Archivo de la categoría: AL NUSRA

Batallas en el Golán llevan a Hezbolá cerca a 3 kilómetros de la frontera israelí

Los proyectiles que han estallado en el Golán en las últimas 48 horas provenían de una batalla entre los rebeldes y el ejército sirio del régimen de Assad, además de que Hezbollah se encuentra a 3 km de la frontera con Israel.

Battle for Syrian Golan - June, 2017

En las últimas 48 horas, Israel ha llevado a cabo ataques aéreos y ha dirigido el fuego contra los tanques en las posiciones del ejército sirio cerca de la periferia norte de la ciudad de Quneitra del Baas, a 3 km de las defensas fronterizas de las FDI en el Golán. (Ver mapa). Esas posiciones fueron la fuente de los 10 morteros que explotaron en el Golán de Israel el sábado 24 de junio y tres al día siguiente. Esos morteros venían de una batalla en la que las unidades del ejército Sirio y Hezbollah estaban luchando contra una ofensiva de grupos rebeldes sirios alrededor de Quneitra. 
Las milicias rebeldes establecieron una coalición para coordinar su ofensiva. Está dominado por la Hay’at Tahrir Al-Sham (HTS), grupo este del que Damasco afirma es un brazo de Al Qaeda en Siria. De hecho, es una alineación de decenas de grupos islamistas, algunos de los cuales pertenecían y todavía pertenecen a Jabhat Fateh al-Sham, el antiguo Frente Nusra. 
Luchando del lado del régimen de Assad están los restos de la 90° Brigada del ejército sirio, el centro de mando de Irán en Siria, la Guardia Revolucionaria del Sur, y la milicia chií afgana pro-iraní. 
A ellos se suman los miembros de la brigada Escudo del sur de Hezbollah.

Esta brigada se compone de palestinos, drusos, circasianos y sirios locales, a los que Hezbollah ha reclutado y se han establecido en los pueblos Hermon listos para lanzar ataques terroristas dentro de Israel.

La batalla en torno a Quneitra fue precedida el 17 de junio por el asesinato de Majd-Din Khalik Khaymoud, un comandante de la brigada Escudo del Sur y sus dos lugartenientes, que fueron capturados en una emboscada cerca del pueblo de Khan Arnabah. Ningún grupo se hizo responsable de este ataque.

Luego, el sábado 24 de junio, la coalición rebelde lanzó su ofensiva en contra de las unidades de Hezbolla en Siria, en el Al-Baath, jactándose de que no pararían hasta que llegaran a Damasco. A pesar de que atraparon al enemigo por sorpresa, no pudieron hacer un seguimiento con un rápido avance, ya que fueron rechazados por un poder de fuego superior. Dado que los morteros sirios estaban apuntando su fuego a las unidades rebeldes concentradas alrededor de Quneitra, es decir, de este a oeste, algunos de ellos aterrizaron sobre la frontera en el Golán.

Cuando los rebeldes vieron que estaban cayendo por debajo de su objetivo, escogieron un objetivo más modesto: Fueron a abrir un segundo frente con el fin de aligerar la presión sobre una organización rebelde que operaba separada y que durante casi tres semanas había estado luchando contra los ataques feroces contra sus posiciones en la ciudad siria de Daraa el sur, cerca de la frontera con Jordania. 
El ejército de Assad, en combinación con unidades de Hezbollah y las fuerzas pro-iraníes, están, por tanto, en pleno vuelo para intentar tomar el control de las fronteras de Siria con Jordania e Israel. Por lo tanto Amman y Jerusalén se enfrentan a un riesgo doble en los frentes de Daraa y Al-Baas. Ambos están ansiosos por mantener a Hezbollah lo más lejos posible de su territorio.

Pero por ahora, estos dos frentes de guerra penden de un hilo y están indecisos. También indecisos sobre cómo y cuándo reaccionar están Israel y Jordania. Hezbollah ya está a 3 km de la frontera del Golan, aunque el gobierno de Israel y los líderes militares han prometido en repetidas ocasiones que no se les permitiría entrar tan cerca de la frontera.

Fuente: Debkafile

 

Wikileaks revela la trama oculta que hizo estallar la guerra de Siria y el objetivo de atraer a millones de refugiados a Europa

Recientemente, Wikileaks ha hecho público un extenso archivo de 57.934 correos electrónicos de la dirección personal de email de Berat Albayrak, yerno del presidente turco Recep Tayyip Erdogan y Ministro de Energía de este país.

Los mensajes filtrados demuestran que el Gobierno turco contrabandeó con el petróleo controlado por los terroristas islamistas del Estado Islámico en Irak y revelan cómo el Ejecutivo de Erdogan trata de acabar con la libertad de prensa en su país, castigando a los medios de comunicación críticos y tratando de manipular las redes sociales. Pero, sobre todo, analizando con detenimiento los miles de correos electrónicos de Berat Albayrak pueden extraerse informaciones cruciales para entender el origen de la guerra en Siria y para comprender las razones por las que los dirigentes de los principales países europeos se han convertido en los principales impulsores de las políticas a favor de la llegada de millones de inmigrantes y refugiados al viejo continente.

Orígenes de la guerra de Siria

Berat Albayrak, ministro turco de Energía y yerno de Tayyip Erdogan

Berat Albayrak, ministro turco de Energía y yerno de Tayyip Erdogan

En uno de los correos filtrados por Wikileaks, el analista turco Mehmet Ozhan envía a Berat un email en el que se recoge una extensa información de oil-price.com que explica cómo, en 2012, Catar se había empeñado en construir un gasoducto desde su territorio hasta Turquía a través de Siria, ya que los cataríes, que se encuentran entre los principales productores de gas del mundo, no querían dejar de perder la oportunidad de vender su preciada producción a Europa, siempre excesivamente dependiente de los suministros rusos. El presidente sirio, Bashar al Assad, entendió rápidamente que se encontraba en una posición de fuerza y decidió subir la apuesta creando un diferente diseño geoestratégico y una fuente alternativa de combustible para el oleoducto que habría de acercarse a Europa a través de Siria.

En este punto, hay que recordar que la mayoría de los países de Oriente Medio, incluyendo Siria, son musulmanes sunitas. Por el contrario, el régimen post-Hussein en Irak, diseñado por Estados Unidos, fue dominado por los musulmanes chiítas. Bashar al Assad es un musulmán alauí -un credo también chií que los sunitas de Catar y Arabia Saudí quisieran ver borrado de la faz de la Tierra-. Por este motivo, y en lugar de dar alas a un posible oleoducto Catar-Turquía, el presidente sirio firmó un acuerdo con el gobierno chiíta de Irak y otro con su vecino Irán, la mayor nación chiíta del mundo. Así nació el proyecto de oleoducto Irán-Iraq-Siria.

En un momento en el que la economía siria se encontraba absolutamente estancada, Assad ideó un plan de gasoducto alternativo que llevaría el gas iraquí a Irán y al resto de Europa. Este proyecto, además, complació a Vladimir Putin, ya que éste tenía firmado acuerdos de larga duración con Irán, un país con el que Rusia siempre se había mantenido cómodo a la hora de establecer precios para el gas. Además, es muy importante tener en cuenta que la única base militar de Rusia en el Mediterráneo se encuentra en la costa de Siria, lo que estratégicamente permitiría a Putin controlar un segundo gasoducto a Europa. Por ello, el oleoducto iraní hacia Siria rápidamente se convirtió en una prioridad para Moscú y, consecuentemente, Assad y los rusos comenzaron a moverse para paralizar el proyecto de gasoducto de Catar y para promover el plan iraní. Pero, en el camino, Bashar al Assad se había ganado unos enemigos muy poderosos…

Un correo fechado en el mes de octubre de 2015 que, según Wikileaks, fue hallado en el ordenador personal del Ministro de Energía turco, explica cómo la decisión de Assad indignó a las monarquías sunitas de Arabia Saudí y Catar que, gracias a sus compras masivas de armamento norteamericano y británico, se jactaban de tener a las potencias occidentales en un puño “para que lucharan por ellas”. Por este motivo, según este email, “el presidente Obama y el primer ministro de Gran Bretaña, David Cameron, no tardaron en programar ataques aéreos contra Siria en un esfuerzo por derrocar a Assad. Pero, a finales de agosto de 2013, el parlamento británico votó en contra de esta acción, lo que, a su vez, ejerció una fuerte presión sobre el presidente estadounidense, quien calculó que el Congreso de Washington seguiría el ejemplo de Londres y bloquearía cualquier ataque contra Siria. Paralelamente, Rusia incrementó la apuesta moviendo sus barcos de guerra al Mediterráneo, listos para defender Siria. Los principales amigos de Arabia, Estados Unidos y Gran Bretaña, retrocedían, y fue en ese momento cuando el rey saudí decidió resolver él solo el problema de Siria”.

Tal y como se recoge en los correos electrónicos de Berat Albayrak, ministro turco de Energía y yerno de Tayyip Erdogan, publicados por Wikileaks, “el primer paso que dieron Arabia Saudí y Catar fue incrementar su apoyo económico a la Hermandad Musulmana, que pretendía imponer el control sunita en todos los países del Medio Oriente. Los saudíes persuadieron a los Estados Unidos para que apoyaran esta política y los grandes medios de comunicación occidentales se sumaron a esta causa al encuadrar las acciones totalitarias de los Hermanos Musulmanes bajo el benevolente paraguas de las ‘primaveras árabes’”.

“Por otro lado, Arabia Saudí también tomó otra decisión trascendental: abaratar el precio de su petróleo, lo que provocaba una grave pérdida de competitividad al petróleo ruso, impedía a Irán (beneficiada por el reciente levantamiento del embargo) reestructurar su industria del crudo, paralizaba la producción de fracking en Estados Unidos. De este modo, los saudíes castigaban a todos los implicados en el apoyo a Assad en el Gobierno sirio”.

Lo que ya se conoce como el “Berat’s Box”, la más importante filtración de correos electrónicos de un alto cargo del Gobierno turco que ha tenido lugar hasta la fecha, también explica cómo Catar y Arabia Saudí han sido claves en el fomento y la financiación de grupos terroristas musulmanes sunitas en Irak y Siria, incluyendo, por supuesto, el autodenominado Estado Islámico (EI).

Oleadas de inmigrantes hacia Europa

Refugiados en Dinamarca

Refugiados en Dinamarca

Los documentos exponen como el EI ha sido ampliamente financiado por donantes de Arabia Saudí y Qatar, “pero no controlado por ellos”. De hecho, los líderes del Estado Islámico, en sus diferentes ramas, buscan ingresos que les permitan avanzar por delante de los líderes de las ramas rivales y obtener independencia política de Arabia Saudí. En el norte de Irak, por ejemplo, manejan las refinerías de petróleo que toman para obtener ganancias. Pero, por el contrario, en Libia destruyen las refinerías como si éstas fueran una ofensa hacia Dios. La rama libia del EI prefiere el dinero fácil del contrabando de personas, ya que “las rutas de tráfico de personas establecidas también les sirven para proyectar combatientes a todo el mundo”.

“La estrategia es clara: el Estado Islámico provoca el caos en Siria, genera una grave crisis humanitaria para que los refugiados huyan y el propio Estado Islámico, generalmente a través de Libia, ofrece a estos refugiados, entre los que introduce a sus terroristas, una ruta hacia Europa”.

Para completar el cuadro, y según se revela en el correo electrónico en poder de Berat Albayrak que incluye un análisis realizado por la web oil-price.net, “no es una coincidencia que en este punto, Alemania, de repente, decidiera ofrecer recompensas de bienestar muy generosas a cualquier inmigrante ilegal que pudiera llegar, a través del Meditarráneo, desde la costa de Libia a las islas italianas. Alemania necesita mano de obra de trabajadores huéspedes de los países más pobres para mantener sus productos competitivos”.

Foto de archivo de un grupo de refugiados.

Foto de archivo de un grupo de refugiados.

El analista de oil-price.net que envía su trabajo al ministro de Energía turco ironiza, además, señalando que “la capacidad de Alemania para seguir exportando con una economía de altos salarios es aclamada por el Gobierno germano como un homenaje al sistema educativo alemán. Pero, en realidad, entre bastidores, el gobierno alemán sabe muy bien que su economía de salarios bajos, de alto rendimiento, es un tributo al sistema educativo turco. El gobierno alemán ha permitido la migración sin restricciones desde Turquía desde los primeros años ochenta del pasado siglo. Las ambiciones de salarios bajos de los obreros turcos emigrantes socavaban las facultades de negociación de los sindicatos alemanes. Los trabajadores alemanes tenían que mantener sus demandas salariales bajas para evitar que sus trabajos fueran entregados a la mano de obra no calificada turca. Pero el resurgir económico de Turquía en los últimos años ha hecho que el flujo de mano de obra barata hacia Alemania se secara. Y, por ello, el Ejecutivo de Angela Merkel trabaja insistentemente para que millones de inmigrantes lleguen al país a ocupar puestos de trabajo de sueldos bajos con los que ayudar a solventar las presiones inflacionarias…”

Fuente: La Tribuna del País Vasco

El ‘gran juego’ que oculta el bloqueo a Qatar: ¿Por qué es ahora el ‘patito feo’ de Oriente Medio?

¿Qué ha pasado para que antiguos aliados árabes decidieran bloquear política y económicamente a Qatar? ¿Podrá este pequeño país sobrevivir con todos sus vecinos en contra?

El 'gran juego' que oculta el bloqueo a Catar: ¿Por qué es ahora el 'patito feo' de Oriente Medio?

El emir de Catar, Tamim bin Hamad al-Thani
Faisal Al Nasser / Reuters

Catar, un país pequeño, pero que pasa por ser uno de los más ricos del mundo, se ha convertido de repente en una nación ‘repudiada’ por sus vecinos y viejos aliados en Oriente Medio: Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Baréin y Egipto. Mientras, Turquía e Irán, el principal rival de los países arábigos sunitas, mantienen su apoyo a Doha y asisten al país con alimentos y otros productos básicos que casi no produce.

‘Oficialmente’, el bloqueo económico y político se activó a raíz de escándalo vinculado a un ‘hackeo’, cuando la agencia catarí QNA publicó declaraciones de Tamim al Thani, emir de Catar, en las que expresaba su apoyo a Irán y a Hamás. Aunque estas palabras fueron después desmentidas y la agencia afirmó que había sido ‘hackeada’, el bloqueo se puso en marcha y continúa a día de hoy, lo que pone de manifiesto que, en realidad, oculta un profundo conflicto de intereses en la región.

¿Qué país financia a qué organización terrorista?

Para imponer un bloqueo diplomático y económico a Doha, Riad se escudó en acusaciones de desestabilización de la región por el apoyo de Catar a los grupos vinculados con Irán y con los islamistas de Hermanos Musulmanes, pero sobre todo por apoyar a terroristas. De esta forma Riad buscó desviar la atención de otras acusaciones similares lanzadas en su contra por el presidente de EE.UU., Donald Trump, escribe la experta Mariana Bélenkaia para el Centro Carnegie de Moscú.

Según ella, los expertos no se pueden poner de acuerdo sobre cuál de estos dos países, Arabia Saudita y Catar, financia a cuál de las principales organizaciones terroristas en Siria, el Estado Islámico (EI) y el Frente Al Nusra. Así, mientras unos opinan que la financiación del EI proviene de fondos saudíes y la del Frente Al Nusra de los cataríes, otros piensan que es, precisamente, al revés. Lo mismo se puede plantear sobre EAU y Kuwait.

Castigo por su amistad con Irán

Otro motivo para justificar este bloqueo sería la “política demasiado desafiante” de Catar, país cuya riqueza le ha permitido actuar de forma “poco ordinaria” e independiente de Riad, buscando más influencia en la región, según la experta. Catar mantiene vínculos abiertos tanto con Israel, como con Irán, con el que “comparte de pacíficamente uno de los yacimientos del gas más grandes en el mundo, el South Pars-North Dome”, recuerda Bélenkaia.

“Ahora, en el marco de la campaña antiiraní emprendida por Arabia Saudita con la bendición del presidente de EE.UU., Donald Trump, a Riad le llegó la hora de rendir cuentas con Irán”, opina Belenkaia.

En qué se traduce el bloqueo a Catar

  • El 5 de junio Arabia Saudita, EAU, Baréin y Egipto rompieron relaciones diplomáticas con Catar. Más tarde hicieron lo propio Maldivas, Mauricio, Mauritania y el gobierno provisional de Libia. Jordania y Yibuti rebajaron el nivel de sus misiones diplomáticas, mientras que Senegal, Níger y Chad retiraron a sus embajadores.
  • A partir del 18 de junio Arabia Saudita decretó el cierre completo de su única frontera terrestre con Catar, a través de la cual adquiría la mayoría de productos básicos.
  • Doha fue excluida de la coalición arábiga que combate a los hutíes en Yemen.
  • Arabia Saudita, EAU y Egipto vetaron la señal de la cadena de televisión catarí Al Jazeera y otros recursos de información de este país.
  • Kuwait y Omán son los dos únicos países del Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo que no se han unido a este bloqueo.

¿Cederá Catar?

El cierre de su única frontera terrestre y la amenaza de bloqueo marítimo representan una grave amenaza para Catar, que “depende casi totalmente de las importaciones”, recuerda la experta. Sin embargo, este país tiene recursos suficientes para seguir adelante,  pese a la presión, con su política independiente.

Los ‘activos’ en disposición de Catar

  • Catar es uno de los mayores exportadores de gas del que dependen no solo sus ‘vecinos’ —EAU, Kuwait y Egipto—, sino también países como Japón o India, recuerda Bélenkaya.
  • La cadena de televisión catarí Al Jazeera goza de mucha influencia en toda la región árabe y jugó un papel muy importante “organizando protestas” en Egipto, Libia y Siria durante la Primavera Árabe, recuerda la experta.
  • Además del apoyo que le dispensa Irán, Catar cuenta con el fuerte respaldo de Turquía, ya que la ideología del partido gobernante turco y de los Hermanos Musulmanes, cuyos líderes se encuentran refugiados en Doha, “es casi idéntica”.
  • En 2003 EE.UU. trasladó de Arabia Saudita a Qatar su base militar, un factor de gran importancia geoestratégica en Oriente Medio.
  • En Catar se encuentra la ‘sede’ de la organización palestina Hamás.

El futuro de Catar depende mucho de si los países liderados por Arabia Saudita deciden o no iniciar el bloque marítimo, lo que supondría “un precio demasiado alto para la economía mundial”, opina Mariana Bélenkaia.

“Nadie necesita la guerra, así que se trata de una chantaje y reparto del poder en la región”, opina. “Sería ingenuo pensar que el abandono por Catar de la arena política resolverá los problemas del Oriente Medio y conduce a la victoria sobre el terrorismo”, concluye la experta.

Fuente: RT

El surrealista y farsesco proceso de paz sirio

voladura-carlton-alepo

Por Michael J. Totten 

Staffan de Mistura tiene un extraño trabajo. Naciones Unidas le paga para que organice conversaciones de paz en Ginebra que sabe perfectamente que no van a ir a ninguna parte. “Nada sustancial” se obtendrá de las conversaciones, dijo el presidente sirio, Bashar al Asad, hace unos días. Son “un simple encuentro mediático”.

Claro que lo son. Incluso los periodistas que se ganan el sueldo cubriendo Siria les prestan poca atención, y no sólo porque al público general no le interese. Nosotros tampoco estamos interesados. La única cosa noticiable aquí es que una de las partes pueda admitir que todo el asunto es una farsa y aún así continúe.

Las conversaciones de paz funcionan cuando las partes están cansadas de luchar y prefieren terminar la guerra a ganarla. Es improbable que eso ocurra alguna vez en Siria. De un lado está un régimen sectario alauí no musulmán que teme con razón que sea erradicado de la faz de la Tierra si lo derrotan grupos como Al Qaeda o el Frente al Nusra. Del otro está una mezcolanza de milicias musulmanas suníes, la mayoría de ellas islamistas, que temen –también con razón– ser liquidadas si el régimen totalitario hereje y asesino de masas se sale con la suya.

¿Qué podrían negociar? ¿Compartir el poder? Imposible. ¿Una transición hacia unas elecciones libres y limpias? Ninguna de las partes ganaría unas elecciones formales, y lo saben.

El clan Asad no se va a echar a un lado. Quien lo quiera fuera de palacio va a tener que sacarlo a tiros. Todo el mundo debería saber ya lo suficiente sobre Al Qaeda y otras milicias terroristas, tipo el ISIS y los talibanes, como para saber que tampoco transigen. Ninguno de esos tipos se parece en nada al expresidente egipcio Anwar Sadat o al rey Husein de Jordania, que firmaron tratados de paz con Israel.

Las conversaciones sirias de paz no son más reales que las elecciones sirias, en las que Asad ganóel 99,7% de los votos en el año 2000. Si el mundo occidental fuese tan autocrático como Oriente Medio y Rusia, los sirios ni siquiera se tomarían la molestia de unas elecciones o unasconversaciones de paz falsas. Lo hacen únicamente para dar buena imagen ante los crédulos occidentales. A juzgar por la ausencia casi total de cobertura mediática, o de confianza en que se obtenga algo remotamente productivo del teatro de Ginebra, están perdiendo el tiempo. Los únicos en Occidente que están de verdad interesados en algo de esto son los que cobran por aparecer.

El diplomático italiano Staffan de Mistura está limitándose a cumplir el protocolo, sin embargo, podría incluso ser sincero. Dice que no puede haber una solución al conflicto sirio sin algún tipo de acuerdo político. En realidad, sí la puede haber. La guerra terminará como han terminado casi todas las guerras de la Historia: cuando una parte gane y la otra parte pierda.

También es enteramente posible –e inevitable en el largo plazo– que ambas partes pierdan. Ningún ejército o régimen totalitario ha durado eternamente. En vez de engatusar absurdamente a los Hitlers y los Stalin de Oriente Medio para que depongan las armas y hagan la paz unos con otros y con sus vecinos, quienes de verdad estamos preocupados por Siria, y en aras de nuestro bienestar y el de Siria, deberíamos concentrarnos en que ninguno de los bandos tenga futuro.

© Versión original (en inglés): World Affairs Journal
© Versión en español: Revista El Medio

El reinventado Frente al Nusra podría revertir las victorias de Asad

Muhamad al Yulani, 'emir' del Frente al Nusra.

Por Husein Abdul Husein 

Siria ha visto un rápido desarrollo de los acontecimientos en las últimas semanas que podría presagiar varios cambios en el campo de batalla. El misterioso jefe de la organización terroristaFrente al Nusra, Abu Mohamed al Yulani, ha desvelado su identidad como Ahmed al Shará, de Dará, y ha anunciado la separación de aquél de su organización matriz, Al Qaeda. También ha reinventado el grupo y lo ha renombrado como Frente Fatah al Sham.

La transformación de Yulani llevaba tiempo fraguándose, bajo los auspicios de Ankara, Doha y algunas capitales occidentales. Ya en Ginebra 2, en enero de 2014, el exembajador estadounidense en Siria Robert Ford se reunió con varias facciones de la oposición siria. Ford instruyó a estos grupos rebeldes sobre cómo intervenir en el juego y ser reconocidos como actores legítimos. Para reconocer a estos grupos, Estados Unidos les puso dos condiciones: que condenaran la yihad internacional y que abandonaran la plataforma que pide la creación de un Estado islámico en Siria.

Los grupos rebeldes emitieron finalmente un comunicado respaldando las recomendaciones de Ford y las Conversaciones de Ginebra, que a su vez fracasaron, y con ellas la posibilidad deseparar a los islamistas moderados de los radicales, una política aplicada por EEUU desde al menos 2009.

Los esfuerzos de Ford fueron correspondidos por algunos actores regionales, como Riad, que desplegó a sus diplomáticos para contener a Ahrar al Sham y ganarse el reconocimiento internacional, especialmente el de Washington. El portavoz del grupo, Labib al Nahas, publicó un artículo de opinión en el Washington Post donde sostenía que su organización no era islamista, pero que sus miembros eran orgullosos musulmanes. Después visitó Washington. En julio de 2015, Ford pidió al Gobierno de EEUU en un artículo que dialogara con el grupo.

Entre tanto, a comienzos de 2015 las capitales del mundo intensificaron sus esfuerzos para contener al más fuerte de los grupos islamistas, el Frente al Nusra. En mayo de ese año, Yolani apareció en Al Yazira, en una extraña entrevista, en la que muchos esperaban que anunciara que abandonaba a Al Qaeda. En cambio, redobló su apuesta por Al Qaeda reafirmando su lealtad a su líder, el egipcio Aymán al Zawahiri.

La carrera entre EEUU y Rusia por qué grupos clasificar como terroristas, para ser destruidos, y a cuáles salvar ha ganado intensidad últimamente, especialmente por la creciente seguridad de Washington de que el ISIS podría ser derrotado antes de que el presidente Obama deje la presidencia. Si cae el ISIS, los únicos actores que podrían en este momento llenar el vacío –dada la debilidad de los rebeldes sirios– serían el presidente Bashar al Asad o el Frente al Nusra.

Moscú, en consecuencia, elevó su presión militar en Alepo para acercar a Asad y sus milicias chiíes proiraníes al territorio del ISIS. Esto requiere una operación a gran escala en Alepo, operación que ya está en curso.

La cooperación de Yuani con las capitales mundiales, su arrepentimiento y su distanciamiento de Al Qaeda se han producido por la presión militar de Rusia. Como Asad, Yulani sólo se rinde cuando ve que su derrota está escrita, como dijo en 2012 el secretario de Estado, John Kerry. De ahí que Yolani desvelara a su grupo y presumiblemente lo transforme para que pase del yihadismo global al islamismo sirio. El atuendo que eligió –ropas militares y turbante blanco– recordaba al del fundador de Al Qaeda, Osama ben Laden.

Ahora la pregunta es cómo reaccionará Washington a la transformación de Al Nusra. Si EEUU decide rebajar la categoría del grupo desde el estatus asignado al ISIS a uno tipo Hezbolá, la nueva Al Nusra podría beneficiarse de un torbellino de ayudas económicas y militares que puedan abortar los planes de Rusia y Asad de capturar el territorio sirio fuera del control de Damasco. Si en cambio EEUU considera a Fatah al Sham como una mera continuación de Al Nusra, entonces Asad tendrá más opciones de prevalecer en Alepo, y después en Idlib y en el sur.

A juzgar por la reacción de Rusia ante la noticia, y las acusaciones de Moscú de que EEUU está “haciendo trampas” en el sistema de clasificación terrorista, parece que Washington –junto con Londres, Ankara y Doha– está dispuesto a aceptar a Shará y Fatah al Sham como una facción moderada, y apoyarla en consecuencia, desafiando así a Asad y a Rusia. Ese desafío podría equilibrar el campo de batalla y permitir a la oposición siria, de todas las tendencias, prevalecer frente a Asad y el ISIS. Después, se podrían reanudar las conversaciones entre los dos agentes de poder que quedaran en Siria: Asad y sus rivales.

© Versión original (en inglés): NOW Lebanon
© Versión en español: Revista El Medio

Al Qaeda en Siria: del ‘apoyo’ a la ‘conquista’

bandera-al-qaeda

Por Mario Noya 

A finales de la semana pasada se lanzó la noticia sensacional de que el Frente al Nusra (FaN) rompía lazos con Al Qaeda. Pero parece que la historia no va de romper lazos sino de cambiar collares. Los perros de la guerra santa están donde estaban: ahora se hacen llamar Yabat Fatah al Sham (Frente para la Conquista del Levante) pero son los mismos y van a por lo mismo que cuando se proclamaban Yabat al Nusra li Ahl ash Sham (Frente de Apoyo al Pueblo de Levante).(Nota importante: ‘Sham’ hace referencia a Siria sino al Levante o, en todo caso, a una Gran Siria que abarcaría la Siria actual más el Líbano, Israel, los denominados ‘territorios palestinos’, Jordania y una parte de Turquía).

Tan es así, que en el supuesto mensaje de ruptura el emir Al Yulani se arrancó con un encendido elogio de Al Qaeda, de su fundador Ben Laden –al que emula en la vestimenta– y de sus máximos dirigentes actuales, y hasta se hizo acompañar por un histórico de la red criminal, Ahmad Salama Mabruk, uno de los hombres de confianza del líder Zawahiri desde los años 80. Por si quedara alguna duda: antes de pasar el vídeo de la supuesta ruptura –en el que, por cierto, Al Yulani dio literalmente la cara por primera vez–, el canal de TV del FaN emitió un audio en el que tanto Zawahiri como su lugarteniente Al Jair colmaban de bendiciones al FaN por su empeño en llevar adelante la guerra santa en Siria.

La filial de Al Qaeda en Siria ha invocado al pueblo sirio a la hora de justificar esta operación derenaming: lo hace, dice, para que Rusia y EEUU dejen de efectuar bombardeos sobre el país con la excusa de la lucha contra el terrorismo. Como justificación es bastante deleznable, pues Moscú considera terroristas a todas las fuerzas que luchan contra el carnicero Asad y Washington ha anunciado que no va a cambiar de política, es decir, de lanzar ataques aéreos sobre las zonas controladas por el Estado Islámico o por Al Qaeda. (El imprescindible Thomas Joscelyn precisaque en realidad los ataques norteamericanos contra el FaN son selectivos y ponen en la mira a sus cabecillas). Con todo, puede que deje aún más en evidencia a la Administración Obama, a la que el FaN quiere presentar como defensora definitiva de Asad ante sus propios aliados, esas fuerzas locales a las que Washington presta un apoyo poco menos que testimonial e hipercondicionado, nada que ver con la manera en que Irán (+ Hezbolá) y Rusia se vuelcan con Asad. Los rebeldes reconocen el poderío y la disciplina combativos del FaN (entre 5.0000 y 10.000 hombres), y este pretendido apartamiento de Al Qaeda puede rendir sus frutos. Significativamente, el vídeo del emir del FaN se emitió al poco de que EEUU y Rusia anunciaran que están dispuestos a dar “pasos prácticos” en conjunto en la lucha contra el Estado Islámico y el propio FaN.

Los analistas Thomas Joscelyn y Charles Lister coinciden en que el FaN pretende copar el bando rebelde, y la operación de renaming que venimos comentando da peso a su tesis: el frente ya no se limita a dar apoyo al pueblo de Levante, sino que se dispone a la conquista del territorio para implantar un nuevo califato, que compita con el que erigió en 2014 su gran rival por la hegemonía en el campo islamista, el Estado Islámico, que, a diferencia del FaN, sí rompió, tempestuosamente, con Al Qaeda y que, a diferencia del FaN, no ha buscado jamás la unidad de todas las fuerzas islamistas, sino que ha practicado el divide y vencerás, para emerger como campeón indiscutible al que todos los demás rindan pleitesía.

David Roberts, del King’s College, sostiene que con el FaN Al Qaeda está apostando por la descentralización y la delegación en fuerzas locales, movimiento de enorme calado que también advierte el ya citado Lister, de la Brookings Institution: la idea es instaurar un califato con amplio apoyo popular, y para ello nada mejor que abandonar el elitismo fundacional de la AQ de Ben Laden por la suerte de populismo que predica y practica el FaN de Yulani, al que potencias regionales como Qatar o Turquía podrán apoyar con menos escrúpulos si aparentan desvincularse de la red terrorista creada por el saudí.

Así que atención, mucha atención, que el FaN está muerto pero es más fuerte que nunca: Al Qaeda sigue ahí.

 

Fuente: Revista El Medio

Siria: tras el derribo de un helicóptero ruso en Idlib, atacaron la zona con gases tóxicos

Las represalias de Putin no se hicieron esperar

Un video de voluntarios de Defensa Civil muestra las consecuencias de la ofensiva: 33 civiles fueron afectados, mujeres y niños incluidos. Además hubo decenas de bombardeos que dejaron 12 muertos, dos de ellos niños

La Defensa Civil siria, un grupo de voluntarios que desarrolla labores de rescate, denunció hoy un supuesto bombardeo con sustancias químicas perpetrado este lunes por la noche en la población de Saraqeb, en el este de la provincia septentrional siria de Idlib.

Un responsable de los también conocidos como Cascos Blancos, Mayed Jalaf, que se trasladó a esa localidad, dijo a EFE por teléfono que sobre las 11:00 PM horas local (8:00 PM hora GMT) “hubo un bombardeo con gas cloro en la ciudad de Saraqeb”.

En un comunicado, la Defensa Civil precisó que un helicóptero arrojó dos barriles que contenían cada uno cinco botes de cloro y bolas de hierro de distintos tamaños.

La nota agregó que al menos 33 civiles fueron afectados por el gas, entre ellos diez menores y dieciocho mujeres, y que el estado de tres personas es “grave”.

La organización publicó un vídeo en el que se ven a varios hombres con dificultades para respirar y que son atendidos con máscaras de oxígeno.

Este bombardeo en Saraqeb se produjo después de que un helicóptero ruso fuera derribado ayer por combatientes en esa zona, aunque la acción no fue reivindicada por ninguna organización.

El Kremlin dio por muertos a los cinco tripulantes del helicóptero Mi-8 alcanzado en Idlib cuando regresaba a su base tras llevar ayuda humanitaria a la ciudad de Alepo, siempre según Moscú.

33 bombardeos, 12 muertos civiles, dos de ellos niños

La muerte de 12 personas a causa de una serie de ataques de aviones rusos fue de denunciada este martes por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que agregó que entre las víctimas hay dos niños.

La zona cercana a la base aérea de Abu Dhuhur fue la zona en la que se produjo la ofensiva, como respuesta al derribo de un helicóptero Mi-8 ruso que dejó cinco militares muertos en la jornada del lunes. El gobierno de Vladimir Putin aseguró que estaba en misión humanitaria cuando fue abatido.

Fuentes de las milicias rebeldes dijeron haber contabilizado 33 ataques aéreos desde que se conoció el incidente del Mi-8, el peor en cuanto a víctimas rusas desde que se inicio su intervención en la guerra civil.

El mapa de la región de Alepo, la que mayor disputa genera en la guerra sivil siria
El mapa de la región de Alepo, la que mayor disputa genera en la guerra sivil siria

Corredor humanitario

Decenas de familias abandonan el este de la ciudad siria de Alepo, cercado por el Ejército nacional y bajo el control de la oposición, a través de uno de los corredores humanitarios habilitados por las autoridades, según la agencia de noticias oficial SANA.

La fuente explicó que los civiles salieron de los distritos orientales de la urbe a través del paso de Al Sheij Said, en el sur de Alepo.

Además, varios combatientes se rindieron y entregaron sus armas a las fuerzas gubernamentales para regularizar su situación en virtud del decreto emitido la semana pasada por el presidente sirio, al Assad, que ordenó un indulto a los guerrilleros que dejen la lucha armada.

La ONU estima que unas 300.000 personas siguen atrapadas en la sección rebelde de Alepo, con cada vez menos alimentos y suministros médicos.  Las imágenes muestran un edificio afectado por el régimen de Assad en Alepo el domingo

La ONU estima que unas 300.000 personas siguen atrapadas en la sección rebelde de Alepo, con cada vez menos alimentos y suministros médicos. Las imágenes muestran un edificio afectado por el régimen de Assad en Alepo el domingo

Los civiles batalla para rescatar a las personas como a los bomberos extinguir las llamas después de que fuerzas de Assad golpean zonas residenciales en el barrio Ansari de Alepo

Los civiles corren para rescatar a las personas mientras los bomberos tratan de extinguir las llamas después de que las fuerzas de Assad golpean zonas residenciales en el barrio Ansari de Alepo

El 27 de julio, las Fuerzas Armadas sirias confirmaron que habían impuesto un cerco total a los barrios orientales de Alepo, donde se estima que viven entre 200.000 y 300.000 personas, tras el corte de todas las vías de suministros.

Un día después, Rusia, aliada del Gobierno de Damasco, anunció el inicio de una operación humanitaria en Alepo, en colaboración con el Ejército sirio, con la apertura de corredores para que los civiles puedan abandonar la ciudad y los guerrilleros que lo deseen depongan las armas.