Archivo de la categoría: ARABIA SAUDITA

Qatar: Es hora de ponerse en forma

Qatar está en conversaciones para comprar el sistema de defensa aérea S-400 de Rusia. A pesar de la oposición reportada por Arabia Saudita al acuerdo, Rusia dice que está avanzando de todos modos. En la foto: el presidente ruso, Vladimir Putin, se reúne con el emir de Qatar, jeque Tamim bin Hamad Al Thani, en Moscú el 15 de julio de 2018. (Fuente de la imagen: kremlin.ru)

por Debalina Ghoshal

Desde 2017, cuando cinco países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) rompieron relaciones diplomáticas y comerciales con Qatar por apoyar a la Hermandad Musulmana y otros grupos terroristas, Doha ha forjado nuevas alianzas, particularmente con Rusia y China .

Durante un desfile militar en diciembre de 2017, las fuerzas armadas de Qatar mostraron nuevos sistemas de misiles balísticos guiados chinos que tienen un alcance de hasta 400 km que abarca los estados del Golfo vecinos de Qatar. En septiembre de 2018, PetroChina llegó a un acuerdo a largo plazo con Qatargas para comprar 3,4 millones de toneladas por año de gas natural líquido.

Los lazos de defensa y económicos con Qatar son cruciales para los planes de China de extender su influencia en el Medio Oriente a través de la Iniciativa Belt and Road (BRI) . China es consciente de que para que el BRI tenga éxito, el CCG debe reunirse. Dadas sus propias relaciones cordiales con el GCC , Beijing ve el compromiso con Doha como una oportunidad para convertirse en un mediador clave en la crisis de Qatar-GCC.

Qatar también está en conversaciones para comprar el sistema de defensa aérea S-400 de Rusia. A pesar de la oposición reportada por Arabia Saudita al acuerdo, Rusia dice que está avanzando de todos modos.

Con Rusia bajo las sanciones de EE. UU. y Qatar bajo un bloqueo del CCG, las relaciones de defensa y comercio entre Moscú y Doha son mutuamente beneficiosas. En 2016, por ejemplo, Qatar compró una gran participación en la empresa petrolera estatal rusa, Rosneft.

Este fortalecimiento de las relaciones se está produciendo a pesar del hecho de que Moscú y Doha están en lados opuestos de la guerra civil siria, con Rusia apoyando el régimen de Assad y Qatar apoyando a las fuerzas rebeldes. Es probable que Qatar busque la mediación rusa para resolver su crisis con el CCG.

El interés de Qatar en los sistemas de armas chinos y rusos probablemente tenga menos que ver con disuadir a los militares más poderosos de Arabia Saudita que con forjar alianzas más allá de las que tiene con los Estados Unidos, en el caso de que Washington termine respaldando el bloqueo contra Qatar. Qatar también puede estar preocupado por los informes de los planes de Estados Unidos de mudar de Qatar a Arabia Saudita, su cuartel general avanzado del Comando Central (CENTCOM) y su despliegue militar en la base aérea de Al-Udeid, debido a las crecientes relaciones de Doha con Irán, China y Rusia.

Sin embargo, CENTCOM calificó a estos informes de ” falsos y sin mérito “. Además, los Estados Unidos anunciaron recientemente nuevas ventas a Qatar de Advanced Precision Kill Weapon Systems.

En otras palabras, al tiempo que mejora sus vínculos con Rusia y China para sobrevivir al bloqueo del CCG, Qatar no ha perdido sus relaciones con los Estados Unidos, lo que posiblemente considera otro mediador potencial en la crisis del Golfo. Mientras tanto, Qatar sin duda es consciente de que tanto Rusia como China , no solo los Estados Unidos, tienen buenas relaciones con Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

Desde la perspectiva de los Estados Unidos, mantener buenas relaciones con Qatar y su influencia diplomática es crucial para resolver la crisis del Golfo y evitar que Doha fortalezca aún más sus lazos con Teherán, Pekín y Moscú.

En una entrevista de julio de 2017, varios meses antes de convertirse en el Asesor de Seguridad Nacional del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, John Bolton dijo :

“Necesitamos un frente unido contra Irán, y Qatar debe acercarse a sus amigos en la península, a nosotros, a los EE. UU. e Israel en ese punto. Y mientras tanto, ayudemos a Qatar aquí. ¿Por qué no? ¿Los Estados Unidos continúan con el negocio de declarar a la Hermandad Musulmana una organización terrorista extranjera? Y eso le da a Qatar la excusa para seguir adelante y hacerlo también, para que podamos recortar la financiación de todos, ya sea en Egipto, Estados Unidos. , o en cualquier otro lugar del mundo “.

No es el momento adecuado para que Washington dé este paso; es esencial.

Debalina Ghoshal, una consultora independiente especializada en temas nucleares y de misiles, tiene su sede en India.

Fuente: Gatestone Institute

Análisis: La guerra siria se convierte en un conflicto global.

Con el colapso de las conversaciones de paz, la guerra civil siria se está convirtiendo en un conflicto regional, y posiblemente global.

Terrorista de Hezbolá se encuentra en la torre de vigilancia en Juroud Arsal, frontera entre Siria y el Líbano

Las tensiones en Siria están una vez más en aumento después de que el presidente turco Recep Tayyip Erdogan repitiera su demanda de que Estados Unidos termine su apoyo al grupo de milicias kurdas YPG, que es la fuerza dominante en las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), y desde entonces Las llamadas conversaciones de paz de Astana entre Irán, Siria, Turquía y Rusia colapsaron .

Una serie de acontecimientos recientes en el país devastado por la guerra, además, indican que la guerra civil en Siria se está convirtiendo en un conflicto regional con el potencial de convertirse en una guerra mundial.

Después de afirmar que la organización terrorista del Estado Islámico ya no tiene presencia en Siria, Erdogan dijo a los miembros de su partido AKP en el poder que EE. UU. tiene la oportunidad de fortalecer los lazos con su régimen al abandonar el apoyo estadounidense a los kurdos sirios.

“Esta es una oportunidad para aquellos que dicen que son aliados, que son socios estratégicos y que quieren llevar nuestras relaciones al futuro mediante el fortalecimiento de nuestros lazos políticos, económicos y militares”, dijo Erdogan.

“No hay Daesh (acrónimo árabe para ISIS) en Siria, solo hay un pequeño número de pandillas que se mantienen en reserva, entrenadas y equipadas, que pueden mezclarse en este país y la región bajo el disfraz de Daesh”, dijo el El líder turco varios días después de que el Estado Islámico matara a decenas de combatientes kurdos SDF en la ciudad siria de Hajin, en la orilla este del río Éufrates.

Esta semana, los EE. UU. Establecieron varios puestos de observación a lo largo de la frontera turca en el norte de Siria para evitar que el ejército turco lleve a cabo nuevos ataques contra el SDF y para cazar a los terroristas restantes del ISIS y evitar que crucen hacia Turquía.

“Vamos a rastrear cualquier amenaza que podamos detectar en Turquía”, dijo el miércoles periodistas en el Pentágono el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis .

Mattis dijo que los nuevos puestos de observación serían ocupados por fuerzas especiales que ya están en Siria y que no estaba de acuerdo con Erdogan en que el YPG es una rama del proscrito Partido de los Trabajadores Kurdos (PKK) en Turquía.

El SDF se encuentra actualmente en proceso de transformación después de derrotar a las fuerzas del Estado Islámico en Siria y ahora será utilizado por EE. UU. Para detener el atrincheramiento de Irán en el país devastado.

El periódico árabe Asharq Al-Awsat, con sede en Londres, informó el domingo que el ejército de EE. UU. había comenzado a entrenar y equipar a 30.000 combatientes de la SDF para contener a Irán, mientras que también continuarían luchando contra ISIS.

Los medios de comunicación iraníes más tarde informaron sobre un “nuevo complot estadounidense” para reforzar la asediada base de Al-Tanf en la frontera con Siria e Irak, que alberga a un contingente de Fuerzas Especiales de los EE. UU. en la frontera israelí en los Altos del Golán.

Los estadounidenses también están utilizando milicias locales en el sureste de Siria y el oeste de Irak para lograr este objetivo, según el medio de comunicación árabe Sham Times.

Mientras tanto, los turcos también se están atrincherando en el norte de Siria.

El gobierno turco está brindando capacitación a su proxy local del Ejército Sirio Libre, que en realidad es una milicia islamista sunita y está llevando a cabo todo tipo de proyectos civiles, como la perforación de pozos de agua, el suministro de libros de texto islámicos aprobados por Erdogan para las escuelas mientras permite que Gran número de empresas turcas operen en territorios bajo su control.

Los turcos también amenazaron con llevar a cabo una nueva operación militar en la orilla este del río Éufrates contra la SDF dominada por los kurdos.

El Consejo de Seguridad Nacional de Turquía (MGK) anunció esta semana que ejercerá su “derecho” para llevar a cabo la nueva operación y eliminar a los “terroristas” en el este de Siria y el norte de Irak, una referencia al YPG y al PKK en el Kurdistán iraquí.

Poco después del anuncio de los informes se introdujo para que el ejército turco fuera acumulando tropas con armamento pesado a lo largo de la frontera sirio en las provincias de Alepo y Raqqa.

Para complicar las cosas, el ejército iraquí comenzó a bombardear las posiciones de ISIS en el este de Siria, matando a decenas de terroristas.

Los iraquíes bombardearon un depósito de armas y municiones de la afiliada de ISIS Fayalq al-Farouq en la región de al-Souseh en el sureste de Deir Ezzur y una base en la misma área.

Al mismo tiempo, los rusos amenazaron con reanudar sus ataques aéreos contra rebeldes islamistas en la provincia de Idlib, en el norte de Siria, luego de que unos 15.000 combatientes de la milicia de Hayat Tahrir al-Sham se negaran a retirarse de un área designada para convertirse en una zona desmilitarizada bajo un Acuerdo de alto el fuego entre Turquía y Rusia.

Rusia y Turquía cerraron el acuerdo de alto el fuego en septiembre para prevenir un nuevo desastre humanitario y proteger a los rebeldes sunitas que habían sido transferidos a Idlib bajo los llamados “acuerdos de reconciliación”.

Los turcos lograron convencer a Hayat Tahrir al-Sham de que retirara sus armas pesadas de la zona desmilitarizada designada, pero la organización paraguas jihadista de los rebeldes islamistas, entre ellos Jabhat al-Nusra, la antigua rama de Al Qaeda en Siria, se niega a retirarse por completo.

Siria ahora exige que todas las tropas extranjeras, excepto Rusia e Irán, abandonen el territorio sirio y ha solicitado que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas intervenga para lograr este objetivo.

Sin embargo, hay pocas posibilidades de que los turcos y los estadounidenses cumplan, ya que hay mucho en juego en la cambiante guerra siria que se está convirtiendo lentamente en un conflicto global entre Irán, Rusia, Turquía y Estados Unidos y sus aliados, Israel y los sunitas. Estados árabes del golfo.

En este sentido, es importante mencionar que los países del Golfo Árabe han decidido enviar tropas y armas pesadas al área que ahora está bajo el control de EE. UU. Y SDF, mientras que los saudíes financian la capacitación y el equipo de la nueva fuerza SDF de 30.000 hombres. que enfrentará a Irán en el norte y este de Siria.

Israel, mientras tanto, según se informa, ha reanudado sus ataques contra objetivos relacionados con Irán en Siria.

Poco antes de la medianoche del jueves por la noche, la fuerza aérea israelí (IAF) habría llevado a cabo ataques aéreos contra milicias apoyadas por Irán en Al-Kiswah, en las cercanías de Damasco, Qanaqar en el suroeste de Siria y Quneitra cerca de la frontera israelí.

Al-Kiswah había sido el objetivo anterior de la IAF y es el hogar del comando central de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardias Revolucionarios de Irán en el sur de Siria.

El régimen sirio afirmó falsamente que había derribado un avión de guerra israelí, mientras que las FDI informaron que un misil sirio había sido lanzado en dirección a los Altos del Golán en Israel.

Fuente: Arutz Sheva

Mientras las naciones árabes se acercan a Israel, los palestinos se sienten abandonados

Los palestinos buscan la sesión de emergencia de la Liga Árabe sobre la relación cada vez más cálida de Israel con varias naciones árabes. Los acontecimientos como la visita de Netanyahu a Omán, una visita del presidente de Chad a Israel e informes sobre los intentos israelíes de estrechar las relaciones con Sudán y Bahrein y otros países árabes en lo que se considera como la normalización de las relaciones con Israel, son “preocupantes”, dice el consejero Nabil Sha’ath a Abbas (foto de arriba).

Haaretz   Las relaciones más estrechas que algunos países árabes han desarrollado con Israel van en contra de las declaraciones y resoluciones aprobadas por las cumbres de la Liga Árabe y la Organización de Cooperación Islámica, dijo Sha’ath.
“Hay una serie de resoluciones y declaraciones árabes e islámicas que establecen explícitamente que no habrá un proceso de normalización con Israel sin una resolución del problema palestino basada en la Iniciativa de Paz Árabe y las decisiones de la comunidad internacional”, dijo Sha’ath.
Omán Sultan Qaboos y el israelí Benjamin Netanyahu en octubre de 2018
“Lo que hemos estado viendo en las últimas semanas, comenzando con la visita de Netanyahu a Omán y la visita a Israel del presidente de Chad, y ahora se habla de Bahrein y Sudán y los vínculos de un tipo u otro con Arabia Saudita, genera interrogantes. , y por lo tanto hay una necesidad de aclarar la posición árabe e islámica ”, dijo.
Miembros del grupo ‘Esto es Bahrein’ durante una visita a Israel en diciembre de 2017
La visita del primer ministro israelí a Omán y las posibles visitas futuras a Bahrein y Sudán no constituyen el establecimiento de relaciones diplomáticas plenas, dijo Sha’ath, pero describió los acontecimientos como “el comienzo de un proceso preocupante que debe detenerse. “Un informe de Al Jazeera en noviembre describió la inclusión de Israel como un” socio potencial “con los saudíes como una nueva fase en el Medio Oriente.
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, con el presidente de Chad, Idriss Deby
Mensaje  Las relaciones de Israel con Arabia Saudita parecen ser especialmente cálidas. En el último mes, el ministro de Asuntos de Inteligencia, Israel Katz, concedió una entrevista al periódico saudí Elaph , en el que describió los intereses comunes de Israel para oponerse a la presencia iraní en el Líbano. También extendió una invitación al príncipe heredero Muhammad bin Salman para que viniera a Israel.
El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, adoptó un tono claramente más cálido hacia Israel, y lo considera un centro económico y tecnológico regional atractivo, así como un socio potencial en la guerra fría del reino con Irán.
El príncipe saudí bin Salman dice que “los israelíes tienen derecho a su propia tierra”
Ahora muchos comentaristas ven una nueva ronda de las crecientes relaciones de Israel con el mundo árabe. Esto comienza en el Golfo con los Emiratos Árabes Unidos. Sigurd Neubauer, un analista con sede en Washington, escribió en noviembre de 2017 que las relaciones entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos se han fomentado en varios niveles, incluidos los Emiratos Árabes Unidos que llegan a las voces pro israelíes en los Estados Unidos. “Con Israel y GCC [Consejo de Cooperación del Golfo], los miembros ven a Irán como una amenaza cada vez más seria.
Sha’ath dijo que no creía que las relaciones más estrechas entre Israel y los países árabes fueran evidencia de un fracaso de la política exterior palestina, y agregó que la administración de Trump ha estado presionando a los países africanos y árabes para forjar vínculos más estrechos.
Las ya buenas relaciones entre Israel y Egipto son aún mejores ahora que el presidente egipcio, Abdel Fattah al-Sisi, se reúne con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.
“En Israel, y también en Estados Unidos, están explotando la apertura presentada por la división palestina [interna] para acercarse a los países árabes e islámicos”, dijo.
Mustafa Barghouti, presidente de la Iniciativa Nacional Palestina y miembro del comité ejecutivo de la Organización de Liberación de Palestina, dijo a Haaretz que los gobiernos árabes e islámicos deberían castigar a Israel en lugar de recompensarlo.

¿Pero qué piensan los palestinos?

“Arabia Saudita y Egipto trabajan para enmendar las relaciones de Israel con el mundo árabe”

Los líderes de Arabia Saudita y Egipto están actuando mancomunadamente para tratar de convencer a  otros estados árabes para que implementen medidas destinadas a enmendar las relaciones con Israel en correspondencia con la demanda del Estado judío en el marco del plan de paz de Estados Unidos, señala un reporte del diario Al Araby Al Jaeed, vinculado a Qatar y editado en Londres.

De acuerdo con el informe, las extensas reuniones entre el presidente egipcio, Abdel Fattah al Sisi, y el príncipe Mohamad Bin Salman, durante su reciente visita a El Cairo, abordaron en gran medida el llamado “Acuerdo del Siglo”, el plan de paz de la Administración Trump. Ambos discutieron cómo poner fin a la cuestión palestina en forma tal de conducir a la mayor cantidad de países árabes tanto como sea posible a un nuevo comienzo en las relaciones con Israel.

Entre las posibilidades que se barajaron, ambos líderes discutieron la propuesta egipcia de llevar a cabo una cumbre que incluya a Egipto, Arabia Saudita, Jordania y la Autoridad Palestina (AP).

Las fuentes citadas en el reporte sostienen que mientras que el presidente palestino, Mahmoud Abbás, ha manifestado en el pasado oposición a tal propuesta por temor a que Sisi lo obligue a hacer concesiones en un eventual acuerdo de paz; el príncipe heredero saudita probablemente exprese entusiasmo por tal cumbre, que fortalecería su estatus bajo el telón de fondo de los oscuros informes sobre su participación en el asesinato del periodista saudita Jamal Khashoggi en Estambul.

Según el reporte, Jordania también apoya dicha cumbre. En  tanto que los Emiratos Árabes Unidos estarían interesados en sumarse para aparecer como un actor importante en torno a la cuestión palestina.

Fuente: Aurora

Arabia Saudita advirtió que el príncipe es la “línea roja” de la investigación sobre Jamal Khashoggi: “No toleraremos ningún debate”

Mohamed bin Salman, señalado como presunto autor intelectual del asesinato del periodista, no ha sido involucrado por las pesquisas de la fiscalía. “Atacar a los líderes del reino es tocar a todos los ciudadanos”, consideró el canciller Adel al Jubeir

Mohamed bin Salman, el heredero al trono de Arabia Saudita (Reuters)

El gobierno de Arabia Saudita aclaró este jueves que el rey Salman bin Abdelaziz y el príncipe Mohamed Bin Salman son una “línea roja” para Arabia Saudita y rechazó la supuesta implicación del heredero de la corona saudita en el brutal asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

“El liderazgo del reino de Arabia Saudita representado en el guardián de las dos mezquitas sagradas (el rey) y el príncipe heredero son una línea roja y no permitiremos intento alguno de atacar a nuestros líderes”, aseguró el ministro de Exteriores saudita, Adel al Jubeir, en una entrevista que publica este jueves el diario árabe internacional Al Sharq al Awsat.

“Atacar a los líderes del reino es tocar a todos los ciudadanos. No toleraremos ninguna discusión sobre cualquier cosa que sea despectiva hacia nuestra monarquía o nuestro príncipe”, agregó. El ministro hizo alusión a las versiones que vinculan al príncipe Mohamed con la muerte del periodista en el consulado saudita en Estambul el pasado 2 de octubre.

Mohammed Bin Salman y Jamal Khashoggi

Mohammed Bin Salman y Jamal Khashoggi

Medios de comunicación estadounidenses informaron el viernes de que la CIA había concluido que el heredero saudita ordenó el asesinato de Khashoggi, aunque el Gobierno estadounidense ha asegurado que aún no ha llegado a ninguna conclusión.

Por su parte, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, indicó el 2 de noviembre que la orden de matar a Khashoggi “vino de los más altos niveles”.

“Le preguntamos a la parte turca a quién se referían con ‘altos niveles’ y nos aseguraron de forma categórica que no se referían el príncipe heredero”, indicó en la entrevista Al Yubeir.

Adel bin Ahmed Al-Jubeir, ministro saudita de Exteriores (Reuters)

Adel bin Ahmed Al-Jubeir, ministro saudita de Exteriores (Reuters)

Al Jubeir destacó que las relaciones entre EEUU y Arabia Saudita son “estratégicas” y con “intereses comunes y vitales” para la estabilidad y la seguridad de la zona, pero no descartó que en caso de que hubiera sanciones a la venta de armas, como las aprobadas por Alemania, Riad tuviera que comprar armamento a otros países.

“El reino está comprometido con defender su tierra y sus fronteras y a su pueblo de cualquier amenaza regional”, dijo al Yubeir.

“Nosotros preferimos que nuestro armamento proceda de países aliados”, señaló, agregando no obstante que “el compromiso del reino de defender a su tierra y su pueblo, le obliga a conseguir las armas de cualquier fuente que sea”.

Países como Estados Unidos o Alemania han anunciado la imposición de sanciones contra implicados en el asesinato, algunos de los cuales pertenecen a la familia real u ocupaban puestos de responsabilidad. Al respecto, Al Yubeir insistió en que son sanciones contra “individuos” y no contra un país.

Fuente: Infobae

Trump: ‘Israel estaría en un gran problema sin Arabia Saudita’

El presidente Trump dice durante una teleconferencia especial con soldados estadounidenses que los esfuerzos de Arabia Saudita en Medio Oriente son críticos para Israel.

La alianza de Arabia Saudita con Estados Unidos es crítica no solo para Estados Unidos, sino también para los intereses israelíes, dijo el presidente Donald Trump a los periodistas en una conferencia de prensa especial el jueves.

Luego de una llamada de teleconferencia especial desde su casa de Florida en Mar-a-Lago el jueves por la mañana con miembros del servicio estadounidense estacionados en todo el mundo, el Presidente Trump habló con los periodistas durante una breve conferencia de prensa.

Cuando se le preguntó sobre la respuesta de la Casa Blanca a las afirmaciones de que el gobierno saudí, incluido el príncipe heredero de la corona, Mohammad Bin Salman, habían ordenado el asesinato del periodista saudita Jamal Khashoggi en la embajada de Arabia Saudita en Turquía, Trump destacó la importancia de la relación entre Estados Unidos y Arabia Saudí, mientras negó cualquier vínculo claro entre el príncipe heredero de la Arabia Saudita y el asesinato.

El presidente Trump también dijo que la estrecha relación entre Estados Unidos y Arabia Saudita también era crítica para los intereses israelíes.

“Si miras a Israel, Israel estaría en un gran problema sin Arabia Saudita. ¿Entonces que significa eso? ¿Israel se va a ir? ¿Quieres que Israel se vaya? Tenemos un aliado muy fuerte en Arabia Saudita. Tenemos un aliado en el nivel superior de Arabia Saudita que dice que no cometió esta atrocidad, el Príncipe Heredero”.

“El hecho es que han sido un aliado muy fuerte. Crean una tremenda riqueza y una tremenda cantidad de trabajos en sus compras. Mantienen bajos los precios del petróleo: si quieres ver una depresión global, aumenta los precios del petróleo en 50 dólares por barril “.

Arabia Saudita “es un aliado muy importante, y si seguimos un cierto estándar, no podremos ser aliados con casi ningún país”.

Esta no es la primera vez que el presidente Trump cita a Israel al tiempo que destaca la importancia de las relaciones entre Estados Unidos y Arabia Saudita.

El martes , la Casa Blanca emitió una declaración del presidente en la que Trump hizo referencia a los intereses de Estados Unidos e Israel en relación con el régimen saudí.

“Los Estados Unidos tienen la intención de seguir siendo un socio firme de Arabia Saudita para garantizar los intereses de nuestro país, Israel y todos los demás socios en la región. ¡Nuestro principal objetivo es eliminar por completo la amenaza del terrorismo en todo el mundo! ”

En octubre , el presidente Trump le dijo al Wall Street Journal que Arabia Saudita había sido “un muy buen aliado con respecto a Irán y con respecto a Israel”.

Fuente: Arutz Sheva

Irán: Las bases y portaviones de EEUU están dentro del alcance de nuestros misiles

El comandante de la División Aeroespacial del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán, brigadier general Amirali Hajizadeh, manifestó que los efectivos y los recursos de Estados Unidos en Oriente Medio están dentro del alcance de sus misiles, bajo el telón de fondo de la creciente tensión entre Teherán y Washington.

Hajizadeh manifestó que las bases norteamericanas en Afganistán, los Emiratos Árabes Unidos y Qatar como así también los portaviones estadounidenses en el Golfo Pérsico están todos dentro del alcance de los misiles iraníes, señala un reporte de la agencia oficial iraní de noticias Tasnim.

“Las bases de Estados Unidos alrededor nuestro están dentro de nuestro alcance y son fáciles de alcanzarlas para nosotros”, destacó el comandante iraní en una entrevista televisada.

El militar se refirió a las bases aéreas estadounidenses de Al Udeid en Qatar y Al Dhafra en los Emiratos Árabes Unidos y al aeródromo militar de Kandahar en Afganistán.

“Esas bases son blancos fáciles para Irán y serán golpeadas si el enemigo hace un movimiento equivocado”, añadió.

Hajizadeh ha dicho en el pasado que los misiles iraníes han sido provistos con capacidades de precisión y que pueden alcanzar un blanco a más de 500 kilómetros de distancia con una precisión de 30 metros de error.

Fuente: Aurora