Archivo de la categoría: AUSTRIA

Austria: Las piscinas instalan anuncios de advertencias contra los invasores musulmanes.

Una piscina austríaca en Perchtoldsdorf, Viena, ha decidido abordar la cultura de la violación musulmana y publicar señales de advertencia dirigidas a los inmigrantes musulmanes advirtiéndoles que no se debe tocar a las mujeres o entrar en el vestuario femenino. (Insisto, ¿no sería más económico expulsar a todos los musulmanes del país?)

El SUN (h / t Maurice)   Un signo muestra a un hombre que entra en el vestuario de las mujeres con la palabra “STOP!” Y “la entrada está prohibida en áreas no designadas”. Otro signo muestra una imagen de una joven adolescente en bikini con tres manos aparentemente queriendo tocarla.

Se lee “NO!” Y explica que “el contacto físico con otros huéspedes está prohibido”.

Una piscina pública en Bornheim, Alemania, se convirtió en noticia para la prensa mundial cuando prohibió a los migrantes varones musulmanes porque fueron capturados realizando ataques sexuales 4 niños de 11 a 13 años.

Y aunque los signos presentaban texto en inglés, francés y árabe, no había traducción al alemán, con el signo claramente no destinado a los visitantes locales.

Los ciudadanos y políticos locales han reaccionado ante la aparente necesidad de tales signos.

El diputado Christian Hoebart, del Partido de la Libertad de Austria (FPO) de extrema derecha, que se opone a la inmigración, argumentó que los signos no deberían ser necesarios en una “sociedad civilizada”.

Él escribió: “¿Esto una vez más es una sumisión (por parte de nuestra sociedad) ante la inmigración masiva de personas completamente ignorantes y culturalmente inferiores?”

Los ciudadanos locales escribieron al MP que la piscina en Perchtoldsdorf no era la única con tales señales, ya que se dice que también han sido vistos en la ciudad montañosa de Gloggnitz.

No es la primera medida drástica adoptada a regañadientes por los europeos para detener los ataques sexuales en piscinas.

El año pasado, las adolescentes de las piscinas alemanas recibieron tatuajes de ataque anti-sexo con la palabra “NO” como advertencia para que los posibles atacantes no las acosaran.

En octubre, una banda de niños sirios de apenas siete años fue arrestada por agredir sexualmente a jóvenes en una piscina en Alemania .

Fuente: El SUN

Europa Oriental elige mantener la civilización occidental

6 de julio de 2017: el presidente Donald Trump pronuncia un discurso en Varsovia, Polonia, frente a un monumento que conmemora el levantamiento de esa ciudad contra los alemanes en 1944. (Foto: Casa Blanca).

por Giulio Meotti

En un histórico discurso para una entusiasta multitud polaca, antes de la reunión de los líderes de la Cumbre del G-20, el presidente estadounidense, Donald Trump, describió la batalla de Occidente contra el “terrorismo islámico radical” como la forma de proteger “nuestra civilización y nuestro estilo de vida”. Trump preguntó si Occidente tenía la voluntad de sobrevivir:

¿Confiamos en nuestros valores para defenderlos a cualquier precio? ¿Tenemos el suficiente respeto por nuestros ciudadanos para proteger nuestras fronteras? ¿Tenemos el deseo y el coraje de preservar nuestra civilización de quienes quieren subvertirla y destruirla?

La pregunta de Trump podría tener su respuesta en la Europa Oriental, lugar que eligió para pronunciar su potente discurso.

Después de que un terrorista suicida islamista asesinara a 22 personas que asistían a un concierto en Mánchester —entre ellas dos de nacionalidad polaca—, la primera ministra de Polonia, Beata Szydło, dijo que Polonia no iba a ser “chantajeada” para aceptar miles de refugiados por el sistema de cuotas de la Unión Europea. Instó a los diputados polacos a salvaguardar el país y Europa del azote del terrorismo islamista y el suicidio cultural:

¿Hacia dónde vas, Europa? Deja de arrodillarte y despierta de tu letargo, o llorarás por tus hijos todos los días.

Pocos días después, la Unión Europea anunció que iba a iniciar procesos para penalizar a Polonia, Hungría y la República Checa por negarse a aceptar migrantes tal como decidió la Comisión Europea en el esquema que creó en 2015.

Tras el discurso de Szydło, Zoltan Balog, ministro de Recursos Humanos de Hungría, declaró:

El islam es una de las culturas y religiones más importantes, que debemos respetar, pero Europa tiene una identidad diferente, y es obvio que estas dos culturas son incapaces de coexistir sin conflicto. […] La mayor diferencia es que en Europa, la política y la religión han estado separadas la una de la otra, pero en el caso del islam, es la religión la que determina la política.

Por eso Viktor Orbán ha sido tachado de “enemigo interior de Europa”, porque verbalizó lo que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, jamás dirá: “Mantener Europa cristiana”.

Esos discursos oficiales del Grupo Visegrád —el grupo europeo compuesto por la República Checa, Polonia, Hungría y Eslovaquia— son sólo dos ejemplos de las profundas divisiones ideológicas entre los países de la Europa Occidental y los de Europa Central y Oriental.

Ha habido una tendencia al alza por parte de los líderes de Visegrád de enmarcar el islam como una amenaza civilizacional para la Europa cristiana. Si, en la Europa Occidental, el cristianismo ha sido radicalmente marginado por la opinión pública y duramente restringido por las normas oficiales de la UE, en la Europa Oriental las últimas encuestas revelan que el cristianismo sigue tan fuerte y patriótico como siempre. Por eso Trump llamó a Polonia “la nación creyente”. Por eso las revistas católicas de la UE están preguntando abiertamente si existe un “nuevo despertar cristiano” en la Europa Oriental. Eslovaquia aprobó una ley para evitar que el islam se convierta en una religión oficial del Estado.

Estos países de la Europa Central y Oriental saben que el multiculturalismo de la Europa Occidental ha sido una receta para los ataques terroristas, para empezar. Como señaló Ed West, de The Spectator:

No toda Europa, por supuesto. Europa Central —principalmente Polonia, Hungría y la República Checa— siguen estando bastante a salvo de la amenaza terrorista, a pesar de que la primera, en concreto, tenga presencia mediante la OTAN en Oriente Medio. Precisamente porque los motivos son tan evidentes, no se pueden mencionar. Polonia tiene un 0,1% de musulmanes, de los cuales la mayoría provienen de una comunidad tártara establecida hace mucho tiempo, el 5% de Gran Bretaña, el 9% de Francia y el 25% de Bruselas. Y esas cifras van en aumento.

Lo que es presumiblemente “obvio” aquí es que Polonia y Hungría no han sido atacadas por el terrorismo islamista porque tienen muy pocos musulmanes, mientras que en Bélgica y Reino Unido ocurre lo contrario. Es probable que Europa hubiese estado más segura de haber seguido el ejemplo de Europa Oriental.

Europa Oriental no sólo demuestra una mayor comprensión de la cultura occidental que la Europa Occidental; estos países del este también han sido mucho más generosos con la OTAN, el baluarte de su independencia y seguridad. La cultura y la seguridad van de la mano: si te tomas en serio tu propia cultura y civilización, estarás dispuesto a defenderlas.

Un rápido vistazo al gasto militar de los miembros de la OTAN en relación con su PIB demuestra que Polonia cumple el objetivo del 2%, a diferencia de todos los países de la Europa Occidental. Sólo cinco de los 28 miembros de la OTAN —EEUU, Grecia, Polonia, Estonia y Reino Unido— cumplen el objetivo del 2%. ¿Dónde está Francia? ¿Y Bélgica? ¿Y Alemania? ¿Y los Países Bajos?

“A diferencia de la mayoría de sus compañeros de la OTAN y Europa —explicó Agnia Grigas, miembro del Atlantic Council— Polonia, en estas dos últimas décadas, no ha dejado de considerar la seguridad como un asunto prioritario, y en consecuencia, ha ido surgiendo lenta pero firmemente como la piedra de toque de la seguridad europea”. Polonia —a diferencia de Bélgica, Italia y otros países europeos— no es un “parásito”, sino un socio fiable para su aliado estadounidense. Polonia demostró su leal apoyo a Estados Unidos tanto en Afganistán como en Irak, donde sus tropas combatieron a los talibanes y ayudaron a derrocar a Sadam Husein.

No es casualidad que el presidente Trump escogiera Polonia, un país que luchó contra el nazismo y el comunismo, para pedir a Europa que demostrara un poco de voluntad en su lucha existencial contra el nuevo totalitarismo: el islam radical.

“Occidente seguirá teniendo la ventaja militar durante mucho tiempo todavía, pero poseer armas es una cosa, y poseer la voluntad de usarlas es otra bien distinta”, escribió William Kilpatrick, profesor del Boston College. “Occidente es fuerte militarmente, pero débil ideológicamente. Carece de confianza civilizacional”.

Por eso es crucial que Europa Oriental siga siendo una voz disidiente fuerte en el proyecto de la UE. Podría aportar la confianza cultural de la que carecen desgraciadamente los burócratas europeos, poniendo en peligro a la propia Europa.

Traducción del texto original: Gatestone Institute
Traducido por Revista El Medio

Austria: Una mujer vienesa fue atacada por una musulmana salvaje cuando caminaba con sus perros.

Un ataque impactante ocurrió a plena luz del día en Viena: Ingrid T, 54 años, (abajo) se encuentra en el hospital después de un ataque brutal.¿El motivo? ¡Sus dos perros! Los animales son considerados “inmundicia” según lo afirmado por el atacante, una musulmana somalí. Según el profeta Mahoma, los perros deben ser asesinados a menos que sean perros de trabajo o de servicio.

GOV  Estaba hablando con los vecinos en el jardín. Tengo una perrita llamada Collie que es sorda, casi ciega, de tres patas, “Panda” que estaba sentada en paz a mi lado; Hace “Poco” mas de diez meses, cuando iba de camino por un callejón hacia la casa de mis padres, dijo Ingrid T.,”vi a una mujer que venía acercándose lentamente y traía un velo islámico puesto. Sabía que a algunas personas que han llegado a este país no les gustaban los perros, así que caminé un poco mas rápido ya que quería retrasarla “, dice Ingrid T. desde su cama en el hospital.

“Ella me agarró, me dio la vuelta y me golpeó”

Entonces, la mujer musulmana somalí, de 18 años, una residente legal de Austria la atacó. “Me agarró, me dio la vuelta, y me golpeó”, hasta que ambas caímos al suelo. Se necesitaron tres hombres para levantar a la mujer de 54 años. “No podía sentir mis piernas”, recuerda Ingrid T.

En la foto de abajo los iraníes entierran vivos a los perros. Observen el gesto de los perros hacia los hombres que están arriba de la zanja, parece que presintieran que están a punto de ser enterrados vivos.

La foto de abajo corresponde a una matanza de perros en Paquistán:

El video de abajo muestra a funcionarios iraníes inyectando a los perros con ácido que corroe las entrañas de los animales mientras el perro sigue vivo, lo que le hace chillar en agonía por el dolor horrendo que experimenta. Le toma varios minutos para morir. SE ACONSEJA DISCRECIÓN

“No queremos a los perros: son impuros”

Luego Ingrid fue operada dos veces en el Hospital Wilhelminen, su rodilla se rompió; Una rodilla artificial fue implantada quirúrgicamente. ¿Por qué sucedió todo eso? Porque se trata de la cultura; El marido de la somalí supuestamente le dijo a Ingrid T en el hospital: “¡No queremos a los perros, están sucios!”

Ingrid T. espera una larga recuperación. ¿Quién pagará todo esto? Su abogado, Manfred Ainedter, no lo sabe. La mujer somalí no tiene seguro de responsabilidad: “Este probablemente será un precedente”.

Fuente: GOV 

 

Musulmanes consiguen prohibir que se sirva cerdo en las guarderías de Austria.

Los musulmanes imponen que no se sirva cerdo en las guarderías.

No se servirá cerdo en las guarderías de Austria. Los musulmanes han estado haciendo presión para prohibir el cerdo en los centros educativos infantiles del país austriaco y finalmente lo han conseguido.

El alcalde de Salzburgo defendió la prohibición de cerdo en las guarderías de la ciudad: “Hay que pensar en todos los niños”.

Bregenz, otra ciudad de Austria, también ha decidido prohibir el cerdo en los colegios de la ciudad.

Una prohibición rechazada por la mayoría de la población

Una encuesta realizada por ServusTV, afirmaba que el 78 por ciento de los austriacos estaba en contra de prohibir la presencia del cerdo en los menús de los colegios.

“La protección de creencias religiosas no debe conllevar la prohibición de alimentos que en Austria son típicos”, afirma el político cristiano Daniel Günther.

“Es vergonzoso que los musulmanes quieran imponer sus costumbres e ideas, olvidándose de que somos muchos los que sí queremos la presencia del cerdo en el menú de los colegios de nuestros hijos“, añade.

Fuente: Caso Aislado

A medida que Alemania y otros países de Europa occidental someten a sus poblaciones ante la toma del poder islamista…

Polonia, Hungría y la República Checa se oponen a la Alemania feminizada y pronto islamizada al negarse a aceptar lo que Bruselas llama su “parte justa” de la violación, el crimen y el terror musulmán que es presentado como el “enriquecimiento cultural”.

La crisis migratoria de Europa: opiniones de Europa Central

En un discurso del 24 de marzo, la primera ministra polaca, Beata Szydło, dijo que su país no sería sometido a chantaje por los funcionarios de la UE: “No vamos a participar en la locura de la elite bruselense… Esto es un ataque a Europa, a nuestra cultura, nuestras tradiciones”. (Foto: Parlamento Europeo//FlickEl ministro

por Soeren Kern

La Unión Europea ha emprendido acciones legales contra la República Checa, Hungría y Polonia por no acatar una polémica orden de aceptar a miles de migrantes de África, Asia y Oriente Medio.

El denominado procedimiento de infracción, que autoriza a la Comisión Europea, el poderoso brazo ejecutivo de la Unión Europea, a demandar a los países miembros de los que se considere que han incumplido sus obligaciones según la ley europea, podría conducir a importantes sanciones económicas.

La disputa se remonta a septiembre de 2015, cuando, en el pico más alto de la crisis migratoria de Europa, los países miembros de la UE votaron por un estrecho margen a favor de reubicar a 120.000 “refugiados” provenientes de Italia y Grecia a otras partes del bloque. Esta cifra se sumaba a un plan de julio de 2015 para redistribuir a 40.000 migrantes de Italia y Grecia.

De los 160.000 migrantes a “repartir”, se mandó a nueve países de Europa Central y Oriental que aceptasen a aproximadamente 15.000 migrantes. Aunque la República Checa, Hungría, Rumanía y Eslovaquia votaron contra el acuerdo, se les sigue exigiendo que lo acaten.

Desde entonces, varios países centroeuropeos miembros de la UE se han negado con vehemencia a aceptar las cuotas de migrantes que les han sido asignadas. Polonia, por ejemplo, tiene una cuota de 2.691 migrantes, de los cuales sólo se han aceptado doce. Hungría tiene una cuota de 1.294, de los cuales no se ha admitido a ninguno.

En la UE en conjunto, sólo se ha reubicado hasta la fecha a alrededor de 20.000 migrantes (6.896 de Italia y 13.973 de Grecia), según el último informe sobre reubicación y reasentamiento de la UE, publicado el 13 de junio de este año. De los 28 países miembros de la UE, sólo Malta ha aceptado su cuota íntegra: 131 migrantes.

Muchos de los denominados solicitantes de asilo se han negado a reubicarse en Europa Central y Oriental porque los beneficios económicos allí no son tan generosos como en Francia, Alemania o Escandinavia. Además, cientos de migrantes que han sido reubicados en Estonia, Letonia y Lituania —que se sitúan entre los países más pobres de la UE—, han huido desde entonces a Alemania u otros países más ricos del bloque.

Entretanto, los guardianes de la “unidad” europea han tratado de avergonzar a los centroeuropeos que se resisten a acatarla apelando a conceptos tan nebulosos como los “valores” europeos y la “solidaridad”. Por ejemplo, el presidente francés, Emmanuel Macron, advirtió hace poco:

Los países europeos que no respeten las reglas deberían asumir todo el coste de las consecuencias políticas. Hay una doble traición. Deciden abandonar los principios de la UE, le dan la espalda a Europa, y tienen una visión cínica de la unión, que les da dinero, sin respetar sus valores.

Los líderes de la Europa Central y Oriental se han mantenido firmes. En Polonia, la primera ministra, Beata Szydło, dijo que su país no sería chantajeado por los funcionarios de la Unión Europea. En un discurso en el Parlamento el 24 de mayo, dos días después del atentado yihadista en Mánchester, donde murió una pareja polaca, dijo:

No vamos a participar en la locura de la élite de Bruselas […]. Dejen de arrodillarse y despierten de su letargo, o llorarán por sus hijos cada día. […]

Si no pueden verlo, si no pueden ver que el terrorismo tiene ahora mismo el potencial de herir a todos los países de Europa, y creen que Polonia no debería defenderse, van de la mano de los que apuntan este arma contra Europa, contra todos nosotros. […]

Es necesario decirlo de forma clara y directa: esto es un ataque contra Europa, contra nuestra cultura, contra nuestras tradiciones. ¿Queremos políticos fuertes que puedan ver el peligro y puedan luchar eficazmente contra él?

El ministro de Interior polaco, Mariusz Błaszczak, dijo que aceptar las cuotas de la Unión Europea sería “ciertamente peor” que cualquier penalización infligida por Bruselas:

No debemos olvidar los atentados que se han producido en Europa Occidental, y cómo —en los mayores países de la UE— son desgraciadamente un hecho cotidiano. Recordemos que las ya muy numerosas comunidades musulmanas en Europa Occidental empezaron contándose en cifras relativamente pequeñas […].

Les digo a mis homólogos en Europa Occidental que la estrategia de reubicación sólo intensifica la inmigración ilegal porque los traficantes consiguen aún más clientes cuando los posibles migrantes escuchan que a la gente que llega a Europa se les da refugio en países de la UE que no son Italia y Grecia.

Henryk Kowalczyk, diputado polaco, dijo:

Polonia contribuye a la UE […]. Estamos haciendo lo que dice el bloque, lo que dicen los tratados. Si el presidente francés estaba pensando en los refugiados, en fin, ese problema no se mencionaba en los tratados y cuando entramos en la Unión Europea no estábamos asumiendo ese compromiso.

El ministro de Asuntos Exteriores de Polonia, Konrad Szymański, añadió: “No hay un conflicto de valores entre la Comisión y Polonia, sino en cómo interpretar esos valores”.

En la República Checa, el primer ministro, Bohuslav Sobotka, dijo que “dado el deterioro de la seguridad en Europa y la disfunción del sistema de cuotas, el Gobierno checo no va a participar en él”. Y agregó: “Estamos dispuestos a defender nuestra postura en la UE y en las instituciones judiciales pertinentes”.

El ministro de Asuntos Exteriores checo, Lubomír Zaorálek, dijo que la UE debería concentrarse en “la convergencia económica y social entre los países de la UE, en vez de intentar distribuir a los migrantes con cuotas obligatorias”. Señaló que en algunos países de Europa Oriental “los habitantes más vulnerables son a menudo más pobres que los propios migrantes que llegan”.

Zaorálek añadió que “la gente que está viniendo no tiene verdadero interés en integrarse”, y quieren vivir con “compañeros con similares orígenes culturales, étnicos o religiosos”. Dijo que la gente en Europa Central y Oriental no quiere “repetir el error de los países occidentales” que tienen “barrios enteros llenos de miles y miles de personas que viven en condiciones de vida imperfectas”, y que son “muy peligrosos, no sólo durante la noche, también durante el día”. Señaló que “no hay terroristas suicidas entre los ucranianos o los vietnamitas”, dos comunidades consolidadas desde hace mucho tiempo en la República Checa.

En Eslovaquia, el primer ministro, Robert Fico, dijo que la migración masiva y el multiculturalismo forzoso cambiaría la esencia de su país:

Creo que es el deber de los políticos hablar de estas cosas de forma muy clara y abierta. No quiero ver una comunidad musulmana en Eslovaquia. No quiero que haya varias decenas de miles de musulmanes que empiezan poco a poco a promover su ideología. No queremos cambiar las tradiciones de este país, que están construidas sobre la tradición cristiana. Ha sido así durante siglos. La soberanía y el orgullo nacional deben ser parte de nuestra coalición de gobierno.

Fico añadió que el 95% de los llamados refugiados eran en realidad migrantes económicos:

No contribuiremos a este disparate con los brazos abiertos, con la idea de que los aceptaremos a todos, al margen de si son migrantes económicos o no. Debemos empezar a decir la verdad sobre la migración.

En Hungría, el primer ministro, Viktor Orbán ha advertido de las “explosivas consecuencias” de un choque de culturas entre Europa y los migrantes del mundo musulmán:

Para comprender lo que debemos hacer, tenemos que entender la verdadera naturaleza de la situación a la que nos enfrentamos. Europa no está en medio de un “problema de refugiados” o “una coyuntura migratoria”, sino que el continente europeo está amenazado por una creciente ola de migración de la era moderna. El movimiento de personas se está produciendo a una enorme escala, y desde una perspectiva europea, el número de posibles inmigrantes futuros parece ilimitado.

Cada día que pasa vemos que han aparecido cientos de miles clamando en nuestras fronteras, y que hay millones más con la intención de partir a Europa, llevados por motivaciones económicas.

Debemos reconocer que la desnortada política de inmigración de la Unión Europea es responsable de esta situación. La irresponsabilidad es el sello característico de todo político europeo que sostenga la promesa de una vida mejor para los inmigrantes y los anime a dejar todo atrás y arriesgar su vida en su marcha a Europa. Si Europa no vuelve a la senda del sentido común, se verá postrada en la batalla por su destino.

No olvidemos que los que están llegando crecieron en otra religión, y representan una cultura radicalmente distinta. La mayoría de ellos no son cristianos, sino musulmanes. Esta es una cuestión importante, porque Europa y la identidad europea radican en el cristianismo. ¿No es preocupante en sí que el cristianismo europeo ya no pueda casi ni mantener a Europa cristiana? Si perdemos de vista esto, la idea de Europa podría convertirse en el interés de una minoría en su propio continente.

Refiriéndose a la ocupación de Hungría por el Imperio otomano entre 1541 y 1699, Orbán dijo:

Creo que tenemos derecho a decidir que no queremos que un gran número de musulmanes vivan en nuestro país. No nos gustan las consecuencias de tener a una gran comunidad musulmana que vemos en otros países y no vemos ninguna razón para que ningún otro nos obligue a crear formas de vivir juntos en Hungría que no queremos. Se trata de una experiencia histórica para nosotros.

Soeren Kern es analista de política europea para el Instituto Gatestone en Nueva York. Síguelo en Facebook y en Twitter.

Traducción del texto original: Gatestone Institute
Traducido por Revista El Medio

Austria: Una pareja de ancianos fueron golpeados y apuñalados hasta la muerte en su casa por un musulmán tunecino.

En cuanto el gobierno de Austria decidió desechar un plan para enviar las tropas militares a la frontera para detener la afluencia de invasores musulmanes desde Italia, una pareja de ancianos fue golpeada y apuñalada por un musulmán tunecino en el primer ataque islámico yihadista en suelo austriaco.

El diario británico : Hildegard Sch., De 85 años, murió el viernes después de que su garganta fue cortada en la ciudad norteña de Linz, mientras que Siegfried, de 87 años, fue apuñalado y golpeado hasta morir con un palo cubierto de tornillos. La noticia llega cuando el país archivó los planes de enviar 750 soldados a su frontera con Italia para evitar una posible afluencia de migrantes musulmanes.

El ministro del Interior, Wolfgang Sobotka, dijo el miércoles que el tunecino de 54 años “tenía un trasfondo jihadista” y que “claramente es un musulmán radicalizado”. La mayoría de los musulmanes acusados ​​de vínculos jihadistas en Austria han sido de origen checheno o bosnio.

Se pensó inicialmente que el sospechoso, que ha estado viviendo en Austria desde 1989, actuó por un motivo político, creyendo erróneamente que la pareja de ancianos estaría involucrada con el partido de la extrema derecha de Austria. Pero después de una búsqueda en la casa del hombre tunecino se hallaron dispositivos electrónicos como para detonar bombas, por lo que los investigadores concluyeron que los homicidios estaban relacionados con el Islam radical.

El hombre había conocido a la pareja de ancianos desde hacía algún tiempo, tratándolos regularmente en una tienda de verduras administrada por su esposa, informó el periódico Kurier . La pareja era amistosa con el sospechoso y hasta le habían ayudado financieramente, se informó.

Después de los asesinatos, el hombre le prendió fuego a la casa de la pareja y pensó en ahogarse en el río Danubio, antes de decidir ir a la policía en su lugar.

La noticia llega después de que el gobierno austríaco lanzó la idea de enviar cientos de soldados y vehículos blindados a su frontera sur con Italia, en medio de temores de que los inmigrantes intentarán cruzar en masa después de llegar desde el norte de África.

Las tropas y cuatro vehículos blindados habrían sido utilizados para bloquear carreteras e imponer controles a quienes intentaran cruzar el paso de la frontera en Brenner, pero Austria ha retirado la idea después de que Italia amenazó con cortar la cooperación de seguridad. (Tal vez deberían repensar esto)

Fuente: El diario británico