LA POLÉMICA.

EN CONTRA DEL TERRORISMO ISLÁMICO

Obama acaba de liberar a 15 de los terroristas de mas alto riesgo de la prisión de Guantánamo.

Un manifestante se ayudó a levantarse después de su terrible experiencia en una simulación de ahogamiento simulado en Washington

Todos los 15 musulmanes detenidos que fueron liberados por Barack Hussein Obama el sábado son considerados de “alto riesgo por el Departamento de Defensa y se consideran una posible amenaza para los Estados Unidos.”

Daily Caller  La opinión del Departamento de Defensa acerca de cada detenido en Guantánamo, de acuerdo con su expediente según  The New York Times , los clasifica como de “alto riesgo” y señaló que “es probable que supongan una amenaza para los EE.UU., sus intereses, y sus aliados.” Varios de los detenidos estaba también clasificados como de un muy alto “valor de inteligencia”.

2

“Los terroristas que esta administración acaba de liberar incluyen individuos que lucharon en el frente de batalla contra los Estados Unidos y otras fuerzas de la coalición, atacando al personal de los Estados Unidos con explosivos, sirvieron como guardaespaldas de bin Laden, y actuaron como expertos en Al Qaeda IED,” afirma el senador Kelly Ayotte  (Aquí)  en una declaración el Lunes.

Guantánamo tiene un viejo historial en cuanto a que sus detenidos han vuelto a la actividad terrorista después de su liberación. A principios de julio, el ex detenido de Guantánamo Abu Wa’el Dhiab  desapareció  en América del Sur, después de que él probablemente bordeaba un vuelo con un pasaporte falso. Dhiab fue puesto en libertad por la administración Obama y luego viajó a Uruguay en el 2014.

Obama-GITMO

En 2007 los EE.UU. liberaron al  comandante talibán, Abdul Qayyum Zakir de Guantánamo que luego fue entregado al gobierno de Afganistán. Zakir fue liberado de la prisión afgana sin razón aparente alguna y regresó al campo de batalla de Afganistán como un comandante de alto rango. Según los informes, Zakir dirige operaciones militares en la provincia de Helmand, donde cientos de marines estadounidenses murieron entre 2001-2014.

Esta liberación es la  más grande y única transferencia de prisioneros desde Guantánamo, desde que Obama asumió el cargo. Obama ha convertido en una prioridad cerrar Guantánamo, creyendo que su presencia sirve como una herramienta de reclutamiento para los grupos yihadistas como Al-Qaeda y el Estado Islámico. 61 de los detenidos permanecen bajo custodia en Guantánamo, y Obama ha señalado que le gustaría cerrar la prisión antes de que termine su mandato.

HC3-YO6VTWS9c1-rAQIWXg

El reinventado Frente al Nusra podría revertir las victorias de Asad

Muhamad al Yulani, 'emir' del Frente al Nusra.

Por Husein Abdul Husein 

Siria ha visto un rápido desarrollo de los acontecimientos en las últimas semanas que podría presagiar varios cambios en el campo de batalla. El misterioso jefe de la organización terroristaFrente al Nusra, Abu Mohamed al Yulani, ha desvelado su identidad como Ahmed al Shará, de Dará, y ha anunciado la separación de aquél de su organización matriz, Al Qaeda. También ha reinventado el grupo y lo ha renombrado como Frente Fatah al Sham.

La transformación de Yulani llevaba tiempo fraguándose, bajo los auspicios de Ankara, Doha y algunas capitales occidentales. Ya en Ginebra 2, en enero de 2014, el exembajador estadounidense en Siria Robert Ford se reunió con varias facciones de la oposición siria. Ford instruyó a estos grupos rebeldes sobre cómo intervenir en el juego y ser reconocidos como actores legítimos. Para reconocer a estos grupos, Estados Unidos les puso dos condiciones: que condenaran la yihad internacional y que abandonaran la plataforma que pide la creación de un Estado islámico en Siria.

Los grupos rebeldes emitieron finalmente un comunicado respaldando las recomendaciones de Ford y las Conversaciones de Ginebra, que a su vez fracasaron, y con ellas la posibilidad deseparar a los islamistas moderados de los radicales, una política aplicada por EEUU desde al menos 2009.

Los esfuerzos de Ford fueron correspondidos por algunos actores regionales, como Riad, que desplegó a sus diplomáticos para contener a Ahrar al Sham y ganarse el reconocimiento internacional, especialmente el de Washington. El portavoz del grupo, Labib al Nahas, publicó un artículo de opinión en el Washington Post donde sostenía que su organización no era islamista, pero que sus miembros eran orgullosos musulmanes. Después visitó Washington. En julio de 2015, Ford pidió al Gobierno de EEUU en un artículo que dialogara con el grupo.

Entre tanto, a comienzos de 2015 las capitales del mundo intensificaron sus esfuerzos para contener al más fuerte de los grupos islamistas, el Frente al Nusra. En mayo de ese año, Yolani apareció en Al Yazira, en una extraña entrevista, en la que muchos esperaban que anunciara que abandonaba a Al Qaeda. En cambio, redobló su apuesta por Al Qaeda reafirmando su lealtad a su líder, el egipcio Aymán al Zawahiri.

La carrera entre EEUU y Rusia por qué grupos clasificar como terroristas, para ser destruidos, y a cuáles salvar ha ganado intensidad últimamente, especialmente por la creciente seguridad de Washington de que el ISIS podría ser derrotado antes de que el presidente Obama deje la presidencia. Si cae el ISIS, los únicos actores que podrían en este momento llenar el vacío –dada la debilidad de los rebeldes sirios– serían el presidente Bashar al Asad o el Frente al Nusra.

Moscú, en consecuencia, elevó su presión militar en Alepo para acercar a Asad y sus milicias chiíes proiraníes al territorio del ISIS. Esto requiere una operación a gran escala en Alepo, operación que ya está en curso.

La cooperación de Yuani con las capitales mundiales, su arrepentimiento y su distanciamiento de Al Qaeda se han producido por la presión militar de Rusia. Como Asad, Yulani sólo se rinde cuando ve que su derrota está escrita, como dijo en 2012 el secretario de Estado, John Kerry. De ahí que Yolani desvelara a su grupo y presumiblemente lo transforme para que pase del yihadismo global al islamismo sirio. El atuendo que eligió –ropas militares y turbante blanco– recordaba al del fundador de Al Qaeda, Osama ben Laden.

Ahora la pregunta es cómo reaccionará Washington a la transformación de Al Nusra. Si EEUU decide rebajar la categoría del grupo desde el estatus asignado al ISIS a uno tipo Hezbolá, la nueva Al Nusra podría beneficiarse de un torbellino de ayudas económicas y militares que puedan abortar los planes de Rusia y Asad de capturar el territorio sirio fuera del control de Damasco. Si en cambio EEUU considera a Fatah al Sham como una mera continuación de Al Nusra, entonces Asad tendrá más opciones de prevalecer en Alepo, y después en Idlib y en el sur.

A juzgar por la reacción de Rusia ante la noticia, y las acusaciones de Moscú de que EEUU está “haciendo trampas” en el sistema de clasificación terrorista, parece que Washington –junto con Londres, Ankara y Doha– está dispuesto a aceptar a Shará y Fatah al Sham como una facción moderada, y apoyarla en consecuencia, desafiando así a Asad y a Rusia. Ese desafío podría equilibrar el campo de batalla y permitir a la oposición siria, de todas las tendencias, prevalecer frente a Asad y el ISIS. Después, se podrían reanudar las conversaciones entre los dos agentes de poder que quedaran en Siria: Asad y sus rivales.

© Versión original (en inglés): NOW Lebanon
© Versión en español: Revista El Medio

Al Qaeda en Siria: del ‘apoyo’ a la ‘conquista’

bandera-al-qaeda

Por Mario Noya 

A finales de la semana pasada se lanzó la noticia sensacional de que el Frente al Nusra (FaN) rompía lazos con Al Qaeda. Pero parece que la historia no va de romper lazos sino de cambiar collares. Los perros de la guerra santa están donde estaban: ahora se hacen llamar Yabat Fatah al Sham (Frente para la Conquista del Levante) pero son los mismos y van a por lo mismo que cuando se proclamaban Yabat al Nusra li Ahl ash Sham (Frente de Apoyo al Pueblo de Levante).(Nota importante: ‘Sham’ hace referencia a Siria sino al Levante o, en todo caso, a una Gran Siria que abarcaría la Siria actual más el Líbano, Israel, los denominados ‘territorios palestinos’, Jordania y una parte de Turquía).

Tan es así, que en el supuesto mensaje de ruptura el emir Al Yulani se arrancó con un encendido elogio de Al Qaeda, de su fundador Ben Laden –al que emula en la vestimenta– y de sus máximos dirigentes actuales, y hasta se hizo acompañar por un histórico de la red criminal, Ahmad Salama Mabruk, uno de los hombres de confianza del líder Zawahiri desde los años 80. Por si quedara alguna duda: antes de pasar el vídeo de la supuesta ruptura –en el que, por cierto, Al Yulani dio literalmente la cara por primera vez–, el canal de TV del FaN emitió un audio en el que tanto Zawahiri como su lugarteniente Al Jair colmaban de bendiciones al FaN por su empeño en llevar adelante la guerra santa en Siria.

La filial de Al Qaeda en Siria ha invocado al pueblo sirio a la hora de justificar esta operación derenaming: lo hace, dice, para que Rusia y EEUU dejen de efectuar bombardeos sobre el país con la excusa de la lucha contra el terrorismo. Como justificación es bastante deleznable, pues Moscú considera terroristas a todas las fuerzas que luchan contra el carnicero Asad y Washington ha anunciado que no va a cambiar de política, es decir, de lanzar ataques aéreos sobre las zonas controladas por el Estado Islámico o por Al Qaeda. (El imprescindible Thomas Joscelyn precisaque en realidad los ataques norteamericanos contra el FaN son selectivos y ponen en la mira a sus cabecillas). Con todo, puede que deje aún más en evidencia a la Administración Obama, a la que el FaN quiere presentar como defensora definitiva de Asad ante sus propios aliados, esas fuerzas locales a las que Washington presta un apoyo poco menos que testimonial e hipercondicionado, nada que ver con la manera en que Irán (+ Hezbolá) y Rusia se vuelcan con Asad. Los rebeldes reconocen el poderío y la disciplina combativos del FaN (entre 5.0000 y 10.000 hombres), y este pretendido apartamiento de Al Qaeda puede rendir sus frutos. Significativamente, el vídeo del emir del FaN se emitió al poco de que EEUU y Rusia anunciaran que están dispuestos a dar “pasos prácticos” en conjunto en la lucha contra el Estado Islámico y el propio FaN.

Los analistas Thomas Joscelyn y Charles Lister coinciden en que el FaN pretende copar el bando rebelde, y la operación de renaming que venimos comentando da peso a su tesis: el frente ya no se limita a dar apoyo al pueblo de Levante, sino que se dispone a la conquista del territorio para implantar un nuevo califato, que compita con el que erigió en 2014 su gran rival por la hegemonía en el campo islamista, el Estado Islámico, que, a diferencia del FaN, sí rompió, tempestuosamente, con Al Qaeda y que, a diferencia del FaN, no ha buscado jamás la unidad de todas las fuerzas islamistas, sino que ha practicado el divide y vencerás, para emerger como campeón indiscutible al que todos los demás rindan pleitesía.

David Roberts, del King’s College, sostiene que con el FaN Al Qaeda está apostando por la descentralización y la delegación en fuerzas locales, movimiento de enorme calado que también advierte el ya citado Lister, de la Brookings Institution: la idea es instaurar un califato con amplio apoyo popular, y para ello nada mejor que abandonar el elitismo fundacional de la AQ de Ben Laden por la suerte de populismo que predica y practica el FaN de Yulani, al que potencias regionales como Qatar o Turquía podrán apoyar con menos escrúpulos si aparentan desvincularse de la red terrorista creada por el saudí.

Así que atención, mucha atención, que el FaN está muerto pero es más fuerte que nunca: Al Qaeda sigue ahí.

 

Fuente: Revista El Medio

Los motivos de la ruptura entre el Frente al Nusra y Al Qaeda

Expertos opinan que la separación entre los dos grupos considerados “terroristas” responde a presiones de Arabia Saudita y Qatar

Dirigentes del Frente al Nusra difundieron un mensaje grabado para anunciar su ruptura con Al Qaeda (@jenanmoussa)
Dirigentes del Frente al Nusra difundieron un mensaje grabado para anunciar su ruptura con Al Qaeda (@jenanmoussa)

El Frente al Nusra ha roto con Al Qaeda por las presiones de sus patrocinadores, Arabia Saudita y Qatar, que no quieren ser acusados de financiar el terrorismo, según la opinión de expertos consultados por Efe.

“Se han separado por las grandes presiones de Qatar y Arabia Saudita para que se distanciara de Al Qaeda. Estos países quieren protegerse a sí mismos y no ser acusados de respaldar a Al Qaeda“, dijo el editor jefe del diario árabe internacional Al Rai al Youm, Abdelbari Atuan.

A su juicio, el líder del Frente al Nusra, Abu Mohamed al Yulani, al final se ha tenido que rendir y ceder ante las peticiones de estos Estados.

Ayer, Al Yulani anunció en un discurso grabado la escisión de su grupo de Al Qaeda y la creación de una nueva formación, el Frente de la Conquista.

Con antelación, el líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, había comunicado al Frente al Nusra que podía romper sus vínculos con la organización matriz si eso era beneficioso para la unidad de los combatientes y la lucha en Siria.

Atuan, que en 1996 entrevistó al difunto líder de Al Qaeda Osama bin Laden, auguró que posiblemente muchos guerrilleros del Frente al Nusra se marcharán ahora a la filas de la organización rival Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés).

“Es una decisión que viene tarde”, consideró el experto, quien no descartó una posible fusión entre el nuevo grupo de Al Yulani y el Movimiento Islámico de los Libres de Sham, una facción siria de tendencia salafista que ha colaborado sobre el terreno con el Frente al Nusra.

Para el analista y general retirado libanés Hisham Yaber, la decisión de Al Yulani tiene que ver con el hecho de que hace ocho meses Rusia y EEUU incluyeran su organización en la lista de terroristas.

Rusia defendió que quedaran fueran de la lista formaciones islamistas con las que colabora el Frente al Nusra, con lo que resulta fácil confundirlas sobre el terreno, explicó.

Y es que, a diferencia de ISIS, que actúa por su cuenta y que incluso ha luchado contra el resto de facciones, el Frente al Nusra ha optado desde su aparición en 2012 por aliarse con otros grupos, como los también llamados Libres de Sham, para combatir al régimen de Damasco.

Milicianos de Al Qaeda (Reuters)
Milicianos de Al Qaeda (Reuters)

Yaber remarcó que “el Frente al Nusra ha decidido cambiar con la garantía de tres países, Arabia Saudita, Qatar y Turquía, que no quieren ser asociados con los terroristas”.

Y es que dichos Estados integran la coalición internacional, liderada por EEUU, contra el ISIS.

Pese al anuncio de Al Yulani, Yaber consideró que es tan solo un “cambio de nombre para quitar al Frente al Nusra de la lista de organizaciones terroristas”.

“No creo que EEUU vaya a dar por bueno este primer paso, el Frente al Nusra tiene que demostrar que no son terroristas de verdad y cooperar”, destacó.

También se mostró cauto ante este cambio el general Jaled Haius, dirigente del moderado Ejército Libre Sirio (ELS), que recibe apoyo de Washington.

“A nosotros, como responsables de la revolución siria, no nos gusta esta medida, nos dan miedo sus consecuencias”

“A nosotros, como responsables de la revolución siria, no nos gusta esta medida, nos dan miedo sus consecuencias”, reflexionó Haius, quien aseguró que el Frente al Nusra es una organización radical pero no islámica, con un plan de futuro que “no es aceptado por el pueblo sirio”.

Frente Al Nusra
Frente Al Nusra

En su primer comunicado, tras la separación de Al Qaeda, el Frente de la Conquista del Levante instó a la unidad de los combatientes en Siria y precisó que lucha para que haya un gobierno de la sharia o ley islámica.

Haius subrayó que la mayoría de los principios de esta organización son “ajenos” a los sirios.

El responsable del ELS sospecha de que la decisión del Frente al Nusra “sea en respuesta a una petición de la inteligencia del régimen y de Irán, que son quienes lo solicitaron”.

“Quieren que nos asociemos al Frente al Nusra para acusarnos de que somos aliados de los terroristas para atacarnos”, denunció.

Por este motivo, dudó de que se produzca una fusión de la organización de Al Yulani con los Libres de Sham, porque estos “tienen una visión nacional de Siria y son sirios, cosa que el Frente al Nusra no tiene”.

“Es posible que haya una colaboración entre ambos en la batalla contra el régimen, pero veo complicado que se unan”, zanjó.

Fuente: Infobae

El jefe del Frente al Nusra anunció la ruptura con Al Qaeda y el nuevo nombre de su grupo terrorista

En un discurso emitido por Al Jazeera, el extremista Abu Mohamed al Yulani afirmó que la prioridad ahora será “liberar a Siria del gobierno del tirano” y responder a los bombardeos de Rusia y EEUU

El anuncio del Frente al Nusra con su líder, Abu Mohamed al Yulani, en el centro de la mesa
El anuncio del Frente al Nusra con su líder, Abu Mohamed al Yulani, en el centro de la mesa

El líder del Frente al Nusra, Abu Mohamed al Yulani, anunció este miércoles la ruptura con la organización terrorista Al Qaeda y la transformación de su grupo en una nueva formación que se llamará “Frente de la Conquista del Levante”, en referencia a Siria.

En un discurso grabado que fue emitido por la cadena de televisión qatarí Al Jazeera, Al Yulani explicó que “la nueva formación no tendrá vínculos con ninguna parte extranjera”.

“Esperamos crear un cuerpo unificado, basado en la shura (‘consultar’, en términos islámicos), que una a la gente para liberar sus tierras y dé la victoria a su fe”, dijo Al Yulani, que por primera vez apareció a cara descubierta en un video.

El dirigente yihadista apuntó que también quieren cumplir con las peticiones de los sirios y exponer las decepciones sufridas por estos debido a la actuación de la comunidad internacional, “con Rusia y EEUU a la cabeza, en los bombardeos implacables y el desplazamiento de los musulmanes del Levante”.

El dictador sirio, Bashar al Assad, principal enemigo del nuevo Frente de la Conquista del Levante (Reuters)
El dictador sirio, Bashar al Assad, principal enemigo del nuevo Frente de la Conquista del Levante (Reuters)

Con antelación a este anuncio, el líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, había comunicado este jueves al Frente al Nusra en un video que podía romper sus vínculos con la organización matriz si eso era beneficioso para la unidad de los combatientes y la lucha en Siria.

Al Yulani, que apareció vestido de militar y con un turbante blanco, agradeció a Al Zawahiri y a su “número 2”, Hasan Abul Jair, su postura, porque “han dado prioridad a los intereses del pueblo del Levante (Siria), a su yihad y a su revolución”. A su juicio, esto supone un ejemplo de cómo “anteponer la necesidad de una comunidad y sus intereses a los de un grupo”.

Durante su alocución, de tres minutos y medio de duración, Al Yulani enumeró sus objetivos. Entre esas metas están “establecer la religión de Alá”, tomando como base de legislación la sharia o ley islámica; unificar las facciones y“liberar al Levante del gobierno del tirano”; proteger la yihad o guerra santa en Siria; servir a los musulmanes, atendiendo a sus necesidades diarias; y garantizar la seguridad.

Al Yulani apareció sentado en una mesa, junto a otros dos miembros del grupo, y leyó el discurso que tenía escrito en un papel que sostenía en sus manos.

Terroristas del Frente al Nusra
Terroristas del Frente al Nusra

El Frente al Nusra surgió a principios de 2012 como una organización vinculada a Al Qaeda en el territorio sirio, después del inicio del conflicto en este país el año anterior.

Con la aparición en abril de 2013 en Siria de la organización Estado Islámico de Irak y del Levante, precursora del grupo Estado Islámico (ISIS), y su posterior expansión, Al Zawahiri nombró hace dos años al Frente al Nusra como filial oficial de Al Qaeda y ordenó a la otra facción que limitara sus operaciones a Irak, lo que fue desobedecido por ésta.

Durante este tiempo, el Frente al Nusra ha seguido la estrategia de asociarse a brigadas rebeldes sirias para colaborar en las batallas contra las fuerzas gubernamentales sirias.

Sin embargo, tanto el Frente al Nusra como sus aliados han sufrido importantes derrotas recientes a manos del régimen. Las últimas en la periferia norte de la ciudad de Alepo, la mayor del norte del país.

Su asociación con Al Qaeda ha hecho, además, que esta organización estuviera excluida junto al ISIS de las treguas declaradas este año en el territorio sirio entre el gobierno de Damasco y los grupos opositores, además de vetar su hipotética participación en negociaciones de paz, pese a que es uno de los grupos armados más fuertes sobre el terreno.

La yihad global: contra todos

video-hamas-atentados-suicidas

Por Eli Cohen 

La ola de ataques terroristas que asuela Europa no es algo novedoso. Es una dura realidad que los israelíes llevan padeciendo durante décadas.

Atentados suicidas como el de Ansbach, asesinatos con cuchillos como el de Normandía, atropellos masivos como el de Niza o tiroteos indiscriminados como los de París o Bruselas han tenido lugar en las calles de Jerusalén y Tel Aviv. Y los han perpetrado terroristas con una misma ideología: el yihadismo.

Los mismos que entraron a sangre y fuego en la sede de Charlie Hebdo rendían pleitesía a la misma ideología que llevó a dos miembros de Hamás a disparar a quienes se encontraban pasando su tiempo libre en el centro comercial Sarona de Tel Aviv el pasado mes de junio. La pulsión asesina del seguidor del ISIS que degolló al sacerdote católico Jacques Hamel es la misma que llevó a un palestino a acuchillar a la niña israelí de 13 años Hilel Yafe Ariel en su cama mientras dormía a finales de junio.

Desde el inicio del conflicto entre israelíes y palestinos, tanto Occidente como Israel identificaron el terrorismo palestino como nacionalista e ideológicamente ligado a movimientos revolucionarios de la segunda mitad del siglo XX. A mediados de los años 70, en el Valle de la Bekaa, en el Líbano, grupos terroristas europeos como ETA se entrenaban con los militantes palestinos. Arafat y los grupos que conformaban la OLP no eran yihadistas, sino líderes nacionalistas y corruptos, vinculados a regímenes laicos como el de Sadam Husein en Irak, el de Naser en Egipto o el de los Asad en Siria. Además, el terrorismo palestino de la OLP tenía como objetivo principal a israelíes y a judíos. La comunidad internacional asumió que era un conflicto regional más de la Guerra Fría, aunque Arafat y los otros grupos de la OLP, inteligentemente, se empeñaron en internacionalizarlo, ya fuera mediante la violencia o mediante la política.

Mientras tanto, los Hermanos Musulmanes, una organización suní y salafista, nacida en 1928 en Egipto e históricamente reprimida por el panarabismo –un movimiento político laico apadrinado por la URSS y liderado por Gamal Abdel Naser–, crecía paulatinamente en los países árabes de Oriente Medio. Con una agenda política centrada en la religión, la lucha contra la corrupción y los servicios sociales para ganar adeptos en las poblaciones olvidadas por los déspotas árabes, llevaron su guerra más allá de las capitales de Oriente Medio y la ampliaron a todo Occidente. En 1964, el teólogo de los Hermanos Musulmanes Sayid Qutb, encarcelado por el Gobierno de Naser, escribió uno de los textos fundacionales del yihadismo moderno, Hitos, en el cual llamaba a una guerra total contra el orden mundial existente. Paralelamente, un grupo de revolucionarios islámicos tomó el poder en Irán 1979 y plantó cara a los EEUU. Pese a que salafistas (movimiento ultraconservador, regresivo y purista, de donde nace la doctrina yihadista) y radicales chiíes de Irán, seguidores de las ideas de Jomeini, tenían grandes diferencias teológicas, la gesta de estos últimos sirvió como revulsivo poderoso para los yihadistas, que vieron que era posible tomar el poder y medir fuerzas con Occidente. Por eso no es extraño que salafistas suníes y radicales chiíes colaboren estrechamente contra el enemigo común. Irán financia y envía armas a Hamás y a la Yihad Islámica, así como en el Líbano Hezbolá entrena a militantes palestinos de ambas facciones. En cambio, en Siria, salafistas suníes del ISIS y del Frente Al Nusra se enfrentan a las tropas de las Guardia Revolucionaria Iraní y a los efectivos de Hezbolá.

En los años 80, los grupos yihadistas aún combatían en conflictos regionales, como en Filipinas, Argelia o Afganistán, y los ataques aún no se había globalizado. Es el 23 de febrero de 1998 cuando varias organizaciones yihadistas, entre ellas Al Qaeda, el Movimiento por la Yihad en Bangladesh y Al Gamaa al Islamiya, emiten una fetua, denominada Yihad contra los judíos y los cruzados, en la que se autoriza el asesinato de civiles.

Muchos de los grupos terroristas, influidos por la idea del salafismo, cambian de objetivos nacionales y posteriormente, a principios de los noventa, comienza la yihad global; y comienza también la radicalización de los grupos palestinos, que da paso a la hegemonía de Hamás.

Incluso después del 11-S, nadie quería creerse que esta guerra era indiscriminada, contra todos los que los yihadistas consideran infieles, y no sólo contra judíos y americanos. Como en el caso de Israel, se buscó la culpa o la excusa, y se quiso reducir el problema a la implicación norteamericana en Oriente Medio.

Durante la progresiva extensión del yihadismo en los países árabes, los palestinos no permanecieron al margen. En 1981 se estableció formalmente la Yihad Islámica Palestina como el brazo local de la Yihad Islámica de Egipto, y llevó a cabo el primer atentado suicida en Israel –en Kiriat Nearim– el 6 de julio 1989. En 1987 nace Hamás, organización perteneciente a los Hermanos Musulmanes. Durante la Segunda Intifada, Hamás sembró cafeterías, autobuses y lugares públicos israelíes de terroristas suicidas; hoy gobierna en la Franja de Gaza, desde donde lanza cohetes indiscriminadamente a las ciudades del sur de Israel, lo que ha llevado en los últimos años a tres operaciones a gran escala del Ejército israelí. En su carta fundacional, no sólo tiene como objetivo la destrucción de Israel, sino la expansión de la yihad a todas las tierras que fueron musulmanas (artículo 5), tal y como predica el ISIS o Al Qaeda.

Hezbolá, el otro gran enemigo de Israel, que utiliza los mismos métodos que Hamás y la Yihad Islámica para destruir el Estado judío, es el brazo desestabilizador de Irán en el mundo, se somete a la Constitución revolucionaria de 1979, que establece la expansión de la revolución islámica a todo el mundo, y sitúa al líder supremo de la República Islámica como guardián de la fe. Aunque el salafismo y el chiismo están enfrentados, ambos abrazan la yihad global como método. Y ambos la aplican.

El yihadismo tiene los mismos objetivos y aplica los mismos métodos, ya sea en Francia, Bélgica, Alemania o EEUU. Durante años le ha tocado a Israel, que a día de hoy sigue resistiendo los constantes zarpazos de una forma de terror indiscriminada e inesperada. Hay razones estratégicas de por qué el yihadismo se ha ensañado especialmente con Francia, es cierto, pero el Hexágono es sólo una de las piezas en una guerra global y santa. Ahora el yihadismo se ha fijado en Europa, porque es el siguiente capítulo en su plan de dominación mundial.

El yihadismo no distingue entre judíos, cristianos, ateos, occidentales, blancos o negros: todos son infieles, vivan en París o en Jerusalén.

Fuente: Revista El Medio

ISIS libera nuevo video en donde ejecuta a varios combatientes de Al Qaeda con bombas atadas a sus cuerpos

Imágenes muy gráficas. Tenga precaucción

En un nuevo video supuestamente lanzado por el afiliado del Estado Islámico, Shuhada al-Yarmuk, militantes de Al-Nusra afiliados a Al Qaeda son desplazados atados en marcha y volados con bombas. El vídeo se titula “Cómo sanar las cofres”, que es similar al título de un video anterior donde ISIS quema vivo al piloto jordano. El nuevo video se alega que ha sido filmado en Daraa, Siria, donde al-Shuhada Yarmouk opera principalmente.

Shuhada al-Yarmouk se traduce en la “Brigada de los Mártires de Yarmouk.” El nombre hace referencia al campo de Yarmuk , un campo “no oficial” de refugiados palestinos ocupando un barrio de Damasco. De acuerdo con la investigación y análisis del Consorcio contra el Terrorismo , la Brigada al-Yarmouk shuhada se formó en agosto del 2012 y estaba afiliado originalmente con el Ejército libre de Siria, pero desertó en octubre del 2013. Posteriormente, el grupo comenzó a cooperar con Jabhat al-Nusra, o el Frente al-Nusra, una filial de al-Qaeda en Siria, que actualmente está luchando contra el Estado Islámico por el control. Sin embargo, al-monitor informa que en diciembre del 2014, Shuhada al-Yarmouk desertó de nuevo de su alianza, esta vez dejando al Frente al-Nusra y supuestamente en secreto prometió lealtad al Estado islámico.

El video de arriba muestra supuestamente la ejecución de combatientes de sus aliados de Shuhada al-Yarmouk, una vez que al-Qaeda parece confirmar este informe.

El Frente al-Nusra, o Jabhat al-Nusra (JN), la rama oficial de Al Qaeda en Siria, se opone en forma radical a la dominación completa de ISIS de Siria. Según el Instituto para el Estudio de la Guerra , “JN rivaliza con ISIS como un actor sofisticado, inteligente, estratégico en la región y continúa disfrutando de una libertad peligrosa para operar en Siria. Los dos grupos comparten objetivos comunes, incluyendo un califato islámico. JN, sin embargo, está llevando a cabo sus objetivos a través de una metodología distinta, más paciente que está altamente amenazando a pesar de su bajo firma. Mientras que ISIS ha anunciado su estado y trató de legitimar por conquista, JN está siguiendo el método de fomentar una revolución religiosa y social mediante la incorporación de sí mismo dentro de una insurgencia indígena de su líder AQ Ayman al-Zawahiri “.