Aumenta el número de mujeres austriacas de edad madura que conceden casa y dinero a los refugiados a cambio de sexo

En Austria, casi dos de cada tres mujeres votaron por la opción contraria al candidato identitario que se oponía, entre otras cosas, a la paulatina islamización del país. De no haberse producido una movilización sin precedentes del votante norteamericano varón y de raza blanca, Donald Trump habría corrido idéntica suerte que Norbert Hofer. Marine Le Pen no fue presidenta de Francia porque las mujeres galas votaron mayoritariamente por Emmanuelle Macron.

Se entiende las drásticas consecuencias que el advenimiento de líderes identitarios y antiglobalistas traería a ideologías como la de género, creadas artificiosamente en los laboratorios de los actuales mandamases para el debilitamiento del núcleo de la unidad familiar, imprescindible para el sostén de occidente. La Historia nos dice, desde el Egipto de Cleopatra hasta nuestros días, que las civilizaciones no desaparecen o decaen cuando se reduce su poderío militar, sino cuando los hombres dejan de ser el principio rector del orden social y de las familias.

Como defiende Yvan Bloten, la indiferencia acerca del porvenir de la tribu, propio de una sociedad totalmente feminizada, pone en peligro el porvenir colectivo: debilitamiento demográfico, inmigración invasora, desaparición del espiritu de defensa… Todo esto amenaza la supervivencia colectiva sin que la opinión pública de la sociedad mercantil dominada por el elemento femenino de manera casi exclusiva, se sienta concernida.

En ese contexto no es nada extraño que un alto porcentaje de las personas que exigen en las calles la llegada masiva de refugiados sean mujeres de origen europeo. “Y si combinamos esta circunstancia con el hecho de que el 95 por ciento de los inmigrantes sean hombres jóvenes y sexualmente agresivos, ¿podemos establecer un interés sexual en el deseo de muchas mujeres de que Europa se llene de inmigrantes?”, se pregunta el periodista Andrew Anglin, del Daily Stormer.

Anglin, que ha sido acusado de “sexista” por mantener estas aseveraciones, cuenta que existe una tendencia creciente en Austria entre las mujeres de mediana y avanzada edad a acoger a los inmigrantes en sus casas a cambio de favores sexuales.

Breitbart, un portal cercano a Donald Trump, señala que durante la crisis migratoria, “una gran mayoría de los inmigrantes que llegaron a Austria eran hombres jóvenes, muchos de los cuales viajaban solos, algunos de ellos dirigidos por islamistas, bandas de narcotraficantes y ahora también, por mujeres mayores con sus apetitos sexuales intactos”.

En este sentido, un informe del periódico austriaco OE24 confirma que un creciente número de jóvenes varones inmigrantes están recibiendo ayudas económicas a cambio de sexo.

La revista vienesa Biber y la cadena de televisión austríaca ORF, afirman asimismo que, mientras en el pasado muchas mujeres maduras del país acudían de “turismo sexual” a países africanos, en la actualidad prefieren mantener relaciones sexuales con los solicitantes de asilo.

Señalan que algunos inmigrantes incluso se han quejado de la voracidad sexual de las mujeres austriacas. Hasan, un iraquí de 24 años, declaró a la revista Biber que ha mantenido ya relaciones con varias mujeres del país gracias a un buscador para encuentros sexuales. “Mi último contacto quiere tener sexo conmigo cuatro veces al día. Yo soy para ella una máquina sexual, nada más”. Declaró sin embargo que, pese a las exigencias sexuales de su “protectora”, no se ha planteado abandonarla al garantizarle “un buen estilo de vida”, dijo.

Hasan detalló que la mujer, llamada Linda, (no es su verdadero nombre) se le acercó en un bar de la capital austriaca y se ofreció a dejarle vivir con ella a cambio de sus servicios sexuales. “Me paga todo lo que necesito, incluyendo la cuota de 120 euros al mes en un gimnasio de lujo en Viena”.

“Así que, básicamente, ya saben ustedes por qué muchas mujeres están dispuestas a destruir nuestra civilización con tan de satisfacer sus vicios”, lamenta Anglin.

Alerta Digital

3 pensamientos en “Aumenta el número de mujeres austriacas de edad madura que conceden casa y dinero a los refugiados a cambio de sexo

  1. Fulvio Marquez

    No dudo de esto, es a lo que ha llegado la sociedad hedonista europea, las civilizaciones caen cuando se alejan de los verdaderos valores morales, y las costumbres se corrompen, es el Matrimonio y la Familia el verdadero sostén de ella, y es lo que Europa y Norteamérica se han encargado de destruir.

    Me gusta

    Responder
  2. Ana

    Sinceramente, las mujeres así son unas asquerosas!Con lo guapos que son los húngaros… Hay que ser imbéciles… Pero tranquilos, chicos, que van a salir bien escaldadas y a tener lo que se merecen:si creen que van a poder pegarles la patata cuando se cansen de sus “exóticos” novios , la llevan clara!Aún no saben cómo son esos tipos! Prácticamente el noventa por ciento de los matrimonios interraciales de esta índole acaban fatal! Las mujeres occidentales asesinadas, o con los hijos secuestrados en países tercermundistas, etc.Lo mínimo suele ser tener que soportar machismo, celos absurdos y enfermizos y maltrato.

    Me gusta

    Responder
    1. edwin2295 Autor de la entrada

      Ana, saludos desde Colombia. Yo supongo que son mujeres poco atractivas por las que los varones húngaros han mostrado poco interés, o ningún interés y al encontrase en esas condiciones de deseos sexuales contenidos, para no decirlo en una forma vulgar, tienden a llegar hasta estos extremos de prostituir a los inmigrantes musulmanes, que por plata lo harían encantadamente.

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s