Archivo de la categoría: BÉLGICA

Niños musulmanes de una guardería de la ciudad de Ronse (Bélgica) amenazan con “degollar” a sus compañeros “infieles”

Ni los parvularios de Bélgica se libran del islamismo integrista y fanático. Un informe (“Endoctrination in Toddlers”) elaborado por las autoridades educativas belgas alerta acerca de los “signos de radicalización islámica” que se detecta entre los niños que acuden a una guardería de Ronse, una ciudad perteneciente a la región flamenca de Flandes Oriental. El diario Le Soir destaca ” el comportamiento perturbador de los niños que ha sido observado por el personal docente”.

Se señala por ejemplo que algunos niños musulmanes fueron sorprendidos cuando amenazaban a  sus compañeros “infieles” de origen belga llevándose los dedos a la garganta simulando una decapitación o incluso amenazándoles de muerte. También recoge que durante el recreo, los niños musulmanes se reúnen para el recitado de versos coránicos y que los viernes no suelen acudir a la guardería, por razones religiosas. No menos inquietante, según el mismo informe, es la negativa de los pequeños a dar la mano a sus compañeros no musulmanes, “a quienes consideran ‘cerdos’”.

Según el periódico flamenco Het Laatste Nieuws, los hechos dados a conocer datan de 2016.

Alerta Digital

Inaudito: Bruselas alerta sobre el retorno a Europa de hasta 3.000 yihadistas procedentes de Siria e Irak.

Efectivos policiales ayer en el atentado terrorista perpetrado en las Ramblas de Barcelona

Entre 1.200 y 3.000 “europeos” que han combatido con el movimiento yihadista Daesh en Irak y Siria podrían regresar a sus países de origen, según un informe de expertos creado por la Comisión Europeadado ayer a conocer por la agencia France Presse. «La mayor parte de los países miembros de la Unión Europea deben prever un aumento lento pero progresivo del retorno de combatientes» tanto de Daesh como de Hayat Tahrir al-Cham (HTS, el antiguo Al Nusra, brazo armado de Al Qaida en Siria), dice el informe de la Red Europea de Sensibilización sobre la Radicalización (RAN, en sus siglas en inglés), el grupo de expertos creado por Bruselas.

El número de yihadistas que vuelven a Europa aumentará de modo rápido si Daesh es vencido en territorio iraquí y sirio, y acaba desapareciendo en su actual forma de «califato». El informe de RAN, que también se refiere al retorno de las mujeres e hijos de los yihadistas, estima que alrededor del 30 por ciento de los combatientes europeos ya han regresado, algunos están detenidos y muchos otros viven en la clandestinidad.

Según RAN, «más de 42.000 combatientes terroristas extranjeros» han viajado a Siria e Irak para combatir con Daesh entre el periodo comprendido entre 2011 y 2016, procedentes de hasta 120 países. Se calcula que unos 5.000 terroristas que luchan con Daesh tienen pasaporte europeo. La mayor parte «proceden de Bélgica, Francia, Alemania, el Reino Unido, Austria, Dinamarca, Finlandia, Italia, Holanda, España y Suecia», afirma el informe entregado el pasado mes de julio a la Comisión Europea. Entre un 15 y un 20 por ciento murieron en combate, de un 30 a 35 por ciento han regresado a Europa, y alrededor del 50 por ciento siguen en Siria e Irak.

Células durmientes

La movilización de yihadistas extranjeros tuvo su fase alta en 2015. Los servicios de inteligencia europeos son conscientes de la fase de retorno por las indicaciones recibidas en los últimos atentados terroristas de París y Bruselas. Las causas del regreso a Europa son diversas, según el informe. Vuelven porque «han perdido sus ilusiones» de la yihad global, por «remordimientos», por nostalgia de la vida cómoda en casa, o porque «pretenden sumarse a células durmientes yihadistas en Europa». Un porcentaje de ellos ha sido detenido poco después de su regreso.

La última ola de retorno de yihadistas “europeos” es «más violenta e ideologizada que la anterior» que solo quería derrocar a Bachar al Assad en Siria y, por tanto, «mucho más peligrosa».

La mayor parte de los combatientes de Daesh y Al Qaida que regresan «son víctimas de traumatismos por haber matado a personas o haber asistido a muchos actos de violencia» subraya el informe de RAN, que propone un catálogo de medidas a las autoridades europeas. Entre ellas, hacer una evaluación rápida del nivel de peligrosidad de cada uno de los que retorna, para llevar a cabo «un tratamiento individualizado» que se dirija a la normalización y la integración social de los ex yihadistas.

Después de haberse apoderado en 2014 de vastos territorios en Irak, Daesh perdió en los últimos dos años gran parte de sus conquistas tras la ofensiva del ejército iraquí, ayudado por la coalición internacional antiyihadista dirigida por Estados Unidos. La caída de Mosul, capital del «califato» en Irak, fue un duro golpe para el movimiento fundado por Al Bagdadi, que pierde gradualmente el control de Raqa, en el norte de Siria y capital de facto del grupo yihadista.

Atentados «low cost»

El retorno, voluntario o no de yihadistas a Europa -con experiencia en combate y manipulación de explosivos- es un factor inquietante tras la sucesión de atentados «low cost» de los últimos dos años, alrededor de una veintena.

El regreso de ex combatientes de Daesh, y en menor medida de la rama siria de Al Qaida, es un aliciente para que los dos grandes movimientos terroristas islámicos -ambos suníes, la rama mayoritaria del islam- establezcan algún tipo de alianza, tanto en materia de propaganda como de logística para atentados. ¿Por qué no lo han hecho hasta la fecha? En realidad, Daesh y Al Qaida comparten lo fundamental: aspiran a imponer el islam a nivel global tanto en los territorios de mayoría musulmana (Dar al Islam), como en los de mayoría «infiel» (Dar al Harb). Ambos movimientos armados son salafistas, es decir, seguidores de la interpretación literal y radical del Corán según el modelo de los primeros califas. El núcleo duro de Al Qaida y de Daesh se ha formado en las enseñanzas de la secta saudí wahabí, celosa del cumplimiento estricto de la ley islámica, la sharía. Las diferencias se han producido por los personalismos y la estrategia política. Desde los atentados del 11-S, el movimiento Al Qaida ha privilegiado el impulso de franquicias mundiales, en África y en Asia, para extender su mensaje y desestabilizar regímenes. La Primavera Árabe le dio la oportunidad de intentar el asalto al poder en varios regímenes árabes, que considera infieles e ilegítimos por su colaboración con Occidente.

En cambio, Daesh prefirió concentrarse en la conquista militar de territorio en Irak y en Siria, donde -tras proclamar el «califato», el primero desde su desaparición en Turquía- desarrolló desde 2014 los instrumentos burocráticos de un sucedáneo de Estado.

Control policial

El eventual retorno masivo de yihadistas europeos, tras la caída de Mosul, encuentra un terreno abonado para propagar el nuevo modelo de califato ubicuo.

La inteligencia sueca reveló hace poco que la Policía controla los movimientos de 2.000 radicales musulmanes.

Por su parte, la Policía española, más partidaria de actuar que de dar información, estima que, de los 1.500 lugares de oración registrados en España, el 6 por ciento difunde «mensajes radicales».

Alerta Digital.

La Policía belga dispara a un coche lleno de explosivos que iba a ser utilizado para cometer un atentado terrorista.

La policía de Bruselas abrió fuego contra un coche lleno de explosivos tras una persecución a gran velocidad por el suburbio de Molenbeek.

Se dispararon tiros al vehículo después de que se quedó atorado en el tráfico y el conductor embistió a un coche de la policía.  

La policía acordonó el área y dijo a los residentes que permanecieran en el interior mientras las unidades militares revisaban los explosivos. 

La portavoz de la policía de Bruselas, Dorothee Cattrysse, dijo que entre 400 y 500 personas estaban en las tiendas. 

Armed forces personnel in the Molenbeek suburb of Brussels following the high-speed chase
 

Personal de las fuerzas armadas en el suburbio de Molenbeek de Bruselas tras la persecución a gran velocidad

A bomb disposal squad is deployed after Belgian police shot at a vehicle in the Molenbeek district
 

Un escuadrón de destrucción de bombas se despliega después de que la policía belga disparó contra un vehículo en el distrito de Molenbeek

Bomb disposal experts were called to check the vehicle but there was no immediate confirmation that explosives had been found
 

Se pidió a los expertos en destrucción de bombas que revisaran el vehículo, pero no hubo confirmación inmediata de que se habían encontrado explosivos

 
 

La policía acordonó el área después de la persecución a alta velocidad a través del suburbio de Molenbeek

La portavoz de la policía, Ine van Wymersch, dijo a Reuters: “El hombre estaba manejando sospechosamente y no se detuvo en un semáforo.

“Cuando la policía lo arrestó, afirmó tener explosivos. Para no correr ningún riesgo, se ha llamado al ejército para que lo revise”.

Según se informa, el vehículo está matriculado en Alemania. Se entendía que el hombre estaba solo. Nadie resultó herido.

Molenbeek, un distrito pobre de la capital con una gran población musulmana marroquí, ha sido apodada la “capital jihad de Europa”.

Ganó notoriedad después de que una célula basada en ISIS montó ataques suicidas en París en noviembre de 2015 que mató a 130 personas. 

Los asociados de ese grupo atacaron Bruselas cuatro meses más tarde, matando a 32 personas. 

A police helicopter flies over the Molenbeek suburb tonight after the police chase
 

Un helicóptero de la policía vuela sobre el suburbio de Molenbeek esta noche después de la persecución de la policía

Shots were fired at the vehicle after it became stuck in traffic and the driver reversed into a police car
 

Se dispararon tiros contra el vehículo después de que se quedó atrapado en el tráfico y el conductor impactó contra un coche de policía

Army bomb disposal experts have been called in and police have sealed off the area, locking a number of people in nearby shops as a precaution
 

Los expertos en destrucción de bombas del Ejército han sido llamados y la policía ha sellado el área, bloqueando a varias personas en tiendas cercanas como una precaución

Fuente: Daily Mail

A medida que Alemania y otros países de Europa occidental someten a sus poblaciones ante la toma del poder islamista…

Polonia, Hungría y la República Checa se oponen a la Alemania feminizada y pronto islamizada al negarse a aceptar lo que Bruselas llama su “parte justa” de la violación, el crimen y el terror musulmán que es presentado como el “enriquecimiento cultural”.

El Tribunal Europeo de DDHH avaló la prohibición del uso del burka y el niqab en Bélgica

La máxima autoridad para la garantía de los derechos humanos en Europa indicó en su fallo que la medida puede pasar “por necesaria en una sociedad democrática”

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos avaló este martes la prohibición del uso del burka y el niqab en Bélgica, al considerar que la ley nacional y varias disposiciones municipales que formalizan esa medida son compatibles con el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

En dos sentencias, el Tribunal de Estrasburgo falló que la ley del 1 de junio de 2011 y las disposiciones que algunos Ayuntamientos habían adoptado en 2008 para impedir la utilización en el espacio público de prendas de ropa que oculten total o parcialmente el rostro no vulneran el Convenio.

Esa restricción, según los jueces europeos, “puede pasar por proporcionada en relación con el fin perseguido, es decir, la convivencia en la sociedad”, en tanto que “protección de los derechos y libertades de los demás”.

En definitiva, esa medida legal puede pasar “por necesaria en una sociedad democrática”.

El Tribunal de Estrasburgo mantuvo así la jurisprudencia aplicada en otra sentencia sobre Francia de 2014 en los mismos términos y sobre circunstancias similares.

Las demandantes de las dos sentencias belgas son, por una parte la ciudadana belga Samia Belcacemi y la marroquí Yamina Oussar, que recurrieron juntas, y por otra la belga Fouzia Dakir.

La primera demandante, de 36 años y residente en el barrio de Schaerbeek, en Bruselas, prescindió de su burka en el espacio público por miedo a ser multada y el riesgo de ser detenida.

La segunda, de 44 años y residente en Lieja, decidió, tras promulgarse la ley, no salir de su casa. Se quejó ante el Tribunal Europeo de DDHH que “su vida privada y social se (había) reducido considerablemente”.

La otra demanda la cursó Dakir, de 40 años y residente en Duson, que lleva velo integral desde los 16. Su queja se refiere a la prohibición del burka en tres municipios belgas (Pepinster, Dison et Verviers), por una disposición de junio de 2008.

En este caso, el Tribunal de Estrasburgo condenó a Bélgica pero por las alegaciones de la demandante respecto a la falta de un juicio justo y un recurso efectivo, por lo que obtuvo una indemnización de 800 euros por costas judiciales.

La Corte europea estimó que el Consejo de Estado belga actuó con “excesivo formalismo” al rechazar el recurso de Dakir, y “rompió el equilibrio” sobre el derecho de acceso al juez y el legítimo interés de garantizar las condiciones para recurrir a la justicia.

En esta demanda actuaron como terceras partes la ONG Liberty, para la que la ley constituye “una estigmatización”, y el Centro de Derechos Humanos de la Universidad de Gante, que criticaba que mientras la normativa belga penaliza a las mujeres con niqab, no se castigue a las “personas que fuerzan a otras a llevar el velo integral”.

Infobae

30 Imanes europeos organizaron una marcha en París para intentar dar a entender que el islam no debe ser asociado con los ataques terroristas, pero nadie los apoyó, fueron rechazados y criticados por el resto de la población musulmana de Europa.

Una treintena de imanes europeos impulsan un movimiento que tiene el objetivo de “no asociar” su religión con los atentados cometidos en nombre del islam

El escritor judeo francés Marek Halter y el imam Hassen Chalghoumi junto a otros líderes religiosos en la cabecera del tour europeo por los recientes lugares donde hubo ataques terroristas (Reuters)

El escritor judeo francés Marek Halter y el imam Hassen Chalghoumi junto a otros líderes religiosos en la cabecera del tour europeo por los recientes lugares donde hubo ataques terroristas. En la marcha solo participaron os 30 imanes, ya que ningún otro musulmán los quiso acompañar(Reuters)

Imanes procedentes de Francia y otros países europeos iniciaron este sábado en París una “marcha contra el terrorismo” que los llevará a Alemania y Bélgica, llamando a “no asociar a los musulmanes con los crímenes cometidos en nombre del islam”.

Una treintena de imanes se reunieron en el punto de partida en los Campos Elíseos parisinos, “símbolo de la unión nacional” y escenario de un reciente atentado yihadista, pero aspiran a “lanzar un movimiento de amplitud en Europa”, explicaron a la prensa.

 “Nuestro mensaje es claro: no se puede asociar al islam con esos bárbaros y asesinos”

“Nuestro mensaje es claro: no se puede asociar al islam con esos bárbaros y asesinos” que matan en nombre de Alá, declaró el imán Hassen Chalghoumi, quien tuvo la iniciativa de organizar esta marcha, apoyada por el intelectual Marek Halter, escritor franco-polaco de origen judío.

REUTERS

Los 30 imanes que participaron en la marcha que no contaron con el respaldo del resto de la población musulmana parisina.

REUTERS

Rodeado de una treintena de imanes procedentes de diferentes regiones de Francia, pero también de Italia, Portugal y Bélgica, llamó a “la sociedad civil a la movilización”, en tanto que los atentados yihadistas han provocado en estos últimos años centenares de víctimas, y que “unos 7.000 jóvenes han partido (a combatir) en Irak o Siria”.

Conocido por su posición contra el islam integrista y sus relaciones amistosas con la comunidad judía, que le han valido críticas y amenazas, este ex imán de Drancy, al norte de París, es rechazado por otros responsables musulmanes.

REUTERS

REUTERS

Interrogado sobre la ausencia de fieles en el lanzamiento de esta “marcha de los musulmanes” y sobre el rechazo a su iniciativa por parte del Consejo Francés del Culto Musulmán (CFCM, órgano representativo y primer interlocutor del gobierno), Chalghoumi no quiso “entrar en polémicas”, destacando que habría que preguntar sobre las motivaciones de quienes “critican la iniciativa de una marcha contra los bárbaros”.

Si no los quisieron acompañar es porque no están de acuerdo con el mensaje que quisieron transmitir. Mas bien parece un movimiento más inspirado por el temor que tienen estos imanes de recibir ataques de venganza por parte de nacionalistas europeos.

Fuente: Reuters

Cayeron cinco “Kamikaze Riders”, un grupo terrorista islamista que utilizaban motociclistas belgas y que preparaban un ataque terrorista.

Fueron arrestados en la frontera con Francia y en Bruselas. Tenían dos AK-47 y explosivos. Pertenecían a un club de origen marroquí vinculado al yihadismo y la policía cree que estaban próximos a realizar un ataque.

Policía especial francesa durante el operativo (AFP)

Policía especial francesa durante el operativo (AFP)

Cinco miembros de los “Kamikaze Riders”, un club de motociclistas de Bélgica, fueron arrestados el miércoles en un operativo antiterrorista en ese país y en Francia mientras se preparaban para realizar un ataque, señalaron fuentes policiales.

El grupo fundado en 2003 por jóvenes de ascendencia marroquí en Bruselas, que mezcla la cultura estadounidense de las carreteras y las motocicletas con una simbología japonesa, está vinculado a diferentes grupos yihadistas cercanos al Estado Islámico (ISIS).

Cuatro fueron arrestados en el distrito de Anderlecht en Bruselas, en una casa en la que se encontraron también dos fusiles AK-47 y explosivos. Según una fuente policial, se preparaban para llevar a cabo un ataque.

Miembros del grupo muestran el logo del club (Facebook)

Miembros del grupo muestran el logo del club (Facebook)

Mientras que uno más fue detenido en el norte de Francia, cerca de Lille y en la frontera con Bélgica.

Las fuerzas de seguridad de ambos países están en alerta debido a los recientes ataques terroristas en Europa, incluyendo el de un hombre abatido por la policía hace dos semanas cuando intentaba detonar una bomba en la Estación Central de Bruselas.

En un principio los “Kamikaze Riders” eran apenas una banda de delincuentes menores que quebraban leyes de tránsito en las autopistas con sus motocicletas, por lo que la policía los conocía bien y no se los consideraba una amenaza terrorista.

Una reunión de esta banda de motociclistas (Facebook)

Una reunión de esta banda de motociclistas (Facebook)

Pero en diciembre de 2015 dos de sus miembros fueron arrestados bajo sospecha de querer realizar un ataque con fusiles y granadas similar al que un mes antes había dejado un saldo de 130 personas muertas en París.

La noticia llevó a la cancelación de los festejos oficiales de año nuevo y los dos arrestados, Said Saouti, de 30 años, y Mohamed Karay, de 27, fueron sentenciados a seis y tres años de prisión por pertenecer a un grupo terrorista vinculado al yihadismo

(Facebook)

(Facebook)

La mayor condena de Saouti se debió a que también se lo acusó de intentar reclutar personas para realizar ataques terroristas.

En concreto la justicia determinó que miembros de los “Kamikaze Riders” pertenecían también a la organización ahora prohibida “Sharia para Bélgica”, que participó de acciones de captación y envío de reclutas a pelear en Siria con el ISIS.

Infobae