Cómo Rusia arrastró a Israel a un falso “cese al fuego” en Gaza y a la aceptación de Irán / Hezbolá en su frontera norte

Israel salió de su operación de “gran escala” contra el terror de Hamas la noche del viernes 20 de julio, dejando a Hamas con la iniciativa para la próxima ronda de violencia. La operación de las FDI fue casi tan falsa como el “alto el fuego” de Gaza. El Primer Ministro Binyamin Netanyahu, el Ministro de Defensa Avigdor Lieberman y el Jefe de Estado Mayor de las FDI El Teniente General Gady Eisenkott organizaron un ritual familiar: Las llamas de la guerra se apagaron en Gaza y en el frente norte por una intervención militar y diplomática de dos puntas sin que Israel llevara a cabo una operación militar a gran escala. Un día antes, Lieberman admitió que la fuerza de disuasión de Israel había sido seriamente erosionada por el hecho de que Hamas se libró con más de tres meses de agresión. Él sostuvo que el gobierno era responsable.

El viernes por la tarde, Netanyahu habló por teléfono con el presidente Vladimir Putin. El tema de su conversación no fue revelado. Sin embargo, la oficina del primer ministro emitió una declaración afirmando que continuaría actuando contra el establecimiento de una presencia iraní en Siria.

Lieberman estaba hablando por teléfono con su homólogo ruso, el general Sergei Shoigu, luego de lo cual el embajador Alexander Shein en Tel Aviv anunció que confirmaba como auténticos los informes de un acuerdo ruso-israelí para garantizar la retirada de las fuerzas iraníes y de Hezbollah de la frontera norte de Israel.

Después de esa ronda verbal hubo una avalancha de retrocesos rusos. El embajador en Bagdad, Maksim Maksimov, declaró que las fuerzas iraníes no abandonarían Siria porque, al igual que el ejército ruso, estaban legítimamente allí por invitación del gobierno de Damasco. Hizo hincapié en que mientras las tropas rusas permanecieran en Siria, también lo harían las fuerzas iraníes. El embajador ruso en Damasco, Alexander Kimshchank, se adelantó el jueves para afirmar: “No hay unidades armadas pro iraníes en el sur de Siria”, y agregó: “Este asunto ya ha sido resuelto”.

Los diplomáticos de Rusia atrapados en una red de autocontradicción no representan un problema menor, mas que la llegada de las milicias chiíes y de Hezbolá bajo el mando de oficiales de la Guardia Revolucionaria iraní a puntos ubicados a solo 2-3 km de la frontera con Israel en el Golán. Su presencia atrapa al gobierno de Netanyahu en contradicción con sus frecuentes promesas de evitar que fuerzas iraníes o pro iraníes se establezcan en Siria, y menos aún en la frontera de Israel.

Las fuentes militares de Debkafile informan que debido a que Teherán ha escapado sin escorpiones en Siria, Israel se encontró con las manos atadas en el frente de Gaza contra Hamas. El viernes, Netanyahu y Lieberman decidieron aceptar las garantías de Putin para mantener a las fuerzas iraníes a una distancia de las fronteras de Israel, a pesar de su repetido incumplimiento de las garantías anteriores. Pero no pasaron más de cinco horas antes de que Hamas convirtiera la llama de Gaza en un mortal ataque transfronterizo contra las fuerzas fronterizas de Israel. Por primera vez en más de tres meses de explosivos ataques con globos y cometas en llamas y violentos ataques fronterizos, Hamas sorprendió a Israel al desplegar tiradores entrenados contra las tropas israelíes y matar a un soldado. El furioso ataque de las FDI y la fuerza aérea contra 8 puestos de Hamas mató a 4 palestinos e hirió a más de 100.

Mientras se preparaban para la próxima ronda de una amplia ofensiva antiterrorista de las IDF en Gaza, las ruedas diplomáticas comenzaron a girar. El general de inteligencia egipcio, el general Kemal Abbas y el enviado de la ONU en Oriente Medio, Nikolai Maldanov, se alistaron para el esfuerzo.

Al público israelí se le dijo (a) que los aviones de combate israelíes habían realizado tres incursiones a gran escala contra objetivos de Hamas en la Franja de Gaza el viernes por la noche, como prólogo para una importante operación terrestre, y (b) que Israel había pedido a Egipto que intermediara un alto el fuego.

De hecho, los aviones israelíes no lanzaron más de 6 misiles en cada centro de comando de Hamas atacado. Aunque se dijo que habían sido aplastados, fueron dañados pero permanecieron de pie. 

Después de una noche tranquila en el frente de Gaza, Hamas le ofreció a Israel una dosis de realidad. El sábado por la mañana, los voceros del grupo terrorista comentaron que el alto el fuego era muy frágil y que podía colapsar en cualquier momento. Además, en ninguna de las negociaciones se abordó la ofensiva con globos, con cometas o los disturbios en la frontera palestina y por lo tanto continuarían. Hamas había logrado exactamente lo que buscaba: la libertad de continuar como antes, decidir cuándo incitar a las FDI a tomar represalias y calibrar el nivel de escalada centrado en la Franja de Gaza.
Después de presenciar el manejo que Israel le ha dado a las amenazas contra la seguridad en esos dos frentes, Hamas, Irán y Hezbolá se sentirán en libertad de seguir erosionando la disuasión y la confianza en sí mismos de las FDI, mientras reciben un nuevo golpe o el retroceso en la cabeza de Israel cuando lo deseen. Las llamadas telefónicas de Netanyahu-Putin no cambiarán esta simetría sesgada.

Fuente: Debkafile

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s