Archivo de la categoría: BOKO HARAM

El islamismo radical es un movimiento, no una organización

Por: George Friedman *

Los Estados Unidos han estado en guerra durante casi 15 años. El propósito principal de la guerra era poner fin a la amenaza del terrorismo planteada por los yihadistas.

La guerra ha tomado varios giros y vueltas, y muchas de las opciones operativas han sido cuestionadas y son cuestionables. Se puede decir, sin embargo, que independientemente de los puntos de vista sobre Irak o Afganistán, el objetivo estratégico fundamental no se ha logrado. El terrorismo islamista sigue siendo activo en Europa y muestra su mano de vez en cuando en los Estados Unidos. El cambio del cambio de objetivo de Estados Unidos hacia Europa podría haber sido el resultado de las operaciones de Estados Unidos, pero también podría ser un cambio en la estrategia terrorista por el momento.

En el fondo, la estrategia de Estados Unidos fue identificar los grupos terroristas y destruirlos. El supuesto era que el terrorismo requiere una organización. El progreso en esta estrategia pretende identificar una organización o una célula de planificación de operaciones terroristas, abortarla o destruirla. Dado que las organizaciones terroristas son relativamente pequeñas en el nivel operativo, la estrategia se ha parecido al trabajo policial: el primer paso es identificar la persona activa en la organización. Habiéndola identificada, era suficiente con enviar aviones no tripulados o drones para capturarla o matarla.

Operacionalmente, la estrategia funcionó. Se identificaron y mataron a los terroristas. A medida que las organizaciones se degradaron y se destruyeron, el terrorismo declinó, pero luego subió. Tareas de inteligencia sin fin y operaciones de las fuerzas especiales pueden haber sido llevado a cabo con brillantez, pero no han logrado el objetivo estratégico de los Estados Unidos. La guerra no se ganó y un punto muerto es equivalente a una pérdida para los Estados Unidos.

El problema esencial ha sido un malentendido persistente del islamismo radical. Se trata de un movimiento, no de una organización. O para ser más precisos, el islamismo radical es una hebra del Islam. Su tamaño se ha convertido en objeto de un debate bastante inútil. Su tamaño es suficiente para enviar fuerzas estadounidenses a mitad de camino en todo el mundo y es capaz de llevar a cabo ataques en Europa y los EE.UU. Si se trata de una pequeña red o de una red gigante no importa. Lo que importa es que no se la puede suprimir, o al menos no todavía no se ha logrado hacerlo.

Características de las organizaciones terroristas

Uno de los problemas en el pensamiento estadounidense es que todavía se basa en la experiencia del EE.UU. con el terrorismo europeo y palestino de antes de 1991. Estos grupos estaban muy influenciados por el modelo soviético y crearon organizaciones que eran en gran medida herméticamente cerradas. Las organizaciones tenían tres características. En primer lugar, aunque los simpatizantes podrían ser reclutados con un proceso de investigación cuidadosa, la pertenencia a las organizaciones era formal en el sentido de que o bien se era miembro o no se lo era. En segundo lugar, las organizaciones se protegían al mantenerse, en la medida en que sea posible, como el brazo armado de cualquier movimiento. Estaban obsesionados con la prevención de la penetración. Finalmente, fueron fuertemente compartimentados para que los miembros y las operaciones fueran conocidos sólo en base a la necesidad y el momento.

Estas organizaciones fueron pensadas para ser sostenibles durante un período prolongado de tiempo. Pero tenían un defecto. Si eran penetradas (por difícil que sea) por informantes o vigilancia electrónica, toda la organización podía deshacerse. Ya sea que fuera completamente destruida a través de operaciones o a través de la promoción de una pura paranoia que causase un conflicto interno o las lleve a la inercia.

En algunos casos, estas organizaciones no tenían ningún movimiento que las apoye o el movimiento era tan insignificante que no era un problema. Esto fue particularmente cierto con los terroristas europeos. Los palestinos tenían un movimiento sustancial, pero era tan fragmentado y penetrado que las organizaciones se distanciaron de los movimientos. Estas organizaciones fueron con el tiempo quebradas por los servicios de seguridad occidentales y amargamente divididas hasta el punto que las diferentes facciones podían luchar unas contra otras.

Durante 15 años, el enfoque operativo de los EE.UU. ha sido la destrucción de las organizaciones terroristas. La razón de esto es que la destrucción de un grupo particular crea la ilusión de progreso. Sin embargo, luego de destruir un grupo, surge otro en su nombre. Por ejemplo, al-Qaeda está siendo reemplazada por el Estado Islámico. La fuerza real del terrorismo islamista es el movimiento que la organización diseña para sí misma y ésta lo alimenta. En tanto que el movimiento está intacto, el éxito en la destrucción de una organización es, en el mejor de los casos, temporal y, en realidad, una ilusión.

Además, debido a que hay un movimiento, la principal organización puede organizar ataques terroristas mediante el envío de personas que saben poco de los detalles de la organización para llevar a cabo las operaciones. Pero debido a que el movimiento se compone de individuos que entienden lo que hay que hacer, las organizaciones jihadistas no tienen que contratar a personas para llevar a cabo ataques y tampoco les enseñan cómo hacerlo. La complejidad de 9/11 no se repitió y el nivel de simplicidad se ha incrementado con el tiempo. Eso significa que miembros del movimiento que nunca han tenido contacto con la organización puede llevar a cabo los ataques. Desde el punto de vista de la organización, estos son los atacantes ideales. No se puede remontar de nuevo a la organización, que no está bajo vigilancia y hay modelos suficientes sobre los que se basa sin necesidad de pedir consejo.
Un movimiento sin centro y autónomo

En el viejo modelo, todos los ataques fueron coordinados por la organización central. En el nuevo modelo, la mayoría de las organizaciones no tienen ningún contacto con las personas responsables de las operaciones de la organización y concentrar su atención policial en ella no produce la disminución de los ataques. En los últimos tiempos, ha habido discusiones absurdas sobre si determinadas terroristas tenían contacto con otros terroristas, o si se habían “radicalizado”. Asumo que esto significa que la persona fue persuadida para convertirse en un terrorista. En un movimiento, se es consciente que hay otras personas como uno y que piensan como uno. No es necesario presentar papeles formales para responder a la ideología del movimiento.

La idea del yihadismo ha calado en el movimiento y los musulmanes son conscientes de ello. La mayoría puede rechazarlo pero otros lo abrazan. No es necesario un programa de entrenamiento para absorber lo que está a su alrededor. Si un individuo no conoce a otro que es parte de este movimiento, es suficiente Internet para conseguir los insumos ideológicos.

La idea de que si un musulmán dispara 20 personas, pero que no ha tenido contacto con una organización terrorista, no podría haberlo hecho por razones ideológicas podría ser cierta. Pero se olvida de que él no necesita contacto con un mentor para planear un ataque, especialmente uno relativamente sencillo. El movimiento y el ambiente están plagados de la idea yihadista.

El movimiento no es una organización, no más que lo que lo es conservadurismo o el liberalismo. Puede haber organizaciones a las que se le atribuye una u otra ideología, pero no es más que una tendencia social. Sin embargo, sus miembros todavía se comunican entre sí. Hay líderes en todos estos movimientos, aunque puedan no ser administradores.

La tendencia en el Islam hace que el movimiento sea difícil de derrotar. No se puede extirpar quirúrgicamente. Algunos miembros del movimiento no llevan uniforme. También es imposible atacar el movimiento, sin atacar al Islam en su conjunto. Y atacar al Islam en su conjunto es difícil. Hay 1,7 millones de musulmanes en el mundo y cualquiera de ellos puede creer en el yihadismo radical. Y los que creen en el yihadismo son gente seria, movidos por su propio destino. Nos gustaría calificar a ellos como tontos. Pero si lo fueran, serían fáciles de derrotar.

El régimen de operaciones especiales no va más

Es obvio que el régimen de operaciones especiales convencional no ha funcionado y no funcionará. Es también evidente que una guerra general contra el Islam es imposible. Lo que queda es difícil, pero es la única opción. Esto es: presionar a los estados musulmanes a hacer la guerra a los yihadistas. La presión debe ser intensa y las recompensas sustanciales. La probabilidad de que funcione es baja. Pero la única manera de eliminar este movimiento es que los musulmanes lo hagan. Es posible que no lo deseen, y puede fallar. Pero más aviones no tripulados y anuncios que otro líder de algún grupo ha sido exitosamente asesinado, no funcionará. Nuestras opciones se han reducido a tener que “vivir con esto” o fomentar una guerra civil en el mundo islámico. Al final, podríamos de todos modos terminar “viviendo con esto”.

* Fuente: Geopolitical Futures

La yihad global: contra todos

video-hamas-atentados-suicidas

Por Eli Cohen 

La ola de ataques terroristas que asuela Europa no es algo novedoso. Es una dura realidad que los israelíes llevan padeciendo durante décadas.

Atentados suicidas como el de Ansbach, asesinatos con cuchillos como el de Normandía, atropellos masivos como el de Niza o tiroteos indiscriminados como los de París o Bruselas han tenido lugar en las calles de Jerusalén y Tel Aviv. Y los han perpetrado terroristas con una misma ideología: el yihadismo.

Los mismos que entraron a sangre y fuego en la sede de Charlie Hebdo rendían pleitesía a la misma ideología que llevó a dos miembros de Hamás a disparar a quienes se encontraban pasando su tiempo libre en el centro comercial Sarona de Tel Aviv el pasado mes de junio. La pulsión asesina del seguidor del ISIS que degolló al sacerdote católico Jacques Hamel es la misma que llevó a un palestino a acuchillar a la niña israelí de 13 años Hilel Yafe Ariel en su cama mientras dormía a finales de junio.

Desde el inicio del conflicto entre israelíes y palestinos, tanto Occidente como Israel identificaron el terrorismo palestino como nacionalista e ideológicamente ligado a movimientos revolucionarios de la segunda mitad del siglo XX. A mediados de los años 70, en el Valle de la Bekaa, en el Líbano, grupos terroristas europeos como ETA se entrenaban con los militantes palestinos. Arafat y los grupos que conformaban la OLP no eran yihadistas, sino líderes nacionalistas y corruptos, vinculados a regímenes laicos como el de Sadam Husein en Irak, el de Naser en Egipto o el de los Asad en Siria. Además, el terrorismo palestino de la OLP tenía como objetivo principal a israelíes y a judíos. La comunidad internacional asumió que era un conflicto regional más de la Guerra Fría, aunque Arafat y los otros grupos de la OLP, inteligentemente, se empeñaron en internacionalizarlo, ya fuera mediante la violencia o mediante la política.

Mientras tanto, los Hermanos Musulmanes, una organización suní y salafista, nacida en 1928 en Egipto e históricamente reprimida por el panarabismo –un movimiento político laico apadrinado por la URSS y liderado por Gamal Abdel Naser–, crecía paulatinamente en los países árabes de Oriente Medio. Con una agenda política centrada en la religión, la lucha contra la corrupción y los servicios sociales para ganar adeptos en las poblaciones olvidadas por los déspotas árabes, llevaron su guerra más allá de las capitales de Oriente Medio y la ampliaron a todo Occidente. En 1964, el teólogo de los Hermanos Musulmanes Sayid Qutb, encarcelado por el Gobierno de Naser, escribió uno de los textos fundacionales del yihadismo moderno, Hitos, en el cual llamaba a una guerra total contra el orden mundial existente. Paralelamente, un grupo de revolucionarios islámicos tomó el poder en Irán 1979 y plantó cara a los EEUU. Pese a que salafistas (movimiento ultraconservador, regresivo y purista, de donde nace la doctrina yihadista) y radicales chiíes de Irán, seguidores de las ideas de Jomeini, tenían grandes diferencias teológicas, la gesta de estos últimos sirvió como revulsivo poderoso para los yihadistas, que vieron que era posible tomar el poder y medir fuerzas con Occidente. Por eso no es extraño que salafistas suníes y radicales chiíes colaboren estrechamente contra el enemigo común. Irán financia y envía armas a Hamás y a la Yihad Islámica, así como en el Líbano Hezbolá entrena a militantes palestinos de ambas facciones. En cambio, en Siria, salafistas suníes del ISIS y del Frente Al Nusra se enfrentan a las tropas de las Guardia Revolucionaria Iraní y a los efectivos de Hezbolá.

En los años 80, los grupos yihadistas aún combatían en conflictos regionales, como en Filipinas, Argelia o Afganistán, y los ataques aún no se había globalizado. Es el 23 de febrero de 1998 cuando varias organizaciones yihadistas, entre ellas Al Qaeda, el Movimiento por la Yihad en Bangladesh y Al Gamaa al Islamiya, emiten una fetua, denominada Yihad contra los judíos y los cruzados, en la que se autoriza el asesinato de civiles.

Muchos de los grupos terroristas, influidos por la idea del salafismo, cambian de objetivos nacionales y posteriormente, a principios de los noventa, comienza la yihad global; y comienza también la radicalización de los grupos palestinos, que da paso a la hegemonía de Hamás.

Incluso después del 11-S, nadie quería creerse que esta guerra era indiscriminada, contra todos los que los yihadistas consideran infieles, y no sólo contra judíos y americanos. Como en el caso de Israel, se buscó la culpa o la excusa, y se quiso reducir el problema a la implicación norteamericana en Oriente Medio.

Durante la progresiva extensión del yihadismo en los países árabes, los palestinos no permanecieron al margen. En 1981 se estableció formalmente la Yihad Islámica Palestina como el brazo local de la Yihad Islámica de Egipto, y llevó a cabo el primer atentado suicida en Israel –en Kiriat Nearim– el 6 de julio 1989. En 1987 nace Hamás, organización perteneciente a los Hermanos Musulmanes. Durante la Segunda Intifada, Hamás sembró cafeterías, autobuses y lugares públicos israelíes de terroristas suicidas; hoy gobierna en la Franja de Gaza, desde donde lanza cohetes indiscriminadamente a las ciudades del sur de Israel, lo que ha llevado en los últimos años a tres operaciones a gran escala del Ejército israelí. En su carta fundacional, no sólo tiene como objetivo la destrucción de Israel, sino la expansión de la yihad a todas las tierras que fueron musulmanas (artículo 5), tal y como predica el ISIS o Al Qaeda.

Hezbolá, el otro gran enemigo de Israel, que utiliza los mismos métodos que Hamás y la Yihad Islámica para destruir el Estado judío, es el brazo desestabilizador de Irán en el mundo, se somete a la Constitución revolucionaria de 1979, que establece la expansión de la revolución islámica a todo el mundo, y sitúa al líder supremo de la República Islámica como guardián de la fe. Aunque el salafismo y el chiismo están enfrentados, ambos abrazan la yihad global como método. Y ambos la aplican.

El yihadismo tiene los mismos objetivos y aplica los mismos métodos, ya sea en Francia, Bélgica, Alemania o EEUU. Durante años le ha tocado a Israel, que a día de hoy sigue resistiendo los constantes zarpazos de una forma de terror indiscriminada e inesperada. Hay razones estratégicas de por qué el yihadismo se ha ensañado especialmente con Francia, es cierto, pero el Hexágono es sólo una de las piezas en una guerra global y santa. Ahora el yihadismo se ha fijado en Europa, porque es el siguiente capítulo en su plan de dominación mundial.

El yihadismo no distingue entre judíos, cristianos, ateos, occidentales, blancos o negros: todos son infieles, vivan en París o en Jerusalén.

Fuente: Revista El Medio

Parecidos y diferencias entre los 7 grupos yihadistas que aterrorizan al mundo

Mientras se suceden los atentados terroristas alrededor del mundo, muchos se preguntan qué diferencias hay entre el ISIS, Al-Qaeda y otras organizaciones terroristas que pivotean en torno a la ideología de ambos. ¿Son lo mismo? No, no lo son, existen muchas diferencias mas allá de alguna similitud operativa o de alianzas temporales de los diferentes grupos terroristas que han jurado lealtad a ellos.

En notas anteriores se ha abordado las similitudes y diferencias de algunas organizaciones terroristas. Para que el lector disponga de un marco de comprensión mayor sobre estos grupos, brevemente definimos el escenario en el que operan, su modalidad y cercanías entre si.

Al-Qaeda

Al Qaeda, responsable del atentado a las Torres gemelas.

Esta organización comenzó a funcionar en 1988, cuando los soviéticos se retiraron de Afganistán. Su líder era Bin Laden y su objetivo era convertir a los países árabes en regímenes teocráticos donde la única ley sea la sharia. Hasta el 11 de Septiembre, había un único Al-Qaeda, que ahora está dividido en varios grupos, tras los golpes que recibió por parte de EE.UU. en Afganistán e Irak. Al-Qaeda es el germen Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés).

Los diferentes subgrupos tienen objetivos comunes y a su vez son rivales por ver quién encabeza el islamismo radical. En este momento, lo encabeza el ISIS. Tienen una financiación importante, realizan labores sociales y proporcionan educación: su forma de funcionar es similar a la de un Estado. En 2004, Abu Musab al-Zarqawi fundó Al-Qaeda en Irak, donde inició una guerra contra la mayoría chiíta en este país. En 2006, cambió de nombre y empezó a autodenominarse Estado Islámico con el fin de unificar Irak con Siria y poco a poco ir sumando todo el mundo árabe. El ISIS como tal surgió cuando Estados Unidos se retiró de Irak y Al-Qaeda ya estaba debilitada. Los miembros del ISIS eran primos hermanos de Al-Qaeda y comenzaron a operar en Siria. Más allá de los diferentes nombres, hablamos de un fenómeno que sustancialmente es lo mismo.

Daesh / ISIS / Estado Islámico

La difusión de las imágenes de decapitaciones es uno de los métodos favoritos de ISIS para sembrar el terror.
La difusión de las imágenes de decapitaciones es uno de los métodos favoritos de ISIS para sembrar el terror.

El Daesh es otra forma de denominar al Estado Islámico o ISIS. En lengua árabe, el sonido de esta palabra define “algo que aplasta o pisotea”, es una acepción que usan sus enemigos y ofende a los terrorista. Su líder, Abu Bakr al Bagdadi controla amplias franjas de territorio en Siria e Irak. Es una organización yihadista sunita que busca la instaurar un califato o Estado regido por una visión ultraconservadora de la ley islámica. Según cita The Washington Post, se estima que el Estado Islámico obtiene 2 millones de dólares al día proveniente del petróleo, además de otras actividades como cobro de impuestos, controles de carreteras, venta de armas, robos a bancos y secuestros.

Hezbollah

Hezbollah, el brazo político y militar de Irán en el Líbano.
Hezbollah, el brazo político y militar de Irán en el Líbano.

Hezbollah o “Partido de Dios” (en idioma español), es una organización islámica musulmana chiita libanesa que esta conformada por un ala política y otra paramilitar. El partido fue fundado en Líbano en 1982 luego de una guerra intensa con su contrincante chiita, el Partido Amal (“Esperanza” en español). Es una organización entrenada y financiada por la República Islámica de Irán y la Guardia Revolucionaria Iraní de quién recibe armas, capacitación, logística y dinero. Ha operado en Líbano bajo el paraguas y la bendición del régimen sirio cuando el clan Assad ocupo el país por 29 años y seis meses y continuó operando desde el final de la guerra civil libanesa en 1990. Su máximo líder es Hasan Nasrallah. Hoy Hezbollah es militarmente más fuerte que el ejército libanés, ysus operaciones terroristas suicidas han trascendido las fronteras del Oriente Medio. La justicia argentina investiga a la organización por los ataques terroristas de 1992 a la embajada de Israel en Buenos Aires y por un hecho similar, la voladura con coche bomba de la sede de la Mutual Judía Argentina (AMIA) dos años después. Ambos ataques dejaron un gran numero de victimas y fueron los golpes mas espectaculares que la organización terrorista asesto en América Latina. Hezbollah ha creado un Estado paralelo dentro del Estado legal libanés, de allí que deba considerársela como el ejercito de ocupación iraní en Líbano. Hoy combate a ordenes de Irán en la guerra civil Siria en defensa del dictador Bashar al Assad y su régimen.
Hamás

El objetivo de Hamás: la destrucción del Estado de Israel.
El objetivo de Hamás: la destrucción del Estado de Israel.

Hamás, se traduce del árabe al español como “entusiasmo, fervor” y sus siglas Harakat al-Muqáwama al-Islamiya significa “Movimiento de Resistencia Islámica”. Es una organización palestina que se declara como yihadista, nacionalista e Islámica. Su objetivo esta definido en su carta fundacional y esel establecimiento de un estado islámico en la región histórica de Palestina propugnando la destrucción y aniquilación del Estado de Israel, reclamando como su capital a Jerusalem. Para lograr este objetivo, Hamás cuenta con una serie de organizaciones dependientes que desarrollan sus actividades en muy diversos ámbitos y abarcan desde la asimilación cultural y religiosa a los jóvenes a través de sus madrazas (escuelas islámicas) a la asistencia social a los palestinos más necesitados (y a las familias de sus miembros muertos en acciones de martirio -terroristas que se han inmolado con bombas en sus cuerpos o conductores suicidas de coches bombas-). La representación militar de la organización es denominada como Brigadas de Ezzeldin Al-Qassam, brazo armado de Hamás que esta señalda como una organización terrorista y, al igual que Hezbollah, aunque pertenece a la secta sunita, está apoyada económica y logísticamente por Irán.
Al-Nusra

Al-Nusra, la rama siria de Al-Qaeda
Al-Nusra, la rama siria de Al-Qaeda

El Frente Al-Nusra o Jabhat al-Nusra es la rama de Al-Qaeda en Siria. Esta organización terrorista sunita también se autodenomina “Jabhat an-Nuṣrah li-Ahl ash-Shām” o “Frente de la Victoria para el Pueblo de la Gran Siria” en idioma español; opera en Siria y en Líbano. El grupo anunció su creación el 23 de enero de 2012 durante la guerra civil siria y se encuentra integrado principalmente por muyahiddines sunitas. Su objetivo es derrocar al Presidente Bashar al-Assad y establecer un estricto régimen islamista bajo la ley de la sharia para crear un estado pan-islámico bajo el código moral y la ley religiosa del islam e instaurar un Califato como lo ha hecho ISIS. Se lo describe como el más agresivo y exitoso brazo de las fuerzas rebeldes y fue designada como organización terrorista por los EE.UU. en diciembre de 2012. En abril de 2013, el liderazgo de Al Qaeda publicó una grabación de audio anunciando que Jabhat al-Nusra es su brazo armado en Siria. Su líder, Abu Mohamed al Golani, recientemente juró lealtad a su alianza con Ayman al-Zawahiri, el líder de Al Qaeda luego que Ben Laden fuera abatido.
Boko Haram

Boko Haram pretende imponer la sharía en el África.
Boko Haram pretende imponer la sharía en el África.

El nombre se traduce como “la educación occidental es pecado” en hausa, el idioma local. Este grupo terrorista ha declaro su simpatía con ISIS. Su objetivo es imponer la sharia a los largo de África. Fue fundado hace 13 años por Mohammed Yusuf, un clérigo carismático que pidió un estado islámico puro en Nigeria. Su actual líder es Abubakar Shekau. El grupo surgió en el Sahel nigeriano. Sus orígenes están en la Unión de Cortes Islámicas de Somalía, de la cual era el brazo armado que luchaba contra el Gobierno Federal de Transición de Somalía. Su bastión es la ciudad de Maiduguri.
Al-Shahab

Al Shahab es fuerte en las zonas rurales de Somalía
Al Shahab es fuerte en las zonas rurales de Somalía

Es otro grupo terrorista activo en Somalia y vinculado con la ideología y el accionar de Al-Qaeda. Este grupo islámico somalí intentó controlar todo el territorio del país pero ahora solo es fuerte en zonas rurales. El nombre oficial del grupo es Karakat Shabaab al-Muyahidin pero se lo conoce fuera de Somalia como Al-Shabab, que se traduce al castellano como “juventud”. Su objetivo principal es convertir a Somalia en un estado islámico fundamentalista, aliado del Estado Islámico y lograr el control total para expandirse por toda África.

ONU: 49.000 niños podrían morir de desnutrición por el asedio de Boko Haram

Además, casi 250.000 menores presentan un cuadro similar como consecuencia de la falta de alimentos en regiones que han sido liberadas del control del grupo yihadista

Los campos de refugiados en Nigeria atraviesan un momento crítico por la falta de alimentos (UNHCR/D. Mbaiorem)
Los campos de refugiados en Nigeria atraviesan un momento crítico por la falta de alimentos (UNHCR/D. Mbaiorem)

Unos 49.000 niños morirán por desnutrición en zonas de Nigeria que han quedado aisladas por los violentos ataques de los extremistas islámicos de Boko Haram, si no reciben tratamiento a tiempo, advirtió la agencia de Naciones Unidas para la infancia (Unicef).

Unicef pidió a diferentes ONG y donantes que respondan con rapidez a su llamado para evitar una tragedia en el estado de Borno, donde casi un cuarto de millón de niños presentan cuadros de desnutrición severa.

La mayoría de los menores están en zonas que no eran accesibles hasta que una fuerza multinacional las liberó del control de la milicia radical Boko Haram a principios de este año.

Muchos niños fueron hospitalizados en Nigeria por desnutrición (AP)
Muchos niños fueron hospitalizados en Nigeria por desnutrición (AP)

La insurgencia de Boko Haram durante siete años, que juró lealtad al Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), se ha cobrado más de 20.000 vidas en la región.

Unicef dijo en un comunicado el martes que ha recibido menos de la mitad de los 55,5 millones de dólares que solicitó a principios de año y que ahora las necesidades son incluso mayores.

Días atrás, un miliciano antiyihadista había reportado que al menos 10 refugiados mueren de hambre cada día en el campo de Banki, en el norte del país, donde terminan muchos de los desplazados por Boko Haram.

El campo fue abierto hace tres meses, pero “hay un gran número de muertes todos los días por falta de alimentos”. Y agregó: “Entre 10 y 11 hombres, mujeres y niños mueren de hambre cada día. (…) Hemos contado 376 tumbas de refugiados en el cementerio de Bulachira, de personas muertas en los últimos tres meses”, agregó.

Múltiples ataques suicidas de Boko Haram en Nigeria. Al menos 80 muertos.

Los terroristas atentaron en varias ciudades con bombas y lanzagranadas. “Estamos bajo asedio”, aseguran los nigerianos. La semana pasada, el presidente dijo que los extremistas habían sido “técnicamente derrotados”

Milicianos del grupo extremista islámico Boko Haram atacaron el lunes la norteña ciudad nigeriana de Maiduguri por primera vez en meses, usando lanzagranadas y múltiples ataques kamikaze, dijeron testigos. Al menos 50 personas murieron. Asimismo, dos atentados suicidas mataron al menos a 30 personas en Madagali, una ciudad 150 kilómetros al sureste de Maiduguri, dijeron testigos.

El testigo Danladi Buba aseguró que dos mujeres detonaron los explosivos que llevaban adosados en un mercado cerca de una atareada estación de autobuses de Madagali aproximadamente a las 9:00 locales. El brigadier general Victor Ezugwu, comandante en el norteño estado de Adamawa, confirmó el ataque, pero dijo que no se había establecido el saldo de víctimas.

En Maiduguri, capital del vecino estado de Borno, al menos 30 personas perdieron la vida y más de 90 resultaron heridas en tiroteos y explosiones desde la madrugada y otras 20 murieron en las afueras de una mezquita al amanecer del lunes, dijo Muhammed Kanar, coordinador en el área de la Agencia Nacional de Emergencias.

TROPAS NIGERIANAS “INTERCEPTARON Y DESTRUYERON” A 13 KAMIKAZES Y ARRESTARON A UNA ATACANTE SUICIDA MUJER

Fuentes militares dijeron que hubo múltiples ataques en cuatro puntos de entrada en el suroeste de la ciudad.

En el barrio de Buraburin, dos muchachas detonaron sus explosivos y mataron a varias personas, de acuerdo con el funcionario Yunusa Abdullahi.

“Estamos bajo asedio”, dijo Abdullahi. “No sabemos cuántas de esas bombas ni de esas atacantes suicidas ingresaron a Maiduguri anoche”. Informó que algunos residentes habían descubierto bombas sin detonar.

Los ataques parecen ser un desafío a la declaración la semana pasada por el presidente Muhammadu Buhari de que Boko Haram ha sido “técnicamente” derrotado, incapaz de lanzar ataques suicidas contra blancos vulnerables.

Tras recibir información de un miliciano capturado, tropas nigerianas “interceptaron y destruyeron” a 13 kamikazes y arrestaron a una atacante suicida mujer, señaló el mayor general Lamidi Adeosun, comandante principal de la ofensiva de Nigeria contra Boko Haram, en declaraciones a reporteros.

Infobae

Boko Haram asesinó a 14 personas en la noche de navidad.

El grupo yihadista perpetró un atentado en la ciudad de Kimba, en Nigeria, donde abrieron contra los residentes. Además, prendieron fuego sus casas, según informaron las milicias de autodefensa

El grupo terrorista Boko Haram se ha aliado al Estado Islámico
El grupo terrorista Boko Haram se ha aliado al Estado Islámico

Al menos 14 personas murieron y varias resultaron heridas por un ataque de Boko Haram el día de Navidad en una localidad en el noreste de Nigeria, indicaron milicias de autodefensa el sábado.

Los yihadistas entraron en la ciudad de Kimba, en el estado de Borno, sobre las 10 PM del viernes y abrieron fuego contra los residentes, antes de prender fuego a sus casas.

“Los atacantes mataron a 14 personas y quemaron la aldea entera antes de huir”, aseguró a la agencia AFP Mustapha Karimbe, miembro de las milicias de autodefensa que apoyan al ejército en la lucha contra Boko Haram.

Cientos de residentes de Kimba huyeron a Biu, donde fueron instalados en un campo de refugiados ya desbordado con desplazados de Boko Haram.

El ataque se produjo pocos días antes del 31 de diciembre, la fecha límite autoimpuesta por el presidente nigeriano Muhammadu Buhari para erradicar al grupo yihadista, y en la misma semana en que el dirigente afirmó que Nigeria había derrotado “técnicamente” a los yihadistas.

Buhari llegó a la presidencia en mayo con la promesa de acabar con seis años de insurgencia, que han dejado más de 17.000 muertos y espantado a los inversores de la mayor potencia económica en µfrica.

Las tropas nigerianas han ganado terreno a Boko Haram, pero los yihadistas aún tienen capacidad para lanzar ataques esporádicos.

El grupo se ha aliado con el Estado Islámico, aunque varios expertos dudan de la escala y alcance de dicha colaboración.

Infobae

Atentado suicida en Nigeria. Al menos 20 muertos.

Un terrorista se inmoló durante un acto chiita en el estado de Kano y provocó la muerte de mujeres y niños. Aunque el ataque todavía no ha sido reivindicado, los indicios apuntan a la autoría del grupo terrorista Boko Haram

Atentado en Nigeria. Archivo
Atentado en Nigeria. Archivo

Al menos 20 personas murieron este viernes en Nigeria al inmolarse un terrorista en una procesión de fieles musulmanes de la rama chiita en el estado norteño de Kano, informaron a la agencia de noticias EFE testigos de los hechos.

“Yo estaba en la procesión y el suicida se hizo estallar a unos 50 metros de mí. Pude contar al menos 20 cuerpos, entre ellos los de mujeres y niños”, dijo Sani Danlami, uno de los supervivientes. “Creo que podría haber más muertos, debido a la intensidad de la explosión”, agregó.

Las autoridades no han ofrecido, por el momento, un balance oficial de muertos y nadie ha reivindicado hasta ahora este nuevo ataque mortífero en el noreste de Nigeria.

Sin embargo, todos los indicios apuntan a la autoría del grupo fundamentalista islámico sunita Boko Haram, que, según cifras de Amnistía Internacional (AI) ha asesinado, desde junio, al menos a 1.600 civiles en Nigeria y los países vecinos Camerún, Chad y Níger.

El grupo –que utiliza a menudo terroristas suicidas en lugares concurridos para perpetrar sus ataques– tiene su base de operaciones y su principal área de actuación en el noreste de Nigeria, de mayoría musulmana en un país dividido entre mahometanos y católicos.

Boko Haram lucha contra el gobierno nigeriano para instaurar un califato islámico en el noreste del país, en una campaña sangrienta que se ha cobrado la vida de más de 3.500 personas sólo en 2015.

Las comunidades chiitas del norte de Nigeria ya han sido objetivo de Boko Haram en otras ocasiones. En noviembre del año pasado, decenas de personas murieron al inmolarse un hombre durante una ceremonia chiita que se celebraba en la localidad de Potiskum.

Infobae