Archivo de la categoría: ANTISEMITAS

El libro antiisraelí ‘State of Terror’, deconstruido

Una pantalla anti-Israel (ilustrativa). De archivo: Facebook.

Por David Collier Jonathan Hoffman 

Antes del posmodernismo había hechos; pero las cosas han cambiado, y más que en ninguna otra parte en la historia del conflicto de Israel con sus vecinos.

La última aportación al género la trae el estadounidense Thomas Suarez, violinista y experto en mapas antiguos. El año pasado publicó un libro titulado State of Terror: How Terrorism Created Modern Israel (“Estado del terror: cómo el terrorismo creó el Israel moderno”). Su esfuerzo para reescribir la historia fue hercúleo: siete años de trabajo, cinco de ellos leyendo 430 expedientes de los Archivos Nacionales del Reino Unido, que se tradujeron en 680 notas al pie y 124 entradas en la bibliografía.

Esta diligencia permitió a Suarez encontrar algunas perlas históricas aún no descubiertas ni por los más insignes historiadores de la Academia. Ahí van unos ejemplos: los líderes sionistas se opusieron al Plan Marshall, la Resolución 181 de la ONU fue un “fraude” porque “ningún líder israelí tenía intención alguna de acatar la Partición”, los huérfanos judíos de la Europa de posguerra fueron “secuestrados” por los sionistas; tras la Segunda Guerra Mundial, los líderes sionistas sabotearon los planes para proteger a los judíos desplazados, e Israel destruyó la comunidad judía iraquí.

Increíblemente, este libro fraudulento ha tenido bastante tirón.

Suarez ha dado charlas en el Parlamento británico, en la SOAS (una universidad de Londres) y en cuatro instituciones escocesas. Pronto estará hablando en EEUU (el 18 de septiembre en la Universidad de Massachusetts, el 25 en Columbia y el 26 en Rutgers).

En la solapa del libro, Ilan Pappé, profesor de la Universidad de Exeter, lo califica de “tour de force”, y la baronesa Jenny Tonge dice:

Cualquiera que haya aceptado el relato que hace Israel de su propia historia debería leer este libro y escuchar la verdad.

De modo que decidimos verificar las afirmaciones que contiene. 

Leímos 26 de los expedientes del Archivo Nacional y ocho de los libros que Suarez utilizó, además de otras informaciones que ignoró. Encontramos numerosas pruebas que fueron interpretadas erróneamente o ignoradas, siempre de una forma denigratoria del sionismo.

Un ejemplo es la afirmación de que los líderes sionistas se oponían al Plan Marshall por temor a que la reconstrucción en Europa pudiese resultar “un obstáculo para el sionismo”. ¿Cuáles son las pruebas de Suarez? Un documento de los archivos que demuestra que un pequeño grupo de sionistas (no identificados), no la corriente mayoritaria de los líderes judíos o la Agencia Judía, tenía esa postura.

Descubrimos que otras acusaciones no sólo eran falsas, sino flagrantemente antisemitas, por ejemplo, que los niños judíos de Europa que se habían quedado huérfanos tras la Segunda Guerra Mundial fueron “secuestrados” y llevados a Israel. Lo cierto es que, tras el intento genocida de Hitler contra todo el pueblo judío, muchos huérfanos judíos quedaron al cuidado de cristianos.

La operación de rescate –a cargo del gran Rabino Herzog y llevada a cabo con el beneplácito de las autoridades nacionales– tenía simplemente el propósito de asegurar que los judíos pudiesen seguir siendo judíos en vez de convertirse de facto al cristianismo. Después de que perecieran seis millones de judíos, es nauseabundo tachar este reasentamiento en Israel de secuestro. Demuestra la voluntaria incomprensión de Suarez del Holocausto y de la esencia del propio judaísmo.

A lo largo de todo el libro nos encontramos con una estrategia para atribuir a todos los sionistas los actos de uno solo. Si cualquier sionista judío decía o hacía cualquier cosa negativa, Suarez utilizaba el ejemplo para proyectar esa acción sobre todos los sionistas. Después lo categorizaba como una medida política sionista. Es una estrategia sumamente dudosa, y racista. Cuando se habla del Holocausto, se vuelve repugnantemente ofensiva.

También encontramos una estrategia de elección selectiva del material de archivo, con una atención desproporcionada en los años de mayor conflicto civil en lo que era entonces (1947-1948) Palestina, con el fin de respaldar la calumnia del autor de que “el terrorismo creó Israel”. Y al describir sólo la mitad del conflicto –omitiendo intencionadamente el uso de la violencia por parte de los árabes– presenta la imagen totalmente sesgada de que la violencia relacionada con la creación de Israel sólo provino de los judíos.

Resumiendo, el esquema antisemita de Suarez le sienta al libro como un guante. Esto es un tuit de la cuenta de Suarez que encapsula perfectamente su mentalidad:

Israel no tiene nada que ver con el pueblo judío; sólo tiene que ver con el sionismo, el movimiento colonial racial-nacionalista.

La propagación de viles falsedades sobre Israel se ha convertido en una verdadera industria. Este libro es la instancia que ha echado Suarez para entrar en el movimiento, junto a celebridades revisionistas como Pappé, Massad, Brenner, Finkelstein y Chomsky.

State of Terror es un libro profundamente antisemita. Es agua de molino para los peores judeófobos. El primer paso para enfrentarse al antisemitismo es reconocerlo. Esperamos haber logrado eso al menos.

© Versión original (en inglés): The Algemeiner
© Versión en español: Revista El Medio

Francia: Ex-director de una escuela pública aconsejaba a los estudiantes judíos que no asistieran a su escuela porque no podía garantizar su seguridad.

En una entrevista para elperiódico L’Express , el director retirado, Bernard Ravet (a la derecha) recordó un caso en el que él como director de una escuela pública pidió a una contraparte de una escuela judía privada en Marsella aceptar a un chico israelí cuya madre quería inscribirlo en la escuela de Ravet.

INN  Ravet dijo que “sabía que el chico sería golpeado ” tan pronto como los otros estudiantes se dieran cuenta de que es un judío israelí.

Ravet se dio cuenta de que su escuela no era inapropiada para los judíos cuando un periodista de radio, Edouard Zambeaux, preguntó a algunos de sus estudiantes durante las entrevistas si había judíos estudiando en su institución. “Si lo hay, entonces tienen que ocultarlo”, dijo un estudiante, enviando “un escalofrío por mi espalda”, recordó Ravet.

Davindenkoff dijo a JTA el jueves que considera que es un “fracaso” para el sistema de educación pública cuando uno de sus directores cree que necesita referirse a los judíos en las escuelas privadas para su propia seguridad o bienestar.

Ravet también encontró versos islámicos sobre matar a homosexuales y mutilar a los ladrones que circulaban entre la población estudiantil.

Mientras que hace 30 años la mayoría de los judíos franceses matriculaban a sus hijos en las escuelas públicas, ahora sólo un tercio de ellos lo hacen. Los dos tercios restantes se dividen por igual entre escuelas judías y escuelas privadas que no son judías, incluyendo instituciones católicas y protestantes.

“En la región de París, prácticamente no hay más alumnos judíos que asistan a las escuelas públicas”, dijo Kalifat a JTA el año pasado, atribuyendo su ausencia a “una mala atmósfera de hostigamiento, insultos y asaltos por parte de musulmanes” contra los judíos debido a su origen étnico.

Fuente: INN

Londres: Joven sionista caminó a través de los barrios musulmanes cubierto con una bandera de Israel.

Antisemitismo en el Monte del Templo

El periodista árabe Fred Marún denuncia que las protestas que están teniendo lugar en el Monte del Templo de Jerusalén por la instalación de unos detectores de metales tras el asesinato de dos policías israelíes a manos de tres terroristas palestinos tienen como motor fundamental elantisemitismo y la israelofobia.

Los detectores de metal se emplean en numerosos lugares del mundo, empezando por los aeropuertos, por supuesto, pero también en centros musulmanes de oración. Así que, ¿a qué viene tanto alboroto con el de la mezquita de Al Aqsa, en Jerusalén?

(…)

La auténtica pero inconfesa objeción árabe (…) es que los ha impuesto Israel, el Estado judío. El hecho de que haya miembros de las fuerzas de seguridad israelíes que no son judíos no cambia la ecuación porque los consideran traidores y lacayos de los judíos.

(…)

Desgraciadamente, la mayoría de los árabes siguen viendo a Israel como el enemigo ‘yahudi’ que ha de ser derrotado a toda costa. Así pues, cuando Israel retrocede en una medida racional y razonable, estamos ante un acto de apaciguamiento de antisemitas. Apaciguamiento ante gente que te odia más allá de lo razonable y con la que el sentido común no funciona.

Eyal Ziser, de la Universidad de Tel Aviv, afirma que el presidente de la Autoridad Palestina está completamente desbordado y, por tanto, no está en disposición de resolver la crisis del Monte del Templo, por lo que insta a Israel a tomar las riendas, quizá de la mano de algún país árabe importante.

El liderazgo de Abás es insignificante. No es un hombre de declaraciones o acciones dramáticas. Lo cual supone una bendición y una maldición. No es un hombre de violencia o fanatismo, pero tampoco parece la persona capaz de llevar a los palestinos a un valeroso acuerdo de paz. Lo único que quiere es volver a casa sano y salvo.

El significado práctico de esto es que Israel tendrá que resolver la crisis presente por sí solo; o quizá con la ayuda de países árabes del vecindario, empezando por Jordania y Arabia Saudí. Abás no se opondrá al compromiso que se alcance, e incluso tratará de capitalizarlo mientras sigue manteniendo a raya a aquellos de sus adversarios que quieren moverle la silla.

Así de contundente se muestra el escritor Jack Engelhard, indignado por la matanza antisemita de Halamish, en la que un terrorista palestino asesinó a tres personas de la misma familia en la referida localidad samaritana.

Tienen que comprender que cualquier forma de ‘rabia’ tendrá un alto precio. Paso número uno: ilegalizar la Autoridad Palestina. Declararla organización terrorista por su flagrante, letal incitación [al terrorismo]. (La judeofobia que imparten en sus escuelas es prueba suficiente). Paso número dos: deportar a Mahmud Abás y a su banda de matones. Mandarlos a Jordania. A ver si el rey Abdalá tiene mejor suerte de la que tuvo su padre con Arafat y sus secuaces (…)

No debería ser misión de Israel domesticar a esos salvajes.

Al mismo tiempo, hay que (…) deportar [a los habitantes de la] localidad natal del asesino. ¿Suena fuerte? Debería ver usted la escena del crimen.

Fuente: Revista El Medio

Guía musulmana en el Centro de Ana Frank compara a Israel con la Alemania nazi

Nesreen Hajjaj, una guía musulmán árabe en el Centro de Ana Frank en Berlín, ha estado diciendo a los visitantes que el genocidio judío a manos de los nazis en la Segunda Guerra Mundial es comparable a lo que los musulmanes árabes están sufriendo a manos de los israelíes hoy.

INN  (h / t Marice) Hajjaj es una de las 25 guías independientes que orienta a los visitantes en la exposición de Ana Frank Zentrum en Berlin.

Hajjaj dijo al entrevistador que “muchas cosas que le sucedieron a los judíos durante el gobierno nazi, le están sucediendo a los palestinos ahora. Los judíos fueron expulsados ​​de sus hogares y se les negó educación. Hoy las tierras y casas palestinas están siendo conquistadas “, dijo en una publicación en línea. Ella dijo que ella había sido llamada “infiel y una hipócrita” en las redes sociales por aceptar el trabajo en el centro.

Patrick Siegele, director del Zentrum de Anne Frank, dijo a JTA que la comparación de Hajjaj según lo indicado en el artículo de Al Arabiya era “incorrecta y dolorosa … y no refleja la posición oficial del Zentrum de Ana Frank. Además, la Anne Frank Zentrum se distancia de esta posición. “

Dijo que su personal discutiría el tema con Hajjaj y otros que orientan a los visitantes a través de la exposición en el centro de Berlín, que trata de la historia de Ana Frank y el Holocausto, así como el actual antisemitismo y otras formas de discriminación.

Elke Gryglewski también tuvo que hablar recientemente con guías en la Casa de la Conferencia de Wannsee en Berlín, donde es directora de educación. El monumento se encuentra en la villa donde los jefes nazis coordinaron planes para exterminar a los judíos europeos en 1942.

Después de que una guía comparó a los Estados Unidos bajo el presidente Donald Trump con el Tercer Reich bajo Hitler, y otro comparó ciertas regulaciones de bienestar en Alemania hoy con la discriminación nazi contra los judíos, Gryglewski dijo a su personal: “No quiero comparaciones en la exposición”.

Fuente: INN

 

¿Pondrá fin ‘El País’ a su inquisición antiisraelí?

Una caricatura de El País , que acompaña a un editorial que elogia a la controvertida ONG israelí Breaking the Silence, recuerda las imágenes utilizadas por los nazis.

Por Masha Gabriel 

El año pasado, el diario de referencia en España, El País, volvió a ser la publicación antiisraelíque solía. Hasta 2009, cuando cambió de enfoque en su cobertura de Oriente Medio, El País era a menudo tan abiertamente hostil al Estado judío que catorce miembros del Congreso de EEUU enviaron una carta al entonces presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, para expresar su preocupación por la publicación sistemática en sus páginas de “artículos y viñetas que transmiten puras calumnias y estereotipos antisemitas”.

Ese año, el periódico empezó a presentar una visión más equilibrada del conflicto israelo-palestino, e incluso abandonó la práctica de referirse a Tel Aviv como la capital israelí –en vez de Jerusalén–. Se mantuvo en esa línea los siguientes siete años. Pero en 2016 volvió a sus antiguas maneras, como ilustran los tres siguientes ejemplos:

– Leila Jaled, miembro de la organización terrorista Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), famosa por participar en el secuestro del vuelo 840 de la TWA de Roma a Tel Aviv (29 de agosto de 1969) y en el intento de secuestro del vuelo 219 de El Al de Ámsterdam a Nueva York (6 de septiembre de 1970), fue descrita como alguien que acarreaba “una experiencia vital traumática: la ocupación, que, siendo niña, en 1948 [año de la creación del Estado de Israel], la expulsó, a ella y a su familia, de Haifa”, junto a “millones de refugiados que fueron obligados a abandonar sus casas”.

– Ismaíl Haniyeh, alto mando de Hamás, la organización terrorista que controla la Franja de Gaza, fue definido como “moderado” y “pragmático”, mientras que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, era caracterizado como el líder de un Gobierno “radical” y “extremista”.

– Asimismo, afirmó que el conflicto israelo-palestino “deriva de la ocupación de Jerusalén Este y Cisjordania” y el “subsiguiente bloqueo a la Franja de Gaza”, y que desde la Guerra de los Seis Días (1967) “Israel no ha dejado de colonizar”.

Para conmemorar la Guerra de los Seis Días, el 12 de mayo de 2016 El País dedicó numerosos artículos y contenidos al 49º aniversario de la “ocupación”, sin citar a israelíes que no vertieran duras críticas sobre su propio país.

El mes siguiente, el 30 de junio de 2016, Halel Yafa Ariel, una israelí de 13 años, fue asesinada a puñaladas por un terrorista palestino que irrumpió en su habitación. El País encabezó así su cobertura del bestial asesinato: “Estragos de la ocupación”. Una noticia distinta sobre el ataque llevaba por titular “Un palestino mata a puñaladas a una colona de 13 años”.

Después de que Revista de Medio Oriente, el sitio en español del Committee for Accuracy in Middle East Reporting in America (Camera), se pusiera en contacto con El País para alertarlo de que llamar a Ariel “colona” en ese contexto era una forma de deshumanización, cambiaron el titular: “Un palestino mata a una niña israelí de 13 años en una colonia”. En un caso y otro, se daba a entender que la condición de la niña y el sitio donde se encontraba fueron los responsables de su muerte. En ningún caso se llamó terrorista a su asesino.

Pocos días después, ilustrando un artículo de opinión que elogiaba a la controvertida ONG israelí Breaking the Silence –compuesta por veteranos de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) cuyas afirmaciones de que el Ejército israelí comete crímenes de guerra no sólo son puestas en duda, sino que se ha demostrado su falsedad en repetidas ocasiones—, apareció una viñeta que recordaba a las imágenes utilizadas por los nazis.

 

En general, la sección de Opinión de El País se ha ido haciendo cada vez más tendenciosa, con cada vez más artículos firmados por miembros de organizaciones flagrantemente antiisraelíes, presentadas falsamente como observadoras neutrales del conflicto. Uno de esos artículos se acompañaba incluso de una petición a los lectores para que realizaran donaciones a la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA). Otro artículo de opinión particularmente digno de mención insinuaba que todos los problemas de Oriente Medio –incluidos el de la teocracia en Irán, la “locura yihadista”, el “odio a Occidente”, la guerra civil siria, el agrandamiento de la división entre suníes y chiíes, el “despotismo de Erdogan” en Turquía y el “fin del pueblo kurdo”– tienen su origen en el sionismo.

A pesar de las numerosas peticiones de Camera a El País, sólo en raras ocasiones ha publicado correcciones de sus reiterados errores factuales y su falta de contexto histórico. Esto indica que no estamos ante meros descuidos, sino un intento deliberado de difamar y deslegitimar al Estado judío; en otras palabras: antisemitismo.

El País no es el único que sigue esta práctica, común en los medios de lengua española. Sin embargo, dado que es el periódico más ampliamente leído por los hispanohablantes, que tiene también una edición en Estados Unidos, y que el español es la segunda lengua más hablada en el mundo, el mensaje engañoso que llena sus páginas a diario es extremadamente peligroso.

Los esporádicos artículos de opinión que presentan una visión más equilibrada –o los contenidos aislados que destacan los éxitos de las start-ups y las empresas tecnológicas especializadas en agricultura israelíes– no pueden ni empezar a contrarrestar las constantes arremetidas del periódico contra el Estado judío, que llegan hasta mucho más allá de las fronteras de España. El País debe rendir cuentas.

Ha llegado el momento de que los miembros del Congreso de EEUU expresen nuevamente su preocupación por las inclinaciones antisemitas del periódico denunciándolo ante el actual presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy Brey.

© Versión original (en inglés): Gatestone Institute
© Versión en español: Revista El Medio

Reino Unido: Los crímenes de odio antisemitas suben a niveles records, la policía acusada de traición.

El crimen de odio dirigido a los judíos en el Reino Unido se ha intensificado por tercer año consecutivo, alcanzando el peor nivel registrado según un nuevo informe. El resultado del choque ha provocado una advertencia de los judíos de que están soportando niveles “intolerables” de crímenes de odio.

Al mismo tiempo, el número de cargos por los que se cometen crímenes de odio contra los judíos cayó “drásticamente”, y los presuntos responsables fueron acusados ​​en menos de una décima parte de los casos, dijeron activistas. También afirman que un muy “poco”  número de 15 casos fueron procesados ​​el año pasado.

Las nuevas cifras que se obtuvieron de parte de todas las fuerzas policiales del Reino Unido por la Campaña contra el antisemitismo llevada a cabo por la Auditoría Nacional de Delitos Antisemitas  en resumen, destaca:

  • Los crímenes de odio antisemitas han aumentado un 44 por ciento desde 2014, haciendo del 2016 el peor año registrado
  • 1 de cada 10 crímenes antisemitas fueron violentos pero sólo un crimen antisemita violento fue procesado en 2016
  • Casi la mitad de las fuerzas policiales no acusaron a ninguna persona por aunque sea uno solo de los delitos antisemitas reportados
  • Sólo el 1,4 por ciento del crimen antisemita fue procesado, sólo 15 casos el año pasado
  • El Ministro del Interior ha emitido una declaración en la que promete “considerar cuidadosamente las recomendaciones del informe”
  • Resultado de imagen para imagenes de antisemitismo en el reino unido

En 2016, el crimen antisemita aumentó en un 14,9 por ciento comparado con el año 2015, o 44,5 por ciento comparado con el 2014. Hubo 1.078 crímenes antisemíticos en 2016 y un nivel constantemente elevado de crimen antisemita se ha convertido en la nueva normalidad para los judíos británicos.

Gideon Falter, presidente de la Campaña contra el Antisemitismo, que compiló el análisis, dijo:

“El fracaso de las fuerzas policiales y la Fiscalía de la Corona para proteger a los judíos británicos es una traición. Las soluciones son simples, pero mientras se están haciendo las promesas correctas, poco se ha implementado. El resultado es que los judíos británicos siguen soportando niveles intolerables de crímenes de odio “.

Resultado de imagen para imagenes de antisemitismo en el reino unido

El informe de la campaña advirtió que un nivel constantemente elevado de crimen antisemita se ha convertido en la “nueva normalidad” para los judíos británicos desde mediados de 2014.

Se han registrado 105 ofensas violentas contra los judíos en 2016, que se redujo en un 44 por ciento respecto al año anterior, según la evaluación.

En una declaración, la Ministro del interior, Amber Rudd, respondió al nuevo informe, diciendo que los delitos de odio de cualquier tipo no son aceptables. Ella continuó:

“Todos en este país tienen el derecho de estar a salvo de la violencia y la persecución. Estamos trabajando juntos para combatir el crimen antisemita de odio en todas sus formas y usar toda la fuerza de la ley para proteger a todas las personas en el Reino Unido. Nuestro Plan de Acción contra el Crimen de Odio ha alentado la adopción de nuevas medidas contra los crímenes de odio por parte de la policía y el sistema de justicia penal.

Resultado de imagen para imagenes de antisemitismo en el reino unido

“Esto incluye alentar a más víctimas a reportar incidentes a la policía. Vamos a considerar las recomendaciones del informe con cuidado mientras desarrollamos nuevas formas de librar al país de este crimen enfermizo “.

 Esta no es la primera vez que un estudio ha revelado el nivel de crímenes de odio antisemitas en el Reino Unido. Como Breitbart Jerusalén informó , en febrero, un estudio diferente reveló que los incidentes de odio antisemitas están subiendo a máximos récord en Gran Bretaña.

Resultado de imagen para imagenes de antisemitismo en el reino unido

La organización caritativa del Fideicomiso de Seguridad Comunitaria dijo que en el año 2016 hubo en promedio más de tres incidentes antisemitas por día.

Dijo que hubo 1.309 incidentes el año pasado, un 36 por ciento más que el año anterior. Es el total más alto desde que el grupo comenzó a mantener registros en 1984.

La mayoría de los incidentes involucraron abuso verbal, correos de odio y graffitis. También hubo 81 casos de vandalismo y daños a la propiedad judía.

Fuente: Breitbart