblog

Sri Lanka: Estado de emergencia declarado después de que los musulmanes asesinaran a budistas y se propagara la violencia

Los disturbios entre cingaleses y musulmanes se extienden después de los ataques incendiarios y los disturbios en el centro de Kandy 

 Las tropas de Sri Lanka patrullan en las calles de Pallekele, un suburbio de Kandy. Fotografía: AFP / Getty Images

 

Los medios internacionales están pintando esto como si los budistas estuvieran atacando gratuitamente a los musulmanes, como lo han hecho en el caso de Myanmar. En realidad, como en Myanmar, los musulmanes son responsables de comenzar la violencia. Luego, cuando los budistas se defienden, los medios los retratan como los agresores. Puede haber excesos de su parte, y si es así, los responsables deberían ser llamados a rendir cuentas, pero una vez más vemos que si los musulmanes no hubieran sido agresivos y violentos, no habría habido ningún problema en primer lugar.

 

Sri Lanka ha impuesto un estado de emergencia a nivel nacional por primera vez desde la era de la guerra civil en respuesta a días de violentos disturbios entre las comunidades cingalesas y musulmanas.

Las medidas especiales que permiten desplegar soldados en áreas civiles se aplicarán inicialmente durante 10 días, momento en el que el despliegue debería ser ratificado por el parlamento, dijo Mano Ganesan, el ministro de coexistencia de Sri Lanka.

“Hubo preocupaciones de que la violencia comunitaria se extendiera”, dijo Ganesan a The Guardian. “No queremos difundir la falta de armonía comunitaria y el discurso de odio”.

Los ataques incendiarios y los disturbios han afectado al distrito central de Kandy en los últimos días y hubo violencia similar a fines de febrero cuando las multitudes incendiaron empresas de propiedad musulmana y una mezquita en el este.

Se cree que la violencia en Kandy se desencadenó cuando un grupo de hombres musulmanes en la ciudad de Digana fueron acusados ​​de matar a un hombre perteneciente a la comunidad budista cingalesa mayoritaria, que representa alrededor del 75% de la población.

Pinterest
 Los soldados del ejército de Sri Lanka retiran los restos de un edificio destrozado en Digana, un suburbio de Kandy. Fotografía: Pradeep Pathiran / AP

Las tiendas de propiedad musulmana fueron incendiadas en respuesta y la violencia se descontroló después de que monjes de grupos budistas de línea dura con un historial de incitación a la violencia en el pasado viajaran a la ciudad para negociar la liberación de los acusados.

Cuando no lo hicieron, se encendieron más incendios, se detuvo a docenas de personas y se impuso el toque de queda en dos ciudades del distrito.

El martes por la mañana, el cadáver de un hombre de 24 años fue sacado de una de las casas incendiadas el día anterior. Su funeral estaba programado para el martes por la tarde.

El primer ministro de Sri Lanka, Ranil Wickremesinghe, dijo el lunes que la violencia en la ciudad “parecía ser sistémica y organizada” y prometió que el gobierno tomaría medidas severas.

La nación insular del Océano Índico ha estado tratando de reconstruir su industria turística después de una devastadora guerra civil de 28 años entre el gobierno y los separatistas tamiles en el norte. El último estado de emergencia, en el lugar durante toda la guerra, se dejó expirar en noviembre de 2011.

Ganesan dijo que el nuevo estado de emergencia también amplió los poderes de la policía para detener a los sospechosos.

Las tensiones entre los musulmanes, que representan aproximadamente el 10% de la población, y la comunidad budista cingalés mayoritaria han existido durante décadas, pero se han agudizado desde el final de la guerra civil.

Las muchedumbres budistas cingalesas arrasaron las ciudades costeras del sur, incluida Aluthgama, en 2014 después de que un musulmán atacara a un monje budista en la zona.

Alan Keenan, especialista en Sri Lanka del International Crisis Group, dijo que los grupos radicales budistas habían estado atacando a los musulmanes con “un grado significativo de regularidad” desde 2012 y especialmente desde abril pasado.

“Uno de los elementos subyacentes clave es la sensación que muchos cingaleses y budistas tienen de que Sri Lanka es una isla cingalesa y budista y que otras comunidades, musulmanes y tamiles, están aquí por el sufrimiento de la mayoría”, dijo.

Pinterest
 Los soldados del ejército de Sri Lanka vigilan un camino después de los enfrentamientos. Fotografía: Reuters

Keenan dijo que el presidente anterior, el acérrimo nacionalista cingalés Mahinda Rajapaksa, había tolerado casos de violencia antimusulmana y discurso de odio. La renovada violencia en los últimos meses podría estar relacionada con la creciente fuerza del movimiento opositor de Rajapaksa, agregó.

El mes pasado, el partido de Rajapaksa alcanzó la victoria en las elecciones municipales del país en su mejor desempeño electoral desde que fue derrotado en las elecciones presidenciales del 2015 .

“Muchos han argumentado que [la violencia intercomunal] es producto de la búsqueda de un nuevo enemigo para reemplazar a los tamiles, unir a los cingaleses y ganar votos cultivando el sentimiento de que los budistas cingaleses están sitiados”, dijo Keenan.

“Esta es una pequeña cantidad de budistas cingaleses que juegan con temores y mitos y preocupaciones más extensos”.

Amnistía Internacional pidió a las autoridades de Sri Lanka que “pongan fin a la impunidad” para los grupos budistas de línea dura acusados ​​de incitar o llevar a cabo actos de violencia.

“El hecho de no tomar medidas contra estos grupos solo los ha animado más y ha sumido a las minorías en un estado de miedo más profundo”, dijo Dinushika Dissanayake, subdirectora del grupo para Asia meridional.

Fuente:  The Guardian

Myanmar: No sólo los budistas, sino también los hindúes están siendo asesinados y arrojados en fosas comunes por los salvajes musulmanes Rohingya bengalíes

MYANMAR: No sólo los budistas, sino también los hindúes están siendo asesinados y arrojados en fosas comunes por parte de los salvajes musulmanes Rohingya bengalíes

Aunque los medios de comunicación y los llamados grupos de derechos humanos están hablando a favor de los musulmanes Rohingya bengalíes, se equivocan. Faltan los hechos más importantes sobre la naturaleza violenta de esta comunidad musulmana ilegal en Myanmar y su historia de asesinatos y violaciones contra budistas e hindúes allí. De hecho, la violencia y el terrorismo llevados a cabo por estos musulmanes de Bangladesh han provocado la respuesta de la mayoría budista, que están matando y expulsando a estos musulmanes para proteger su nación y su identidad cultural.

Existencia hindú(h / t Upananda B) Rika Dhar observó a su marido, dos hermanos y un sinnúmero de vecinos que fueron brutalmente asesinados a machetazos por los hombres Musulmanes enmascarados que irrumpieron en su poblado hindú en el oeste de Myanmar y capturaron a los aterrorizados habitantes de las colinas.

“Después de la matanza, cavaron tres pozos grandes y los arrojaron dentro. Sus manos todavía estaban atadas atrás y sus ojos vendados “, dijo Dhar, de 25 años, en un campamento hindú en Bangladesh, desde donde huyó con sus dos hijos.

Testigos dijeron a AFP que el derramamiento de sangre ocurrió fuera de su pequeña aldea hindú en Kha Maung Seik, en el norteño estado de Rakhine, donde las autoridades de Myanmar han exhumado 45 cadáveres hindúes en fosas comunes desde el domingo.

El ejército dice que los sombríos descubrimientos son evidencia de una masacre de militantes musulmanes Rohingya el 25 de agosto, el mismo día en que los insurgentes lanzaron incursiones coordinadas en los puestos de policía que desataron una oleada de derramamiento de sangre comunal. La brutal represalia del ejército ha dejado cientos de muertos y envió a cerca de medio millón de refugiados musulmanes rohingyas huyendo a Bangladesh, donde han descrito la situación como una campaña de violencia dirigida por el ejército que la ONU y se dice que equivale a una limpieza étnica.

El ejército de Myanmar ha rechazado la acusación y ha defendido su operación como una represión proporcional a lo que los “terroristas musulmanes extremistas” de Rohingya han llevado a cabo, al tiempo que resalta la difícil situación de otros grupos, como budistas e hindúes, arrasados ​​por los disturbios.

El miércoles, el ejército levantó su red apretada sobre la zona de conflicto para enviar a reporteros a la zona del norte de Rakhine, donde las fosas comunes de hindúes, entre ellas muchas mujeres y niños, fueron exhumadas a principios de esta semana. Es la primera vez que los militares organizan un viaje de la prensa a la zona, donde las restricciones de los medios de comunicación han dificultado la verificación de un torbellino de acusaciones sobre quién está impulsando la violencia.

Los hindúes desplazados en Bangladesh y Myanmar, incapaces de ponerse en contacto con sus familias, temen lo peor ya que los esfuerzos de búsqueda continuaron el miércoles en torno a otros 50 aldeanos. Los testigos de Kha Maung Seik, conocidos localmente como Faira Bazar, dijeron que los atacantes atacaron a su comunidad en la mañana del 25 de agosto, golpeando y atando a los hombres hindúes antes de conducirlos a todos al bosque.

Los musulmanes bengalíes Rohingya en la India también están siendo deportados por las mismas razones que están siendo expulsados ​​de Myanmar.

“Después de llevarnos a las colinas, mataron a todos. Lo vi con mis propios ojos “, dijo Promila Sheel, de 15 años, en una pequeña aldea hindú en el Bazar de Cox, cerca de los extensos campos de Rohingya. Dijo que más de 100 personas murieron – incluyendo a su esposo y a otros tres miembros de la familia. Los cadáveres fueron arrojados sin ceremonias en pozos recién cavados, agregó Sheel.

-He oído hablar de los cuerpos encontrados en el pueblo. Dios no lo quiera, tal vez algunos de mis parientes estén allí también. “

Fuente: Existencia hindú

Myanmar: Los niños musulmanes rohingya que sostienen grandes machetes, están deseando cortar las cabezas de los budistas.

Con machetes en la mano, un grupo grande de niños pequeños que cantan “Allahu Akbar”, están entrenando para el día en que marcharán hacia pueblos budistas, hindúes y otros pueblos tribales de Myanmar para “matar, matar y matar”.

Pincha en el siguiente enlace para ver video:

https://vid.me/e/jFM6K?stats=1

h / t Natasha y Jim

El grupo terrorista islamista CAIR está creando una falsa narrativa sobre el desalojo sistemático de los musulmanes Rohingya por parte de los budistas de Myanmar

CAIR está confabulado con los medios de comunicación que están mintiendo sobre por qué los budistas están tratando de expulsar a los ilegales musulmanes rohingya de Myanmar. Piense en ello, ¿cuánto se necesitaría para enfurecer a una gente pacífica como los budistas, lo suficiente como para levantarse en masa contra otro grupo de población en su país?

Es sólo después de décadas de que los musulmanes han estado atacando, robando, violando a los budistas, matando a sus monjes y quemando sus templos, lo que les ha impulsado a llevar a cabo esta campaña para enviar a los rohingyas de regreso de donde vinieron – Bangladesh.

Myanmar: 4.000 no musulmanes evacuados mientras los musulmanes intensifican los ataques de yihad

Los medios de comunicación internacionales tratan de hacer de la crisis en Myanmar otro caso en el que los musulmanes están siendo victimizados, cuando en realidad, al igual que Israel y los “palestinos” y tantos otros casos, si los musulmanes deponen las armas en Myanmar, Habría paz, mientras que si los budistas deponían sus armas, serían masacrados.

“Miles de no musulmanes evacuados por la violencia en el noroeste de Myanmar” , 

El gobierno de Myanmar dijo que evacuó al menos a 4.000 aldeanos no musulmanes en medio de enfrentamientos en el estado noroccidental de Rakhine, mientras miles más de musulmanes rohingyas trataron de huir a través de la frontera a Bangladesh el domingo.

El número de muertos por la violencia que estalló el viernes con ataques coordinados de los insurgentes rohingyas ha aumentado a 98, incluidos unos 80 insurgentes y 12 miembros de las fuerzas de seguridad, dijo el gobierno.

La lucha entre los militares y cientos de musulmanes rohingya en el noroeste de Rakhine continuó el sábado con los enfrentamientos más feroces que tienen lugar cerca de la gran ciudad de Maungdaw, según los residentes y el gobierno.

En busca de más violencia, miles de rohingyas, en su mayoría mujeres y niños, intentaban forjar el río Naf que separaba Myanmar y Bangladesh de la frontera terrestre. Los reporteros de Reuters en la frontera podían escuchar disparos desde el lado de Myanmar el domingo.

Alrededor de 2.000 personas han podido atravesar Bangladesh desde el viernes, según las estimaciones de los refugiados rohingyas que viven en los campamentos improvisados ​​en el lado bangladesí de la frontera.

La violencia marcó una escalada dramática de un conflicto que ha hervido en la región desde octubre pasado, cuando un ataque similar pero mucho más pequeño de Rohingya provocó una brutal operación militar acosada por acusaciones de graves abusos contra los derechos humanos ….

El tratamiento de aproximadamente 1,1 millones de musulmanes Rohingya en la mayoría budista Myanmar ha emergido como el mayor desafío para el líder nacional Aung San Suu Kyi. Suu Kyi condenó el viernes las incursiones en las que los insurgentes que manejan armas, palos y bombas caseras asaltaron 30 comisarías y una base militar.

El Premio Nobel de la Paz ha sido acusado por algunos críticos occidentales de no hablar en nombre de la minoría musulmana perseguida durante mucho tiempo.

Win Myat Aye, ministro de bienestar social, alivio y reasentamiento de Myanmar, dijo a Reuters a última hora del sábado que habían evacuado 4.000 “aldeanos étnicos” que habían huido de sus aldeas, refiriéndose a los residentes no musulmanes de la zona.

El ministerio está organizando instalaciones para ellos en lugares como monasterios budistas, oficinas gubernamentales y comisarías locales en las principales ciudades.

“Estamos proporcionando alimentos a las personas que cooperan con el gobierno estatal y las autoridades locales”, dijo Win Myat Aye. No pudo describir los planes del gobierno para ayudar a los civiles rohingyas ….

La operación del ejército de Myanmar después de los ataques el año pasado fue criticada internacionalmente en medio de informes de asesinatos civiles, violación e incendio provocado que una investigación de las Naciones Unidas dijo que probablemente constituyeran crímenes contra la humanidad. Suu Kyi está bloqueando la investigación de las acusaciones por parte de la ONU.

Los rohingya han soportado durante años las condiciones similares al apartheid en el noroeste de Myanmar – se les niega la ciudadanía y se enfrentan a severas restricciones en sus movimientos. Muchos budistas de Myanmar los consideran como inmigrantes ilegales de Bangladesh.

Los observadores temen que los últimos ataques, en un área más amplia que la violencia de octubre y con muchas más personas involucradas, representan un “punto de ruptura” que muchos Rohingya alcanzaron con la ayuda de una carismática líder insurgente, Ata Ullah.

Ata Ullah lidera el Ejército de Salvación Arakan Rohingya (ARSA), que instigó los ataques de octubre y se hizo responsable de la última ofensiva ….

Fuente:  Reuters