La policía francesa es acusada de brutalidad contra los invasores musulmanes en el campo de Calais.

¿Pensé que el campo de invasores musulmanes en Calais ya estaba demolido? Un informe de Human Rights Watch financiado por Soros sobre la situación en Calais, donde están acampados más de 2.000 musulmanes, tiene acusaciones detalladas de palizas por parte de la policía francesa. Entonces, ¿dónde están todas las mujeres y los niños? ¿Dónde están todos los refugiados sirios?

UK Telegraph   Investigadores de Human Rights Watch hablaron con 44 solicitantes de asilo y migrantes en Calais, incluidos tres niños.

Diecinueve, incluyendo dos de los niños, dijeron que la policía los había abusado al menos una vez, incluyendo golpizas. Ocho tenían extremidades rotas visibles u otras lesiones, que supuestamente fueron causadas por la policía en Calais y sus alrededores. Veintiuno, incluyendo dos niños, dijo que la policía los roció con spray de pimienta.

“Los solicitantes de asilo y los migrantes no deben tener que enfrentarse a la violencia policial en Francia, y nadie que solicite asilo debe quedar en la calle”, dijo Izza Leghtas, investigador de Europa Occidental en Human Rights Watch.

“Proporcionar las condiciones adecuadas de acogida y el trato humano para los solicitantes de asilo no es sólo una cuestión de cumplir con las obligaciones legales, sino que también es lo correcto para ayudar a poner fin al limbo de muchos solicitantes de asilo en Calais”.

HRW produjo un video de algunas de sus entrevistas, con migrantes mostrando sus caras cortadas y golpeadas y brazos en eslingas.

Pero la policía francesa le dijo a HRW que desconocían cualquier acusación de abuso.

La situación en Calais alcanzó el punto de crisis el año pasado, ya que la inestabilidad continua en Siria y en el norte de África, junto con la falta de autoridad gubernamental en Libia, una etapa clave de la ruta de los migrantes desde el Cuerno de África hacia Europa.

Los inmigrantes, que proceden principalmente de Eritrea, Sudán y Afganistán, acampan actualmente en el bosque cerca del puerto de Calais, o duermen en el centro de la ciudad.

Durante el verano se libraron batallas entre migrantes y policías, y bandas de hombres intentaron asaltar el puerto.

Cada noche docenas intentan trepar a través de las vallas que protegen el puerto o se introducen furtivamente en los camiones, forzando a las autoridades del túnel del canal a invertir más y más dinero en la detección de polizones.

Los sindicatos franceses de la policía han protestado que están sumamente superados en número. Natacha Bouchart, la alcaldesa de la ciudad, ha culpado del problema al sistema de prestaciones de Gran Bretaña, que según ella es visto como “El Dorado” por los migrantes.

Pero otros han dicho que se trata de un problema a escala europea, que debe abordarse en los puntos fronterizos, principalmente en Grecia e Italia.

Fuente: UK Telegraph

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s