Archivo de la categoría: BARCELONA

Apoyamos el boicot permanente patrocinado por Alerta Digital contra los productos y empresas catalanas y a las firmas españolas que comercien con ellas.

Sin el apoyo de los empresarios catalanes, los golpistas no habrían llegado tan lejos. Ellos son tan culpables como Puigdemont del golpe separatista y del intento de quebrar nuestra patria. Hoy nos piden ayuda, pero durante años han estado financiando a los partidos separatistas, inyectando dinero a medios informativos separatistas y formando parte de su accionariado, como son los casos de Ara y El Nacional. Que no nos tomen por imbéciles. Si han trasladado sus sedes sociales a otros puntos de España ha sido solo para blindar sus cuentas de resultados, no por compromiso con la unidad de España. Esta gente ya ha demostrado tener tantas caras como sean necesarias. Han colaborado en encender la mecha que ha provocado el incendio y ahora se refugian fuera de Cataluña para desentenderse de sus consecuencias.

El procés habría encallado hace tiempo si el sector empresarial catalán hubiera dicho ‘basta’. Pero no lo hicieron, porque el cabildeo con los separatistas ha sido parte fundamental de la acción empresarial en Cataluña. La que hoy nos pide ayuda es la misma gentuza que pagó durante años el 3 por ciento a la mafia separatista o que no se rebeló nunca contra la inmersión lingüística ni contra el odio a España en los colegios. La que compartió mesa, cava y mantel con los que hoy quieren romper el Reino de España, una traición que no olvidaremos nunca. Que no nos trasladen a nosotros una responsabilidad que es solo de ellos y de aquellos a los que durante décadas han estado patrocinando.

Boicot total a esta gentuza, desde pequeños supermercados a grandes superficies que vendan productos fabricados, envasados o manufacturados en Cataluña. Boicot total a las cadenas hoteleras catalanas que operan en toda España. Boicot total a cualquier empresa, grande o pequeña, con sede en Cataluña. Es imperio que esta traición no les salga gratis. Es imprescindible que esta lección no la olviden nunca. Los traidores no habrían llegado tan lejos sin el silencio y la complicidad durante años de los que hoy fingen estar del lado de la nación española. Debe usted saber que el 40% de las ventas catalanas tiene como destino otras comunidades autónomas españolas. Cataluña es una economía muy dependiente del sector exterior. De hecho, la exportación es uno de los principales pilares de su actividad.

Durante los últimos años, los políticos nacionalistas catalanes se han afanado en defender que Cataluña podía ser un país independiente porque sus exportaciones no dependen tanto del resto de España como lo hacían unos años atrás. Sin embargo, las cifras son todavía tozudas y demuestran que la región está mucha más vinculada a pequeñas regiones españolas que a grandes áreas del exterior. Por ejemplo, Cataluña vende más productos a Aragón (1,3 millones de habitantes) que a Francia (66,9 millones) o Alemania (82,7 millones) y que exporta tanto a Estados Unidos como a Cantabria, pese a que el PIB de la primera potencia mundial es 1.300 veces mayor que el de la región septentrional, de acuerdo con los últimos datos del Ministerio de Economía y Ceprede.

Es cierto que las exportaciones de Cataluña se han intensificado durante la última década (como, por otra parte, sucede en todas las regiones españolas, que han alcanzado el récord histórico de comercio exterior), compensando un frenazo de las compras por parte de otras comunidades autónomas. No obstante, el grueso de los mercados abiertos se encuentran dentro de la Unión Europea y no fuera de sus fronteras. Por eso, esta lógica independentista olvida que una secesión al margen de España no sólo le cerraría el acceso al mercado nacional, sino también la entrada preferente al comunitario, al quedar fuera de la Unión Europea. Y diecisiete de los veinte principales socios comerciales catalanes se encuentran dentro del mercado común.

En concreto, Aragón lidera el ránking de destino de los productos catalanes, con ventas por valor de 10.781,9 millones de euros al año, seguido de Francia (10.460,4 millones de euros), Alemania (7.736,3 millones), Italia (5.932,3 millones) y Comunidad Valenciana (4.993,9 millones). Completan el top ten Portugal, la Comunidad de Madrid, Reino Unido, Andalucía y Baleares. Estas cifras ponen de manifiesto dos hechos. Por un lado, la extrema ligazón a las comunidades autónomas españolas, muy superior a la que Cataluña experimenta con los grandes países europeos. De hecho, estas cinco regiones, que suman 22 millones de habitantes, tienen un peso casi tan gran grande la facturación de las empresas catalanas como los otros cinco países, poblados por 286 millones de ciudadanos (trece veces más). Por otro, que la dependencia del mercado comunitario sigue siendo enorme, dado que estas diez áreas, suman el 55% de las exportaciones catalanas y una cuarta parte del PIB de la región.

Alerta Digital hace un llamamiento a los empresarios españoles para que pongan fin a cualquier relación con empresas catalanas. Ello por una cuestión de lealtad y dignidad nacional. Si el castigo no es ejemplar y la traición les sale gratis, mañana volverán a las andadas y volverán a traicionar una nación que no es de ellos ni nuestra, sino de todos los españoles que nos precedieron y de todos los que nos sucederán. Desde este escenario informativo, revulsivo de la conciencia nacional, proclamamos de forma rotunda, sin matices ni medias tintas: ¡No a los productos catalanes! ¡Sí a la dignidad nacional!.

Fuente: Alerta Digital

El gobierno español ve “asustados” a los independentistas de Cataluña y prometió “medidas” si se realiza una declaración unilateral

La vicepresidente Soraya Sáenz de Santamaría deslizó que el Senado podría aplicar el Artículo 155 de la Constitución, que prevé la suspensión e intervención del gobierno regional. “Hemos visto mucho fanatismo y tenemos que estar preparados para todo”, expresó

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy

La vicepresidente del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, consideró este lunes que los independentistas están “divididos” y “asustados”, y apeló a la “gente sensata” del ejecutivo catalán para que su presidente, Carles Puigdemont, no dé más pasos hacia el “precipicio”.

Sáenz de Santamaría, en una entrevista en la emisora de radio COPE, consideró que la manifestación del domingo en Barcelona contra la independencia fue “un punto de inflexión” en el que la sociedad civil catalana contraria al proyecto soberanista fue arropada por muchos ciudadanos de toda España que se desplazaron a la capital catalana.

“Si este señor declara unilateralmente la independencia, habrá que tomar medidas, y esa decisión será del gobierno de España”, dijo Sáenz de Santamaría. La vicepresidente eludió concretar si el gobierno aplicaría el Artículo 155 de la Constitución, que prevé la suspensión e intervención del gobierno regional catalán, pero deslizó que el Senado debería ser parte de la respuesta, y es precisamente la cámara alta la que tiene que dar el visto bueno a esta medida.

Cientos de miles de personas salieron ayer a las calles de la capital catalana a favor de la unidad de España, en la primera gran manifestación pública de los no independentistas.

La manifestación del domingo en Barcelona (Reuters)

La manifestación del domingo en Barcelona (Reuters)

Consultado por el riesgo de una división territorial del país, Mariano Rajoy dijo en una entrevista publicada el lunes por Die Welt: “Desde luego que no. España no se dividirá y la unidad nacional se preservará. Haremos todo lo que la legislación nos permite para garantizarlo”.

Asimismo, la vicepresidenta aseguró que el Gobierno de Rajoy está preparado para hacer frente a cualquier decisión que anuncie el martes Puigdemont ante el Parlamento regional de Cataluña. El presidente catalán tiene previsto comparecer ante la Cámara para informar sobre la situación política en Cataluña tras el referéndum ilegal secesionista del 1 de octubre, con la posibilidad de que realice una declaración unilateral de independencia, aunque no está anunciada oficialmente.

“Hay que situarse en todos los escenarios, contemplarlos todos, tenerlos todos trabajados”, recalcó la vicepresidenta, quien puso de manifiesto la división existente entre los dirigentes políticos catalanes.

“División hay, preocupación hay, asustados están, pero ya hemos visto mucho fanatismo y tenemos que estar preparados para todo”, insistió antes de hacer un llamamiento a la “gente sensata” de la Generalitat (Gobierno catalán) “para que no se tiren al precipicio”.

Soraya Sáenz de Santamaría

Soraya Sáenz de Santamaría

Respecto a las medidas futuras que el Gobierno español podría tomar para garantizar la unidad de España, en caso de una declaración unilateral de independencia en Cataluña, se limitó a señalar que el Gobierno tomaría en ese caso todas las medidas que sean necesarias.

“Todo lo que hagamos tiene que ser eficaz y efectivo y provocar el menor daño posible. Si al otro lado tenemos un fanático, a nosotros nos corresponde aportar dosis dobles de cordura y sensatez y un criterio firme y meditado”, dijo.

Sáenz de Santamaría recalcó la conveniencia de consenso entre los partidos constitucionalistas ante las decisiones que hubiera que adoptar, pero dejó claro que si Puigdemont declara la independencia, “habrá que tomar medidas, y esa decisión será del Gobierno de España”.

Fuente: Infobae

Qué pasará el día después de la declaración de independencia de Cataluña

Luego de que la Justicia suspendiera la sesión parlamentaria del lunes, el gobierno catalán reprogramó para el martes la cita en la que se podría resolver la secesión unilateral. Crece la incertidumbre tras la decisión de muchas empresas de abandonar la región

Ilustración: Rodrigo Acevedo Musto
Ilustración: Rodrigo Acevedo Musto

La decisión del gobierno de Mariano Rajoy de impedir por la fuerza el referéndum independentista del domingo pasado —cumpliendo con una orden judicial— terminó en una represión que dejó 844 heridos y forzó a las autoridades catalanas a cambiar sobre la marcha las reglas de votación. A pesar de que el proceso se realizó sin garantías de transparencia, y de que votó sólo el 43,03% del padrón, el govern de Carles Puigdemont consideró totalmente legítimo el triunfo del Sí con el 90,18 por ciento.

Lo que falta ahora es que se expida el Parlament, el órgano soberano de la Comunidad Autónoma de Cataluña. Originalmente se había convocado para el próximo lunes una sesión plenaria, con el objeto de “valorar los resultados y los efectos del referéndum”. Siguiendo los pasos establecidos por la ley aprobada en septiembre, 48 horas más tarde se tendría que declarar la independencia unilateral de España, llevando el conflicto con Madrid a un nuevo nivel.

 La proclamación unilateral de la independencia tendría muchos problemas operativos

Sin embargo, el panorama se complica cada vez más para los secesionistas. Primero, porque el Tribunal Constitucional suspendió este jueves la convocatoria del lunes, con el argumento de que los diputados no pueden expedirse sobre una consulta que fue declarada ilegal. A ese contratiempo se sumó algo que preocupa mucho más a las autoridades de la Generalitat. Ante la inminencia de la ruptura, los dos principales bancos de Cataluña, el CaixaBank y el Sabadell, anunciaron que trasladarán sus sedes a otras regiones de España.

En este escenario de incertidumbre y de tensiones crecientes al interior de Junts pel Sí, la coalición gobernante, Puigdemont reprogramó para el martes la sesión parlamentaria.Pero esta vez no hizo ninguna referencia a la elección del domingo pasado. Para evitar una nueva suspensión judicial, la consigna es discutir “la situación política actual”. Todo indica que, de un modo u otro, el Parlament avanzará en la declaración de la independencia. Los interrogantes son cómo decidirá llevarla a cabo, qué posibilidad real tendrá de materializarla y cuál será la reacción de Madrid.

Carles Puigdemont, presidente catalán (AFP)

Carles Puigdemont, presidente catalán (AFP)

La independencia de Cataluña, bajada a la realidad

“Sólo quedan tres escenarios posibles”, contó a Infobae el politólogo Pablo Simon, profesor de la Universidad Carlos III de Madrid. “La probabilidad más baja es que el Parlament concluya que el referéndum no tuvo garantías y que no haga nada. El siguiente escenario, de probabilidad media, es la proclamación unilateral de la independencia de forma inmediata, que tendría muchos problemas operativos, porque implicaría tomar control de la Policía y de las fronteras, y eso no ha ocurrido nunca sin violencia. El tercer escenario es que haya una declaración de independencia que aplace la exclusión definitiva, para que se produzca una secesión negociada. Esto es lo más probable”.

Ninguna de estas posibilidades está exenta de graves consecuencias. Evidentemente, la más preocupante sería la segunda, una separación que pretenda hacerse efectiva inmediatamente, como quiere la CUP, el aliado más radicalizado de Puigdemont. El problema es que España se vería prácticamente obligada a intervenir por la fuerza. La alternativa de una declaración más simbólica tampoco estaría exenta de inconvenientes, ya que algo tendría que hacer Madrid, pero sería un desafío más fácil de encauzar sin violencia.

 Este escenario plantea serias dudas acerca de si las instituciones catalanas tienen capacidad real de mantener el control sobre el territorio

“Es posible que en los próximos días el Govern declare la independencia. Pero este escenario plantea serias dudas acerca de si las instituciones catalanas tienen capacidad real de mantener el control sobre el territorio. En mi opinión, no. Después de que el Gobierno español haya mostrado su lado más violento y atendiendo a la ocupación policial con más de 10.000 agentes, y a la militancia pacifista que por el momento están teniendo las movilizaciones soberanistas, nada hace pensar que ese control pueda hacerse efectivo”, explicó Roger López Ayala, profesor de ciencia política en la Universidad de Barcelona, consultado por Infobae.

Por otro lado, el requisito fundamental para ser un país independiente es ser reconocido como tal por otros. En este momento, no hay posibilidades de que algún Estado relevante de la región esté dispuesto aceptar a Cataluña como un par. Esto haría aún más difícil llevar a la práctica cualquier intento de secesión.

“La Unión Europea (UE) la trataría como un interlocutor no válido, lo que desataría un problema de negociación internacional. Además, el gobierno español le cortaría cualquier tipo de financiación”, dijo a Infobae Gema Sánchez Medero, profesora de ciencia política de la Universidad Complutense de Madrid.

Una de las tantas escenas de represión del día del referéndum

Una de las tantas escenas de represión del día del referéndum

Las posibles respuestas de Madrid

Lo que en el fondo hace difícil imaginar que Cataluña consiga llevar a la práctica el plan que eventualmente indique el Parlament es que España no está dispuesta a permitirlo. Y la diferencia de recursos institucionales, políticos y económicos entre los dos estados es demasiado grande.

“Tras los episodios del pasado 1 de octubre, el Gobierno ha dejado en claro cuál será el tono de su gestión del conflicto: legalidad por la fuerza —dijo López Ayala—. En realidad, más fuerza que legalidad, dado que las actuaciones de las últimas semanas previas al domingo de votación quedan enmarcadas en un dudoso respeto a las garantías institucionales más básicas que se desprenden del respeto a los derechos fundamentales o a la separación de poderes”.

La respuesta que se avizora más factible desde el punto de vista legal es la aplicación del artículo 155 de la Constitución española, que le permite al gobierno central suspender ciertas competencias de las comunidades autónomas cuando está en riesgo el interés general. Pero como la redacción es algo vaga, no está claro cuán a fondo podría ir en su ejecución.

“Para aplicar el artículo tiene que llevar al Senado un plan de acción con las competencias que le restaría a la comunidad y la cámara tendría que aprobarlo —dijo Sánchez Medero—. La cuestión es si se atreverán a ir más allá y a imponer un gobierno transicional hasta que se convoque a elecciones. Eso implicaría detener al presidente de la Generalitat y a los miembros de su gobierno. Ésas son algunas de las opciones que se están barajando, el punto es hasta dónde llegar. Si nos atenemos a las palabras del rey Felipe VI, parece que se va actuar con firmeza”.

 El Gobierno ha dejado en claro cuál será el tono de su gestión del conflicto: legalidad por la fuerza

La decisión no es sencilla para Rajoy. Las imágenes de la represión policial del domingo pasado recorrieron el mundo y fueron muy criticadas. Cuanto más radical sea su intervención en Cataluña, más fuerte será la reacción y, por ende, los riesgos de quedar deslegitimado ante la comunidad internacional.

Jordi Matas, director del Departamento de Derecho Constitucional y Ciencia Política de la Universidad de Barcelona, no es demasiado optimista. “Si son capaces de llegar a los límites del 1 de octubre, uno imagina que pueden hacer cualquier cosa. Por tanto, no descarto una suspensión de la autonomía, el encarcelamiento de los representantes políticos catalanes, y una mayor represión popular, que incluya también la persecución de los medios de comunicación y de muchos otros derechos y libertades. Pero tampoco descarto que el pueblo de Cataluña siga en pie, protestando”, sostuvo en diálogo con Infobae.

En última instancia, la respuesta de Madrid dependerá en gran medida de los términos en los que el Parlament declare la independencia. Si lo hace con cierta cautela, reconociendo implícitamente que no está dispuesto a imponerla por la fuerza, el gobierno español podría reaccionar con moderación.

“En ese caso se abren diferentes caminos —dijo Simon—. Una alternativa es plantear solamente un recurso ante el Tribunal Constitucional para dejar sin efecto la declaración y luego seguir esperando. Eso disminuye la probabilidad de violencia. Sería una guerra fría en la que nadie dispare primero. Pero habría que ver qué ocurrirá en el momento en que alguien dé un paso en falso. Porque aplicar el artículo 155 sería grave, y si los Mossos d’Esquadra (la policía catalana) desobedecieran, también”.

El referéndum estuvo plagado de irregularidades (AP Photo/Santi Palacios)

El referéndum estuvo plagado de irregularidades (AP Photo/Santi Palacios)

En busca de una solución posible

Pase lo que pase en los próximos días, todos los analistas concuerdan en que la única forma de que España recupere la normalidad es a través de una negociación en la que se llegue a una solución de compromiso, que sea aceptada por todos. Ninguna salida que se base exclusivamente en la fuerza puede ser sostenible en el tiempo.

“La negociación sería la única solución posible, pero tiene que haber voluntad. La condición principal es que los dos quieran sentarse y de momento no parece que sea así. La sensación es que estamos abocados a este precipicio y nadie lo intenta parar”, sostuvo Sánchez Medero. “Hay sectores que no aceptarían dialogar, sobre todo desde la CUP, donde dan por válidos los resultados del referéndum por más de que no cumplió con su propia legalidad”, agregó.

López Ayala coincidió en que no parecen estar dadas las condiciones para una negociación genuina, pero apuntó contra la intransigencia de Rajoy. “El president Puigdemont hizo una intervención en la que, una vez más y como viene pasando los últimos años, se mostró abierto a buscar una solución pactada. El problema de la mediación, en mi opinión, es mayor para los intereses del gobierno español. Seguramente por eso se niega a contemplarla. Esa dificultad nace de que debería suponer un desplazamiento en las pretensiones de ambas partes y, muy posiblemente, la celebración de un referéndum pactado sería objeto central de la negociación”.

Mariano Rajoy, presidente español (Reuters)

Mariano Rajoy, presidente español (Reuters)

La esperanza de muchos está puesta en Europa, que en caso de que la crisis se profundice y crezca la violencia, podría ejercer presión para que estos dos bandos que hoy se muestran irreconciliables acepten dialogar. “Aunque tiene muchísimas contradicciones, la UE no puede permitir que un Estado importante tenga tantos conflictos, tantas tácticas represivas. Esa reacción podría llevar a una negociación amparada por la propia UE o por otra organización internacional, para encontrar una solución”, dijo Matas.

El problema de cualquiera de estos intentos es que todos los participantes tienen que estar dispuestos a ceder, a reconocer errores y a pensar en el largo plazo más que en el corto. Eso es muy difícil en un contexto como el actual.

Simon propuso un conjunto de acuerdos que, si bien él mismo reconoció como utópicos, podrían servir de modelo sobre la dirección que habría que tomar. “Tendría tres pasos secuenciales. Que la Generalitat reconozca que el referéndum que realizó fue ilegal y careció de garantías. Que el gobierno español asuma la responsabilidad por la represión y presente la dimisión del ministro del Interior para ofrecer una pieza política a cobrar. Y que se abran en paralelo dos mesas de negociación sin exclusiones en Cataluña y en el Congreso español para que, en seis meses, se realicen elecciones en ambos lugares. Es una salida política posible a este laberinto, porque si no, el riesgo es continuar en esta cuerda floja hasta que alguien se equivoque. Cuando eso ocurra, se tomarán decisiones irreversibles”, concluyó Simon.

Fuente: Infobae

Hijas de un hombre asesinado en el ataque de Barcelona demandan a las redes sociales pro-islamistas Google, Facebook y Twitter por ayudar a ISIS.

Bueno. Espero que ganen un asentamiento masivo y los lleven a todos fuera del negocio. Cada uno de ellos ha estado cortando su plataforma a los enemigos del terror y de la jihad como es el caso nuestro. En febrero, las referencias de Facebook y Twitter en cuanto al blog la Polémica cayeron en un 90% y nunca se han recuperado. Google ha cambiado sus resultados de búsqueda para que cuando se busquen temas relacionados con el Islam y la yihad, sólo aparezcan los resultados que blanquean los vínculos del Islam con el terrorismo islamista. Mientras tanto, los terroristas de la yihad, como se desprende de este caso, tienen rienda suelta. Estos monopolios necesitan romperse y cuanto antes mejor, ya que están trabajando activamente contra la libertad de expresión.

………………..

La familia de un hombre de California asesinado en el ataque terrorista en Barcelona está demandando a Facebook , Twitter y Google por su parte por “ayudar, instigando y proporcionando apoyo y recursos” a ISIS , según ha surgido

Jared Tucker, de Walnut Creek, fue una de las 13 personas que murieron cuando una furgoneta segó la vida de los peatones en Las Ramblas, en la ciudad española de Barcelona, el 17 de agosto. 

Las tres hijas del hombre de 42 años de edad, que celebraban su primer aniversario con su esposa Heidi Nunes-Tucker en Barcelona cuando fue asesinado, han presentado una demanda contra los gigantes de la tecnología.

 
 

Jared Tucker (a la derecha), un residente de California junto con su esposa Heidi Nunes-Tucker (izquierda) terminaron sus vacaciones europeas en Barcelona cuando fue asesinado

 
 

La Sra. Nunes-Tucker dijo que su marido habría estado entre los que ayudaban a los heridos en Las Ramblas si hubiera sobrevivido 

Según el informe del New York Post , la denuncia alega que las empresas han estado permitiendo “durante años que el grupo terrorista ISIS utilizara temerariamente cuentas en sus redes sociales como una herramienta para difundir propaganda extremista, recaudar fondos y atraer nuevos reclutas”.

……………………

Las hijas están siendo representadas por su madre y guardián legal, Danelle Sinclair, según los informes de prensa, con la demanda presentada en el Tribunal de Distrito de EE.UU. en el norte de California.

El caso puede depender de la interpretación de partes de la Ley de Justicia contra los Patrocinadores del Terrorismo del año 2016. 

En junio, después de un ataque terrorista en Londres, Facebook prometió ser “hostil” ante los terroristas. Simon Milner, director de política del gigante de los medios sociales, dijo que la compañía trabajó “agresivamente” para eliminar el contenido extremista. (Esto es falso, ya que todavía es hora que en Facebook se puede encontrar cualquier cantidad de material extremista islamista)

Jared Tucker, de Walnut Creek, fue una de las 13 personas que murieron cuando una furgoneta segó a los peatones en La Rambla, la ciudad española, el 17 de agosto. El famoso camino se representa en los días posteriores al ataque

Jared Tucker, de Walnut Creek, fue una de las 13 personas que murieron cuando una furgoneta segó la vida de los peatones en Las Ramblas, el 17 de agosto. El famoso camino se representa en los días posteriores al ataque

El gigante de los medios de comunicación social también ha prometido recientemente que va a desplegar inteligencia artificial para buscar imágenes y textos vinculados al terrorismo.

El mes pasado, nuevas cifras revelaron que casi un millón de cuentas de Twitter han sido suspendidas por promover el terrorismo en menos de dos años. 

……………….

El sitio de microblogging cortó 935.897 cuentas por violar sus normas sobre la promoción del terrorismo desde principios de agosto del año 2015 hasta finales de junio de este año.

El New York Post informa que YouTube, propiedad de Google, también se ha comprometido a actuar con mayor rapidez para eliminar contenido relacionado con el terrorismo. 

Fuente: Daily Mail Online

José María Aznar exige al cobarde de Rajoy que actúe ya contra el golpe separatista en Cataluña o se vaya a casa

El expresidente del Gobierno y presidente de FAES, José María Aznar.

El Gobierno debe actuar tal y como la nación necesita que lo haga, señala la nota de FAES, fundación que preside José María Aznar en un texto sobre el reto secesionista en Cataluña titulado “El precio de la libertad”. El mensaje es claro. Los pactos sobre los que se ha asentado nuestra convivencia convivencia están rotos y el Gobierno debe actuar “tal y como la nación necesita que lo haga”, señala el documento. “Debe buscar cuanto apoyos pueda pero sin ellos, si ello retardara o condicionara su cumplimiento”.

Aznar a través de este mensaje, exhorta a Rajoy a aplicar le ley, que es el precio de la libertad y la libertad el precio de la ley. “Si no encontrara el ánimo para hacerlo o hubiera de reconocer su incapacidad, entonces debería otorgar a los españoles la posibilidad de decidir qué gobierno, con qué propuesta y con qué apoyo electoral se le hace frente a esta coyuntura política en España”, concluye. Un texto muy firme y exigente, que militancia del PP estaba aguardando.

Documento de Faes: “El precio de la libertad”

Desde que Cataluña empezó a ser arrastrada hacia lo que hoy vemos, la Fundación FAES ha trabajado en aquello que le es propio. En “El mito fiscal” (enero 2012); “20 preguntas con respuesta sobre la secesión de Cataluña” (enero 2014, castellano, catalán e inglés) y “Cataluña en claro” (mayo 2014), entre otras muchas publicaciones, historiadores, juristas, politólogos, economistas, catalanes y no catalanes, debatieron y escribieron sobre el proceso que estaba gestándose ante la vista de todos.

El propio presidente de la Fundación, desde la confianza que siempre ha expresado en la nación española, alertó muy tempranamente del riesgo de fractura en Cataluña, y en numerosas comparecencias públicas se ha referido a esta amenaza y al desafío que la ha alimentado. En octubre de 2012 afirmó: “Bajo amenazas de todo tipo el nacionalismo pretende ahora romper los términos del acuerdo democrático para buscar la secesión y el conflicto. Se amenaza al Estado con internacionalizar un supuesto conflicto llevándolo a no se sabe qué instancia internacional. Se chantajea con la utilización de un cuerpo armado autonómico en un proceso secesionista.. Se insiste en contraponer la legalidad constitucional a la democracia, como si esa legalidad no procediera de las instituciones legítimas de representación y de la decisión constituyente de la nación como único sujeto de soberanía”.

Por todo esto –también en aquello que le es propio- la Fundación FAES puede pronunciarse hoy ante lo que ya ha ocurrido y lo que aún puede ocurrir en Cataluña. Lo puede hacer sin alentar un escenario catastrófico, pero, también, sin confundir la lealtad con la comodidad del silencio y asumiendo, como siempre, la responsabilidad de hablar con libertad a los españoles sobre las cosas que realmente nos urgen.Amicus Plato, amicior veritas.

En Cataluña no cabe ya insistir en los errores ni un minuto más. Errores de diagnóstico y de gobierno, que han impedido establecer una estrategia eficaz y temprana frente al empuje del secesionismo y que han llevado a ignorar la necesidad de articular discursos y políticas movilizadoras de los millones de catalanes que no están dispuestos a secundar los saltos hacia el abismo.

Y errores de opinión, que sin saber por qué ha exhibido una rara combinación de triunfalismo y banalización de lo que ocurría en Cataluña mientras el “procès” avanzaba. Ha habido una asombrosa falta de comprensión de las dinámicas nacionalistas y de la capacidad de estas para envolver la aparente disparidad de sus componentes, lo que explica, por ejemplo, la convivencia de los antisistema de las CUP con la burguesía en otro tiempo catalanista y ahora en el PdCAT.

Hasta tal punto es así que el independentismo menestral de Cataluña no repara en que la secesión se ha convertido en la oportunidad para un experimento revolucionario del que no saldría indemne. Debería recordar que fue Lenin quien descubrió el potencial subversivo de la autodeterminación. A ello se refería Xabier Arzallus en otros tiempos cuando desdeñaba la autodeterminación como “un invento marxista.”

No se ha entendido que, junto al nacionalismo radicalizado, en la reivindicación secesionista han confluido el populismo antisistema y el revisionismo del pacto constitucional que desde hace tiempo viene promoviendo un amplio sector de la izquierda decidida a destruir la Transición, como pacto y como narrativa de reconciliación entre los españoles.

De todo ello hay antecedentes demasiado próximos como para ignorarlos, porque es esta confluencia de secesionistas, populistas antisistema y revisionistas de la Transición la que está situando al Estado democrático en esta encrucijada. Sus agendas difieren finalmente, pero les une el objetivo actual de demoler el sistema constitucional de 1978, y -de nuevo- la pulsión enfermiza de excluir mediante su demonización a la representación política del centro derecha español, que representa mayoritariamente el Partido Popular.

Los acontecimientos en Cataluña producen estupor. Por lo que son y por la entidad de la respuesta que han recibido hasta ahora. Un estupor que en muchos catalanes se manifiesta ya en una dramática sensación de abandono institucional. El acoso a la Policía Nacional y a la Guardia Civil, inconcebiblemente eficaz y duradero, no ha hecho más que agravar esa sensación, ante la impunidad de los que saben que si consiguieran desalojar a las Fuerzas de Seguridad, desalojarían, simbólica y realmente, al propio Estado.

Pero, frente a todo eso, hay una nación española que no desiste, que no va a desistir. Y por supuesto la hay también en Cataluña. Una nación que, de nuevo en una hora crítica y ante un inocultable vacío, ha encontrado en la Corona su mejor intérprete, sensibilidad, aliento para superar esta crisis y fortaleza en la defensa de la unidad y permanencia de España. Una comunidad de hombres y mujeres libres e iguales, amparados por la ley y dueños de la decisión sobre su futuro común que no están dispuestos a ser expropiados de ese derecho por una minoría.

Esa nación integradora, construida sobre la libertad y sobre uno de los ejercicios de diálogo auténtico más profundos, más sinceros e inclusivos y más provechosos que hayan existido en la historia contemporánea, recuperada para la historia por la Constitución, merece ser defendida y convocada con urgencia por sus instituciones para dar continuidad a su mejor trayectoria. Seguramente, lo que pueda hacer sólo el Gobierno no sea suficiente, pero es absolutamente indispensable que lo haga y que lo haga el primero, porque sus responsabilidades no son transferibles y porque es con ellas con lo que se debe abrir el paso a todo lo demás..

Hay por delante decisiones apremiantes que pueden resultar críticas y ante las que nunca se insistirá lo suficiente en el valor de la unidad. Los pactos fundamentales sobre los que se ha asentado nuestra convivencia ya han sido rotos, y habrá que ocuparse de ello. Peroahora urge enfrentar no un simple desafío, sino un ataque frontal a la ley, a la democracia y a los derechos de nuestros conciudadanos. A España, en suma. Un ataque que está en curso y que no ha perdido posiciones desde que se inició. Al contrario. Hasta el punto de que sus primeros responsables continúan desarrollando sin mayor obstáculo su actividad ordinaria.

No es posible declarar muerta la democracia en Cataluña y no hacer nada que rebase el umbral de lo retórico para reducir a cero la capacidad de acción de los verdaderos responsables de ese crimen.

El Gobierno debe emplear todos los instrumentos constitucionales que en virtud de las mayorías parlamentarias actuales no sólo están a su disposición sino que tiene la inexcusable obligación de utilizar. Y de hacerlo inteligente y eficazmente. Su mayoría parlamentaria es suficiente para activar toda la potencia política prevista para la defensa de la Constitución. No se puede pretender hallar ahí excusa aceptable alguna para continuar en la inacción, ni ampararse en cálculos de oportunidad, eficacia o coste. Todas esas cautelas desaparecen cuando se comprende la magnitud de la amenaza.

El Gobierno debe actuar tal y como la nación necesita que lo haga. Buscando cuantos apoyos pueda, pero sin ellos si eso retardara o condicionara el cumplimiento de su mandato constitucional. La ley es el precio de la libertad, la libertad es el premio de la ley.

Y si no encontrara el ánimo para hacerlo o hubiera de reconocer su incapacidad, entonces debería otorgar a los españoles la posibilidad de decidir qué gobierno, con qué propuesta y con qué apoyo electoral se deberá hacer frente a esta coyuntura crítica para España.

Fuente: Alerta Digital

¡A por ellos! Militares del Ejército español al traidor Puigdemont: “Llega la Caballería, ahora sí que llorarás”

Militares del Ejército que se han trasladado a Cataluña para facilidad alojamiento a los policías han difundido un vídeo durante el viaje donde se pueden escuchar fresas como “Puigdemont ahora sí llorarás”, “llega la Caballería” y “vamos a darles caña”. Una cuenta de Twitter no oficial que agrupa “policías, militares y miembros de seguridad “ha publicado el documento audiovual en la red.

Dos convoyes del ejército de tierra se establecerán al destacamento de apoyo logístico de Sant Boi de Llobregat con el objetivo de acoger los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional desplazados en Cataluña, en caso de que así lo necesiten. Un total de 15 camiones salieron este martes por la noche de Zaragoza, concretamente de la Agrupación de Apoyo Logístico número 41, ubicada en la capital aragonesa. El equipamiento incluye literas, duchas, cocinas y armarios.

Según fuentes del ministerio de Defensa, se trata de una medida “preventiva” si se da el caso de que los miembros de los cuerpos de seguridad del Estado necesitan hacer uso del equipamiento militar. Esta orden se produce después de que algunos agentes hayan sido expulsados de algunos hoteles donde se alojaban y que se hayan producido quejas dentro del cuerpo por las condiciones precarias en que están pasando los días en Cataluña.

Fuente: Alerta Digital

La crisis de Cataluña es una amenaza más grande para la UE que el Brexit, advierte un eurodiputado, ya que la región promete declarar su independencia dentro de unos días y la violencia estalla entre partidarios y sindicalistas.

La crisis en Cataluña representa una amenaza más grande para la UE que el mismo Brexit, un eurodiputado de alto nivel ha advertido, ya que el presidente de la región anunció que declararán su independencia la próxima semana.

Los expertos dicen que las tensiones entre Cataluña y España están en su punto más alto desde el final del régimen franquista en la década de 1970, con los enfrentamientos continuos en las calles de Barcelona después del referéndum del domingo.

El belga Philippe Lamberts, jefe de la Agrupación Verde en el Parlamento Europeo, dijo que la crisis “amenazaba el espíritu de la integración europea, incluso más que el Brexit”. 

Miles de personas se reunieron ayer por la noche ante la Dirección General de Policía Nacional de España para protestar contra la violencia que marcó el referéndum del domingo
 
 

Miles de personas se reunieron ayer por la noche ante la Dirección General de Policía Nacional de España para protestar contra la violencia que marcó el referéndum del domingo

Una mujer lleva una bandera de la independencia catalana durante una marcha de manifestación en Barcelona ayer contra la confiscación de urnas y cargos sobre civiles desarmados durante el referéndum del domingo
 

Una mujer lleva una bandera de la independencia catalana durante una marcha de manifestación en Barcelona ayer contra la confiscación de urnas y cargos sobre civiles durante el referéndum del domingo

Según el Gobierno de Cataluña, más de dos millones de personas votaron el domingo en el referéndum de Cataluña, que el Gobierno de Madrid había declarado ilegal y antidemocrático
 

Según el Gobierno de Cataluña, más de dos millones de personas votaron el domingo en el referéndum de Cataluña, que el Gobierno de Madrid había declarado ilegal y antidemocrático

El presidente catalán, Carles Puigdemont, dijo que su gobierno “actuará al final de esta semana o al principio de la próxima”, y debe hacer una declaración a las 21:00 (19:00 GMT) de esta noche.

Cuando se le preguntó qué haría si el gobierno español interviene y toma el control del gobierno de Cataluña, Puigdemont dijo que sería “un error que cambiaría todo”. 

Un voto sobre la independencia se llevará a cabo el lunes en el parlamento del gobierno regional – una formalidad ya que tienen la mayoría en la legislatura. 

En una entrevista separada con el periódico alemán Bild, Puigdemont fue citado diciendo: “Ya me siento como presidente de un país libre”.

Hoy, imágenes de vídeo emergen de los grupos rivales de jóvenes que luchan en las calles del barrio de Sarrià-Saint Gervasi, en Barcelona, ​​el martes.

Los dos bandos, uno que lleva banderas españolas y otros símbolos catalanes, pueden ser vistos tropezando en plena luz del día después de gritar insultos entre sí.

Se dice que la pelea comenzó después de que un joven escupió a un miembro del otro grupo, y las imágenes muestran cómo un oficial de policía interviniendo con una moto termina en el suelo. 

Golpes de comercio: imágenes de vídeo muestra la independencia y un grupo de lucha contra la independencia golpes en plena luz del día después de gritar insultos entre sí en Barcelona
 

imágenes de vídeo muestra a un grupo de lucha contra la independencia con golpes en plena luz del día después de gritar insultos entre sí en Barcelona

 
 
 

La pelea se dice que ha comenzado después de que un joven escupió a un miembro del otro grupo, y las imágenes muestran cómo un agente de policía interviniendo en una moto termina en el suelo

Seguir leyendo…